Está en la página 1de 4

LA EDUCACIÓN COMO ASIGNADORA DE ROLES Y FACTOR DE SELECCIÓN

SOCIAL
Talcott Parsons
RESUMEN

LA FAMILIA Y EL GRUPO DE IGUALES

El papel de la familia como socializadora, en nuestros días, cada vez es de


menor influencia, y es la escuela la que permanece bajo control de los adultos y es
ésta quien a temprana edad del niño trata de suscitar el mismo tipo de identificación
que el favorecido por la familia en el estado preedípico del niño, de tal manera que se
ha interiorizado en el niño por medio del proceso de identificación el modelo
recíproco de relaciones del rol.

Al analizar en papel del profesor en la escuela, este se halla definido


institucionalmente como superior a todo alumno en el plano del conocimiento, así
como en el de su responsabilidad como buen ciudadano de la escuela. La educación
tiende a dividirse en dos partes, por un lado lo hace sobre la base de una
identificación con el profesor y por otra, sobre una identificación con el grupo de
iguales del alumno. La primera etapa de socialización, después de la familia se
desarrolla en la escuela; en los primeros años de educación escolar, es importante
que el profesor sea una mujer, sin embargo deben considerarse dos situaciones, la
primera es que la profesora no sea una madre para los alumnos e insista en reglas
validas para todos, la profesora debe ser el agente que suscita y legitima una
diferenciación de clase en función de los resultados escolares. Y por otra parte al
identificarse con su profesor, los alumnos de los dos sexos comprenden que la
categoría de mujer no se asimila a la categoría de madre. Si la distinción entre lo que
podemos llamar elementos maternales y profesionales del rol femenino no es
perfecta ni segura, se puede evitar una confusión entre las dos categorías.
Esta relación es importante ya que se parte de que es la madre la primera
persona que alienta al niño en sus descubrimientos pero al mismo tiempo corrige los
errores de ellos, al ser una mujer el primer encuentro del niño con la escuela, se
extienden los lazos familiares al mismo tiempo que el niño comienza a percibir una
situación distinta en su relación con los adultos, donde ellos serán quienes lleven la
pauta sobre las cosas nuevas que vayan descubriendo, por otra parte se da cuenta
de que ya no es el único centro de atención porque tiene a su lado un grupo de
iguales con los que se verá obligado a socializar.

SOCIALIZACIÓN Y SELECCIÓN EN LA ESCUELA ELEMENTAL

La escuela elemental es una emancipación del niño respecto a su relación


emocional con la familia, una interiorización de normas y de valores sociales que se
sitúan por encima de las que pueden aprender únicamente por medio de su familia,
una diferenciación de la clase sobre la base tanto del logro real como de una
evolución diferencial de este logro y una selección y distribución de sus recursos
humanos respecto al sistema de roles adultos. De cierta forma es la primera
incursión del niño hacia una sociedad de competencia, donde estará solo y sus
logros dependerán de su propio esfuerzo, esto sin duda causará en el niño un cierto
estrés que puede en primer lugar dar origen a un rechazo del niño a la escuela y por
otro ser relegado por la misma sociedad de iguales a un plano inferior, será entonces
la primera manifestación de diferenciación de clases.

La condición fundamental subyacente al proceso, es probablemente la división


de los valores comunes entre la familia y la escuela. La clase de la escuela elemental
parece encarnar fundamentalmente la virtud americana primordial de la igualdad de
oportunidades, sin embargo este modelo de evaluación debe ser suavizado teniendo
en cuenta las dificultades y necesidades del niño, el sistema escolar a través del
profesor y de otros sistemas intenta reducir las inquietudes que entraña la obligación
de aprender, procurando un cierto soporte emocional definido en términos de lo que
se debe a un niño en una edad dada.
El rol de la escuela sin embargo es poco importante, la base de ese apoyo se
produce en casa y en los grupos iguales formales a los que el niño se asocia. Otra
condición que debe existir, se da por un proceso de gratificación selectiva de la
realización evaluada, siendo el profesor el agente principal, por último es la
diferenciación inicial que suscita un sistema de status para el que no sólo cuentan los
resultados inmediatos del trabajo escolar, sino en el que intervienen también toda
una serie de influencias concurrentes en la consolidación de diversas expectativas
consideradas como niveles de aspiración de los niños.

En lo que concierne al individuo, la primera identificación familiar se disgrega,


se convierte en un objeto perdido y trasciende a favor de una identidad más
independiente y acaba por ocupar un estatus en el interior del nuevo sistema. Esta
diferenciación de clase según la dimensión de la realización es inevitablemente una
fuente de tensiones, ya que confiere gratificaciones y prerrogativas más importantes
a un grupo antes que a otro en el interior del mismo sistema. Esto permite aceptar la
diferenciación esencial. Sin embargo es necesario que las oportunidades sean reales
y que se pueda contar con el profesor para respetarlas, recompensando el éxito de
cualquiera que se muestre capaz de él.

Por otro lado se encuentra el impacto sobre niños relativamente dotados pero
de familia de status relativamente bajo, estos niños están sometidos a presiones
contrarias donde se produce un mayor grado de indiferencia hacia la educación y sus
resultados escolares, estos alumnos tienen le riesgo de mostrarse ambivalentes,
entre esta indiferencia se encuentra la rebelión contra la disciplina escolar, por otra
parte los alumnos que dan pruebas de movilidad ascendente indicaría que ellos
cortan los puentes con su familia y sus iguales en status. Es sin embargo también
cierto que los lazos familiares no pueden romperse fácilmente, y en este caso, en un
momento dado es la familia participe también de esa elevación de status que tiene el
individuo. Al mismo tiempo que es más fácil que se rompan los lazos sociales con
sus iguales de status antes que los lazos familiares.
Dentro de la sociedad americana esta situación genera una tensión de
desintegración, ya que la propia ideología de la juventud minimiza las ambiciones
intelectuales y la realización escolar es un resultado de esta. Para ellos los adultos
se sitúan en lados opuestos de la socialización, lo que aumenta el rechazo de las
esperanzas de los adultos. A medida que progresa el “mínimum de cualificación
educativa”, los individuos se sitúan al margen renegando de estas expectativas, el
truhánismo y la delincuencia son modos de expresar este rechazo. Es así como la
mejora de las normas educativas de la sociedad en su conjunto pueden ser un factor
esencial del fracaso del proceso educativo para un número creciente de individuos
situados al pie de la escala en lo que concierne al status y aptitudes.