Está en la página 1de 2

Ensayo sobre la resistencia antimicrobiana

Por: Valeria Gallego

Partiendo de que la resistencia es la capacidad del agente a evadir o disminuir la


acción de los antibióticos, la bacteria puede ser resistente o moderadamente
sensible a un antibiótico dependiendo de la concentración inhibitoria mínima.

Existe un tipo de resistencia que se llama natural, todas las bacterias de la misma
especie son resistentes a ciertos tipos de antibióticos lo que les permite tener
ventajas competitivas y sobrevivir cuando se emplean este tipo de antibióticos. El
otro tipo de resistencia es la adquirida que es ocasionada por el mal uso de los
antimicrobianos incluyendo dosis y frecuencias.
La resistencia se genera por medio de mutaciones e intercambio de material
genético en las bacterias y de esta forma pueden generar resistencia sin haber
estado en contacto con el antibiótico. Sin embargo, este proceso se acelera por el
mal uso y el abuso de los antibióticos ya que actualmente se usan sin prescripción
médica, para tratar patologías víricas, estimulantes del crecimiento, o para
prevención en animales sanos.

A lo largo del tiempo las bacterias van generando nuevos mecanismos de


resistencia y esto genera muertes y la prolongación de la enfermedad. No obstante,
existen ciertas medidas para la prevención de la resistencia de las bacterias a la
acción de los antibióticos como lo son el uso racional de los antibióticos educando
a la comunidad y a los médicos y médicos veterinarios, establecimiento de
programas de vigilancia para identificar las cepas resistentes y así mejorar la calidad
de los métodos de susceptibilidad, rotación cíclica de los antibióticos en las
instituciones de salud, empleo de vacunas, respetar las dosis de los antibióticos y
los intervalos de frecuencia.

Este es un problema complejo que afecta a todos los países del mundo y depende
muchos factores relacionados entre sí. Si las medidas correctivas o de prevención
no se realizan de forma conjunta y coordinada no van a tener repercusión ni impacto
por este motivo se deben generar planes de acción coordinados, inversiones en la
parte de investigación, desarrollo de nuevos antimicrobianos y pruebas
diagnósticas.
Bibliografía

Alós, J. I. (2015). Resistencia bacteriana a los antibióticos: una crisis global.


Enfermedades infecciosas y microbiología clínica, 33(10), 692-699.
Fernández Riverón, F., López Hernández, J., Ponce Martínez, L. M., & Machado
Betarte, C. (2003). Resistencia bacteriana. Revista Cubana de Medicina Militar,
32(1), 0-0.

Tafur, J. D., Torres, J. A., & Villegas, M. V. (2011). Mecanismos de resistencia a los
antibióticos en bacterias Gram negativas. Infectio, 12(3).