Está en la página 1de 9

Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación

Departamento de Historia y Geografía


Cátedra: Historia Moderna
Profesor: Mauricio Rivera
Estudiantes: Francisco Gallardo-Oscar Ascencio-Sebastián García

Carta de Lutero a Spalatino (1525):


Una mirada al celibato sacerdotal
1. Contextualización histórica de la fuente:

Para poder entender la carta escrita por Martín Lutero a Spalatino es necesario analizar el contexto
de producción de esta. La elaboración de la misiva se enmarca en una época específica, esta tiene a
la Iglesia Católica con un funcionamiento corrupto y sumida en importantes críticas a su teoría y
práctica. También es un momento histórico de importantes discusiones intelectuales dadas por
humanistas y teólogos.

El siglo XVI tiene funcionando al catolicismo y sus instituciones de forma muy alejada al
cristianismo primitivo y a las enseñanzas de la escritura bíblica. Esta institución vendía indulgencias
para perdonar los pecados, pero como vimos en clases, su fin oculto fue financiar la construcción de
la Basílica de San Pedro. También, la Iglesia era muy rica y ostentosa, mientras la población era
mayoritariamente pobre y vivía al nivel de subsistencia. Otra acción que muestra la corrupción de la
Iglesia es que los sacerdotes tenían relaciones sexuales y familia a escondidas, aun cuando desde el
siglo IV en el concilio de Nicea se comenzó a prohibir el matrimonio a órdenes mayores del
sacerdocio, algo que se instala definitivamente hacia el siglo XI en el concilio de Letrán.1

A nivel intelectual, como estudiamos en la primera parte del curso, el Renacimiento generó un
nuevo escenario cultural, en donde importantes humanistas intercambiaban ideas mediante distintas
prácticas que permitían ese objetivo. Estos intelectuales debatían y reflexionaban mediante cartas,
se juntaban en espacios como universidades, cortes o directamente se visitaban, y publicaban libros
en donde se sintetizaba su pensamiento, proceso que, desde el siglo XV fue facilitado por la
creación de la imprenta.

Es en este contexto histórico que Martín Lutero en 1510 realiza una peregrinación a Roma y ve la
realidad de la Iglesia. Como vimos en la película mostrada en clases, el alemán observó los grandes
abusos realizados por la Iglesia Católica y los sacerdotes, situación que afectó su manera de pensar.
Una de aquellas prácticas, fue la venta de indulgencias, que prometían la salvación de los pecados
por un pago. Debido a esta experiencia y el desarrollo de reflexiones posteriores, Lutero publica sus
“95 tesis” el 31 de Octubre de 1517, las cuales son una respuesta en contra de las nefastas prácticas
que la Iglesia realizaba en ese momento. En ellas critica duramente prácticas como la venta de
indulgencias y cuestiona principios como la idea del poder absoluto del Papa.

1
Cordero, “El celibato católico: Origen, desarrollo histórico y verdad sobre el asunto”, en
https://www.monografias.com/trabajos73/celibato-catolico-origen/celibato-catolico-origen.shtml (19-09-
2019)
Posterior a este hito, podemos afirmar que inicia el proceso de la Reforma Protestante. Al analizar
la Reforma, no hay que entenderla como consecuencia directa de la publicación de las tesis de
Lutero, sino que es producto de un proceso de larga duración, en el cual la Iglesia Católica fue
tomando prácticas imperiales desde su llegada al imperio romano. De la mano de la formación de la
Iglesia imperial, esta se alejó de las enseñanzas de la Biblia para aprovecharse de sus creyentes, en
vez de ayudarlos a seguir el camino de dios, como se ve con la venta de indulgencias.

Planteamos que la figura de Lutero aparece como necesaria respuesta a su contexto histórico. La
corrupción eclesiástica que él ve y el contexto intelectual en el que vive, además de sus vivencias
personales, como su traducción de la Biblia al alemán, son elementos importantes para entender su
valiente acción dentro de un momento histórico específico. Lo fundamental de él, es que acciona
directamente contra la Iglesia. La coyuntura generada por Lutero es un punto de quiebre importante
en el cristianismo, a partir de ese momento, se rompe su unidad. Los resultados de la crítica
luterana, son dos, por un lado crea dos posibles posiciones: ser aliado de la iglesia y sus prácticas, o
ser enemigo de esta y cuestionarla, y por otro, hace que el monje alemán sea declarado hereje por el
Papa León X.

Este nuevo escenario posterior a la ruptura, tiene a un catolicismo en crisis. El cuestionamiento


planteado por Lutero no fue una crítica superficial a la indulgencia, debido a que se aprovechaba de
las personas pobres, sino que se basaba en importantes posiciones teológicas. Producto de esto,
surgen importantes discusiones dentro de la teología cristiana como la existencia del purgatorio, la
legitimidad de la autoridad del papa, la existencia de la predestinación o el libre albedrío y la
posibilidad de matrimonio de sacerdotes con mujeres.

Este contexto histórico, de una Iglesia criticada por la Reforma y el gran intercambio intelectual,
permite entender la producción de la carta que escribe Lutero en 1525 a Spalatino. Primero
podemos afirmar que la apertura luterana a la posibilidad del matrimonio de sacerdotes con mujeres
es producto del momento de crítica teológica a la teoría y praxis de la Iglesia Católica. Un segundo
elemento a considerar es que Martín tradujo el nuevo testamento al alemán en 1522, y al hacer la
revisión no vio en las escrituras ninguna prohibición al matrimonio.
2. Descripción de la fuente

De forma introductoria hay que recalcar que la carta de Martín Lutero a Spalatino que abordaremos
es una fuente escrita. Esta misiva se encuentra en una obra compilatoria de una serie de cartas que
hizo Lutero a través de su vida. Esta obra compilatoria fue realizada por el grupo de estudio
“Documentos reformadores”, la cual está inmersa en la página web del Seminario Luterano de
Augsburgo. Este Seminario ocupa estos documentos para el estudio del pensamiento luterano.

Es por ello que hay que comentar la composición de las dos obras. En primer lugar, la obra
compilatoria del grupo de estudio de Documentos reformadores es llamada “Cartas de Lutero”.
Son 42 cartas de Lutero que escribe a distintos personajes como Spalatino, Staupitz, Erasmo,
Melanchton, Catalina Bora –su esposa-, a su padre, entre otros. Las ediciones de cartas de Lutero
que sirvieron para realizar esta obra compilatoria son las publicadas en la edición Walch a mitad del
siglo XVII. La colección de M. de Vette - J. R. Seidemann, Luthers Briefe en Berlín en 1825-1828,
1856. Las colecciones de L. Enders - G. Kawerau, Dr. Martin Luthers Briefwechsel, en Frankfurt,
Stuttgart, Leipzig en 1884-1907, 1910, 1932. Y no hay que pasar por alto que la mayoría de las
cartas han sido consultadas a través de la edición crítica de Weimar.

En segundo lugar, la carta de Lutero a Spalatino es de corta extensión. Desconocemos su


materialidad debido a que no tenemos acceso al documento original. Fue escrita el viernes después
de la trinidad en 1525. En forma general trata sobre la invitación de Lutero a Spalatino a su boda
junto a Catalina Bora. En ella le comenta que con su acción de decidir casarse provocará un gran
impacto en sus enemigos, los cuales demostrarán un gran rechazo. Enseguida invita a Spalatino y le
pide que ruegue por ellos y les dé su bendición. En una última parte, recalca que el matrimonio
sacerdotal es rechazado por sus detractores, pero sin embargo, este solo representa el amor bueno y
sagrado de Dios. Plantea que los que lo siguen rechazando seguirán ignorando a Dios.

Con respecto a los autores de las dos obras, siguiendo la lógica argumental, comenzaremos con la
obra compilatoria. No se puede decir mucho del grupo de estudio “Documentos reformadores”
debido a que su página web ha expirado y en Google no se encuentra información específica de
ellos. Solo sabemos que la obra compilatoria fue hecha por ellos porque en el documento sale
explícitamente. Pero podríamos hablar sobre el Seminario Luterano de Augsburgo, el cual contiene
en su dominio web la obra compilatoria de las cartas de Lutero que estamos estudiando. Este se creó
en Ciudad de México en 1964. Es de índole cristiana y ofrece cursos en línea de introducción a la
Biblia y de Martín Lutero y la reforma de la Iglesia. Por otro lado ofrece licenciatura en teología y
diplomados en línea de fe cristiana.
Siguiendo la línea argumental, es momento de hablar sobre Martín Lutero y de forma acotada sobre
Spalatino. Lutero fue un monje alemán. En 1505 abandona sus estudios profanos de jurista e ingresa
al convento de los Agustinos de Erfurt. Dentro del convento Lutero era un monje ejemplar,
realizaba todas las tareas de la vida monacal, buscaba una vida de paz con un acercamiento a Dios.
Sin embargo, dentro del convento sufre de sobremanera debido al cansancio producido por los
ayunos y las interminables jornadas de rezos. Estas penalidades le provocan un rechazo a su vida
como monje, e incluso comienza a ver a Cristo como un juez severo y terrible. Sin embargo, un
suceso llegó a cambiar su vida dentro del convento, conoció a Staupitz, vicario general de los
agustinos de Alemania desde 1503, el cual confió en él y le permitió impartir cursos en la
Universidad de Wittemberg, y también lo dejó hacer estudios sobre Teología.2

En 1510 realiza una peregrinación a Roma. En esta peregrinación vio abusos que la cristiandad en
sus supuestos teológicos rechazaba. Una de ellas eran las indulgencias, las cuales correspondían a la
salvación de los pecados de los fieles a través del pago de una limosna. Esta peregrinación afectó al
pensamiento de Lutero y en los siguientes próximos 7 años siguió formando su pensamiento en
contra de la Iglesia hasta llegar al 31 de Octubre de 1517, en donde expone sus “95 tesis”, las cuales
son una respuesta en contra de la Iglesia, sobre todo en el ámbito de las indulgencias. Es por ello
que plantea que las indulgencias relegan las penalidades e inspiran a una aversión en contra ellas, lo
que tiene como resultado un alejamiento de Dios y la salvación. Esta fecha representa el punto de
inicio del protestantismo3.

Como se dijo en clases, en forma general el pensamiento de Martín Lutero puede caracterizarse con
el rechazo hacia la autoridad del Papa. Por otra parte, justifica que cualquier persona puede salvarse
de sus pecados a través de su fe, es por ello que no les hace falta recurrir a las indulgencias.
También, elimina el purgatorio debido a que la creación de este por parte de la Iglesia tiene solo un
fin económico en donde se busca mantener a los burgueses, los cuales practicaban la usura, algo
castigado por las Escrituras. Otro punto importante de su pensamiento, el cual se desarrollará en el
análisis de la fuente más adelante, es el rechazo hacia el celibato de los sacerdotes, es debido a este
rechazo que Lutero aceptaba que los sacerdotes tuvieran esposa e hijos.

Por otro lado, Spalatino fue un humanista italiano que nació con el nombre de George Burckhardt
en la ciudad de Spal. En 1503 se convirtió en maestro de Artes por la Universidad de Wittemberg y
adoptó el nombre de “Spalatinus”, nombre latinizado de su ciudad de origen. Spalatino conoció a

2
Febvre, Lucien, Martin Lutero: un destino, Fondo de cultura económica, México, 1966, p,17-24
3
Febvre, Lucien, Op.cit., p.77-90
Lutero en 1512, cuando se puso a cargo de la biblioteca de la Universidad de Wittemberg. La
importancia de Spalatino es que actuó como intermediario entre el rey Federico III de Sajonia y
Lutero en los primeros años de la Reforma. También, llevó a cabo la tarea de defender a Lutero en
contra de los ataques de la Iglesia, como la declaración de hereje que le impone el Papa León X4.

3. Análisis de la fuente

El análisis de la fuente se realizará a partir de una pregunta, la cual se responderá mediante un


devenir argumental. La pregunta que se buscará responder es: ¿Qué llevó a Martín Lutero a
concluir que el matrimonio no es un pecado?

Para comenzar, en aquella época las posiciones teológicas estaban encarnizadas en la polémica del
libre albedrío. El tema de la gracia divina y la predestinación eran temáticas recurrentes en los
teólogos. Lafaye a través de Plutarco define la problemática como una oposición entre dos
conceptos: el primero relacionado al destino en relación con la Providencia, y el segundo es en
relación con el azar, y con lo que depende de nosotros5.

En esta lucha teológica entre libre albedrío y predestinación, Erasmo y Lutero fueron los personajes
insignes en la defensa de estas ideas teológicas en aquella época. Por un lado, Erasmo a través de la
publicación de “De libero arbitrio”, plantea que la salvación está en manos de la persona. Mientras
tanto, Lutero en forma de respuesta a la obra de Erasmo publica “De servo arbitrio”, en donde
plantea que el hombre es incapaz de lograr su salvación por una decisión voluntaria; la salvación
solo puede ser efecto de Dios y sus designios son inescrutables6.

Es por esto que Lutero a través de la traducción de la Biblia al griego y luego al alemán busca
realmente lo que dicen las Escrituras, algo que había sido acomodado para la conveniencia de la
Iglesia Católica. En este punto es donde el matrimonio sacerdotal asoma como un punto a destacar
debido a que Lutero buscó en la palabra de Dios alguna prohibición al acto de casarse de los
sacerdotes.

Martin Lutero a través de su reinterpretación de las sagradas escrituras constituye algunos factores
problemáticos que no concordaban en su pensamiento con las prácticas teológicas oficiales de la

4
Autor desconocido, “Amigo de Lutero y asesor político del elector Federico el Sabio” en
https://lutheranreformation.org/wp-content/uploads/2017/09/ref500-Spalatin_Handout_Spanish.pdf (18-09-
2019)
5
Lafaye, Jacques, Por amor al griego. La nación europea, señorío humanista (Siglos XIV-XVII), Fondo de
Cultura Económica, México, 2005, p.255-268
6
Ibídem.
Iglesia Católica Romana. Como se dijo anteriormente, un elemento importante de su discordancia
fue el celibato clerical que impedía a los sacerdotes casarse, conformar la vida en pareja y tener
descendencia. Es así como Lutero no comprendía desde qué lugar tienen sitio estas prohibiciones
que constituían un pecado a ojos de la Iglesia. Estas supuestas prohibiciones no están explicitadas
en la palabra de Dios situada en las Sagradas Escrituras. Esto se puede evidenciar en una carta a
Melanchthon en 1521 donde escribe: “Al no contar con esta sentencia divina en lo que a los monjes
se refiere, no es seguro afirmar de ellos lo mismo. Personalmente no me atrevería a hacerlo y, por lo
mismo, tampoco aconsejaría a los demás que lo hicieran (...). Hay que evitar los escándalos, aunque
fueran lícitos, en las cosas en que la Escritura no se nos manifiesta con claridad”7. En esto podemos
apreciar que Martín Lutero manifiesta que el celibato se presenta como una forma de vida para los
monjes monásticos, no así para los sacerdotes ya que no está definido de esta manera en las
Escrituras, por lo que no se puede afirmar que constituya pecado. Acá hay un intención de buscar la
voluntad de Dios y de no alterarla -algo que se evidencia en su negativa de derogar el matrimonio
de los monjes-, en este argumento demuestra su idea de predestinación, en donde no hay que
modificar la voluntad de Dios.

Por otro parte, Lutero en la misma carta a Melanchthon nos revela que “Pablo afirma con toda
libertad que fueron los demonios quienes vedaron el matrimonio a los sacerdotes; ahora bien, como
la voz de Pablo es la voz de Dios, no hay duda de que hay que fiarse de ella, de forma que aunque
hubieran pactado esta prohibición diabólica al principio, ahora, cuando son conscientes de a quien
se lo prometieron, hay que romper confiadamente el pacto”8. Con esto se puede afirmar que desde
el planteamiento moral de Lutero, el celibato sacerdotal es constituido como una obra del demonio,
y no de Dios, es algo que no tiene razón de ser en los planteamientos del cristianismo.

Es así como Martín Lutero en su posicionamiento moral ante el celibato sacerdotal, se ubica desde
una perspectiva distante en relación a la Iglesia Católica. Este quiebre también se puede evidenciar
cuando plantea que el pecado original es inherente al ser humano y es difícil de lograr un nivel
moral para poder sobreponerse, lo cual se puede apreciar en lo planteado por Lucien Febvre:
“Lutero se equivocó sobre la concupiscencia. Creyó en primer lugar que, por la práctica de las
virtudes podría anonadarla en él. Fracasó naturalmente. Lejos de disminuir su concupiscencia,

7
Documentos Reformadores, Cartas de Lutero, Editorial desconocida, México, s.f., p.20
8
Ibídem
exaltándose sin cesar, se hizo tan irresistible, que, dejando de luchar él le cedió todo. Es invencible,
declaró entonces”9.

En lo relativo a la concupiscencia Martín Lutero la comprende desde dos puntos diferentes. El


primero es desde los placeres carnales que son virtud de los seres humanos. El segundo punto es
desde la concepción de conservar bienes perecederos10. Aquí puede estar otra explicación a lo
significa el matrimonio para Lutero. Él mismo, como hombre portador del pecado original en
desacuerdo con la idea impuesta del celibato que vimos anteriormente, llegó a un punto en donde
concluye que cualquier sacerdote no puede sobreponerse a los placeres carnales debido a que son
propios de la naturaleza humana. Tampoco quería que sus bienes materiales pasaran a ser propios
de la Iglesia Católica, por lo que el matrimonio sería una opción para que los bienes terminen en
manos de la familia.

Es a través de estas consideraciones morales relativas a los márgenes teológicos, que Lutero
resignificó su pensamiento y llegó a concluir que el matrimonio sacerdotal no era un pecado, lo que
finalmente se materializó en su matrimonio con Catalina de Bora en 1525, una unión que se llevó a
cabo como el de cualquier laico. Sin embargo, el acto de casarse le acarreó una crítica de sus
enemigos, es decir, de la Iglesia Católica. Además, muchos de sus defensores y amigos le quitaron
su apoyo debido a la realización del matrimonio.

9
Febvre, Lucien, Op.cit., p.38
10
Febvre, Lucien, Op.cit., p.37
Referencias Bibliográficas

Autor desconocido, “Amigo de Lutero y asesor político del elector Federico el Sabio” en
https://lutheranreformation.org/wp-content/uploads/2017/09/ref500-Spalatin_Handout_Spanish.pdf
(18-09-2019)

Cordero, “El celibato católico: Origen, desarrollo histórico y verdad sobre el asunto”, en
https://www.monografias.com/trabajos73/celibato-catolico-origen/celibato-catolico-origen.shtml
(19-09-2019)

Documentos Reformadores, Cartas de Lutero, Editorial desconocida, México, s.f.

Febvre, Lucien, Martin Lutero: un destino, Fondo de cultura económica, México, 1966.

Lafaye, Jacques, Por amor al griego. La nación europea, señorío humanista (Siglos XIV-XVII),
Fondo de Cultura Económica, México, 2005