Está en la página 1de 12

AÑO XI

TERCERA ÉPOCA — NÚMERO 124


ARÉVALO—SEPTIEMBRE DE 2019

Precio del ejemplar impreso:


0,50 euros. http://lallanura.es

No persiguieron la gloria pero merecen el recuerdo


Releyendo la obra de nuestro pai- nos apena profundamente el desco- posible con la incorporación de los
sano Adolfo Yáñez: “Heterodoxos y nocimiento sobre algunos de los más que han sufrido de olvido colectivo,
olvidados”, y en conversaciones con preclaros antepasados y paisanos. o del desconocimiento; porque olvi-
Segundo Bragado durante este año do, para tener presente su significa-
Es este paisanaje el que merece
de especial recuerdo para Marolo do, es la cesación de la memoria o
un mejor tratamiento por parte de los
Perotas y Julio Escobar, hemos re- afecto que se tenía, es el descuido de
vecinos y sobre todo de las adminis-
parado en el riesgo serio que supone algo que se debía tener presente.
traciones. Muchos merecen figurar
que determinadas personas pasen al
en dicha relación por sus logros pro- Estamos convencidos que ellos
olvido del común de los vecinos.
fesionales y, sin embargo, siquiera destacaron no con el afán de alcanzar
Lo que en pasados siglos se co- son añadidos a tan honorable lista. gloria, fama o dineros; lo hicieron
nocía como “Galería de Ilustres” Resulta cuando menos curioso, pese porque de alguna de las formas po-
o como otros gustan en denominar a estar reconocidos a nivel mundial, sibles demostraron en su época que
“Patrimonio Humano Histórico”, no o internacional si se prefiere, que eran excepcionales.
dejan de ser personas humanas que sean desconocidos entre sus paisanos
Por cierto, y por citar solo dos
han destacado por encima del resto sus méritos, logros y conquistas.
nombres: Adolfo Yáñez o Segundo
de sus contemporáneos por sus capa-
No vamos a entrar en relaciones Bragado, que están afortunadamente
cidades, logros y obras.
de ilustres más o menos interesadas, con nosotros y que por sus méritos
Todos tienen en común el estar cuando no sectarias; esas no nos in- figurarán algún día, ojalá lejano, en
vinculados a un territorio, un espacio teresan, pues la Humanidad no dife- esa “Galería de Ilustres”, en vida
físico que les vio nacer, aunque lue- rencia con arreglo a esas categorías. también se pueden y deben hacer
go su vida profesional o artística se No pretendemos tampoco que una reconocimientos y hay decenas de
desarrollase fuera de esa zona geo- fiebre de actos de homenaje lleve a paisanos que hoy destacan entre los
gráfica, pero mantuvieron el vínculo colocar placas más o menos bonitas demás. Paisanos excepcionales que
del nacimiento como nexo de unión en las calles y plazas de Arévalo, ni merecen nuestro reconocimiento,
con sus paisanos. a erigir monumentos, monolitos o memoria y afecto.
cualquier otra obra pública, que lue-
Probablemente, lo que sucede en Juan C. López
go con el tiempo pasa lo que pasa. Es
Arévalo con muchos de estos ilustres
solo una reflexión sobre esos paisa-
personajes no difiere en absoluto con
nos que habiendo destacado sobre el
lo que sucede en otras partes de Es-
resto de sus semejantes de profesión
paña, pues resulta público y notorio
o arte son desconocidos y, en el peor
ese mal cartel que nuestro país tiene
de lo casos, olvidados por sus paisa-
hacia sus hijos e hijas destacados o
nos de hoy o no llegará su recuerdo a
no. También puede ser que sea una
los que serán mañana. Pues, o mucho
maledicencia de otros pueblos para
han de cambiar las cosas o todos los
desprestigio de la imagen española, y
que nazcan en un territorio común
sin caer en lo que se ha denominado
serán paisanos, por mucho que a al-
chauvinismo o chovinismo, que no es
gunos les incomode.
más que una exaltación desmesurada
de lo nacional frente a lo extranjero, Por ello, abogamos por esa obli-
y por extensión de lo local frente a gación de conservar tan rica relación
lo foráneo, hemos de reconocer que de paisanos, incrementándola si es
pág. 2 la llanura número 124 - septiembre de 2019

Actualidad cultural Concierto de Organaria. El pasado


domingo, 1 de septiembre, la iglesia
Fiesta campestre en el Soto. El pasa- arevalense de Santo Domingo de Silos
Víctor Coello
do 17 de agosto tuvo lugar en el paraje acogió el último de los conciertos co-
del Soto, término municipal de Espino- rrespondientes al IX Ciclo de Música
sa de los Caballeros, una actividad que de Órgano en La Moraña, organizado
congregó a naturales de la localidad en por la A.C. Organaria, la A. Retor y la
el ámbito de sus fiestas patronales en A.C. San Juan de la Cruz con la co-
honor a “Nuestra Señora de la Asun- laboración del Ayuntamiento y de la
ción”. Vecinos de Espinosa celebraron parroquia de Arévalo.
una paella popular amenizada con mú- El organista Ángel Montero fue el en-
sica que estuvo a cargo de la charanga cargado de ofrecer este concierto en
“El Meneíto”. Acudieron algunos are- el que, bajo el título “Tientos para la
Recital poético a Fray Luis de León. dama de las Catedrales. Música, ór-
valenses, en coches o dando un ameno El pasado sábado, 31 de agosto, el
paseo en bicicleta, y compartieron un ganos y organistas de la Catedral de
Claustro del Real Hospital de Madri- Segovia”, interpretó obras de F. de la
amigable rato con el resto de personas gal de las Altas Torres acogió el VII
allí congregadas. Torre, F. Correa de Arauxo, A. Brocar-
Recital Poético “Fray Luis de León”. te, J. del Encina y E. Martín-Laguna
Esperamos que en próximos años esta Poetas y rapsodas de La Tierra de Aré-
actividad se mantenga e incremente Montreal.
valo, Madrigal y La Moraña acudie-
y que los arevalenses recuperemos la ron a la llamada de las asociaciones
perdida tradición de acudir en verano culturales “Amigos de Madrigal” y
al Soto a pasar el día en un espacio na- “La Alhóndiga de Arévalo” así como
tural tan excepcional como el que allí del propio Ayuntamiento de Madrigal
tenemos. para deleitar al público asistente con
Luis J. Martín algunos de los mejores versos que el Organaria
mismo Fray Luis de León, san Juan de
la Cruz, José Jiménez Lozano, Jacinto Sumario:
Herrero, Julio Escobar, y otros autores
de nuestra tierra nos dejaron. 1. Editorial: No persiguieron la gloria
Con esta VII edición el Recital Poético pero merecen el recuerdo.
se consolida como un prestigioso en- 2 y 3. Noticias de Cultura y Patrimo-
cuentro de poetas y rapsodas y eleva nio.
de forma notoria el nivel del verano 4. Mirar un cuadro: Más allá del Ag-
Nuevo horario para la Biblioteca cultural de la villa. nus Dei. Marta Gómez Beriso.
Municipal. Coincidiendo con el prin- Luis J. Martín
5. De cine: El club de los poetas muer-
cipio del curso escolar y atendiendo a tos. Varias páginas digitales.
la mayor demanda que se viene perci- 6. El intenso fulgor azulado de Nep-
biendo por parte de los usuarios de la tuno en los cielos. María José Pérez
Bailez.
Biblioteca Pública Municipal, el Exc-
mo. Ayuntamiento de Arévalo ha de- 7. La catedral fraterna. Ricardo J. Gó-
cidido ampliar el horario. A partir del mez Tovar.
II fase del Paseo Fluvial. En pasa-
mes de septiembre la Biblioteca per- das fechas se formalizó por parte del
8. Del color de la libertad. Luis J. Mar-
manecerá abierta, en horario de tarde, tín García-Sancho.
Ayuntamiento de Arévalo el protocolo
desde las 16:30 hasta las 20:30 horas. y los trámites necesarios para dar con- 9. Mi escuela. Javier S. Sánchez.
Es de desear que, con este nuevo ho- tinuidad a la segunda fase del “Paseo 10. Nuestros poetas: José Ángel Buesa,
rario, el espléndido espacio del que Fluvial de Arévalo”. Se trata del tramo Elena Clavo Martín, Federico García
disponemos los arevalenses se pueda Lorca y Luis Arranz Boal.
que desde el paraje conocido como
ir convirtiendo en un centro cultural de “Junta de los dos ríos” llegará hasta el 11. Verso Libre. Redacción.
primer orden y vaya poco a poco am- molino de “La Isla”. A través de este 11 y 12. Clásicos arevalenses: El
pliando su oferta con las actividades recorrido se perfila un nuevo lugar de alumbrado público y el desapareci-
que le son intrínsecas a su naturaleza. ocio y disfrute del entorno natural que
do paseo de la Luz. Marolo Perotas.
nos lleva ahora por los márgenes del
río Adaja hasta “la Isla” y “La Pes- LA LLANURA de Arévalo.
quera”. A lo largo del paseo se podrá Publicación editada por:
“La Alhóndiga” de Arévalo,
disfrutar no solo de la riqueza natural, Asociación de Cultura y Patrimonio.
también de las excepcionales vistas Avda. Emilio Romero, 14-B - 05200 Arévalo
del castillo, del, esperamos que pronto, lallanuradearevalo@gmail.com
remozado puente de Valladolid, de los Número 124 - Septiembre de 2019
singulares muros de contención de la Depósito legal: AV-85-09
huerta de los jesuitas y de los restos del Diseño y maquetación: “La Alhóndiga”,
extinto colegio e incluso de la singular Asociación de Cultura y Patrimonio.
Asoc. “La Alhóndiga” perspectiva de las “torres gemelas”. Imprime: Imprenta Cid.
la llanura número 124 - septiembre de 2019 pág. 3

Javier S. Sánchez
particular que permanece entre versos Nuevo premio a nuestro colaborador
y coplas como aquella en que el vecin- Javier S. Sánchez por “La salmodia
dario la acompañó salvando todos los de los pájaros”. “La Volandina”, Aso-
tiempos y distancias para asomarse a ciación Cultural de Cardosu (Concejo
“este recodo azul del paraíso”, donde de Llanes, Asturias), a través del IV
“penden los recuerdos de llares oxida- Certamen de Poesía que organiza este
dos, para ´tecer´ la tarde con voces de colectivo ha premiado el poemario
otra edad”: “Si esta niña se durmiera “La salmodia de los pájaros” de nues-
yo le daría un real, y después de dor- tro querido amigo y colaborador Javier
midita se lo volvería a quitar”. S. Sánchez. En el certamen también
“La pátina del tiempo” y “Azul Mi- Y fueron estos versos los que desper- han sido galardonados el poeta cubano
randa”. La Alhóndiga de Miranda del taron todas las emociones en la autora Juan Manuel López López y el cordo-
Castañar, puerta abierta a la Sierra de y en el público, los que regresaron to- bés Feliciano Ramos Navarro. Los tres
Francia, acogió dos eventos cultura- das las memorias a la memoria de este poemarios se publicarán en una edi-
les de primer nivel mediado el mes de rincón de la Sierra de Francia donde ción conmemorativa del certamen.
agosto. El día 15, con presencia de la late, impertérrito, el recuerdo del amor Las Veladas Musicales de la Villa.
poetisa Roxana Sánchez Seijas y la fo- consumado. Con el nombre genérico de “Veladas
tógrafa MariaXe, se inauguró en este “Azul Miranda”, con este evento en la Musicales de la Villa” se han venido
espacio “La pátina del tiempo”. Los propia cuna donde nacieron sus versos, realizando todos los domingos del mes
textos de “Azul Miranda”, acompaña- da por concluido su periplo de presen- de agosto y en el particular escenario
dos por las imágenes tomadas en este taciones. Permanece, tras esa puerta de la Plaza de la Villa sendas actua-
hermoso lugar, componen una expo- azul que enmarca el poemario, la in- ciones que han servido de deleite a los
sición que remite a las propias raíces, manencia de un lugar y unas gentes asistentes a los respectivos conciertos.
a la memoria latente que permanece que, pasados los siglos, nos siguen mi- El 4 de agosto la velada corrió a car-
bajo esa pátina que el tiempo ha deja- rando desde este hermoso enclave de go del grupo “Bolango Boy”. El 11 de
do para que hoy, con la perspectiva de la Sierra de Francia. agosto correspondió al grupo “Folk On
los años, podamos disfrutarla en toda Crest”. Por su parte, “Grupo Dos Ori-
Luis J. Martín
su esencia. llas” actuó el domingo 18. El domingo
Recuperan las autoras, desde un éxo- 25, en este caso y debido a que la tar-
do obligado, la belleza de la casa de se presentó lluviosa, María Salga-
protectora donde aún permanece un do presentó su “Puro Corazón” en el
resquicio para la luz; los viajes sin re- Teatro “Castilla” cerrando el ciclo de
torno, las calles angostas que llevan veladas de este año 2019.
“a buscar la profunda oquedad donde
Juan C. López
reposa el fruto ofrecido en un cáliz”;
“la certeza de la lluvia”; la fuente que
no brota porque “esta tierra está herida
Música de viento en el molino de
de amargura”; las cancelas del miste-
“La Isla”. El pasado domingo, 25 de
rio que acogen leyendas y certezas; “el
agosto, dentro de las “IV Jornadas de
latido en desarraigo” como alusión al
Naturaleza y Medio Ambiente”, tuvo
exiliado…, y puertas, muchas puer-
lugar en la alameda del molino de “La
tas que invitan a cruzar el umbral del Premio “Fray Luis de León”. El pa-
Isla” una audición musical organizada
tiempo para acogernos, en un suspiro sado 25 de agosto la capilla del Cristo
por la asociación “La Alhóndiga de
de esperanza, bajo la hospitalidad que en Madrigal de las Altas Torres acogió
Arévalo” titulada “Al viento”.
permanece en cada una de las moradas la entrega del XXIX Premio de Poesía
Durante el acto se pudieron escuchar
que guardan los recuerdos. Fray Luis de León. Convocado por el
en plena naturaleza temas relacionados
El día 16, en este mismo espacio de la Excmo. Ayuntamiento de Madrigal y
con el viento, bien por su título o bien
Alhóndiga, Roxana Sánchez presentó con la colaboración de la Excma. Di-
por el instrumento utilizado, de autores
su poemario “Azul Miranda”. Arropa- putación Provincial de Ávila este año
tales como: Agapito Marazuela, Ángel
da por sus propios vecinos, y acom- el primer premio le fue concedido a
Pestime, J. S. Bach, Ennio Morricone,
pañada por MaríaXe, José María Sán- Fulgencio A. López Agüera por su ma-
Ludwig van Beethoven, Hevia, Bob
chez Terrones, Maribel Domínguez y drigal titulado “Despojos”. El segun-
Dylan, C. Debussy, Raimon o el grupo
Fernando Castaño, nos abrió la puerta do premio le fue otorgado al madrigal
Kansas entre otros.
de su “Azul Miranda” para mostrar en “Atardecer” de María Soledad Bargui-
su desnudez cuánto de verdad hay en Luis J. Martín
lla Abejón. Hubo además cuatro men-
sus versos. La Rosalía de Castro de ciones de honor para José L. de Castro
Castilla, como la nombra la fotógrafa Díez, Álvaro A. Perdigón Delgado, Es-
MariaXe, nos invitó a participar de teban Torres Sagra y Manuel R. Moya
este encuentro con su propia esencia, Bascuñana.
con las calles y plazas, rincones impo- Entregados los premios, el acto se
sibles y cielos abiertos que enmarcan cerró con la intervención de la Coral
la belleza de Miranda del Castañar y “Voces Amigas” de Medina del Cam-
hablan, como en silencio, de ese hálito po.
pág. 4 la llanura número 124 - septiembre de 2019

Mirar un cuadro http://www.museodelprado.es

Más allá del Agnus Dei


(1635-1640, Zurbarán)
Sobre una superficie gris en primer
plano reposa un cordero con las cua-
tro patas juntas, atadas con una cuer-
da. Cabeza, cuello estirado, vientre y
cola quedan alineados encima de la
mesa o quizá repisa, mostrando un ab-
domen abultado en dirección opuesta
a las patas, éstas en un leve escorzo.
El animal, aún vivo, indefenso, espera
una muerte más que probable. Es jo-
ven, con tan sólo media vuelta en los
cuernos, propio de una edad entre 6 y
8 meses, de lana ya tupida y pezuñas
claras, las de una oveja que aún no ha
recorrido grandes distancias.
El cordero está intensamente ilu- necesaria para que exista la penumbra obvia que provoca el cordero resigna-
minado en un interior gris, neutro, por o viceversa. Sobre cómo unos mueren do a morir y a pesar de la vigencia de
contraste oscuro y sin definir. La brus- para que otros vivan. Sobre el devenir las pretensiones de la iglesia católica,
ca luz permite apreciar infinitos deta- mismo de la vida, sobre su sentido, y quién sabe si el milagro que indivi-
lles en la textura del pelaje, pintado de sobre cómo puede verse truncada en dualmente esperarían algunos sería
blanco y ocre con algún leve marrón cualquier momento por causas invisi- el de presenciar cómo este cándido y
en las sombras. La casi monocromía bles pero no por ello menos podero- tierno cordero se revuelve contra la
y la precisión del pincel invitan a re- sas. poderosa mano invisible que amenaza
correr su anatomía despacio, de la ca- con ejecutarlo y, aun cuando no consi-
Llevados por el título, nos move-
beza a la cola, pasando una y otra vez guiera liberarse, que muriera gritando
mos de la reflexión intrínseca, tras-
por esos ojos tristes, apenas abiertos por ser víctima de una injusticia atroz,
cendental, de toda naturaleza muerta
y por esas patas atadas que son el te- para que su sacrificio, al menos, des-
hacia una escena religiosa. Para el
rrible indicio de su futuro inminente. pertara del letargo al resto del rebaño
cristianismo, y antes en cierto modo
Tan realista es que parece estar ahí, en lugar de sumirlo en él por los si-
para el judaísmo, el cordero de dios
en silencio, presente, con el corazón glos de los siglos.
se identifica con el hijo que se entrega
palpitante a pesar de no moverse ni en sacrificio para salvar a otros, esos Como la gran obra barroca que es,
resistirse a las ataduras. Y aunque se que son su rebaño. Ovejas que necesi- sugiere con un juego de contrarios
detenga la mirada en cada milímetro tan que se les recuerde que la vida – o tanto lo que literalmente se ve como
de su lana, de su expresión y de sus dios, un ser supremo- puede pedirles su opuesto. Invita a buscar más allá
patas, no es posible hallar un asomo sacrificios injustos, inaceptables, vio- del lienzo mediante un diálogo con
de resistencia o de queja ni tampoco lentos, excesivos y contra natura. In- esos infinitos detalles, crudos pero
un lamento, a pesar de buscarlo. molaciones que son parte de la vida sofisticados, provocando que afloren
misma. Sumisos, los humanos que otras –distintas- posibilidades que
Un cordero a punto de morir no
son esos corderos han de renunciar al conecten lo visual y lo cultural con el
deja de ser algo cotidiano desde
principio fundamental de existir para conocimiento y la experiencia perso-
épocas legendarias para culturas o
emprender un camino de purificación nal. Es ese juego barroco el que libera
religiones bien diferentes. Éste ya
cuyo premio recibirán en una vida de al arte del yugo de la pasiva aunque
ha aceptado el sacrificio. Su muer-
“otro mundo”, hacia donde la mano cómoda contemplación para conver-
te prematura queda suspendida unos
todopoderosa los dirige cuando en la tirlo en un verdadero reto intelectual.
segundos para que el animal alcance
terrenal han sido dóciles, obedientes, El joven cordero atrapado y aparen-
el sosiego antes de ser ejecutado por
humildes y disciplinados. No por ca- temente sumiso todavía vive para
una mano que no está, que no se ve
sualidad Zurbarán pintó varias veces que exista la posibilidad de rebelarse,
pero que ató esas patas y depositó el
–hasta seis- esta misma escena casi dando la oportunidad al espectador
animal sobre esa superficie. En defini-
sin variantes (dos de las cuales se en- de hacer lo propio -metafóricamen-
tiva, un bodegón o naturaleza muerta
cuentran en Madrid, en el Museo del te- contra interpretaciones cerradas
que por un momento nos adentra en el
Prado y en el de la Academia de San o impuestas. Sus ojos entreabiertos
terreno de la meditación, en este caso,
Fernando; una tercera en la colección plantean la duda imprescindible con
sobre la frágil línea que hay entre la
Plaindura de Barcelona y una cuarta la que transitar por la compleja, esti-
vida y la muerte, sobre el significado
en San Diego, California, EE.UU.). mulante y grata reflexión creativa.
y el alcance del sacrificio, sobre quie-
nes lo ejecutan y por qué o los que lo En pleno siglo XXI -¿igual que
sufren y cómo. Sobre cuánta luz es en el XVII?- más allá de la reflexión Marta López Beriso
la llanura número 124 - septiembre de 2019 pág. 5

De cine vales resucitan «El Club de los Poe-


tas Muertos», un club secreto donde,
nobles y necesarias para la vida. Pero
la poesía, la belleza, el romanticismo,
sin las limitaciones y expectativas de el amor… son las cosas que nos man-
El club de los poetas muertos
la escuela y sus padres, dejan que sus tienen vivos.
“¡Oh, capitán!, ¡mi capitán!, sueños vuelen. Cuando Keating co- - “Carpe Diem. Porque somos ali-
nuestro espantoso viaje ha terminado; mienza a leerles poesía en clase, des- mentos para gusanos, señores. Porque
la nave ha salvado todos los escollos, cubren no solo la belleza del lenguaje,
hemos ganado el premio que anhelábamos; aunque no lo crean, un día todos los
sino también la importancia de vivir y que estamos en esta sala dejaremos de
el puerto está cerca, oigo las campanas,
el pueblo entero regocijado,
de aprovechar cada momento (Carpe respirar. Nos pondremos fríos y mori-
mientras sus ojos siguen firme la quilla, Diem). remos. Aprovechen el día, muchachos.
la audaz y soberbia nave: Pero los poetas muertos pronto se Hagan que sus vidas sean extraordina-
Mas, ¡oh corazón!, ¡corazón!, ¡corazón! rias”
¡oh rojas gotas que caen,
darán cuenta de que su nueva libertad
allí donde mi capitán yace, frío y muerto!” individual puede llevar a consecuen- - Hay un momento para el valor y
(Walt Whitman) cias trágicas. otro para la prudencia. El que es inteli-
Treinta años ya desde el estreno de La película, del año 1989, está di- gente, sabe distinguirlos.
esta memorable película. rigida por Peter Weir bajo guión de - Dos caminos divergían en un bos-
Tom Schulman y está protagonizada que y yo tomé el menos transitado. Y
“El Club de los poetas muertos” por Robin Williams, Ethan Hawke, eso lo cambió todo.
está ambientada en una prestigiosa Robert Sean Leonard, Josh Charles,
academia de finales de los años 50. En Gale Hansen, Dylan Kussman, James - Me he subido a la mesa para re-
ella, Robin Williams interpreta al Sr. Waterson, Allelon Ruggiero, Kurtwo- cordarme a mí mismo que debemos
Keating, un profesor de literatura que od Smith, Alexandra Noel, Norman mirar constantemente las cosas de una
con sus peculiares métodos propone manera diferente. El mundo se ve dis-
Lloyd y Leon Pownal.
teorías filosóficas sobre la libertad in- tinto desde aquí arriba. Si no me creen,
dividual en sus alumnos, introducién- Entre las frases más famosas que vengan a probarlo.
dolos en la poesía romántica. Estos, podemos escuchar en ella destacamos - Cuando lean, no consideren sólo
influenciados por su nuevo profesor, estas: lo que el autor piensa, consideren lo
aceptan el desafío de «hacer que sus que ustedes piensan.
vidas sean extraordinarias». - Sólo al soñar tenemos libertad.
Siempre fue así y siempre será. - Thoreau dice que la mayoría de los
Condenados a no ser más que me- hombres viven en desesperación silen-
ras «inversiones» de sus padres y obli- - No leemos y escribimos poesía
porque es bonita. Leemos y escribimos ciosa. No se resignen a ello. Libérense.
gados a convertirse en médicos, abo- No caminen por la orilla, miren a su
poesía porque pertenecemos a la raza
gados o banqueros encuentran en la alrededor. Atrévanse a ir lejos y encon-
humana. Y la raza humana está llena
poesía una forma de rebelión. trar nuevos terrenos.
de pasión. La medicina, el derecho, los
Inspirados por Keating, los cha- negocios y la ingeniería son carreras (A partir de varios artículos sobre cine)

http://euritmia.elretohistorico.com
pág. 6 la llanura número 124 - septiembre de 2019

El intenso fulgor azulado de Neptuno en los cielos


¡Hola! ¿Cómo estáis? Dejad que dad. La mitología es algo menos tangi- mento, he decidido que no van a pagar
me presente. Yo soy Neptuno, el plane- ble que la fisicidad de un planeta, tam- justos por pecadores. Me queda toda-
ta de los violentos vientos en su atmós- bién lejano, o tal vez no tanto, porque vía algo de divina paciencia. Al fin y
fera por donde se pasean además algu- de alguna manera somos muchos los al cabo, ¡también fui humano durante
nas nubes, soy el de la manchita que mitos que hacemos por estar siempre un tiempo!
decís ha desaparecido, para adornarme presentes en la vida de la humanidad.
Te hablaré ahora de mi familia. Mi
esplendorosamente tengo nada menos Ese era mi nombre para los romanos,
padre era Saturno y mi madre Cibeles,
que 10 anillos y 14 satélites, entre es- que me dedicaban unas fiestas en ju-
mis hermanos Júpiter y Plutón, y gra-
tos a Tritón y Nereida. Como sabéis, lio denominadas “Neptunalia”, con las
cias a la intervención de los amables
en astronomía pertenezco al Sistema que se pretendía alejar la sequía. No
delfines –en su honor creé la conste-
Solar, y dicen que soy muy, pero que vendría mal su celebración estos años
lación de Delphinus, en el hemisferio
muy frío, pero no te creas siempre todo por estas tierras abulenses, ¿verdad?
norte–, que convencieron a la ninfa
lo que dicen, porque como explicaba Los griegos me conocían como Posei-
Anfítrite de que fuera mi esposa, y tu-
Alessandro Manzoni: “Es menos malo dón. Y el filósofo Platón tuvo a bien
vimos como hijo al conocido Tritón,
agitarse en la duda que descansar en convertirme en protector de la mítica
mitad humano y mitad pez (ya sabes
el error”. nación Atlántida. También vosotros
por qué recibe ese nombre uno de mis
tenéis vuestro mito interior (sí, me re-
El caso es que hoy os quería con- satélites en astronomía). Viví muchas
fiero a ti, querido lector). Como decía
tar que, durante el noveno mes de este aventuras, casi nunca gocé de buena
Joseph Campbell, está relacionado con
año 2019, aún estaré paseándome por fama, aunque tengo algunos buenos
tu destino, y se expresa en las imáge-
la constelación de Aquarius (adoro méritos; incluso se critica mi mal ca-
nes de tus sueños, en tus decisiones,
el latín) y, de acuerdo a mi rítmica rácter y cómo he causado maremotos,
en todos esos símbolos que resuenan
danza, estaré en oposición a la gran terremotos y otros desastres marinos.
contigo a lo largo de tu existencia. A lo
estrella, al gran astro Sol, lo cual me Todo tiene una explicación, y me en-
largo de vuestra historia, habéis ido de-
beneficia y es un deleite para vuestros cantaría hablarte de mis andanzas con
terminando símbolos universales que
ojos. Ya veis que no soy nada fatuo, y mi tridente y mi carro tirado por ani-
están grabados en el inconsciente co-
además, figuraos si voy a estar presen- males marinos, de mis triunfos, luchas,
lectivo del que os ha hablado Carl Gus-
te en vuestras vidas, que estaré en el derrotas, y de algunos de mis templos:
tav Jung, tanto en la mitología como en
punto más cercano a vuestro planeta, el que se erigió en mi honor en Roma,
la religión o en vuestras estructuras so-
queridos terrícolas. Me encontraré en entre el Palatino y el Aventino, y otro
ciológicas a lo largo de los siglos. Hoy
conjunción con la Luna y tendremos en el Cabo Sounion, en Atenas, don-
os quería contar tan solo un poquito de
alguna plática interesante, como es de grabó su firma más recientemente
lo que decían de mí los griegos y los
habitual, mientras tomamos un té de Lord Byron. No presumo, eh, solo
romanos, y que, de acuerdo con ello,
asteroides. Si queréis apreciar toda mi comparto conocimiento, porque como
podáis realizar un ejercicio individual
bellísima y azulada luminosidad os re- dijo Diógenes Laercio: “La cultura es
de fantasía, de creatividad, y busquéis
comiendo utilizar alguno de vuestros un adorno en la prosperidad y un re-
en el momento actual, en la sociedad a
artilugios, por ejemplo, el Gran Teles- fugio en la adversidad”, ¡y quién no
la que pertenecéis cada uno, y que vive
copio de Canarias, a ver si os acercáis pasa por una crisis de vez en cuando!
tantos cambios radicales y rápidos en
por allí y lo descubrís. No repito este Pero habrá que buscar otro encuentro
estos momentos cruciales e importan-
desfile hasta que pasen unos 368 días. para todo ello, incluso para ver juntos
tes para la evolución, el equivalente,
Por mi parte, disfrutaré de esta casi ali- la película de Esther Williams “La hija
porque cada uno de vosotros, seres
neación que haré con la Tierra y el Sol. de Neptuno”. Por hoy no quiero abusar
humanos, necesitáis un referente para
Para los astrólogos occidentales estaré de tu tiempo. ¡Muchas gracias y hasta
mantener vuestro equilibrio, un mode-
en el grado 17 de Piscis, pero no me pronto!
lo, un arquetipo, un guía, un personaje
voy a poner esotérico en este momen-
ideal, que irá variando según la edad María José Pérez Bailez
to, si os parece bien, porque este es un
y las experiencias, en ese modelo con-
tema extenso e interesante para otra
creto, y que os inspira nobleza, fuerza
ocasión más oportuna, pero dentro de
y sabiduría y os guía en busca de vues-
poco daré una conferencia al respecto
tra felicidad, de tu felicidad, hombre o
en el planeta T-EAMO-99 de la galaxia
mujer que estás leyendo estas líneas.
B-MOS-7SOLES, ¡y estoy entusiasma-
do! ¿Se me nota mucho? Yo soy el Dios del Mar, el amo de
las profundidades del océano, pero
Ahora os pediré que viajemos en
también tengo poder sobre lagos, ríos
el tiempo, pero por la Tierra, porque
y fuentes, vivo en el agua, tan valiosa
quiero haceros recordar otros aspectos
para vosotros y por la que ahora rezáis
de mi nombre, Neptuno. También soy
para que nunca os falte, ¡el agua fuen-
un dios, ¡ay, que los dioses no estamos
te de toda creación! Por cierto, debería
ahora de moda entre los habitantes del
estar muy, muy enfadado con toda la
planeta cerúleo! En fin, en todo caso,
humanidad debido a la manera en la
soy un mito en la historia de la humani-
que tratáis mi reinado. Pero, de mo- Neptuno. Wikipedia
la llanura número 124 - septiembre de 2019 pág. 7

La catedral fraterna magna obra, interviniendo en la elec-


ción de la simbología que adornaría
las vidrieras, se aseguró de que éstas
fuesen terminadas a tiempo y según
sus propias exigencias y, por último,
presidió la inauguración del monu-
mento junto al obispo y el gobernador
de la villa. Nada quedó al azar, salvo
lo que el propio azar hubiese resuelto
dejar a su libre arbitrio.
Durante los años que siguieron a la
presentación de la catedral al mundo,
Gonzalo de Ayerbe dedicó la práctica
totalidad de sus esfuerzos artísticos a
embellecer el monumento con el que
compartía lazos de consanguinidad.
Se añadieron deslumbrantes pórticos
que dotaran de gloria, resurrección y
éxtasis escultóricos a las puertas que
su padre había señalado en las trazas.
Incluso llegó a copiarse el escudo de
armas de un caballero que secreta-
nova.atresmedia.com mente aportó generosas sumas para
sustentar nuevos progresos en la edi-
“En este espacio de tierra, don- equilibradas. Naves alargadas, bóve-
ficación. Cada elemento incorporado
de ahora sólo hay mala hierba y vacío, das de crucería y bosques de arbotan-
un día florecerá una catedral que mirará al singular edificio no era más que la
tes se materializaban mágicamente en
asignación mensual que el hermano
con plena reverencia hacia el cielo”. la piedra sagrada como si fueran una
mayor concede a un hermano menor
parte intrínseca de su ser. Estos ele-
Aquella fue la frase con la que el para el perfeccionamiento de sus estu-
mentos arquitectónicos eran tan hijos
maestro de obras Pedro de Ayerbe, dios, un escalón más en su ascenso al
de su progenitor como lo pudiera ser
natural de Ávila de los Caballeros, cielo bajo el que había florecido.
él, de ahí que, en su fuero interno, no
despertó la imaginación de su hijo. A se considerase separado de ellos más Antes de morir, el insigne arquitec-
los diez años, Gonzalo de Ayerbe ya que por los hilos de su naturaleza hu- to dejó escrito que se le enterrara en
sabía con absoluta certeza a qué aspi- mana. Gonzalo de Ayerbe era, por de- la catedral de Monte Ávalos, bajo una
rar en la vida. Ocurriera lo que ocu- cirlo así, el hermano legítimo de la ca- sencilla lápida de basalto adornada por
rriese, su ambición no podría ya nunca tedral de Monte Ávalos, la población una cruz de Malta. De ese modo, po-
desvincularse de la trayectoria que se en la que residiría hasta el fin de su dría reposar en familia, junto a su her-
disponía a dibujar aquella catedral, or- vida. Una década sucedió a otra, Pe- mana de piedra y cristal. Para el resto
gullosa y humilde a un mismo tiempo, dro de Ayerbe abandonó su existencia de la eternidad, la luz que se filtraba
y de cuyo proceso de construcción pa- mortal y la conclusión del monumento con sacra exuberancia por el rosetón
saría a formar parte, transcurrida una fue depositada enteramente en manos policromado seguiría su trayecto, tras
década después, como aprendiz. A de su hijo. Este dirigió las obras con iluminar la imagen de San Juan Bau-
medida que los años y las experiencias una mezcla de firmeza y amor filial, tista, hasta alumbrar con alguno de sus
se iban acumulando en su recinto cor- como habría hecho con la educación haces un punto de descanso intempo-
póreo, así como en su alma, también de una hermana pequeña a la que sus ral en aquel espacio fraterno arrebata-
el cuerpo inanimado de la catedral se padres le hubiesen confiado su custo- do a la mala hierba y el vacío.
fue ensanchando a lo largo y a lo alto, dia. Despejó las dudas de los comi- Ricardo J. Gómez Tovar
siguiendo proporciones doctamente tentes ante la pronta finalización de la
pág. 8 la llanura número 124 - septiembre de 2019

Del color de la libertad - Ya, ya. Por eso escupes migas al


hablar.

Arianda se quedó muy extrañada - Sí, menudo enchufe, nunca me Jacobo se ríe poniéndose la mano
cuando vio la jaula vacía. han gustado los pájaros enjaulados. en la boca. Mientras mira cómo acaba
Es un contrasentido, el pájaro es sinó- de dar la merienda a Julen. Luego sale
Preguntó a sus compañeros del tur- con Arianda.
nimo de libertad.
no anterior, nadie había abierto la jaula
y tampoco había recibido visitas. De - Bueno hombre, no te pongas tan - Vaya morro que tiene el Jacobo
hecho, no había venido nadie a ver a filosófico, seguro que lo ha hecho con este.
Julen en los últimos cuatro meses. la mejor intención, para alegrarte un - Bueno, por lo menos trae comida
poco la vista. a Colorín.
Fue a la habitación de Jacobo, que
era el único interno que le visitaba de - Qué va, qué me va a alegrar, al -Y a mí qué, como si se muere.
vez en cuando, pero llevaba dos días contrario, me entristece verle así,
ingresado por una neumonía. anda que no he visto yo jilgueros sil- - No digas eso hombre, ¿no habías
vestres, esos sí que me alegra verlos, dicho que le querías soltar?, pues si se
Eneko llevó a su padre a la resi- muere cómo le vas a soltar.
pero así, mira, si no hace más que piar
dencia en el mes de enero. Unos días
y saltar de un palo a otro mirando a la Se hace el silencio. La soledad de
antes, en pleno mes de diciembre, se
ventana. Julen queda aún más patente con esa
había ido de casa sin más abrigo que
el pijama. Desorientado, cruzaba una y - Amigo Julen, seguro que este pa- mirada vacía hacia ninguna parte.
otra vez las concurridas calles sin ha- jarito, ha nacido en una jaula y no ha Pasan los días, muy despacio. Ya
cer caso a los pitidos de los coches ni conocido más libertad que la de saltar es abril. Colorín canta como un po-
a los viandantes que, desde la acera, le de palo en palo. seso, pretende atraer con su canto a
recriminaban su actitud. Hasta que una alguna hembra, pero desde la jaula lo
- Seguro que ha leído que he escrito
furgoneta lo arrolló y lo dejó paraplé- tiene crudo. Así se pasa de sol a sol,
sobre aves silvestres, silvestres, repito,
jico. Antes ya había perdido la capaci- trinando, saltando de palo en palo, su-
y se ha dicho: le compro un jilguero
dad de hablar y ahora, la de moverse jetándose a los barrotes como si inten-
enjaulado.
por sí mismo. tara abrirlos, desde que los cuidadores
- Buenas tardes vecino –grita Jaco- abren la persiana de la habitación hasta
En la residencia le pidieron algo de
bo desde la puerta- ¿Qué tal está hoy tu que la cierran, sin descanso.
información sobre los gustos de Julen.
colorín?, a ver, ¿tienes alpiste y agua?
Así que Eneko, antes de irse de viaje, Una mañana, como de costumbre,
Mira lo que te he traído, un trozo de
hizo una especie de currículo sobre su entra Arianda con su “buenos días”
manzana para que la picotees.
padre, con mucho de lo que había he- cantarín habitual. Al subir la persiana
cho a lo largo de su vida. Cuando en- Jacobo entra y le coloca el trozo de no repara en que está algo más alta de
tregó la lista, con algo de música que manzana junto al bebedero. El jilgue- lo acostumbrado. Asea a Julen, le le-
solía oír y varios objetos familiares, ro se asusta y aletea, chocándose con vanta con la grúa y le sienta en el si-
dijo que estaría fuera hasta el mes de los barrotes. Luego se acerca a la silla llón. Le da la sensación de que algo no
junio y facilitó a la gerente del centro donde Julen permanece impasible, con encaja, demasiado silencio comparado
varios números de teléfono por si pa- la mirada perdida en el suelo. Escru- con los días anteriores. De pronto se da
saba algo. ta la bandeja que tiene en la mesilla y cuenta.
coge una galleta.
Arianda era la cuidadora principal La puerta de la jaula abierta.
de Julen, así que se encargó de colocar - No te importa, ¿verdad? –le pre- La jaula vacía.
todos los objetos para que la habitación gunta sin esperar respuesta-, estas de En el sauce del jardín
le resultara más familiar y, de vez en limón son las que más me gustan. A mí un canto eufórico.
cuando, le ponía algo de música. Leyó hoy me las han traído de fresa, que me
detenidamente el listado que les había gustan menos. Así que me he dicho, Luis José Martín García-Sancho
facilitado Eneko sobre las actividades voy a ver a mi amigo Julen y a charlar Fotolia.com
que su padre había realizado a lo largo un rato con él –se ríe-. Calla un rato
de su vida. Entre todas, lo que más le que mareas.
llamó la atención fue el libro que había
- ¿Estás aquí? –entra Arianda-, se-
escrito: “Aves de la comarca de Los
guro que ya le has robado las galletas
Oraños”. Así que pensó que un pajari-
al bueno de Julen. Si pudiera hablar o
to quizás le alegrara la vida. Pidió per-
moverse ya te habría parado los pies,
miso a la gerencia del centro y al día
seguro.
siguiente se presentó en su habitación
con un jilguero en una pequeña jaula. - ¿Yo?, qué va –contesta Jacobo
Pero Julen ni se inmutó, al contrario, mientras se le escapan migas de galleta
parecía que su gesto era algo más en- por su boca desdentada-, solo he veni-
fadado. do a traer a Colorín un trozo de man-
zana y a dar un poco de conversación
- Vaya pájaro que te ha traído
a mi vecino.
Arianda. Eres su enchufado.
la llanura número 124 - septiembre de 2019 pág. 9

Mi escuela sado es que nos sentaron en sillas. A


mí me gustaba más estar en el suelo,
https://i.ytimg.com

porque te puedes mover más, y jugar


Hola, soy José Luis. El año pasado con los compañeros. Bueno, y las com-
ya escribí una carta a esta revista. Ya pañeras. Es aburrido porque te pasas el
estoy en segundo de Primaria. Mi padre curso mirando la espalda del compa-
dice que este año acabo un ciclo, que ñero, o compañera. Y otra cosa que no
yo no sé lo que es pero que tengo que me gusta es que todos los días nos po-
hacer tres. El año pasado di Matemáti- nían una hora delante de la pantalla del
cas y Cono. Y música, pero me hacía ordenador. Pues a mí no me gusta por-
mucho lío con las blancas y las negras. que, con la pantalla, no ves los libros
No entiendo por qué una blanca vale de la biblioteca. A mí no me gusta pin-
lo mismo que dos negras. Ha dicho la tar con el ratón, prefiero hacerlo con
“seño” de música que nos lo enseñará las pinturas de cera, y los “rotus”. Bue-
este curso. También nos ha dicho que, no, y hacer figuras con la “plasti”. Pero
como es el aniversario de Mozart, a ha dicho la “seño” que hay un progra-
lo mejor llenamos el cole de blancas ma muy bueno para hacer figuras con
y negras, y de muchos Mozart. El año el ratón. Cuando vamos a ordenador
pasado pusimos muchos Quijotes y solo vemos la pantalla y la pared. Creo
muchos molinos. Pero como también que a mi padre, cuando iba a la escue-
es el aniversario de Colón, a lo mejor la, le castigaban mirando a la pared.
nos mandan poner barcos. Yo le dije a A lo mejor es por eso. Bueno, puedes
mi “seño” que podíamos poner a Mo- girarte, pero solo ves la espalda de los pueden ser iguales, pues esos señores
zart en un barco, y poner a remar a los compañeros. Y compañeras. Creo que que votan todos los españoles, bueno,
Quijotes del año pasado. Así lo apro- se me ha olvidado la cara de algunos yo no, porque tengo 7 años, tampoco
vechamos todo. Yo creo que todo vale. de mis compañeros. Y compañeras. son todos iguales. Pero hay gente que
dice que sí. A mí me da igual, pero que
El año pasado hicimos un simulacro, También hemos hecho educación físi- no nos cambien tanto de maestros, y
así lo llama el director, para ver si éra- ca. Mi madre dice que antes se llamaba maestras, porque nos hacemos un lío.
mos rápidos en salir cuando haya fue- gimnasia. A mí me da igual. Solo que Mi padre dice que antes solo había un
go. Como nos habían avisado el día an- no me gusta que el “profe” no nos ayu- maestro, y una maestra, y con él, o
tes, salimos todos antes de tiempo. Yo de a saltar el potro. Yo creo que es por- ella, estabas un montón de años. Y que
creo que está bien que avisen, así no que un día salió en la tele que a un pro- además era director, secretario y más
hay accidentes. Un día vino el director fe de otro colegio le han echado por- cosas. Creo que no hacían programa-
a nuestra clase, y nos dijo no sé qué de que un día ayudó a saltar a una niña, ciones, como los maestros y las maes-
un Plan de Convivencia. No me enteré y dijeron que la había tocado el culo. tras de ahora. Es mejor, creo. Pero el
de mucho, pero creo que era para que Un día, cuando se fue la “seño”, estu- año pasado, como seguíamos las pro-
no seamos como esos señores que sa- vimos jugando a tocarnos el culo unos gramaciones, tuvimos que cantar “Que
len en la tele dando voces, y que votan a otros. Yo creo que nos vio el direc- llueva, que llueva...” un día de mucho
todos los españoles. Bueno, yo no les tor. A lo mejor nos van a echar a todos. sol que no había nubes. Bueno. Quiero
voto, porque solo tengo 7 años. Aunque
dar las gracias al director de la revista
tampoco les votaría. Creo. No entiendo En la tele han dicho que van a poner otra por poner mis cartas. Yo creo que hay
por qué nos quieren educar si nosotros ley. Bueno, para mí es solo la segunda que contar las cosas para que se sepan.
ya somos educados. A lo mejor hacen en cinco años que llevo de “cole”. Por- Porque si no, a lo mejor nunca sabe-
una escuela para esos señores. Pero que mi padre dice que ya van cinco le- mos por qué las blancas valen más que
no sé, porque ha dicho mi padre que yes. Bueno, a lo mejor yo también lle- la negras. A lo mejor digo a la “seño”
no hay presupuesto para esas cosas. go a cinco, porque me quedan muchos de música que escriba y os lo cuente.
años. Además, dice mi padre, que son
Lo que menos me gustó del curso pa- todas iguales. Yo creo que no. Que no Javier S. Sánchez (2006)
pág. 10 la llanura número 124 - septiembre de 2019

Nuestros poetas Sobre el Amor


Olvidad todo lo que creíais,
amor es cuando mi abuela
La gracia de tu rama verdecida apoya la cabeza en el pecho
(Antonio Machado)
de mi abuelo y se siente segura,
Árbol, buen árbol, que tras la borrasca  mientras esboza una sonrisa plácida
te erguiste en desnudez y desaliento,  que nada sabe de enfermedad,
sobre una gran alfombra de hojarasca  olvido o soledad.
que removía indiferente el viento... Elena Clavo Martín

Hoy he visto en tus ramas la primera 


hoja verde, mojada de rocío, 
como un regalo de la primavera,  El “furor” de mis vecinos
buen árbol del estío.
(Poema desenfadado y real,
Y en esa verde punta  como la vida misma)
que está brotando en ti de no sé dónde, 
hay algo que en silencio me pregunta  Gritos, golpes, pataleos;
o silenciosamente me responde. tembleques en ambas piernas.
¡Ay…! ¡Sí…! ¡Ya…! Ruidos,
Sí, buen árbol; ya he visto como truecas  jadeos…
el fango en flor, y sé lo que me dices;  De amor, palabras eternas
ya sé que con tus propias hojas secas  con voces y sin rodeos.
se han nutrido de nuevo tus raíces.
Suspiros, gozos sonoros…
Y así también un día,  Ese ir arriba y abajo,
este amor que murió calladamente,  esas risas –que son lloros-.
renacerá de mi melancolía  Forcejeo sin relajo
en otro amor, igual y diferente. sudando por los mil poros.
No; tu augurio risueño, 
Las cuatro patas que aguantan
tu instinto vegetal no se equivoca: 
vieja cama de madera
Soñaré en otra almohada el mismo sueño, 
crujen, se quejan, se espantan…
y daré el mismo beso en otra boca.
Protestan –de esta manera-
Y, en cordial semejanza,  frente a quienes las quebrantan.
buen árbol, quizá pronto te recuerde, 
cuando brote en mi vida una esperanza  Chirrían somier y suelo.
que se parezca un poco a tu hoja verde... La libido resucita
provocando tal revuelo,
José Ángel Buesa que algún vecino se excita
y la vecina entra en celo.

La comunidad se asoma
por las ventanas a oír
cómo el marido la “toma”,
con tanto ardor y sentir
que, a poco más, la desloma.

Sus sonrisas y miradas


denotan complicidad;
En el café de Chinitas Sacó Paquiro el reló comentando estas sonadas
y dijo de esta manera: muestras de felicidad
En el café de Chinitas
"este toro ha de morir -feroces y entrecortadas-.
dijo Paquiro a su hermano:
antes de las cuatro y media".
"soy más valiente que tú,
más torero y más gitano". Al dar las cuatro y media Rematan tensa faena
se salieron del café con tan profundos gemidos
En el café de Chinitas y era Paquiro en la calle que, en noche de luna llena,
dijo Paquiro a Frascuelo un torero de cartel. ¡de lobos son los aullidos
"soy más valiente que tú, en tan exótica escena!
más gitano y más torero". (Popular.
Federico García Lorca) Luis Arranz Boal
la llanura número 124 - septiembre de 2019 pág. 11

Verso libre 2019


Por sexto año consecutivo el en-
cuentro poético “Verso libre” tendrá
lugar en Arévalo a finales de este mes
de septiembre. Este año, en el que par-
ticiparán poetas y rapsodas de Tierra
de Arévalo y Moraña, Tierras de Me-
dina, Segovia y Salamanca, pretende-
mos rendir homenaje al poeta granadi-
no Federico García Lorca.
El acto, que tendrá lugar el próxi-
mo 28 de septiembre a las 20:30 horas
en el teatro “Castilla” de Arévalo, re-
creará mediante proyecciones visuales
fragmentos de algunas de las cancio-
nes que el poeta, también músico, re-
cogió en sus viajes con su compañía
de teatro “la Barraca” por los pueblos
y ciudades de España.
“Lorca de memoria” contará ade-
más con una escenografía conformada
con reproducciones de algunos de los
dibujos más característicos realizados
por el poeta para algunas de sus obras
literarias.
Minutos antes de comenzar el acto
poético, tendrá lugar, en la antesala
del propio recinto, la inauguración de
una exposición fotográfica referida al
teatro en Arévalo a lo largo del siglo
XX. La muestra, compuesta por 38
instantáneas facilitadas en su momen-
to por arevalenses, forma parte de la
“Memoria Fotográfica de Arévalo”. La
Asociación Cultural “La Alhóndiga”
quiere ofrecerla a la Ciudad para que
luzca en el teatro y pueda ser disfruta-
da por todos los que a él acudan.

Viene de página 12... de bombillas desde el día de la inau­ silencioso paseo que el vecindario
guración al 31 de diciembre del men­ bautizó con el nombre de paseo de
del astro-rey cada día cionado año. la Luz.
vemos con grata alegría
y admirable exactitud La fábrica, como hemos dicho Desaparecida la hilera de cano-
que un botón nos da la luz en otras crónicas, se estableció en sos y torcidos árboles, y trasladada
¡Dichoso invento, a fe mía!” un trozo de terreno de las que fueron la fá­b rica por la Sociedad Mengotti
Ya que Arévalo ha logrado Paneras del Rey. Estuvo a cargo el ad­ al mo­lino Nuevo, en aguas del Ada-
las ventajas de ese invento ministrador don Manuel Rodríguez de ja, el lugar que nos ocupa recobró su
que su Ilustre Ayuntamiento Luna y su hijo Manolo, que apa­rece pri­m itivo nombre, aquel que tomó
con Berthier ha contratado. en la presente fotografía acom­p añado cuan­d o el rey don Fernando VI or-
Debe estar entusiasmado del maquinista, don Tiburcio Gil; denó que el apartado recinto fuera
al brotar la nueva luz. de los ayudantes Gabriel del Río destinado a Paneras, cuya misión
Brindo pues, por la salud (a) “Fichurín”, José González (a) era favorecer a los labradores hu-
de todos los habitantes: “Juaico”, Pancracio López (a) “Cu- mildes, socorrer a los pobres y evi-
pero que tengamos antes quín” y del aprendiz Merardo He- tar la subida del pan cuan­d o ésta
las luces de la virtud! ras. era caprichosa e inmotivada.
Los amantes de la penumbra, los Al lado de la fachada de la fá- Marolo Perotas
aficionados a las “pedreas” y los que brica, el Ayuntamiento mandó “Cosas de mi pueblo”
alardeaban de buen tino, rompieron plantar una fila de acacias, rosales (Mensual “Arévalo”. 1952)
“a mano airada” más de un centenar y lilares, for­m ando un mezquino y
pág. 12 la llanura número 124 - septiembre de 2019

Clásicos Arevalenses Antigua fábrica de luz.


Colección Familia Perotas.

El alumbrado público y el
desaparecido paseo de la Luz.

Los aficionados a la búsqueda de


las cosas de nuestro Arévalo vemos
que en la última década del siglo
XIX alumbraban sus calles y plazas
ochenta y siete faroles, que encen-
dían, lim­piaban y conservaban los
pobres se­renos, los cinco meses que
solía du­rar el invierno en esta fría y
desola­da meseta castellana.
Los faroles de aceite y mecha de
algodón, recordarán los arevalenses
setentones, eran sucios y pestilentes.
La oscuridad reinaba en todas partes,
y las tinieblas no desvanecían los desa-
fueros ni las sombras misteriosas.
Entonces, el Concejo Municipal,
sin­tiendo la necesidad de mejorar las de este asunto se celebró una sesión tuyendo el nuevo y eficiente servicio
de­ficiencias del alumbrado público, lar­ga, en la que se discutió la validez el aconte­cimiento más agradable y
acor­dó suministrarle por medio de la de la cesión, la cual quedó resuelta “asombro­so” de aquellos días.
elec­tricidad, dentro de la más absoluta por cinco votos contra dos, firmán-
En la plaza del Real lucieron seis
economía, porque la Corporación no dose el contrato el 16 de septiembre
arcos voltaicos en forma de chispa y
andaba bien de recursos. del men­cionado año, ante el compe-
lámparas de carbón.
tentísimo notario don Juan Baró Sán-
Después de muchos “dimes y dire­ chez, haciéndolo por el Ayuntamien- Hubo repique general de campa-
tes”, a mediados del 1886 se anunció to el alcalde-presidente, don José de nas, y sobre los postes de los sopor-
la subasta, con el privilegio exclu­ Vega Tabanera; el regidor-interven- tales ondearon banderitas españolas,
sivo de veinte años, obligándose el tor, don Luís López González, y el desfi­lando por la histórica plaza, hon-
contratista a suministrar diariamente secretario-contador, don Florencio ra de nuestro pueblo, todo el vecin-
160 focos luminosos o lámparas in­ Zarza Roldan, siendo testigos instru- dario e infinidad de forasteros, que,
candescentes sistema Edison, de 16 mentales y de conocimiento del se- absortos y admirados, contemplaban
bujías inglesas, más mil pesetas de ñor Berthier, don Manuel Bernardo aquel símbolo del progreso.
fianza para responder de los trabajos Castaño, a la sazón administrador de
Henchido de fervor y de entusias­
de instalación. Correos y Telégrafos, y un aboga-
mo, el secretario del Ayuntamiento,
do de Madrid, llamado don Rafael
Presentáronse tres pliegos, y, señor Zarza Roldan, leyó unas déci­
Fernández Neda.
como es natural, la Corporación se mas alusivas al acto:
la ad­judicó al postor que más ven- Seguidamente comenzaron las
“... Y luego el hilo conductor
tajas ofreció, a don Enrique Wanters instalaciones y tendido de cables en
atraviesa mi ciudad,
Horcasitas, en la cantidad de 8.450 las calles más céntricas, y el día
y a las máquinas ¡¡Andad!!
pese­tas anuales. Este señor, por cau- 6 de junio de 1897, como destacado
dice el potente vapor,
sas que nosotros ignoramos, se la y atrayente festejo de feria, tuvo lu-
y al morir el resplandor
trans­firió al empleado madrileño don gar la pintoresca y sugestiva inau-
Emi­lio Berthier Manem. Para tratar guración del fluido eléctrico, consti- Continúa en página 11...

Intereses relacionados