Está en la página 1de 6

Nombre

Herohania Florián Varga

Matricula

201904705

Materia

Español II

Tarea No. I
Facilitadora:

Sugeiri Jiménez
I Lee cuidadosamente el siguiente texto, y realiza las actividades que se piden al
final.

Pioneros de la medicina
Los médicos le indicaron a don José, ciudadano belga de 61 años residente en la pequeña
localidad de Oupeye, que necesitaba un trasplante de hígado. “Fue el mayor susto de mi
vida”, señala. Hace tan solo cuatro décadas, los trasplantes de hígado eran inconcebibles.
Aun en los años setenta, registraban un índice de supervivencia de apenas un 30%. Pero
en la actualidad son operaciones habituales con un porcentaje de éxitos mucho mayor.
los médicos suelen administrar transfusiones de sangre durante la intervención. Debido
a sus convicciones religiosas, don José no admitía el empleo de sangre. Sin embargo, sí
aceptaba el trasplante de hígado. ¿Sería posible conciliar ambos deseos? Algunos
pensarían que no. Pero el jefe del servicio de cirugía consideró que él y sus colegas tenían
buenas probabilidades de operarlo con éxito sin sangre. Y así lo hicieron. Al cabo de solo
veinticinco días del trasplante, don José ya se hallaba en casa con su esposa y su hija.
Gracias a la destreza de especialistas a quienes la revista Time llama “héroes de la
medicina”, cada vez se emplean con más frecuencia las técnicas médicas y quirúrgicas
sin sangre. Pero ¿por qué es tan grande la demanda? Para contestar esta pregunta,
examinemos la turbulenta historia de las transfusiones.

Ejercicios

1.- Explica brevemente de qué trata el texto.


De un señor llamado José de 61 años, donde los médicos le indicaron que
necesitaba a un trasplante de hígado, pero para ese entonces la medicina no
estaba tan avanzada y había un grave inconveniente. Dado que los trasplantes de
órgano generalmente implicaban grandes hemorragias, y debían hacerle una
trasfusión de sangre, durante la cirugía, cosa que la religión de este no se lo
permitía, a los que los médicos debido a su experiencia decidieron tomar el riesgo
y operarlo sin usar ninguna trasfusión. A los que la cirugía fue un éxito y en el
transcurso de 25 días el paciente está bien y en su casa con su familia.

2. ¿Cuál es el propósito o intención comunicativa de quien redactó el texto?


Dar a conocer el gran avance que ha tenido la medicina y la cirugía en los
trasplante de órganos, ya en décadas atrás, estas cirugías eran imposible
realizarse, debido a las falta, tanto de un personal capacitado en el área, como los
instrumentos necesarios o requerido para tal procedimiento.

3.- Explica a qué se refiere la revista Time, cuando llama “héroes de la medicina” a
los doctores que realizan este tipo de cirugías.

Resalta la eficiencia y el nivel de experiencia puesta en práctica de parte de los


médicos de ese entonces, a pesar de que no contaban instrumentos tan avanzado
como el día de hoy.

4- Determina cuántos párrafos aparecen en el texto.

Tres (3) párrafos

5- Indica cuál de los párrafos ha sido desarrollado casi exclusivamente por


objeción. Ilustra tu respuesta. En el párrafo dos (2)

´´Pero todavía hay un grave inconveniente. Dado que los trasplantes de este
órgano generalmente implican grandes hemorragias, los médicos suelen
administrar transfusiones de sangre durante la intervención. Debido a sus
convicciones religiosas, don José no admitía el empleo de sangre``

6- Identifica en cuáles párrafos aparecen: la introducción, el desarrollo y la


conclusión del escrito.

Los médicos le indicaron a don José, ciudadano belga de 61 años residente en la pequeña
localidad de Oupeye, que necesitaba un trasplante de hígado. “Fue el mayor susto de mi
vida”, señala. Introducción

Pero todavía hay un grave inconveniente. Dado que los trasplantes de este órgano
generalmente implican grandes hemorragias, los médicos suelen administrar
transfusiones de sangre durante la intervención. Debido a sus convicciones religiosas, don
José no admitía el empleo de sangre. Sin embargo, sí aceptaba el trasplante de hígado.
¿Sería posible conciliar ambos deseos? Algunos pensarían que no. Pero el jefe del
servicio de cirugía consideró que él y sus colegas tenían buenas probabilidades de
operarlo con éxito sin sangre. Y así lo hicieron. Al cabo de solo veinticinco días del
trasplante, don José ya se hallaba en casa con su esposa y su hija. Desarrollo

Gracias a la destreza de especialistas a quienes la revista Time llama “héroes de la


medicina”, cada vez se emplean con más frecuencia las técnicas médicas y quirúrgicas
sin sangre. Pero ¿por qué es tan grande la demanda? Para contestar esta pregunta,
examinemos la turbulenta historia de las transfusiones. Conclusión

II. Lee y analiza el siguiente texto y luego realiza una paráfrasis.


La larga y polémica historia de las transfusiones de sangre
“Si los glóbulos rojos se presentaran hoy como un nuevo fármaco, difícilmente se
aprobaría su uso.”—Doctor Jeffrey McCullough.
EN EL invierno de 1667 llevaron a un lunático agresivo, llamado Antoine Mauroy, ante
Jean-Baptiste Denis, insigne médico del rey Luis XIV de Francia. El facultativo disponía
del “remedio” ideal para la locura: una transfusión de sangre de ternero, con la que
esperaba calmar al paciente. Pero a Mauroy no le fue muy bien. Aunque mejoró al
realizársele una segunda transfusión, la demencia no tardó en volver a dominarlo, y murió
poco después.

Pese a descubrirse más tarde que Antoine Mauroy había fallecido por envenenamiento
con arsénico, los experimentos del doctor Denis con sangre de animales suscitaron vivas
discusiones en Francia. Finalmente se vedaron dichas prácticas en 1670, prohibición que
fue secundada posteriormente por el Parlamento inglés e incluso el papado. Las
transfusiones se dejaron a un lado por los siguientes ciento cincuenta años.

Paráfrasis:

La extensa disputa de los componentes sanguíneos

Si los eritrocitos fueran un nuevo medicamento, su venta sería imposible y


trabajosamente lo admitirían su aplicación, según el texto narra de un hombre que
padecía demencia y con el experimentaron la transfusión con sangre de ternero,
con esta pretendían curar su locura y le hicieron la primera trasfusión pero no
resulto y procedieron a una segunda la cual lo calmo por un momento, no le fue
bien. Aunque mejoró al realizársele una segunda transfusión, con el tiempo el
trastorno volvió y el paciente murió. Tras años de estudio se comprobó que el este
murió con intoxicación de arsénico.

Finalmente dichas prácticas se, prohibición y fue secundada posteriormente por el


Parlamento e incluso. Las transfusiones de sangre se dejaron a un lado desde ese
entonces se `prohibieron la transfusiones de animales a humanos hasta la fecha.