Está en la página 1de 3

Análisis de Contrato de Plazo fijo

Concepto.

Primeramente, en el análisis debemos dilucidar que entendemos por Contrato de Plazo fijo,
así de esta manera realizar una explicación del término más preciso y sin caer en la
confusión con otros documentos de índole similar. A modo acotado se entiende como un
contrato que tiene establecida la fecha de inicio y de término. Sabemos cuándo empezará
el contrato y también sabemos cuándo terminará.

Características.

Dentro de esto, también es preciso nombrar algunas de sus características que nos devela
la función del documento:

1. Tiene fecha de inicio y término establecida.


2. No tiene una duración mínima (puede ser un contrato a plazo fijo de hasta una
semana).
3. Tiene una duración máxima de un año si no tienes estudios superiores y de dos años
si es que tienes estudios superiores (técnicos o universitarios).
4. Pueden existir sólo dos contratos a plazo fijo para una misma persona, el tercero
pasará a ser indefinido.

Vinculación con materia de clases.

Sentido objetivista del Contrato de Plazo fijo.

Ahora en la materia del Derecho, para analizar el siguiente contrato desde el sentido
objetivista debemos remitirnos al código del trabajo que es donde se regula el contenido,
forma y materia del documento.

Es decir el conjunto de normas jurídicas que rigen en territorio Chileno. Se rige por las
normas contempladas en el art. 159 Nº 4 del Código del Trabajo.

Sentido subjetivista del Contrato de Plazo fijo.

Por consiguiente en la materia sustancial del contrato se señala lo siguiente:

“El empleador se compromete a remunerar los servicios del trabajador con un sueldo
mensual de $....................................... (La misma cantidad en
letras)........................................... que será liquidado y pagado, por períodos vencidos y en
forma proporcional a los días trabajados”.

Aquí se puede observar el Derecho en su forma subjetiva, es decir, se alude a facultades o


atribuciones que le corresponde a un sujeto o individuo, en el Contrato el empleado tiene
la facultad de que se le pague el sueldo en dinero y el empleador deberá pagarlo de una
forma regular.

Acto humano en el Contrato.

Tanto empleador como empleado voluntariamente y a sabiendas; conociendo y queriendo


un fin determinado, establecen el documento, creando una obligación y responsabilidad de
las dos partes.

Normas en el contrato.

“El trabajador se compromete y obliga expresamente a cumplir las instrucciones que le sean
impartidas por su jefe inmediato o por la gerencia de la empresa, en relación a su trabajo, y
acatar en todas sus partes las normas del Reglamento Interno de Orden, Higiene y
Seguridad”.

El trabajador deberá cumplir con las normas que le indican el deber ser dentro de sus
labores. Existe una vinculación entre un fin previsto y la conducta deseada para que se
alcance ese fin, contenidos en la propia norma impuesta en el trabajo.

Se asume la obligatoriedad de las normas, ya que estas tienen un título donde se pueden
disponer, Reglamento Interno de Orden, Higiene y Seguridad.

Al mismo tiempo dilucidamos que están tienen la finalidad de ser valiosas (protección) o
disvaliosa (prohibición). Ya que en las normas de Reglamento interno se indican las maneras
de actuar y de las situaciones que el trabajador debiese guardarse.

También dentro de la materia de los Contratos se asume que si el trabajador no cumple con
las funciones que le sean impartidas por su jefe y realiza un abandono de trabajo esta
conducta se verá sancionada con una medida gravosa, que puede ser por ejemplo un
despido con causa justificada.

Conclusión.

Se puede observar que el Derecho esta en cualquier acto humano, en el cual seamos
conscientes y tengamos un fin, está claro que en los contratos también lo está, fuese este
o cualquiera de sus similares en que se crean actos jurídicos que obligan a las personas a
actuar de ciertas maneras y obedeciendo normas que le mandan, prohíben o permiten
dentro de sus labores.