Está en la página 1de 4

Panorama energético Mundial y Colombiano

Estudiante:

Duvan Felipe Silva Cárdenas Cód. 181293

Profesor:

Dr. Ing. Carlos Javier Noriega Sánchez

Universidad Francisco de Paula Santander Ocaña


Facultad de Ingenierías
Ingeniería Mecánica
Maquinas Hidráulicas
Grupo: A
Ocaña N. de S. 14/08/2019
Panorama energético mundial y colombiano

Las crisis económicas en las cuales se están enfrentado las naciones elites del mercado
mundial están desatando la necesidad de realizar cambios trascendentales en el campo
energético mundial, una demanda de consumismo que generan las grandes potencias están
orientados principalmente a reducir la dependencia de los combustibles derivados del
petróleo ya que de estos solo se estiman reservas hasta un estimado de entre 54 a 60 años y
no obstante también tener en cuenta algo muy importante que se genera actualmente es
combatir el cambio climático generado por los residuos de estos combustibles expulsados al
medio ambiente.
La inducción y profundización en los campos de energías limpias generarían un
desenvolvimiento en las principales economías también generando desarrollo tecnológico en
la investigación y mejoramiento de sistemas prácticamente autónomos (autosustentables)
para la industria, principalmente estos instrumentos de mecanismos de producción ante el
crecimiento poblacional generando mayor demanda de producción por lo tanto los estados
enfocan en la generación de energías renovables el nuevo motor que impulsará el mundo.
Los principales países que le están apostando a la energía renovable (eólica, solar…) solo
los países europeos ya que, en la conferencia de Berlín en el 2004, la unión europea estipulo
y propuso llegar al 20% de energías limpias para el 2020, hasta el 2014 alcanzaron la meta
del 14% y aun se sigue incentivando para llegar a esa ambiciosa meta en detrimento de
combustibles fósiles.
Unos de los países que encabezan el progreso de innovación de este campo energético son:
Suecia: este país del norte de Europa está logrando un desarrollo bajo en carbono, que
además es rentable, además de beneficioso para el medio ambiente y para el consumidor.
Tanto es así, que ha sido felicitado por la AIE (Agencia Internacional de la Energía) por su
política en materia de energía. Ya en 2010, el país produce más energía procedente de
biomasa que de petróleo.
Finlandia: El archipiélago Aland, a medio camino entre Finlandia y Suecia es el escenario
perfecto donde desarrollar la energía eólica. La UE ha fijado sus reducciones de emisiones
de gas de efecto invernadero, provenientes de la quema de combustibles fósiles como
petróleo, carbón y turba; y a producir suficiente energía renovable para cubrir un 38% de
todo el consumo energético para el año 2020. En 2012, ya llegaba a un 34,3%.
Austria: se trata de otro ejemplo de desarrollo económico basado en energía renovable. En
2012, su porcentaje fue del 32,1%, acercándose así al 34% para 2020 marcado por la UE.
Como píldora de ejemplo de la filosofía del país en materia de renovables, saber que la
energía de la biomasa lleva más de tres décadas funcionando en este país con una fantástica
eficiencia del 90%.

Dinamarca: este país lo tiene muy claro en materia de renovables, ya que para 2035 espera
usarlas en un 100%, liberándose para 2050 definitivamente de los combustibles fósiles.
Envidiable, ¿verdad? Además, sorprende que tenga todo el apoyo del espectro político del
país, algo inusual en la mayoría de los países.
Estos países entre muchos están generando conciencia en los cambios necesarios para dar
un nuevo impulso al progreso y futuro de nuevas generaciones, poniendo de su parte en la
concientización de sus habitantes de tener una mente abierta al cambio y al cuidado de estas
inversiones y claro está al ambiente.
También tenemos en cuanta la categoría de eficiencia en las energizas limpias en las cuales
están:
Energía Eólica
Energía Solar de Concentración
Energía Geotérmica
Energía Mareomotriz
Energía Fotovoltaicas
Entre muchas energías estas son las que destacan en eficiencia y revocabilidad, teniendo en
cuanta también la importancia del reciclado de materia para generar combustibles sintéticos,
y por último y nos menos importante la biomasa.

Panorama energético en Colombia.

Colombia por ser un país tropical localizado en la sección del ecuador con gran diversidad
en zona terrestre y numerosas fuentes hídricas la principal fuente de energía eléctrica en este
país son las hidroeléctricas prestando el 65% de la electricidad consumida en todo el territorio
nacional y el resto la suplen las termo eléctricas distribuidas por todo el país supliendo las
necesidades de zonas con escasas fuentes hídricas capases de generar energía, también
tenemos en cuenta que el progreso de una nación es la cultura generada por la sociedad y
grandes inversiones en estas áreas, lo anterior dicho indica que un país con grandes índices
de corrupción y baja educación no ayudan a un progreso energético e investigativo del país.
Pero muchas organizaciones nacionales conjunto a organizaciones internacionales están
promoviendo la energía limpia para el territorio y disminuir la explotación de minerales y
petróleo.

En un comunicado, el director de esta entidad, Jorge Valencia, informó que fueron estudiados
y definidos 8 posibles escenarios para la matriz energética de generación, con base en la
dotación de recursos naturales, el registro de proyectos y las solicitudes de conexión,
“encontrando que se requieren entre 4.208 y 6.675 megavatios de expansión para la próxima
década”.
Este escenario contempla una “mezcla óptima” de todas las fuentes de energías, tanto
convencionales como no convencionales, aunque principalmente se sustenta en la generación
térmica a base de carbón (1.000 MW), eólica en el norte de La Guajira (1.200 MW),
hidráulica (cercana de 1.500 MW), aproximadamente 500 MW en proyectos solares,
geotérmicos y de biomasa y 700 MW en plantas de generación menor.
Sin embargo, empresarios del sector de las energías limpias consideran que “falta mucho por
definir”.
Así lo estima Andrés Aranguren, gerente de Green Caribeña, empresa que tiene registrado
un proyecto de 19,9 MW de generación solar en Valledupar, con inversión de 30 millones de
dólares.
Dice que “el principal problema es la falta de claridad en las posiciones del Gobierno” y
señala que los esfuerzos que este haga no deben apuntar solo a los “incentivos cortos y
breves”.