Está en la página 1de 3

Un enfoque especial en la discriminación.

"Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos". Estas
primeras palabras famosas de la Declaración Universal de Derechos Humanos de hace 60
años establecieron la premisa básica del derecho internacional de los derechos
humanos. Sin embargo, hoy, la lucha contra la discriminación sigue siendo una lucha diaria
para millones de personas en todo el mundo. Comenzando el Día de los Derechos Humanos
2009 y continuando durante todo el 2010, la oficina de derechos humanos de la ONU se
enfoca en la discriminación.

Desde sus inicios, las Naciones Unidas se han fijado como uno de sus objetivos "reafirmar
la fe en los derechos humanos fundamentales, en la dignidad y el valor de la persona
humana" sin distinción de raza, sexo, idioma o religión. 1 ya que este fenómeno es más
sutil, más corrosivo y más resistente de lo que nadie había pensado.

Para millones de personas en todo el mundo, la lucha por salir de situaciones de


discriminación en casi todos los aspectos de su vida diaria es una ambición
imposible. Trágicamente, como hemos visto en los últimos veinte años, las políticas de
limpieza étnica y genocidio, políticas basadas en ideologías discriminatorias, han llevado a
la destrucción, el exilio y la muerte.

A pesar de los desafíos y los reveses, ha habido y sigue habiendo un rechazo a la


discriminación. Ha habido suficientes éxitos para demostrar que este flagelo puede
erradicarse.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos es un líder mundial en la lucha
contra las fuerzas de discriminación. Como guardiana del derecho internacional de los
derechos humanos, la oficina de Derechos Humanos de la ONU aboga por y promueve
reformas de derechos humanos en muchos países de todo el mundo y en toda la
comunidad de la ONU.

 Combatir la discriminación contra los pueblos indígenas.


 Combatir la discriminación contra los migrantes.
 Combatir la discriminación contra las minorías.
 Combatir la discriminación contra las personas con discapacidad.
 Combatir la discriminación contra la mujer.
 Combatir la discriminación racial
 Combatir la discriminación religiosa.
 Combatir la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género.

Igualdad y no discriminación
Los principios de igualdad y no discriminación son parte de las bases del estado de derecho. Como
señalaron los Estados Miembros en la Declaración de la Reunión de Alto Nivel sobre el Estado de
Derecho, «todas las personas, instituciones y entidades, públicas y privadas, incluido el propio
Estado, están obligadas a acatar leyes justas, imparciales y equitativas, y tienen derecho a igual
protección de la ley, sin discriminación» (párr. 2). También se comprometieron a respetar la
igualdad de derechos de todos, sin distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión (párr. 3).

El marco jurídico internacional de los derechos humanos contiene instrumentos internacionales


para combatir formas específicas de discriminación, incluida la que afecta a los pueblos
indígenas, migrantes, minorías, personas con discapacidad o a la mujer, y también
la discriminación de tipo racial y religiosa o la que está basada en la orientación sexual y el
género .
En la Declaración de la Reunión de Alto Nivel sobre el Estado de Derecho, los Estados Miembros
también reconocieron la importancia de lograr que las mujeres, sobre la base de la igualdad del
hombre y la mujer, disfruten plenamente de los beneficios del estado de derecho. Los Estados
Miembros se comprometieron a utilizar las leyes para defender la igualdad de sus derechos y
conseguir su participación plena y en pie de igualdad, incluso en las instituciones de gobernanza y
el sistema judicial, y renovaron el compromiso de establecer marcos jurídicos y legislativos
adecuados para prevenir y combatir todas las formas de discriminación y violencia contra la mujer y
asegurar su empoderamiento y pleno acceso a la justicia. ONU-Mujeres participa en la promoción
de estas cuestiones mediante el apoyo al sistema de las Naciones Unidas en la formulación de
políticas, reglas y normas mundiales, la prestación de apoyo técnico y financiero a los Estados
Miembros, y la creación de alianzas eficaces con la sociedad civil. La Declaración señala la
importancia del estado de derecho para la protección de los derechos del niño, incluida la
protección jurídica contra la discriminación, la violencia, los abusos y la explotación, a fin de
asegurar el interés superior del niño en todas las actividades, y renueva el compromiso con la
plena realización de los derechos del niño (párr. 17). En el sistema de las Naciones Unidas,
el UNICEF participa en la promoción de los derechos del niño y presta apoyo a los Estados
Miembros en la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño .

Documentos y enlaces pertinentes


 Recursos sobre discriminación desde una perspectiva de derechos humanos
 Relatora Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas
 Relator Especial sobre los derechos humanos de los migrantes
 Experto independiente sobre cuestiones de las minorías
 Relator Especial sobre los derechos de las personas con discapacidad
 Relator Especial sobre la violencia contra la mujer
 Relator Especial sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial,
xenofobia y formas conexas de intolerancia
 Relator Especial sobre la libertad de religión o de creencias
 Combatir la discriminación basada en la orientación sexual y el género
 Experto independiente sobre el disfrute de los derechos humanos de las personas con
albinismo

Terminar con la discriminación


Desde sus inicios, las Naciones Unidas establecieron como una de sus metas “reafirmar la
fe en los derechos humanos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la
persona humana” sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión 1. La
discriminación socava esta meta y su erradicación ha resultado muy difícil dado que el
fenómeno de la discriminación es más sutil, más destructivo y más resistente de lo que
nadie había imaginado.
Millones de personas en todo el mundo luchan por librarse de situaciones constantes de
discriminación en su vida cotidiana, una lucha que es a su vez un anhelo imposible.
Durante los últimos veinte años, hemos presenciado la tragedia que representan las
políticas de limpieza étnica y genocidio, así como las políticas fundamentadas en ideologías
discriminatorias, las cuales han provocado destrucción, exilio y muerte.

A pesar de los desafíos y retrocesos, ha habido y continúa habiendo un cierto rechazo hacia
la discriminación. Se han alcanzado suficientes logros como para demostrar que este
flagelo sí puede ser erradicado

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos es un líder a nivel mundial en
la lucha contra las fuerzas que provocan la discriminación. Como vigilante del ordenamiento
jurídico internacional de los derechos humanos, la oficina de Derechos Humanos de la ONU
defiende y promueve reformas en materia de derechos humanos en muchos países en todo
el mundo y en toda la comunidad de las Naciones Unidas.

 Lucha contra la discriminación de los pueblos indígenas


 Lucha contra la discriminación de los migrantes
 Lucha contra la discriminación de las minorías
 Lucha contra la discriminación de las personas con discapacidad
 Lucha contra la discriminación de las mujeres
 Lucha contra la discriminación racial
 Lucha contra la discriminación religiosa

Con motivo del Día de los Derechos Humanos que se celebrará el jueves 10 de diciembre,
le invitamos a vivir la diversidad y a terminar con la discriminación.