Está en la página 1de 262
Cultura Tributaria LIBRO DE CONSULTA

Cultura Tributaria

LIBRO DE CONSULTA

Cultura Tributaria LIBRO DE CONSULTA

Cultura tributaria. Libro de consulta

Es una publicación producida por el Instituto de Administración Tributaria y Aduanera, IATA de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria, SUNAT.

Primera edición, junio de 2010 Segunda edición, julio de 2012

Redacción y edición de contenidos Felicia Bravo Salas

Revisión Técnica Intendencia Nacional de Servicios al Contribuyente

Comité Editorial del IATA Daniel Yacolca Estares Felicia Bravo Salas Arnulfo Moreno Bardales Jorge Rojas Silva

Dirección editorial Raúl Peña Lizano

Diseño y diagramación Fernando Baca Quevedo

Todos los derechos de edición y arte gráfico reservados © Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria. Instituto de Administración Tributaria y Aduanera Av. Gamarra 680, Chucuito – Callao Teléfono 2195150 ; Buzón electrónico: iata@sunat.gob.pe

Hecho el depósito legal en la Biblioteca Nacional del Perú N° 2012-07680 ISBN 978-9972-9787-5-3

Tiraje 10,000 ejemplares Punto y Grafía S.A.C. Av. Del Río N° 113, Pueblo Libre, Lima. Perú.

Impreso en Perú / Printed in Peru

Presentación

El Instituto de Administración Tributaria y Aduanera, órgano responsable de la formación, capacitación y especialización académica de la SUNAT tiene el agrado de presentar la segunda edición del libro de Cultura Tributaria, cuya finalidad principal es contribuir a la generación de conciencia tributaria en la población peruana, uno de los principales objetivos transversales de la entidad recaudadora, y por ende del Estado.

Este libro de consulta incluye conocimientos de ciudadanía, sistema tributario e historia de la tributación, información que puede ser utilizada por los maestros de educación básica regular, docentes de todo nivel de formación, funcionarios y servidores de la administración pública, además de cualquier ciudadano con deseos de sumarse al esfuerzo de impartir educación tributaria que redunde a favor de una cultura de responsabilidad fiscal y por ende en el desarrollo y el bienestar de todos los peruanos.

Este trabajo es fruto del Programa de Cultura Tributaria de la SUNAT que desde 1993 viene laborando incansablemente para sentar las bases en la creación de conciencia tributaria y lograr la aceptación social del tributo. En esa línea, estamos liderando en Iberoamérica haber logrado que el tema tributario sea incorporado en todos los niveles del Diseño Curricular Nacional del sistema educativo peruano, contar con una página web sobre Cultura Tributaria, investigar para establecer un índice de conciencia tributaria, y con esta nueva publicación, seremos también los primeros en Latinoamérica en contar con un libro de este nivel y calidad, la cual será distribuida gratuitamente entre los profesores de Formación Cívica y Ciudadana capacitados por la SUNAT.

El propósito de la Administración Tributaria es legitimar la tributación como la principal fuente de recursos del Estado y de esta manera asegurar el financiamiento del presupuesto, como base de un deber ético y colectivo para tener una sociedad con desarrollo individual y social.

También lo entiende así la Contraloría General de la República quien ha contribuido en este libro con los contenidos relacionados al control del dinero público, de los funcionarios del Estado y la participación ciudadana en ello. Esperamos que con los otros sectores involucrados en el gasto, los ingresos y las decisiones presupuestarias, y acompañados de todos los peruanos logremos emprender el camino de la formación de un Programa Nacional de Ciudadanía Fiscal que nos lleve a ser líderes en América Latina.

Chucuito, 10 de julio de 2012

Luis Felipe Polo Jefe del Instituto de Administración Tributaria y Aduanera de la SUNAT Jefe(e) de la Oficina de Cultura Aduanera y Tributaria de la SUNAT

Sumilla

Esta obra expone las razones por las que deberíamos asumir que la tributación es parte de la vida ciudadana; por ende la cultura tributaria es parte de la cultura ciudadana de una sociedad; que la relación entre el ejercicio de una ciudadanía participativa y deliberante con la cultura democrática favorece la internalización de la norma social y los tributos es la forma más sana de redistribuir constituyen los ingresos que requiere el estado para garantizar el ejercicio de los derechos de los ciudadanos. Pero también d de la riqueza en la sociedad moderna.

Pero también se describen las trabas que esta relación virtuosa encuentra en el terreno de los hechos sociales y económicos. Por ello, aborda la historia de la tributación en el Perú y los procesos de formación de la conciencia tributaria, entendida como el elemento dinamizador por excelencia del cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias.

Finalmente, para completar los elementos que constituyen la cultura tributaria, dedica un capítulo completo a describir el sistema tributario peruano.

Abstract

This work presents reasons supporting the position that one should consider taxation as an integral part of citizenship; therefore, tax culture is a component of the culture of citizenship of a given society, and the relationship between the exercise of a participative and deliberative citizenship and a democratic culture favors the internalization of social norms and the understanding of the relevance of taxes as a the best way for achieving the redistribution needed by the State, if it intends to act as warrant of a complete exercise of citizen rights. Moreover, the same goes for wealth in modern societies.

However, the current work also presents the obstacles found by this virtuous relationship in the eld of social and economic facts. For this reason, it deals with the history of taxation in Peru and the processes oriented to raise tax consciousness, understood as the utmost dynamic element for the voluntary fulllment of taxation duties.

Finally, in order to complete the elements constituting the culture of taxation, a whole chapter is devoted to describe the Peruvian tax system.

Agradecimientos

La primera edición del libro de Cultura Tributaria salió el año 2010 y constaba de tres capítulos que hemos ampliado a cuatro porque recibimos sugerencias

y aportes, voluntarios y o ciosos, los cuales han sido incluidos en esta segunda edición. Por ello agradecemos a:

La Gerencia de Prevención de la Corrupción y el Programa de Ética, Ciudadanía

y Compromiso Social de la Contraloría General de la República por su aporte al Capítulo 2: El Sistema Nacional de Control.

Domingo Neyra López de la Gerencia de Estudios Tributarios por la revisión total de la primera edición y las recomendaciones que compartió con nosotros y que hemos incluido en la presente edición. Guillermo Huiman Chávez de la Gerencia de Programación y Gestión de Servicios

al Contribuyente por la revisión técnica al Capítulo 3: El Sistema Tributario.

Martín Baras Arroyo de la Gerencia de Planeamiento por su aporte al capítulo IV de Historia de la Tributación, con los temas referidos a la historia de la tributación desde 1981 a la actualidad. Daniel Yacolca Estares por el prólogo y la actualización nal del Capítulo 3: El Sistema Tributario.

Felicia Bravo Salas

Redactora y editora de contenidos Área de Investigaciones y Publicaciones del Instituto de Administración Tributaria y Aduanera SUNAT

Indice

Prólogo

8

CAPÍTULO 1: Persona, Sociedad y Estado

12

- El ser humano es un ser social por naturaleza

15

- El ser humano es un ser cultural por creación propia

16

- Definición de sociedad

17

- Definición de cultura

19

- La cultura de la democracia

21

- La socialización del ser humano

24

- Ciudadano y el Estado

27

- El ciudadano

29

- El origen del estado moderno

33

- El estado de dercho

34

- Legalidad y legitimidad del accionar del estado

37

- El sistema democrático

39

- Definición de estado

43

- Los servicios públicos

54

- Los servicios públicoas garantizan el ejerccio de los derechos de los ciudadanos

59

CAPÍTULO 2: Financiamiento Público

62

- Financiamiento de los servicios públicos y las actividades del Estado

65

- El presupuesto público

67

- Los ingresos públicos

71

- Los egresos o gasto público

79

- El sistema nacional de control

87

- La Contraloría General de la República - CGR

89

- La participación deñ ciudadano en el control gubernamental

91

- Veedurías Escolares

94

- Control Gubernamental

97

- Rendición de cuentas

100

- Declaración jurada de ingresos y de bienes y rentas de titulares, funcionarios y servidores públicos del gobierno nacional

102

- Denuncias ciudadanas

105

CAPÍTULO 3: El Sistema Tributario

- La política tributaria

- El Sistema Tributario

- Estructura del Sistema Tributario Peruano

- Los Tributos

- Clasificación de los Tributos

- Tributos recaudados por la SUNAT

- Tributos que recaudan las Municipalidades

- Obligaciones de los contribuyentes

- Obligaciones de los contribuyentes sin negocio

- Obligaciones de los contribuyentes con negocio

- Derechos de los contribuyentes

- La Administración Tributaria

- Lucha contra la evasión y el contrabando

- Conciencia tributaria y cumplimiento Fiscal

CAPÍTULO 4: Historia de la Tributación en el Perú

- La tributación en el Perú Prehispánico

- La tributación en la Colonia

- La tributación en la República: Siglo XIX

- La tributación en la República: Siglo XX

- La Reforma Tributaria

- Lecturas

-

-

-

Glosario

Anexos

Bibliografía

108

110

112

114

116

120

122

132

136

142

148

154

157

167

173

190

192

196

206

216

223

228

241

250

260

Prólogo
Prólogo
Prólogo
Prólogo
Prólogo

Prólogo

Prólogo
Prólogo
Prólogo
Prólogo
Prólogo
“En este mundo no hay nada cierto, excepto la muerte y los impuestos”. Benjamin Franklin.
“En este mundo no hay nada cierto, excepto la muerte y los impuestos”. Benjamin Franklin.
“En este mundo no hay nada cierto, excepto la muerte y los impuestos”. Benjamin Franklin.

“En este mundo no hay nada cierto, excepto la muerte y los impuestos”.

Benjamin Franklin. (Enero, 1706 – Abril, 1790).

“Informa a nuestros compatriotas de que el impuesto que se pague con el propósito de educar no es más que la milésima parte de lo que se tendrá que pagar a los reyes, sacerdotes y nobles que ascenderán al poder si dejamos al pueblo en la ignorancia”.

Thomas Jeerson. (Abril, 1743 — Julio 1826).

“Los impuestos son el precio que pagamos por una sociedad civilizada”.

Oliver Wendell Holmes, Jr. (Marzo, 1841 – Marzo,

1935).

“Lo más di cil de comprender en el mundo es el impuesto a la renta”.

Albert Einstein. (Marzo, 1879 – Abril, 1955).

Prólogo

Muy probablemente, la primera sensación que acuse el lector de este trabajo es la de que ha adquirido con él una serie conocimientos tributarios que no tenía antes de comenzar su lectura. Y, efectivamente, bien podría decirse, para resumirlo con una sola idea, que se trata de un libro que busca difundir la cultura tributaria en nuestro país e Iberoamérica. Y en ello reside, desde luego, su mérito principal, conectado a la visión y misión de SUNAT.

En esa perspectiva, el Instituto de Administración Tributaria y Aduanera – IATA de SUNAT, apuesta en ésta segunda edición, promover la Cultura Tributaria en todas las esferas sociales de nuestro país. Siendo una herramienta indispensable para todo servidor público y de fácil lectura por el atractivo visual de sus páginas.

En esa medida, se ha planteado un índice más completo que la edición anterior, dado que se adentra en la recopilación sistemática y ordenada de los elementos políticos, jurídicos y económicos que integra la historia de la tributación, el sistema tributario y las características más importantes de los tributos vigentes. Además, con un exhaustivo conocimiento llano y visual, con un enfoque previo sobre los valores, las necesidades y los fines a satisfacer, que enmarca el haz de la cultura tributaria.

Es así que en el primer capítulo se ha desarrollado la relación entre persona, sociedad y estado, preámbulo obligatorio del tema de la tributación, porque permite poner en común las premisas que justifican la existencia del Estado de derecho moderno y de su rol recaudador de tributos.

Luego, en el segundo capítulo se afianza la necesidad del financiamiento público, puesto que es vital para que el sistema funcione. En ese contexto el tributo es una fuente durable de ingresos y la manera más sana de obtener recursos es la tributación, porque no genera deudas futuras y no requiere el pago de intereses. Así, la tributación compromete a todos los ciudadanos ya que los incluye en estas decisiones. Por ende, en una sociedad democrática nadie debería estar excluido de este tipo de acuerdos tan importantes, ni nadie debería autoexcluirse negándose a participar o menospreciando la participación en los asuntos públicos. Los ciudadanos hoy en día tributamos para tener una sociedad civilizada. Lo ético es tributar dentro de los cánones constitucionales.

En el tercer capítulo tratamos sobre el sistema tributario como conjunto de normas legales que crean y regulan la tributación, teniendo como límites y valores a los principios constitucionales tributarios. Asimismo, se desarrolla los distintos tributos vigentes en nuestro país: como el impuesto a la renta, el impuesto general a las ventas, las contribuciones y las tasas.

Por último, en el cuarto capítulo tocamos la historia de la tributación en el Perú, que parte de la premisa de un nexo entre la cultura andina y occidental. Por ello, nuestro estudio se divide en tres etapas: antes de la llegada de los españoles, durante la colonia y la República. Hasta que se creó SUNAT el 08 de junio de 1988, mediante la Ley 24829. No obstante, será recién en 1991 cuando surja el consenso necesario para llevar a cabo una reforma tributaria profunda, basada en la simplicidad y la recaudación tributaria, la que abarcaría tanto al Sistema como a la Administración Tributaria, cuya historia aún se dibuja.

La propia evolución de la cultura tributaria en estos años dentro de la legitimidad del Estado moderno, denota la búsqueda del equilibrio entre el deber de contribuir y los derechos fundamentales de los ciudadanos, pues sólo la contribución “constitucional”, construida sobre los fines y los valores básicos del ordenamiento, entre ellos los derechos fundamentales, podrá considerarse contribución justa, siendo el resto abuso de poder. En ese cometido, se debe buscar la legitimación del sistema tributario y la actuación de los poderes públicos en el fomento de la cultura tributaria.

En ese esfuerzo, esta obra que se pone a disposición de los lectores, asume la responsabilidad de discernir las pautas y las exigencias de la cultura tributaria.

Chucuito, julio de 2012

Daniel Yacolca Estares Coordinador del Comité Editorial Instituto de Administración Tributaria y Aduanera de la SUNAT

CAPÍTULO 1 Persona, Sociedad y Estado
CAPÍTULO 1 Persona, Sociedad y Estado
CAPÍTULO 1 Persona, Sociedad y Estado
CAPÍTULO 1 Persona, Sociedad y Estado
CAPÍTULO 1 Persona, Sociedad y Estado

CAPÍTULO 1

CAPÍTULO 1 Persona, Sociedad y Estado
CAPÍTULO 1 Persona, Sociedad y Estado

Persona, Sociedad y Estado

CAPÍTULO 1 Persona, Sociedad y Estado

“Supongamos que los hombres llegaron a un punto tal, que los obstáculos que impiden su conservación en el Estado natural, superan

a las fuerzas que cada individuo puede emplear para mantenerse en

este Estado. En un caso así, el Estado primi vo no puede durar más empo y el género humano perecería si no cambia su modo de exis r.

Mas como los hombres no pueden crear por sí solos nuevas fuerzas, sino unir y dirigir las que ya existen, solo les queda un medio para conservarse, y consiste en formar por agregación una suma de fuerzas capaz de vencer la resistencia, poner en movimiento estas fuerzas por medio de un sólo móvil y hacerlas obrar convergentemente.

y
y

Esta suma de fuerzas solo puede nacer del concurso de muchas separadas. Pero como la fuerza y la libertad de cada individuo son los principales instrumentos de su conservación, ¿qué medio encontrará para comprometerlos sin perjudicarse y sin olvidar los cuidados que se debe a sí mismo? Esta di cultad, concretándola a mi objeto, puede expresarse en estos términos: ‘Encontrar una forma de asociación capaz de defender y proteger, con toda la fuerza común, a la persona

los bienes de cada uno de los asociados, pero de modo tal que cada

uno de éstos, en unión con todos, sólo obedezca a sí mismo, y quede tan libre como antes.’ Este es el problema fundamental, cuya solución se encuentra en el Contrato Social.

Las cláusulas de este contrato están determinadas por la naturaleza del acto, de tal suerte que la menor modi cación las haría vanas y de ningún efecto, de modo que aun cuando quizá nunca han sido expresadas formalmente, en todas partes son las mismas, en todas están tácitamente admi das y reconocidas, hasta que, por la violación del pacto social, cada cual recobra sus primi vos derechos y su libertad natural, perdiendo la libertad convencional por la cual había renunciado a la primera.

Todas estas cláusulas bien entendidas se reducen a una sola, a saber: la enajenación total de cada asociado, con todos sus derechos, a favor de la comunidad; porque en primer lugar, dándose cada uno por entero, la condición es la misma para todos; y siendo la condición igual para todos, nadie ene interés en hacerla onerosa para los demás”.

Juan Jacobo Rousseau. El Contrato Social

14

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

Introducción

Este capítulo es el preámbulo obligatorio del tema de la tributación porque

permite poner en común las premisas que justican la existencia del Estado

y de su rol recaudador de tributos. Pero no menos importante es que también

expongamos los derechos que le asisten a los ciudadanos y cuyo goce solo puede ser garantizado si todos cumplen sus obligaciones y vigilan que el otro haga lo propio.

Primero se trata la existencia y evolución de la sociedad como una necesidad del hombre para evitar su propio exterminio. Luego, se aborda la cultura como creación del hombre y se pone énfasis en los valores que favorecen la convivencia armónica de los seres humanos en la sociedad democrática moderna. Finalmente, se compara la sociedad peruana actual con la sociedad occidental y, se analizan las similitudes y diferencias.

Sin Estado de Derecho no existe democracia porque no se da por generación espontánea ni depende solo de la voluntad o decisión de algún actor político en

particular. Su construcción es un proceso que involucra a todos los actores políticos relevantes y a la ciudadanía, y no se agota en la edicación de un sistema jurídico

o constitucional. El Estado de Derecho se expresa y realiza en la norma legal,

pero también en la denición y el funcionamiento efectivo de las instituciones, así como en la cultura y las prácticas políticas de los actores.

En el Estado de Derecho prevalece el gobierno de las leyes sobre el arbitrio de los hombres, al tiempo que se reconocen y garantizan las libertades de los

ciudadanos; está abierto al pluralismo, a la tolerancia y al cambio social, y puede considerarse, con toda justicia, como una conquista civilizatoria del pensamiento

y la acción políticos.

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

1515

El ser humano es un ser social por naturaleza

A través de la historia, los seres humanos han aprendido a adaptarse al medio, logrando transformar los recursos ofrecidos por la naturaleza, a la vez que fueron descubriendo muchas de las leyes que la rigen para aprovecharlas a su favor. Es decir, el ser humano no solo ocupa el planeta, sino también lo transforma.

El ser humano es un ser social por naturaleza, pues necesita vivir y relacionarse con otros para mantener la organización. Busca la comunicación y el intercambio de información para aprovechar y transformar su entorno. Además, necesita de alimentos, medicinas, abrigo, escuelas, centros de trabajo y esparcimiento, medios de transporte, herramientas, servicios y artefactos.

Es indudable que el hombre tiene características biológicas que le imponen la necesidad de vivir en sociedad. Por ejemplo, al nacer es un ser desvalido cuya supervivencia es imposible sin la ayuda de los agentes del grupo al que entrará a formar parte; luego cuando ya pueda valerse por sí mismo, los seguirá necesitando por las ventajas de la cooperación a que inconscientemente se acostumbra. De este modo se engendran y desarrollan paulatinamente los hábitos de convivencia que han convertido al hombre en el ser social por antonomasia.

Desde la cuna hasta la tumba, la vida del hombre se encuentra determinada, cada vez en mayor medida, por la sociedad en donde vive. En la infancia, en la juventud y durante la vida adulta la conducta del ser humano sigue generalmente los cauces abiertos por las presiones del medio. Desde el momento mismo del nacimiento, e incluso desde antes, ejerce su inujo el ambiente social por medio de innumerables instituciones culturales como son las costumbres, creencias, hábitos de higiene y alimentación, técnicas médicas, etc. Y ese in ujo gravita sobre nosotros con fuerza cada vez mayor por la acción de mil distintos agentes a medida que se va desarrollando nuestra personalidad, dejando su marca sobre el modo de ser personal.

“El ser humano es un ser social por naturaleza, y el insocial por naturaleza y no por azar, o es mal humano o más que humano. La sociedad es por naturaleza anterior al individuo. El que no puede vivir en sociedad o no necesita nada por su propia suficiencia, no es miembro de la sociedad sino una bestia o un dios”.

Aristóteles

16

16

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

El ser humano es un ser cultural por creación propia

Puede armarse sin exageración, que el desarrollo de las características mentales que distinguen al hombre de los demás animales es un fenómeno cultural, producto de la vida social del único animal que habla. En modo alguno se han desarrollado tales características por sí solas, como el fruto de la simiente, sino que son el producto destilado a través de múltiples procesos, de una larga convivencia y un continuado trato con los demás de la especie, durante los cuales se han formado o desarrollado, jado y transmito por medio del lenguaje, que como veremos oportunamente es el vehículo de la cultura y el agente por excelencia del desarrollo de la inteligencia humana. (Nuñez, 2009) 1

La inuencia del medio familiar en la formación de nuestros gustos, creencias, aspiraciones y criterios de valor es avasalladora en los primeros años de vida. A este factor ambiental formativo de la personalidad se suma después el efecto de la enseñanza en la escuela, la lectura de libros, periódicos y revistas, el cinematógrafo, la radio y la televisión, el ascendiente en nuestro ánimo de las opiniones y sentimientos de amigos, correligionarios y compatriotas; los intereses económicos y de clases derivados de nuestro negocio o nuestra profesión, etc. Así, desde el principio hasta el nal, el hombre medio viene a ser en medida creciente un producto social.

El ser humano actual es parte de una sociedad en la que conviven los más diversos valores, opciones de vida, corrientes artísticas, musicales, estilos de vida, tecnologías y conocimientos, en la que hay varias verdades acerca de un mismo tema. El hombre moderno no requiere ir muy lejos para encontrar otras subculturas, le basta observar a su propia comunidad y a la vez tiene la posibilidad de contar con vasos comunicantes que lo relacionan con los otros seres humanos pertenecientes a las más diversas culturas, cercanas y lejanas.

Por ello, el ser humano moderno, para poder vivir en armonía con los demás y con

la naturaleza, necesita armar su propia cultura

aceptación de la diversidad como característica inherente a los seres humanos (y a todas las especies vivas) y en consecuencia, reconocer en el otro una cultura y una subjetividad diferente pero tan válidas como la propia.

y su propia identidad mediante la

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

1717

Definición de sociedad 2

La Sociedad se dene generalmente como una agrupación natural o pactada de personas, unidas con el n de cumplir todos o algunos de los nes de la vida, mediante la cooperación.

Como se puede leer, en esta denición de sociedad aparecen perladas dos corrientes existentes respecto del origen de la sociedad: la de la naturaleza y la del pacto.

El concepto del origen natural de la sociedad

La sociedad es un componente natural de la vida del hombre, puesto que en ella nace y se desarrolla. La naturaleza (y la necesidad) han llevado al hombre a vivir en sociedad; sin la comunicación de las ideas y el conocimiento de lo conseguido por sus antepasados, el género humano no habría salido de la infancia.

El hombre es un ser social. Solamente si fuera una bestia o un dios podría vivir en una situación asocial, decía Aristóteles. Además, su concepción de que el hombre es un ser social” implicaba la existencia de una autoridad “natural”, entendida ésta como una persona o un conjunto de personas encargadas del ejercicio del poder público. Esta concepción fue desarrollada por Aristóteles (384-322 a.C.) que, partiendo del principio de que el hombre es por naturaleza un animal político y social, expuso una teoría del desarrollo político que va desde la familia que existe para las necesidades elementales de la vida hasta la sociedad (polis), única estructura que hace al individuo protagonista de la vida política.

18

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

Si bien el cristianismo ha sido el principal defensor de la teoría aristotélica de la “naturalidad” de la sociedad, esta posición fue adoptada en distintas épocas por quienes se oponen al contractualismo.

El concepto del origen contractual de la sociedad

Esta teoría fue desarrollada por los pensadores ingleses Thomas Hobbes (1588- 1679) y John Locke (1632-1704), y en el siglo siguiente por el suizo Jean Jacques Rouseau (1712-1778). En ella se arma que la sociedad no es obra de la naturaleza sino de la decisión de los hombres mediante un pacto, que además establece una autoridad, a la que se someten voluntariamente.

Desde esta visión, el primer estado natural del hombre fue el aislamiento y, por razones distintas según el autor - la guerra o la defensa de la propiedad privada, entre otras- , el pacto o contrato surgía para superar esa situación, dando lugar a la emergencia de la sociedad política - una forma de organización de los hombres- , en la que la autoridad se constituye para asegurar los derechos de quienes forman parte de ella.

Esta caracterización nos remite a dos tipos de contrato: el pacto por asociación entre los individuos que deciden vivir juntos, regulando de común acuerdo todo lo que se reere a su seguridad y conservación; y el pacto de sumisión que instaura el poder político al cual se promete obedecer.

Como muestra la historia, el contrato social es pura teoría; sin embargo, ha sido la forma más convincente de ordenar la convivencia y de legitimar la autoridad.

Una tercera concepción: entre pacto y origen natural

De las teorías anteriores, podemos decir que una variante es aquella que distingue entre “comunidad” y “sociedad”. De acuerdo con la misma, los seres humanos se agruparon primero en “comunidades”, grupos en donde los lazos de unión eran sobre todo afectivos.

Las transformaciones económicas fueron las que dieron lugar al surgimiento de la “sociedad”, unión de personas en las que el único lazo que las mantiene unidas es el interés económico. En este caso, el pacto surge implícitamente para mantener unidas a personas que no tienen nada que ver entre sí, estableciendo las normas que regulan la convivencia en un mundo individualista, dominado por la competencia.

Denición de cultura

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

19 19

El uso de la palabra “cultura” ha ido variando a lo largo de la historia de la humanidad. En la Edad Antigua, para los romanos signicaba inicialmente “cultivo de la tierra”, y luego, por extensión metafóricamente, “cultivo de las especies humanas”. Se usaba alternadamente con el termino civilización, que también deriva del latín y es lo opuesto al salvajismo, la barbarie o al menos la rusticidad. Civilizado era el hombre educado.

El concepto romántico de la cultura.

Desde el siglo XVIII, el romanticismo impuso una diferencia entre civilización y cultura. El primer término se reservaba para nombrar el desarrollo económico y tecnológico, lo material; el segundo para referirse a lo “espiritual”, es decir, el cultivo de las facultades intelectuales. En el uso de la palabra “cultura” cabía, entonces, todo lo que tuviera que ver con la losofía, la ciencia, el arte, la religión, etc. Además, se entendía la cualidad de “culto” no tanto como un rasgo social sino como individual. Por eso podía hablarse de, por ejemplo, un hombre “culto” o “inculto” según hubiera desarrollado sus condiciones intelectuales y artísticas. Esto es hoy muy frecuente.

Las nuevas corrientes teóricas de la sociología y la antropología contemporáneas redenieron este término, contradiciendo la conceptualización Romántica.

Cada cultura tiene una red de patrones y signicados algo diferentes.

Como las maneras de ganarse la vida, sistemas de comercio y gobierno, funciones sociales, religiones, tradiciones en la vestimenta, alimentos y artes, expectativas de conducta, actitudes hacia otras culturas y creencias, y valores sobre todas estas actividades. Dentro de una gran sociedad puede haber muchos grupos con subculturas muy distintas que se asocian por la región, el origen étnico o la clase social. Si una sola cultura domina una vasta región, sus valores pueden considerarse correctos y pueden promoverse, no solo por las familias y los grupos religiosos, sino también por las escuelas y los gobiernos. Algunas subculturas pueden emerger de entre categorías

Se entiende cultura en un sentido social. Cuando se dice “cultura china”, “cultura maya” se está haciendo uso muy distinto de aquel, se refiere a los diversos aspectos de la vida en esas sociedades. En general, hoy se piensa a la cultura como el conjunto total de los actos humanos en una comunidad dada, ya sean prácticas económicas, artísticas, científicas o cualquier otra.

20

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

El comportamiento

agresivamente competitivo se considera rudo en culturas altamente cooperativas.

“Cultura se refiere a los valores que comparten los miembros de un grupo dado, a las normas que pactan y

a los bienes materiales

que producen. Los valores son ideales abstractos, mientras que las normas son principios definidos o reglas que las personas deben cumplir”.

Anthony Giddens

(1989)

sociales especiales (como los hombres de negocios y los criminales), algunas de las cuales pueden pasar las fronteras nacionales (como las de los músicos y cientícos).

La clase dentro de la cual nacen las personas afecta el lenguaje, la dieta, los gustos e intereses que tendrán cuando niños y, por consiguiente, inuirá en la manera en que percibirán el mundo social y afectará el rumbo que tomen sus vidas.

La facilidad con la que alguien puede cambiar de clase social varía enormemente con

el tiempo y lugar. Durante la mayor parte de la historia humana, los individuos han estado casi seguros de vivir y morir en la clase donde nacieron. En algunas partes del mundo actual, un número cada vez más grande de seres humanos están saliendo de la pobreza por medio de la oportunidad educacional o económica, mientras que en otras, altas cifras se están empobreciendo.

Lo que se considera aceptable en la conducta humana varía de una cultura a otra y de un tiempo a otro. Cada grupo social ha aceptado, en general, gamas de comportamiento para sus integrantes, quizá con algunas reglas especícas para subgrupos como adultos y niños, hombres y mujeres, artistas y atletas. La conducta inusual puede considerarse como algo divertido, desagradable o delito castigable. Alguna conducta normal en una cultura puede juzgarse inaceptable en otra, y aunque el mundo tiene una amplia diversidad de tradiciones culturales, hay algunos tipos de conducta (como incesto, violencia contra la familia, robo y violación) que se consideran inaceptables en casi todas ellas.

Toda práctica humana que supere la naturaleza biológica es una práctica cultural

Este sentido de la palabra “cultura” implica una concepción mucho más respetuosa de los seres humanos. Primero, impide la discriminación entre “hombres cultos” y

“hombres incultos” que el término podía tener desde el romanticismo. Se hablará de diferencias culturales, en todo caso. Segundo, también evita la discriminación de pueblos que, como los nativos de América, fueron vistos por los europeos como “salvajes” por el solo hecho de tener “una cultura” distinta.

La diversidad cultural es el principal patrimonio de la humanidad

La cultura es el producto de miles de años de historia, fruto de la contribución colectiva de todos los pueblos a través de sus lenguas, imaginarios, tecnologías, prácticas y creaciones. La cultura adopta formas distintas que siempre responden a modelos dinámicos de relación entre sociedades y territorios. La diversidad cultural contribuye a una “existencia intelectual, afectiva, moral y espiritual más satisfactoria para todas las personas” (Declaración Universal de la UNESCO sobre la diversidad cultural, artículo 3), y constituye uno de los elementos esenciales de transformación de la realidad urbana y social. 3

La cultura democrática se construye sobre la base del reconocimiento del otro como igual y diferente, y la aceptación de la ley como reguladora de la convivencia social. La aceptación de la democracia y de los derechos humanos supone reconocer que el otro es tan ciudadano como uno, es decir, que tiene derechos, responsabilidades y obligaciones tanto como uno mismo.

3 Tomado del sitio o cial http://agenda21culture.net/index.php

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

2121

La cultura de la democracia 4

Una auténtica cultura de la democracia es participativa y solidaria, representativa y subsidiaria, promotora de la dignidad y de los derechos humanos. Con estos elementos la democracia se hace una propuesta humana capaz de vitalizar la sociedad y sus instituciones. Sin ellos, las instituciones, por perfectas que sean, carecen de vida y se convierten con facilidad en espacios para el arribismo y el oportunismo populista en cualquier ámbito de la vida social.

AGENDA 21 DE LA CULTURA: Un compromiso de las ciudades y los gobiernos locales para el desarrollo cultural.

Nosotros, ciudades y gobiernos locales del mundo, comprometidos con los derechos humanos, la diversidad cultural, la sostenibilidad, la democracia participativa y la generación de condiciones para la paz, reunidos en Barcelona los días 7 y 8 de mayo de 2004, en el IV Foro de Autoridades Locales para la Inclusión Social de Porto Alegre, en el marco del Foro Universal de las Culturas – Barcelona 2004, aprobamos esta Agenda 21 de la cultura como documento orientador de las políticas públicas de cultura y como contribución al desarrollo cultural de la humanidad.

Si en la concepción tradicional de tolerancia aparecía el dilema: “mi libertad termina en donde inicia la tuya”; en la interpretación pluralista de la tolerancia que actualmente se discute, el principio de convivencia se ha transformado, estableciendo que: “el ejercicio de mi libertad y mis derechos se convierte en una condición para el ejercicio de tu libertad y de tus derechos” y viceversa.

Es preciso caer en la cuenta de que la cultura de la democracia no se restringe a lo meramente electoral, sino que implica todas las actividades sociales del hombre que requieren participación, representación y promoción humana.

22

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

Así entendida, la cultura de la democracia colabora a la construcción de la sociedad como sujeto de su propio destino, es decir, colabora a que el pueblo realmente ejerza el poder que le corresponde por propio derecho.

La cultura democrática es la cultura de los derechos

La cultura democrática se construye sobre la base del reconocimiento del otro como igual y diferente, y la aceptación de la ley como reguladora de la convivencia social. La aceptación de la democracia y de los derechos humanos supone reconocer que el otro es tan ciudadano como yo, es decir, que tiene derechos, responsabilidades y obligaciones tanto como uno mismo.

La tolerancia

Es el valor político clave de la cultura democrática y debe ser entendido como una forma normativa de la política que permite la convivencia y el reconocimiento público de las diferentes identidades colectivas, las que son minoritarias en la esfera pública.

Además de ser un valor de la política también es un sistema práctico para la solución de las controversias sociales, mediante el ejercicio de una ciudadanía activa que incida en la esfera pública, en la búsqueda de soluciones a sus necesidades, y en donde los ciudadanos interactúan mediante el discurso y la persuasión. Así, mientras que los polos de la relación entre ética y política rara vez se encuentran, al contrario, los polos de la relación entre política y tolerancia desarrollan una vinculación muy estrecha, al grado que podemos sostener que el régimen democrático es el ámbito natural que favorece su identicación. 5

LENGUAJE PROFANACIÓN Signos de intolerancia política EXPULSIÓN SIGNOS ESTEREOTIPOS VÍCTIMAS DE DESTRUCCIÓN
LENGUAJE
PROFANACIÓN
Signos de intolerancia política
EXPULSIÓN
SIGNOS
ESTEREOTIPOS
VÍCTIMAS
DE
DESTRUCCIÓN
INTOLERANCIA
BURLAS
REPRESIÓN
EXCLUSIÓN
OSTRACISMO
DISCRIMINACIÓN
INTIMIDACIÓN
PREJUICIO
HOSTIGAMIENTO
SEGREGACIÓN

Fuente: elrepublicanoliberal.blogspot.com

5 Tomado de http://biblioteca.itam.mx/estudios/estudio/letras45-46/texto14/sec_3.html

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

23

La ley: reguladora de la convivencia social

Desde el momento en que acordamos que las relaciones entre los ciudadanos están guiadas por los derechos, los deberes y las responsabilidades que los constituyen como tales, aceptamos que estas normas son las reguladoras de la convivencia social.

A partir del anterior punto de vista, el ejercicio de los derechos requiere una gran transformación de nuestras sociedades: aceptar que la ley y las regulaciones, desde la Constitución hasta el reglamento escolar, son a su vez: el contenido, la potencialidad y el límite de las relaciones que establecemos con los otros.

La deliberación en busca de soluciones a los problemas públicos es una de las características de la cultura democrática.

En América Latina, históricamente, hemos asignado a la ley un escaso valor como reguladora y modeladora de la convivencia social, lo más común es su incumplimiento, por lo que, generalmente, se le formula y utiliza con fines particulares. Y lo que es peor: se piensa que lo adecuado es no acatar la ley, se piensa que el respeto a las normas es un comportamiento poco inteligente.

piensa que lo adecuado es no acatar la ley, se piensa que el respeto a las

24

24

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

La socialización del ser humano

Cada persona nace dentro de un ambiente social y cultural, la mayoría dentro del seno de una familia que está inserta en una comunidad, que pertenece a una clase social, que habla un determinado idioma, que abraza una religión, etc.

Estas características del medio social en donde nace y se desarrolla una persona afectan la manera en que aprende a pensar y a comportarse.

La familia y especialmente la escuela, son los ámbitos donde se produce el entrenamiento de los futuros ciudadanos en el ejercicio de los derechos, de la tolerancia política y del respeto a la norma legal.

Socialización: permanente, formal e informal. En nuestra sociedad, todos los días vemos aspectos y características del proceso de socialización, tanto en sus normas como en su cumplimiento o violación. Por ejemplo, el acto de ir a tomar un café con amigos no solo implica el hecho de sentarse en algún lugar público e ingerir la bebida, sino tiene una razón importante e implícita: compartir información, experiencias y reforzarse socialmente. El mismo proceso sucede cuando una pandilla se reúne para deambular con actitud amenazadora, hacer pintas con sus códigos y cometer actos violentos. Están intercambiando información y experiencias, se refuerzan socialmente. Los actos descritos, positivo uno y negativo el otro, son procesos de socialización.

El medio social está constituido por interacciones formales: el hogar, la escuela, el vecindario, quizá también las iglesias locales y las dependencias encargadas de hacer cumplir la ley. Asimismo, existen las interacciones más informales del niño con amigos, otros compañeros, parientes y medios de comunicación y entretenimiento. Aunque no suele ser predecible la manera en que los individuos responderán a todas estas in uencias o cuál de ellas será más fuerte. Existe cierta similitud sustancial en la forma en que los individuos responden al mismo patrón

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

25

de inuencias, o sea crecer en la misma cultura que induce el establecimiento de pautas de conducta o códigos como son los modelos de habla, el lenguaje

corporal y hasta el sentido de humor, llegan a arraigarse tan profundamente en

la mente humana que con frecuencia operan sin que los mismos individuos estén

muy conscientes de ellas. Por ello, individuos que recién se conocen, consiguen

rápida anidad porque han reconocido mutuamente que comparten los mismos códigos culturales y por ende, sociales.

Proceso de socialización

Es el proceso mediante el cual los niños y las niñas (u otros nuevos miembros de

la sociedad) aprenden las formas y normas de vida de un espacio determinado

(Giddens 2001, p. 58). La socialización es considerada el principal canal de

transmisión cultural a lo largo del tiempo y las generaciones.

La socialización tiene dos fases: la socialización primaria que es la etapa durante

la cual el niño y la niña aprenden normas básicas de integración y copian muchas

actitudes y conductas de los padres; aquí el lenguaje del individuo empieza a ampliarse y el aprendizaje cultural es intenso. La familia es el agente principal de

este tipo de socialización.

La otra fase es la denominada socialización secundaria, que es posterior a la

primaria. En esta, el individuo fortalece lo aprendido en la etapa anterior, se realiza más plenamente y amplía su espacio y sus redes sociales. Forma parte de esta fase

el sistema de educación o la escuela en su defecto, donde se adquieren nuevos

conocimientos y la interacción social es mucho más intensa. También la integran los compañeros, los medios de comunicación, las organizaciones y nalmente el mundo laboral. Todos los anteriores agentes comienzan a convertirse en fuerzas socializadoras para los individuos.

En esto consiste la socialización: aprendizaje para la integración a un determinado grupo de personas, comunidad y sociedad. Los agentes de socialización son las instituciones que nos brindan las pautas para manejarnos e integrarnos socialmente. Las instituciones forman parte importante de nuestra sociedad, y eso lo demuestra la familia y el sistema educacional.

También son agentes de socialización las instituciones sociales formales e informales como la iglesia y el grupo de amigos; el club deportivo y la barra de hinchas; la academia de música y la bohemia.

Los roles sociales

A la socialización y a los procesos de culturización debemos agregarles otro muy

importante: los roles sociales, es decir, las expectativas socialmente denidas que sigue la persona en una determinada posición social. Por ejemplo, el rol social del policía comprende un conjunto de comportamientos que debe cumplir cada

26

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

uno de los facultativos, independientemente de cuáles sean sus opiniones o perspectivas individuales.

De esta forma, los seres humanos se socializan a través de la interacción e interpretación de las normas y los valores, y su concepción de los roles sociales. Se puede armar entonces que el ser humano es un ser activo y con voluntad, que no tiene un margen de actuación en la socialización, sino más bien de interpretación de sus instituciones, para actuar y conocer los límites que la norma le brinda, por supuesto, agregándole responsabilidad a un acto libre.

por supuesto, agregándole responsabilidad a un acto libre. Fuente: http://cajonddesastre.wordpress.com/ LasTecnologías

Fuente: http://cajonddesastre.wordpress.com/

LasTecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) abren casi a diario un sinnúmero de posibilidades de socialización (redes sociales) alrededor de diversos temas, plurales, en un marco de plena libertad. Ya casi no hay campaña social, política, religiosa y económica que no la haya considerado como el medio de comunicación menos costoso y de gran efectividad. Sin embargo, como todo lo que el hombre inventa, tiene un costo.

Ciudadano y Estado

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

2727

Se ha dicho frecuentemente que los antiguos griegos no conocieron la libertad en el sentido de libertad individual. Sin embargo, no fue así en todas las fases del desarrollo de Grecia, como por ejemplo en la de aquellos atenienses a quienes Pericles dijo que “la libertad que disfrutamos en nuestro gobierno se extiende también a la vida ordinaria, donde, lejos de ejercer celosa vigilancia sobre todos y cada uno, no sentimos cólera porque nuestro vecino haga lo que desee”. De manera similar, Alcibiades, general de las tropas atenienses que asediaban Siracusa (Sicilia) para apoyar a los rebeldes que se habían levantado cansados de las tiranías, advirtió a sus ciudadanos-soldados que por encima de todo estaban luchando por su país en el que poseían “una libre discreción para vivir como gustasen”.

Cuando apareció por vez primera, el concepto de isonomía, describía el estado que Solón había establecido antes en Atenas al otorgar al pueblo "leyes iguales para los altos y los bajos" y "ningún control de la vida publica que no fuese la certeza de ser gobernados legalmente y de acuerdo con normas preestablecidas" . El concepto parece ser más viejo que el de democracia, y la exigencia de igualdad de todos en el gobierno tal vez fuera una de sus consecuencias. Para Herodoto todavía es la isonomía antes que la democracia, “el mas bello de todos los nombres del orden político”.

Las características de esa libertad de la que gozaban los atenienses la resumían en la palabra isonomía que signi caba “igualdad de las leyes para toda clase de personas”.

28

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

En su “Política”, Aristóteles ya no usa el término isonomía cuando subraya que “es más propio que la ley gobierne a que lo haga cualquier ciudadano”; que las personas que disfrutan del supremo poder “deben ser nombradas solo como guardianes y

sirvientes de la ley”, y que “quien sitúa el supremo poder en la mente lo hacen en Dios

y en las leyes”. Aristóteles condena la clase de gobierno donde “impera el pueblo y

no la ley”, así como aquel donde “todo viene determinado por el voto de la mayoría

y no por la ley”.

Los ingleses del siglo XVI importaron esa palabra desde Italia y la usaron para describir un estado de igualdad legal para todos y de responsabilidad de los magistrados; hasta el siglo XVII, en que fue desplazada gradualmente por “igualdad ante la ley”, “gobierno de la ley” e “imperio de la ley”.

Existe clara evidencia de que el uso moderno de la frase “gobierno de las leyes y no de los hombres” deriva directamente de la anterior declaración aristotélica que llegó hasta los tiempos modernos y tuvo detractores importantes como Tomas Hobbes quien creía que fue “pura y simplemente otro error de la Política de Aristóteles el que, en una comunidad bien ordenada, debiesen gobernar las leyes y no los hombres”. Sin embargo, los procesos de transformación de la monarquía inglesa en constitucional y su legado histórico enseñan a las actuales generaciones que la institucionalidad y la preservación de la sociedad civil consistían en seguir a Aristóteles en materia de imperio de las leyes y no de los hombres, había nacido el Estado de Derecho.

y no de los hombres, había nacido el Estado de Derecho. El Estado de Derecho consiste

El Estado de Derecho consiste en seguir a las leyes y no a los hombres.

El ciudadano

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

2929

“A los seres humanos, aunque sean diferentes, se les debe reconocer iguales derechos”

Tal como se ha expuesto en el acápite Ciudadano y Estado, el reconocimiento de iguales derechos a todos los seres humanos aunque sean diferentes, es un supuesto de la Edad Moderna y sus principales exponentes fueron Hobbes y Descartes que parten de la tesis de la igualdad de todos los hombres. En el siglo XVII, estos autores son de los primeros en defenderlo y en ese sentido, fueron completamente innovadores.

Anteriormente, tanto en la antigüedad grecoromana como en la época cristiana medieval, se tendía a pensar que los hombres eran naturalmente desiguales, que había una diferencia en la naturaleza de los hombres que hacía que tengan diversas capacidades, distintos poderes y jerarquías, y por lo tanto, diferentes derechos.

A

diferencia de los lósofos antiguos y cristianos que partían de la tesis de que

la

naturaleza ha hecho a los hombres diferentes, Hobbes sostuvo que todos los

hombres son iguales en su naturaleza y comienza refutando el supuesto de la antigüedad: “¿De qué tipo podrían ser las diferencias en la naturaleza humana? Podrían ser de dos tipos: o bien se trata de diferencias físicas (por ejemplo, unos

son más fuertes y poderosos que los otros), o bien se trata de diferencias mentales

o de inteligencia (por ejemplo, unos son más sabios que los otros o tienen acceso

a conocimientos que los otros desconocen).”

El argumento que Hobbes sostiene para refutar las tesis de la desigualdad natural

en los dos casos es semejante: ningún hombre tiene una capacidad tan diferente de otro que justi que “una diferencia de derechos”. Hobbes acepta que existen diferencias de grado que siempre se pueden minimizar, suprimir o superar.

30

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

La Edad Moderna empieza con los descubrimientos tecnológicos que permitieron minimizar o eliminar las diferencias entre los hombres cuando se inventan las armas de fuego y cambian los métodos en las guerras. Antes, un grupo de caballeros bien entrenados y armados podían diezmar a un ejército de infantes campesinos sin ningún entrenamiento y armados con picas y palos. El invento de los arcabuces permitió que un infante con un arma de ese tipo pudiera matar a un caballero sin acercarse y sin arriesgarse a un combate cuerpo a cuerpo.

http://www.redperuana.com
http://www.redperuana.com

Libertad (fórmula hobbesiana)

“Elección en base a la satisfacción del placer.”

Libertad

(fórmula kantiana)

“Selección en base a un juicio moral.”

Libertad absoluta y libertad limitada:

¿Capacidad de cálculo o autonomía moral?

Es importante establecer esta diferencia porque aún en la actualidad las personas fundamentan sus acciones en los argumentos que sostienen a cada una de estas teorías que, como demostraremos, se distinguen por el papel que le dan a la moral.

En el Leviatán, Hobbes dene la libertad de la siguiente manera: “Libertad, o independencia, signica (propiamente hablando) la falta de oposición (por oposición quiero decir impedimentos externos al movimiento); y puede aplicarse a criaturas irracionales e inanimadas no menos que a las racionales”. La libertad hobbesiana es la trascripción del principio de inercia galileano al ámbito de los cuerpos humanos:

“es la ausencia de fuerzas externas que limiten el movimiento natural tendiente a la conservación de la propia vida”.

Denida de esta forma, la libertad no es ni una característica exclusiva del hombre ni es igual para todos los hombres, a tal punto que podría ser diferente en cada uno (como consecuencia de las diferentes edades, sexos, fortaleza, salud, posición social, herencia, etcétera). Así, un hombre encerrado en una casa es más libre que otro encerrado en un cuarto o en una celda. Análogamente, podría decirse que un

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

31

hombre educado o instruido es más libre que el que no lo es y el imaginativo es más libre que el corto de imaginación.

Otros autores como Rousseau y Kant parten de una concepción diferente del hombre, considerándolo “capaz de verdaderas decisiones morales, o sea, de elegir entre dos cursos de acción, no simplemente a base de la mayor utilidad de uno o de otro, no como resultado de la victoria de un conjunto de pasiones e instintos sobre otro, sino gracias a una libertad inherente de hacer y seguir sus propias reglas. Y la dignidad especí ca del hombre reside no en una capacidad superior de calcular, que lo hace una máquina más inteligente que los animales inferiores, sino precisamente en su capacidad de libre elección moral.

La moral hobbesiana es hedonista y utilitaria; lo primero, en tanto sostiene que el bien y el placer coinciden; lo segundo, en la medida en que considera que la razón es esencialmente un instrumento de cálculo y no la sede de la autonomía moral. Para Hobbes, el hombre se distingue de los animales superiores por sus capacidades de cálculo y previsión y no, como en Rousseau o Kant, por la autonomía moral.

El contrato social limita la libertad

Hobbes sostenía que, paradójicamente, la igualdad natural y la libertad absoluta de los individuos en el estado de naturaleza y la escasez de los recursos derivaría necesariamente en un estado de guerra universal de todos contra todos y con él, la amenaza permanente a la propia vida y propiedades; es decir, una situación de permanente inseguridad que no desaparece aun cuando se desarrolle un enorme poderío político y militar.

En consecuencia, la única manera en que el derecho natural ilimitado de los hombres sea contenido o limitado es que ellos mismos quieran hacerlo; mediante un pacto voluntario, por el cual los individuos trans eren “la libertad que cada hombre tiene de usar su propio poder, como él quiera, para la preservación de su propia naturaleza, es decir, de su propia vida y, por consiguiente, de hacer toda cosa que en su propio juicio y razón, conciba como el medio más apto para aquello” a un hombre o asamblea de hombres con el n de “erigir un poder común capaz de defenderlos de la invasión extranjera [guerra externa] y las injurias de unos a otros [guerra interna]”.

De ahí, que el poder del Estado se funda en el contrato o pacto social y su único

n es la defensa, es decir, la seguridad y la paz interior.

Sin embargo, Rousseau planteó que la transición del estado natural al estado civil produce en el hombre un cambio muy notable, porque reemplaza el instinto por la justicia e impregna de moralidad sus acciones. En este proceso, el hombre pierde su libertad natural y el derecho ilimitado a todo y gana la libertad civil y la propiedad de lo que posee.

32

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

Por ello, la denición de contrato social de Rousseau se diferencia de las anteriores en que descarta que el vínculo se halle en la fuerza o la sumisión, sino que por el contrario, los hombres voluntariamente renuncian a un estado de natural inocencia para someterse a las reglas de la sociedad, a cambio de benecios mayores inherentes al intercambio social. Este consentimiento voluntario se materializa a través de un contrato, el Contrato Social en este caso.

La libertad moderna nace en Inglaterra

Antes de Rousseau, en plena Edad Moderna, el primer antecedente de creación de normas de protección de la libertad individual no fue producto de un plan libertario preconcebido, sino que aparece en Inglaterra como consecuencia de la disputa acerca de la autoridad para legislar, en el curso de la cual las partes contendientes se reprochaban mutuamente el actuar de modo arbitrario, es decir, en desacuerdo con las leyes generales reconocidas, inadvertidamente, los argumentos de la libertad individual encontraron su desarrollo en estos debates, más que como el fruto de un plan libertario.

El nuevo poder del Estado nacional altamente organizado, que surgió en Inglaterra en los siglos XV y XVI, utilizó la legislación por primera vez como instrumento de política deliberada. El concepto de gobierno limitado que surgió de la lucha inglesa del siglo XVII fue un nuevo punto de partida para afrontar nuevos problemas. Si la primitiva doctrina inglesa y los grandes documentos medievales, desde la Carta Magna, la gran Constitutio Libertatis hasta nuestros días, tienen signi cación en el desarrollo moderno, es porque sirvieron como armas en la lucha por construir el Estado moderno que limitaría el poder de los gobernantes y los obligaría a ceñirse a la ley.

la lucha por construir el Estado moderno que limitaría el poder de los gobernantes y los

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

El origen del Estado Moderno

Un poco de historia

La Edad Moderna fue producto de un cambio político muy importante que se fundamentó en la idea de que el pacto social da origen al Estado y solo puede mantenerse por la amenaza de la fuerza. Dicho de otra manera: la soberanía del

Estado no se funda en la sociabilidad natural o en la concordia, sino en la violencia

y en la fuerza, puesto que, a diferencia de lo que pensaba Aristóteles, el bien común no basta para mantener unidos a los hombres.

En esa época también se sostenía que como el soberano no era parte del contrato

social por su origen divino por lo tanto, sus acciones no podían ser deslegitimadas por los individuos contratantes. Dicho de otro modo: como el problema de la inseguridad se deriva de la naturaleza del hombre, no es posible erradicarlo pero

limitarlo. Y para contener el mal mayor se crea un mal menor pero necesario:

el

poder soberano del Estado. “Solo el más grande de los poderes terrenales puede

gobernar el orgullo del hombre” (Hobbes).

“[El Estado] no es otra cosa más que un hombre artificial; aunque de mayor estatura y vigor que el hombre natural, para cuya protección y defensa fue ideado.”(Hobbes)

3333

En consecuencia, el poder soberano del Estado de la Edad Moderna que era absoluto, incluía: (1) El poder policíaco o represivo, (2) el poder legislativo, (3) el poder judicial y (4) el poder de censura. No admitía el derecho a la rebelión o resistencia por parte de los súbditos y sólo solo les reconocía un único derecho inviolable e inalienable: el de la propia conservación.

34

34

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

El Estado de Derecho

“Por consiguiente, siempre que cierta cantidad de hombres se unen en una sociedad, renunciando cada uno de ellos al poder ejecutivo que les otorga la ley natural en favor de la comunidad, allí y solo allí habrá una sociedad política o civil.” (Locke)

La sociedad civil

“Si la naturaleza humana lleva inserta el derecho y el deber de preservar su vida, ¿para qué hace falta una comunidad?”, decía John Locke. Él pensaba que podría darse que nadie cumpliera ese derecho y ese deber, y en caso de conicto en su cumplimiento la naturaleza humana no cuenta con la existencia de una autoridad que lo dirimiera, por lo que la comunidad trata de suplir esas carencias del estado de naturaleza mediante la designación de una autoridad que juzgue en caso de con icto. Se trata pues de hacer un contrato que funde un orden social o civil que atienda exclusivamente a suplir esas carencias del estado de naturaleza, es decir, aplicar una justicia o una autoridad que diga, en caso de choque entre dos individuos, qué se debe hacer.

En Inglaterra surgen el Estado de Derecho y la división de poderes

Inglaterra fue la precursora del Estado de derecho. Por más de doscientos años, la conservación y perfección de la libertad individual constituyó el ideal que guió a Inglaterra así como sus instituciones y tradiciones fueron el modelo para el mundo civilizado. Aunque por un momento pareció como si este nuevo poder conduciría, tanto en Inglaterra como en el continente, a una monarquía absoluta que habría de destruir las libertades medievales.

Aún así, hasta el siglo XVIII no existía en el mundo ningún gobierno capaz de subsistir sin que algunos magistrados dispongan de cierta autoridad arbitraria pues se pensaba que aunque a primera vista pudiera ser razonable, la sociedad humana no sería capaz de mantenerse bajo el solo control de los principios de la

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

35

ley y la equidad. En Inglaterra, el Parlamento pensaba que el rey era uno de esos magistrados demasiado eminentes para que se le conara tal poder discrecional que podría fácilmente emplearse en la destrucción de la libertad. Y aún a pesar de las dudas respecto a la capacidad que tuvieran los hombres para gobernarse atendiendo al principio del Estado de derecho, llegaron a la conclusión de que, aunque de los principios de la estricta adhesión a la ley se derivan algunos inconvenientes, las ventajas los sobrepasan.

Cuando tales o cios –legislativo y judicial– están uni cados en las mismas personas o asambleas, las leyes son especiales y se hacen para casos concretos, motivadas por intereses particulares y se dirigen a nes privados.

Por el contrario, cuando tales o cios se mantienen separados, las leyes son generales, se elaboran por un cuerpo de individuos sin que se prevea a quien pueden afectar y, una vez promulgadas, deben ser aplicadas por otro cuerpo de hombres a los que se les permite afectarlas.

Surge la necesidad de que las leyes sean elaboradas por quienes no han de administrarlas: que los poderes legislativo y judicial se mantengan separados.

Así, Inglaterra se resguardó efectivamente contra tales peligros mediante la división de la función judicial y legislativa. El Parlamento no conoce a los individuos sobre los que sus actos van a inuir; ante él no hay ni partidos ni casos, ni deseos particulares que servir ni persigue intereses privados. Consiguientemente, sus resoluciones vienen sugeridas por consideraciones de efectos y tendencias universales que siempre producen regulaciones imparciales y ventajosas para todos (Paley).

regulaciones imparciales y ventajosas para todos (Paley). Las revoluciones norteamericana y francesa:

Las revoluciones norteamericana y francesa:

Constitucionalismo moderno y derechos de los ciudadanos 6

La proclamación consciente y presente del Estado de Derecho se logra a través de las dos grandes revoluciones de nes del siglo XVIII: la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y la Revolución francesa. Estos dos grandes acontecimientos dejaron un rico legado al constitucionalismo moderno, captado inmediatamente en esa revolución hispanoamericana que se operó en América Latina, el cual se puede resumir en los siguientes siete aportes políticos fundamentales:

6 Resumen del texto “Los aportes de la Revolución francesa al constitucionalismo moderno y su repercusión en hispanoamérica a comienzos del siglo XIX” de la Conferencia dictada por Allan R. Brewer-Carías Profesor de la Universidad Central de Venezuela en la Facultad de Derecho y Comunicación Social de la Universidad Bernardo O’Higgins. Seminario sobre Revisión del Legado Jurídico de la Revolución francesa en las Américas, Santiago de Chile, 26 de abril de 2011, en http://www. allanbrewercarias.com/Content/449725d9-f1cb-474b-8ab2-41efb849fea2/Content/I,%201,%201030.%20Brewer. %20Aportes%20 de%20la%20Revoluci%C3%B3n%20Francesa%20al%20constituiconalismo%20%20Santiago%20Chile,%20abril%202011 doc).pdf

36

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

Antes de la revolución norteamericana, las constituciones, a lo sumo, eran cartas otorgadas por los monarcas a sus súbditos.

A las Declaraciones de

Derechos que precedieron

a las Constituciones de las Colonias norteamericanas

al independizarse en 1776,

siguieron la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano de Francia de 1789, y las Enmiendas a

la Constitución de Estados

Unidos del mismo año.

En los Estados Unidos de América, las Asambleas coloniales asumieron la soberanía, y en Francia, la soberanía se trasladó del Monarca al pueblo y a la Nación.

1. La idea de la existencia de una Constitución como una carta política escrita emanada de la soberanía popular, rígida, permanente, conjunto de normas de rango superior, inmutable en ciertos aspectos y que no solo organiza al Estado, es decir, no solo tiene una parte orgánica, sino que también tiene una parte dogmática, donde se declaran los valores fundamentales de la sociedad y, los derechos y garantías de los ciudadanos.

2. La idea política de soberanía derivada del nuevo papel que a partir de

ese momento se con rió al pueblo. A través de la idea de la soberanía del

pueblo, surgieron todas las bases de la democracia, la representación y el republicanismo que, en ese sentido, constituyeron uno de los grandes

aportes de dichas revoluciones.

3. El reconocimiento y declaración formal de la existencia de derechos naturales del hombre y de los ciudadanos, con rango constitucional, y por tanto, que debían ser respetados por el Estado. La libertad se constituyó, en esos

derechos, como un freno al Estado y a sus poderes, produciéndose así el n del Estado absoluto e irresponsable.

4. La idea fundamental de la separación de poderes. Este principio, por supuesto, se recogió aún con mayor fuerza en el sistema constitucional que resultó del proceso revolucionario francés, donde se le agregaron como elementos adicionales, el principio de la supremacía del Legislador resultado de la consideración de la ley como expresión de la voluntad general; y el de la prohibición a los jueces de interferir en cualquier forma en el ejercicio de las funciones legislativas y administrativas.

5. Los sistemas de gobierno que dominan el mundo moderno: el presiden- cialismo, producto de la Revolución americana; y el parlamentarismo, como sistema de gobierno que dominó en Europa después de la Revolución france- sa, aplicado en las Monarquías parlamentarias.

6. Una nueva organización territorial del Estado, antes desconocida. En efecto, frente a las Monarquías Absolutas organizadas en base al centralismo y al uniformismo político y administrativo, esas revoluciones dieron origen a nuevas formas de organización territorial que originaron, por una parte, el federalismo, particularmente derivado de la Revolución Americana con sus bases esenciales de gobierno local, y por la otra, el municipalismo, originado particularmente de la Revolución francesa.

7. El rol que asumieron los jueces en materia de control de la constitucionalidad de las leyes; derivado de la idea de que laConstitución, como norma suprema, tenía que tener algún control, como garantía de su supremacía, y ese control se atribuyó al Poder Judicial.

Estos siete principios o aportes que resultan de la Revolución americana y de la Revolución francesa signi caron, por supuesto, un cambio radical en el constitucionalismo, producto de una transición que no fue lenta sino violenta, aún cuando desarrollada en circunstancias y situaciones distintas.

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

Legalidad y legitimidad del accionar del Estado

Conceptos

El recuento que hasta aquí se ha efectuado tiene la nalidad de aclarar dos conceptos importantes para la cabal comprensión del poder estatal: de legitimidad y de legalidad, el primero propio de la política y el segundo del Derecho.

En acápites anteriores se ha señalado que el Estado detenta el uso de la fuerza legítima, con lo cual se hace énfasis en que la sola utilización de la fuerza no es suciente para sustentar y mantener el poder estatal, es necesario que quienes obedecen dicho poder tengan razones para aceptarlo. La legitimidad se reere precisamente a esta idea que tiene que ver con las razones por las cuales las personas aceptan y justi can un poder político.

La legitimidad a través de la Historia

Para MaxWeber los tres tipos de legitimidad son: a) los criterios tradicionales como justi cación ética del ejercicio personal del poder; b) la legitimación carismática (los subordinados aceptan el poder basándose en la santidad, heroísmo o ejemplaridad de quien lo ejerce) y c) la legitimación racional (los subordinados aceptan el poder de acuerdo con motivaciones objetivas e impersonales); convirtiéndola prácticamente en sinónimo de legalidad.

El Principio de legalidad o Primacía de la ley es un principio fundamental del Derecho público conforme al cual todo ejercicio del poder público debería estar sometido a la voluntad de la ley de su jurisdicción y no a la voluntad de las personas (ej. el Estado sometido a la constitución o al Imperio de la ley). Por esta razón, se dice que el Principio de legalidad establece la seguridad jurídica.

3737

La legitimidad en la actualidad 7

En relación a la legitimación racional, propia del Estado moderno, aparece cuando este asumió el carácter de Estado de Derecho y se reere a la legitimidad del poder ejercido por el Estado. Tiene dos dimensiones: jurídica y política.

38

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

1)

En la dimensión jurídica, se dice que existe legitimidad cuando el accionar del Estado o la creación de una norma jurídica es obedecida sin que medie el recurso al monopolio de la ley. Los requisitos que ha de cumplir una norma jurídica para ser legítima son tres: validez, justicia, y e cacia.

La legitimidad jurídica se subdivide en dos tipos: legitimidad formal y material.

a. La legitimidad formal se entiende como el correcto proceder de los órganos estatales con respecto a todos los procedimientos establecidos en el Ordenamiento Jurídico.

No debe confundirse legitimidad política con afinidad política. En democracia, los votantes del partido político perdedor pueden lamentarse por haber perdido las elecciones, pero no por ello desobedecen al nuevo gobierno. Tampoco debe confundirse legitimidad con democracia, puesto que durante la Monarquía Absoluta, por ejemplo, el pueblo consideraba masivamente legítimo al monarca, que no había sido elegido por mayoría.

b. La legitimidad material es aquel consenso (reconocimiento) del pueblo creado en aprobación de la ley creada o de la actuación gubernamental.

2) La dimensión política se re ere al ejercicio del poder. El poder político que es percibido como legítimo será mayoritariamente obedecido, mientras que el percibido como ilegítimo será desobedecido, salvo que se obtenga obediencia por medio de la violencia del Estado.

La legitimidad política se podría entonces de nir desde dos perspectivas: la de quien obedece y la de quien manda.

• Para quien obedece, será legítimo aquel gobierno que accede al poder (legitimidad de origen) y lo ejerce (legitimidad de ejercicio) cumpliendo los requisitos que los que obedecen creen que tiene que cumplir para mandar.

Para quien manda, será legítimo aquel gobierno que accede al poder y lo ejerce haciendo ver a los que obedece que cumple los requisitos para mandar.

La legitimidad así entendida, es un compromiso entre ambos extremos. Desde luego, la teoría de la legitimidad no prejuzga la bondad o maldad de tal o cual régimen político, sino que examina, simplemente, los mecanismos de mando y obediencia. Resta decir que, en términos generales, cuando el poder pierde su legitimidad deja de ser poder, salvo que ejercite la coacción.

Si bien el Estado de Derecho signi có así la opción por el “gobierno de las leyes”, opuesto al gobierno de los hombres y la creación de mecanismo de representatividad y elecciones; en la actualidad se estima que la sujeción a la legalidad no es ya su ciente para hacer del poder estatal un poder legítimo, por eso se puede a rmar que ese modelo de legitimidad está en crisis. Hoy se considera que es necesario además, que la ciudadanía participe ampliamente en la toma de decisiones y que el Estado sea e caz en la satisfacción de las necesidades sociales. 8

8

http://huitoto.udea.edu.co/derecho/constitucion/legitimidad_legalidad.html

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

3939

El Sistema Democrático

Denición de democracia 9

Aunque el signicado original de democracia es “gobierno del pueblo”, y

democracia es casi universalmente alabado en política contemporánea; el ideal

de

democracia es complejo y muy discutido, tanto como lo son sus justi caciones

e

implicaciones prácticas. Generalmente, la democracia es ampliamente

identicada con “el gobierno de la mayoría”; y en otras ocasiones como “lo que abarca todo aquello que es humanamente bueno”; pero ninguna de estas visiones

es adecuada para un entendimiento de la democracia como un ideal social.

Entonces, ¿qué es lo que en realidad aspira lograr la democracia? Aunque las respuestas varían de acuerdo a los tipos de democracia discutidas; se puede decir que todos los tipos de democracia, asumen que toda la gente que vive junta en una sociedad necesita de un proceso para llegar a unir las decisiones que tomen en cuenta los intereses de cada persona. Una justi cación común para los gobiernos democráticos se sustenta en la premisa de que la gente; por lo general, son los mejores jueces de sus propios intereses, con el argumento de que la igualdad de derechos son necesarios, para proteger esos intereses. No hay mejor forma de minimizar el abuso de poder político y las demandas democráticas que distribuirlas equitativamente. Otra justicación común y complementaria es la que expresa y alienta a la autonomía o auto determinación de los individuos bajo condiciones de interdependencia social, donde muchos problemas importantes deben ser resueltos colectivamente.

Muchos teóricos de la democracia argumentan que es un instrumento para el

desarrollo humano en el sentido de que alienta a la gente a responsabilizarse de su vida política. Otros argumentan que la democracia representa términos justos de

un contrato entre la gente que comparte un territorio pero que no están de acuerdo

40

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

Bobbio entiende al autoritarismo (también le llama totalitarismo y dictadura) como una forma concreta de régimen político que se distingue de la forma liberal demócrata por la supresión de las principales libertades civiles y políticas, y por la concentración del poder en manos de un jefe o de un pequeño grupo de hombres. El resultado ha sido el abuso de poder.

en una sola concepción del bien. En esta visión contractualista, la democracia consiste en un compromiso de moral justa, aunque los términos precisos de ese compromiso varíen de acuerdo a las diferentes concepciones de democracia.

Entonces, ¿qué tipo de forma de gobierno es la democracia? Se han dado seis concepciones de ella; pero la que nos ocupa es la mínima o Schumpeteriana.

Se entiende como democracia mínima algo inmediatamente posible que surge en el proceso de transición, siempre pactando o negociando, para suceder a los regímenes autoritarios. Por lo anterior, el término de democracia mínima es aplicable a gobiernos dictatoriales, a democracias como las existentes en América del Sur. Norberto Bobbio o Robert Dahl entienden la democracia mínima como algo inmediatamente posible por un proceso de transición del autoritarismo a

la democracia, una transición debida a un pacto político y una negociación para

suceder a regímenes autoritarios por un modelo nuevo.

Contra las formas autoritarias de ejercer el poder político, Bobbio subraya la

importancia de la democracia política, aquella que históricamente ha defendido

a los individuos de los abusos del Estado. Dicha democracia se dene por un

método para tomar decisiones colectivas y no por la sustancia de las mismas.

Así, Bobbio parte de una denición mínima de democracia, que permita distinguir

a esta forma de régimen político de las dictaduras de cualquier otro régimen no democrático.

Norberto Bobbio sustenta la idea de democracia mínima en su libro La idea de la democracia. A rma que la única manera de entenderse al hablar de democracia es cuando se ve un contrapeso, es decir, algo contrapuesto a todas las formas de un gobierno democrático. Hay que caracterizar a la democracia de tal manera que se le identique con un conjunto de reglas con el objeto de cumplir dos tareas:

1) que las reglas nos digan quién está a cargo y autorizado de tomar decisiones colectivas y 2) bajo qué procedimientos. Si existen reglas capaces de contestar estas cuestiones, existe la democracia sin lugar a dudas.

A partir de lo anterior, se puede conjeturar que las democracias existen para

satisfacer un mínimo procedimental, que es necesario a tal grado que se garanticen los siguientes elementos o “ingredientes”:

1. La participación política del mayor número de gente interesada en hacer actos de presencia en la vida política.

2. La regla de la mayoría, es decir, tomar como el criterio central para las decisiones políticas, la opinión de las mayorías.

3. Derechos de comunicación usuales, con esto se logra la selección entre diferentes elites y programas políticos.

4. La protección permanente de la esfera pública.

Estos son precisamente los supuestos básicos de los que parte Bobbio para de nir

el concepto de democracia mínima.

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

41

La ventaja más notable de este modelo consiste en el carácter descriptivo de la democracia mínima. Simultáneamente la democracia mínima comprende el carácter normativo en cuanto se re ere a sistemas políticos, tales como los existentes en las sociedades plurales, es decir, en los Estados Nación.

Robert Dahl, en su obra La Democracia y sus críticos, enumera una serie de elementos que revitalizan la idea de Bobbio sobre el tema en cuestión. Dahl argumenta que la democracia política moderna, la poliarquía, existe solo si se reúne los siguientes factores:

1. El control de las decisiones del gobierno, cuyo poder está depositado constitucionalmente (no por el concepto, sino por la ley) en los funcionarios electos.

2. Los funcionarios son elegidos pací camente de manera frecuente, en elecciones conducidas con limpieza (no fraudulentas), en las que el fenómeno de la coerción es muy poco común, nulo o muy pequeño, tanto, como para volverse insigni cante.

3. Sufragio igual y universal en todos los adultos (todos los adultos tienen derecho a votar en las elecciones de los funcionarios).

4. La mayoría de los adultos tienen derecho a presentarse como candidatos para cargos electivos en el gobierno.

5. Derecho de expresarse con libertad sin correr el riesgo de ser castigado (despido, persecución o cualquier otro tipo de amenaza).

6. Derecho de los ciudadanos de tener fuentes de información alternativas que no estén monopolizadas por el gobierno ni por ningún otro grupo (la existencia de varios medios, no uno único).

7. Los ciudadanos tienen derechos a formar asociaciones u organizaciones relativamente independientes (autónomos), incluidas las asociaciones políticas (por ejemplo, partidos políticos y grupos de interés), que procuren in uir en el gobierno rivalizando en las elecciones y por otras vías pací cas.

8. Garantías a los derechos de las minorías contra cualquier abuso por parte de las mayorías.

Función de la democracia (mínima)

Así, según Robert Dahl, si el gobierno popular es aquel cuyas acciones estuvieran siempre de acuerdo con la voluntad de todos los ciudadanos, entonces lademocracia moderna, la poliarquía, sería aquel régimen cuyos actos presentan una estrecha correspondencia con los deseos de muchos de sus ciudadanos durante un largo periodo de tiempo. Se lograría así que las propias preferencias fueran consideradas por igual, sin discriminación en cuanto a contenido u origen mediante las garantías numeradas en las líneas anteriores.

Dahl reformula la borrosa noción de voluntad en términos de oportunidades para formular preferencias, con el fin de expresarlas a los demás y al gobierno mediante una acción individual y colectiva.

42

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

A partir de estos planteamientos se conjetura que la función principal de

esta democracia (mínima) es asegurar la libertad de los individuos frente a la

prepotencia del Estado. Denida así, la democracia se distinguiría de la dictadura,

y

en particular del totalitarismo, por la existencia de un conjunto de instituciones

y

procedimientos que garantizarían la libertad de los individuos.

Esto es precisamente la democracia mínima, un conjunto de reglas e instituciones.

Se ha postulado el mínimo de tales reglas e instituciones para eliminar la idea de

vivir en el totalitarismo.

Todas las clases de democratización han sido acompañadas con una dosis de sobrecargo de las expectativas de este proceso, a la vez que imaginar que una vez establecida la democracia, la sociedad resolverá todos sus problemas. Lo anterior,

evidentemente es falso, a pesar de que la visión minimalista está de moda; la tarea

es

presentar un proyecto de democracia visible. Si hay dos principios en los que

se

puedan asumir estos postulados, ellos son la participación y competencia para

que la democracia tenga sentido.

Nuevo modelo: Democracia deliberativa

Participación y competencia son una especie de corazón del nuevo modelo. Sin embargo, puede ser que haya participación y competencia, perdedores y ganadores, que haya elecciones, que luchemos por los valores y que no pase nada; que la democracia se convierta en un ritual de conteo de votos, que la democracia solo sea sucesión de elites políticas y que ninguna elite deje de defender sus intereses. Es decir, que los mecanismos se hagan repetitivos y rutinarios, que la ciudadanía no vea sus intereses beneciados con la democracia.

Las propuestas y reexiones surgidas sobre la democracia han impugnado

la creación de otro modelo cuyo objetivo sea la superación de la democracia

minimalista, tal es el caso de la democracia deliberativa.

otro modelo cuyo objetivo sea la superación de la democracia minimalista, tal es el caso de
otro modelo cuyo objetivo sea la superación de la democracia minimalista, tal es el caso de

Denición de Estado

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

4343

Denición de Estado

Etimológicamente la palabra “Estado” proviene del latín status y se de ne como una comunidad política creada por la sociedad.

El concepto Estado ha sido objeto de diversas de niciones, lo cual es explicable teniendo en cuenta los muchos factores que con uyen en él y los variados enfoques con los que se examina, provenientes de disciplinas tales como la ciencia política, la sociología y el derecho entre otras.

a) Desde el punto de vista jurídico, la denición de Estado se construye a partir de la conjunción de tres elementos: 1) pueblo, 2) territorio y 3) soberanía. Una de las deniciones más aceptadas es la de Mortati en donde arma que el Estado es “un ordenamiento jurídico para los nes generales que ejerce el poder soberano en un territorio determinado, al que están subordinados necesariamente los sujetos que pertenecen a él”.

Cada uno de los elementos del Estado puede ser denido de la siguiente forma:

El territorio, lugar en el cual el Estado ejerce su soberanía y está constituido no solo por el suelo sino por el subsuelo, las áreas marinas y submarinas y el espacio aéreo, el espectro electromagnético y el segmento correspondiente de la órbita geoestacionaria.

El pueblo, constituido por todas las personas que se encuentran en ese territorio y que por ello están bajo la inuencia de lo determinado por el ordenamiento jurídico.

La soberanía, entendida como la característica del poder estatal que implica que dicho poder sea supremo en el orden interno e independiente en el orden externo. El derecho, como instrumento de la soberanía, regula y relaciona estos tres elementos.

44

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

b) Desde el punto de vista de la Ciencia Política, el Estado es algo no visible pero palpable para las personas sometidas a este orden jurídico que, por un lado, las limita y les impone deberes y, por otro, les reconoce derechos o capacidades que son una forma de organización de la vida. Es un conjunto de organizaciones que actúan dentro de un marco legal.

El Estado reconoce a los ciudadanos tres tipos de capacidades o derechos:

1. Capacidad o derecho de actuar libremente sin impedimentos que bloqueen la acción ni restricciones que lo obliguen a actuar de una manera no deseada. El ciudadano tiene derecho a disentir, oponerse y competir, es decir, puede hacer todo aquello que las leyes permiten o no impiden. Los lósofos la llaman libertad negativa; los juristas, derechos civiles; y los politólogos, liberalización.

2. Capacidad o derecho de decidir libremente y de participar activamente en los asuntos públicos, es decir, el ciudadano tiene derecho a orientar su voluntad hacia un objetivo, a tomar decisiones sin verse determinado por la voluntad de otros. Se llama también autonomía o autodeterminación. Los lósofos la han llamado libertad positiva; los juristas, derechos políticos; y los politólogos, democratización o participación política.

En la teoría política, este derecho se dene como la participación en la elección de los gobernantes y en la gestión de los asuntos públicos. No puede haber libertad política si primero no se ha garantizado el ejercicio de las libertades civiles.

3. Capacidad o derecho a participar en la riqueza y el bienestar que produce la sociedad y que ha dado lugar a los denominados derechos sociales.

En suma, el Estado constituye un poder jurídico autónomo, centralizado y territorialmente determinado. Este poder se dene como independiente hacia el exterior y como irresistible en el interior. Es centralizado porque emana de un solo centro claramente denido a quien se re ere la unidad jurídica y de donde parte la actuación escalonada de los funcionarios. El orden y el poder que lo garantizan tienden a realizar el bien común o como decían los creadores de las primeras ideas de Estado moderno: la salud del pueblo o sans common.

El Estado posee un orden jurídico unitario, cuya unidad resulta de un derecho fundamental, es decir, la Constitución. Esta contiene el equilibrio y los principios del orden, y su actuación está servida por un cuerpo de funcionarios. La Constitución Política es la ley suprema que constituye el Estado, le da nacimiento y de esta se derivan todas las demás leyes.

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

45

La función administrativa del Estado

Administrar es lo que no implica legislar ni juzgar. Así, existen entidades que desarrollan funciones administrativas y que no forman propiamente parte del Estado. A su vez, existen entidades del Estado que no ejercen función administrativa, sino de otra índole.Además del concepto negativo (administración es lo que implica ni legislación ni jurisdicción), hay dos criterios distintos de tipo positivo que han sido propuestos para diferenciar las funciones estatales: el criterio orgánico y el criterio material o sustancial.

Administrar consiste en tomar medidas para manejar el Estado y lograr los nes por él perseguidos. A primera vista, puede considerarse entonces que la función pública es propiamente función ejecutiva, pues resulta ser la materialización

y puesta en práctica, por parte del Estado, de la ley emitida por el Parlamento.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que existen entes que no pertenecen al denominado Poder Ejecutivo –o más propiamente, Gobierno– , y que pueden ejercer, en mayor o menor medida, función administrativa. Por otro lado, dentro del Poder Ejecutivo existen entes que despeñan función gubernativa o política, que consiste en la dirección de la política general de gobierno y la subsistencia de las instituciones organizadas por la Constitución, susceptibles de control.

Entidades que Entidades que Entidades desarrollan no pertenecen del Poder funciones al Poder Ejecutivo
Entidades que
Entidades que
Entidades
desarrollan
no pertenecen
del Poder
funciones
al Poder
Ejecutivo
administrativas
Ejecutivo
Características diferenciales de la función administrativa

La función administrativa posee ciertas características diferenciales que sin embargo, permiten notar que la misma en realidad transita por los más diversos organismos estatales, e incluso a través de entes privados o no estatales.

La función administrativa siempre es ejercida por el Estado o por los particulares a través de la delegación, autorización o concesión de la autoridad estatal, opera en

el ámbito de las labores cotidianas de interés general y se relacionan directamente

con funciones de interés general que se deben realizar de manera permanente, es decir, con un carácter concreto, inmediato y continuo.

46

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

Las actividades que desempeña laAdministración Pública los afectan directamente. Esto no signi ca que toda decisión de la administración tenga por destinatario a particulares, puesto que en muchos casos los destinatarios pueden ser funcionarios públicos, a través de los llamados actos de administración interna. Se diferencia de la función legislativa porque esta se enfoca indirectamente en los particulares; de la función gubernativa porque no se enfoca sino en el Estado en su conjunto, y de la función jurisdiccional que si bien se enfoca en los particulares, pretende resolver conictos y no es susceptible de revisión por parte de otro poder del Estado.

FUNCIONES

DEL ESTADO Función legislativa
DEL ESTADO
Función
legislativa
Función gubernamental Función administrativa
Función
gubernamental
Función
administrativa
Función jurisdiccional
Función
jurisdiccional

La función administrativa se encuentra sometida al control de por lo menos dos Poderes del Estado: Parlamento y Poder Judicial. El Congreso controla la Administración Pública a través de diversos mecanismos de control político existentes y establece un férreo control previo a través del principio de legalidad. El Poder Judicial controla las decisiones administrativas a través de la posibilidad de revisión judicial de las actuaciones administrativas –vía el proceso contencioso administrativo– y de la existencia de los diversos procesos constitucionales, destacando la acción popular, destinada al control de los actos normativos de la Administración Pública, dado que se emplea para impugnar normas reglamentarias, que por denición poseen rango secundario.

RELACIÓN CON LOS PODERES DEL ESTADOS

Poder Legislativo Control Político
Poder
Legislativo
Control Político
Poder Judicial Función administrativa Revisión de decisiones
Poder
Judicial
Función
administrativa
Revisión de
decisiones

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

47

Actividades de la Administración Pública

Las actividades funcionales de la Administración Pública son obligaciones del Estado y se encuentran al amparo del principio de legalidad, teniendo en cuenta la competencia de cada uno de los entes que la conforman. Asimismo, ninguna de dichas actividades puede considerarse propia de la función gubernativa, la función legislativa o la función jurisdiccional.

1. La actividad de policía –o actividad de limitación– que implica la obligación

de la Administración de scalizar, controlar y asegurar la seguridad y el orden,

a n de obtener la adecuación del comportamiento particular al interés

público, restringiendo la libertad o ciertos derechos de los particulares, pero

sin sustituir la actuación de los mismos. Es en uso de la actividad limitativa que

la Administración Pública puede otorgar autorizaciones, licencias y permisos a

n que los particulares desempeñen determinadas actividades.

2. La actividad prestacional es la que está referida al manejo de los servicios pú- blicos. La Administración Pública presta de manera obligatoria, individualizada

y concreta, bienes y servicios, para satisfacer necesidades primordiales de la

comunidad. Tal es el caso de los servicios de educación, salud, limpieza pública,

distribución de agua, etc.

3. La actividad de fomento consiste en la realización de determinadas acciones por parte de la Administración Pública a n de promover o estimular la realización de ciertas actividades por parte de los particulares, actividades que son consideradas de interés público. Dicha actividad de laAdministración no implica una imposición sino una ayuda para la realización de la actividad económica en cuestión. Entre las actividades de fomento que desarrolla el Estado peruano están el fomento al empleo y el fomento a la inversión privada.

4. La actividad normativa consiste en la emisión de normas jurídicas de rango secundario (inferior al de la ley) denominadas en forma genérica reglamentos, los mismos que en principio sirven para complementar o hacer operativas las leyes, están subordinadas a estas; y que incluyen los llamados reglamentos autónomos, los mismos que no requieren de una ley a la cual reglamentar. Tal es el caso del Reglamento de Tránsito o el Reglamento de Comprobantes de Pago.

5. La actividad sancionadora goza actualmente de especial singularidad, puesto que permite a la Administración sancionar a los particulares por la comisión de determinadas infracciones, las mismas que no poseen la calicación de delitos. Como veremos más adelante, la actividad sancionadora de la Administración posee ciertos principios que tienen por nalidad proteger al particular de posibles actos arbitrarios. Asimismo, esta actividad no implica impartición de justicia, toda vez que la Administración no penaliza delitos, ni puede aplicar penas privativas de libertad. En uso de estas funciones, la Administración Tributaria tiene la función de sancionar con multas, cierres o comiso de bienes

a los que incumplan con sus obligaciones tributarias.

48

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

Elementos esenciales de la organización administrativa

La organización administrativa se conforma de ciertos elementos básicos, sin los cuales la misma no existiría. Cada uno de los elementos tienen un alcance y una competencia.

-

Banco Central de Reserva del Perú.

-

Superintendencia de Banca y Seguros.

-

Defensoría del Pueblo.

-

OSIPTEL.

-

OSINERMIN.

-

INDECOPI.

Entre otros, gozan de autonomía constitucional.

Las unidades organizacionales que componen cada ministerio y cada institución pública desentralizada se encuentran subordinadas a sus superiores.

1. El organismo administrativo

Se dene en general como organismo público a todo aquel ente que goza de autonomía, se encuentra encargado de una actividad o de varias conexas entre

sí, cuya regulación proviene del derecho público y cuya existencia se debe a la Constitución o la Ley. El organismo es el resultado de la división del trabajo al

interior de la Administración Pública, estableciéndose un régimen especializado.

En términos generales, la autonomía que venimos señalando es variable,

puesto que puede involucrar determinados niveles dependiendo en general

de la actividad que se realiza. Como resultado, el organismo público goza de

personalidad jurídica pública, la misma que le otorga determinadas prerrogativas,

conforme la Constitución y las leyes que correspondan. Finalmente, de nimos como organismo administrativo aquel al cual se ha encargado fundamentalmente

el ejercicio de función administrativa.

Dentro de los organismos públicos existen diversas modalidades de interés, como pueden ser los organismos constitucionales, los organismos públicos descentralizados, los ministerios, los gobiernos locales; cada uno de ellos con sus características propias y su respectivo régimen de autonomía.

2. El órgano administrativo

A su vez, entendemos por órgano administrativo –concepto que muchas veces

se confunde con el de organismo administrativo– toda aquella repartición de un organismo encargada de una actividad determinada, y que se encuentra al mando de una autoridad administrativa. Al órgano se le atribuye un conjunto de funciones para resolver o gestionar al interior del aparato organizativo y constituye un conjunto de competencias y medios ordenados para realizar determinadas funciones. El órgano, en consecuencia, no goza de autonomía ni de personalidad jurídica propia. El típico ejemplo de órgano administrativo se encuentra en la relación entre los ministerios y las diversas direcciones que lo componen. Ninguna de dichas direcciones goza de autonomía y se encuentran subordinadas jerárquicamente a sus superiores, dentro de lo que se denomina un organigrama funcional.

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

49

ORGANISMO

ADMINISTRATIVO

Ministerio Órganos administrativos Asesores Dirección Dirección Dirección General General General
Ministerio
Órganos
administrativos
Asesores
Dirección
Dirección
Dirección
General
General
General

Clases de órganos por su función genérica

Una importante clasi cación de los órganos administrativos se basa en un criterio funcional y es bastante tradicional. De ahí surge la clasi cación de órganos activos, deliberantes y consultivos. Los órganos activos, que son la mayoría de los existentes en la Administración Pública, emiten resoluciones sin resolver con ictos. Ejemplos de estos órganos son la dirección de un ministerio o de los organismos públicos descentralizados. Estos órganos pueden ser: de dirección o de gestión, según su importancia relativa.

Los órganos deliberantes emiten decisiones resolviendo con ictos, como pueden ser los tribunales administrativos o las comisiones administrativas que existen al interior de los organismos administrativos. Estos órganos dirigen, entre otras, la actividad cuasi jurisdiccional de la Administración, a través del empleo del procedimiento trilateral. Constituyen siempre órganos colegiados, es decir, conformados por una pluralidad de funcionarios.

Los llamados órganos consultivos emiten juicios, dictámenes e informes, los mismos que generan efectos jurídicos, sean directos o indirectos. Ejemplos de estos órganos pueden encontrarse en la o cina de asesoría legal o la o cina de plani cación de alguna entidad pública. Los órganos consultivos pueden ser permanentes o transitorios, e incluso pueden estar conformados por particulares o entes representativos de intereses diversos, que asumen una función consultiva.

Organos activos:

Cualquier dirección

o gerencia que emite resoluciones.

Organos deliberantes:

- Tribunales del ministerio de trabajo.

Organos consultivos:

Gerencias o divisiones legales. Por ejemplo Intendencia Nacional Jurídica de la SUNAT

o la dirección de

Medicamentos, Insumos

y Drogas DIGEMIND del MINSA.

Clases de órganos por su función al interior de los organismos

a) Órganos de Asesoramiento y Apoyo, también denominados órganos sta:

Son los que prestan servicios al interior de la entidad, haciendo posible la labor de los órganos de línea, orientando o administrando.

50

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

Por ejemplo, las ocinas de asesoría jurídica, de presupuesto, de planicación, de racionalización, de administración, de relaciones públicas, de comunicaciones, entre otras. Los órganos consultivos, según la clasi cación que hemos visto previamente, son siempre órganos sta.

b) Órganos de Línea o Técnico Normativos quienes ejecutan las tareas propias de los organismos, según las tareas de cada uno. Les compete velar por el cumplimiento de la norma en un ámbito particular y la ejecución de las tareas asignadas por la norma respectiva.

Por ejemplo, las llamadas direcciones nacionales o direcciones generales o las gerencias cuando estas existen.

El Sistema Administrativo

Por otro lado, se entiende por sistema administrativo al conjunto de órganos u organismos que actúan de manera coordinada con la nalidad de obtener un n común. Es una suma organizada de normas, órganos y procesos destinados a proveer a la administración de insumos para cumplir su labor de manera eciente. Normalmente, un sistema administrativo posee un ente rector, el cual se encuentra encargado de la labor de coordinación al interior del sistema. Al interior del sistema administrativo se dan las relaciones de colaboración entre entidades a las que haremos referencia más adelante.

En el caso peruano, ejemplos de sistemas administrativos puede encontrarse en el Sistema Electoral, conformado fundamentalmente por la Ocina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), pero en el cual participa también el Registro Nacional de Identidad y Estado Civil (RENIEC), entre otros. También puede incluirse el Sistema Nacional de Control, cuyo ente rector es la Contraloría General de la República.

SISTEMA DE SALUD DEL PERÚ

MINSA

Clínicas

Privadas

EsSalud

Sanidad de

FF.AA.

y FF.PP.

Hospitales

y Centros

de Salud

Municipales

PERÚ MINSA Clínicas Privadas EsSalud Sanidad de FF.AA. y FF.PP. Hospitales y Centros de Salud Municipales

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

51

Las relaciones entre los órganos y organismos administrativos

En general, en la Administración Pública puede hablarse de tres categorías de relaciones entre los diversos órganos y organismos de la administración pública, de acuerdo con el nivel de verticalidad de la relación y los efectos de la misma:

Jerarquía, Tutela y Coordinación.

1. Jerarquía

La jerarquía es la típica relación de naturaleza piramidal, vertical, caracterizada por la subordinación de los funcionarios de nivel inferior a los de nivel superior.

los funcionarios de nivel inferior a los de nivel superior. La relación jerárquica se establece sobre

La relación jerárquica se establece sobre la base de una distribución de funciones y poderes realizada de mayor a menor.

2.Tutela

Ahora bien, la tutela es más bien una relación de tipo mixto, que implica cierta inuencia en el comportamiento de la entidad tutelada, pero que no implica subordinación entre unos y otros. Una relación de tutela típica se muestra entre los ministros y los organismos públicos descentralizados adscritos a su sector. La tutela, en este caso, se nos muestra a través de varios efectos. El organismo que tutela debe resolver los con ictos de competencia que se dan respecto del organismo tutelado; la responsabilidad del

ORGANISMOS PÚBLICOS DEL SECTOR ECONOMÍA Y FINANZAS PRO INVERSIÓN ONP OCSE MEF SUNAT CONASEV
ORGANISMOS PÚBLICOS DEL
SECTOR ECONOMÍA Y FINANZAS
PRO
INVERSIÓN
ONP
OCSE
MEF
SUNAT
CONASEV

52

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

manejo presupuestario corresponde al ente tutelar, como titular del pliego; la responsabilidad política no puede ser asignada al ente tutelado sino al tutelar, por lo cual dicho rol se imputa al ministro del sector; el organismo tutelar, en la generalidad de los casos, nombra y remueve al jefe del organismo tutelado o a los miembros del órgano colegiado que constituye la Alta Dirección del mismo,

in uencia que podría ser importante en determinados casos.

3. Coordinación

Finalmente, en la administración pública moderna se da un conjunto de situaciones en las cuales es necesaria la coordinación de determinados entes, sean estos organismos u órganos, que operan en una relación de naturaleza horizontal, sin que exista subordinación o tutela entre los entes involucrados.

RENIEC ONPE JNE
RENIEC
ONPE
JNE

Los procesos electorales implican una estrecha coordinación entre el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), la O cina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y el Registro Nacional de Identidad y Estado Civil (RENIEC).

Organización descentralizada

En la estructura estatal, la organización descentralizada implica transferir cuotas de poder político a organismos públicos determinados, de tal manera que se les con era determinadas competencias sobre la base de determinado nivel de autonomía. Esta descentralización puede elaborarse con un criterio funcional o, más bien, con un criterio de distribución territorial. De hecho, la organización descentralizada, adecuadamente implementada, puede generar determinados benecios al funcionamiento administrativo.

La existencia de mecanismos de decantamiento de los poderes del Estado permite

un adecuado control del poder estatal, en términos especícos de control vertical,

a través de la transferencia de poder político. Ahora bien, conforme se transere poder, se pasa de un esquema de centralización a otro de descentralización.

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

53

El descentralizar implica que existen núcleos de autoridad, básicamente en las

distintas zonas geográ camente consideradas en un país determinado, que implica una división de poder garantizada por el ordenamiento jurídico. Una organización estatal establecida mediante divisiones geográcas, con autonomía política y administrativa,implicaentonceslaexistenciadeunadescentralizaciónmuyamplia.

Asimismo, la idea de descentralizar implica proporcionar alivio a la dirección estatal central –denominada en general Gobierno Nacional o Gobierno Central–, permite generar mejores decisiones, y adquirir una mayor velocidad para tomar dichas decisiones. En suma, la descentralización, sea ésta política o administrativa, reduce

el costo de la toma de decisiones al interior de un Estado. Esto implica, además, la

necesidad de una construcción delicada de las competencias que les corresponde

a

cada

uno

de

los

entes

que

componen

la

organización

descentralizada.

Por otro lado, la descentralización acerca el poder estatal al particular, proporcionándole mecanismos más e cientes de control político y de acercamiento a los que detentan dicho poder. Mientras más descentralizado se encuentre el poder, le resultará más sencillo al ente descentralizado el conocer las opciones y preferencias que manejan los pobladores sometidos a su jurisdicción. De hecho, los mecanismos de descentralización democratizan el acceso de dichos particulares al Estado en general, puesto que facilitan la realización de mecanismos de participación política propios de la democracia directa.

Además, la existencia de entes descentralizados con cierta cuota de autonomía permite que los mismos controlen el poder que ejerce el Estado central o nacional. Esta interacción mutua genera que ambos moderen el uso que hacen de las facultades que el ordenamiento les provee. Todas las ventajas

antes referidas pueden observarse en el análisis de los sistemas políticos que muestran tendencias hacia la descentralización, sea que consideremos en

el análisis a las autonomías españolas, los länders alemanes, los cantones

suizos, los estados norteamericanos o las regiones italianas, por citar algunos ejemplos. De hecho, los diseños de la llamada democracia consensual tienen una relación muy amplia con regímenes altamente descentralizados.

muy amplia con regímenes altamente descentralizados. Es necesario tener claro, sin embargo, hasta donde puede

Es necesario tener claro, sin embargo, hasta donde puede descentralizarse. En primer lugar, existen ciertas ventajas de la propia centralización a tomar en cuenta. Por un lado, ciertas cuestiones especializadas no son susceptibles de ser descentralizadas. Puede darse como resultado un indebido incremento de los costos administrativos: la coordinación administrativa puede ser costosa, haciéndose difícil la toma de decisiones. Por otro lado, la tecnología actual facilita las comunicaciones y el transporte, lo cual genera que ciertas decisiones puedan manejarse de manera centralizada.

54

54

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

Los servicios públicos 10

Desde las épocas más remotas de la civilización, en toda colectividad humana han existido o cios y roles sociales que sirvieron para satisfacer necesidades comunes de la población. Por ejemplo, panaderos, herreros, posaderos y soldados fueron los o cios más antiguos en el mundo occidental. Estas personas cumplían una función la que satisfacía una necesidad común: tener pan, mantener y arreglar las herramientas de trabajo y transporte, dar posada a viajeros y pobladores temporales, y brindar seguridad o mantener el orden.

Denición de servicios públicos

Los servicios públicos son actividades asumidas por órganos o entidades públicos o privados, creados por la Constitución y las leyes para satisfacer, en forma regular y continua, ciertas categorías de necesidades que son de interés general, bien sea en forma directa, por medio de un concesionario o a través de cualquier otro medio legal, con sujeción a un régimen de derecho público o privado, según corresponda.

En el caso del antiguo Perú, las funciones sociales fueron desempeñadas por los chasquis, pongos de tambos, guerreros, sacerdotes, alfareros, constructores, tejedores, mitayos, mitimaes, entre otros; quienes se ocupaban de satisfacer necesidades comunes: la comunicación, la administración de los graneros, la seguridad, el culto, la producción de utensilios, la vivienda y los edicios públicos, el vestido, etc.

10 Basado en Reyna, L. y Ventura, K. Los servicios públicos en el Perú, una visión preliminar.

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

55

A medida que la civilización fue logrando avances tecnológicos, sus ingresos han

aumentado, así como su capacidad de acumulación y de consumo.Sus necesidades han ido creciendo, así como los requerimientos que le hecen a sus Estados. De esta manera, las funciones y los roles que las instituciones y personas cumplían se han vuelto más numerosos y complejos. A su vez, las sociedades han ido tomando decisiones en relación a qué actividades debían ser ejercidas por particulares y qué otras, por sus gobiernos comunales o municipales y por el Estado nacional.

Hoy en día, la vida cotidiana de cualquier sociedad medianamente desarrollada está rodeada de innumerables servicios públicos, desde los más antiguos como el correo, hasta los más modernos como la televisión por cable o el Internet. Gracias a la tecnología existen también un número de empresas modernas, desde radioemisoras y televisoras hasta empresas de acceso a Internet entre otras que podrían encuadrarse bajo la denición de servicio público. A continuación se destacan algunos casos.

TIPO DE ENTIDAD

DESCRIPCIÓN DEL SERVICIO PÚBLICO

EJEMPLOS EN EL PERÚ

• Empresas de correo o postales

• Servicio de envío de correspondencia, cartas, documentos valorados, etc.

• SERPOST

• Empresas de

• Servicio de telefonía domiciliaria

• MOVISTAR

telefonía

o

teléfonos jos.

• CLARO

• Servicios de telefonía móvil o celulares.

• NEXTEL

• Servicio de televisión por cable.

• Servicio de Internet por cable.

• Servicio de Internet inalámbrico

o

wi .

• Empresas de

• Servicios de energía eléctrica a domicilio.

• EDELNOR

electricidad

• LUZ del SUR

• Servicios de alumbrado público.

• Empresas de agua

• Distribución de agua potable

• SEDAPAL

domicilios, alcantarillado y desagüe.

a

• SEDA CHIMBOTE

• EMAPA SAN

MARTÍN

• Empresas de

• Servicio de limpieza de calles, veredas, parques y recojo de basura y desmonte.

• RELIMA

limpieza pública

• ESLIMP Callao S.A.

El servicio público es el conjunto de prestaciones reservadas en cada país

a las administraciones públicas y que tienen como nalidad la cobertura de determinadas prestaciones a los ciudadanos.

56

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

Características de los servicios públicos

privadas)

y satisfacen primordialmente las necesidades de la comunidad o sociedad donde estos se llevan a cabo.

Son

brindados

por

determinadas

entidades

(públicas

y

Organización de medios Lo con recursos proporcionan Funcionan públicos las entidades de manera públicas o
Organización
de medios
Lo
con recursos
proporcionan
Funcionan
públicos
las entidades
de manera
públicas o
permanente
privadas
No existe
ninguna entidad
privada que lo
ofrezca
SERVICIO
PÚBLICO
Se rigen por
el Derecho
público
Favorecen los
El usuario
derechos de
es el
los ciudadanos
Funcionan
público
beneficiarios
en locales
públicos
CONTROL DEL ESTADO
CONTROL
DEL
ESTADO

• Están a disposición del público gratuitamente o a cambio de una tarifa, sin discriminación alguna y dentro de las posibilidades de oferta técnica que posean los operadores.

• Son regulados por las leyes, especialmente en lo concerniente a las tarifas. Como no siempre existe competencia, las leyes favorecen los derechos de los ciudadanos beneciarios. Por ejemplo, el único que ofrece agua potable es el Estado. Por ejemplo, en el caso de la ciudad de Lima dicha empresa es SEDAPAL y no existe ningún otro operador público o privado que abastezca de agua potable. Es un monopolio. La tarifa que se paga por el abastecimiento del agua es regulada por el Estado a través de la SUNASS.

• Deben funcionar, de manera regular y permanente, en favor de la colectividad y por encima de los intereses de quienes los manejan.

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

57

• Frecuentemente entran en con icto con los operadores privados del mismo tipo de servicio, porque mientras que el sector privado busca optimizar sus utilidades, el Estado busca ofrecer un servicio más adecuado al menor precio posible. Por ejemplo, hay servicios de salud públicos operados por el MINSA y servicios de salud privados operados por particulares como las clínicas.

• La prestación del servicio puede ser hecha por un organismo público

o privado pero bajo control, vigilancia y supervisión de los órganos

reguladores estatales competentes. Por ejemplo, el servicio de telefonía es público, así como el de suministro de electricidad, pero sus operadores son privados. Ambos se rigen por la ley y son regulados por organismos como OSIPTEL y OSIGNER, respectivamente.

Los servicios públicos se pueden clasi car de muchas formas.

1. Esenciales y no esenciales; los primeros son aquellos que de no prestarse pondrían en peligro la existencia misma del Estado: policía, educación, sanidad. Y los segundos; a pesar de satisfacer necesidades de interés general, su existencia o no prestación no pondrían en peligro

su existencia o no prestación no pondrían en peligro la existencia del Estado; se identi fi

la existencia del Estado; se identican por exclusión de los esenciales.

2. Permanentes y esporádicos; los primeros son los prestados de manera regular y continua para la satisfacción de necesidades de interés general. En los segundos; su funcionamiento o prestación es de carácter eventual o circunstancial para satisfacer una necesidad colectiva transitoria. Por ejemplo, los servicios de alimentación en caso de desastres naturales.

3. Por el origen del órgano del Poder Público o ente de la administración que los presta; Nacionales, Regionales y Municipales; y concurrentes

Nacionales, Regionales y Municipales; y concurrentes si son prestados por cada una de las personas jurídicas

si son prestados por cada una de las personas jurídicas territoriales:

nacionales por la República u otros órganos del Poder Nacional; los Regionales son los prestados por cada una de las Regiones, particularmente los señalados en la Constitución o en las leyes y cuyo efecto es transferir competencias del gobierno nacional a las regiones y municipalidades.

4. Desde el punto de vista de la naturaleza de los servicios, se clasi - can en servicios administrativos, son los que brindan las entidades públicas que otorgan documentos, licencias, permisos, etc. Los ser- vicios asistenciales, son los servicios de educación, salud, seguridad, protección al trabajador, pensiones, etc. Los servicios económicos se clasi can a su vez en servicios públicos de transporte, energéticos y de telecomunicaciones.

58

58

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

5. Servicios públicos obligatorios y optativos. Los obligatorios son aquellos sobre los cuales el Estado se reserva el monopolio y nadie se puede autoexcluir de gozarlo o beneciarse con ellos, por ejemplo la

Defensa Nacional. Mientras que los optativos son los servicios públicos que pueden o no ser usados por las personas aún cuando sean esenciales

o indispensables. Por ejemplo, el servicio gratuito de vacunación

que ofrece el Ministerio de Salud. Las personas pueden optar por un

servicio privado o por no vacunarse. En este caso se bene cian de

alguna manera, por ejemplo, gracias a que otros se vacunan, el que no

se ha vacunado tiene menos probabilidades de contagiarse.

6. Por la forma de prestación de servicio pueden ser: directos y concesionarios u otras formas legales. En los primeros, su prestación es asumida directamente por el Estado (nacional o municipal). En los segundos: no los asume directamente el Estado sino personas o empresas privadas. Por ejemplo, el servicio de transporte público que han recibido la concesión de rutas y trabajan con sus propios vehículos.

Servicio público económico, construcción de vías de comunicación para favorecer el transporte de personas y de bienes.

público económico, construcción de vías de comunicación para favorecer el transporte de personas y de bienes.

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

59

Los servicios públicos garantizan el ejercicio de los derechos de los ciudadanos

La manera que tiene la sociedad y el Estado de garantizar que los ciudadanos ejerzan sus derechos es ofreciendo servicios públicos de calidad.

Una persona pondrá en práctica su derecho a la salud mediante el uso de un servicio público de salud. De la misma forma se ejercerá el derecho a la educación, a tener un nombre, a la justicia, a la seguridad, a la propiedad; a través de los servicios de educación, identidad y registros civiles; tribunales de justicias y scalías, y registros públicos, respectivamente; entre otros muchos que corresponden a los derechos reconocidos por la Constitución Política del país.

Los derechos económicos de las personas naturales y jurídicas también deben ser garantizados y los servicios públicos que atienden estos derechos son los servicios de transporte (carreteras, puentes, puertos, embarcaciones, etc.); de telecomunicaciones (redes por cable, redes inalámbricas) y de energía (petróleo, gas, etc.).

En los tiempos actuales, los Estados deben construir sistemas jurídicos que garanticen la oferta de servicios públicos con lo que a su vez, los ciudadanos puedan ejercer sus libertades sociales, de manera que se sientan incluidos al recibir benecios que les permiten gozar de una vida digna, tener empleo, desarrollar sus actividades económicas, ejercer sus derechos políticos sin trabas, entre otros.

A cada derecho le corresponde un servicio público. Por ejemplo:

Derecho

Servicio público

A la educación

Instituciones educativas públicas

A la salud

Hospitales y centros de salud del MINSA, hospitales y centros de salud de los municipios

A la identidad

Registro Nacional de Identidad y Estado Civil (RENIEC)

A la propiedad

Registros Públicos

A la seguridad

Policía Nacional y Serenazgo Municipal

60

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

Los derechos que el Estado le reconoce a las personas devienen en normas legales y se aplican a través de los servicios públicos.

Declaración Universal de los Derechos Humanos

Artículo 26: 1. Toda persona

tiene derecho a la educación.

La

educación debe ser gratuita,

al

menos en lo concerniente

a

la instrucción elemental y

fundamental. La instrucción elemental es obligatoria (…)

2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales (…)

Constitución Política del Perú:

Artículo 2: Toda persona tiene

derecho: 1. A la vida, a su identidad,

a su integridad moral, psíquica

y física y a su libre desarrollo y bienestar (…)

Constitución Política del Perú

Artículo 13: La educación tiene como nalidad el desarrollo integral de la persona humana. (…)

Declaración americana de los Derecho sy Deberes del Hombre

Artículo XII: Toda persona tiene

derecho a la educación, la que debe

estar inspirada en los principios de libertad, moralidad y solidaridad humanas.

(…) Toda persona tiene derecho a recibir gratuitamente la educación primaria, por lo menos.

Constitución Política del Perú

Artículo 17: La educación inicial, primaria y secundaria es

obligatoria. En las instituciones del

Estado, la educación es gratuita. En las universidades públicas el Estado garantiza el derecho a educarse gratuitamente a los alumnos que mantengan un rendimiento satisfactorio y no cuenten con los recursos económicos necesarios para cubrir los costos de educación Nacional (…)

económicos necesarios para cubrir los costos de educación Nacional (…) Servicios educativos públicos y privados

Servicios educativos públicos y privados

económicos necesarios para cubrir los costos de educación Nacional (…) Servicios educativos públicos y privados

Capítulo 1. HOMBRE, SOCIEDAD Y ESTADO

61

Conclusiones El problema del Estado y la defi nición de la ciudadanía son temas que
Conclusiones
El problema del Estado y la defi nición de la ciudadanía son temas
que preceden la comprensión y aceptación de las obligaciones y
especialmente la referida a la tributación.
El Estado, su rol, objetivos y su tamaño delinean la legitimidad de
sus necesidades ante la sociedad. Mientras que la forma como se
ejerce la ciudadanía, la diseminación y aceptación de la cultura
democrática, su alcance y los mecanismos de participación, le dan
contenido a la relación del ciudadano con el Estado.
La clave de la relación ciudadano-Estado es “lo público” – estatal
o no estatal- y el desarrollo social –local y regional- como espacio
real de participación territorial, en l a medida que la gente pueda
incidir y lograr sus objetivos. En consecuencia, la sociedad asumirá
como propia la necesidad de dotar de recursos al Estado.
Por ello, la cuestión de la cultura democrática cobra mayor valor,
en tanto, aparezca como el medio y el instrumento idóneo para
la participación y el logro de los objetivos de la gente y dote de
legitimidad al rol fi scalizador y recaudador del Estado y su Admin-
istración Tributaria.
En la misma medida, lo público adquirirá la signifi cación de un
espacio dinámico en el que se interaccionan distintos actores: la
sociedad política (Estado), los ciudadanos y el mercado con una
lógica y objetivos comunes.

62

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

6 2 Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA CAPÍTULO 2 Financiamiento Público
6 2 Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA CAPÍTULO 2 Financiamiento Público
6 2 Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA CAPÍTULO 2 Financiamiento Público
6 2 Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA CAPÍTULO 2 Financiamiento Público
6 2 Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA CAPÍTULO 2 Financiamiento Público

CAPÍTULO 2

Financiamiento Público

6 2 Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA CAPÍTULO 2 Financiamiento Público
6 2 Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA CAPÍTULO 2 Financiamiento Público
Capítulo 2. FINANCIAMIENTO PÚBLICO 63 “Rousseau se plantea el problema de la democracia de esta
Capítulo 2. FINANCIAMIENTO PÚBLICO 63 “Rousseau se plantea el problema de la democracia de esta
Capítulo 2. FINANCIAMIENTO PÚBLICO 63 “Rousseau se plantea el problema de la democracia de esta

Capítulo 2. FINANCIAMIENTO PÚBLICO

63

“Rousseau se plantea el problema de la democracia de esta manera muy bella:

‘¿cómo es posible obedecer y preservar

la dignidad? Porque todos sabemos que

cuando tenemos que obedecer sen mos nuestra dignidad menoscabada’. Y da una respuesta magistral: la única forma de obedecer manteniendo la dignidad

es obedeciendo las leyes que uno mismo

ha hecho, las leyes que uno mismo se ha dado; y a eso de obedecer leyes que uno mismo se ha dado se llama autonomía.

Y Kant buscará lo mismo, ya a nivel

individual: ‘¿cuáles son las reglas morales que han de regir mi conducta?’ Y dice: ‘son aquellas que yo mismo elijo como las reglas buenas en sí mismas, hasta el punto de que yo quiero que esas reglas que rigen para mí, rijan para todo

el mundo’. Recuerden la formulación del

impera vo categórico: obra de tal modo

que tu conducta pueda ser erigida en regla de conducta universal”.

Globalización y Estado de derecho. Carlos Gaviria Díaz.

64

Libro de Consulta 2011. CULTURA TRIBUTARIA

Introducción

La existencia de la sociedad solo ha sido posible porque los seres humanos reconocieron que para evitar su propio exterminio requerían adoptar acuerdos, que establecieran los límites de sus derechos y las obligaciones para con la colectividad que habían formado. Por esto, crearon el Estado, a n de que los organice, pero también crearon instancias para controlarlo si quienes llevaban las riendas del Estado se extralimitaban en el uso del poder.

Para que el sistema funcione se requería (y requiere) de recursos. En ese contexto apareció el tributo. En la sociedad moderna, el tributo no condiciona la puesta en práctica de nuestros derechos porque estos lo anteceden así como a todos los deberes. Eso quiere decir, que no necesito haber pagado mis impuestos para gozar de los bienes y servicios que me ofrece la sociedad gratuitamente.

Sin embargo, una de las consecuencias de no pagar los tributos podría ser el hecho de que no se encuentren su cientes medicinas en los hospitales, que los colegios públicos no ofrezcan un servicio educativo óptimo, o que no exista su ciente número de auditores, inspectores o policías para scalizar el cumplimiento de las obligaciones tributarias de los contribuyentes incumplidos y evasores.

En este capítulo vamos a repasar las políticas scales, el nanciamiento del presupuesto público y la importancia que actualmente se brinda a la participación de la ciudadanía, en espacios de toma de decisiones, en procesos de planicación, control del dinero público y de los funcionarios.

Capítulo 2. FINANCIAMIENTO PÚBLICO

6565

Financiamiento de los servicios públicos y las actividades del Estado

En la época antigua, los pueblos se valían de la guerra, el saqueo y la apropiación por la fuerza de territorios, personas y bienes, para obtener recursos y costear sus gastos o enriquecer a su soberano. En la actualidad, la fuente de recursos puede ser el endeudamiento interno o externo, la venta de los activos del Estado, la actividad empresarial estatal, la explotación de recursos naturales o la recaudación de tributos.

La experiencia histórica ha demostrado que la manera más sana de obtener recursos es la tributación, porque no genera deudas futuras y no requiere el pago de intereses. Además, la tributación compromete a todos los ciudadanos ya que los incluye en estas decisiones. Por esta razón, en una sociedad democrática nadie debería estar excluido de este tipo de acuerdos tan importantes, ni nadie debería autoexcluirse negándose a participar o menospreciando la participación en los asuntos públicos.

Las políticas públicas. Son cursos de acción que formula el Estado a través del Poder Ejecutivo para conseguir los objetivos y nes que persigue la sociedad. Por ejemplo, si la sociedad considera legítimo que las personas reciban educación gratuita, entonces ha marcado la característica principal en la que se basará la política educativa y sus normas legales: la gratuidad de la enseñanza. También forma parte de esta política el porcentaje del presupuesto que se empleará para desarrollar sus actividades o que se invertirá en ampliarla y mejorarla.

De la misma manera, existen políticas de salud, políticas sociales, etc. En síntesis, de las políticas públicas que establecen los gobernantes y que son parte fundamental del Estado, depende el bienestar de una sociedad, así como su desarrollo económico y tecnológico.

La política scal: Ingreso y gasto público. Son las decisiones relacionadas con los problemas y necesidades de interés general que el Estado nanciará (gasto público), y la manera cómo obtendrá los recursos necesarios (ingreso público).

La política scal. Es un conjunto de orientaciones que con gura el presupuesto del Estado y sus componentes, el gasto público y los impuestos.

El proyecto de Presupuesto para el Año Fiscal 2012 se ha elaborado tomando en cuenta que el escenario internacional es muy incierto y por lo tanto, el Estado peruano debe portarse con gran prudencia fiscal que le permita tener un margen de maniobra en el caso de una gran crisis mundial, priorizando tres objetivos sociales. Además, se ha desarrollado suponiendo que el crecimiento económico del Perú durante el año 2012 será del 8%.

66

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

Los principales lineamientos de política scal del Marco Macroeconómico Multianual Revisado 2012-2014 (MMM) que sustenta el proyecto de Presupuesto Público 2012 son:

COTIZACIÓN ELEVADA DE NUESTRAS EXPORTACIONES PERO VOLÁTIL

CAÍDA DEL PBI MUNDIAL

DESASTRES

NATURALES

• Alcanzar un equilibrio scal en las cuentas estructurales.

• Recomponer el espacio scal.

• Mantener un aposición scal contracíclica.

• Asegurar una tendencia decreciente del ratio de deuda pública como porcentaje del PBI.

POSIBILIDAD DE MEJORAR TASAS DE INTERÉS DE NUESTRA DEUDA

Capítulo 2. FINANCIAMIENTO PÚBLICO

67 67

Capítulo 2. FINANCIAMIENTO PÚBLICO 6 7 67 El presupuesto público Es el conjunto estructurado de decisiones,

El presupuesto público

Es el conjunto estructurado de decisiones, proyectos y fuentes de nanciamiento. Es un instrumento legal que, en nuestro país, se llama LeyGeneral de Presupuesto. También puede denirse como un instrumento de la política scal y como:

a) El principal instrumento de gestión del Estado, a través del cual se materializan las prioridades del programa de política económica.

b) La expresión cuanticada y sistemática de los gastos a atenderse en el año

scal por cada una de las entidades que forman el sector público. Reeja,

además, los ingresos que nancian dichos gastos.

Principios orientadores del presupuesto público. Para que el presupuesto tenga las características esperadas, debe respetar los siguientes principios:

a) Equilibrio. Está prohibido incluir autorizaciones de gasto sin el nanciamiento correspondiente.

b) Universalidad y unidad. Todos los ingresos y gastos del sector público y todos los presupuestos de las entidades que lo comprenden se sujetan a la Ley de Presupuesto.

y

c) Información

y

especicidad.

Debe

contener

información

su ciente

adecuada para efectuar la evaluación y seguimiento de los objetivos y metas.

d) Exclusividad. La Ley de Presupuesto contiene solamente disposiciones de carácter presupuestal.

e) Anualidad. Tiene vigencia anual y coincide con el calendario.

información

f) Transparencia

presupuestal.

Debe

brindarse

y

difundirse

pertinente sobre el proceso de asignación y ejecución de los fondos públicos.

proceso de asignación y ejecución de los fondos públicos. El presupuesto del sector público se aprueba

El presupuesto del sector público se aprueba anualmente en el Congreso, según mandato constitucional.

fondos públicos. El presupuesto del sector público se aprueba anualmente en el Congreso, según mandato constitucional.

68

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

¿Qué pasos se siguen para formular un presupesto?

Programación:

La fase de programación presupuestal se sujeta a las proyecciones macroeconómicas.

La fase de programación presupuestal se sujeta a las proyecciones macroeconómicas.

El Ministerio de Economía y Finanzas a propuesta de su Dirección Nacional del Presupuesto Público (DNPP), plantea anualmente al Consejo

de Ministros los límites de presupuesto para cada entidad.

 

La previsión de gastos debe considerar los de funcionamiento de carácter permanente, como es el caso de las plantillas del personal acivo y cesante, así como las cargas sociales. Igualmente, los bienes y servicios necesarios para la operatividad institucional.

 

Formulación:

 
 
La DNPP fi ja los procedimientos y plazos para la la presentación y sustentación del

La DNPP ja los procedimientos y plazos para la la presentación y sustentación del presupuesto a las entidades del sector público.

En esta fase, se determina la estructura funcional y programática del pliego, la cual debe reejar los objetivos institucionales, debiendo estar diseñada a partir de las categorías presupuestarlas considerarlas en el clasi cador presupuestario.

 

El presidente de la República envia alCongreso el Proyecto del Presupuesto dentro del plazo que vence el 3 de agosto de cada año.

Este

proyecto

debe

reunir las siguientes

 

condiciones:

 
 

1.

Debe estar equilibrado.

 

2.

Los gastos de carácter permanente no pueden cubrirse con préstamos.

3.

El presupuesto no puede aprobarse sin partida destinada al servico de la deuda.

Capítulo 2. FINANCIAMIENTO PÚBLICO

69

Aprobación: El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) sustenta ente el Pleno del Congreso de
Aprobación:
El Ministerio de Economía y Finanzas
(MEF) sustenta ente el Pleno del Congreso
de la República, el pliego de ingresos.
CONGRESO
Cada
ministro
sustenta
los
pliegos de
egresos.
La Ley de Presupuesto del Sector Público
debe ser remitida al Poder Ejecutivo hasta
el 3 de noviembre para su promulgación.
De no ser remitida, entra en vigencia el
Proyecto de Presupuesto que recibió
Congreso el 30 de agosto.
el
Ejecutivo:
La ejecución presupuestaria esta sujeta a la Ley
Anual de Presupuesto y sus modificaciones. Se
inicia el 1 de enero y culmina el 31 de diciembre
de cada año fiscal.
La DNPP realiza el control presupuestal, que
consiste exclusivamente en el seguimiento de
los niveles de ejecución de egresos respecto
de lo autorizado por la Ley de Presupuesto
del sector público.
Evaluación:
En la fase de evaluación presupuestaria,
se realiza la medición de los resultados
obtenidos y el análisis de las variaciones
físicas y financieras observadas en
relación a lo aprobado en los presupuestos
del sector público.

70

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

Estructura Presupuestal del Sector Público: Ingresos y Gastos 2012

S/.

%

 

GOBIERNO CENTRAL

Correspondiente al Gobierno Nacional

65

018

68,06

Gastos Corrientes

41

129

43, 05

Gastos de Capital

14

659

15, 34

Servicio de la Deuda

9

230

9, 66

INSTANCIAS DESCENTRALIZADAS

EGRESOS

Correspondiente a los Gobiernos Regionales

14,744

15, 43

Gastos Corrientes

11

273

11, 80

Gastos de Capital

3

468

3, 63

 

Servicio de la Deuda

 

3

0, 00

correspondiente a los Gobiernos Locales

15

773

16, 51

Gastos Corrientes

8

303

8, 69

Gastos de Capital

7

212

7, 55

Servicio de la Deuda

258

0, 27

TOTAL

95

535

100%

 

FUENTES DE FINACIAMIENTO

Recursos Ordinarios

61

676

64,6

Recursos Directamente Recaudados

8

969

9,4

Recursos por Operaciones Oficiales de Crédito

7

193

7,5

INGRESOS

Donaciones y Transferencias

548

0,6

Recursos Determinados

17

149

18,0

Canon y Sobrecanon , Regalias , Renta de Aduanas y Participaciones

9

112

9,5

 

Fondo de Compensación Municipal

4

029

4,2

Contribuciones a Fondos

2

244

2,3

Impuestos Municipales

1

764

1,8

TOTAL

95

535

100%

Capítulo 2. FINACIAMIENTO PÚBLICO

Capítulo 2. FINANCIAMIENTO PÚBLICO

71 71

Los ingresos públicos

A través de la historia republicana, nuestro Estado obtuvo sus ingresos del tributo

indígena, de la explotación de recursos naturales, como el guano o el salitre, y del endeudamiento con organismos internacionales. En recientes etapas optó por la

venta de los activos del Estado como son las empresas públicas y el patrimonio inmobiliario.

Sin embargo, los anteriores ingresos, beneciosos en apariencia, resultaron

perjudiciales, pues produjeron enormes pérdidas, debido a los intereses que generaron. Lo anterior nos hace concluir que solo cuando los ingresos provienen principalmente de los tributos, se encuentra la solvencia económica que conduce

a la estabilidad y al desarrollo.

Fuentes de nanciamiento del Presupuesto Público

Una gran parte de los ingresos que obtiene el Estado peruano pasan a constituir las fuentes de nanciamiento del Presupuesto Público. Con estas se nancia el gasto público.

Por ejemplo, para el año 2012, las fuentes de nanciamiento contenidas en el Presupuesto del Sector Público presentan la siguiente estructura:

FUENTES DE FINANCIAMIENTO

Recursos ordinarios.

Recursos directamente recaudados.

Recursos por operaciones o ciales de crédito.

Donaciones y transferencias.

Recursos determinados.

72

Libro de Consulta 2012. CULTURA TRIBUTARIA

A continuación se describe cada una de las fuentes de nanciamiento tomando como referen- cia la Ley de Presupuesto Público 2012 que se puede consultar en el Portal de Transparencia del Ministerio de Economía y Finanzas.

Recursos Ordinarios

Corresponden a los ingresos provenientes principalmente de la recaudación tributaria. Los recursos ordinarios no están vinculados a ninguna entidad y constituyen fondos disponibles de libre programación. Asimismo, comprende los fondos por la monetización y los ingresos por la recuperación de los recursos obtenidos ilícitamente en perjuicio del Estado. FEDADOI, así como otros ingresos que señale la normatividad vigente.

 

EQORQPGPVGU

Impuestos y Contribuciones Obligatorias:

• Impuesto a la Renta

• Impuesto a la Propiedad: Impuesto a los Activos Netos e Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF).

• Impuestos a la Producción y el Consumo: Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), Impuesto general a las Ventas (IGV) y la Participación por Rentas de Aduanas a la Importación.

• Impuestos sobre el comercio y las transacciones internacionales: Impuesto a las Importaciones e Impuesto extraordinario para la promoción y desarrollo turístico nacional.

• Otros Impuestos: Fraccionamiento de la deuda tributaria; multas y sanciones por infracciones tributarias.

Devolución de Impuestos: Notas de Crédito Negociables emitidas por la SUNAT para la devolución del IGV a favor de los exportadores, de las misiones diplomáticas y de la