Está en la página 1de 10

Volver a la infancia con estas galletas tipo

Newtons
27 MAR. 2018
¿Quien no recuerda con cariño aquellas galletitas rellenas y suaves que nos compraban
cuando éramos niños?

Las que llegaban a casa estaban rellenas de guayaba (creo que también de higo aunque no
lo recuerdo bien) y no duraban una tarde. Éramos tres niños hambrientos y obsesionados
por lo dulce y estas galletitas solo alcanzaban a matar el antojo por un par de horas (si
acaso).

Nunca más volví a verlas, ya no recuerdo cuando fue la ultima vez que las compré, supongo
que desaparecieron como todo lo demás en este país. Un país que avanza a pasos
agigantados en eso de hacer desaparecer cualquier cosa buena, pero mejor no entrar en
detalles...
Y hace poco, dando vueltas por fotos de repostería en Pinterest, conseguí una receta para
estas maravillosas galletas que casi me hacen llorar de nostalgia. El enlace me llevó a la
página de Martha Stewart y es una versión parecida la que muestro hoy aquí.

No recuerdo bien si las Newtons originales eran integrales o no, pero yo ando en una
campaña de agregarle a todo lo que como fibra y semillas de lo que tenga a mano. En este
caso he agregado linaza molida (que me encanta) y un poco de afrecho para "sustituir" la
harina integral que menciona la receta original.

El secreto para que las galletas mantengan el relleno y no se desborden es hornearlas


cortadas pero sin separarlas unas de otras. También se puede utilizar una mermelada más
firme pero la situación no está para ponernos exigentes con los pocos productos que se
consiguen, así que la primera opción es la que recomiendo si te ha tocado vivir aquí.

Igualmente, si la masa tiende a ponerse demasiado blanda para manipularla, basta con
refrigerarla unos 15 minutos para que se torne más firme y manejable, esto se puede hacer
en cualquier fase del proceso. Si las cosas comienzan a salirse de control, no entren en
pánico, solo refrigérenla un rato y listo.

Otro consejo es trabajar la masa sobre film transparente o, en su defecto, una bolsa plástica
limpia (cortada por los lados para crear una hoja grande). El plástico permite manipular la
masa sin que se pegue y sin que el calor de los dedos la calienten demasiado.

Vean esto ¿no es para llorar de amor?:


Las galletas saldrán un poco crujientes del horno, con el pasar de las horas se enfriarán y
empezarán a absorber el la humedad de la mermelada. Por eso estas galletas son tan suaves.

Si no piensan comerlas en los próximos 5 días aconsejo revisarlas y si las notan demasiado
húmedas, meterlas unos 5 minutos en un horno bajo, tampoco queremos que les salga
hongo o algo así (lo otro que pueden hacer es comérselas de una vez en lugar de estarlas
guardando).
Galletas rellenas tipo Newtons
[Imprimir Receta]

Ingredientes:

 260 g (2 tazas) de harina todo uso


 20 g (1/4 de taza) de afrecho (yo utilicé Fibragerm)
 15 g (3 Cucharadas) de linaza molida
 1 g (1/4 de cucharadita) de bicarbonato
 1 g (1/4 de cucharadita) de sal
 140 g (2/3 de taza) de azúcar (si es morena mejor)
 90 g (6 Cucharadas) de margarina o mantequilla a temperatura ambiente
 1 huevo
 30 g (1/8 de taza) de leche
 340 g (1 taza) de mermelada de guayaba, higo o fresa (cuanto más firme
mejor)

Instrucciones:

1. Mezclar la harina, el afrecho, la linaza, la sal y el bicarbonato de


sodio en un tazón mediano, reservar. Llevar el azúcar y la margarina al
tazón de una mezcladora eléctrica equipada con el accesorio de paleta;
mezclar a velocidad media hasta que se combine y quede esponjoso.
Agregar el huevo hasta que esté pálido y suave. Reducir la velocidad a
baja, incorporar la mezcla de harina en 3 partes alternando con la leche.
Dividir la masa por la mitad; envolver en plástico. Refrigerar hasta que
esté firme, aproximadamente 2 horas (o toda la noche).
2. Precalentar el horno a 200˚C . Estirar una de las partes de la masa
entre 2 hojas de plástico hasta formar un rectángulo de 24 por 30 cm y
alrededor de 3 mm de espesor. Si la masa se vuelve demasiado suave,
refrigerarla hasta que esté firme. Retirar la pieza superior de plástico.
Recortar los bordes de la masa con un cortapizza o cuchillo afilado hasta
obtener unos lados rectos. Transferir el rectángulo en plástico a una
bandeja para hornear.
3. Cortar el rectángulo por la mitad longitudinalmente. Extender 1/4 taza
de mermelada por la mitad de cada pieza, dejando un borde de 1 cm por
lado. Doblar la masa; pellizcar para sellar y cubrir. Refrigerar hasta que
esté firme, aproximadamente 20 minutos. Repetir con la masa fría restante
y la mermelada.
4. Depositar el rollo de masa sobre una bandeja de horno con el cierre
hacia abajo. Cortar transversalmente en barras de 4 cm de ancho, ¡NO
SEPARAR HASTA DESPUÉS DE HORNEAR!. Hornear hasta que estén
ligeramente doradas, aproximadamente 15-20 minutos. Dejar enfriar sobre
una rejilla de alambre. Las galletas se pueden almacenar en un recipiente
hermético a temperatura ambiente hasta 3 días.

Da para 2 docenas aproximadamente

Fuente: Martha Stewart


Invito a que las prueben, son algo trabajosas si no se tiene experiencia, pero vale la pena hacerlas solo
por el hecho de hacernos viajar al pasado.

¿Cuales eran tus galletas favoritas de niño? yo me debato entre estas y las Reinitas.