Está en la página 1de 4

La descentralización de las secretarías.

La idea del actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, virtual, que fue
reiterada en su campaña y que planteó desde noviembre de 2017, propone el traslado o
descentralización de las Secretarías de Estado y dependencias federales con el motivo de
promover el desarrollo en todo el territorio estatal, a fin de que esta medida ayude a
fortalecer las economías de todos los estados, generando una derrama económica.

Sin embargo, trasladar dichas dependencias a otros estados del país comprende impactos
tanto sociales como económicos y ecológicos.

Impacto económico.

Se contemplan además de los 125,000 millones de pesos en todo el sexenio, gastos de 250
millones de pesos para estudios sobre las capacidades físicas de las ciudades que permita
calificar su viabilidad y los requerimientos de inversión para infraestructura; 1,400 millones
de pesos para el traslado y los proyectos ejecutivos de la primera etapa, y 20,834 millones
de pesos en inversiones de obras con participación del sector privado.
Actividad Costo
Estudios sobre capacidad física de las ciudades 250 mdp
Estudios sociales y antropológicos para identificar la 25 mdp
problemática
Creación de coordinaciones para ejecutar el proyecto 65 mdp
Estrategia de promoción y difusión 95 mdp
Estudios de mercado inmobiliario 80 mdp
Primeros planes maestros y proyectos ejecutivos 1,400 mdp
Inversiones e infraestructura con el sector privado 20,834 mdp
Estimación de mudanza de 31 dependencias 125,000 mdp (21,000 mdp por año,
aprox)

En el tema económico, el presidente también estima hacer estudios económicos que


permitan establecer las diferentes opciones de financiamiento, como los Fideicomisos para
la Inversión de Bienes Raíces (FIBRAS), que funcionan en la Bolsa de Valores, y fuentes de
capitalización que no sean préstamos, sino capital de riesgo, así como la participación del
sector privado.

Impacto social.

En cuanto al impacto social que tendrá, se encuentra le reubicación y traslado de los


trabajadores al servicio del estado, ya que se deberán construir viviendas para todos estos
trabajadores, además del cambio social en los estados en donde las secretarías se ubicarán.

Si este movimiento genera una mayor derrama económica y permite fortalecer las
capacidades de gestión institucional de los gobiernos, lo cual resulta en un mayor ingreso
del gasto público, contribuirá al fortalecimiento de la democracia a nivel local y mejores
condiciones para la participación del sector privado en el desarrollo económico local,
generando así, un buen impacto social para el país.

Impacto ecológico.

A pesar del buen impacto económico o social que dicho movimiento generará, también
existe un impacto ambiental. En primer lugar, está la construcción tanto de viviendas para
los trabajadores como de las infraestructuras para las secretarías y dependencias federales,
generando un impacto en terrenos o zonas que muy probablemente albergaban plantas y
animales.

Así mismo, generan una mayor producción de residuos en dicho lugar, contribuyendo a la
contaminación y perdida de la biodiversidad.

A pesar de que estas acciones generan importantes ganancias para la economía del país,
también generan impactos en el ambiente y en el cambio climático; es importante no solo
pensar en las ganancias, sino también en que acciones como estas, por muy provechosas
para la economía que nos parezcan, siempre generan impactos en el mundo, la naturaleza,
y por supuesto, en nuestro futuro.
Bibliografía.

https://adnpolitico.com/presidencia/2018/07/10/la-mudanza-de-las-secretarias-a-los-
estados.

https://www.elfinanciero.com.mx/elecciones-2018/descentralizar-dependencias-en-la-
mira-del-proximo-gobierno.