Está en la página 1de 14
SEMANA 3 Psicopatología adultos

SEMANA 3

Psicopatología adultos

Lea esto primero. UNIACC, semana 3

MODELOS EXPLICATIVOS EN PSICOPATOLOGÍA DE ADULTOS

1. INTRODUCCIÓN

La psicopatología se constituye durante los siglos XVIII y XIXsiguiendo la senda de una tradición nominalista, que recurre a la observación empírica para elaborar un registro clasificatorio de clases, géneros y especies (Bercherie, 1999). Luego, llegado el tiempo de su consolidación entre finales del siglo XIX y comienzos del XXla señera figura de Kraepelin representa, magistralmente, el espíritu de la psiquiatría clasificatoria moderna y de los fundamentos psicopatológicos en que ella se sostiene:

Es habitual decir que Kraepelin es el Linneo de la psiquiatría. […] La mirada kraepeliniana es una mirada que objetiva, que describe y que introduce a la enfermedad dentro de una jerarquía de categoría, subcategoría y variedad equivalente a la jerarquía de clase, género y especie (Braunstein, 1999, p.

17).

Pero, a diferencia de lo ocurrido en el ámbito de la botánica el campo de investigación científica que hizo famoso a Linneola naturaleza de los objetos que la psicopatología estudia dificulta, considerablemente, la tarea de clasificación. Para identificar sus rasgos diferenciales, organizarlos y clasificarlos, fue necesario recurrir a sistemas nocionales que facilitaran la tarea, es decir, a teorías que interpretaran el material observado. Desde ese momento, un conjunto de disciplinas consideradas afines como la psicología, el psicoanálisis y la fenomenologíahan contribuido al desarrollo de la psicopatología y aportan sus conceptualizaciones como marco de comprensión para los fenómenos en estudio.

Lea esto primero. UNIACC, semana 3

ANTECEDENTES

La psicología se estableció hacia fines del siglo XIX como disciplina científica, al amparo de un modelo experimental. Siguiendo la pista de una serie de estudios inscritos en la tradición neurofisiológica, Wilhelm Wundt fundó, en 1879, el primer laboratorio destinado al desarrollo de la investigación en psicología (Brennan, 1999). El proyecto de Wundt alineó a la psicología con las ciencias naturales y materializó un viejo anhelo científico: distinguir el estudio de la psicología del quehacer filosófico recurriendo a argumentos epistemológicos dependientes del éxito alcanzado por las ciencias positivas durante el siglo XIX. La psicología debía consolidarse, entonces, como una disciplina consagrada a la investigación de los hechos de la conciencia (Rechter, Chávez y Herreros, 2009).

hechos de la conciencia (Rechter, Chávez y Herreros, 2009).

Motivados por la investigación de Wundt, una serie de investigadores, en Europa y América, se dieron a la tarea de optimizar los métodos y perfeccionar las definiciones para estar a la altura de una real psicología científica. La psicología experimental propiciaba, sobre las mismas bases que la vieron nacer, la ulterior diversificación del campo disciplinar en múltiples corrientes y escuelas.

Durante las décadas siguientes (1900, 1910, 1920), distintas perspectivas disciplinares verían la luz. Razón histórica suficiente como para destacar un

Lea esto primero. UNIACC, semana 3

descontento creciente, académico y gremial, con el estatuto científico epistemológicode la psicología. Las refundaciones no se harían esperar, siendo la empresa de Watson, en 1913, una de las más decididas. Bajo la rúbrica de un nuevo comienzo, el conductismo emergía como la solución más adecuada para saldar las deudas que la psicología había contraído con las ciencias naturales. En un trabajo que pasó a la historia como un verdadero manifiesto del conductismo (Leahey, 1998) Watson dice que “La psicología como la ve el conductista es una rama puramente objetiva, experimental, de la ciencia natural” (Hothersall, 1997. p.

455).

de la ciencia natural” (Hothersall, 1997. p. 455).

http://www.simplypsychology.pwp.blueyonder.co.uk/john-watson.gif

En 1933 aparece Seven Psychologies, un libro consagrado a la exposición de los siete sistemas psicológicos considerados clave en el panorama disciplinar de Estados Unidos (Heidbreder, 1933). El examen considera el estructuralismo de Titchener; la psicología de William James; el funcionalismo de Angel, Carr y Dewey; el conductismo de Watson; la psicología dinámica de Woodworth; la psicología de la Gestalt de Wertheimer, Köler y Koffka; y el psicoanálisis de Freud. En 1960, la primera edición en castellano titula la obra como “Psicologías del siglo XX”. Un extenso apéndice, a cargo de los editores, actualiza el panorama disciplinar, incluyendo la revisión de otras siete perspectivas. En total, son 14 enfoques psicológicos tras el intento de conseguir una sinopsis general del escenario psicológico.

Lea esto primero. UNIACC, semana 3

Consiguientemente, durante la primera mitad del siglo XX, distintas teorías aportan su mirada sobre el quehacer psicopatológico. Dicho intercambio ininterrumpido hasta hoyha contribuido al enriquecimiento del escenario psicopatológico contemporáneo; considera la permanente influencia de conceptos provenientes de distintas tradiciones clínicas y teóricas.

En lo que sigue, se exponen cinco modelos característicos, cuya relevancia justifica un estudio preliminar, para establecer, sumariamente, los principales aportes que ellos representan. A saber: las teorías del aprendizaje organizadas en torno al modelo conductual y cognitivo; el psicoanálisis; las teorías que se agrupan bajo la consigna de la “tercera fuerza” (Hergenhahn, 2001) o modelo humanista-existencial; y la perspectiva psicológica derivada de la aplicación de la teoría general de sistemas o modelo sistémico.

MODELO CONDUCTUAL-COGNITIVO Y PSICOPATOLOGÍA

Durante los siglos XVIII y XIX se verifican una serie de descubrimientos de la mayor relevancia para la biología. Ello se enmarca en un movimiento de expansión y desarrollo, el que caracterizó el auge de las ciencias naturales y la consolidación de la Modernidad, bajo las consignas de un proyecto concebido a instancias de la Ilustración.

El descubrimiento de la morfología elemental del ser vivo, “el desarrollo de procedimientos para el estudio del cerebro y de la médula espinal, y su aplicación en escenarios clínicos y experimentales” (Hothersall, 1997, p. 81) y la aparición y el rápido prestigio alcanzado por las teorías evolutivas, sirven como una síntesis del panorama en cuestión.

Iniciado por Lamarck (Hergenhahn, 2001) el estudio de la evolución se instala en el escenario científico de manera decidida. Basado en tres leyes fundamentales, Lamarck funda la propuesta de una teoría transformacionista de las especies para comprender la evolución como un proceso continuo que

Lea esto primero. UNIACC, semana 3

derribará una serie de creencias de raigambre religiosa el mito del génesis. A saber:

a) Herencia de los caracteres adquiridos.

b) Influencia del medio.

c) Ley del uso y del desuso.

b) Influencia del medio. c) Ley del uso y del desuso.

http://cms7.blogia.com/blogs/c/ci/cie/cienciasalcantara/upload/20081128175430-giraffe-lamark.jpg

En 1859 (Hergenhahn, 2001), Darwin publicó su “Origen de las especies por medio de la selección natural”, con la que revoluciona la concepción que el hombre tiene acerca de su origen. Con base en los hallazgos que propició la célebre expedición a bordo del Beagle, Darwin concluye que:

a) Todas las especies provienen de la paulatina transformación de otras especies.

b) Esa transformación tiene su causa en la lucha de los individuos por su existencia y en la supervivencia de los más aptos.

c) Los caracteres morfológicos y fisiológicos adquiridos en la constante lucha por la vida se traspasan hereditariamente a la descendencia.

Lea esto primero. UNIACC, semana 3

Lea esto primero. UNIACC, semana 3 http://www.biografiasyvidas.com/monografia/darwin/fotos/darwin_5.jpg Los efectos de la

http://www.biografiasyvidas.com/monografia/darwin/fotos/darwin_5.jpg

Los efectos de la conceptualización propuesta por Darwin se expresaron del modo más amplio sobre una serie de campos del saber: ética, antropología, sociología y psicología, constituyen algunas de las disciplinas que “evolucionaron” en relación con una serie de ideas de inspiración darwiniana. En la actualidad, y bajo la rúbrica de una teoría evolucionaria, los partidarios del biólogo inglés organizan la investigación desde una serie de flancos: las neurociencias, la moral, la historia, la diferencia de géneros, entre otros (Fischer, 2009).

Influenciado por las ideas de Lamarck y Darwin, Herbert Spencer puede considerarse el primer impulsor de un modelo psicológico centrado en el concepto de adaptación. Para Spencer, el cerebro es un registro de experiencias infinitamente numerosas (Hergenhahn, 2001). En el desarrollo de su propuesta, Spencer incorpora la idea lamarckiana de la herencia de los caracteres adquiridos:

el cerebro sería el lugar en el que se acumulan las experiencias de una especie durante el largo camino de su evolución. En tal sentido, los reflejos innatos y los instintos son considerados hábitos asociativos, primero aprendidos y luego incorporados, tan profundamente, que llegan a integrar el patrimonio genético de la especie. El cerebro, por tanto, es definido como un sistema de asociación entre estímulos y respuestas. Aplicada al estudio de la sociedad, esta perspectiva supone que lo social constituye un campo en el que se verifica la lucha por la existencia. El comportamiento individual y los fenómenos sociales pueden, por

Lea esto primero. UNIACC, semana 3

tanto, interpretarse como el resultado de esa lucha en pos de la adaptación y la supervivencia.

Sobre estas premisas, diversos autores desarrollarán su investigación a partir de los postulados de Watson, el célebre psicólogo estadounidense, pionero del conductismo, quien construye su propuesta a partir del concepto de adaptación. Basado en los hallazgos de Pavlov, y de otros investigadores rusos

(Hergenhahn, 2001), Watson postuló, en 1913, un modelo cientificista que recurre

a la fisiología y al estudio pormenorizado de la correlación entre estímulos y

respuestas. “Sugirió que la obra de Pavlov sobre el reflejo condicionado se podía utilizar para explicar tanto la conducta del hombre como la del animal” (p. 410) y determinó que el objetivo de la psicología “es la predicción y el control de la conducta” (p. 410).

En relación con el abordaje de la psicopatología, el postulado principal del conductismo establece que no existe una diferencia esencial entre la conducta patológica y la normal, pues toda conducta es fruto de un aprendizaje que se obtiene en interacción con el ambiente. Por tanto, las influencias ambientales

estímulosson determinantes al interpretar la conducta normal o patológica. Las alternativas de tratamiento se abocan, en consecuencia, a la modificación de

la

conducta.

Con posterioridad, la irrupción de un nuevo modelo psicológico basado en

la

cognición que entra en escena a partir de los años 60incorpora una serie

de elementos no considerados por el conductismo clásico: factores mentales como la memoria, la atención, la concentración, etc. Este enfoque considera, por tanto, que el procesamiento de la información es un elemento central para comprender la conducta. La psicopatología, por consiguiente, encuentra su origen

en trastornos vinculados al procesamiento de información. Esta perspectiva se concentra en el estudio de los procesos mentales que se encuentran en la base de

la conducta manifiesta (pensamiento, lenguaje, memoria, resolución de problemas,

razonamiento, juicio y toma de decisiones) y permite inferir, desde ahí, las causas de la conducta anormal.

Lea esto primero. UNIACC, semana 3

PSICOANÁLISIS Y PSICOPATOLOGÍA

El trabajo llevado realizado por Freud se articula basado en una síntesis

inédita entre teoría y práctica. Su resultado, el psicoanálisis, se concibe al menos en tres niveles. De acuerdo con Freud:

Psicoanálisis es el nombre: 1) de un procedimiento que sirve para indagar procesos anímicos difícilmente accesibles por otras vías; 2) de un método de tratamiento de perturbaciones neuróticas, fundado en esa indagación, y 3) de una serie de intelecciones psicológicas, ganadas por ese camino, que poco a poco se han ido coligando en una nueva disciplina científica (Freud, 1923, p. 231).

Luego de un intenso recorrido clínico, Freud propone que los síntomas de diversas afecciones neuróticas la histeria, las neurosis obsesivas y las fobiasresponden a una etiología de carácter psíquico. Su causa se encuentra en vivencias traumáticas que han sido reprimidas en el inconsciente, cuyo origen se remonta a la más temprana infancia (Freud, 1894).

origen se remonta a la más temprana infancia (Freud, 1894). http://www.ecofilosofia.com/images/Sigmund%20Freud.jpg A

http://www.ecofilosofia.com/images/Sigmund%20Freud.jpg

A partir de entonces, sus formulaciones teóricas afirmarán el valor de la

actividad inconsciente como determinante de la vida psíquica. Así, se

Lea esto primero. UNIACC, semana 3

expresarán en una técnica de tratamiento efectiva para los trastornos neuróticos. Al mismo tiempo, dicha técnica se apoya en una serie de intelecciones clínicas cuya influencia sobre la psicopatología resultará fundamental:

Las teorías de Freud han sido tan influyentes que resulta casi imposible considerar la personalidad o la psicoterapia sin tenerlas en cuenta. Incluso aquellos autores que han propuesto la mayoría de las teorías alternativas a Freud aceptan partes de su legado, que fue muy criticado hace un siglo. (Hales y Yudofsky, 2000, p. 57).

En tal sentido, el estudio contemporáneo de las distintas afecciones de la personalidad y la vida psíquica como trastornos o desordenes de la personalidad y de los estados del ánimo, caracteropatías, etc.se remontan a la exploración freudiana de las neurosis, las psicosis y la perversión, en la lógica de un estudio que el autor no abandonó en ningún momento de su recorrido: “La psicopatología, en Freud, constituye un vasto campo de problemas e hipótesis que se desarrolla a lo largo de toda su obra” (Rojas, 2008, p. 9).

En concordancia con lo señalado por Rojas (2008), puede sostenerse la distinción de tres momentos en las concepciones psicopatológicas de Sigmund Freud.

- En primer lugar, una serie de hipótesis que hacen de la defensa o represión un rasgo característico del devenir neurótico y que se aquilata en el estudio de las “neuropsicosis de defensa” (Freud, 1894).

- Un segundo momento relativo al descubrimiento de la transferencia: un fenómeno característico de la relación establecida con los pacientes que permite comprender los mecanismos de la formación del vínculo y sus peculiaridades específicas.

- Por último, una tercera fase que se inicia con el postulado de la pulsión de muerte y que culmina con la formulación de su segunda teoría del aparato psíquico en tres instancias fundamentales: el ello, el yo y el superyó.

Lea esto primero. UNIACC, semana 3

A modo de conclusión, puede afirmarse que el psicoanálisis concibe a la psicopatología o conducta anormalcomo la expresión simbólica de conflictos psíquicos inconscientes, cuyo origen se relaciona estrechamente con la historia del paciente, siendo la infancia un periodo fundamental y determinante.

LA

PSICOPATOLOGÍA

TERCERA

FUERZA:

MODELO

HUMANISTA-EXISTENCIAL

Y

La psicología humanista es una corriente psicológica que subraya el valor de la experiencia como vía privilegiada de realización del potencial humano. Surge como reacción frente al conductismo y al psicoanálisis; propende a la consideración integral de la persona enfatizando una serie de dimensiones propias de la existencia: la libertad, el saber, la voluntad, entre otras. En tal sentido, se enmarca en una empresa de integración por sobre concepciones sesgadas que hacían del hombre un repertorio de conductas o el siervo de unas tendencias inconscientes, sesgo atribuido al conductismo y al psicoanálisis como perspectivas hegemónicas en el escenario psicológico característico del siglo XX. Sobre esta senda, se integra una serie de perspectivas, bajo la denominación común de «tercera fuerza»:

La expresión tercera fuerza es en realidad una categorización general de varias orientaciones e intereses. Si en la psicología del siglo XX el psicoanálisis se considera la “primera fuerza” y el conductismo la “segunda”, la “tercera fuerza” será cualquier corriente que no sea psicoanalítica ni conductista (Brennan, 1999, p. 289.)

En esta perspectiva, no se persigue el esclarecimiento de las causas de una enfermedad o desviación, al contrario, se intenta conocer la experiencia subjetiva de quien enfrenta una determinada problemática o enfermedad mental. El sujeto, por tanto, es la principal fuente de información para avanzar en la comprensión del fenómeno vivenciado. En términos de su aproximación

Lea esto primero. UNIACC, semana 3

psicopatológica, dicho enfoque incorpora la influencia de la filosofía existencial. Ello se constata en la concepción de la persona humana como un proceso continuo, no como el mero producto de interacciones con el ambiente o de conflictos psíquicos. En consecuencia, se establece que el ser humano tiene injerencia sobre su destino su proyecto vitaly se pone en entredicho la frontera que distingue entre normalidad y patología.

TEORÍA

PSICOPATOLOGÍA

GENERAL

DE

SISTEMAS:

LA

TERAPIA

SISTÉMICA

Y

LA

La teoría general de sistemas (TGS) es propuesta como una estrategia científica de aproximación y representación de la realidad. Como paradigma científico, la TGS se caracteriza por una perspectiva integradora que hace del estudio de las relaciones y conjuntos el elemento clave de su investigación. En sus elucidaciones conceptuales se excluyen las explicaciones tributarias de modelos preestablecidos y se privilegia el hallazgo de conocimientos obtenidos de la observación sistémica de sus objetos. Su origen se encuentra en el trabajo del biólogo Ludwig von Bertalanffy, quien acuñó el concepto de teoría general de sistemas. Según el autor, la TGS debería constituir en un mecanismo de integración entre las ciencias naturales y sociales, además de favorecer la formación y preparación de científicos (Arnold y Osorio, 1998).

Uno de los campos de aplicación de la TGS en el ámbito de la psicología corresponde al desarrollo de la terapia sistémica. Se trata de un modelo terapéutico orientado al tratamiento de trastornos psíquicos, concebidos como expresión de alteraciones en el ámbito de la interacción, relación y comunicación de grupos considerados, formalmente, como un sistema.

Para efectos de la comprensión psicopatológica, la aplicación de la TGS permite considerar los síntomas como expresiones metafóricas de las relaciones interpersonales (sistémicas) de la persona.

Lea esto primero. UNIACC, semana 3

Referencias

Arnold, M. & Osorio, F. (1998). Introducción a los Conceptos Básicos de la Teoría

General de Sistemas. Cinta de Moebio: Revista Electrónica de

Epistemología de Ciencias Sociales, 3. Disponible en:

Braunstein, N. (1999). Psiquiatría, teoría del sujeto, psicoanálisis (hacia Lacan).

México: Siglo Veintiuno.

Brennan, J.F. (1999). Historia y sistemas de la psicología. (Trad. J. Dávila). (2ª

Reimpresión). México: Prentice Hall Hispanoamericana.

Fischer, A. (2009). La mejor idea jamás pensada. Santiago de Chile: Ediciones B.

Freud, F. (1923). Psicoanálisis. En Obras Completas, Vol.18. (pp. 231-249).

Buenos Aires: Amorrortu.

Hales, R. & Yodofsky, S. (2000). DSM-IV. Sinopsis de psiquiatría clínica.

Barcelona: Masson.

Heidbreder, E. (1933). Seven Psychologies. Recuperado el 20 de julio de 2009, de

Hergenhahn, B.R. (2001). Introducción a la historia de la psicología. España:

Paraninfo.

Hothersall, D. (1997). Historia de la psicología. (Trad. C. Silva). (3 ª Reimpresión).

México: McGraw-Hill.

Lea esto primero. UNIACC, semana 3

Mueller, F.L. (1997/1960). Historia de la psicología. (Trad. F. González). (1ª

Reimpresión) Santiago: Fondo de Cultura Económica.

Rechter, Chávez & Herreros (2009). Elementos para un debate epistemológico en

psicología: naturalismo y fenomenología (Manuscrito no publicado).

Universidad de Chile, Santiago de Chile.