Obligación alimentaria de los abuelos en relación a sus nietos. Interpretación a la luz de la Convención de los Derechos del Niño.

Electivo de Filiación Loretto Cortés Monserrat Loyola Jaime Piña 12/11/2010

La obligación alimenticia respecto de menores en Chile

por cualquiera circunstancia. René. madre u otros ascendientes. podemos encontrarnos en la realidad de que los padres. salud. según el artículo 230 CCCH. aprendizaje de alguna profesión u oficio”. . Ed. deber que carga la sociedad conyugal en caso de estar casados en ese régimen. 1 Ramos Pazos. se deben cumplir ciertos requisitos. movilización.1 Para efectos de hacer ejercicio de este derecho. 2007. o por no serles posible dar cumplimiento de manera absoluta a esta obligación. educación y establecimiento de los hijos. 3) Título legal. Sin embargo. se trata del artículo 321 n°2. habitación. el que según el profesor Ramos Pazos. Sexta Edición. lo define como “el derecho que la ley otorga a una persona para demandar a otra. Esta obligación corresponde naturalmente a los padres.908. al derecho de alimentos. 4) Ausencia de Prohibición. podemos encontrar dentro de los llamados efectos de la filiación determinada respecto de un menor. que debe cubrir a lo menos el sustento. tomando los artículos 323 en relación con los artículos 329 y 330. contando con la presunción del artículo 3 de la ley 14. o que soportan ambos padres en su defecto según sus facultades económicas. se encuentren en la imposibilidad de dar cumplimiento a este deber. lo que necesite para subsistir de un modo correspondiente a su posición social. sea por no contar con los medios necesarios para dar este sustento. 2) Capacidad económica del alimentante. Derecho de Familia. Jurídica de Chile. específicamente la regulación del título XVIII del Libro I del CCCH. enseñanza básica y media. y se trataría del deber de proveer a los gastos de crianza. Estos requisitos son los siguientes: 1) La necesidad del alimentario. Tomo II. y la regulación de la ley 14. establecidos por nuestro ordenamiento. que respecto del menor que demanda a su padre. vestidos.En nuestro ordenamiento. caso del artículo 324 CCCH. que cuenta con los medios para proporcionárselos.908 sobre abandono de familia y pago de pensiones alimenticias.

El interés superior del niño importa la plena satisfacción de sus derechos. la obligación subsidiaria de los abuelos de alimentar al hijo que carece de bienes en caso de falta o insuficiencia de ambos padres. Esta interpretación la podemos extender. el alimentario podrá demandar a los abuelos. que en su inciso final precisa que “cuando los alimentos decretados no fueren pagados o no fueren suficientes para solventar las necesidades del hijo. y de aplicación obligatoria en Chile conforme al artículo 5º de la Constitución Política de la República. en virtud de una interpretación amplia del concepto suficiencia.Frente a estas circunstancias de hecho. tanto si viven en el Estado Parte como si viven en el extranjero” . por lo que se le debe fijar su sentido y alcance. que entró en vigencia el 27 de septiembre de 1990. según lo que se desprende de sentencia de la Corte de Apelaciones de Concepción. entre ellos. de 13/06/2008. las autoridades administrativas o los órganos legislativos. una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño y que los “Estados Partes se comprometen a asegurar al niño la protección y el cuidado que sean necesarios para su bienestar. de conformidad con lo que establece el artículo 232 del Código Civil”. y finalmente. se regula específicamente a través del artículo 3 de la ley 14. tutores u otras personas responsables de él ante la ley y. Esta situación. teniendo en cuenta los derechos y deberes de sus padres. y en el citado fallo podemos encontrar el siguiente razonamiento: “en la búsqueda del sentido y alcance de la expresión mencionada no puede menos que considerarse la normativa contenida en la Convención sobre los Derechos del Niño. 377-2008. . que no es definido por el legislador. y de percibirlos materialmente. es que el legislador previó en el artículo 232 del CCCH. los tribunales.908. con ese fin. el derecho a que se le concedan alimentos. número de descriptor LegalPublishing 39244. la que en su artículo 3º Nº 1 y 2 establece que “en todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social. tomarán todas las medidas legislativas y administrativas adecuadas . ratificada por Chile. el artículo 27 Nº 4 señala que los “Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas para asegurar el pago de la pensión alimenticia por parte de los padres u otras personas que tengan la responsabilidad financiera por el niño.

estos sentenciadores arriban a la convicción que el artículo 232 del Código citado utiliza la expresión insuficiencia en un sentido amplio. pareciera ser un requisito insalvable el que exista una sentencia anterior que decrete los alimentos. de 15/04/2009. en este caso a los abuelos paternos. en consecuencia. cuando se haya establecido a través de una sentencia ejecutoriada la insuficiencia del padre para otorgar alimentos.968. número de descriptor 41850. donde se discurre de la siguiente forma: “2º) Que. y que en un momento posterior. el artículo 17 de la Ley Nº 19. 33-2009. Esto lo podemos observar en sentencia de la misma Corte. los distintos asuntos que una o ambas partes sometan a su consideración. En la . y sólo van a estar decretados cuando concurra la circunstancia final mencionada en el motivo segundo de este fallo. o que no sean pagados por el obligado. sobre Juzgados de Familia dispone que los Jueces de Familia deberán conocer en un solo proceso. que nos permitiría accionar conjuntamente contra el demandado principal y el subsidiario.908. comprensivo de la situación de carencia de bienes o imposibilidad absoluta de servicio del demandado principal como también la de no pago o renuencia en pagar la pensión alimenticia. 232 del Código Civil. Esto. 3º y 27 de la Convención sobre los Derechos del Niño.908. algo nuevo nos aporta un voto de minoría emitido en la misma sentencia.6. y esto según el siguiente razonamiento: “a) Que. b) Que. a su vez. estos sean calificados por el juez de familia como insuficientes.” A pesar de lo anterior. los abuelos no pueden ser demandados directamente pues es claro que éstos sólo van a responder cuando los alimentos “decretados no fueren pagados o no fueren suficientes”. sólo puede recurrirse a los más lejanos dentro del mismo grado o a los del grado siguiente.” Es por ello que en virtud de la exigencia del artículo 3 inciso final de la ley 14. la disposición del artículo 326 del Código Civil no excluye la posibilidad de que el titular del derecho de alimentos accione en una misma demanda en contra del obligado calificado de principal y en contra de aquél que deba responder en el caso de insuficiencia del título. Que del estudio armónico del artículo 3º inciso final de la Ley Nº 14. 5º) Que conforme a la primera norma transcrita precedentemente. dado que el texto tiene un carácter sustantivo y no procesal.

cuando transcurrido un tiempo este menor obtenga esta declaración. Finalmente. tomando como estandarte el interés superior del niño. ¿es justo cargar a los menores con la obligación de demandar a su progenitor que le debe alimentos. que resultaría en caso de que se exigiera cumplir con todas las etapas procesales. resultaría innecesario someter al titular del derecho de alimentos. las cuales se cumplirán una vez firme y ejecutoriado lo resuelto. derecho que . si no puede proveer alimentos definitivos. si fuera un indigente. en aras de no afectar las necesidades más básicas del menor. sin contar con alimentos en el intertanto. como si el padre o madre fuere menor de edad y se encontrare estudiando (con el inconveniente de exigirle dejar sus estudios para que luego intente entrar al campo laboral). a una sucesión de pleitos. que serían los que finalmente responderían frente al menor. ya que tampoco sería procedente solicitar alimentos provisorios. y teniendo que esperar durante todo el proceso. dilatando innecesariamente la eficacia del derecho. ahí recién estará habilitado para dirigirse a sus abuelos. teniendo que esperar otro proceso más para ver satisfecho su legítimo derecho a ser proveído de lo necesario para su subsistir modestamente de un modo correspondiente a su posición social (artículo 323 CCCH). teniendo conciencia de su insolvencia. para poder contar con alimentos que le permitan sustentar sus necesidades más básicas?. frente a situaciones tan evidentes o notorias. se trata de asuntos de naturaleza análoga lo que hace más concluyente la posibilidad de tramitar en un mismo proceso las acciones dirigidas contra el obligado principal y el obligado subsidiario. menos aún podrá otorgarlos provisoriamente. se demandaría a él y en subsidio a los abuelos.especie. c) Que. afecta las necesidades básicas de los menores de autos. en cuanto no se divisa dificultad alguna en que una eventual condena en contra del obligado subsidiario pueda coexistir con otra en contra del obligado principal. que en este caso. o si cae en situación de demencia? entonces. puesto que si el progenitor no cuenta con fuente de ingresos. Pero podríamos legítimamente preguntarnos ¿qué sentido tendría ejercer esta acción contra el padre o madre para que se declarase su falta o insuficiencia.” Esto sería aplicable al supuesto donde asumiendo la probable ineficacia de la acción de alimentos contra el obligado directo (padre o madre) por su insuficiencia. o incluso mucho más. Así. la conclusión anterior permite dar aplicación al principio del interés superior del niño.

esta interpretación la encontramos en la doctrina Argentina. permitirían sustentar la idea de que la obligación alimenticia de los abuelos sería directa y solidaria. 74 N°22). la obligación alimentaria de los abuelos respecto a sus nietos menores de edad se ha transformado en directa o. . por el progenitor que lo tiene a su cuidado.D y T. no escapa a mi criterio que existe una postura diferente sostenida por prestigiosa doctrina. en simultánea con la que incumbe al progenitor. Y ello en virtud de que la aludida convención internacional. se le incluyeron 10 tratados incluyendo la convención. En efecto. al no distinguir entre solidaria o subsidiariamente responsables. o cuanto menos que esta subsidiariedad establecida por el legislador. en la medida de sus fuerzas económicas. c/T. pero de todas maneras nos veremos en la misma situación respecto de los alimentos provisorios. debería observarse desde una perspectiva distinta.A. y la podemos advertir en fallo N°52990 “Y. en relación al interés superior del niño. Esto podría ser parcialmente salvado en el caso ya mencionado en que se aceptara interponer una demanda por el menor contra su progenitor y en subsidio contra los abuelos. al menos. de rango constitucional. Embargo Prev. y podemos encontrar en la Convención de los Derechos del Niño una buena alternativa para estos efectos. y es por ello que se hace necesario salvar esta carga. que no obstante de optar por una postura más ecléctica.” de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Azul. la cual entiende que a tenor de la Convención sobre los Derechos del Niño (que cuenta a partir de 1994 con jerarquía constitucional)2. ya que mal podrían decretarse respecto de los demandados subsidiarios. los cuales fueron declarados con jerarquía constitucional (art. y si se decretan respecto del demandado principal caemos en lo ya señalado en el párrafo anterior.J. en una reforma a la Constitución Argentina. y especialmente el 27 N° 4 que señala que los “(…) estados partes tomarán todas las medidas apropiadas para asegurar el pago de la pensión alimenticia por parte de los padres u otras personas que tengan la responsabilidad financiera por el niño”. desplaza a la 2 Esto porque en 1994.A. s/ Alimentos.D.hasta el momento sólo pudo ser proveído.M. Nos encontramos entonces frente a una realidad evidentemente injusta a todas luces. señala: “No obstante lo expuesto. En este sentido los artículos 3 N° 1 y 2 ya citados.

Aspectos legales. ISSN 0718-0950. Buenos Aires. Rev.27 de la Convención. 2006. tal subsidiariedad debe estar desprovista de la exigencia de formalidades que desnaturalicen esa obligación.450. afirma Belluscio 3 que se deben evitar las formalidades exacerbadas que hagan que tal obligación se diluya o que.179-190. lo que permitiría al menor evitar un litigio cuyo resultado sería conocido de antemano. 451. 454 y 455.367 del Código Civil. Centro de Estudios Constitucionales de Chile. 453. Disponible en la World Wide Web: <http://mingaonline. vol.1 [citado 10 Noviembre 2010]. que declara en su inciso segundo que “Es deber de los órganos del Estado respetar y promover tales derechos (los esenciales que emanan de la naturaleza humana). así como por los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes”.” En Chile. pp 73-119.subsidiariedad establecida en el art. Editorial Universidad. a tenor de lo establecido en la referida convención señala que cuando los beneficiarios son menores de edad. no se contrapone con la subsidiariedad de la obligación alimentaria de los abuelos prevista en nuestro Código Civil. no. Prestación alimentaria. bastando con arrimar elementos a la causa que lleven a la convicción del juez de que no existe otro remedio que hacer efectiva la obligación alimentaria que atañe a los abuelos. VALOR JURIDICO DE LOS TRATADOS INTERNACIONALES EN EL DERECHO INTERNO. año 6.php?script=sci_arttext&pid=S071809501998000200010&lng=es&nrm=iso>. Sostiene el mencionado autor que de esta manera se conjugan de manera acertada los dos ordenamientos legales. p. al menos. el Convenio de los Derechos del Niño tendría un rango supralegal4. donde no obstante las discusiones que ha presentado para la doctrina el señalado artículo. garantizados por esta Constitución. Régimen jurídico. 1998. dic. . cuando de menores se trata…” “con la postura armonizadora de Belluscio. págs. Y más recientemente en: Estudios Constitucionales. Por ello no cabe exigir que se agoten una serie de actos procesales. puesto que el inciso 2 del art. si las propias circunstancias del caso demuestran que serían inútiles. 3 Belluscio Claudio.9. ISSN 0718-0195. no se cumpla con la urgencia que las necesidades alimentarias requieren. podemos hacer un símil en lo que respecta al artículo 5 de nuestra Constitución.. 4 TELLEZ SOTO. En función de lo expuesto. derecho (Valdivia). Claudia. “Jerarquía de los tratados de derechos humanos: análisis jurisprudencial desde el método de casos” Miriam Lorena Henríquez Viñas. [online]. N°2 2008.uach. doctrinales y prácticos. la cual si bien es conteste con el carácter subsidiario de la obligación que incumbe a los abuelos. Universidad de Talca. jurisprudenciales. 452. que establece la responsabilidad de proporcionar alimentos necesarios para el desarrollo del niño.cl/scielo.

la que se declararía en la misma sentencia junto a los alimentos de sus abuelos. aunque cabe destacar que ambas lo serían. s. Por último. pero probando en ese litigio la insolvencia de su padre o madre. a través de su representante. . cumpliendo así el requisito del artículo 3 de la ley 14. sostienen en “La obligación alimentaria de los abuelos ante la convención de los derechos del niño” JA 1998-IV-1095. 5 Morello Augusto y Ramírez de Morello M. podría el menor en una sola demanda dirigirse contra su progenitor y su abuelo como responsables solidarios. sería igualmente necesario que se probara por el menor en el litigio contra sus abuelos. bastando que sólo se cumplan los requisitos de procedencia de los alimentos para su otorgamiento.908.5 de manera que cualquier otra interpretación sólo resultaría vulneradora de los derechos del menor.Inclusive en estos casos. la insuficiencia de recursos del progenitor. pareciera recomendable optar por una postura a primeras vista más respetuosa de nuestro ordenamiento. donde argumentando a la luz de la Convención de los Derechos del Niño. lo que también podría salvarse a través de esta interpretación. debemos asumir que en virtud del a veces excesivo y riguroso legalismo de nuestros juzgadores.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful