Está en la página 1de 3

¿QUÉ TE ESTÁ ENFERMANDO?

El Universo en general mantiene un equilibrio con leyes que conocemos y


otras que desconocemos totalmente. De la misma manera nosotros
necesitamos mantener un equilibrio interno para estar saludable y esto está
regido por ciertas leyes de vida. Muchas de nuestras enfermedades tienen
su origen en la transgresión de esas leyes, a continuación te expongo
algunas de esas leyes que quizás te puedan orientar en algunos de tus
padecimientos.

¿Qué leyes son importante para mantenerte saludable?

 Problemas con el padre y la madre: cuando la imagen interior que


tenemos de nuestros padres está llena de resentimiento, de juicio y de
rabia.Se impide el libre fluir del amor, por lo tanto se genera en el
individuo un profundo dolor que genera en depresión.Y en cada relación
que establece busca que estas necesidades de afecto, sean satisfechas, pero
nunca es suficiente lo que recibe por más que dé de sí mismo. Esto seguirá
sucediendo hasta que sea capaz de abrir el dique que permite que fluya el
amor y la aceptación hacia sus padres.

 Esconder tus dones: Cuando no utilizas todo tu potencial, tiendes a


desarrollar enfermedades en tus órganos reproductores, porque estás
inhibiendo todo tu potencial creativo. Escondiendo tu verdadera esencia,
estableces los cimientos para que cada órgano de tu cuerpo deje de
funcionar correctamente, buscando llamar tu atención para que no te dejes
vencer por inseguridades y temores.

 Romper el equilibrio de algún lugar: Cuando hacemos juicios, críticas,


y no respetamos, estamos mancillando un lugar donde mora lo divino y
como todo lo exterior es un espejo, nos regresa con fuerza todo aquello
que se emite. Por lo tanto rompes el equilibrio tanto interno como externo

 Dejar de cumplir tus compromisos: Cuando se hace una promesa o se


establece un compromiso, enviamos parte de nuestra energía hacia el
futuro y cuando dejamos de cumplirla perdemos energía para seguir,
porque a un nivel nos decepcionamos a nosotros mismos y esto genera
culpa que logra que la fuerza hacia la vida se detenga.

 No seguir tus sueños: Cuando sigues tus metas y tus sueños guiados por
los ideales estás siguiendo la llamada directa de la creación. Cuando no lo
haces intentas apagar la chispa divina que existe en ti.
 Tener una actitud pesimista: Perdiendo la alegría de vivir, mirar siempre
la cara negativa de las cosas, anticipándote las desgracias. Lo cual te lleva
a no querer moverte por estar llenos de miedo y negatividad

¿Qué hacer para sanar?

 Reconciliarte internamente con tus padres


 Usar tus talentos en beneficio de todo lo que hagas
 Observarte a ti, a todo y a todos como “templos sagrados”
 Llevar a cabo con responsabilidad todo aquello que prometes
 Seguir tus sueños cada día de tu vida
 Agradece todo lo que te presente la vida
 Mantente con una actitud positiva