Está en la página 1de 4

8 MANERAS DE MEJORAR LA

RELACIÓN CON LOS SUEGROS

Si bien es cierto que nuestros padres influyen en nuestra vida para siempre,
también es cierto que la relación con nuestros suegros tiene cada día mayor
influencia en nuestra relación de pareja. En muchos casos la pareja se ve
en la necesidad de vivir junto a los padres de uno de los miembros de la
pareja, lo cual hace que la relación se haga aún más estrecha y por lo tanto
se genere más estrés.

El Modelo de la familia extensa es una forma bien adaptable a situaciones


de estrés y conflictos. Las funciones pueden ser compartidas, puede que
un miembro cuide de los niños mientras los demás trabajan para mantener
a la familia.

¿Cuáles son las causas de los conflictos con los suegros?

 Relación de “Pareja energética” de el hijo(a) con uno de los


padres: cuando uno de los padres se encuentra ausente uno de los hijos se
siente obligado a ocupar el lugar del padre ausente y esto le imposibilita el
estar presente en su propia relación de pareja. Esto va a generar rivalidad
suegra(o) y pareja del hijo(a) porque compiten por el amor del mismo
 El hijo(a) se preocupa excesivamente por su madre o padre: Cuando
uno de los padres ha perdido a sus propios padres a muy temprana edad,
sienten un dolor muy grande y puede que la persona tenga un trauma
infantil que le hace quedarse en esa edad emocionalmente. Luego cuando
tienen sus propios hijos, éstos se ven en la necesidad de hacerse
responsables de sus propios padres (Para cuidarles y darles el amor que
necesitan ocupando el lugar de de “padre de los padres”). En estos casos la
rivalidad se establece no sólo con la pareja, sino también de los propios
hijos con los abuelos
 Pareja que rechaza a sus propios padres: Por lo tanto le resulta
inexplicable la relación de respeto y amor de su pareja con sus padres.
Entonces les critica, habla mal de ellos y presiona a su pareja para que no
vea sus propios padres y si tienen hijos tampoco quieren que vean a sus
abuelos. Lo que hace es proyectar el resentimiento con los padres
 Exceso de poder de los Abuelos: en el caso de que se viva con los padres,
estos mantienen el control en su hogar inclusive sobre sus propios nietos.
Los abuelos empiezan a ejercer de padres de sus nietos y a dictar las reglas
que deben seguir, por vivir en su casa. Creándose una especie de
competencia por la educación de los niños, lo que trae como consecuencia
que estos se encuentren desorientados y manipulando la situación de
conflicto para conseguir todo lo que desean.
 Sobreprotección de los padres: El hijo sobreprotegido crece inseguro y
lleno de miedo al abandono, aunque tenga una relación de pareja necesita
la aprobación de ambos o uno de sus padres para sentirse validado, porque
no confía en sí mismo debido a la afiliación tóxica que tiene con sus
padres. Puede incluso aliarse con sus padres para ir en contra de la pareja

¿Cómo se pueden solucionar los problemas con los suegros?

 Respetando el lugar que les corresponde: Tener claro que son los padres
de la pareja y aunque no siempre estés de acuerdo con ellos. Respetas que
quieren lo mejor para sus hijos y que lo hacen lo mejor que saben, aún
teniendo una relación tóxica. Respetar y confiar que las cosas pueden
mejorar, por el agradecimiento y por tu comprensión ante la situación
 Jamás colocar a tu pareja en contra de sus padres: Porque en la medida
que el tiene una buena relación con ellos, en esa misma medida tiene
fuerzas para estar contigo. Además recuerda siempre que son los abuelos
de tus hijos, motivo suficiente para fomentar las relaciones con ellos. El
mantener una actitud ecuánime ante tus suegros, no parcializarse ante los
conflictos que puedan surgir entre ellos y tu pareja. Al final son padres e
hijo(a)
 Mejorar tu relación con tus propios padres: Es mucho más fácil
comprender la dinámica de tu pareja, si enfocas tu atención en la que tienes
con tus propios padres. Si les respetas y tomas a tus padres tal como son,
recuerda que todo lo que se vive en pareja es una escuela de aprendizaje
que nos muestra todo aquello que no esté sanado previamente en nosotros
 Amar y respetar a tu pareja: Puede que al principio los padres de tu
pareja sientan aprensión por ti, recuerda que desean que sus hijos sean
felices y casi toda persona les parece insuficiente para ellos. En la medida
que vean que su hijo(a) es feliz en esa misma medida te irás ganando su
confianza. Ahora si lo que perciben de uds. es conflicto, falta de respetos,
etc. la relación con tus suegros se volverá muy negativa.
 Jamás le hables mal a tus padres de tu pareja: Recuerda que tus padres
no son del todo objetivos en lo que respecta a ti, entonces verán a tu pareja
como culpable de todo lo que acontece en la pareja y la relación entre ellos
será cada vez más tirante. Cuando le cuentas tus intimidades de pareja a
tus padres, puede que lo que estás haciendo es buscando aliados o bien
seguir siendo el niño(a) sobreprotegido.
 Consensuar límites saludables en la educación de los nietos: sentarse y
hablar primero en pareja, hasta donde permitirán que los abuelos
intervengan en la educación de los nietos. Dejar bien establecido, pero
amorosamente quienes son los padres de los niños y siempre dispuestos a
escuchar las recomendaciones de los que tienen más experiencia
 Realiza un estudio Psicogenealógico: Cuando se tiene una pareja y se
piensa tener hijos con esa persona, es beneficioso que se realice un árbol
genealógico. En el mismo se pueden observar el tipo de vinculaciones que
han existido en ambas familia, esto puede producir un acercamiento entre
los miembros de la familia al darte información de lo que ha sucedido en
el sistema
 Realizar una Constelación Familiar: Si el problema ha escalado tanto
que ya no se puede resolver por medio del diálogo, es recomendable
realizar una constelación familiar (resulta con que alguno de los miembros
involucrados la haga, por lo tanto no tienen que asistir todos). A través de
una constelación familiar pueden ver las dinámicas o embrollos dentro de
la relación, permitiendo a la persona comprender a un nivel más profundo
el conflicto, ampliando la mirada a la reconciliación