Está en la página 1de 80

En 1541 ocurrió la impactante rebelión El tepiqueiío Domingo Lázaro de Arregui nos dejó en 1621 una

del Mixtón. Aunque tuvo su centro en Descripción de la Nueva Galicia en la cual pinta el México mestizo
el distrito de Tlaltenango, cundió por que se estaba construyendo en el occidente:
toda la Sierra Madre, llegando hasta su
vertiente del Pacífico. Los huicho- La agilidad en las cosas de jineta
y la generalidad en las del campo,
les participaron muy probable- el no tratar de otra cosa, asegura
mente en este levantamiento. ser grande. Y el no haber en todo
Después del desastre, les el reino sino muy pocos o@ah
tocó a los franciscanos tratar de todos ofcios, obligan a que
todos sepan de todo, y en esta
de borrar la terrible huella de- generalidad la necesidad nos
jada por el conquistador. Ahua- hace entrar a todos. As!, en
catlán fue su primer centro este reino y en el de Nueva
de operaciones y contribu- Vizcaya, que son los mds
apartados de México, sin i
yeron al retiro de Nuño de duda son los hombres m h 1
G m á n de la región, cuan-
do el rey ordenó se investi-
dgiles y más generaks. Y se
hallarán pocos que no
seDan herrar v curar un i
1
a su conducta. 1 J

caballo, hacer y compo-


A la ruina del mundo prehispánico siguió el
ner una silla) sangrar y
surgimiento de un mundo nuevo en la costa y en el plan. La quitar una barba a
sierra no fue conquistada sino hasta 1722 y en aquel momento navala, cortar un ves- r
J .

se trató más bien de una reducción pacífica. Durante dos si- tido, deshacer u n a
glos se convirtió en refugio, no solamente para los indios venci- llave de arcabuz y
volverla a componer,
dos, sino para esclavos negros prófugos, mestizos, criollos, hasta hacer u n tornillo, i
espafioles que tenían motivos para huir de la ley o del fisco. Aquellos templar unas pa-
fortalecieron y modernizaron a los llamados indios de perra, principal- juelas {esdecirpre-
mente a los indomables coras que participaron en la gran rebelión parar las mechas para el arcabuz),
rejnar la pólvora, a m a r una
tepehuana de 1619-1622. Les ensefiaron a usar caballos, mulas y olla, aparejar y ~ a r f a runa mula,
ganado, a emplear las nuevas técnicas como la del hierro e instrumen- llos y machos de los-&más animales caseros, hacer mal a un caballo (domar y
" A -

tos musicales como el violín. Los franciscanos intentaron de mil ma- adiéstrarlo), esperar un toro, hacer una petición y enmamiíar un pleito, pui-
neras llevar a su refugio serrano la conquista espiritual que, no por gar y jaropear y curar un enfermo.
ser pacífica, dejó de ser conflictiva. Así, en 1585 dos franciscanos del
convento de Huaynamota sufrieron el martirio a manos de los huay-
namotecas: indios bárbaros belicosos que tienen su habitación en unas EL SIGLO XVIII
muy ásperas yfigosa sima. Entre 1722 y 1767, los jesuitas crearon
sus misiones nayaritas con bastante éxito. Los fransciscanos las admi- El siglo XVIII es un siglo de luz y sombra y los cambios son muchos
nistraron después de la expulsión de la Compafíía de Jesús de todo el despub de la reconstrucción y recuperación del siglo XVII. Por ser tie-
imperio espafiol. rra pionera, esa región es de mucho movimiento. Deja de ser zona
Los indios depaz, entre los cuales se contaban los huicholes, estu- fronteriza al acabarse la reducción y pacificación del Gran Nayar en
vieron estrechamente relacionados con los franciscanos quienes con- 1722. La expansión territorial del imperio espafiol hacia el noroeste lo
tribuyeron a su nuevo dinamismo a partir del siglo XVII. Nayarit tuvo lleva a topar con los rusos en California y en Nutka. Este empuje tie-
en aouel entonces todas las características de una sociedad fronteri-
I
Finlrra de la ldmina 52 de2 Portatla de2 libro Descripción ne sus efectos sobre la vida de nuestra región y también los tienen, en
~ i é n z ode Tlaxcala que repre- de la Nueva Galicia, de Do-
za, inestable, violenta y en expansión, siendo sus dos bases económi- senta al mingo Lúzaro de Arregui, edi- la segunda mitad del siglo, las reformas de los Borbones y su nueva
cas fundamentales la ganadería y la minería. regida Nulío de Gurmdn. tado en Sevilld en 1746 estrategia imperial, simbolizada por la creación del puerto de San Blas,
N A Y A R I TB, R E V ~ S I M AH I S T O R I A

base naval, ciudadela y asti- provocado por la revoluc

II
llero, Gilbraltar de h Amé- francesa. En una verdadera
ricas, pieza clave en el con- guerra mundial se enfrenta-
trol del Pacífico, de las Cali- ban dos bloques: uno enca-
fornias y del lejano noroeste bezado por Francia, al cual
amenazado por los cosacos. pertenecería Espaíia por
Todo es cambio, todo unos aiíos todavía, el otro

I es movimiento, hombres,
animales, cultivos se multi-
I olican
L
v se extienden en un
J
encabezado por Inglaterra,
que triunfaría al final, en
Waterloo, en 1815. De esta
movimiento económico es- guerra de 23 anos surgirá
un sinnúmero de cambios,

- -
por el recién nacido Con-

por el puerto de San Blas.


Los ranchos grandes se
,- a I
entre otros, la independen- .: 4
I

cia de México y de toda


América Latina.
En ese ambiente, en
vísperas de la fiesta de los

-
W transforman en pueblos,
Tepic se hace ciudad, el mestizaje Santos Reyes, en 1801,
biológico y cultural se acelera, una nueva
d 4

2 000 indios marcharon


- - .
administración refuerza el control, presta sobre 'lepic, convocados por
servicios y se manifiesta en la elaboración de mapas e informes. Tantos un tal Juan Hilario Rubio, de la república de naturales de Tepic, para
movimientos tenían que reflejarse en las mentalidades, en formas reli- asistir a la entrada del rey. Rubio pretendió actuar en nombre de
giosas y políticas, en relación con los acontecimientos mayores, im- un fantástico Mariano, el cual era el rey de la máscara de oro, per-
periales y mundiales, la revolución francesa y la concatenación sonaje legendario, encarnación o reencarnación del rey tlaxcalteca o
.e guerras a ella ligadas. del hombre-buho de las
*
. - --
v .p

Por eso el siglo XVIII mitologías indígenas. No


termina y el siglo XIX em- hubo lucha y la multitud se ,

pieza con la gran conmo- entregó diciendo que quería * . .i3 *

ción popular de enero de paz. Pero, entre los criollos


1801, provocada por la su- y peninsulares, el susto fue '
puesta llegada del -rey de las mayúsculo. Corrió la voz
Indias, el rey de la máscara hasta México y Madrid que ,

de oro, el tlaxcalteca, que había empezado en San Blas


debía hacer su entrada en la y Tepic, con el apoyo de la
ciudad de Tepic, en el día flota inglesa, un enorme (
de los Santos Reves. El rev
4 d
levantamiento indígena que '

nunca llegó pero la emoción ponía en peligro el reino.


y el susto fueron mayores. Pronto se dieron cuenta de
Los tiempos se presta- su error, pero unos 80 in-
ban a la propagación de los ilustraciones del siglo HX, re- dios que habían sido encar-
rumores más descabella- presentando diversos curas na- celados el tiempo de la in-
yuritas; encontradas en una vestigación murieron en la
dos ya que el mundo entero libreta propiedad de don José
e encontraba en el huracán Ramírez Flores. cárcel en Guadalajara.
% * X
Q g a
%"
;. "S:
- 2

-
E
Q
Ig ?,*
?.E:
a %" "9
2" $a
Q E
NAYARIT
B ,R E V ~ S I M AH I S T O R I A

anciano don José Mercado. Cuando un coronel Pastor apresó a 100 Arriba: Efigie del general Ra- DE CANTÓN DE TEPICA
món Corona. Abajo: Graba-
insurgentes derrotados, los sorteó y mandó fusilar la mitad. do que muestra la figura del ESTADO DE NAYARIT
Los patriotas se remontaron entonces a la sierra y se manifes- caudillo nayarita Manuel
taron por todos vientos. Sus gavillas, engrosadas con los indios coras y Lozada. El actual estado fue, en la
huicholes, aumentaban cada día. Los realistas controlaban los princi- primera mitad del siglo XIX,
pales valles, o sea la región de Ixtlán a Tepic y de Compostela a San el séptimo cantón del estado
Blas. La tierra caliente de Acaponeta y Santiago Ixcuintla fue constante- de Jalisco. De manera muy
mente peleada por los dos bandos, mientras que la sierra sirvió de re&- temprana nació en Tepic, se
gio a los insurgentes. De v a en cuando los realistas entraban a someter arraigó y fortaleció, un sen-
los pueblos serranos: en 18 12-13 quemaron La Mesa, Santa Teresa, San timiento regional que de-
Pedro Ixcatan, Huaynamota. De la obra de los jesuitas y de los francis- sembocó en una voluntad
canos no quedaron más que ruinas humeantes y la gente se dispersó, política de independizarse
refugiándose en las barrancas o en las alturas más apartadas. de la tutela de Guadalajara.
De todos modos, la llamarada rebelde seguía sin apagarse en la Ese separatismo cobró tanta
sierra y en 1815 bajaron los insurgentes a dar un golpe audaz en fuerza que el general Ramón
Atonalisco, a unos kilómetros de Tepic. La campaña de la sierra duró Corona, héroe liberal y hom-
hasta el aíio de 1818, casi sin provecho porque el terreno favorecía a bre fuerte de Jalisco, tuvo que
los guerrilleros que siguieron asolando ranchos, haciendas y caminos. reconocer en 1873:
Mientras tanto Tepic y San Blas conocían una extraordinaria
prosperidad ligada tanto a la desbordante actividad de Guadalajara,
Juzgo que el gobierno de Jalisco no
como a la fortuna del puerto de San Blas que había sustituido en el podria conservar su 70cantón, sin estar pidiendo de continuo el auxilio de h
gran comercio transpacífico al puerto de Acapulco tomado por fuerza federal c..) el hastovno interior que aquí existe no es transitorio, sino
Morelos y siempre amagado por los insurgentes. No solamente el ga- que está radicado en el espíritu de estos inhabitantes c..)Hay que tornar en
león de Manila, la famosa nao de China, sino también el comercio de cuenta que el deseo unánime y general de estos pueblos, es indepeuderse del
estado de Jalisro.
Panamá, de Guayaquil, del Callao, de Valparaíso llegaron a San Blas. Yo creo que la única manera posible de salvar estus dzJ;cultadesy de
Empezaba la edad de oro conocida como la de los panamenos que que J&o pudiera conservar su 70cantón, seda la que la propia
vinieron a instalarse en Guadalajara. Esa actividad comercial, rápida- capital del estado se trasladase a esta ciudad de Tepic por algilnos
mente prolongada por la llegada de numerosos extranjeros y el afios.
nacimiento de una industria textil moderna, puso las bases de la futura Si no es posibk armonizar, como llevo dicho los elementos
de la @ración y del Estado, ejerciendo sa acción, no desde
independencia de Nayarit . Guadahjara, sino aqui mismo; entonces no queda más recurso
En el occidente y especialmente en la región de Tepic, la ejecu- que la independencia.
ción del plan de Iguala fue fácil ya que las autoridades y el ejército
siguieron en bloque a Iturbide. Las tres garantías cayeron en gracia a Corona sabía de qué hablaba porque acababa, por fin,
todos los habitantes que habían sufrido muchos padecimientos y sacri- de vencer a Manuel Lozada, el paladín de la auto-
ficios a lo largo de 10 aiíos. La exaltación de las pasiones y las noticias nomía nayarita y el defensor de la propiedad territo-
confusas que llegaban del movimiento de Guerrero e Iturbide habían rial de los pueblos, quien había sido su adversario
despertado la angustia general; ya nadie quería volver a vivir los ro- militar y rival politico durante casi 20 afios.
bos y degüellos de 1811 y la nueva prosperidad económica hacía
la paz más deseable aún. Una inmensa alegría, nada fingida, nada ofi- MANUEL
LOZADA
cial, inundó todos los pueblos y todas las ciudades de la Nueva Es-
pafia, ahora México. Por todos lados, misas de acción de gracias, innu- Por dos décadas, Lozada transformó la sierra en una es-
merables cohetes y castillos, repique continuo de las campanas, fan- pecie de Vendée indiana, tanto m h terrible qz*ela & los chw-
dango~y mariachis. nes, cwnto mds hpero es q t l e l rinón de la sierra que las colinasy
h g G
$d
S -o
,
C,
C0
&'O
b u 3
N 3 e,, S
4 h.3
@ 'S
c.0
a,*&
- d
8
$ F g %
E.5,g
r d c
E-,
a,
2
".S2d m
0
*~45 5 "g sy
.d
3
e a -
o:y Q )g
"Sd 3 2
3
r,
3 5 u 3
' ' 3 ' 442
'S-
@?=?
*& 4"
4
>% .$
g as,
1 . .
.:; ,:.. A
C . .
...
II ,- ' ,
i
.
. . '.V2
..
.1 :',
8 7
.,
.....
-.
i..
..*.
.
.*.
L.!+.
Baltazar, Basilio, Miguel Oliver, Ion de la Riva et DeMille, Richard, Castanedzi Jouney: The Power - Peyote Hunt. The SacredJoumg, of the Huichol
alii, Arte indígena huichol, Pollenca, Mallorca, and the Allegory, Capra Press, Santa Barbara, Ca- Indians, Cornell University Press, Ithaca, 1974.
1991. lifornia, l 976.
Nahmad, Salomón, Otto Klineberg, Peter T.
Berrin, Kathleen, editor, Art of the Huichol - The Don Juan Papers: ,gurther Castaneda Furst y Barbara Myerho& El peyote y los huicho-
Indians, The Fine Arts Museum of San Fran- Controversies, Wadsworth Publishing Company, les, Sep-Setentas, México, 1972.
cisco, Harry N. Abrams, Nueva York, 1978. Belmont, California, 1990.
Negrin, Juan, El arte contemporáneo de los hui-
Castaneda, Carlos, Las ensenanzas de don Juan. Fikes, Jay Courtney, Carlos Castanedz, Academic choles. Tablas de estambre. José Benítez Sánchez,
Una fama yaqui de conocimiento, (Colección po- Opportunism and the Psyrhodelic Sixties, Millenia Tutukih C a d o , J m Ríos Martínez, Guadalupe
pular, 126)) Fondo de Cultura Económica, Mé- Press, Victoria, B.C., 1993. Gonzdlez Ríos. Ensayo y Catálogo, Universidad de
xico, 1974 (1968). Guadalajara e Instituto Nacional de Antropología
Furst, Peter T., "The Roots and Continuities of e Historia, Guadalajara, 1977.
- Una realidzd aparte. Nuevas conversaciones con Shamanism", Artscanada Thirtieth An niversary
don Juan, (Colección popular, 135)) Fondo de Issue. Stones, Bones and Skin: Ritual and Shamdnic - "Los huicholes. Arte y creencias de los peregri-
Cultura Económica, México, 1974 (197 1). Art., Ontario, 184, 185, 186 y 187, diciembre de nos de los dioses", El correo de la UNESCO, XXI,
1973 - enero de 1974: 33-60. febrero de 1979: 16-17 y 23-27.
- Viaje a Ixtlán. Las lecciones de don Juan,
(Colección popular, 143), Fondo de Cultura Eco- Furst, Peter T. y Marina Anguiano, La endocul- Noel, Daniel, editor, Castaneda a examen. Debate
nómica, México, 1975 (1972). turación entre los huicholes, Instituto Nacional en tomo de Las ensefianzas de don Juan, Edito-rial
Indigenista, México, 1978. Kairós, Barcelona, 1977.
- Relatos de poder, (Colección popular, 154))
Fondo de Cultura Económica, México, 1976 Furst, Peter T. y Salomón Nahmad, editores, Mitos Palafox Vargas, Miguel, Violencia, droga y sexo
(1974). y arte huicholes, Sep-Setentas, México, 1972. entre los huicholes, Instituto Nacional de Antro-
pología e Historia, México, 1985.
Churchil, Ward, "A Little Matter of Genocide: Jáuregui, Jesús, "Un siglo de tradición mariachera
Native American Spirituality and New Age entre los huicholes: la familia Ríos", Mhica y dan-
Hucksterim", The Bloomsbury Review, septiembre- zas del Gran Nayar, (Jesús Jáuregui, editor),
octubre de 1988: 23-24. Instituto Nacional Indigenista - Centro de Es-
tudios Mexicanos y Centroamericanos, México,
Das, Prem (Paul C. Smith), "Initiation by a en prensa.
Huichol Shaman", Art of the Huichol Indians,
(Kathleen Berrin, editor), The Fine Arts Museum Myerhoff, Barbara G., Deer-Maize-Peyote Symbol
of San Francisco, Harry N. Abrams, Nueva York, Complex among the Huichol Indians of Mexico,
1978: 129-141. Disertación doctoral, University of California,
Los Angeles, 1968.
C R ~ N I CD A
E UNA OBRA MONUMENTAL

trificación de cerca de 44 mil localidades, favoreciendo a casi 75 mi- EU Za página anterior: pro- Esta del do hacia el este, con De esa manera, el Proyecto Hidroeléctrico Aguamilpa no sólo
llones de mexicanos. Es decir, 90% de la población total de México se yecto Hid;oeléctrico Apamil- el estado de Jalisco alfondo. respondía a los linearnientos de la nueva política, sino que además se
pa, en la cuPncadel río San-
ha beneficiado con la electricidad generada en nuestro territorio: 78% nano. E Epkmer
~ plano se al- basaba en una verdad: el potencial hidroeléctrico de la República Me-
de la población rural y 92% de la población urbana.' cañzan a-observar las obras xicana -y su consecuente posibilidad de generación de energía eléc-
del vertedor. Arriba: Panord-
Así pues, el Proyecto Hidroeléctrico Aguarnilpa se planteó como de la delNNaT, trica- debe mirar hacia el futuro. Antes de iniciar el diseno del Pro-
una respuesta a la creciente demanda y consumo de energía eléctrica yecto Hidroeléctrico Aguamilpa fue preciso contar con un amplio co-
en la República Mexicana. De hecho, para 1989, aunque se esperaba nocimiento del comportamiento hidrológico del río en que se ubicaría
un crecimiento del 7%, el incremento en la tasa real de las necesidades la obra, así como de su cuenca. En particular, el río Santiago ocupa el
de servicios eléctricos alcanzó 9.46%. A finales de la década de 1980, cuarto lugar -de toda la República Mexicana- por su potencial hi-
el sistema mexicano de generación de energía eléctrica contaba con 65 droeléctrico. Para conocer el comportamiento del río se habían instala-
plantas hidroeléctricas en operación con 7 729 megawatts (MW) de do más de 40 estaciones climatológicas e hidrométricas distribuidas a
potencia instalada. Para sostener estas cifras, la Comisión Federal de lo largo de toda la cuenca, las cuales ya contaban con un registro de
Electricidad instrumentó un programa que procuraba administrar 43 aiíos.
adecuadamente el agua ya almacenada en los vasos de las hidroeléctri- El río Santiago dispone de 8 620 Gigawatts-hora (GWh) de
cas existentes, mejorar la eficiencia de las plantas térmicas y acelerar la energía potencial de generación anual -superado sólo por los cauces
construcción de proyectos de nuevas plantas generadoras. de los ríos Grijalva (14 4 13), Usumacinta (9 156) y Balsas (9 146). El
Proyecto Hidroeléctrico Aguamilpa, que resultaba en su momento el
Para una historia panorámica de la energía eléctrica en México, véase Hacia el más rentable, permitiría el aprovechamiento total del caudal del río
siglo m,México, Comisión Federal de Electricidad, 1992, 135 pp. Santiago, cuyo gasto medio anual histórico es de 220 m3lsegundo.
C R ~ N I CD EA U N A OBRA MONUMENTAL

A mediados de la década de 1980 habían concluido los estudios


ceso'& construcción.
de factibilidad de construcción de la presa hidroeléctrica de Agua-
milpa; se había elaborado un anteproyecto detallado, incluso parte del
diseño ejecutivo, de lo que sería una de las obras de generación de
energía eléctrica más importantes de México. Una vez realizado el con-
curso para la construcción de los túneles de desvío, debieron suspen-
derse las actividades por problemas presupuestales. Éstos fueron super-
ados en 1989 y el proyecto se reinició con las licitaciones necesarias; la
obra civil se adjudicó a la empresa Ingenieros Civiles Asociados (ICA);
y la referente al equipamiento electromecánico, a la asociación de
empresas nacionales e internacionales (SEWS).
Por su magnitud e importancia el Proyecto Hidroeléctrico Agua-
milpa precisaba de la elaboración de un sinnúmero de estudios, cuya
planificación generaba una diversidad de actividades, que sustentarí-
an el desarrollo de la obra: desde el conocimiento preciso de las carac-
terísticas naturales del sitio donde se desplantaría cada una de las
estructuras, y del comportamiento
- del río, hasta los cálculos más Asimismo, diversos grupos especializados de la CFE aportaron sus
sofisticados requeridos para optimizar el diseño de los componentes conocimientos y esfuerzo para realizar todos los estudios y diseños de
Conrmrcnón de hs pilas del
del proyecto. vertedero. Aguamilpa, así como para dar seguimiento, supervisión, apoyo y con-
trol de la construcción. Entre los que tuvieron mayor participación es-
tán los siguientes:
De la Gerencia de Ingeniería Civil, las áreas de Topografía,
Hidrometeorología, Geología, Geofisica y Sísmica.
De la Gerencia de Ingeniería Experimental y Control, las áreas
de Geotecnia, Materiales e Instrumentación.
De la Gerencia de Construcción de Proyectos Hidroeléctricos y
de la Gerencia de Desarrollo Social, los grupos locales de reacomodo
de poblados, protección ambiental y supervisión de las obras.
De la Gerencia Técnica de Proyectos Hidroeléctricos, la Jefatura
del Proyecto con sus áreas de diseño hidráulico, estructural, mecánico
y eléctrico.
Estos grupos se han desarrollado y capacitado dentro de la CFE
durante el diseño y construcción de diversos proyectos hidroeléctricos,
lo cual les permitió afrontar con seguridad los retos que planteaba
Aguamilpa, en donde además se siguió un programa acelerado para
adelantar un aiío su terminación y por ende el inicio de sus beneficios.
Los resultados del trabajo de estos equipos multidisciplinarios se hi-
cieron evidentes en la visión de conjunto e inventiva creadora que afi-on-
taron todo tipo de situaciones y necesidades durante la construcción.
Es justo decir que el esfuerzo hecho por el personal de la CFE fue
bien respaldado por las dos grandes compañías que ejecutaron las
obras civil y de equipamiento: Ingenieros Civiles Asociados (ICA) y la
asociación SEW, respectivamente.
al, al,
p8
o d
o
ü g 2 3
c1
S S d o
'j-42
..a 3
uV)orn
El $ 3 2
8O g.53
o,& m g
*S o
z!
2- E g
cd
a7
6 -2 - 4
a6 r
cd 0 -
C '"o L,
3 u h Y
*o 0 e
Oj a.d
Q) h.2 4
'03 8 2o . ~
-4
U e3-z
8 % -3 % S
C,
h
a.w
Cb X Q)
S L i G o -
e, u
f
Cbo a
0 -
0- --a
3 G=\g o
d U 6 E C )
3 gzo M
S ~ 9 4 o- a
ir-
6 b ó
S 0:
2 u +
a130
04-
k
o 8 .O
0 3 o
a," 2
a E 5
C R ~ N I CD A
E UNA OBRA MONUMENTAL

desprendimiento continuó hasta alcanzar un volumen de 70 000 m3. encargados de coordinar las actividades. Hay que subrayar que suce-
Con el desprendimiento se perdió el camino principal de acceso a la dería en cualquier momento la llegada de lluvias y que ambos túneles
presa y también un tramo de 15 m del túnel mismo. Posteriormente, no podían ser reparados al mismo tiempo pues no se disponía de los
se perdió otro tramo de 50 m y la erosión sólo se contuvo donde se recursos necesarios: andamios de 16 m de altura para ambos túneles,
habían colocado marcos metálicos durante el proceso de excavación. marcos de acero, perforadoras y lanzadoras de concreto y sobre todo,
Una vez que se identificaron los daíios, y que se planeó la re- mano de obra calificada. Sin embargo, gracias a la planeación estraté-
paración de ambos túneles, se repuso la longitud original del túnel 2 con gica de las tareas de reparación - e n t r e octubre de 1990 y mayo de
la colocación de un túnel falso. Para lograrlo se utilizaron 90 marcos de 1991- se pudo lograr el éxito; en julio de 1991, operaban ya ambos
acero como cimbra y r e h e m del concreto. Con esto se daba estabilidad túneles con un caudal de 5 000 m3/segundo.
al talud que se formó por el deslizamiento, y para evitar la erosión, se pro-
tegió el talud con enrocamiento aguas abajo de la salida .
La reparación de los túneles representó un trabajo adicional que Arriba: Salih de an tunel de
hsvío. En h siguiente página:
exigió el mayor de los esfuerzos por parte de todos los participantes en Túneles de dpsvío en plmo fun-
la construcción, desde los obreros y sobrestantes hasta los ingenieros cionamiento.
LA CORTINA

La cortina de Aguamilpa es la más alta del mundo en el tipo de enro-


carniento con cara de concreto (PCC),mide 187 m desde el desplante
de la losa de pie o plinto hasta la corona, que tiene una longitud de
660 m. Para la construcción de esta cortina se utilizaron 12.7 millones
de metros cúbicos de materiales y el área de la cara de concreto cubre
136 900 m2. Esta cara de concreto se divide en losas de 15 m de
Perspectiva de un momento
ancho, cuyo espesor varía de 0.30 a 0.85 m en el sentido del parapeto
al fondo del río.
da,o, ,, la ,,struccidn
de h cortina.

El material del cuerpo de la cortina en parte está compuesto por


boleos y gravas naturales extraídos de bancos ubicados a lo largo de 15
kilómetros aguas abajo de la cortina, y otra parte (6.5 Hm3) producto
de excavaciones en roca realizadas para otras estructuras del Proyecto.
La cortina posee una forma piramidal y los materiales utilizados en su
construcción son de diferente tipo por su tamafio y calidad. Los ta-
ludes observan una inclinación de 1.5:1, aguas arriba, y de 1.4:l ,

Am'bu: Croquis de h conr~c-


cidn de h cortina. Abajo: Cor-
tinu en construcción, vista de
@te.
C R ~ N I CDA
E U N A OBRA M O N U M E N T A L

Se le llama plinto a una losa perimetral a la cara de concreto que se


cimenta en la roca. Sirve de respaldo para consolidar la roca y facilita
la inyección de la pantalla profunda. Se conecta con la cara de la presa
a través de una junta llamada perimetral. Durante la vida de la obra
pueden producirse desplazamientos relativos de significación entre el
plinto y la cara de concreto, lo cual ha provocado fdas en algunas pre-
sas en la junta perimetral y filtraciones de importancia.
En el caso de Aguamilpa, se constató que la ceniza volante pro-
ducto de la quema de carbón mineral constituye un buen material
para la drástica reducción del flujo del agua a través de la junta
perimetral en caso de que ésta falle. La ceniza volante puede sellar
fisura finas en el concreto y desgarraduras en los sellos de PVC y cobre.
En Aguamilpa se propuso el uso de la ceniza volante, en vez del mas-
tique con membrana plástica, que había sido utilizado durante el Últi-
mo decenio en la construcción de presas altas.
Si bien la secuencia de colocación de los materiales térreos de una
PCC es bastante flexible, la programación de su construcción depende
Parte superior del plinto en ia del colado de la losa perimetral o plinto. De hecho, el rigor en la anti-
margen derecha cipación del plinto es de primordial importancia.

Perspectiva de la cortina y la
corona de la presa en toda su
extmión.
En Aguamilpa, la obra de excedencias está compuesta por dos cana-
les a cielo abierto con capacidad de conducción de 14 900 m3/seg,
para transitar una avenida con gasto máximo de 17 500 m3/seg y volu-
men de 6 966 Hm3. Estos canales se utilizarán cuando el caudal del
río crezca de tal manera que el vaso de contención ya no sea capaz de
regular el agua. En estos casos, los excedentes de agua deben condu-
cirse río abajo a través de estos canales y por medio de unas compuer-
tas. Los canales a cielo abierto en Aguamilpa se dividen en uno auxiliar
y otro de servicio.
Durante la etapa de diseno de estos canales se contempló la posi-
bilidad de utilizar parcialmente uno de los túneles de desvío para
canalizar excedentes de agua, pero esta idea fue descartada por las
complicaciones estructurales y geológicas que se presentan en la inter-
sección de los túneles. Con todo, la construcción de éstos representó,
además, un ahorro en los costos del proyecto, ya que con la otra pro-
puesta se perdía flexibilidad en el arreglo de las obras de generación.
Los canales tienen una longitud de 565 m y una anchura de 42.5 m Arriba: hecto de rombuer-
cada uno; son uno más de los componentes,-cuya
L , importancia en
I
del vhtedor, y vista h e la
el hincionamiento de Aguamilpa, conforma la crónica de esta obra construcción de ¡os canales de
Cubaes condzrn'r
monumental.
ELVASO DE ALMACENAMIENTO

El vaso de almacenamiento es el sitio en donde quedará contenida el


agua del río que será utilizada para la generación de energía eléctrica
y para regulación de avenidas. La capacidad de almacenamiento de
Aguamilpa se basa en los siguientes datos técnicos:

ALTURA SOBRE EL H M DE
~ AGUA
NIVEL DEL MAR EN EL VASO
Nivel del agua,
mínimo de operación (NAMINO)
Nivel del agua,
máximo de operación (NAMO)
Nivel del agua,
máximo extraordinario (NAME)

El vaso de almacenamiento de Aguamilpa tiene una capacidad útil -


NAMO-NAMIN- de 2 575 Hm3 de agua y una capacidad para el control E, pá@na anterior:ApeC-
de las avenidas de 1 4 10 Hm3. El gasto medio anual que pasa por el vaso compuertm del verte-
dor vistas desde aguas arriba.
de Aguamilpa asciende a 220.34 rn-ilseg de los cuales, el gasto medio Abajo: pPprpecnvadel vaso A
aprovechado llega a 198.4 m3lsegundo. a~me1~dmiento.

EL-
.-m *=.m
A;- DE UNA OBRA MONUMENTAL 7
l

Las obras de generación están formadas por todos aquellos elementos


que permiten la utilización del agua del vaso de almacenamiento para
la generación de energía eléctrica. El esquema general de las obras de
generación en Aguarnilpa está compuesto por el canal llamado a cielo
abierto, por la obra de toma con tres túneles que conducen el agua a
las turbinas mediante tuberías a presión, la casa de máquinas, la galería
de oscilación subterránea, el túnel de desfogue, la plataforma de los
transformadores y la subestación exterior.
La generación de energía se regula tanto por la presión a la que es
conducida el agua a lo largo de los túneles de conducción, así como
por el gasto de agua que pasa por las turbinas a través de los conductos
a presión. Para producir energía eléctrica no sólo se necesitan las tur-
binas y los generadores, sino otros elementos que aseguren su buen
funcionamiento al permitir que el agua llegue a la turbina, y además
transite segura y libremente desde la obra de toma hasta las aguas de
río abajo.
En Aguamilpa, las obras de generación se ubican en la margen
derecha. La obra de toma está situada a una altura de 170 m sobre el
~n páginas dnteriores: Pers- nivel del mar con tres túneles de conducción a presión que tienen una
pectiva general de presa y longitud de 187 m y un diámetro de 7.40 m. Para protección y man-
parte superior de h obra de to-
ma. ~ h b PenpeCtiva
~ : alobal tenimiento de las turbinas se instalan unas compuertas rectangulares
de obra de toka: en ;lh se de 5.8 x 7.4 m que dan inicio a los conductos de presión, que por me-
puede apreciar hs e n t r i de
hs túneles que conducen el a- w dio de una transición cambian a sección circular con un diámetro de
a Id turbiias. 7.40 metros.
Las turbinas hacen girar el rotor del generador al pasar el agua que Det& de coll~pome&h
llega en los conductos a presión a través de los álabes del rodete de la "~bims, En LZ sigtd.amto"Jd@-
m Pem-ectiuu O5 h ccwuerna-
turbina. El gasto de diseno por unidad que maneja cada una de estas ,, de mdquinar en A ~ ~ ~ -
turbinas es de 249 ms/seg, con una velocidad de giro de 150 revo- wli'4~ p o h o s qrtcutr
h 0bWS púlm h kl.&&db~
luciones por minuto. La carga bruta de diseno o altura de caída Luniróinnr
del agua sobre las turbinas asciende a 146 m, con una carga neta de
144 metros.
Los generadores son los elementos que producen la energía eléc-
trica. Cada uno de ellos con potencia de 320 MW y voltaje de gene-
ración de 13.5 kv,lo cual le da una capacidad instalada en la planta de
960 MW. Los tres generadores en funcionamiento aportarán al sistema
eléctrico una generación media total de 2 131 G W anuales,
~ de los
cuales 1 572 son firmes y 559 secundarios; trabajan en un régimen de
pico cuando el sistema requiere mayor generación de energía. Es-
tos picos se producen al inicio del día laboral, cuando las industrias
comienzan a utilizar energía,
- o en la noche, cuando aumenta el
consumo de energía eléctrica ante la ausencia de luz solar. Así, el fac-
tor de utilización medio anual de la Planta Hidroeléctrica Aguamilpa
es de 0.253.
UNA OBRA MONUMENTAL

Tanto las turbinas como los generadores se encuentran en la casa por la turbina, provocando variaciones de presión y gasto en la tubería a
de máquinas - q u e en Aguamilpa se instaló dentro de una caverna- presión y en el desfogue. Para amortiguar las del desfogue, se construye
y en donde además se ubican otros equipos auxiliares cuya función es la galería de oscilación que se sitúa aguas abajo de los tubos de as-
medición, control, y mantenimiento de seguridad. Alií mismo se en- piración. Allí se ubican unas compuertas -conocidas como de desfo-
cuentran dos grúas con capacidad de 405 toneladas que se utilizan para gue- que se utilizan cuando se requiere aislar el tubo de aspiración al
el movimiento de algunas partes mayores de las máquinas -como el momento de desaguarlo.
rotor de las turbinas- y las galerías de drenaje del macizo rocoso, de La distancia entre la galería y la casa de máquinas es de 50 m
inspección y el cárcamo de bombeo. entre ambos ejes y las dos cavernas se conectan mediante los tres túne-
La caverna-casa de máquinas de Aguamilpa mide casi 23 m de les de aspiración que dan salida al agua proveniente de las turbinas. El
ancho y 134 m de largo. Con una altura de 50 m, la excavación de túnel de desfogue está colocado en un extremo de la galería. Para la
esta casa de máquinas fue de 86 OOOm3 y se utilizaron 27 700 m3 ~ ~y página
~ i b ~ construcción de la galería se excavó un volumen de 66 000 m3 y
de concreto para su cimentación,- pisos v ared des.
L I d I
Diversos momentos en la C O ~ S - se colocaron 6 000 m3 de concreto. Sus dimensiones son 85 m de largo,
Cuando se requiere modificar la cantidad de energía producida por quim y delalacohcMón
trucción casa de má-
Lu 16 de ancho y 48.5 m de alto.
cada unidad generadora, cambia también la cantidad de agua que pasa t~rbinay~ene~ddores.
EL TÚNEL DE DESFOGUE Y LA SUBESTACI6N

Por este túnel pasa el agua, una vez que ya lo hizo por las turbinas y
generó energía eléctrica, para retornar al río aguas abajo de la presa.
Este túnel tiene una sección portal de 16 x 16 m y una longitud de
391 m, revestida de concreto. En su diseiio se tomaron en cuenta
tanto la geología del terreno en donde se colocó, así como la forma
más eficiente para la salida del agua y la posibilidad de lograr un buen
comportamiento hidráulico de la estructura, ya que de ello depende la
magnitud de las pCrdidas de energía. Para la construcción de este túnel
se excavaron 111 000 m3 y se utilizaron 19 000 m3 de concreto.
Para trasladar la energía producida en la planta por medio de las
líneas de transmisión se necesita un banco de transformadores, coloca-
do en una subestación. Se le llama subestación a una plataforma situa-
da a 205 m sobre el nivel del mar en donde se instalan los transfor-
madores, los dispositivos que los unen a las líneas y los conductores de
donde salen las mismas. La energía producida se enviará a la
subestación Zpic II por medio de dos líneas de transmisión de 400 kv
y de 40 km de largo cada una. La transformación del voltaje de gene-
ración a otro mayor se realiza para disminuir el costo de las líneas y
minimizar las caídas de voltaje, además de que se limitan las pérdidas
de energía durante su transmisión. A cada generador corresponden
tres transformadores en el patio de transformación, uno por fase
de voltaje de 13.81400 kv, con una capacidad de 117 MVA por
transformador.

Vitafrontal dek túnel d7 de$-


p. En h siguiente página En
primer plano h construcción a!e
h subestación.
Castro, J. y Schroeder, F. (1992)) "Overtopping of Méndez, F. (1993), "Aguamilpa Underground Montaiíez, L. (1992)) "The perimetric joint
the safety fuse plug built at the Aguamilpa Hy- Power Complex-Excavation Sequence", Rapid design for Aguamilpa Dam", Water Power and
droelectric Project Cofferdam", International Excavation and Tunnelling Confience, SME-AIME, Dam Construction, Reed Business Publ.,
Symposium on Dams and Extreme Flook Granada, Vol. 1, pp. 1047-1066. Inglaterra, Vol. 44, No. 4, abril, pp. 22-28.
Espaiía.
Méndez, F. (1993)) "Construction of Aguamilpa Montaiíez, L., Castro, J., Gallardo, H. y Flores, B.
Castro, J. y Montaiíez, L. (1993)) "Behavior of Tailrace Tunnel - Excavation Phase", Annual (1992)) "Comportamiento de las obras de con-
Aguamilpa Dam and Diversion Works during the Conference of Canadian Socieg for Civil Engineer- tención del l? H . Aguamilpa durante las avenidas
January 1992 Floods", Intemational Symposium on ing CSCE, Vol. 111, pp. 136-144. extraordinarias de enero, 1992") X I / I Reunión
Hi'h Earth-rockfill Dams, Pekín, China, Vol 2, pp. Nacional de Mecánica de Suelos, Sociedad
697-7 15. Méndez, F. (1993)) "Underground Blasting at Mexicana de Mecanica de Suelos, Zacatecas, Zac.,
Aguamilpa2', Water Power and Dam Construction, Vol. 1, pp. 163-175.
Espinosa, L. y Moreno, S. (1992)) "Diversion Reed Business Publ., Inglaterra, Vol. 45, No. 6,
tunnels at Aguamilpa Dam", Towards New Worlds junio, pp. 23-26. Montafiez, L., Hacelas, J. y Castro, J. (1993),
in Tunneling, Ed. A.A. Balkema, Holanda, Vol. 2, "Design of Aguamilpa Dam", International
pp. 993-999. Montaiíez, L. (1990)) "Presa Apamilpa-Criterios Symposium on High Earth - rockfll Dams, Pekin,
de Diseiío", XV Reunión Nacional de Mecánica de China, Vol. 1, pp. 337-364.
Herrera, S. (1992) "Reparación de los túneles de Suelos, Sociedad Mexicana de Mecánica de Suelos,
desvío del proyecto hidroeléctrico Aguamilpa", San Luis Potosi, S.L.l?,Vol. 1, pp. 255-266. Sociedad Mexicana de Mecánica de Suelos
Towards New Worlds in Tunneling, Ed. A.A. Bal- (199 1)) "Proyecto Hidroeléctrico Aguamilpa,
kema, Holanda, Vol. 2, pp. 1035-1039. Montafiez, L. y Castro J. (1991), "Aguamilpa Mesa Redonda en Homenaje al Prof. Raúl J.
Project Main Features", Seventeenth Congress on Marsal (19 15-1990)")autores varios, 66 págs.
Herrera, S., Cafiete, L. y Bahena, J.A. (1992)) Large Dams, International Commission on Large
"Hidroeléctrica Aguamilpa, aspectos de mecánica Dams, Viena, Austria, Vol. V, pp. 871-891.
de rocas", Towards New Worlds in Tunneling,
Ed. A.A. Balkema, Holanda, Vol. 1, pp. 40 1-407. Montaííez, L. (1991)) "Properties of the Agua-
milpa Dam Alluvial Materials", IX Congreso
Méndez, F. (1992)) "Aguamilpa powerhouse an Panamericano de Mecánica de Suelos e Ingenieria de
outstanding undertalung", Towards New WorMs in Fundaciones, Viiía del Mar, Chile, Vol. 3, pp.
Tunneling, Ed. A.A. Balkema, Holanda, Vol. 2, 1245-1255.
pp. 855-864.
Los principales vértices de una obra monumental como la presa hidro-
eléctrica Aguamilpa no sólo se trazan a partir de su importancia arqui-
tectónica y su desafío en el campo de la ingeniería, sino que tambidn
sobre aspectos tanto del desarrollo social como del impacto ambiental.
El Proyecto Hidroeléctrico Aguamilpa, así como se propuso un apro-
vechamiento global del río Santiago - q u e incluyera las afluencias de
los ríos Verde, Juchipila, Bolanos, Jesús María y Huaynamota- tam-
bién tuvo que contemplar, desde su etapa de planeación, las posibles
alteraciones socioeconómicas y ecológicas que impactarían a los PO:
bladores de estas riberas.
Desde el inicio de este proyecto, la Comisión Federal de Elec-
tricidad tuvo particular cuidado de elaborar estudios sociales en la zo-
na de Aguamilpa y de planificar acciones que previnieran los posibles

aspectos negativos ocasionados por una obra de esta magnitud. Al ini-


ciar el - sexenio, la comisión se propuso
- - aplicar una nueva
política de concertación que respetara el arraigo y tradición de las
comunidades de la zona. Así, además de los estudios de hctibilidad
técnica, financiera, política y económica que implicaba esta obra, se
analizaron con detenimiento las características del entorno.
I
DESARROLLO
SOCIAL DE AGUAMILPA y tres poblaciones -Colorado de la Mora, Los
Sabinos y Playa de Golondrin- quedó bajó
La cortina de Aguamilpa forma un embalse aproximadamente de siete las aguas de los ríos Santiago y Huaynarnota,
mil millones de metros cúbicos de agua, que inundan una superficie Para la reubicación de los 871 individuos
de casi 13 mil hectáreas pertenecientes a 22 ejidos, tres comunidades y que poblaban esa tierra el Plan de Reasen-
tres pequefias propiedades de los municipios de El Nayar, Tepic y San- tamiento e Impacto Ambiental de Aguamilpa,
ta María del Oro. Esta extensa superficie, que albergaba 14 caseríos consideró aspectos sociales, ecológicos, jurídi-
cos y la restitución de actividades productivas.
Además la Comisión Federal de Electricidad
puso especial atención a la composición étnica
de esos habitantes, de los cuales el 61% son in-
dígenas huicholes y el resto población mestiza.
No obstante que los huicholes y mestizos comparten una misma
actividad de producción que los caracteriza como campesinos agricul-
tores, la formación etno-cultural de ambos grupos los distingue de
manera notable. Mientras la población mestiza se identifica con la lla-
mada sociedad nacional los pueblos huicholes asentados en el área del
embalse forman la continuidad viva de una cultura ancestral que
mantiene muchos de sus componentes autóctonos: lengua, paren-
tesco, identidad étnica, tradiciones, cultivo ritual del maíz y demás
aspectos de una forma de vida particular.
En el caso de la sociedad wirrarica*de la zona existe un debate
comunitario entre las formas tradicionales de vida y la inserción de
nuevos elementos culturales y religiosos que dividen la unidad étnica
de sus miembros. Por tal motivo, aún antes de iniciar los trabajos de
reasentamiento de las poblaciones y ranchería huicholas de Agua-
milpa, la Unidad de Desarrollo Social de la Comisión Federal de
Electricidad se dio a la tarea de estudiar los antecedentes históricos de
estas poblaciones y analizar su organización social, familiar y económi-
ca. Tales estudios llevaron a descubrir las migraciones, pugnas por tie-
rra y cambios religiosos de este grupo a lo largo del tiempo.
El desarrollo de esta investigación estuvo a cargo de un grupo
interdisciplinario integrado por trabajadores sociales, agrónomos y
antropólogos, que tuvieron como principal propósito conocer a fondo
En las páginas anteriores: Iz- la forma de vida y organización social existente entre esos pobladores
quierda: El Proyecto Hidro- para ofrecer una nueva perspectiva que, en la medida de lo posible,
eléctrico Aguamilpa, un fu-
turo prornisorio para h nue- concordara con sus propias costumbres. De esta forma se concertaron
vas generaciones. En el centro: compromisos de restitución o indemnización de tierras; se definieron
Modesto Sánchez, huichol de las propuestas de los sitios de reacomodo, la traza y ordenamiento de
Colorado de la Mora. En la
página anterior: Mujer hui- los nuevos poblados, así como el diseño de los tipos de vivienda para
chola con su tradicional las familias.
atuendo. Arriba: La atencidn
de una clínica del IMSS es
patente a lo largo del Proyecto. * Nombre con el cual se autodenominan los huicholes.
D E S A R R O L LSO
1
OCIAL

Sin embargo, los grupos huicholes tienen registrado su recio


carácter belígero y participativo desde tiempos del virreinato en
El núcleo indígena de Colorado de la Mora, se localizaba en la margen la Nueva Espafia. De hecho, durante los primeros anos del Méxi-
izquierda del río Santiago, tan sólo 200 metros más abajo del nuevo co independiente -incluso durante el efímero imperio de Maximi-
asentamiento. Este pueblo que ocupaba un espacio de poco más de 20 limo de Habsburgo, a mediados del siglo pasado- los huicholes se
hectáreas, divididas en 45 lotes dispersos; con 228 habitantes dis- unieron a diversas revueltas sociales que fueron reprimidas sistemática-
tribuidos en 45 familias; fue el más grande de los afectados por el mente. Las derrotas a lo largo del revoltoso escenario del siglo XIX, lle-
embalse. Por su parte, Playa de Golondrinas, pueblo huichol de 118 varon a las comunidades a refugiarse en los territorios serranos de su
habitantes, con 5 197 hectáreas de terrenos ejidales ubicados en los comarca.
municipios de El Nayar y Tepic, en la margen opuesta del río San- En 191O, numerosos indígenas o r a s y varios núcleos huicholes
tiago, quedó reubicado en un sitio llamado L a Piedra Cargada, a se integraron a las filas villistas hasta que sucumbieron frente a los ca-
unos cuantos kilómetros de su antiguo asentamiento. rrancistas. Posteriormente, otra derrota más llevó a los pueblos cora y
Es importante mencionar que los antecedentes históricos de es- huichol a refugiarse en las sierras bajas de Nayarit, específicamente en
tos pueblos, aunque de raigambre prehispánica, tienen una cronología la zona limítrofe de la Sierra Cora. Más adelante la guerra de los cris-
ligada a la vida del México independiente. Diálogo con los pobhdores de teros consolidó su refugio y asentamiento en la zona sur de la sierra de
Concretamente, la migración masiva de huicholes hacia las la región en hpuesta en mar- Concertación para el futuro: El Navar.
d
cha del Plan de Rearenta- Los adelantos de la actual
partes bajas del Nayar se dio en el presente siglo, con el proceso revo- e El proceso de formación de los poblados de Colorado de la Mora
educación para una cultura
lucionario iniciado en 19 10. de Aguarnilpa. con rttíces ancestrales. y Playa Golondrinas se remonta a las décadas de los d o s 30 y 70 de
que existe entre huicholes y mestizos. De hecho, la presencia mestiza
está oficialmente prohibida por los habitantes de Colorado de la
Mora, como lo reflejan sus actas de asambleas comunitarias.
Playa de Golondrinas es una población de formación más
reciente y con una diferencia notable: su asentamiento se inició for-
malmente en 1972 y, aunque no se trataba de un núcleo wirrarica, ya
que fue fundada por mestizos, actualmente es una población entera-
mente huichola. No obstante la crónica de su existencia cubre poco
más de veinte años, su cronología está impregnada de una larga lista de
conflictos por posesión de tierras, o interétnicos, entre los que destaca
la polémica religiosa. El debate entre las formas religiosas tradicionales
y el surgimiento de la religión bautista se ha hecho evidente tanto en
los núcleos. familiares como en los patrones de liderazgo de la
comunidad.
Las poblaciones
-
huicholas, aunque copartícipes de los patrones y
de los métodos de susbsitencia que caracterizan a otro tipo de comu-
A L
La música: manifestación dis- nidades de la zona, se distinguen de las demás por que su concep-
este siglo, respectivamente. Ambos poblados surgieron a partir de una tintiva de La cultura de la
ola migratoria de grupos huicholes que habitaban 5 pueblos ubicados región. ción del mundo encierra un carácter místico en su relación con la na-
en la Sierra Madre Occidental -San Andrés Cohamiata, Santa
Catarina, San Sebastián, Tuxpan de Bolaiíos y Guadalupe Ocotán-
en los estados de Jalisco y Nayarit. Aunque su fundación corresponde
a décadas diferentes, Colorado de la Mora y Playa Golondrinas,
surgieron de la solicitud de tierras ejidales, además de compartir con-
flictos y arraigos similares: pugnas religiosas, interétnicas y territoriales.
En las familias de ambas comunidades se ha debatido entre las formas
religiosas tradicionales, que preservan sus costumbres, y la conversión
hacia la religión bautista.
En los primeros aiíos de la década de los treinta, con la llegada de
varios pueblos huicholes provenientes de la sierra del Nayar a uno de
los llamados ranchos de aguas, nació Colorado de la Mora. José Chávez
encabezaba estas familias huicholas que buscaban asentarse en terrenos
del pueblo de Caleras de Cofrados, ya que habían sido invitados por
sus pobladores para cuidar sus tierras y ganados.
En 1943, los huicholes obtuvieron esas tierras en dotación de
ejido y rebautizaron el lugar con el nombre de Colorado de la Mora,
reminiscencia de su núcleo agrario. La sede del ejido se mudó en
diversas ocasiones, para estar más cerca del río o para aproximarse a la
brecha que construyó, en la década de los sesenta, el Instituto Na-
cional Indige'nista.
El conflicto agrario entre Colorado de la Mora y el ejido mestizo
de Caleras de Cofrados se ha mantenido a lo largo " de la historia de La educación achal, resulta-
do de la consolidación de pro-
estas poblaciones. No es sólo un enfrentamiento por tierras, sino ade- cesos históricos a lo hrgo de
más está un recelo subyacente - y la mutua discriminación étnica- éste y elpaado siglo.
D E S A R R O L LS O
OCIAL

turaleza. Para la comunidad huichola el sol es padre y la tierra madre,


ambos ligados al abuelo fuego, de donde se desprende una inmensa
célula social que enmarca al mundo wirrarica. La actividad agrícola es
sagrada por la importancia mística y mítica que tiene el cultivo del
maíz. Pero, además, dicha cosmogonía también contempla las labores
en la caza y la recolección, la manufactura de artesanías y, aún más, los
diferentes trabajos remunerados: cultivo de tabaco, café o cacahuate.
En la planeación de este magno proyecto hidroeléctrico fue nece-
sario conocer, entender y respetar los patrones de organización familiar
de los huicholes. Para los antropólogos, la familia es una unidad ex-
pansiva que incluye a padres, hijos, cónyuges y nietos aunque no ha-
biten la misma casa, pero que compartan un mismo espacio territorial.
La figura paterna - o, en ocasiones, el pariente mayor de edad- los
une para la cooperación en los trabajos agrícolas y la devoción en sus
distintas fiestas ceremoniales. De esta característica social huichola se
desprenden las particularidades específicas de la demografía local, que
no siempre aparecen en la frialdad de las cifras de los censos. Por ejem-
plo, si realizamos un censo en la zona de Aguamilpa, durante los meses
de enero a abril, aparecería un descenso significativo de la población,
ya que en esa época los habitantes se trasladan a la zona costera para la
recolección del tabaco y del café. Sin embargo, las cifras de la po-
blación aumentaron notablemente al iniciarse la construcción del
Proyecto Hidroeléctrico Aguamilpa, ya que se abrió la posibilidad de
que los habitantes de las rancherías y poblados cercanos a la obra fue-
ran partícipes de los posibles beneficios del reacomodo.

En el núcleo h i l i a r huichol los lazos de parentesco constituyen


la unidad de integración social básica entre la población wivurica. Así,
en los seis grupos de parentesco de Colorado de la Mora y los cinco de
Playa de Golondrinas, el parentesco se mantiene como el elemento
~ ~de una~ $milia~ hui- l quej más~ influye en su organización política y religiosa, aunque hayan
El cultivo del maíz adquiere chola en la actualidad; el vivido significativos
... cambios en sus formas tradicionales de organi-
una importancia mática y parentesco se mantiene co-
mo el elemento central de su zación y producción.
mística dentro de la cosmo-
gonía huichol. organización.
Los S A B I N ~ S cipios de la década de los ochenta, la emigración temporal hacia las
actividades productivas de la costa era un fenómeno generalizado en el
De todos los núcleos tiempo de secas. Además, cuando los temporales eran malos o se llega-
de población que h e ban a malograr las cosechas de maíz, la migración hacia la costa se con-
ron reubicados a raíz vertía en verdadero éxodo. A lo anterior habrá que agregar la búsqueda
del Proyecto Hidro- b de oportunidades en Tepic e incluso la migración hacia los Estados
eléctrico Aguarnilpa, el Unidos de Norteamérica.
pueblo mestizo de Los La -población de Los Sabinos combinaba únicamente la precaria
&

Sabinos era el más agricultura de temporal -basada en el monocultivo del maíz- con
adentrado en la sierra. la ganadería extensiva. Ambas actividades, sujetas a una temporada
Sus habitantes se en-
contraban a un día de
-
de lluvias corta e inestable. Esto ocasionaba un ciclo agrícola azaro-
so y variable en donde el coamileo, o proceso de desmonte, podía
camino a pie, o bien prolongarse hasta el momento de la quema. La siembra, en cambio,
como escala de los tenía que realizarse con prisa por la brevedad de la temporada de llu-
vuelos de El Llama- vias. Además, por las condiciones específicas del lugar y por la falta de
ra&, un viejo DC-3 apoyos técnicos, el campesino de esta zona se enfrentaba a la difí-
que viaja tres veces por cil disyuntiva de que los-fertilizantes no sirven en esta tierra candente
semana de Tepic a -literalmente achicharran a las semillas- y los herbicidas, por otro
Huaynamota. Este pe- lado, aunque benéficos, son caros e inaccesibles.
quefio poblado de ¡ 15 habitantes -distribuidos en 16 familias-, La caza, la recolección y la pesca eran actividades complemen-
ubicado en la margen derecha del río Huaynamota, quedó ahora a 20 tarias. Habitantes de una tierra poco pródiga en recursos necesarios
minutos a pie de la margen del embalse, desde donde los habitantes para la sobrevivencia, los pobladores de Los Sabinos se desenvolvían en
pueden hoy abordar una lancha que los transporta, en una hora, a la una esfera de agricultura de infrasubsitencia que los llevó a interesarse
cortina de la presa; y viajar por una carretera asfaltada a Tepic. cada vez más por la ganadería. Ante la inseguridad de la agricultura de
El origen de Los Sabinos, un pueblo indígena llamado El Rincón coamil, los lugarenos de Los Sabinos encontraron en la ganadería una
cuyos pobladores se reíügiaron en las montaiias al irrumpir la revolu- alternativa para enfrentar sus necesidades económicas. En la mayor
ción de 1910, se remonta a mediados del siglo pasado. Entrada la parte de los casos, la ganadería se convirtió en la principal fuente de
década de los treinta estas familias mestizas regresan a las orillas del río, ingresos y, en algunos -con más de 100 cabezas de ganado- en
dando un nuevo nombre al poblado. A partir de entonces, Los Sa- fuente de verdadera riqueza. Sin embargo, las pugnas por los terrenos
binos ha disputado la supremacía territorial de esta zona con el pueblo de agostadero y la lucha por mantener alimentados a los animales en
de Huaynamota, y el consecuente control sobre la población huichola tiempos de secas -lo cual implica la venta de cabezas a cambio de fo-
local. rraje- aportó una nueva problemática a la configuración social de
Sin embargo, a partir de la integración de ejidos generados por la esta población. De hecho, el predominio de las actividades ganaderas
Reforma Agraria, la influencia política de Huaynamota y Los Sabinos aumentó el consumo de leche y queso en el patrón alimenticio de los
disminuyó en tanto los huicholes escapaban de su control, se redu- habitantes y la costumbre de rdnchear en las márgenes del río, durante
cía el territorio disputable y aumentaba la emigración. Finalmente, los meses de estío, imprimieron nuevos matices en la vida de
Los Sabinos quedó bajo la jurisdicción de Huaynamota. Los Sabinos.
El poblado de Los Sabinos llegó a tener 150 habitantes, pero su
demografía se vio notablemente afectada por la imposibilidad de di-
versificar la actividad económica de la región y la falta de recursos téc- Arriba y páginas siguientes:
nicos para alentar la productividad del campo. Además, la reducción Aspectos
. . . de dizjersas vivienda
de los territorios por la formación de los ejidos contribuyó a intensi- huicholas en las que resalta
su integracibn con medio
ficar la migración definitiva de sus pobladores. De hecho, desde prin- ambiente.
~ENTAMIENTOS,
VIVIENDAS Y CULTURA

A diferencia del núcleo familiar huichol, la organización mestiza tiene


como unidad dominante una familia nuclear, que - sólo involucra a los
padres y los hijos solteros. Ambos, indígenas y mestizos, realizan el
cultivo itinerante de la tierra de bajos rendimientos que se basa en el
sistema de roza, tumba y quema. Y por eso, tanto huicholes como
mestizos se encuentran distribuidos en pequefios poblados y caseríos
dispersos, y han sido impactados por los movimientos migratorios que
dicta el mercado del trabajo.
Los indígenas huicholes son personas seminómadas, cuyo arraigo mexicana o el escudo nacional, pero mientras que en la comunidad
cultural se cifra en las nubes y en donde todo cambio es propicio. El mestiza predomina el sentimiento de pertenencia a la nación mexi-
cielo puede cambiar, así como el agua de los ríos, sin que esto afecte cana, en las comunidades huicholas destaca la identidad cultural finca-
las formas de organización social tradicionales. Éstas acomodan su da en su propia concepción del mundo.
presencia en la llamada familia extensa que redefine sus pautas de En ninguno de los poblados que ahora se ubican dentro de la
asentamiento. zona del embalse existía un centro religioso comunitario. Entre los
Los asentamientos mestizos, por el contrario, se establecen en indígenas, el culto religioso se ejerce y vive a nivel familiar; al interior
torno a la familia nuclear y bajo la sombra de otras normas religioso- de sus casas se erige un espacio específico para un templo o calihuey.
ideológicas. Hasta la traza misma de sus poblados refleja este patrón de Aun aquellos indígenas que se han convertido al protestantismo
comportamiento: son espacios que siguen el modelo de construcción cristiano, reservan un determinado lugar en su casa para espacio de
de la sociedad urbana en donde las familias más acomodadas ocupan devoción.
el centro del poblado. De igual manera, tanto en Los Sabinos como en otras locali-
Ambos tipos de asentamiento quedan claramente reflejados en dades mestizas de esta zona, la mayoría de los habitantes se trasladaba
Colorado de la Mora, típica población huichola, y en Los Sabinos, a Huaynamota para asistir a misas y servicios religiosos de la Iglesia
característico asentamiento mestizo. Ambas localidades cuentan con católica. Hasta la fecha, las familias mestizas de las orillas del río San-
un centro simbólico que unifica la vida social y cultural de los habi- tiago se trasladan a Pochotitán para fines religiosos, pero todos se con-
tantes. Estos espacios están sefialados por elementos cívicos, la bandera gregan en Huaynamota para las ceremonias de Semana Santa.
Tanto para la comunidad huichola, como para los habitantes
D E S A R R O L LS O
OCIAL

-
mestizos de esta zona, el carretón constituye una parte hndamental de
sus casas. En épocas de calor sirve como dormitorio fresco y, durante
la cosecha, cumple su hinción como granero. Se trata de una estruc-
tura de madera de cuatro a seis postes dispuestos en forma horizontal
y otros cuatro largueros en forma transversal, que van colocados a una
altura de, aproximadamente, un metro y medio sobre el nivel del sue-
lo, y sobre ellos se tiende un entarimado. Un par de metros arriba del
piso del carretón queda el techo-igual al de los dormitorios y coci-
nas- de esta estructura que recuerda a los hórreos gallegos.
Los fogones de las cocinas huicholas o mestizas se construyen de
acuerdo a los gustos y lineamientos de las mujeres de cada comunidad.
Ellas mismas enjarran con barro las paredes de estos cuartos y, de
hecho, las manos artesanales de las mujeres huicholas recubren todos
los muros de sus casas.
Los mestizos siguen patrones morales, similares a los de los mes- Carretón, con la doble fun-
ción de servir como dormito-
tizos de comunidades urbanas, en donde los hijos mayores no duer- rio y como granero en época
men con sus hermanas, para los huicholes esto pasa desapercibido o se de cosecha. Beneficios y ventajas de los presenta sólo por las dimensiones del grupo familiar, mas no por prin-
nuevos asentamientos. cipios morales que son, de hecho, incongruentes con su concepción
particular del mundo.
Mientras que en la casa mestiza se encuentra diversidad de imá-
genes de santos, utensilios ya conocidos, sarapes y huertos frutales en
sus patios, la casa huichola se distingue por sus camas de troncos y
otate, bolsas tejidas y diversos bordados que cuelgan de la pared, en
donde, también aparece la Virgen de Guadalupe. En general, y de
acuerdo a la descripción que hiciera Carl Lumholtz -a finales del
siglo pasado-, la casa huichola cuenta con

...habitaciones circuhres, construidzs de piedra y con techos de paja.


La entra& es rectanphry tan baja que esJ"erm inclinarseparapasar.
Nunca hay m h de un cuarto, el cual sirve de recibidor, dormitorio y
cocina; pero kzs comiah para hfiestas se preparan en elpatio, que en h
mayor parte de las casas es grande. Cuando el tiempo lo permite se
duerme también Juera de kzs casas...Los templos sipen h misma cons-
trucción de kzs c m . . .

Cultura y tradición, modos y maneras particulares de ser y de


vivir distinguen tanto a las casas como a las relaciones huicholas de las
formas y costumbres mestizas. Aparecen entonces rasgos y raíces que
datan de mucho tiempo y que, sin embargo, se mantienen al correr de
las décadas. De aquí la importancia fwidarnental de estudiar y cono-
cer los procesos particulares del desarrollo social en Aguamilpa para
plantear armoniosamente la reubicación de sus pobladores.
D E S A R R O L LS OOC I A L

FUNDACI~N
DE LOS NUEVOS POBLADOS Desde ese primer momento se inició un análisis y un acercamiento
que continuaron durante largo tiempo y que permitieron la creación
La noticia de que se construiría un magno proyecto hidroeléctrico en de auténticos canales de comunicación que, a su vez, generaron la
Aguamilpa circulaba entre los habitantes como una posibilidad remo- confianza para plantear dudas, inconformidades e, incluso, estimular
ta. De hecho, desde hacía más de 30 aiíos los pobladores del embalse la participación de los mismos habitantes en la configuración de este
escuchaban los primeros rumores del Proyecto Hidroeléctrico Agua- magno proyecto.
milpa. A finales de la década de los ochenta, empezaron a aparecer he- En el arduo proceso de investigación y fundación de los nuevos
licópteros, ingenieros, técnicos y hasta sociólogos que confirmaban la poblados, adquirió particular importancia la labor realizada por
inminencia de la realización del proyecto Aguamilpa, sólo quedaba la Unidad de Desarrollo Social de la Comisión Federal de Electricidad, la
incógnita de las circunstancias y de los tiempos en que se daría el cual tuvo como propósito central planear, diseíiar e instrumentar las
traslado de los poblados. Fue en este momento que los agrónomos, obras, estudios y actividades para atenuar, incluso evitar, los aspectos
antropólogos y trabajadores sociales de los que hablamos al inicio, se negativos que pudiera generar la construcción del proyecto Aguamilpa.
avocaron a la tarea de elaborar estudios y determinar tiempos que faci- El proceso de relocalización de poblaciones consiste principal-
litaran una comunicación viable con los habitantes de poblaciones dis- mente en asegurar que las personas reasentadas dispongan de todas las
persas y, la mayoría, a distancias de difícil acceso. oportunidades necesarias para consolidar nuevos asentamientos, y ase-
La estrategia de estos grupos de estudio se basó en el traslado gurar su autosostenimiento en el menor plazo posible. En este &, se
directo a las comunidades en cuestión, para convivir con sus habi- procura igualar los niveles de vida preexistentes o, de hecho, superar-
tantes día y noche y compartir sus ciclos de vida, conocer sus tradi- Amplios estudiosy una consul- los. La planeación sistemática de las diversas alternativas de desarrollo
ta constante con bs pobladtores
ciones en la práctica y no sólo en teoría. El número total de habitantes mtecedieron Irl w&i6n de Superar el nivel de vida, afán
se realizó con anticipación, considerando tanto la complejidad misma
permitió conocer a cada una de las familias; sus nombres, e intereses. los f f a s u s . de los reasentarnientos. de los reasentamientos, como las consecuencias.
___1

D E S A R R O L LS O
OCIAL

De esta manera, la Comisión Fe- Colorado de la Mora, Playa de Golondrinas y Los Sabinos, po-
deral de Electricidad adquirió un com- blaciones antes descritas y de mayor magnitud, quedaron equipadas en
promiso con el Banco Mundial para la su reasentamiento con jardín de niiíos, escuela primaria, casa del
elaboración de un plan detallado de pueblo, tienda rural, dispensario médico, agua potable, letrinas sani-
reasentarnientos. Este plan orientó los tarias y energía eléctrica, generada a base de celdas solares. En general,
principios, programas y acciones que todas las poblaciones reubicadas por el Proyecto Hidroeléctrico
hicieron posible un reasentamiento efi- Agumilpa recibieron agua potable y apoyo para el establecimiento de
caz, sin confrontaciones entre la pobla- su respectiva tienda rural, además de que en toda la zona se implantó

I1
ción reubicada y la Comisión Federal un programa de apoyo a la producción agrícola y pecuaria.
de Electricidad. El plan establecido con A diferencia de las formas tradicionales con las que se planteaba
el Banco Mundial tenía como princi- la construcción de un proyecto de esta magnitud, la Comisión Federal
pales objetivos: de Electricidad no realizó en Aguamilpa un mero traslado geográfico o
físico de los pobladores sino una reubicación concertada con los mis-
a) Contar con los estudios y los ,rner& e/bctTica, agua mos que, con apego a sus tradiciones, permitiera lograr una mejor cali-
diseiíos de relocalización de poblados table y dipemario médico son dad de vida. Todas las poblaciones de la zona, y en particular Los
sólo aigunos de los benejcios
completos. que recibieron las comuni- Sabinos, Playa de Golondrinas y Colorado de la Mora presentan ahora
b) Examinar y analizar las op- dades con su reubicación. mejores niveles de vida y condiciones sociales para su desarrollo.
cienes económica y socialmente via-
bles para desarrollar la capacidad pro-
ductiva de la población desplazada.
c) Contar con análisis económicos y
presupuestarios completos, de cada uno 1
de l~~cornponentes de la relocalización. I .. -

:,;
-
L

d) Hacer un reconocimiento de
las condiciones y necesidades específi-
&+!;a@
;.?-;.:,:,,y
Y..X

cas de las minorías étnicas involucradas.

Al momento del cierre definitivo de los túneles de desvío del cau-


dal, la reubicación de la población que se asentaba en ambas márgenes
del río Santiago ya había sido concluida con suficiente anticipación.
Esta labor se facilitó gracias al,cumplimiento de la expropiación e in-
demnización de las tierras y los bienes que heron afectados, la reubi-
cación y la indemnización y autoconstrucción de los caseríos disper-
sos. De esta manera, los 52 habitantes -repartidos en nueve f m i -
lias- de El Carrizal (La Majada-Zapote de Picachos) heron reubica-
dos entre febrero y junio de 1990; los 122 habitantes de Los Sabinos
-distribuidos en 16 familias- quedaron totalmente reubicados en
junio de 1991; las 45 familias huicholas -sumando 226 habitantes-
quedaron reubicadas en abril de 1992; los 118 habitantes de Playa de
Golondrinas, formando 25 familias huicholas, auedaron reubicados
Reubicación efzcaz; el cum-
en julio de 1-992y los 37 habitantes de Las ~dj*tas y los 67 de Las plimiento de un
Cuevas-El Embarcadero heron reubicados en septiembre de 1992. adquirido.
La conszstrucción de b presa per- Con la presencia reguladora de la presa Aguamilps
mite la comunicación pluuial de Cerritos, Patronefio, Puerta de Mangos, Cafiada del
entre importantespobhhs dr b
La presa de Aguamilpa se ubica justo aguas arriba de una zona emi- región. tcs, V i J u r á r ~Los Corchos, El Botadero, El Tuco,
nentemente agrícola y por lo tanto el desarrollo de este sector eco- MadrigaleTio, El Pimientillo, Pueblo Nuevo, Gavilán
nómico recibirá un gran impulso, ya que se aprovecharán las zonas de Grande, Laureles, Góngora e Isla del Conde ya no se ver&#
riego y se incorporarán 75 000 hectáreas a este rubro, lo cual alentará por las anuales inundaciones que amenazaban a sus h a b i 4
nuevas posibilidades de inversión, cosecha y cultivo. Se han efectuado iionaban cuantiosos &os materiales.
estudios que indican la posibilidad de recolectar cosechas dos veces al
&o. Antiguamente y por falta de riego, sólo se obtenían una vez al
ano. El caudal del río Santiago es superior al máximo volumen que
puede utilizarse en la planicie de su desembocadura y, puesto que el El embalse aue se formó al llenar el vaso de almacenamiento i
agua de la hidroeléctrica se devuelve íntegra, y sin afectar su calidad, al presa Aguamilpa permitirá que algunos poblados importantes
río; se han tomado previsiones para aprovechar en el mediano plazo el por ejemplo, Huaynamota u otros a los que anteriormente sólo se p& JI
agua excedente, derivándola hacia las zonas agrícolas del norte de llegar en avioneta- puedan ahora comunicarse por vía fluvial - - entre d

Nayarit. El aumento en las posibilidades de tierras de riego ya se vis- con el resto del estado. Por otra parte, la pavímentación

1
-+. -
lumbraba desde hace cuarenta anos con la idea de cons- ;era de acceso a Aguamilpa, que llega desde~epic,ha mejorado la u>-
truir una presa hidráulica en esta zona, pero al consolidar municación y el transporte entre la capital del estado y otros poblados
este proyecto hidroeléctrico se ha vuelto una realidad. antes apmados.
-

DESARROLLO
DE LA PESCA

Gracias a la construcción de la presa y a la acumulación


de agua del vaso de contención, el Proyecto Hidroeléc-
trico Aguamilpa hace posible el surgimiento de una nueva
actividad económica para esta zona de Nayarit: la acua-
cultura con especies locales y adaptadas al medio. En la
vecindad del vaso de almacenamiento no hay áreas planas
suficientes para desarrollar la agricultura como actividad
económica más allá del autoconsumo. Ahora, es una reali-
dad que, al permitir el surgimiento de la acuacultura, és-
ta contribuye al mejoramiento del régimen alimenticio de
la población que habita en la región aledaiía al vaso de
almacenamiento.

Durante la temporada de lluvias, la planicie costera del estado de Na-


yarit estaba a merced de un sinnúmero de inundaciones ocasionadas
por las crecidas del río Santiago y sus afluentes. Desde su planeación,
se contempló que la presa serviría como reguladora anual del caudal L, , ~ m < ~ ~ de i óL~ presa
del río Santiago, y efectivamente hoy la presa de Aguarnilpa representa p e m i t i h e ~ ~ ~ r g i m i una
~io
nueva actividdd económica: kt
un medio confiable y eficaz para enfrentar las imprevisibles crecidas y acuacultum, promoviendo
- - >

las implacables avenidas que genera.


La d i m i 6 n de es& obm ha
sd$~.z$cddo JUente a& em-
pleo y un comecumte demame
econ6mico pam nzsmerosos po-
b M m & ¿breg'bn.

INVERSIONES
Y DERRAME ECONOMICO

Por su envergadura y por la duración del trabajo, la construcción de


una obra monumental como el Proyecto Hidroeléctrico Aguamilpa
precisó de grandes inversiones. El destino de estas inversiones no sólo
se dirigió hacia los materiales y elementos propios de la construcción,
sino también a los poblados aledaiíos. Tepic y otras poblaciones de esta
zona de Nayarit se beneficiaron en tanto aportaron la mano de obra
que colaboró en la construcción de la presa, y la afluencia de obreros
foráneos también dejó beneficios en el estado, ya que permanecieron
en la zona cerca de tres años.
Es clara la importancia que tuvo para el Proyecto Hidroeléctrico
Aguarnilpa la planeación, estudio y análisis del desarrollo social de la
zona. En el siguiente capítulo veremos el esfuerzo realizado por la CFE
en lo relativo a la protección ambiental.
P R O T E C C I ~ANM B I E N T A L

tivas, la variabilidad atmosférica y, en última instancia, representa la Más adelante, de acuerdo con lo establecido en el Reglamknto de
reserva alimenticia del género humano. En este sentido, México tiene Impacto Ambiental publicado en 1989, fue necesario crear en el RH.
una gran responsabilidad porque es el depositario de aproximada- Aguamilpa la Unidad de Ecología y Medio Ambiente. A través de ella,
mente el 10 por ciento de la biodiversidad mundial. La riqueza bioló- se adecuaron los objetivos y las estrategias de las actividades de protec-
gica de México es producto de la variedad de hábitats y regiones ción ambiental que ya se estaban aplicando, y se formularon los
ecológicas, de su complejidad topográfica, heterogeneidad de suelos y nuevos programas de estudio a fin de generar la información necesaria
climas, historia geológica y ubicación geográfica. que permitiera plantear las medidas de mitigación y compensación de
Nuestro país es una de las zonas privilegiadas por la naturaleza, impactos en el ambiente, considerando además los lineamientos suge-
debido al gran número de especies con que cuenta. Por elio, el gobier- ridos por el Banco Mundial.
no federal ha emprendido diversas acciones como la creación de la En febrero de 1991, finalmente se concretó con la SEDUE un
Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (SEDUE), en 1982, y el Programa de Protección Ambiental para el P.H. Aguamilpa, cuyo
Decreto de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección seguimiento contaría con la participación continua de personal de
Ambiental, en 1988. dicha secretaría, asesores externos y personal especializado de CFE.
Seis meses después de decretada dicha ley, CFE inició la construc- La CFE integró entonces un comité de asesores de alto nivel, for-
ción del Proyecto Hidroeléctrico Aguamilpa. La nueva legislación tuvo mado por los directores de diversos centros de investigación de
grandes repercusiones en el mismo, ya que fue necesario incluir en los reconocido prestigio (Universidad Nacional Autónoma de México,
objetivos y las estrategias de construcción, las medidas prácticas para la Universidad Autónoma Metropolitana e Instituto Politécnico
conservación de la flora y fauna silvestres y la protección del ambiente Nacional, entre otros), con el fin de que opinaran sobre los planes y
en su área de influencia. programas ambientales de Apamilpa, y asesoraran a CFE sobre los
A pesar de contar con la ley, no existían los reglamentos ni las estudios biológicos y ecológicos que estaban por iniciarse en el área de
normas respectivas, por lo cual, CFE tomó la iniciativa de evaluar los influencia del proyecto. Debe tomarse en cuenta que las condiciones
posibles impactos ambientales que pudiera causar en el ambiente la naturales del área hacían suponer que dichos estudios serían de gran
construcción del proyecto Aguamilpa. Los trabajos se iniciaron sin las dificultad, debido a la complicada topogrdía y fisiogrdía de la región,
directrices ni los parámetros formales con los cuales la autoridad en la y a la predecible riqueza de flora y fauna que caracteriza esta zona,
materia evaluaría el cumplimiento de la ley. limítrofe entre las regiones biogeográficas neártica y neotropical.

Puestn en marcha de lfi inte-


gración de un inventario de la
flora y fauna del lugar
P R O T E C C I ~A NM B I E N T A L

dantes -aguas arriba y aguas abajo- y en los que se formarían por el


proyecto.
Por lo anterior, el programa se basó en la realización de estudios
sobre las características ambientales representativas de cada ecosistema,
que pudieran aportar más información de acuerdo con las etapas de
construcción del proyecto.
Debido a la carencia de información ambiental sobre el área, fue
Cocodrilo de río; ejemplares
como éste superan h s cinco me- necesario dirigir los estudios hacia el diagnóstico de las condiciones
tros de h n g z g z d previas a la formación del embalse, integrar un inventario de la flora y
P R O T E C C I ~A N
MBIENTAL

fauna de la región, evaluar Los estudios de hidrodinámica y de calidad del agua, elaborados
los posibles impactos, y por el Instituto de Ingeniería de la UNAM, demostraron la importancia
acopiar la información de mantener el flujo a p a s abajo de la cortina durante el llenado del
obtenida para definir las embalse, y permitieron predecir los posibles cambios fisicoquímicos
medidas de mitigación y del agua del futuro embalse, así como las posibilidades de manejo del
compensación de los po- nuevo cuerpo de agua para las actividades productivas que las comu-
tenciales impactos. Para nidades aledaiías reasentadas podrían desarrollar.
cumplir satisfactoriamen- A fin de estimar los impactos potenciales aguas abajo de la presa,
te con los tiempos sefiala- la CFE realizó estudios básicos sobre las condiciones de calidad am-
dos por la SEDUE y con la biental en los diversos ecosistemas estuarinos del río Santiago y en los
entonces naciente legis- suelos de la planicie costera nayarita. Dichos estudios cubrieron un
lación ambiental nacio- amplio espectro al evaluar las características biológicas, ecológicas y
nal, fue necesario realizar ambientales de las lagunas adyacentes a la desembocadura del río
los estudios en muy corto Santiago, los tipos y niveles de explotación de las pesquerías, las activi-
tiempo. Rana arborícola, descansando dades productivas (acuacultura) y la caracterización fisicoquímica y
La operación del sobw h vegetación. niveles de productividad de los suelos en la planicie costera.
programa ambiental del
Proyecto Hidroeléctrico Aguarnilpa se inició con la formación de un Chachalaca esperando ser res-
cata& y tras& a un sitio a
grupo de técnicos con residencia en el área del proyecto, cuyas h n - salvo de b a p .
ciones serían atender las cuestiones ambientales derivadas de la cons-
trucción de las obras, supervisar y dar seguimiento a los estudios con-
tratados y, sobre todo, aplicar las medidas de mitigación y compen-
sación de los impactos en el ambiente. La integración de este grupo en
las actividades de construcción del proyecto, representó un avance sig-
nificativo de la CFE en el cumplimiento de las estrategias nacionales de
protección ambiental.
Durante la etapa de construcción del proyecto, en el período
1991-1993, se llevaron a cabo un total de 11 estudios que permitieron
obtener el diagnóstico ambiental general del área. Destacan entre estos
el de la vegetación en el área de influencia del Proyecto Hidroeléctrico
Aguamilpa, realizado por la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas
del Instituto Politécnico Nacional; y los estudios específicos de fauna
en la zona del embalse, realizados por el Instituto de Biología de la
Universidad Nacional Autónoma de México.
Estos estudios no sólo hicieron aportaciones en el manejo inmedia-
to de sus resultados para la formulación de las medidas de mitigación y
compensación, sino que se lograron contribuciones importantes para
el conocimiento de la riqueza biótica en la región: se descubrió la presencia
de especies que no se consideraban como habitantes del área, deterrninan-
do así la representatividad e importancia de las comunidades de flora y fauna
en el ámbito nacional. Además, con las colectas de organismos, se enrique-
ció el acervo de diversas colecciones científicas de flora y faunaacuática y ter-
restre así como del primer inventario formal del estado de Nayarit.
7
P R O T E C C I ~ANM B I E N T A L

Por otro lado, se inició un programa de reforestación en las diver- de especies. El total de organismos rescatados a la fecha es de 5 300
sas áreas cercanas a las obras de construcción, bancos de material y individuos, pertenecientes a 54 especies de anfibios, aves, mamíferos y
caminos de acceso al proyecto, que representan un total de 225 hec- reptiles. Esta acción también se considera pionera en el país. Además,
táreas. De acuerdo con los resultados de los estudios de vegetación, se dada la escasez de personal capacitado en el rescate de fauna, puede
determinó que para reforestar el área era necesario restituir en lo posi- considerarse que este programa abrió brecha para la capacitación de
ble las condiciones naturales, mediante el empleo de especies nativas técnicos en este campo.
Por otro lado, con base en los estudios sobre las condiciones en la
planicie costera, se instrumentaron medidas para minimizar las afecta-
ciones río abajo durante el llenado del embalse. La medida principal
fue dejar circular un gasto de hasta 35 mJIseg a través de la toma para
riego, ubicada en uno de los túneles de desvío.

OPERACIÓN
DE LA CENTRAL

En combinación con la Comisión Nacional del Agua, la CFE decidió cons


truir la presa reguladora San M i e l aguas abajo del Proyecto Hidroeléc-
trico Aguamilpa, con el objeto de producir beneficios sociales y ambienm-
LibéLuh; su especie prol$&a en
les en la planicie costera de Nayarit. Esta obra está actuaimente en proceso
laj- ribera de los ríos. y traerá consigo, entre otras, las ventajas seiialadas a continuación :

de rápido crecimiento y fácil manejo en vivero. Dado que no existían


en la región empresas productoras de las especies requeridas para la
reforestación, fue necesaria la construcción de un vivero cuya produc-
ción estuviera destinada a suministrar el tipo y número suficiente de
dichas especies. Así, en el vivero del Proyecto Hidroeléctrico Agua-
milpa, se han producido a la fecha 390 000 plantas de diez especies
nativas, para reforestar 150 hectáreas en la zona de influencia del
proyecto.
Las características del programa de reforestación y los altos
rendimientos en la producción de plántulas de especies autóctonas en
el vivero de Aguamilpa representaron una novedad, muchos han con-
siderado a este programa como pionero en el campo de la refores-
tación a nivel nacional.

EL LLENADO DEL VASO

Durante esta crucial etapa se inició la formación acelerada de un nue-


vo ecosistema acuático y un cambio significativo en el paisaje del área.
En ella se aplicaron varias medidas de mitigación y compensación.
En los estudios cartográficos del área del embalse se determinó
que durante el llenado del vaso de la presa se formarían unas 268 islas:
216 temporales y 52 permanentes. Con base en esta información y en
el resultado de los estudios de fauna, se definió el programa de rescate Pe~somLoperatiiwrLlrescdte.
- Se controlarán las descargas intermitentes de la casa de máqui-
nas de Aguamilpa, a fin de suministrar en el futuro hasta 137.5 mjlseg
de agua para riego, en las zonas bajas de los ríos Santiago y San Pedro.
- Se mantendrá siempre un caudal mínimo de 50mJ/seg aguas
abajo de esta presa reguladora, para preservar las condiciones ambien-
tales de la zona estuarina del río Santiago.
- Tenderá a establecerse una condición de humedad uniforme y
permanente en los suelos de la planicie costera, propiciándose la recu-
peración de la calidad del agua subterránea y evitándose la salinización
de los suelos.
- Podrán optimizarse los riegos y la selección de los cultivos y se
incrementará la superficie de riego a más de 124 000 hectáreas.
- Podría propiciarse la práctica de sistemas acuiculturales tanto
en agua dulce como salobre.

ORDENAMIENTO
ECOL,OGICOREGIONAL

Actualmente la CFE,con el Instituto Nacional de Ecología, está estu-


diando el ordenamiento ecológico que se pretende instaurar en la
región donde se ubica Aguamilpa. Ésta comprende un área de 12 000
km' desde la desembocadura del Santiago hasta su confluencia con el
río Bolaños, y abarca al río Huaynamota y la mayor parte de la cuenca
del Jesús María-Santiago. Con este programa se pretende coadyuvar al
desarrollo integral, equilibrado y sostenido en la región, a partir de la
organización y análisis de la información ambiental generada anterior-
mente; orientar el desarrollo socioeconómico de la llanura costera en
función de la generación de energía eléctrica; y promover a mediano y
largo plazo el uso adecuado de los recursos naturales y los asentamien-
tos humanos localizados por arriba del nivel de aguas máximas, de
manera que se garantice la vida útil del embalse.

En la crónica de esta obra monumental, la mayor entre las plan-


tas hidroeléctricas de su tipo, queda también la huella de un esfuerzo
pionero en el método y sistematización seguidos para la protección del
entorno. La labor realizada por el equipo de protección ambiental en
el P.H. Aguamilpa, es una experiencia sin precedentes en la historia que
CFE expone, a los ojos del mundo, como muestra del nuevo camino
que debe recorrerse.
Proteger el ambiente equivale a cuidar la calidad de vida de la
generación actual, y dejar los cimientos para el desarrollo pleno de las
generaciones futuras.
Archivo general de la Comisión Federal de Electricidad: Héctor Alcalá G., página
88; Mario Amador, páginas 81 y 127; Bernardo Amador Servín, páginas 7 4 y 105;
Pedro Argumedo, páginas 61 y 122; Agustín Casasola López, páginas 81, 87, 89 y
127; Héctor Moreno, páginas 121, 123, 124, 125, 1 2 6 128, 134, 135, 138, 139,
140, y 142; Carlos Prieto Facha, páginas 76, 77, 85, 1 18 y 131; Alfredo Rangel
Moreno, páginas 8 4y 86

Grupo de la Comisión Federal de Electricidad a cargo de la ingeniería del proyec-


to: páginas 75, 80, 83, 75, 106, 107, 108y 109.

Grupo de la Comisión Federal de Electricidad a cargo de la protección ambiental:


púginas 148, 149, 152y 154.

Archivo de la Unidad de Seguimiento del Proyecto Aguamilpa: página 78.

Carlo Bonfiglioli: páginas 44 inferior, 45, 50, 53, 5 7 y 58.

R. Brandt Secunda: página 61.

Lourdes Carrillo: páginas 40, 48, 5 4 y 55.

Pablo Cervantes: páginas 2-3, 144, 146, 147, 150-151, 153 y 155.

José Ignacio González: páginas 4-5, 14, 16, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29,
31, 32, 33, 34, 37, 38, 70, 78, 72, 73, 74, 100, 101, 103, 104, 110, 111, 112y
portada.

Pablo Oseguera: página 5 - 6 y contraportada.

Alberto Ríos Legorreta: páginas 42, 43, 44superiores, 46, 47, 52, 62, 65, 66, 72,
73,71, 102, 119, 120,130, 132, 133, 136, 137, 141 y 160.