Está en la página 1de 13

CARRERA INGENIERÍA INDUSTRIAL

CÁTEDRA : PROCESOS INDUSTRIALES


FRSC MÁQUINAS HERRAMIENTAS
GENGENERADORES DE VAPOR - CALDERAS

1. INTRODUCCION

Una caldera es una máquina térmica que calienta agua para producir vapor a
una presión superior a una atmósfera de presión manométrica.

De esta definición se desprende, es una maquina que trabaja con calor, el calor se
transfiere a una masa de agua y esta evoluciona hasta producir vapor a
determinada presión, es decir que se trata de un recipiente a presión.

La fuente de calor puede ser de muy diverso origen, por combustión de un


combustible sólido, líquido o gaseoso en un hogar, por aprovechamiento de un
flujo gaseoso térmico de otro origen – como ocurre en los ciclos combinados – o
de una masa de vapor de intercambio proveniente de un reactor nuclear.

La caldera de vapor está en los orígenes de la revolución industrial pues fue el


vapor la fuerza motriz de los telares ingleses a principios del siglo XIX.

Dado que el vapor es un fluido muy energético – debido a su elevada entropía - se


usa en la industria con fines de generación de energía eléctrica al expandirse en
rodetes de turbinas de vapor de centrales térmicas, en aplicaciones hospitalarias
como agente esterilizador, en la industria alimenticia como agente esterilización y
para cocción o para aportar calor de modo económico a reactores químicos en la
industria química y petroquímica.

Incluso también, en ciclos cerrados, el calor residual se utiliza para calefacción,


antes de su retorno a la caldera.

2. Tipos de calderas

Las calderas se clasifican en dos tipos conforme la zona donde circula el


agua y el vapor, en Humotubulares o Pirotubulares y en Acuotubulaes.

En las primeras (Fig. 1) el agua inunda el vaso de la caldera y moja


externamente los tubos de humos o de fuego, de modo que el calor de
los gases de combustión desde el interior, ceden el calor a las paredes
de los tubos que se transfiere finalmente al agua circundante. El espacio
superior formado entre el nivel de agua y las paredes de vaso se
denomina el domo de las calderas. De esa región se realiza la extracción
de vapor según los requerimientos.

En las calderas acuotubulares (Fig. 2), como su nombre lo sugiere, el


agua circula por tubos, dispuestos paralelamente unos a otros,
formando lo que se denomina paredes de tubos, dichas paredes están

1/12
CARRERA INGENIERÍA INDUSTRIAL
CÁTEDRA : PROCESOS INDUSTRIALES
FRSC MÁQUINAS HERRAMIENTAS
formando un recinto interno que es el hogar de la caldera o cámara de
combustión, de modo que reciben externamente el calor, se eleva la
temperatura de las paredes de los tubos y así recibe el calor el agua que
circula dentro de los mismos. A medida que el agua circula por los tubos
va evolucionando la formación de vapor, de fracciones parciales a vapor
saturado, y luego a vapor recalentado.

Fig. 1: Caldera Humotubular. Fig. 2: Circuito de tubos de una


caldera acuotubular. El colector
inferior recibe el agua fría, se
eleva por los tubos ascendentes y
se concentra en el colector
superior o domo.

3. Principio térmico de funcionamiento

Las calderas de vapor aprovechan las propiedades del agua, a la vez que el
comportamiento del agua desde la fase líquida a la de vapor recalentado
determinan las características de su construcción.

En el Diagrama P-V del agua se observa la curva campana característica para el


agua.

El sector azul representa la fase líquida, siendo la curva a la izquierda hasta el


punto K corresponde a la saturación del líquido. Los estados del líquido a mayor
temperatura se encuentran ascendiendo por dicha curva.

La rama descendente de la curva a la derecha del punto K representa la


curva de saturación del vapor.

El punto K es el Punto Crítico del agua. El punto crítico de una sustancia se


corresponde con un estado en el cual las densidades del líquido y del vapor son
iguales. En las centrales de vapor donde el estado del vapor recalentado se
2/12
CARRERA INGENIERÍA INDUSTRIAL
TRIAL
CÁTEDRA : PROCESOS INDUSTRIALES
FRSC MÁQUINAS HERRAMIENTAS
encuentra en una presión y temperatura superiores a las del punto crítico del agua
se denominan ciclos de vapor Super Críticos.

2 3

1 5

Fig. 3

Para explicar su funcionamiento térmico


térmico, se supone muna
una caldera humotubular
elemental. Para ello se recurre a la carta PV de Fig 1. E En ella se señalan los
puntos 1, 2, 3 y 4.. Si una masa de agua ingresa al recipiente a la temperatura y
presión del punto 1,, al recibir el aporte de calor del hogar, el agua elevará su
presión y temperatura sobre la curva de líquido saturado y hasta el punto 2. Las
condiciones del punto 2 dependen del grado de estrangulación de la válvula de
salida de vapor del recipiente de la caldera.

A partir del punto 2,, y continuando con el aporte de calor, se produce el cambio de
fase de líquido a vapor, que se realiza a presión y temperatura contante. En el
punto 2 el líquido se encuentra 100% saturado con 0% de vapor, en tanto que al
evolucionar hacia la derecha, se incrementa progresivamente el % de vapor
saturado o título, alcanzándose en el punto 3 el 100% de vapor saturado.

Si a partir del punto 3 se produce una extracción de vapor con un ingreso de agua
de reposición, por cierto a menor temperatura, el vapor generado perderá
temperatura y presión,, descendiendo al estado de un punto como el 4. La

3/12
CARRERA INGENIERÍA INDUSTRIAL
CÁTEDRA : PROCESOS INDUSTRIALES
FRSC MÁQUINAS HERRAMIENTAS
saturación del vapor aumenta, con el descenso de presión y temperatura hasta el
punto 5.

Los estado del tramo 5-1 pertenecen al estado del agua de alimentación, y el
tramo 2-3 corresponde al estado del vapor acumulado en el domo de la caldera.

De lo anterior se desprende:

− El recipiente debe soportar la presión del domo (2-3).


− La bomba de alimentación del agua de reposición debe vencer la presión
del domo.
− Un déficit de agua de alimentación, una disfunción del control de nivel o la
falta de interrupción oportuna de la combustión, pueden provocar el
aumento de la presión y temperatura del vapor en el interior de la caldera.

Por lo anterior se desprende que la caldera tiene que ser diseñada bajo
condiciones precisas, de modo de soportar las presiones de diseño y, contar con
dispositivos de control que eviten situaciones de riesgo.

4. Operación

En operación, la caldera tiene dos parámetros fundamentales, la presión de


apertura de descarga de vapor y la presión de cierre, a efectos de la recuperación,
de modo que en operación estos parámetros son fluctuantes (Fig. 4).

P
P1 - Presión máxima – Apertura de
Salida de vapor

P2 - Presión de cierre de válvula de


Salida – Inicio de Recuperación

Fig. 4: Ciclo de producción de vapor y recuperación de una caldera humotubular.


El caso de la Fig. 4 representa un caso típico de una instalación de vapor a partir
de una caldera humotubular.

4/12
CARRERA INGENIERÍA INDUSTRIAL
CÁTEDRA : PROCESOS INDUSTRIALES
FRSC MÁQUINAS HERRAMIENTAS
En una instalación frigorífica, donde se usa vapor para esterilización, una vez que
la caldera ha alcanzado la presión P1 se procede a la apertura de la válvula de
descarga de presión, el vapor fluye por la tubería de descarga y se expande en el
esterilizador. Si la condición permanece, bajará el nivel de agua en la caldera y, lo
que provocará el encendido de la bomba de alimentación de agua.

Para que se vuelva a generar vapor en condiciones que cumplan los


requerimientos de producción, se cierra la válvula, la bomba restablece el nivel y el
quemador encendido posibilitará alcanzar la presión requerida.

Este proceso se denomina Regulación de la Caldera y, para ser virtuoso, requiere


el correcto diseño de la caldera y el resto de la instalación, de modo que se pueda
proporcionar el caudal de vapor en condiciones que satisfaga la demanda.

En instalaciones que han tenido ampliaciones sin mayores previsiones, se ha dado


la situación de abastecer la demanda con varias calderas similares, lo que ha
llevado a la dirección a decidir su reemplazo por una caldera de gran producción,
haciendo la instalación más eficiente.

5. Características constructivas de una caldera

La asociación ASME (American Society of Mechanical Engineers ) fue convocada


por el gobierno de los Estados Unidos, en su momento, a efecto de establecer las
recomendaciones a seguir para la construcción de calderas seguras, habida
cuenta de los reiterados accidentes que ocurrían en la época en que el vapor era
la fuente de potencia de las industrias.

Es así que en 1911 se redacta el primer código de la ASME, conocido como el


ASME I- Calderas de Potencia. Fue editado en 1914.

El diseño y construcción de calderas de vapor, en Estados Unidos y otros países


que han adoptado éstas directivas, incluida la República Argentina,

Identificación de las Secciones del Código ASME

I Calderas De Potencia

II Especificaciones De Materiales

Parte A – Ferrosos

Parte B – No Ferrosos

Parte C – Electrodos

III Plantas De Fuerza Nuclear


5/12
CARRERA INGENIERÍA INDUSTRIAL
CÁTEDRA : PROCESOS INDUSTRIALES
FRSC MÁQUINAS HERRAMIENTAS
IV Calderas De Calefacción

V PRUEBAS NO DESTRUCTIVAS – END – Incluye Medición De Espesores

VI Reglas Para Operación Y Conservación De Calderas De Calefacción

VIII Recipientes A Presión Div. 1 (Código de Construcción)

Reglas Alternativas. 2 Hasta 73000 Psia

IX Requisitos Para La Calificación De Procedimientos De Soldadura Y De


Soldadores

X Recipientes A Presión De Plástico Reforzados Con Fibra De Vidrio

XI Regla Para La Inspección De Planta De Fuerza Nuclear

5.a. Consideraciones de diseño

La sobrepresión expone al recipiente a grandes esfuerzos mecánicos que pueden


producir su rotura.

Cuando por una rotura se expone a la presión atmosférica a la masa de agua,


toda la masa entra en ebullición esferoidal, proceso repentino de expansión, de
enorme poder destructivo.

NORMA IRAM 19002:1995

− Presión de diseño. Valor máximo que puede alcanzar la presión


manométrica dentro del generador, en condiciones admisibles de
seguridad.
− Presión máxima de trabajo. Presión máxima alcanzable en operación, cuyo
valor permite que la totalidad de los elementos de seguridad puedan
calibrarse y actúen por debajo de la presión de diseño.
− Presión normal de trabajo. Presión manométrica preestablecida, dentro de
la cual se mantiene el generador en condiciones de régimen permanente.
− Temperatura de diseño. Temperatura máxima alcanzable por el vapor a la
presión de diseño.

6/12
CARRERA INGENIERÍA INDUSTRIAL
CÁTEDRA : PROCESOS INDUSTRIALES
FRSC MÁQUINAS HERRAMIENTAS
6. Generalidades de las calderas

Hasta presiones de 12 kg/cm2 se destinan calderas Humo tubulares.

Para presiones superiores a 12 kg/cm2 se destinan calderas Acuotubulares.

6.a. Superficie de calefacción

Consiste en la superficie de las partes metálicas que separan a los gases calientes
del agua. A través de dicha superficie se realiza el intercambio térmico. Es una
medida de la eficiencia de una caldera.

6.b. Pasos

Es una caracterización aplicable a calderas humotubulares. Indica la cantidad de


veces que los gases recorren el largo de la caldera. Los pasos de una caldera
pueden ser uno, dos, tres, excepcionalmente cuatro pasos. El diseño, permitirá
mayor superficie de calefacción en tanto se aumenten los pasos, con lo que se
logran calderas más compactas.

6.c. Sistema constructivo

Recipiente: Se construye en chapa de acero, sometida a deformación en prensa


de rodillos para darle la curvatura cilíndrica, de modo de conformar la envolvente.
(Humotubulares)- El recipiente queda cerrado en los extremos de modo de dejar
un volumen encerrado. En las placas frontales y de fondo se labran los huecos
para instalar los tubos, el tubo de fuego o primer paso. El primer paso termina en
la cámara de humos, donde los gases son dirigidos a los tubos del segundo paso,
paralelos al tubo de fuego. La segunda caja de humos de encuentra del lado del
frente, en caso de un tercer paso, los gases se direccionan por el haz de tubos del
tercer paso y, finalmente, son reunidos en una caja comunicada por la chimenea al
exterior.

En la Fig. 5 se ilustra una caldera humotubular tipo escocesa de tres pasos.

Los tubos en las placas se unen por dos procesos de fabricación alternativos,
abocardados – mandrilados – o soldados. El mandrilado consiste en deformar el
extremo de los tubos hacia afuera, generando un asiento forzado de gran
interferencia, capaz de asegurar la hermeticidad del vaso de la caldera. En la Fig.
6 se ilustran detalles de la técnica de abocardado.

7/12
CARRERA INGENIERÍA INDUSTRIAL
TRIAL
CÁTEDRA : PROCESOS INDUSTRIALES
FRSC MÁQUINAS HERRAMIENTAS

Fig. 5. Esquema de caldera humotubular de tres pasos. En este caso, la cámara


de retorno de humos está
est expuesta al agua en su parte posterior, ello aumenta la
superficie de calefacción. Se denomina caldera de fondo húmedo.

Fig. 6.a. Mandrilado de tubos en caldera Fig. 6.b. Ejemplares de mandriles


humutubular usados en calderería.

Fig. 6.c.. Operario mandrilando tubos en el interior de domo de una caldera


acuotubular.

8/12
CARRERA INGENIERÍA INDUSTRIAL
CÁTEDRA : PROCESOS INDUSTRIALES
FRSC MÁQUINAS HERRAMIENTAS
6.d. Sistema de control de las calderas
En las calderas, el sistema de control se basa en la doble redundancia, es decir
que debe poseer dos dispositivos de control y automación por cada variable a
controlar, cada par de dispositivos se instalan en serie, de modo que si uno falla,
el par puede actuar en caso de ser necesario.

Los elementos que se indican a continuación se instalan por duplicado, por las
razones expuestas:
- Termostato de temperatura de agua (switch de temperatura)
- Presostáto (switch de presión)
- Control visual de nivel.
- Magnetrón (switch de nivel, Alto Nivel, Bajo Nivel)
- Control de flujo de aire (switch de corriente de aire)
- Válvulas solenoides de alimentación de la vena de combustible al
quemador.
- Termocupla de temperatura de llama
- Célula fotovoltaica de control de llama
- Bombas de impulsión de agua, con sus respectivas válvulas antiretorno
- Válvulas de seguridad
Los dispositivos deben estar vinculados en lazos de control o enclavamientos, que
tienen que ser capaces de realizar funciones de operación normales – detección
de bombas de alimentación por nivel máximo - así como cortes por situaciones de
emergencia – temperatura máxima, nivel bajo, presión excesiva -.
Las válvulas de seguridad no tienen enclavamiento.
Los quemadores son de tipo soplantes con ventilador de impulsión de aire,
capaces de crear una presión positiva suficiente para vencer todas las resistencias
y evacuar satisfactoriamente los gases por la chimenea hacia el exterior.
El tablero debe poseer luces – ojo de buey - de señal de encendido, de
funcionamiento normal, de funcionamiento anormal y un timbre de alarma por mal
funcionamiento. Actualmente, la lógica de enclavamiento y coordinación
automática se realiza por medio de Programadores Lógicos Programables
(PLC´s).
Por otra parte las calderas poseer dispositivos de extracción de impurezas.
- Purga de Fondo
- Purga de espuma flotante
Además, como resguardo de falla generalizada, el hogar de la caldera posee un
fusible de metal de bajo punto de fusión (plomo), que ante un recalentamiento y
9/12
CARRERA INGENIERÍA INDUSTRIAL
CÁTEDRA : PROCESOS INDUSTRIALES
FRSC MÁQUINAS HERRAMIENTAS
como último recurso, el fusible al fundirse permitiría que el agua, el vapor o vapor
saturado inunden el hogar ahogando la llama.
7. Puesta en servicio y encendido de una caldera
La puesta en servicio de una caldera requiere que todas sus conexiones del lado
agua estén cerradas, de modo que al encender la caldera, por falto de nivel el
quemador no arranca.
1) Lo hacen las bombas hasta alcanzar el máximo de operación. Se apagan
las bombas.
2) Se enciende el ventilador del quemador durante 30” a 1” – Barrido -, se
barren los gases de los tubos.
3) Ventilador funcionando. Se abre la línea de combustible del piloto del
quemador. Se activa la chispa de encendido de piloto.
4) Ventilador funcionando, llama piloto quemador encendida. Se hable la vena
principal de combustible del quemador, se enciende la llama.
5) Ventilador funcionando, llama de quemador encendida, agua a nivel
máximo. Período de generación. El calor de la llama produce aumento de
temperatura y presión del agua. Por presión o temperatura máxima de agua
detiene el quemador. Vapor generado en condiciones de producción. Puede
durar de unos pocos minutos a un par de horas, conforme el tipo y tamaño
de caldera.
6) Extracción de vapor por necesidades de producción. Baja nivel de agua, se
activan las bombas para restituir nivel. Se enciende el quemador (4), etapa
de recuperación, hasta nuevo ciclo de producción y recuperación.
Las calderas acuotubulares, en comparación, tienen un volumen de agua en
reposo mucho más reducido, una mayor superficie de calefacción relativa y, por
consiguiente, tiempos de recuperación muy breves, lo que les permite generar un
caudal de vapor regular de buena calidad con un flujo de ingreso de agua de
reposición en una masa equivalente. Por este motivo, este tipo de calderas es
adecuado para presiones elevadas (mayor a 12 kg/cm2), grandes caudales de
vapor recalentado, a veces supercrítico, tal como en centrales térmicas con ciclos
de vapor de doble expansión.
En instalaciones frigoríficas o en plantas petroquímicas de alta producción, las
calderas acuotubulares son las apropiadas.
En una pequeña industria láctea, para procesos de pasteurización, fabricación de
yogur, dulce de leche, etc, se necesita vapor de baja energía, una caldera
humotubular es lo aconsejable.
Pero si una planta láctea, más integrada, aplica el proceso de proceso de muy alta
temperatura (UAT), 200°C en superficie de intercamb io, una caldera acuotubular
es lo adecuado. El vapor luego de la etapa de UAT sigue su curso y su energía es
aprovechada en otras etapas del proceso.

10/12
CARRERA INGENIERÍA INDUSTRIAL
CÁTEDRA : PROCESOS INDUSTRIALES
FRSC MÁQUINAS HERRAMIENTAS
8. Incrustaciones
La calidad del agua es determinante del correcto funcionamiento de caldera así
como de su vida útil.
El agua, para un correcto funcionamiento de la caldera debe estar libre de sales
de calcio (Ca), magnesio (Mg), siendo estas sales las de mayor interés por los
efectos dañinos que ocasionan. Estas sales están en mayor proporción en las
aguas subterráneas, obtenidas de perforaciones surgente o semi surgentes.
Menor carga de este tipo de sales poseen las aguas superficiales, de ríos,
lagunas, etc. El contraste es la presencia de turbiedad, ya sea algas o limo, que
pueden crear depósitos en el fondo de la caldera.
Las sales disueltas en el agua se disocian en sus iones (Ca2+ - Mg 2+ ) que
precipita sobre las superficies metálicas lado agua, formando depósitos
denominados incrustaciones.
Las incrustaciones tienen el inconveniente de ser aislantes, ir haciéndose más
gruesas en el tiempo y dificultar el pasaje de calor, de modo que el material
depositado en los tubos se incrementa, pierde rendimiento la caldera y, configura
un riesgo de rotura o colapso de tos tubos.
En las calderas humotubulares, con incrustaciones importantes, los tubos al estar
sometidos a presión exterior, se recalientan, entran en termo fluencia, y colapsan
hacia adentro – implosión-.
En las calderas acuotubulares, las incrustaciones reducen el calibre interno de los
tubos, pasará menos caudal de modo que la superficie exterior se recalienta, el
material entra en termo fluencia y, la presión interna puede hacer explotar el tubo.
Para prevenir este inconveniente, se necesita una instalación que permita medir la
calidad del agua en forma permanente, así como disponer de unidades de
tratamiento continua del agua. El método de tratamiento más habitual es por
medio de resinas activadas de intercambio iónico, o zeolitas. Estas unidades
tienen que estar instaladas en paralelo, de modo que cuando una de ellas llega a
una carga de saturación, entra la segunda en acción, para regenerar la primera.
9. Inspección de las calderas
La legislación en Argentina (Ley 19.597 Dto 351/79) exige llevar registros desde la
fabricación y durante la vida útil del aparato. El propietario debe conformar un
Legajo Técnico del artefacto. Ello incluye el manual de operación del fabricante, el
plano eléctrico del tablero de control con detalle de los lazos de control, y los
ensayos con la periodicidad que emana de normas legales complementarias.
La provincia de Buenos Aires posee la Resolución SPA N° 231/96 que establece:
ensayo hidráulico, cada 5 años (calderas anual), medición de espesores anual,
inspección interna (anual), calibración de válvulas de seguridad anual, control de
termómetro y manómetro anual, control de sistema de control anual. Adopta
criterios del Código ASME, brinda el método de cálculo para establecer la vida útil
del aparato conforme la progresiva, e inevitable, reducción de espesores.

11/12
CARRERA INGENIERÍA INDUSTRIAL
CÁTEDRA : PROCESOS INDUSTRIALES
FRSC MÁQUINAS HERRAMIENTAS
Otras jurisdicciones como las provincias de Mendoza y Neuquén tienen legislación
propia, la provincia de Santa Cruz no tiene legislación propia al respecto, adopta la
legislación de la provincia de Buenos Aires.
Los fabricantes deben exhibir datos mínimos de carácter obligatorio sobre la
caldera. En la Fig. 7 se ilustra un ejemplo.

12/12
CARRERA INGENIERÍA INDUSTRIAL
CÁTEDRA : PROCESOS INDUSTRIALES
FRSC MÁQUINAS HERRAMIENTAS

Fig. 7. Caldera Marca Gonella Modelo R1/8, superficie de calefacción 12,5 m2,
presión de diseño 8 kg/cm2, presión de ensayo 10,4 kg/cm2.

Gentileza Transportes J.C. Morrison S.A.

Nota: Los contenidos aquí volcados son producción propia del docente de la
cátedra, con 30 años de experiencia en la materia, incluyendo la imagen de Fig. 4
y Fig 7, el resto de las imágenes son extraídas de la web y seleccionadas por su
pertenencia temática.

13/12

También podría gustarte