Está en la página 1de 5

TEOLOGÍA PROPIA

I. LA EXISTENCIA DE DIOS
A. EL LUGAR DE LA DOCTRINA DE DIOS EN
LA TEOLOGÍA SISTEMÁTICA
1. Es lógico que la teología sistemática empieza con un estudio de Dios. De
cierto modo, todo lo que la Biblia contiene es una revelación de lo que Dios
es y hace. La teología propia trata la doctrina de Dios de forma "directa”, las
demás secciones de forma "indirecta”.
En el pasado hubo intentos de agrupar toda la teología sistemática
alrededor del "sistema trinitario”, Padre, Hijo y Espíritu Santo.
2. Dos hechos se toman por sentado:
a. La existencia de Dios
b. La revelación de Dios en su divina Palabra.
3. La teología del siglo XVIII y XIX cambia esta estructura y comienza con un
sistema antropocéntrico (Schleiermacher).

B. LA PRUEBA BÍBLICA PARA LA


EXISTENCIA DE DIOS
1. La Biblia presupone la existencia de Dios. Cada "prueba” para la existencia de
Dios de cierto modo ya presupone su existencia. La teología reformada siempre ha
considerado la existencia de Dios como una presuposición razonable, sin pretender
que se puede demostrar este hecho siguiendo a una argumentación racional.

2. El cristiano acepta la existencia de Dios por la fe. Esta fe a su vez se basa sobre
evidencias, principalmente sacadas de la Biblia.

3. La Biblia no da ninguna "prueba” para la existencia de Dios.

Hebreos 11:8: La fe en su existencia es básica para cualquier intento de


conocerle. La revelación de Dios en su Palabra es la base de nuestra fe en la
existencia de Dios.

Oseas 6:3: El conocimiento personal y exacto de Dios es resultado de una


comunión íntima con Dios.
C. ARGUMENTOS FILOSÓFICAS PARA LA
EXISTENCIA DE DIOS
A lo largo de la historia, varias "pruebas~” para la existencia de Dios han sido
diseñadas. Algunos de estos argumentos fueron usados en su día por Platón y
Aristóteles. Vamos a estudiar brevemente los más importantes de estas pruebas.

1. El argumento ontológico
Usado por Anselmo de Canterbury y Descartes. Es un argumento a priori, es decir:
procede de la causa para demostrar el resultado.

Argumento: El hombre tiene la idea de un ser absolutamente perfecto. La


existencia es un atributo de la perfección. Por lo tanto: un ser perfecto debe
existir.

Kant consideraba este argumento inútil, Hegel lo apreciaba mucho.

Problema: Presupone la existencia de un ser perfecto. Lo que prueba en realidad


es: Algo que tiene que existir, existe. Por lo tanto es un argumento inútil. No todo
lo que mi mente puede imaginarseERSETZEN \d ERSETZEN \u realmente existe:
Por ejemplo, no hay vacas azules con cinco patas.

2. El argumento cosmológico
Argumento: Todo lo que existe tiene que tener una causa. El universo tiene que
tener una causa infinita.

Problema: Si todo lo que existe tiene que tener una causa, Dios también tiene
que tener und causa. Resultado: cadena de causa y efecto que no termina.
Además, cada cosa que existe puede tener más de una causa. También el
universo.

3. El argumento teleológico (téleios) = gr.: dirigido


hacia una meta)
Argumento: De cierto modo es una amplificación del argumento cosmológico. El
mundo es un mundo armónico y ordenado. Esto requiere la existencia de un ser
inteligente que creó al mundo y que dio al mundo un propósito para su existencia.

Problema: No prueba ni la existencia de Dios, ni la de un Creador, solamente la


de un arquitecto que diseñó el mundo (Kant).
4. El argumento moral
A Kant le gustaba este argumento mucho. Forma la base de su "imperativo
categórico”.

Argumento: El hombre es un ser moral que busca la perfección moral. Por lo


tanto debe existir un ser superior que da realidad a esta aspiración humana.
Además, muchas veces existe una disparidad entre el mal comportamiento
humano por un lado y su bienestar al otro lado. Por lo tanto debe existir un "Gran
Arbitro” que un día ejercerá justicia.

Problema: Este argumento puede indicarnos la existencia de un ser santo y justo,


pero esto no implica la existencia de Dios que además es Creador y es
caracterizado por perfecciones infinitas.

TEOLOGÍA PROPIA
I. LA EXISTENCIA DE DIOS
A. EL LUGAR DE LA DOCTRINA DE DIOS EN
LA TEOLOGÍA SISTEMÁTICA
1. Es lógico que la teología sistemática empieza con un estudio de Dios. De
cierto modo, todo lo que la Biblia contiene es una revelación de lo que Dios
es y hace. La teología propia trata la doctrina de Dios de forma "directa”, las
demás secciones de forma "indirecta”.
En el pasado hubo intentos de agrupar toda la teología sistemática
alrededor del "sistema trinitario”, Padre, Hijo y Espíritu Santo.
2. Dos hechos se toman por sentado:
a. La existencia de Dios
b. La revelación de Dios en su divina Palabra.
3. La teología del siglo XVIII y XIX cambia esta estructura y comienza con un
sistema antropocéntrico (Schleiermacher).

B. LA PRUEBA BÍBLICA PARA LA


EXISTENCIA DE DIOS
1. La Biblia presupone la existencia de Dios. Cada "prueba” para la existencia de
Dios de cierto modo ya presupone su existencia. La teología reformada siempre ha
considerado la existencia de Dios como una presuposición razonable, sin pretender
que se puede demostrar este hecho siguiendo a una argumentación racional.

2. El cristiano acepta la existencia de Dios por la fe. Esta fe a su vez se basa sobre
evidencias, principalmente sacadas de la Biblia.

3. La Biblia no da ninguna "prueba” para la existencia de Dios.

Hebreos 11:8: La fe en su existencia es básica para cualquier intento de


conocerle. La revelación de Dios en su Palabra es la base de nuestra fe en la
existencia de Dios.

Oseas 6:3: El conocimiento personal y exacto de Dios es resultado de una


comunión íntima con Dios.

C. ARGUMENTOS FILOSÓFICAS PARA LA


EXISTENCIA DE DIOS
A lo largo de la historia, varias "pruebas~” para la existencia de Dios han sido
diseñadas. Algunos de estos argumentos fueron usados en su día por Platón y
Aristóteles. Vamos a estudiar brevemente los más importantes de estas pruebas.

1. El argumento ontológico
Usado por Anselmo de Canterbury y Descartes. Es un argumento a priori, es decir:
procede de la causa para demostrar el resultado.

Argumento: El hombre tiene la idea de un ser absolutamente perfecto. La


existencia es un atributo de la perfección. Por lo tanto: un ser perfecto debe
existir.

Kant consideraba este argumento inútil, Hegel lo apreciaba mucho.

Problema: Presupone la existencia de un ser perfecto. Lo que prueba en realidad


es: Algo que tiene que existir, existe. Por lo tanto es un argumento inútil. No todo
lo que mi mente puede imaginarseERSETZEN \d ERSETZEN \u realmente existe:
Por ejemplo, no hay vacas azules con cinco patas.

2. El argumento cosmológico
Argumento: Todo lo que existe tiene que tener una causa. El universo tiene que
tener una causa infinita.

Problema: Si todo lo que existe tiene que tener una causa, Dios también tiene
que tener und causa. Resultado: cadena de causa y efecto que no termina.
Además, cada cosa que existe puede tener más de una causa. También el
universo.

3. El argumento teleológico (téleios) = gr.: dirigido


hacia una meta)
Argumento: De cierto modo es una amplificación del argumento cosmológico. El
mundo es un mundo armónico y ordenado. Esto requiere la existencia de un ser
inteligente que creó al mundo y que dio al mundo un propósito para su existencia.

Problema: No prueba ni la existencia de Dios, ni la de un Creador, solamente la


de un arquitecto que diseñó el mundo (Kant).

4. El argumento moral
A Kant le gustaba este argumento mucho. Forma la base de su "imperativo
categórico”.

Argumento: El hombre es un ser moral que busca la perfección moral. Por lo


tanto debe existir un ser superior que da realidad a esta aspiración humana.
Además, muchas veces existe una disparidad entre el mal comportamiento
humano por un lado y su bienestar al otro lado. Por lo tanto debe existir un "Gran
Arbitro” que un día ejercerá justicia.

Problema: Este argumento puede indicarnos la existencia de un ser santo y justo,


pero esto no implica la existencia de Dios que además es Creador y es
caracterizado por perfecciones infinitas.