Está en la página 1de 7

ÍNDICE DE MASA CORPORAL (IMC)

Para la evaluación dela ganancia de peso durante el embarazo se utilizará el


Índice de Masa Corporal (IMC) según la edad gestacional con las siguientes
medidas:

Peso: Medir en balanza para adultos, registrando kg con una aproximación de


0.5kg. La mujer debe estar descalza y con ropa liviana.

Talla: Es importante su toma en el comienzo del embarazo ya que debido a la


lordosis o curvatura de la columna vertebral hacia adelante lleva a obtener una
talla menor que la real. Se mide en un tallímetro para adultos y se registra en cm
sin decimales. Si no se contara con una medición preconcepcional de la talla, se
aceptará la talla medida durante la primera consulta del embarazo.

Edad gestacional: Este dato será calculado por el obstetra a partir de la F.U.M.
(fecha de la última menstruación), por ecografía, o bien a partir de la altura
uterina. Se expresa en semanas.

IMC: Con la talla y el peso se calcula el IMC usando la siguiente fórmula:

Peso (en Kg)

IMC = ---------------------------

Talla x talla (en metros)

Rangos del Índice de Masa Corporal.


Para evaluar si la ganancia de peso es adecuada se utilizará la Gráfica de
IMC/edad gestacional que tiene un eje horizontal en que se ubica la edad
gestacional en semanas y un eje vertical de IMC. El mismo presenta 5 curvas
que corresponden a los desvíos estándar (DE) – 2, -1 mediana o percentil 50, +
1 y + 2 desvíos, de abajo hacia arriba respectivamente. El área normal está
delimitada por las curvas de – 1 y + 1 desvío estándar en sombreado (1).

Una vez estimado el IMC (usando la fórmula indicada), el valor se ubica en el eje
vertical y se une con la edad gestacional para determinar el estado nutricional de
la mujer. Según el área en que se ubique la evaluación se hará el diagnóstico
correspondiente en “bajo peso”, “normal”, “sobrepeso” u “obesidad”.

Interpretación del Gráfico

 Ganancia de peso adecuada: cuando la curva se encuentra entre – 1 y


+1 DE. (zona sombreada, normal).
 Ganancia de peso baja: cuando la ganancia de peso se encuentra por
debajo de -1 DE. Una ganancia de peso baja aumenta el riesgo de tener
un niño de bajo peso.
 Ganancia de peso elevada: cuando la ganancia de peso se encuentran
por encima del +1 DE. Aumenta el riesgo de tener un niño con alto peso
al nacer. Por encima de + 2 DE. se considera que la embarazada es obesa
grado II.

FARMACOS Y EMBARAZO

En el ejercicio de la profesión médica es importante conocer los fármacos que


se emplean, pero lo es más aun en el mundo de la obstetricia, ya que si
cometemos algún error de administración, puede tener graves consecuencias
tanto para la madre como para el feto (2).

Cambios fisiológicos y farmacocinéticos durante el embarazo

Durante la etapa gestacional en la mujer se producen una serie de cambios


fisiológicos adaptativos importantes (aumento del volumen plasmático,
disminución de unión a proteínas, aumento del filtrado glomerular,...) que,
además de influir en el curso y evolución de los procesos padecidos en dicho
período, interfieren y modifican la farmacocinética de los medicamentos
empleados, pudiendo influir tanto en su eficacia como en su seguridad (3).

La placenta no es realmente una "barrera" debido que a través de ella se


transfieren fácil y rápidamente muchos nutrientes, fármacos, drogas e inclusive
tóxicos. La difusión hacia los tejidos fetales de cualquier fármaco depende de
varios factores relacionados con la solubilidad a los lípidos, la fijación a las
proteínas, el peso molecular, el grado de ionización y el metabolismo placentario.
Cuanto mayor es la edad gestacional mayor es la permeabilidad placentaria. Los
cambios fisiológicos que ocurren en el embarazo pueden modificar los cambios
de concentración del fármaco, en la farmacocinética, es decir en la absorción,
distribución, metabolismo y excreción del fármaco (4).
Absorción: En el embarazo hay una disminución de la motilidad intestinal y una
prolongación del tránsito, por acción de la progesterona, esto lleva a una mayor
tasa de absorción del fármaco. A nivel respiratorio, en la gestación aumenta el
flujo sanguíneo pulmonar, se
produce una hiperventilación
ocasionada por la taquipnea
fisiológica, lo cual conduce que
fármacos inhalatorios, por
ejemplo, aumenten su absorción
(4).

Distribución: En la gestante hay


una disminución en las
concentraciones máximas del
fármaco y un retardo en su
eliminación, esto sucede porque
hay un aumento del volumen
plasmático que origina una
disminución en la concentración
del fármaco que se administra.
La proteinuria fisiológica
conduce a hipoproteinemia, que
lleva a una baja fijación a
proteínas, de esta manera
aumenta la fracción libre de los fármacos que finalmente es la activa
farmacológica y toxicológicamente (4).

Metabolización: La progesterona, característica en la gestación, provoca una


mayor actividad enzimática de los fármacos, la vida media y su acción disminuye
porque aumenta la velocidad de su metabolismo (4).

Excreción: En la gestación aumenta el flujo plasmático renal y la filtración


glomerular, lo que lleva a una mayor excreción. Un aumento de la cantidad de
medicamento excretado, resulta en una disminución de su concentración
plasmática y de su vida media (5).
El riesgo potencial de teratogénesis

Los defectos congénitos inducidos por fármacos y otras sustancias químicas


representan aproximadamente el 1 % de todos los defectos congénitos.

Antes de establecer el factor etiológico en un defecto congénito se deben


considerar criterios específicos basados en 3 principios:

1. El defecto congénito debe caracterizarse por completo como producido por la


droga. Ejemplo, el labio y paladar hendidos se relacionan con la hidantoína pero
también con más de 200 causas genéticas.

2. El agente debe cruzar la placenta, y hacerlo de manera suficiente para influir


de manera directa en el desarrollo fetal.

3. La exposición a la droga debe ocurrir en un periodo importante del desarrollo:

a. Periodo preimplantacional: El suceso es radical, el embrión se mantiene


totalmente íntegro o se produce la muerte y el subsecuente aborto, se le conoce
como el periodo de "todo o nada".

b. Periodo de organogénesis: Ocurre entre la segunda y la octava semana de


gestación. Es el período embrionario y el más susceptible a sufrir los efectos de
un fármaco teratogénico, se pueden originar malformaciones estructurales
importantes que pueden ser incompatibles con el desarrollo de la vida fetal y
extrauterina.

c. Periodo fetal: Comprende a partir de la novena semana, las alteraciones


morfológicas que se pueden producir con la exposición son menos graves que
en la organogénesis pero si se pueden originar alteraciones importantes en el
crecimiento y desarrollo funcional del feto.

Hay sólo un número limitado de medicamentos que han demostrado ser


teratogénicos en humanos. De igual manera, hay pocos fármacos que sin duda
han sido probados para ser seguros, por lo tanto, es prudente reducir al mínimo
el número de medicamentos que se toma y limitar el uso de medicamentos para
situaciones en las que el beneficio supere claramente el riesgo; se debe elegir
medicamentos con el mejor perfil de seguridad, y utilizarlos en la dosis más baja
y durante el menor tiempo que sea eficaz (4).

Clasificación de la FDA

Con la finalidad de orientar al médico en su decisión de usar los fármacos en una


gestante, y en respuesta a la tragedia provocada por la talidomida en el año de
1979 (10), la Food and Drug Administration (FDA) asignó las categorías de riesgo
de embarazo (A, B, C, D y X) a todos los fármacos disponibles en los Estados
(6).
Bibliografía
1. Mosteiro MdC. Nutrición y embarazo. Ministerio de salud de la Nación. 2012;: p. 2-4.

2. García Mutiloa MARRMRNS. FÁRMACOS Y EMBARAZO. Servico Navarro de Salud. .

3. Orueta Sánchez RLGMJ. Manejo de fármacos durante el embarazo. Sistema Nacional de


Salud. ; 35(4).

4. Sandoval Paredes J&SPC. Uso de fármacos durante el embarazo. Scielo. 2018 abril-junio;
18(2).

5. Carrasco OV. USO DE FÁRMACOS EN EL EMBARAZO. Scielo. 2015; 21(2).

6. M. Gallego Úbeda LDTdCMªdlACFdSdLPyFTG. Actualización del uso de fármacos durante el


embarazo:categorías de riesgo. Scielo. 2014.