Está en la página 1de 12

PERIODOS POÉTICOS

(IMPRESIONISMO)
ESCUELA SECUNDARIA DIURNA NO.38 JOSEFA ORTIZ DE DOMÍNGUEZ

ROBERTA XIMENA MARTINEZ FLORES


EQUIPO

PEDRO ESTEBAN RAMÍREZ PÉREZ


GUSTAVO BARRERA ORDAZ
URIEL GALÁN ESTEBAN
APOLO

ASIGNATURA: ESPAÑOL

PROFESORA: YAHAIRA SUHEY SÁNCHEZ HUERTA

GRADO: 3° GRUPO: “A”

CICLO ESCOLAR: 2019 – 2020

¿QUE ES?
El impresionismo es un estilo pictórico que se origina en Francia, en la segunda
mitad del siglo XIX. Se caracteriza por su persistente experimentación con la
iluminación (similar al luminismo). El manejo de la luz se considera como un factor
crucial para alcanzar belleza y balance en la pintura.

Los cuadros impresionistas se construyen técnicamente a partir de manchas bastas


de colores, las cuales actúan como puntos de una policromía más amplia, que es la
obra en sí. Por ello, al observar los lienzos es necesario tomar cierta distancia, para
que aparezcan las luces sombras y figuras

También es una corriente arte surgida en el siglo XIX, principalmente vinculada a


la pintura: los pintores impresionistas retrataban objetos de acuerdo a
la impresión que la luz produce a la vista y no según la supuesta realidad objetiva.

El movimiento impresionista se desarrolló en Francia y luego se expandió a otros


países europeos. Al plasmar la luz en los cuadros, se dejaba de lado la identidad de
aquello que la proyectaba.
El impresionismo muestra una preponderancia de los colores primarios, utilizados
sin mezcla. Los tonos oscuros, en cambio, no son usuales. Al respecto, cabe
mencionar que los impresionistas postularon los principios del contraste cromático,
que suponen que cada color es relativo a los colores que le rodean.

Los artistas impresionistas, por otra parte, solían pintar sin intención de ocultar las
pinceladas fragmentadas. De esta forma demuestran cómo, bajo ciertas
condiciones, la perspectiva permitía que distintas partes inconexas dieran lugar a
un todo unitario.

Édouard Manet, Claude Monet, Pierre-Auguste Renoir, Armand Guillaumin y Edgar


Degas son algunos de los máximos exponentes de la pintura impresionista. Cada
uno, sin embargo, mantuvo un estilo personal dentro de las características de estilo
compartidas por todos los integrantes del movimiento.

Con respecto a la música impresionista, se trata de una corriente también surgida


en Francia, cuando finalizaba el siglo XIX. Entre los compositores más
sobresalientes de esta época se encuentran Claude Debussy y Maurice Ravel,
ambos franceses. Siglos antes del nacimiento del barroco musical, la música
contaba con cerca de siete escalas, las cuales fueron perdiendo importancia con el
paso del tiempo, hasta quedar simplemente dos: la mayor y la menor, también
llamadas jónica y eólica, respectivamente.

Llegó el período posromántico y algunos compositores, como fue el caso de Camille


Saint-Saëns y Gabriel Fauré, comenzaron a experimentar con las escalas olvidadas
y con uno de los elementos fundamentales del impresionismo: el timbre. Sus
pruebas, sin embargo, no excedieron los límites de una aventura que partía de la
curiosidad, pero que no tenía un fin en particular.

Ya en el ocaso del siglo XIX, el impresionismo representó la completa liberación a


nivel armónico y rítmico; si bien existían reglas y límites, se trata de una era en la
cual era posible cuestionarlas y buscar nuevos horizontes musicales. El objetivo de
esta corriente era que las ideas pudieran ser expresadas de una forma no muy
directa, casi como si se tratara de la percepción de una persona acerca de otra
composición, una que sí hubiera tenido rasgos bien definidos.
¿EN DONDE SURGIÓ?

Surge en Francia

¿COMO SURGIÓ?

El objetivo de los impresionistas era conseguir una representación del mundo


espontánea y directa.

El Impresionismo parten del análisis de la realidad. Hasta ahora la pintura


reproducía un escenario en el que ocurría un acontecimiento que conformaba el
mensaje para el espectador. Ahora, se quiere que la obra reproduzca la percepción
visual del autor en un momento determinado, la luz y el color real que emana de la
naturaleza en el instante en el que el artista lo contempla. Se centrarán en los
efectos que produce la luz natural sobre los objetos y no en la representación exacta
de sus formas ya que la luz tiende a difuminar los contornos. Ven colores que
conforman cosas, y esto es lo que plasman, formas compuestas por colores que
varían en función de las condiciones atmosféricas y de la intensidad de la luz. Todo
esto hace que elaboren una serie de un mismo objeto en diferentes circunstancias
atmosféricas y temporales, no les importa el objeto, sino las variaciones cromáticas
que sufre éste a lo largo del día.

¿CUANDO SURGIÓ?

A finales del siglo XIX

¿POR QUE SURGIÓ?

Por la Academia Francesa de Bellas Artes, que fijaba los modelos a seguir y
patrocinaba las exposiciones oficiales en el Salón parisino.

¿QUIENES FUERON LOS QUE COMENZARON?


Claude Monet

Pieza fundamental en el inicio del impresionismo fue considerado el jefe del grupo
de impresionistas, Impresión, sol naciente (1872, la cual se encuentra actualmente
en el Museo Marmottan, París) es reconocida como la pieza que le dio nombre al
movimiento. Sus inclinaciones artísticas se formaron gracias a sus relaciones con
artistas como Renoir y Sisley, durante los primeros años como artista.

En los inicios de su carrera tuvo múltiples problemas económicos y el nacimiento de


su hijo Jean, en 1867, lo llevo a intentar suicidarse.

Vivió en Inglaterra durante la época franco/prusiana, en donde conoció a Paul


Durand-Ruel quien le brindaría apoyo económico. Durante esos años conoció la
obra de Turner que le provoco una obsesión con la percepción del color y la luz.

Édouard Manet

Antes de dedicarse al arte, a petición de sus padres, Manet intentó dos veces
entrar a la escuela naval. En 1850 ingresó en el taller del pintor Thomas Couture en
donde tuvo 6 años de aprendizaje y entrenamiento.

Después de dejar el taller de Couture entabló relación con artistas como Charles
Baudelaire y Edgar Degas. En 1860 su fama empezó a crecer y algunas de sus
obras fueron de gran interés para Téophile Gautier, un aclamado crítico de la época.
En 1863 la pintura Almuerzo sobre la hierba (1863, actualmente en el Museo de
Orsay, París) fue criticada tanto por la técnica, el baño de luz y el contraste, como
por el tema ya que presentaba a una mujer desnuda.

A finales de 1870 puso al naturalismo como su tema principal y más adelante


abandonó la técnica tradicional, el óleo, para pasar al pastel.

Berthe Morisot

Ella fue la primera mujer en unirse al movimiento impresionista, amiga, modelo y


cuñada de Edouard Manet. Su educación se basó en el gusto por las artes y la
música. Ella era considerada una mujer moderna.

Se relacionaba con artistas como Monet, Renoir y Degas, con quienes expuso sus
obras. Morisot causaba gran interés y admiración entre los intelectuales de la época
entre los cuales se encuentra a Mallarmé; fue considerada pieza fundamental en el
impresionismo.
Una de sus obras más conocidas es En el baile (1875), exhibida actualmente en el
Museo Marmotas, París.

Pierre Auguste Renoir

Durante los primeros años de este pintor francés trabajó como decorados de
porcelana y abanicos. Después de mucho trabajo pudo unirse al taller del pintor
Gilbert y más adelante se movió al de Gleyre, en donde conoció a Monet.

Sus primeras inclinaciones lo llevaron a pintar al aire libre y en 1873 terminó Jinetes
en el Bosque de Bolonia (1872, actualmente en el Museo Hamburger Kunsthalle),
obra que fue excluida del Salón Oficial y expuesta en el de Rechazados.

El tema de la mujer fue de gran interés para Renoir y se enfocaba en el máximo


exponente de la belleza femenina por lo que todas sus obras buscan envolver con
una calidez particular.

Edgar Degas

En un principio Degas se iba a dedicar al derecho pero con el apoyo de su familia


se concentró en el arte y en 1853 ingresó al taller del pintor Barriasy en donde
comenzó sus estudios.

Pertenecía a la clase alta y eso le sirvió para conocer las colecciones privadas y
originales de artistas como Botticelli y Pollaiuolo, esto le sirvió como fuente de
inspiración y como parte de su educación.

Era un hombre tímido y retraído, le era muy difícil crear relaciones con los demás.

Más que enfocarse en paisajes se interesaba por la música, el teatro y la danza,


una de sus obras más famosas es El padre de Degas escuchando a Lorenzo
Pagans (1869) se puede apreciar en el Museo de Orsay, París.
POEMA

SOBRE el tejado un gato negro


con ojos esmeralda de malicia.
Hace sol;
se revuelca sobre el tejado ardiente.
Su pelambre relumbra.
Ya no hace nada:
ahora posa como estatua
de azabache callejero.
A través de sus ojos Yo, plagiario de Yahvé.
el mundo me refleja pinto aquí con lenguaje
por la persiana un mar para mi limitada eternidad
de azuloso palpitar incitativo: en el brillante y corto guiño

pincela un alcatraz. de ese gato en la escena.


¿Adónde ahora va el gato?
Se va ondulando el gato
También me observa DIOS,
al ritmo milenario de un mar
felino Padre.
antes azul - ¿verde quizás?
-frente a los ojos del felino que cruza.
este techo a lo Chaplin
en zigzag.
El mar oscila en el compás,
se muerde con la brisa
y con el sol hay orgías de color.
Solo el verde del pasto está prudente.
(Un celaje de ébano pasa presto
y no observa mi mundo en verde mágico.)
POEMA II

YA LA MAÑANA se levanta
con un aire de octubre,
paisaje de alcatraces.
Fija la ciudadela
a estampa de haces rubios
- oro y azul -
bajo cúmulos limpios.
OLOR a mieles, licor
de yodo preconiza el día.

Desde la nube
el viento baja
a la ola tenaz.
DIOS bendice con pulso e impulso
la estampa donde estoy.
Erguido e insistente
hace vuelos el mar;
el mar que canta
junto a mí
esta canción tendida
que duplica las olas
al ritmo hondo y firme
y onduloso del mar.

En este trata de representar las sensaciones guiándose con las cualidades de


algún objeto describen detalladamente los personajes, escenario, etc