Está en la página 1de 3

Alumno: Ricardo Arturo Montoya López

Licenciatura en Pedagogía
Materia: FILOSOFIA DE LA EDUCACION II
Actividad 3. Gottfried Wilhelm Leibniz
Para resolver la siguiente actividad deberás leer el texto de J. Hirschberger, Historia de la filosofía, t. II,
p. 74-103.

¿Cómo caracteriza Leibniz a la mónada?

 La mónada es substancia activa, psíquica, la capacidad de variar nuestro estado interno.


 La inmaterialidad de la mónada consiste en su fuerza de representación. Cada mónada es un microcosmos, o universo en miniatura.
 La mónada es individual y jamás puede ser igual a otra, además es simple y tiene percepción y apetito, o sea que tiende a pasar de una
percepción a otra.
 La mónada es substancia como realidad en si y por si, pero no como contenido del pensamiento, que no es substancia extensa, porque la
extensión para este filósofo es el orden de las substancias.
 Las mónadas no son materiales, ni extensas, ni divisibles, ni duales; son únicas y no se pueden tampoco identificar con los átomos, porque
los átomos son materiales y extensos y hasta divisibles, porque de acuerdo al cálculo infinitesimal, como substancias extensas siempre será
divisibles.
 La mónada sólo puede ser fuerza, energía, vigor. Pero esa fuerza no es material como la conocemos en nuestra experiencia sensible, que es
definida por la capacidad de un cuerpo para poner a otro en movimiento. Su fuerza es la capacidad de obrar, actuar.

A partir de la idea de que la realidad está compuesta de mónadas, ¿cómo concibe Leibniz al ser
humano?
 La mónada creada que es el alma humana- la "mónada reina"- representa conscientemente pero con claridad imperfecta. Y según
descendemos en la escala desde el hombre hasta la substancia mineral inferior, disminuye la región de representación clara y se incrementa
la región de representación obscura.

¿En qué consiste el principio de razón suficiente?


 El principio de razón suficiente forma parte de los cuatro principios lógicos supremos que rigen el proceso del pensamiento, y se llaman así
dado que, en principio, no necesitan ser demostrados porque en sí mismos son evidentes…
 Este principio nos dice que “todo objeto debe tener una razón suficiente que lo explique”. Lo que es, por alguna razón, “nada existe sin una
causa determinante”. El principio de razón suficiente nos da respuesta a una exigencia natural de nuestra razón, según la cual nada puede
ser nada más “porque sí”, pues todo obedece a una razón.
¿Por qué son diferentes las verdades de razón y las verdades de hecho?
 Las verdades de razón (razonamientos) son las necesarias y su verdad se fundamenta en el principio de contradicción. Las verdades de
hecho son las contingentes (empíricas) y su verdad se fundamenta en el principio de razón suficiente. ... Podemos conocer la verdad de una
proposición de hecho solamente a posteriori.
 Con relación a las proposiciones verdaderas, Leibniz hace una distinción entre verdades: razonamiento y verdades de hecho.

 Las verdades de razón (razonamientos) son las necesarias y su verdad se fundamenta en el principio de contradicción.

 Las verdades de hecho son las contingentes (empíricas) y su verdad se fundamenta en el principio de razón suficiente.

¿En qué consiste el optimismo metafísico de Leibniz?


 El optimismo metafísico de Leibniz necesariamente lleva, a través del principio de razón suficiente, a afirmar que todo existe por una
razón (El axioma de que nada surge de la nada); todo lo que existe tiene una razón suficiente para existir; todo lo que existe es mejor
que cualquier cosa no-existente; que necesariamente todo lleva a afirmar que éste mundo es el mejor de todos los mundos posibles.
Ahora bien, ¿Qué consecuencias tiene esto para el pensamiento moderno? Supongo que ya Schopenhauer ha intentado refutar a
Leibniz, en El Mundo como Voluntad y Representación, que dice que este es el peor de los mundos posibles.

También podría gustarte