Está en la página 1de 2

Acción de Armas de Porotillo

11 de Septiembre de 1941

El 11 de Septiembre fecha gloriosa para el Ecuador nos recuerda


cómo un puñado de valientes conscriptos azuayos, castigaron al invasor
peruano en las breñas de Porotillo (provincia de El Oro).

Por el año de 1.941, e] Ecuador no estaba en condiciones de


sostener una guerra, fue atacado sorpresivamente por fuertes
contingentes de tropas peruanas que contaban con armamento bélico
moderno.

Las reducidas guarniciones fronterizas, defendieron heroicamente


sus posiciones causando muchas bajas en las filas enemigas; resistieron
valientemente hasta que por falta de municiones y refuerzos, tuvieron qué
replegarse y actitud que aprovecharon los peruanos para apoderarse de la
Provincia de El Oro.

¿Quiénes fueron los responsables de aquel descalabro?

Tienen la palabra los gobernantes de aquel entonces

En efecto; mientras los conscriptos defendíamos nuestra Patria con


coraje y juventud, las unidades de línea en las principales ciudades
guardaban el “Orden Constitucional".

La acción de armas de Porotillo llenó de gloria la Historia del


Ecuador, en ese entonces se había formado ya un segundo frente de
combate, siendo el Jefe Je operaciones el Tnte. Coronel Luis R. Maldonado
S., y, el Jefe del Sector de Porotillo el Mayor Miguel Ángel Estrella Arévalo;
oficial que tomó una sabia resolución: Sabiendo que el enemigo era
numeroso y dotado de armamento moderno, resolvió atacar al enemigo
por sorpresa, para lo cual ordenó preparar el terreno ribereño al río Cuni y
envió un servicio de avanzada a la "Unión" con la consigna de dejar pasar
al enemigo y cerrarles el paso. Para ello, previamente tomó el juramento
al Personal de tropa, advirtiendo que en ningún caso habría repliegue, y,
que en caso de llegar a faltar municiones, deberíamos empeñar combate
cuerpo a cuerpo; si alguno de nosotros demostráremos flaqueza ante el
enemigo, teníamos la consigna de terminar con su vida, esa era la orden.
El juramento estaba hecho ante el altar sagrado de la Patria nuestro lema
era el de "VENCER. O MORIR"'.
El 11 de septiembre de 1.941; una patrulla de avanzada enemiga,
intentó apoderarse del puente de Uzhcurrumi, y, se hizo presente en
Porotillo a las once y media de la mañana; y en la forma prevista abrimos
fuego sobre ellos; la reacción del enemigo fue tardía, y, los que intentaron
replegarse fueron batidos por el fuego de los que se encontraban en la
Unión.

Después de esta derrota peruana, un solidado enemigo se arrojó al


impetuoso jubones y contó al resto de las tropas peruanas que estaban en
Pitahuiña, sobre el fracaso de sus compañeros; con esta noticia el
enemigo se replegó precipitadamente hacia Pasaje.

Durante cinco días consecutivos (del 13 al 18 de Septiembre) la


aviación enemiga fustigó violentamente nuestras posiciones.

El 20 de septiembre, el Coronel Hernán López, al mando de mil


soldados Peruanos, intentó castigar a los combatientes de Porotillo para lo
cual avanzó hasta Quera; sus soldados, Por miedo de una emboscada
ecuatoriana, se negaron a continuar adelante; el Oficial terminó
suicidándose y la tropa se replegó; desde entonces el enemigo no se
atrevió a dar un solo paso adelante.

De esta manera la misión de los jóvenes conscriptos azuayos fue


cumplida al pie de la letra; habíamos jurado defender o morir por la
Patria; habíamos jurado no retroceder ante el poderoso invasor, y no
retrocedimos; habíamos jurado que el enemigo no daría un solo paso
adelante y cumplimos nuestra promesa.

Combatiente de Porotillo

Machala 12 de Sep. de 1972


Diario El Nacional Pág. 5