Está en la página 1de 4

La Independencia de México fue la consecuencia de un proceso político y social resuelto con las

armas, que puso fin al dominio español en la mayor parte de los territorios de Nueva España. La
guerra por la independencia mexicana tuvo su antecedente en la invasión de Francia a España en
1808 y se extendió desde el Grito de Dolores, el 16 de septiembre de 1810, hasta la entrada del
Ejército Trigarante a la Ciudad de México, el 27 de septiembre de 1821.

El movimiento independentista mexicano tiene como marco la Ilustración y las revoluciones


liberales de la última parte del siglo XVIII. Por esa época la élite ilustrada comenzaba a reflexionar
acerca de las relaciones entre la España peninsular y el resto del imperio. Los cambios en la
estructura social y política derivados de las reformas borbónicas, a los que se sumó una profunda
crisis económica en Nueva España, también generaron un malestar entre algunos segmentos de la
población.

La ocupación francesa de la metrópoli en 1808 desencadenó en Nueva España una crisis política
que desembocó en el movimiento armado. En ese año, el rey Carlos IV y Fernando VII abdicaron
sucesivamente en favor de Napoleón Bonaparte, que dejó la corona de España a su hermano José
Bonaparte. Como respuesta, el ayuntamiento de México —con apoyo del virrey José de
Iturrigaray— reclamó la soberanía en ausencia del rey legítimo; la reacción condujo a un golpe de
Estado contra el virrey y llevó a la cárcel a los cabecillas del movimiento.

A pesar de la derrota de los criollos en la Ciudad de México en 1808, en otras ciudades de Nueva
España se reunieron pequeños grupos de conjurados que pretendieron seguir los pasos del
ayuntamiento de México. Tal fue el caso de la conjura de Valladolid, descubierta en 1809 y cuyos
participantes fueron puestos en prisión. En 1810, los conspiradores de Querétaro estuvieron a
punto de correr la misma suerte pero, al verse descubiertos, optaron por tomar las armas el 16 de
septiembre en compañía de los habitantes indígenas y campesinos del pueblo de Dolores
(Guanajuato), convocados por el cura Miguel Hidalgo y Costilla.

A partir de 1810, el movimiento independentista pasó por varias etapas, pues los sucesivos líderes
fueron puestos en prisión o ejecutados por las fuerzas leales a España. Al principio se reivindicaba
la soberanía de Fernando VII sobre España y sus colonias, pero los líderes asumieron después
posturas más radicales, incluyendo cuestiones de orden social como la abolición de la esclavitud.
José María Morelos y Pavón convocó a las provincias independentistas a conformar el Congreso de
Anáhuac, que dotó al movimiento insurgente de un marco legal propio. Tras la derrota de
Morelos, el movimiento se redujo a una guerra de guerrillas. Hacia 1820, solo quedaban algunos
núcleos rebeldes, sobre todo en la sierra Madre del Sur y en Veracruz.

La rehabilitación a partir del pronunciamiento de Riego de la Constitución de Cádiz, de carácter


liberal, en 1820 alentó el cambio de postura de las élites novohispanas, que hasta ahí habían
respaldado el dominio español. Al ver afectados sus intereses, los criollos monarquistas decidieron
apoyar la independencia de Nueva España, para lo cual buscaron aliarse con la resistencia
insurgente. Agustín de Iturbide dirigió el brazo militar de los conspiradores, y a principios de 1821
pudo encontrarse con Vicente Guerrero. Ambos proclamaron el Plan de Iguala, que convocó a la
unión de todas las facciones insurgentes y contó con el apoyo de la aristocracia y el clero de Nueva
España. Finalmente, la independencia de México se consumó el 27 de septiembre de 1821.

Tras esto, Nueva España se convirtió en el Imperio Mexicano, una efímera monarquía católica que
dio paso a una república federal en 1823, entre conflictos internos y la separación de América
Central.

Después de algunos intentos de reconquista, incluyendo la expedición de Isidro Barradas en 1829,


España reconoció la independencia de México en 1836, tras el fallecimiento del monarca Fernando
VII.

Contexto de la Nueva España en 1808 Primero, hay que remontarnos a 1808. Aunque aún faltan
dos años para la lucha que iniciaría con el Grito de Dolores, hay que entender el contexto. En
aquel año empiezan a darse a conocer las revoluciones norteamericanas y francesas. Llegan a las
colonias la idea de los estados liberales, que implicaban un rechazo a las monarquías y la
búsqueda de una soberanía a los pueblos. La población de la Nueva España, conformada en su
mayoría por póblación indígena (60 por ciento) y de castas (22 por ciento), empezaba a sentir
descontendo hacia la corona. Además, en mayo de ese año el rey de España Fernando VII abdicó la
corona en favor de Carlos IV, quien a su vez renunció en favor de Napoleón. Esto generó un
descontento general y una serie de levantamientos. Incluso hubo un intento de golpe de estado
por parte de comerciantes tras este anuncio. Esto empezó a germinar la idea de conspiraciones.
1810 En la casa de Josefa Ortiz de Domínguez se realizaban tertulias literarias a las que asistían
Miguel Allende y Juan Aldama, así como algunos sacerdotes como Miguel Hidalgo y Costilla. Ahí
planearon una conspiración para diciembre, durante la feria de San Juan de los Lagos. 13 de
septiembre: Ignacio Garrido denuncia el plan de conspiración en Querétaro. 14 de septiembre:
Josefa Ortiz de Domíngues avisa que fueron descubiertos. 15 de septiembre: Esa noche, Ignacio
Allende intercepta la orden de aprehensión y se dirige a Dolores, donde Miguel Hidalgo decide
levantarse en armas. 16 de septiembre: El cura Miguel Hidalgo convoca a una misa en la
madrugada, dado que era domingo. En lugar de ofrecer el servicio dominical, invita a sumarse a
luchar contra el mal gobierno. Ahí se empezó a gestar la lucha por la independencia. 21 de
septiembre: Hidalgo es nombrado generalísimo; Allende, teniente general; y Juan Aldama,
mariscal. 23 de septiembre: El virrey Venegas arma ejército contra el movimiento de Hidalgo. Lo
llama el ejército realista. Octubre: El movimiento insurgente ya había tomado Guanajuato,
Aguascalientes, Valladolid y Guadalajara. Parecía que podrían triunfar. 1811 Enero a marzo: Se
realizan enfrentamientos entre el ejército de España y el movimiento insurgente. Los últimos son
derrotados en varios enfrentamientos, por lo que los líderes huyen al norte. Por su parte, José
María Morelos sigue luchando en el sur. 21 de marzo: Miguel Hidalgo e Ignacio Allende son
capturados por Ignacio Elizondo en las Norias. Pasan a un juicio eclesiástico. 26 de mayo: Se une
Vicente Guerrero a la lucha. Spoiler: será de los pocos que sobreviven hasta el final de esta
historia. 26 de junio: Ignacio Allende, Ignacio Aldama, entre otros, son fusilados en Chihuahua. 30
de julio: Miguel Hidalgo y Costilla es fusilado y decapitado en Chihuahua. 14 de octubre: Las
cabezas de Hidalgo, Allende y Adama son mostradas en Guanajuato para que los insurgentes
restantes se rindieran. No les funcionó. 1812 Ante la ausencia de un rey legítimo, las Cortes
españoles promulgaron una Constitución que establecía una monarquía constitucional española.
Con ésta se trataba de mantener un orden y ayudar a hacer contrarrevolución; sin embargo, los
ciudadanos no obtenían la autonomía que deseaban. Por su parte, José María Morelos continúa su
lucha en el sur, en la que le iba más o menos bien. 1813 Los insurgentes seguían en lucha pese a
tener poco ejército y pocos recursos. Con la ayuda de Guadaulpe Victoria y Vicente Guerrero, se
apoderaron de Chilpancingo, Tixtla, Chilapa, Taxco, Cuatla, entre otros. 14 de septiembre: José
María Morelos y Pavón instaura un congreso para ejercer la soberanía. Ahí hace lectura de
"Sentimientos a la Nación", donde declara una América libre y es nombrado Siervo de la Nación.
22 de octubre: Se promulga la constitución que redactó el Congreso. 1814 18 de febrero: El
Supremo Congreso destituye a a Morelos del poder y se ve obligado a continuar su lucha a parte. 5
de mayo: Fernando VII regresa a la corona, disuelve las Cortes y anula la Constitución de 1812 que
pretendía una monarquía constitucional. 1815 14 de julio: Morelos le escribe al presidente de
Estados Unidos, James Madison, para que reconozca la independencia de la Nueva España. 1 de
septiembre: Pero éste más bien prohíbe compras para ayudar al movimiento insurgentes en la
Nueva España. 5 de noviembre: Morelos cae prisionero y se enfrenta a un juicio. 22 de diciembre:
Morelos es fusilado en San Cristóbal Ecatepec. 1816 Enero - octubre: Continúa el movimiento
insurgente, aunque debilitado. No obtiene ninguna victoria pero resiste. 16 de noviembre: Vicente
Guerrero derrota a ejército realista en el cerro de Piaxtla. 1817 Enero - julio: El movimiento
insurgente se levanta con el apoyo del general Francisco Xavier Mina y de Servando Teresa de
Mier. 14 de agosto: Es capturado Teresa de Mier. 27 de octubre: Mina es capturado y tomado
como prisionero. 11 de noviembre: Mina es fusilado en el Cerro Bellaco. 1818 De enero a
diciembre: Recordemos que Guadalupe Victoria sigue vivo. Continúa la lucha por la independencia
en el sureste de la todavía Nueva España. 1819 5 de noviembre: Vicente Guerrero es derrotado en
Agua Zarca. Afortunadamente, no es capturado. Diciembre: Vicente Guerrero sigue haciendo su
luchita. Continúa su la batalla insurgente en el sur. 1820 8 de marzo: Ante la continuación de la
guerra y la crisis económica de España, el rey Fernando VII jura la Constitución de 1812 que había
anulado. 18 de junio: Se celebran elecciones de parroquia en la Nueva España constitucional.
Octubre: El comandante Agutín de Iturbide, quien había luchado desde sus inicios contra el
movimiento insurgente, hace un giro de tuerca y comienza plan para buscar la independencia de la
Nueva España. 16 de noviembre: Iturbide sale a combatir contra Vicente Guerrero, a quien como
un obstáculo. 1821 10 de enero: Iturbide le escribe a Vicente Guerrero para invitarlo a rendirse y
ofrecerle indulto, pues ambos buscan la independencia. 20 de enero: Guerrero le dice que no,
pero muestra interés por lograr la independencia en conjunto. 10 de febrero: Iturbide y Guerrero
se reúnen en Acatempan y hacen las paces. Se le conoce como el Abrazo de Acatempan. 24 de
febrero: Se firma Plan de Iguala, para declarar a la Nueva España como un país independiente. Con
el paso de los meses, varias regiones se adhieren al Plan de Iguala e Iturbide crea el Ejército
Trigarante para lograr la independencia. Ya todo pinta para bien. España y su virreinato en
América se encuentran en crisis y no cuentan con los recursos ni las fuerzas para continuar con la
lucha. 21 de septiembre: El Ejército Trigarante sale a la Ciudad de México. 23 de septiembre: Las
fuerzas realistas huyen hacia Veracruz. 27 de septiembre: ¡Entra Ejército Tr
https://www.milenio.com/cultura/independencia-mexico-lucha-independentista-paso-paso