Está en la página 1de 40

Universidad de Panamá

Centro Regional Universitario de San Miguelito

Facultad de
Derecho y Ciencia política

Licenciatura en
Derecho y Ciencia Política

Asignatura de
Derecho Fiscal
Profesor
David Palacios
Tipificación de la Evasión Fiscal en Panamá

Grupo: A – 05

ESTUDIANTES:
Sergio Santos 9-740-2325
Alexis Coley. 8- 530 -1710

Panamá, 3 de julio del 2019

1
Índice

Contenido Pag.
Presentación 1
Índice 2
Planteamiento de problema. 4
Hipótesis 5
Objetivos 5
Introducción 6
Capítulo I
1. Conceptos Doctrinales del Derecho Tributario y el Delito Fiscal 7
2. Evolución de la tipificación de la evasión fiscal en las normas de
panamá. 13
3. Terminologías de evasión fiscal en Panamá. 16

Capitulo II
4. Normas internacionales en materia de tipificación de evasión
fiscal. Sujetos de la evasión fiscal. 18

Capítulo III
5. Clasificación de los ilícitos tributarios. 24
6. Infracciones o contravenciones materiales. 27
7. Infracciones o contravenciones materiales por omisión o
inexactitud. 27
8. Infracciones leves por concepto de ITBCMS 26
9. Infracciones graves. 26
10. Evasión administrativa o defraudación fiscal penal ITBCMS. 27
11. Evasión administrativa o defraudación fiscal penal ITBI 28
12. Infracciones o contravenciones formales.
29
13. Infracciones o contravenciones formales relacionados con la
30
obligación de inscribirse en el registro único de contribuyente.

2
14. Infracciones o contravenciones formales relacionados con la
obligación de emitir o exigir o conservar compraventas por
incumplimiento la primera vez y reincidencia. 30
15. Infracciones o contravenciones formales relacionados con la
obligación de llevar libros y registros contables tributarios. 31
16. Infracciones o contravenciones formales relacionados con la
obligación de declarar. 32
17. Desacato.
33

Capítulo IV
18. Principio de igualdad 34
19. Eficiencia del principio de igualdad y la evasión fiscal en
Panamá. 35

Conclusiones 39
Bibliografía 40

3
Planteamiento del problema

La Unión Europea incluyó en diciembre de 2017 a Panamá en esta lista


discriminatoria, producto de la falta de entendimiento de los regímenes fiscales del
país. En enero 2018, tras esfuerzos técnicos y diplomáticos, este bloque regional
removió a Panamá de dicha clasificación, pasando a una lista de observación o
monitoreo, que reconocía que el país estaba dedicado a completar las reformas
legislativas necesarias para adecuar los regímenes preferenciales considerados
como perniciosos. El Gobierno de la República de Panamá ha emprendido un
riguroso proceso de fortalecimiento de su plataforma financiera y de servicios
internacionales, en el marco de la Comisión de Alto Nivel para los Servicios
Internacionales y financieros (CANSIF), en la que participa el sector público y
privado. Así, el país ha logrado adecuarse a los estándares globales de equidad
fiscal, asegurando la competitividad del país.
El Parlamento de Panamá aprobó un proyecto de ley que penaliza con entre 2 y 5
años de cárcel la evasión, uno de los requisitos exigidos por organismos
internacionales a este país que lucha contra la imagen de paraíso fiscal.La
penalización con cárcel de la evasión fiscal es una propuesta que genera polémica
en Panamá y es una medida demandada por organismos multilaterales como el
Fondo Monetario Internacional o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo
Económicos (OCDE). La diputada Zulay Rodríguez reiteró sus críticas al proyecto,
en el sentido de que será utilizado para la persecución política, empeña la soberanía
y hace daño a la economía del país.
El Ministerio de Economía y Finanzas dijo que este proyecto, que cataloga el delito
fiscal como actividad precedente al blanqueo de capitales, "excluye a la mayoría
de la población" dado el umbral establecido en al menos 300.000 dólares
evadidos en un año.

¿Se Aplica el principio de igualdad tributaria en la evasión fiscal en Panamá?

4
Hipótesis

El principio de igualdad supone entre mayor ingreso, mayor contribución tributaria,


por lo que legalmente debe atenuar si contribuyes más debes tener los beneficios a
favor de la ley. Se utiliza una manera del principio de igualdad, se debe usar de la
misma manera para la evasión fiscal.

Objetivo General.

Analizar la tipificación de la evasión fiscal en Panamá

Objetivos Específicos

 Desarrollar el concepto de Evasión fiscal.


 Conocer la normativa del Derecho internacional en materia de evasión
fiscal.
 Describir los tipos de evasión fiscal en Panamá.
 Establecer la evasión fiscal y el principio de igualdad.

5
Introducción

Este estudio tiene como fin valorar la tipificación fiscal en panamá y su relación con
el principio de igualdad, Nuestra posición geoestratégica, posee condiciones que
favorecen el crecimiento económico en su territorio y atraen la inversión extranjera
directa. Por lo antes expuesto, se han aprobado una serie de leyes orientadas a
prevenir que nuestra plataforma financiera, económica y profesional sea utilizada
para cualquiera actividad ilícita y el blanqueo de capitales, financiamiento del
terrorismo y el financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva. A
fines de 2016, Panamá publicó la “Evaluación Nacional de Riesgos de Blanqueo de
Capitales, y Financiamiento al Terrorismo de Panamá”, el cual identificó los riesgos
y las amenazas, tanto nacionales como internacionales, que existen en nuestro
país. Igualmente, se aprobó la Estrategia Nacional para la Lucha contra el Blanqueo
de Capitales, el Financiamiento del Terrorismo y de la Proliferación de Armas de
Destrucción Masiva, que desarrolla una serie de medidas orientadas a fortalecer la
lucha contra esos delitos. A nivel internacional, la normativa ha cambiado en temas
de blanqueo de capitales. Los estándares al respecto son establecidos por el Grupo
de Acción Financiera (GAFI). Panamá ha aprobado nuevas leyes para cumplir con
las obligaciones impuestas por GAFI.

Desarrollaremos desde diferentes bloques ver la parte de cómo lo ordena la evasión


fiscal en los países de América latina, antecedentes del delito fiscal en panamá, ver
como lo plantea nuestra legislación para terminar estableciendo si se cumple o no
el principio de igualdad.

6
Capítulo I
1. Conceptos Doctrinales del Derecho Tributario y el Delito Fiscal

“Todo gobierno necesita fuentes de ingreso para operar. Sin estos recursos, el
Estado sería incapaz de funcionar, invertir o ejercer su función jurisdiccional. El
impedir o dificultar la actividad fiscalizadora e impositiva en materia tributaria del
gobierno afecta la capacidad del gasto público, entorpece la capacidad para brindar
prestaciones esenciales del Estado y la redistribución de ingresos entre amplios
sectores de la población. Por ello, el interés del Estado es recaudar recursos y
disuadir la evasión impuesta por ley a los contribuyentes. El impuesto puede ser
directo o indirecto, pero estos causan una obligación del contribuyente al Estado. El
impuesto es causado y cobrado una vez. Esto le permite al contribuyente planificar
sus actividades económicas e inversiones. La estructura tributaria de un país es
importante para los inversionistas. En el campo internacional, ello afecta la inversión
directa extranjera. La obligación de pagar impuestos surge por ley. Cada gobierno,
ya sea local o regional o nacional con capacidad de imponer tributos, quiere que
sus contribuyentes cumplan con sus obligaciones tributarias. Para asegurar el pago
de obligaciones, los gobiernos adoptan medidas coercitivas para penalizar al evasor
fiscal. La ley que impone una pena (sea pecuaria o de privación de libertad) por
evadir impuestos pude existir ya sea en un Código Fiscal o Tributario y/o en un
Código Penal. Así, en general, quedan delimitados dos campos claramente
diferenciados en el ámbito internacional al mantener algunos pocos países las
conductas defraudadoras como faltas administrativas, mientras que la mayoría de
las jurisdicciones definen el delito fiscal como un tema penal. Panamá es una de las
pocas jurisdicciones donde el incumplimiento de una obligación fiscal es
exclusivamente una violación administrativa y no penal. Este documento revisa lo
que ocurre en otras jurisdicciones cuando el contribuyente incumple con su
obligación de pagar sus impuestos. Delitos Fiscales en otras Jurisdicciones La
defraudación fiscal como delito penal no tiene gran trayectoria histórica en las
jurisdicciones Latinoamericanas. Sin embargo, la mayoría de las jurisdicciones
Latinoamericanas ya han catalogado el delito fiscal como un tema penal,
dependiendo de ciertos hechos. La investigación realizada en preparar este

7
documento, y otros estudios del derecho penal comparado, exhiben una marcada y
sistemática tendencia a categorizar la defraudación fiscal como un delito penal. En
muchas jurisdicciones, para que sea grave el delito fiscal, se define un umbral de
mayor cuantía y se necesita que se tipifique como dolosa la defraudación fiscal por
encima de cantidades definidas, reservando entonces la persecución penal para los
grandes delincuentes porque son quienes afectan en mayor medida el bien jurídico
tutelado (Hacienda Pública) y por ello resultan merecedores de una mayor sanción
punitiva. La acción dolosa se traduce en una condición objetiva de punibilidad. El
espíritu de la ley incorporando el delito de defraudación fiscal al Código Penal es
sancionar ejemplarmente a los grandes defraudadores. Es importante tener
presente que se está frente a un delito de daño pecuniario al Estado. Bien Jurídico
tutelado El “bien jurídico tutelado” en la figura bajo análisis es la Hacienda Pública.
La defraudación fiscal se categoriza en un perjuicio fiscal, es decir, propicia el
menoscabo o afectación de naturaleza pecuniaria que sufre el Erario de manera
objetiva como consecuencia directa de la comisión de ciertas conductas delictivas
por parte del contribuyente. Se busca proteger el patrimonio de la Hacienda Pública
centrado en la normal y eficiente percepción de la renta pública pues demarca como
una pena aquello que afecta la potestad del Estado de activar e implementar
políticas financieras y fiscales para promover la equidad y el desarrollo humano. Ello
revela por si solo que este bien jurídico es merecedor de mayor tutela que la
administrativa, resultando, por ende, justificada y digna de protección penal. Delito
especial entre autores y participantes. En contraposición a los delitos comunes, en
los que cualquier persona puede ser autor, este es un delito especial de tipo penal
que circunscribe el círculo de la autoría solamente a determinados sujetos, en
cuanto exige que los mismos reúnan ciertas cualidades. Ello hace que concurra el
delito fiscal solamente sobre ciertas personas, en este caso específico, sobre los
contribuyentes. La defraudación fiscal da lugar al problema jurídico de calificar y
determinar la conducta del “extraño” o “tercero” y su probable participación en el
delito. En este sentido, se abre camino una teoría diferenciadora, adoptada en la
mayoría de los sistemas penales de corte europeo-continental, bajo la cual debe
distinguirse entre “autores” y “partícipes”. El “tercero o extraño” que intervenga en

8
la ejecución del ilícito, deberá ser considerado participe del delito6 toda vez que no
podrá ser sancionado a título de autor o coautor del mismo.10 Generalmente, la
participación más frecuente en la comisión de delitos tributarios está dada por las
figuras del testaferro, hombre de paja o personas interpuestas y/o un asesor fiscal
o de inversión. ¿Cómo se incluye el Delito de Defraudación Fiscal en el Código
Penal de otras jurisdicciones? Los sistemas jurídicos comparados regulan el delito
de “defraudación fiscal”, conocido bajo los rótulos de “delito fiscal”; “fraude fiscal” o
“evasión fiscal”, a través de a) una Ley Especial7, o b) del Código Tributario8 o c)
su inclusión en el propio Código Penal.9 La inclusión en el Código Penal de la
“defraudación fiscal” es lo recomendable, según los expertos, porque reúnen en un
solo cuerpo normativo y de forma sistemática, todo el repertorio de figuras delictivas,
evitando la dispersión de normas penales en leyes especiales y potenciando así la
certeza jurídica y definiendo el límite preciso al ejercicio de la potestad punitiva del
Estado. La inclusión del delito de defraudación fiscal en el Código Penal somete de
manera unificada y sistemática las diversas figuras delictuales a las reglas del
derecho penal liberal. Lo aconsejable es incorporar solamente al Código Penal
ciertas conductas punibles que por el monto o quantum del tributo defraudado,
materialmente afectan el orden económico y financiero y justifiquen un proceso
penal.10 Por el contrario, aquellas conductas defraudadoras que causaren un
perjuicio fiscal menor a la referida condición objetiva de punibilidad, es
recomendable que queden reguladas en el Código Fiscal, que establece las
facultades o poderes normativos, jurisdiccionales y sancionadores de la
Administración tributaria y las respectivas vías impugnatorias. Atenuantes Algunas
legislaciones han incorporado atenuantes y mecanismos absolutorios del delito
fiscal que podrían incorporarse a una nueva legislación penal. La legislación
española prevé un singular mecanismo para rebajar la pena a los imputados que,
una vez iniciado el proceso penal, satisfagan la deuda o colaboren con la
investigación judicial (partícipes).

Esta atenuante es aplicable en la medida que concurran las condiciones legalmente


requeridas:

9
 Un límite de tiempo para acogerse a la pena inferior, específicamente, se
establece que «solo es posible si la regularización se realiza antes de que
transcurran dos meses desde la citación judicial como imputado» (el subrayado nos
pertenece).

 Pago de la deuda tributaria y el reconocimiento judicial de los hechos;

 Tratándose de partícipes (distintos del autor del delito y del obligado tributario) se
exige la colaboración activa para la obtención de pruebas, el esclarecimiento de los
hechos o la averiguación del patrimonio de los responsables del delito. La atenuante
descrita puede aplicarse en el marco de una política criminal que beneficie la
regulación tributaria y permita imponerle una pena reducida al obligado tributario o
al autor del delito cuando pagare la deuda completa dentro de los límites temporales
legalmente establecidos, (en el caso de España, los dos meses desde la citación
judicial del imputado) - o hasta el dictado del auto de apertura a juicio, como podría
ser en el caso de Panamá. Asimismo, tratándose de participes, constituye un
estímulo a la colaboración activa de los mismos. La regularización tributaria como
motivo del levantamiento de la pena o excusa absolutoria El derecho comparado
denota normas que provocan la extinción de la acción penal por regularización
espontánea del contribuyente. La espontaneidad estará dada, por ejemplo, por la
inexistencia de una inspección iniciada u observación de parte de la Administración
tributaria o denuncia presentada. Ello constituye una causa de cancelación de la
punibilidad del delito porque la aceptación de la liquidación del tributo adeudado, y
su pago incondicional y total, extinguen la punibilidad sin afectar la tipicidad ni la
antijuridicidad del hecho. Para que opere la excusa absolutoria no solamente se
requiere el pago de lo adeudado al Erario, sino que también éste deberá abarcar los
accesorios (intereses resarcitorios o de mora que resultaran aplicables). La
regularización se concibe como el reverso del delito que neutraliza el desvalor de la
acción y del resultado, mediante la declaración completa y veraz y el pago íntegro
de la deuda tributaria, es decir la exigencia de una regularización íntegra, completa
y veraz.

10
A pesar de haber realizado el ilícito, los contribuyentes que han defraudado al fisco
pueden regularizar su situación, sin ser sancionados penalmente, en la medida que
cumplan con determinadas circunstancias. En la mayoría de los casos, la
regularización debe realizarse con anterioridad al inicio de cualquier procedimiento
de inspección fiscal, observación o denuncia. Si la regularización se materializara
con posterioridad, en muchos casos solo cabría la reducción de la pena en los
términos descritos en el punto anterior.

Tribunales competentes en lo penal tributario: En general, se advierte en toda la


región Latino Americana, una llamativa inexistencia de tribunales especializados en
materia penal tributaria, por lo cual en los delitos de defraudación fiscal intervienen
los juzgados comunes o penales económicos. En muchos casos se han eliminado
tribunales especializados. Por ejemplo, el Congreso de la Nación en Argentina, con
la Ley N° 27,097, eliminó los únicos tres juzgados especializados en derecho penal
tributario y previsional que existían en el país. Así, incorporó la competencia material
y territorial de los juzgados federales en lo penal tributario. Por lo contrario, la Corte
Suprema de Justicia de Guatemala, mediante Acuerdo N° 13-2016 de fecha 15 de
junio de 2016, el cual “para viabilizar la eficiencia y eficacia en el juzgamiento de
hechos delictivos que encuadran en los tipos penales de carácter tributario y
aduanero”, creó tribunales especializados en Materia Penal Tributaria y Aduanera,
lo que constituye una de las pocas excepciones a lo observado en la región. No hay
estándar sobre este punto, pero no hay impedimento en el derecho penal
comparativo para que una jurisdicción establezca un tribunal especializado en
materia penal tributaria. El Delito Fiscal como Crimen Precedente al Delito de
Blanqueo de Capitales La génesis del lavado de activos se encuentra en la comisión
de delitos precedentes, toda vez que en la realidad operan condicionando la
existencia misma del lavado, en cuanto requiere necesariamente, la configuración
de un delito previo del cual provengan los bienes cuyo disfraz de legalidad se
persigue. Las normas internacionales muestran que la inclusión a la defraudación
tributaria –o delito fiscal- es considerado como delito precedente de lavado de
activos.11 A nivel mundial, los recursos provenientes de delitos fiscales se han
convertido en una fuente significativa del lavado de dinero, destacando que los

11
países tendrán libertad para determinar cuáles son los delitos fiscales que habrán
de incorporarse como delitos predicados al delito de lavado de dinero dentro de su
jurisdicción. Entre los Estados que han incorporado la evasión fiscal como delito
precedente, se encuentran Argentina, Andorra, Australia, Bélgica, Brasil, la
Comunidad Europea12, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Irlanda, Islandia, Italia,
Suecia, Estados Unidos, Portugal, Perú, Suiza, entre otros.

Panamá es el único país en Latinoamérica que no tiene al delito fiscal tipificado


como penal. Solo Panamá y Uruguay no tiene el delito fiscal tipificado como delito
precedente al blanqueo de capitales, incluyendo a Uruguay en este último caso.”1

--------------------------------------

1. Análisis comparativo del delito tributario en Panamá y en otros países disponible en:
https://www.mef.gob.pa/wp-content/uploads/2018/07/Analisis-Comparativo-del-Delito-Tributario.pdf

12
2. Evolución de la tipificación de la evasión fiscal en las normas de
panamá.
El ordenamiento tributario (Código Fiscal) panameño se estructura según la ley 76
del 2019. La normativa relativa al sistema tributario constituye una recopilación de
las sucesivas disposiciones con rango de ley aprobadas en diferentes momentos.
Carece, por tanto, de una norma estandarizada que sea de aplicación a todos los
tributos y que regule los aspectos básicos del sistema tributario. Es relevante revisar
la historia del Código Fiscal. En 1956 se emite el Código Fiscal debido a que las
normas en cuanto la fiscalización tributaria no se encontraba alineada con la
realidad en la que se vivía en Panamá, por lo que se promulgó la Ley 8 de 27 de
enero de 1956 donde se hacen las primeras menciones sobre la defraudación,
contemplando lo siguiente en el artículo 752:” En 1961 se hizo la primera reforma al
artículo 752 del Código Fiscal y se aumentó la sanción mínima quedando de la
siguiente manera: 9º El que se preste como cómplice, padrino o encubridor para
ayudar a efectuar algunas de las acciones establecidas en los ordinales anteriores.
La defraudación fiscal de que trata este artículo se sancionará con multa no menor
de cinco veces ni mayor de diez veces la suma defraudada, o arresto de un mes a
un año, excepto cuando tenga señalada una sanción especial en los artículos
siguientes de este Capítulo. Cuando el contribuyente tenga un cómplice, padrino o
encubridor, la pena será dividida por partes iguales. En 1991 se reforma por
segunda vez el Código Fiscal mediante la Ley 31 de 30 de diciembre de ese mismo
año y establece el fomento en los empresarios producto de la invasión suscitada en
el país en 1989. Como un incentivo, el Gobierno Nacional propugnó por reconocer
beneficios fiscales con miras a fortalecer la economía, lo que a su vez incidiría en la
mejoría de las arcas del Estado panameño quedando el artículo 752 así: 10- El que
haga declaraciones falsas para acogerse al régimen fiscal previsto en el Artículo
699-A de este Código o para obtener cualquier otro incentivo, exención,
desgravación, deducción o crédito fiscal. Estas sanciones se aumentarán al doble
de la multa arriba indicada en el caso de que el contribuyente presente
declaraciones falsas en concepto de pérdidas por los actos vandálicos ocurridos el
día 20 de diciembre de 1989, o reciba algún beneficio indebido a lo dispuesto en el

13
artículo 699-A de este Código. En 2005, se intentó reformar el artículo 752 del
Código Fiscal, en el cual se pretendía modificar solamente la sanción a imponer,
tipificando de manera más clara el delito de defraudación fiscal. 10 En 2008 se
promueve la modificación al artículo 752 del Código Fiscal por parte del Ministerio
de Economía y Finanzas sobresaltando la defraudación fiscal para aquellas
prácticas engañosas referentes a préstamos hipotecarios contenidas en la Ley 3 de
1985. En 2010, se adiciona el numeral 14 artículo 752 del Código Fiscal relacionado
a los rangos del Impuesto sobre la Renta diseñados por tramos, en función de los
ingresos obtenidos anualmente. En 2012, se presenta el anteproyecto de ley 123
de 4 de enero del mismo año, que presenta una idea más clara y elaborada sobre
la defraudación fiscal como ilícito administrativo y pasa a considerarse como un
asunto de conocimiento de las autoridades penales. En este nuevo anteproyecto,
se indicó lo siguiente: “Nuestra sociedad siempre ha cuestionado que las facultades
de investigación y sanción penal tributaria sean de competencia de una entidad
administrativa, que forma parte del Órgano. Ejecutivo., ya que consideran que
puede prestarse como una herramienta de persecución política, y una actuación de
buena fe de dicha entidad administrativa a la hora de investigar un presunto delito
fiscal, se puede empañar por encontrarse dentro de las facultades y competencias
del Órgano Ejecutivo y no en el jurisdiccional. … Adicionalmente, podemos indicar
que el tratamiento de la evasión o defraudación fiscal, en diversos países de
América Latina y de otras latitudes, se ubican en la esfera penal judicial, lo cual
constituye a nuestro criterio, una tendencia moderna, debido a que, en el ámbito de
competencia del Órgano Judicial, se dan plenas garantías procesales, en igualdad
de condiciones a los contribuyentes frente al fisco…” Como se podrá apreciar en el
texto superior, la evolución de la figura de defraudación tributaria ha evolucionado.
Panamá aún mantiene la defraudación fiscal en el Código Fiscal para diferentes
tipos de impuestos, los cuales prevé una serie de elementos, particularizados según
sea el impuesto evadido.

14
El Tribunal Administrativo Tributario de Panamá

Es importante notar la experiencia que ha tenido el Tribunal Administrativo


Tributario (TAT) de Panamá, un tribunal especializado. El TAT es un organismo
autónomo, de segunda instancia, independiente y especializado, con jurisdicción
nacional y está facultado para conocer los recursos de apelación contra las
decisiones de la Dirección General de Ingresos del Ministerio de Economía y
Finanzas. Las mejores prácticas reconocidas por expertos es que Tribunales como
este son los más indicados por su alta especialización, para determinar si el hecho
imponible se ha verificado y en caso afirmativo, determinar la cuantía de la
obligación tributaria. 15 Texto tomado del Decreto Ejecutivo 170 de 1993
actualizado al 2010. 16 Aunque el TAT es un tribunal administrativo, la adopción por
Panamá del delito fiscal no debería de afectar su competencia en lo administrativo.
Ver la Ley 8 de 2010 donde se crea el Tribunal Administrativo Tributario, 12 El TAT
interviene en las apelaciones de sanciones por defraudación fiscal dictadas por la
administración tributaria, entre ellas, la pena privativa de libertad establecida por el
Código Fiscal. Sus decisiones agotan la vía gubernativa como condición previa para
comparecer ante la jurisdicción contencioso-administrativa ejercida por la Corte
Suprema de Justica. Las decisiones del organismo son apelables ante la Corte
Suprema, lo cual garantiza un control judicial amplio y suficiente. Esto cumple los
requisitos esenciales de la tutela judicial efectiva y adecuada mediante la revisión
de la sanción ante el máximo tribunal judicial, y cumple con las garantías del debido
proceso (Art. 32 de la Constitución Política de la República). 2

----------------------------------------------------

2.La evasión fiscal disponible en : https://www.ecured.cu/Evasi%C3%B3n_fiscal

15
3. Terminologías de evasión fiscal en Panamá.
“Después de indagar un poco en el marco conceptual de lo que significa evasión
fiscal y sus antecedentes en América latina, ahora nos toca verlo desde nuestra
legislación que se basa en la ley 76 del presente año.
Elusión fiscal. La realización de actos o negocios con una finalidad distinta a la de
la ley, y sin otra justificación que la de conseguir rebajar la tributación de quien los
realiza, inclusive para la obtención de créditos fiscales indebidos o, en general, de
algún beneficio tributario en fraude a la ley tributaria.
Evasión Fiscal administrativa. Cuando el obligado tributario o contribuyente en
cuestión, realiza cualquier acción u omisión dolosa, con el fin de reducir, eliminar
por completo o incluso demorar el cumplimiento y pago de cualquier tipo de
obligación tributaria, que será competencia de la Administración Tributaria cuando
el supuesto monto defraudado sea inferior a trescientos mil balboas (B/.300 000.00),
excluyendo las multas, recargos e intereses en un periodo fiscal (un afio). La
evasión será calificada de acuerdo con las conductas establecidas en los artículos
284, 285, 286 Y 287.
Defraudación Fiscal penal. Cuando el obligado tributario o contribuyente en
cuestión, realiza cualquier acción u omisión dolosa, con el fin de reducir, eliminar
por completo o incluso demorar el cumplimiento y pago de cualquier tipo de
obligación tributaria, que será competencia del Ministerio Público cuando el
supuesto monto defraudado sea igualo superior a trescientos mil balboas (B/.300
000.00), excluyendo las multas, recargos e intereses en un periodo fiscal (un año).
La defraudación fiscal será calificada de acuerdo con las conductas establecidas en
los artículos 284, 285, 286 y 287.

Fraude a la ley. Las actuaciones realizadas por parte del obligado tributario o
contribuyente con la intención de aplicar normas dándole un sentido contrario al
establecido en la ley, las cuales conllevan ahorro o no pago de un impuesto por una
actividad.

16
Concepto de ilícitos tributarios y clasificación.
Constituye ilícitos tributarios todo incumplimiento de normas tributarias sustanciales
o formales, por comisión o por omisión, que esté tipificado y sancionado en este
Código o en normas jurídicas de rango legal. Los ilícitos tributarios se clasifican en
leves, graves y evasión fiscal administrativa o defraudación fiscal penal, según lo
dispuesto en cada caso en este Código. Los ilícitos tributarios se calificarán de
forma unitaria, pero se aplicará la sanción más alta por una sola vez.
Principios y normas aplicables. Las disposiciones de este Título se aplican a todos
los ilícitos tributarios. A falta de normas tributarias expresas en materia de
procedimiento, se aplicarán supletoriamente los principios generales y normas del
derecho en materia punitiva. En particular, serán aplicables los principios de
legalidad, de presunción de inocencia, tipicidad, responsabilidad subjetiva o
culpabilidad, dolo, proporcionalidad, no concurrencia de jurisdicciones ni de
sanciones. Las sanciones por ilícitos tributarios solamente serán imputables al
agente causal del hecho tipificado corno infracción. Por su naturaleza personal, las
sanciones por infracciones tributarias no son transmisibles a los herederos y
legatarios.”

------------------------------------
3.LEY 76 Del 2019 de Panamá.

17
4. Normas internacionales en materia de tipificación de evasión fiscal.

En nuestro estudio nos hemos para la tipificación de la evasión fiscal en 3


documentos internacionales que son las recomendaciones del GAFI, Convención
de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias
Psicotrópicas, 1988 (la Convención de Viena), la Convención de las Naciones
Unidas contra la Delincuencia Transnacional Organizada, 2000 (la Convención de
Palermo), Con especial atención en el lavado de activos como precedentes del
narcotráfico. Los cuales señalaremos por articulado para poder entender la razón
por la cual panamá actualmente está en una lista gris del GAFI.

El GAFI en su recomendación 3 hablas sobre Delito de lavado de activos: Los


países deben tipificar el lavado de activos en base a la Convención de Viena y la
Convención de Palermo.
Por su parte la Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de
Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas en su art. 3 nos plantea lo siguiente:
“Que se debe considerar como delitos y sanciones:
1. Cada una de las Partes adoptará las medidas que sean necesarias para tipificar
como delitos penales en su derecho interno, cuando se cometan intencionalmente:
a) i) La producción, la fabricación, la extracción, la preparación, la oferta, la oferta
para la venta, la distribución, la venta, la entrega en cualesquiera condiciones, el
corretaje, el envío, el envío en tránsito, el transporte, la importación o la exportación
de cualquier estupefaciente o sustancia sicotrópica en contra de lo dispuesto en la
Convención de 1961, en la Convención de 1961 en su forma enmendada o en el
Convenio de 1971;
ii) El cultivo de la adormidera, el arbusto de coca o la planta de cannabis con objeto
de producir estupefacientes en contra de lo dispuesto en la Convención de 1961 y
en la Convención de 1961 en su forma enmendada;
iii) La posesión o la adquisición de cualquier estupefaciente o sustancia sicotrópica
con objeto de realizar cualquiera de las actividades enumeradas en el precedente
apartado i);

18
iv) La fabricación, el transporte o la distribución de equipos, materiales o de las
sustancias enumeradas en el Cuadro I y el Cuadro II, a sabiendas de que van a
utilizarse en el cultivo, la producción o la fabricación ilícitos de estupefacientes o
sustancias sicotrópicas o para dichos fines; v) La organización, la gestión o la
financiación de alguno de los delitos enumerados en los precedentes apartados i),
ii), iii) o iv);
b) i) La conversión o la transferencia de bienes a sabiendas de que tales
bienes proceden de alguno o algunos de los delitos tipificados de
conformidad con el inciso
a) del presente párrafo, o de un acto de participación en tal delito o delitos, con
objeto de ocultar o encubrir el origen ilícito de los bienes o de ayudar a cualquier
persona que participe en la comisión de tal delito o delitos a eludir las consecuencias
jurídicas de sus acciones;
ii) La ocultación o el encubrimiento de la naturaleza, el origen, la ubicación, el
destino, el movimiento o la propiedad reales de bienes, o de derechos relativos a
tales bienes, a sabiendas de que proceden de alguno o algunos de los delitos
tipificados de conformidad con el inciso a) del presente párrafo o de un acto de
participación en tal delito o delitos; - 3 –
c) A reserva de sus principios constitucionales y de los conceptos fundamentales de
su ordenamiento jurídico:
i) La adquisición, la posesión o la utilización de bienes, a sabiendas, en el
momento de recibirlos, de que tales bienes proceden de alguno o algunos
de los delitos tipificados de conformidad con el inciso a) del presente párrafo
o de un acto de participación en tal delito o delitos;
ii) ii) La posesión de equipos o materiales o sustancias enumeradas en el
Cuadro I y el Cuadro II, a sabiendas de que se utilizan o se habrán de utilizar
en el cultivo, la producción o la fabricación ilícitos de estupefacientes o
sustancias sicotrópicas o para tales fines; iii) Instigar o inducir públicamente
a otros, por cualquier medio, a cometer alguno de los delitos tipificados de
conformidad con el presente artículo o a utilizar ilícitamente estupefacientes
o sustancias sicotrópicas;

19
iii) iv) La participación en la comisión de alguno de los delitos tipificados de
conformidad con lo dispuesto en el presente artículo, la asociación y la
confabulación para cometerlos, la tentativa de cometerlos, y la asistencia, la
incitación, la facilitación o el asesoramiento en relación con su comisión.” 4

La Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Transnacional


Organizada tiene en su contenido normativo nos dice en el artículo 5:
“1. Cada Estado Parte adoptará las medidas legislativas y de otra índole que sean
necesarias para tipificar como delito, cuando se cometan intencionalmente:
a) Una de las conductas siguientes, o ambas, como delitos distintos de los que
entrañen el intento o la consumación de la actividad delictiva:
i) El acuerdo con una o más personas de cometer un delito grave con un propósito
que guarde relación directa o indirecta con la obtención de un beneficio económico
u otro beneficio de orden material y, cuando así lo prescriba el derecho interno, que
entrañe un acto perpetrado por uno de los participantes para llevar adelante ese
acuerdo o que entrañe la participación de un grupo delictivo organizado;
ii) La conducta de toda persona que, a sabiendas de la finalidad y actividad delictiva
general de un grupo delictivo organizado o de su intención de cometer los delitos
en cuestión, participe activamente en: a. Actividades ilícitas del grupo delictivo
organizado; b. Otras actividades del grupo delictivo organizado, a sabiendas de que
su participación contribuirá al logro de la finalidad delictiva antes descrita;
b) La organización, dirección, ayuda, incitación, facilitación o asesoramiento
en aras de la comisión de un delito grave que entrañe la participación de un
grupo delictivo organizado.
3. Los Estados Parte cuyo derecho interno requiera la participación de un grupo
delictivo organizado para la penalización de los delitos tipificados con arreglo al
inciso i) del apartado a) del párrafo 1 del presente artículo velarán por qué su
derecho interno comprenda todos los delitos graves que entrañen la participación
de grupos delictivos organizados. Esos Estados Parte, así como los Estados Parte
cuyo derecho interno requiera la comisión de un acto que tenga por objeto llevar
adelante el acuerdo concertado con el propósito de cometer los delitos tipificados
con arreglo al inciso i) del apartado a) del párrafo 1 del presente artículo, lo

20
notificarán al Secretario General de las Naciones Unidas en el momento de la firma
o del depósito de su instrumento de ratificación, aceptación o aprobación de la
presente Convención o de adhesión a ella.”
Y en el artículo 6 nos propone:
Penalización del blanqueo del producto del delito
1. Cada Estado Parte adoptará, de conformidad con los principios fundamentales
de su derecho interno, las medidas legislativas y de otra índole que sean necesarias
para tipificar como delito, cuando se cometan intencionalmente:
a) i) La conversión o la transferencia de bienes, a sabiendas de que esos
bienes son producto del delito, con el propósito de ocultar o disimular el origen
ilícito de los bienes o ayudar a cualquier persona involucrada en la comisión del
delito determinante a eludir las consecuencias jurídicas de sus actos;
ii) La ocultación o disimulación de la verdadera naturaleza, origen, ubicación,
disposición, movimiento o propiedad de bienes o del legítimo derecho a éstos, a
sabiendas de que dichos bienes son producto del delito;
b) Con sujeción a los conceptos básicos de su ordenamiento jurídico:
i) La adquisición, posesión o utilización de bienes, a sabiendas, en el momento de
su recepción, de que son producto del delito;
ii) La participación en la comisión de cualesquiera de los delitos tipificados con
arreglo al presente artículo, así como la asociación y la confabulación para
cometerlos, el intento de cometerlos, y la ayuda, la incitación, la facilitación y el
asesoramiento en aras de su comisión.
2. Para los fines de la aplicación o puesta en práctica del párrafo 1 del presente
artículo:
a) Cada Estado Parte velará por aplicar el párrafo 1 del presente artículo a la gama
más amplia posible de delitos determinantes;
b) Cada Estado Parte incluirá como delitos determinantes todos los delitos
graves definidos en el artículo 2 de la presente Convención y los delitos tipificados
con arreglo a los artículos 5, 8 y 23 de la presente Convención. Los Estados Parte
cuya legislación establezca una lista de delitos determinantes incluirán entre éstos,

21
como mínimo, una amplia gama de delitos relacionados con grupos delictivos
organizados;
c) A los efectos del apartado b), los delitos determinantes incluirán los delitos
cometidos tanto dentro como fuera de la jurisdicción del Estado Parte interesado.
No obstante, los delitos cometidos fuera de la jurisdicción de un Estado Parte
constituirán delito determinante siempre y cuando el acto correspondiente sea delito
con arreglo al derecho interno del Estado en que se haya cometido y constituyese
asimismo delito con arreglo al derecho interno del Estado Parte que aplique o ponga
en práctica el presente artículo si el delito se hubiese cometido allí;
d) Cada Estado Parte proporcionará al Secretario General de las Naciones Unidas
una copia de sus leyes destinadas a dar aplicación al presente artículo y de
cualquier enmienda ulterior que se haga a tales leyes o una descripción de ésta; e)
Si así lo requieren los principios fundamentales del derecho interno de un Estado
Parte, podrá disponerse que los delitos tipificados en el párrafo 1 del presente
artículo no se aplicarán a las personas que hayan cometido el delito determinante;
f) El conocimiento, la intención o la finalidad que se requieren como elemento de
un delito tipificado en el párrafo 1 del presente artículo podrán inferirse de
circunstancias fácticas objetivas.
En el artículo 8 nos habla de la corrupción ampliando como parte de los delitos fiscal
precedente del narcotráfico: “Artículo 8. Penalización de la corrupción 1. Cada
Estado Parte adoptará las medidas legislativas y de otra índole que sean necesarias
para tipificar como delito, cuando se cometan intencionalmente: a) La promesa, el
ofrecimiento o la concesión a un funcionario público, directa o indirectamente, de un
beneficio indebido que redunde en su propio provecho o en el de otra persona o
entidad, con el fin de que dicho funcionario actúe o se abstenga de actuar en el
cumplimiento de sus funciones oficiales;
b) La solicitud o aceptación por un funcionario público, directa o indirectamente, de
un beneficio indebido que redunde en su propio provecho o en el de otra persona o
entidad, con el fin de que dicho funcionario actúe o se abstenga de actuar en el
cumplimiento de sus funciones oficiales.

22
2. Cada Estado Parte considerará la posibilidad de adoptar las medidas legislativas
y de otra índole que sean necesarias para tipificar como delito los 11 actos a que se
refiere el párrafo 1 del presente artículo cuando esté involucrado en ellos un
funcionario público extranjero o un funcionario internacional. Del mismo modo, cada
Estado Parte considerará la posibilidad de tipificar como delito otras formas de
corrupción.
3. Cada Estado Parte adoptará también las medidas que sean necesarias para
tipificar como delito la participación como cómplice en un delito tipificado con arreglo
al presente artículo. 4. A los efectos del párrafo 1 del presente artículo y del artículo
9 de la presente Convención, por “funcionario público” se entenderá todo funcionario
público o persona que preste un servicio público conforme a la definición prevista
en el derecho interno y a su aplicación con arreglo al derecho penal del Estado Parte
en el que dicha persona desempeñe esa función.”5

------------------------------------------------

4.Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias


Psicotrópicas, 1988 (la Convención de Viena)
5.la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Transnacional Organizada, 2000 (la
Convención de Palermo).

23
5. Clasificación de los ilícitos tributarios.
“Las infracciones o contravenciones tributarias se calificarán en leves y graves, y
además se establece la evasión fiscal administrativa o defraudación fiscal penal
como un ilícito, según lo dispuesto en este Código. Las contravenciones o
infracciones son las violaciones de leyes o reglamentos dictados por los órganos
competentes, que establecen deberes formales. También se considerará
contravención o infracción la realización de actos tendientes a obstaculizar las
tareas de determinación y fiscalización de la Administración Tributaria. Se entiende
por evasión fiscal administrativa o defraudación fiscal penal las formas o conductas
adoptadas por un contribuyente para no pagar o disminuir sus impuestos
violentando la ley con carácter doloso. La planificación fiscal o economía de opción
es la conducta que busca la fórmula legítima y autorizada para lograr el mismo
efecto económico de otros negocios gravados, sin caer en el hecho impositivo de
un determinado tributo, o sufriendo una carga menor que en el otro negocio. La
planificación fiscal o economía de opción no será una conducta sancionable.

6. Infracciones o contravenciones materiales.


Constituyen infracciones o contravenciones materiales las relacionadas con la
omisión de tributos, solicitud y obtención de beneficios fiscales o devoluciones
indebidas.

7. Infracciones o contravenciones materiales por omisión o


inexactitud.
Constituyen infracciones o contravenciones tributarias materiales por omisión,
inexactitud o por obtención o aplicación improcedente de devoluciones o beneficios
fiscales:
1. Omitir o presentar tardíamente la presentación de declaraciones, auto
liquidaciones o determinaciones voluntarias, necesarias para la liquidación de
tributos. Esta infracción se configura cuando los obligados tributarios dejen de
ingresar, dentro de los plazos legalmente establecidos, los montos tributarios que

24
correspondan, por medio de la omisión de las declaraciones o auto liquidaciones a
que estén obligados. La base de la sanción estará constituida por el importe
determinado de oficio, más los intereses y el recargo aplicable.
2. Presentar declaraciones o autoliquidaciones inexactas o determinaciones
voluntarias inexactas, que sean necesarias para la liquidación de tributos. Esta
infracción se configura cuando los obligados tributarios dejen de ingresar, dentro de
los plazos legalmente establecidos, los montos tributarios por medio de la
presentación de declaraciones o auto liquidaciones inexactas o determinaciones
voluntarias inexactas tardías. Para estos fines, se entenderá por inexactitud:
a. El empleo de datos, de los cuales se derive un menor impuesto o un saldo menor
por pagar o un mayor saldo a faval' del contribuyente o responsable.
b. Las diferencias aritméticas que contengan las declaraciones presentadas por los
obligados tributarios. Estas diferencias se presentan cuando al efectuar cualquier
operación aritmética se apliquen tarifas distintas de las fijadas legalmente que
impliquen valores de impuestos menores de los que debían corresponder.
c. Tratándose de la declaración de retenciones o percepciones, la omisión de
alguna o la totalidad de las retenciones o percepciones que debieron haberse
efectuado, o las efectuadas y no declaradas, o las declaradas por un valor inferior
al que corresponda. Para los literales precedentes, la base de la sanción será la
diferencia entre el importe liquidado en la determinación de oficio y el importe
autoliquidado o determinado voluntariamente en la declaración del obligado
tributario o contribuyente, o la diferencia entre la cuantía que resulte de la adecuada
liquidación del tributo y la que hubiera procedido de acuerdo con los datos
declarados más los intereses y el recargo aplicable.
El agente de retención será solidariamente responsable con el obligado tributario o
contribuyente, o beneficiario.

25
8. Infracciones o contravenciones leves por concepto de impuesto
sobre la transferencia de bienes corporales muebles; y la prestación
de servicios.
Comete infracción leve por concepto del impuesto sobre la transferencia de bienes
corporales muebles y la prestación de servicios, el contribuyente que se halle en
alguno de los casos siguientes, previa comprobación de estos:
l. Documente irregularmente, ya sea con omisión del número de contribuyente como
transmitente o adquiriente en el caso en que ambos sean contribuyentes del
impuesto, ya sea con omisión de cualquier requisito legal, cuando la irregularidad
no se traduzca en disminución del pago del impuesto. 2. Utilice documentación o
facturas en sus operaciones sin haberse registrado ante la Dirección General de
Ingresos, cuando estuviera obligado a hacerlo.
3. Presente declaración tardía sin impuesto causado a pagar por razón del total de
créditos a su favor.
4. Incumpla cualquiera de las obligaciones formales que imponga la Dirección
General de Ingresos, de conformidad con el parágrafo 13 del artículo 1057-V del
Código Fiscal.
La infracción establecida en el numeral 3 se sancionará con multa de diez balboas
(B/.10.00). Las demás infracciones se sancionarán con multas de cien balboas (B/.1
00.00) a quinientos balboas (B/.500.00) la primera vez, y con multas de quinientos
balboas (B/.500.00) a cinco mil balboas (B/.5 000.00), en caso de reincidencia.

9. Infracciones o contravenciones graves.


Se calificarán como graves las infracciones que se hayan cometido mediante la
ocultación de datos a la Administración Tributaria, incluyendo:
1. Presentar declaraciones en las que se omitan, de manera intencional,
operaciones, ingresos, rentas, productos o bienes que incidan de manera
significativa en la determinación de la deuda tributaria, afectándola materialmente
en más de un 20 %.
2. Obtener devoluciones o aplicarse compensaciones de manera intencional e
indebida. Esta infracción se configura cuando el obligado tributario haya obtenido o

26
aplicado intencionalmente la devolución o compensación de tributos sobre sumas
inexistentes o por cuantías superiores a las que correspondan. La base de la
sanción será la cantidad devuelta o compensada indebidamente.
3. No entregar a la Administración Tributaria, dentro del plazo señalado en el
requerimiento legal de pago, las cantidades retenidas por concepto de impuestos.
La base de la sanción será la cantidad que debió ser entregada. En estos casos, la
sanción implicará una multa que será de una a dos veces el valor de los tributos
dejados de pagar.

10. Defraudación fiscal penal o evasión fiscal administrativa.


Se entiende por la evasión fiscal administrativa o defraudación fiscal penal las
formas o conductas establecidas adoptadas por un contribuyente para no pagar o
disminuir sus impuestos violentando la ley con carácter doloso. La evasión fiscal
administrativa será de naturaleza administrativa cuando el obligado tributario o
contribuyente en cuestión realiza cualquier acción u omisión dolosa, con el fin de
reducir, eliminar por completo o incluso demorar el cumplimiento y pago de cualquier
tipo de obligación tributaria, que será competencia de la Administración Tributaria
cuando el supuesto monto defraudado sea inferior a trescientos mil balboas (B/.300
000.00), excluyendo multas, recargos e intereses. Si es igualo superior a esta cifra,
será competencia del Ministerio Público bajo la configuración del delito de
defraudación fiscal penaL Se calificarán como evasión fiscal administrativa o
defraudación fiscal penal aquellos ilícitos tributarios en los que se hayan utilizado
intencionalmente medios fraudulentos para no pagar o pagar menos en impuesto
sobre la renta y todas sus modalidades, entendiéndose por tales:
Las anomalías sustanciales en la contabilidad y en los libros o los registros
establecidos por la ley. Se consideran anomalías sustanciales:
a. El incumplimiento absoluto de la obligación de llevar la contabilidad o los libros o
los registros establecidos por la ley.
b. Llevar dolosamente contabilidades distintas, que referidas a una misma actividad
y ejercicio económico no permitan conocer la verdadera situación de la empresa.

27
c. Llevar con falsedad los libros de contabilidad o los libros o registros establecidos
por la ley, mediante la alteración de asientos, registros o importes, siempre que
resulte en una alteración significativa de su responsabilidad tributaria, y mantener o
llevar facturación falsa de sus operaciones comerciales.
d. Destruir intencionalmente los registros contables obligatorios o dejarlos en estado
de ¡legibilidad. Cuando el ilícito tributario sea calificado corno evasión fiscal
administrativa competencia de la Administración Tributaria, se impondrá una multa
de tres cuartas partes a tres veces el valor de los tributos dejados de pagar. En
todos los casos anteriores y las demás causales dispuestas en el Código Fiscal en
donde se determine que el monto posible a defraudar sea igualo superior a
trescientos mil balboas (B/.300 000.00), excluyendo multas, recargos e intereses, la
defraudación fiscal penal será considerada un delito común que será de
competencia del Ministerio Público.

11. Evasión fiscal administrativa o defraudación fiscal penal en el


impuesto sobre la transferencia de bienes corporales muebles y la
prestación de servicios.

Cornete evasión o defraudación fiscal por concepto del impuesto sobre la


transferencia de bienes corporales muebles y la prestación de servicios quien se ha
Hecho en alguno de los casos siguientes, previa comprobación de estos:
1. Realice actos o convenciones, utilice formas manifiestamente impropias o simule
un acto jurídico que implique para sí o para -otro la omisión total o parcial del pago
del impuesto.
2. Omita, a sabiendas, de manera intencional, documentar sus operaciones de
transferencias gravadas cuando esté en la obligación legal de hacerlo, y practique
deducciones al impuesto sin que estén debidamente documentadas.
3. Omita, a sabiendas, de manera intencional y con premeditación, registros o
registre falsamente sus operaciones contables referentes a este impuesto y los
utilice en sus declaraciones ante la Administración Tributaria, con el fin de disminuir
total o parcialmente el pago del impuesto.

28
4. Realice la percepción o retención de este impuesto y no lo declare o entregue a
la Administración Tributaria, en un plazo de ciento ochenta días calendario, contado
a partir de la percepción o retención del impuesto. La defraudación fiscal de que
tratan los numerales 1, 2 y 3 se sancionará con multa no menor de tres cuartas
partes a tres veces el de la suma defraudada.
En el caso del numeral 4, se sancionará con una multa no menor de una a tres
veces el impuesto dejado de pagar. Según los grados de participación o autoría, las
sanciones se dividirán entre quienes resulten responsables. En todos los casos
anteriores en donde se determine que el monto posible a defraudar sea igualo
superior a trescientos mil balboas (B/.300 000.00), excluyendo multas, recargos e
intereses, la defraudación fiscal penal será considerada un delito común que será
de competencia del Ministerio Público. La Administración Tributaria no podrá
imponer multas o sanciones administrativas cuando el contribuyente u obligado
tributario sea sancionado en la esfera judicial.

12. Infracciones o Contravenciones Formales

Tipos de infracciones o contravenciones formales. Las infracciones formales se


originan por el incumplimiento de las obligaciones formales siguientes:
l. Inscribirse en los registros y actualizar la información registrada.
2. Emitir facturas en sus distintas modalidades exigidas por la ley.
3. Llevar en debida forma los libros y registros contables.
4. Presentar declaraciones e informaciones dentro de los plazos correspondientes.
5. Informar y comparecer ante la Dirección General de Ingresos, cuando sea
requerido.

29
13. Infracciones o contravenciones formales relacionadas con la
obligación de inscribirse en el Registro Único de Contribuyentes.

Constituyen infracciones relacionadas con la obligación de inscribirse en los


registros de la Administración Tributaria:
l. No inscribirse en los registros.
2. Proporcionar la información relativa a los antecedentes o datos para la inscripción
o actualización en los registros, en forma parcial, insuficiente o errónea.
3. No actualizar los datos en los registros dentro de los plazos establecidos. La
infracción prevista en este artículo será considerada leve y será sancionada con una
multa de cien balboas (8/.100.00) a quinientos balboas (8/.500.00). El
incumplimiento de la obligación de notificar los cambios del Registro Único de
Contribuyentes no causará la nulidad de las diligencias de notificación realizadas al
último domicilio fiscal informado por el contribuyente, apoderado legal, mandatario
o persona responsable.

14. Infracciones o contravenciones formales relacionadas con la


obligación de emitir y exigir o conservar comprobantes ¡por
incumplimientos la primera vez y por reincidencia.

Las infracciones formales relacionadas en la obligación de emitir y exigir o conservar


comprobantes se clasificarán en leves y graves, según lo dispuesto en este artículo.
1. Constituyen infracciones formales leves relacionadas con la obligación de emitir
y exigir comprobantes, por primera vez:
a. Emitir las facturas fiscales o recibos, comprobantes o documentos sustitutivos sin
que reúnan los requisitos y características exigidos por las normas tributarias,
incluyendo la expedición de comprobantes por medios mecánicos parcial o
totalmente ilegibles o mediante máquinas registradoras, facturas electrónicas o
impresoras fiscales que no reúnan los requisitos exigidos por la Dirección General
de Ingresos.

30
b. No conservar las facturas fiscales o recibos, comprobantes o documentos
sustitutivos emitidos por el contribuyente durante el periodo requerido por la ley. La
sanción consistirá en multa de quinientos balboas (8/.500.00) a mil balboas (8/.1
000.00).
Constituyen infracciones o contravenciones formales graves relacionadas con la
obligación de emitir y exigir comprobantes, por reincidencia:
a. Emitir las facturas fiscales o recibos, comprobantes o documentos sustitutivos sin
que reúnan los requisitos y características exigidos por las normas tributarias,
incluyendo la expedición de comprobantes por medios mecánicos parcial o
totalmente ilegibles o mediante máquinas registradoras, facturas electrónicas o
impresoras fiscales que no reúnan los requisitos exigidos por la Dirección General
de Ingresos.
b. No conservar las facturas fiscales o recibos, comprobantes o documentos
sustitutivos emitidos por el contribuyente durante el periodo requerido por la ley. La
sanción consistirá en multa de mil balboas (B/.l 000.00) a cinco mil balboas (B/.5
000.00) y el cierre temporal del establecimiento de conformidad con el artículo 273,
la primera reincidencia. En caso de segunda reincidencia, la multa será de cinco mil
balboas (B/.5 000.00) a diez mil balboas (B/.I0 000.00) y el cierre temporal del
establecimiento de conformidad con el artículo 273. En ambos casos, la reincidencia
se determinará por la repetición de la conducta en un periodo de veinticuatros
meses, contado a partir de la primera sanción.

15. Infracciones o contravenciones formales relacionadas con la


obligación de llevar libros y registros contables y tributarios.

Constituyen infracciones formales relacionadas con la obligación de llevar libros y


registros contables y tributarios, incluyendo los de carácter electrónico:
1. No llevar los libros o registros contables exigidos por las leyes. La sanción
consistirá en multa de mil balboas (B/.l 000.00) a cinco mil balboas (B/.5 000.00), la
primera vez. En caso de reincidencia, la multa será de cinco mil balboas (B/.5

31
000.00) a diez mil balboas (B/.10 000.00) y el cierre temporal del establecimiento,
según lo dispuesto en el artículo 273.
2. No llevar los libros o registros contables en la forma y condiciones establecidas
por las normas correspondientes. La sanción consistirá en multa de quinientos
balboas (B/.500.00) a mil balboas (B/.l 000.00), la primera vez. En caso de
reincidencia, la multa será de mil balboas (B/.l 000.00) a dos mil quinientos balboas
(B/.2 500.00).
3. No exhibir los libros, registros u otros documentos cuando la Administración
Tributaria lo solicite. La sanción consistirá en multa de cien balboas (B/.l 00.00) a
quinientos balboas (B/.500.00), la primera vez. En caso de reincidencia, la multa
será de quinientos balboas (B/.500.00) a mil balboas (B/.l 000.00).
4. Llevar con atraso mayor del permitido por las normas vigentes la contabilidad u
otros registros exigidos por las disposiciones legales. La sanción consistirá en multa
de quinientos balboas (B/.500.00) por mes.

16. Infracciones o contravenciones formales relacionadas con la


obligación de declarar.
Constituyen infracciones formales relacionadas con la obligación de presentar
declaraciones y comunicaciones:
l. No presentar declaraciones o comunicaciones, o presentarlas tardíamente. La
sanción consistirá en multa de cien balboas (B/. I00.00) para las personas naturales,
y de quinientos balboas (B/.500.00) para las personas jurídicas.
2. Presentar declaración rectificativa con posterioridad al plazo establecido en el
artículo 199, cuando la ley disponga la posibilidad de presentar una rectificativa
tardía. La sanción consistirá en multa de cien balboas (B/.100.00) en el caso de las
personas naturales, y de quinientos balboas (B/.500.00) en el caso de las personas
jurídicas.

32
17. Desacato.
Se considerarán desacato a las órdenes de la Dirección General de Ingresos:
l. La reapertura de un establecimiento en violación de un cierre temporal, que haya
sido autorizado por el Tribunal Administrativo Tributario.
2. La destrucción o alteración de los sellos, precintos o cerraduras colocados por la
Administración Tributaria, o la realización de cualquier otra operación destinada a
desvirtuar la colocación de sellos, precintos o cerraduras, que no haya sido
suspendida o revocada por orden administrativa o judicial. También incurre en
desacato, el funcionario que incumpla las órdenes de los jueces y magistrados de
la jurisdicción administrativa tributaria. La sanción consistirá en multa de quinientos
balboas (B/.500.00) mensuales hasta que se acate la orden administrativa. En el
caso de los servidores públicos, esta sanción es sin perjuicio de la responsabilidad
disciplinaria de la institución respectiva. Las personas naturales que sean cita~ ante
los distintos despachos de la Dirección General de Ingresos y no asistan sin causa
justificada serán sancionadas con multa de cincuenta balboas (B/.50.00) diarios.
Una multa de igual valor será aplicada aquellos profesionales por los
incumplimientos dispuestos en los artículos 19 y 20.”6

---------------
6.Ley 76 del 2019 panamá

33
Capítulo IV
18. El principio de igualdad tributaria
“El profesor Álvaro Rodríguez Bereio nos habla: “Cuando nos referimos al principio
de igualdad en Derecho tributario afirmamos el valor de la igualdad en tres sentidos
o acepciones diferentes

— Como igualdad ante los impuestos (todos deben soportar por igual las cargas de
la participación en el sostenimiento de los gastos públicos, sin acepción de personas
o privilegios de clase, en cuanto les corresponde como miembros de la comunidad
política. Es la generalidad de la imposición como condición primera de la igualdad
tributaria y el sentido constitucional más propio del deber de contribuir).

— Como igualdad en los impuestos (no basta con establecer la contribución para
todos por igual para realizar la igualdad tributaria, es preciso, además, que los
impuestos se fijen de acuerdo con la capacidad económica de cada uno).

— Como igualdad por medio de los impuestos (hay que partir de la situación de
desigualdad real existente en la sociedad para tratar de corregirla con los impuestos
de manera que se grave en una medida mayor a quienes tienen más riqueza que a
los que tienen menos. Es el Derecho desigual para realizar, precisamente, la
igualdad).”

Por eso resulta tan difícil para cualquier legislador afrontar el reto de la igualdad
tributaria en el amplio y complejo sentido mencionado, en el que, más allá de la
igualdad, laten consideraciones de equidad, justicia y solidaridad como valores que
la inspiran.

El principio de igualdad, en tanto refleja, más que ningún otro principio


constitucional, los valores, ideales y aspiraciones de los individuos por una sociedad
más justa y en el que se mezclan Política y Derecho, el sentimiento y la razón, es el
más difícil de definir concretamente y de aplicar, como principio jurídico, a la realidad
de los casos.

34
19. Eficiencia del principio de igualdad y la evasión fiscal en Panamá.

Esta información que extraemos de los profesionales de la publicación en panamá


nos hace pensar que no se cumple con el principio de igualdad. Informes de la
comunicadora Mirta Rodríguez P. del diario la estrella nos habla: “Una de las que
se muestra reacia a que la norma se apruebe tal como está es la diputada Zulay
Rodríguez, quien considera que para este proyecto de ley no se han hecho las
consultas ‘con todos los gremios' y considera ‘muy subjetiva' la norma. ‘Queremos
que el proyecto de ley sea más discutido', destacó la diputada.

No obstante, la ministra de Economía y Finanzas, Eyda Varela de Chinchilla,


aseguró en varias ocasiones que sí se han hecho las consultas necesarias y que un
año ha sido ‘suficiente' para las discusiones del proyecto.

Según Rodríguez, se opone a la aprobación de este proyecto porque no cree que


no vaya a haber cárcel por la defraudación fiscal por menos de $300 mil. ‘Ellos (la
propuesta) nos dicen que con $300 mil la gente no va a ir presa. No, eso no es
cierto, porque el delito de evasión o defraudación fiscal es el precedente para el
blanqueo de capitales', dijo.

Asimismo, cuestionó que ni el Ministerio Público ni el órgano Judicial tienen


auditores especializados en materia tributaria y que sean la DGI (Dirección General
de Ingresos) o la Contraloría las que se encarguen de ello.

‘¿A quién tú vas a buscar, a cuatro auditores de la DGI, a los de la Contraloría, que
se han prestado para manipular pruebas y auditorías, que sean ellos los que digan
que hay evasión fiscal?, pues no es una materia especializada. Eso es lo que es el
precedente, ya sea por un dólar, dos dólares, tres dólares', arguyó la diputada.

Rodríguez señaló que tampoco está de acuerdo porque se incluye como


defraudación fiscal todos los tributos e impuestos a nivel nacional: ‘el no pago de
impuesto de bien inmueble, si te equivocaste en la declaración jurada, el impuesto
sobre la renta, el IBMS', enumeró.

35
‘Es una potestad extremadamente subjetiva,' porque ‘pone en peligro' las
residencias de los propietarios, indicó la diputada perredista.

Considera que ‘cuando te revalúan tu propiedad (la ley actual establece que los
revalúos están suspendidos hasta el 2024) a más de $300 mil, $400 mil o medio
millón, se pone en peligro tu residencia y eso es lo que a mí me tiene bastante
nerviosa'.

Igualmente, criticó que se hable de penas de hasta tres a cinco años de presión, si
el artículo 29 de la Constitución Nacional establece que no puede haber cárcel por
deudas ni por impuesto, ni por el no pago de tributos.

Además, cuestionó con qué ‘criterio' se va a penalizar la evasión fiscal, ‘si la DGI
tiene un procedimiento de jurisdicción coactiva donde hablan de remate de bienes,
de propiedades y encima señalan que tú defraudaste por más de 300 mil'.

A juicio de Rodríguez, ‘las investigaciones pueden ser demasiado subjetivas y te


van a meter preso'.

Rodríguez dijo que, según la DGI, la defraudación por menos de $300 mil debe ir al
Tribunal Administrativo y Tributario, cuyos magistrados los nombra el presidente de
la República.

‘Al final, la calavera es ñata. Eso es lo que a nosotros nos da temor. Entonces, el
Tribunal Administrativo y Tributario, de menos de $300 mil, está sometido al
presidente de la República. Y eso es sumamente peligroso', insistió la diputada.

Por su parte, el presidente del Colegio Nacional de Abogados, Dionisio Rodríguez,


dijo que el proyecto de ley también podría ser utilizado para la persecución política,
si es necesario. A lo que la diputada perredista se opone también.

En este sentido, el consultor en asuntos económicos y bancarios Ricardo M. Alba


considera que se necesita un esfuerzo autónomo e independiente más profundo de
investigación, análisis y conclusiones por parte de las autoridades de Panamá para
demostrar que Panamá necesita establecer la defraudación fiscal como delito sujeto
a sanciones penales, independiente de que fuese o no delito precedente del

36
blanqueo de capitales, aparte de las presiones del Gafi y otros organismos
internacionales.

Opinó que se necesita mayor competencia profesional y de atención a la


conveniencia del país por parte del Gobierno para evaluar y responder debidamente
a presión del Gafi, tal como el indicado en las pautas enumeradas anteriormente.

Abogó por que el proyecto de ley sea devuelto por la Asamblea Nacional al Órgano
Ejecutivo para que lo reestructure con mayor competencia profesional y apego a los
intereses nacionales. Y que los proveedores de servicios de Panamá y otros
organismos del sector privado deben analizar la presión del GAFI con mayor rigor
profesional y criterios de costo-beneficio.

‘La respuesta del Gobierno de Panamá a la presión del Gafi requiere el uso de la
cabeza, los brazos y el corazón, no de las rodillas', remarcó.

El proyecto está en la Asamblea desde enero de 2018 y Panamá tenía como periodo
para adaptarlo el 2018 para cumplir con esa normativa de estándar internacional,
según la ministra Varela de Chinchilla. el Grupo de Acción Financiera de
Latinoamérica (Gafilat) publicó el resumen del informe de Panamá que será
presentado a mediados del mes de febrero al Gafi para que sea evaluado. En el
informe se mantuvo el avance de Panamá con ‘parcial cumplimiento'.”8

“El MEF advirtió de que de no aprobarse el proyecto de defraudación fiscal y entrar


en la lista gris le podría causar a Panamá un daño reputacional internacional,
pérdida de corresponsalías en los bancos, impacto en el comercio y los negocios
internacionales, posible rebaja a la calificación de riesgo soberano y un mayor riesgo
equivalente a un costo más elevado para hacer transacciones.”

Para mantener la competitividad de Panamá centro financiero requiere que


cumplamos con los estándares que dictan los organismos internacionales en la
prevención del blanqueo de capitales y financiamiento del terrorismo.
hace justicia a los empresarios y trabajadores que cumplen con su país y aporta a
través del Fisco para realizar obras sociales, de infraestructura y vitales para el
funcionamiento de nuestra sociedad.

37
Ahora, en cambio, aquellos grandes evasores serán investigados por el Ministerio
Público exista evidencia de dolo en una obligación tributaria al Tesoro Nacional”
señaló la ministra.
La nueva legislación también le permite al evasor siempre que regularice sus
obligaciones al Fisco, que su falta sea sustraída del ámbito penal.
Quirós expresó que hasta ahora el Ministerio Público "no tenía facultad legal para
investigar delitos fiscales provenientes de otros países, porque en Panamá éste no
era un delito penal".

"La clasificación de delito administrativo era insuficiente para lograr la cooperación


internacional en estos casos", y "según lo aprobado, la pena prevista solo será
aplicable cuando el monto defraudado en un periodo fiscal sea igual o superior a
300.000 dólares", agregó el diputado

El Ministerio de Economía y Finanzas dijo que este proyecto, que cataloga el delito
fiscal como actividad precedente al blanqueo de capitales, "excluye a la mayoría de
la población" dado el umbral establecido en al menos 300.000 dólares evadidos en
un año.

Lo establecido en la ley "no representa ninguna amenaza para los pequeños y


medianos contribuyentes, pues castigará penalmente al contribuyente de grandes
montos que afecta al Fisco.

Nosotros terminamos diciendo de que no se cumple el principio de igualdad pues si


el rico paga más debe tener más beneficios esta ley afecta es a las empresas más
grande. Mayor ingresos mayor contribución, debe ser mayor los beneficios esta ley
como que pone en la lupa a los más grandes empresarios.”9

-------------------------------
7. Libros y Revistas. Igualdad tributaria y tutela constitucional. Un estudio de jurisprudencia en:
https://libros-revistas-derecho.vlex.es/vid/principio-igualdad-tributaria-problemas-695992885.
8. Los peros del proyecto de ley 591 sobre la evasión fiscal, Mirta Rodríguez P. en:
http://laestrella.com.pa/economia/peros-proyecto-591-sobre-evasion-fiscal/24104486

9. https://www.efe.com/efe/america/economia/el-parlamento-aprueba-una-ley-que-penaliza-con-carcel-la-evasion-
fiscal-en-panama/20000011-3882375

38
Conclusión

Los caminos sobre la tipificación de la evasión fiscal están muy claros y precisado
en los documentos internacionales de Derecho. También podemos señalar que la
nueva ley en materia tributaria tiene falta de igualdad tributar. En fin, nos toca
formarnos para afrontar los retos que nos deviene de la nueva ley, también tener
autonomía para decidir bien las leyes. Y no presionado por organismos
internacionales. Nuestra legislación a lo largo de su historia republicana ha dado
pasos importantes en los asuntos de evasión fiscal.

Panamá reingresó al Documento de Cumplimiento y estará bajo monitoreo del


Grupo de Acción Financiera. Panamá entra así a la lista gris en la misma coyuntura
en que lo hizo en 2014, a días del cambio de mando. Pero en esta ocasión, con un
marco legal adaptado a las recomendaciones que en este quinquenio hizo al país
tanto la OCDE como el GAFI. Las iniciativas legales que hizo en país en este
quinquenio con el fin de cumplir los estándares internacionales y poder salir de las
listas, fueron inéditas: se criminalizó la evasión fiscal superior a 300 mil, se
incluyeron nuevos sujetos financieros.

Nuestro país aprueba la ley, pero a nuestro juicio todavía nos falta ser objetivos en
definir y clasificar los aspectos hasta conceptuales que nos propone la nueva ley.
No es posible que la ley no se expresa tan tácitamente poniendo en tela de duda
terminologías que se debe cualificar bien. Es muy sencillo documentarse y dominar
la normativa internacional para la evasión fiscal y no es posible que los legisladores
no sepan cumplir con los requerimientos de las normas internacionales en la
evasión fiscal.

39
Bibliografía
20. Recomendaciones Del GAFI
21. Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de
Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas, 1988 (la Convención de
Viena)
22. la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia
Transnacional Organizada, 2000 (la Convención de Palermo).
23. LEY 76 Del 2019 de Panamá.
24. Análisis comparativo del delito tributario en Panamá y en otros países
disponible en: https://www.mef.gob.pa/wp-
content/uploads/2018/07/Analisis-Comparativo-del-Delito-Tributario.pdf
25. La evasión fiscal disponible en :
https://www.ecured.cu/Evasi%C3%B3n_fiscal

26. Días Sánchez, Sirce Luisa (Coordinadora): Derecho Financiero.


Selección de lecturas, Editorial Félix Varela, La Habana, 2006.

40

También podría gustarte