Está en la página 1de 3

LA DANZA SÉLFICA

El autor hace una reflexión sobre la era de la selfie, era por la cual Fontcuberta se
replantea la manera en la que los individuos nos relacionamos con las imágenes.
Dentro de este capítulo se propone una modificación de lo que antes se
consideraba la esencia de la fotografía reemplazando así el "esto ha sido” con el
“estuve allí”.
Ahora bien, es importante destacar que esta práctica que se ha popularizado en
nuestra actualidad, es una práctica que trae consigo su historia. Dentro de este
capítulo el autor nos nombra varios casos de autorretratos fotográficos que se
dieron en el siglo XIX, entre los cuales encontramos el del pintor Edvar Munch en
1908 (considerado como el precursor del selfie) quien pasando por una
convalecencia en una clínica de Copenhague, decidió girar el aparato fotográfico
hacia sí mismo para poder observar su estado de ánimo. También en 1914 la
duquesa Anastasia Nikolaevna Romanova a sus 13 años decidió tomarse una foto
frente a un espejo para enviarla a un amigo. Otro de los casos nombrados por el
autor, se dio en 1920 cuando un grupo de fotógrafos aparecen empuñando una
cámara frente a la catedral de San Patricio en New York, foto que se conservó en
la colección del Museum of the city en New York por el gran revuelo que ha tenido
la era de las selfies en la actualidad.
En el 2012 la revista Tyme indicó que la palabra selfie se ubicó entre las diez
palabras más populares del año y en 2013 paso a ser la palabra del año en el
Oxford English Dictionary. Después de eso está práctica tomo gran popularidad
entre los famosos, entre los cuales encontramos selfies del expresidente
estadounidense Barack Obama, el papa Francisco, y varios actores en la gala de
los Oscars en Hollywood.
Dentro de este capítulo el autor nos habla un poco sobre el papel que juegan los
espejos dentro de la era de la selfie, ya que existen dos tipos de fotografías dentro
de esta práctica, la autofoto y el reflectograma. La primera que necesita de un
objetivo gran angular y un brazo largo para que logre tomar el encuadre perfecto
para la fotografía. Y el segundo que toma al espejo como protagonista para la
toma de la imagen, el cual tiene un mejor control sobre el resultado que se quiere
obtener gracias al papel que toma el espejo dentro de la fotografía.
Ahora bien, gracias a los avances tecnológicos y a la facilidad con las que las
personas cuentan por el fácil acceso y uso del internet, el autor nombra algunas
de las estadísticas investigadas por Vladimir Ivanovich y Pierre Teilhard las cuales
apuntan a un amplio conocimiento del contexto en el que nos encontramos en la
actualidad, tales como que en 2015 Facebook alcanzo los 1.500 millones de
usuarios es decir si fuera un país sería el país más poblado del mundo o que en
2008 uno de cada ocho matrimonios de Estados Unidos, el primer contacto de
estas parejas fue por medio de alguna una red social.
Y es que gracias a las numerosas redes sociales que existen en la actualidad, las
fotografías han tomado un gran protagonismo, sin importar si la fotografía tiene un
gran trabajo de producción o si solamente es una fotografía tomada con un móvil,
en cualquier red social que se ponga son muchas las personas que van a ser
expuestas a la misma. Ahora bien el autor nos nombra diferentes tipos de
fotografías con las que convivimos a diario entre las que encontramos las
siguientes:
Fotografías Utilitarias las cuales guardan consigo los diferentes datos que se
quieren retener. Fotografías Celebratorias las cuales consagran una situación de
festejo particular ya sea con amigos, familiares entre otros. Fotografías
experimentales las cuales vienen de la mano con las diferentes plataformas de la
actualidad como lo es Photoshop, por medio de las cuales se usan diferentes
efectos estéticos que hacen de la fotografía una imagen llamativa. Fotografías
introspectivas la cual busca que el protagonista se encuentre consigo mismo o con
su doble en el espejo. Fotografías seductoras que son aquellas que buscan inducir
algún tipo de atracción de quien las ve, donde por medio de reflectogramas se
busca mostrar características físicas que llamen la atención del otro. Fotografías
eróticas y pornográficas las cuales van de la mano de diferentes juegos sexuales,
y las cuales tienen un papel muy importante para sus consumidores ya que son
fotografías estimulantes para ellos. Sin embargo, este tipo de fotografías con el
paso del tiempo han tenido diferentes cambios dentro de su industria ya que
indican que hoy en día al consumidor le llama más la atención ver fotografías más
reales que se adapten a su cotidianidad y finalmente las Fotografías políticas las
cuales tienen como principal objetivo una libertad de expresión.
Finalmente el autor busca replantear la idea que se tenía sobre la fotografía
llegando así a una nueva forma de entender la imagen, ya que se debe tener en
cuenta lo que viene después de tomar la fotografía.
En la actualidad existen otro tipo de elementos externos a las imágenes de las
fotografías que cada vez llegan con más fuerza, el internet, las redes sociales y los
diferentes tipos de relaciones personales hacen que la sociedad cambie.
Los medios de comunicación día tras día han tenido un gran avance, la era digital
en la que nos encontramos trabaja de la mano con la imagen, por lo cual todo el
tiempo nos encontramos expuestos a diferentes tipos de imágenes. El autor en si
no nos da un significado total de la fotografía, ya que con el pasar del tiempo nos
damos cuenta como la imagen ha vivido diferentes cambios y a hoy no se podría
dar un concepto definitivo, la tecnología cada vez seguirá avanzando más y más, y
con esto la imagen también traerá diversos cambios que se irán adaptando al
contexto en el que nos encontremos.
Estoy de acuerdo con lo que propone el autor, ya que en la actualidad la fotografía
por medio de las redes sociales ha tomado un gran protagonismo, es común
entrar a cualquier hora del día alguna red social y encontramos con diferentes
tipos de imágenes ya sean de carácter político, social o económico. La sociedad
hoy en día se comunica más por medio de imágenes que por una charla como se
hacía antes. Un claro ejemplo es como los memes y stickers han reemplazado la
comunicación de las personas, también podemos ver como los niños sin
necesidad de tener una enseñanza previa sobre el manejo de las redes muchas
veces saben más cosas que uno. Las marcas también han desarrollado y
trabajado su comunicación por medio de las imágenes, antes podíamos ver avisos
publicitarios cargados de textos, hoy en día las piezas son más minimalistas, con
más imágenes que texto. Todo es un constante cambio, y entre más avances
tenga la tecnología la sociedad se ira adaptando a todos estas modificaciones.