Está en la página 1de 1

Albert Bandura nació el 4 de diciembre de 1925 al norte de Alberta, Canadá.

La primaria y la
secundaria se combi- naban en una escuela en la pequeña ciudad de Mundare. Bandura trabajó en
la carretera de Alaska antes de ingresar a la universidad de Columbia Británica, donde se graduó
tres años más tarde. Realizó su trabajo de grado en la universidad de Iowa, donde terminó su
doctorado en psicologiá cliń ica en 1952. Ahí conoció a su futura esposa, Virginia Varns, quien era
maestra en la escuela de enfermería. Bandura hizo una estancia posdoctoral en el centro de orienta-
ción de Wichita. Más tarde se dirigió a la universidad de Stanford, en California, donde empezó
como instructor. Se interesó en particular por las causas de la agresión en los niños y aportó datos
para contradecir a los defensores de la idea de que las agresiones son una manifestación patológica
emocional e impulsiva y un método para conseguir lo que el agresor desea cuando las demás
opciones han fracasado. De igual forma se opuso a los psicólogos que pensaban que había un nexo
de unión entre la frustración y la agresión (teoría de Dollar y Miller).
Bandura ha permanecido toda su carrera en la facultad de Stanford, donde se convirtió en profesor
de tiempo completo en 1964 y obtuvo una plaza definitiva desde 1974. Encabezó el Departamento
de Psicologiá de 1976 a 1977. A lo largo de su carrera, Bandura ha hecho un gran trabajo en el
campo del aprendizaje social y es famoso por su "Teoría del aprendizaje social" que
posteriormente fue conocida con el nombre de "Teoría Social Cognitiva". Bandura es visto por
muchos como un psicólogo cognitivo debido a su enfoque en los factores de motivación y los
mecanismos de autorregulación que contribuyen a la conducta de una persona, en lugar de sólo los
factores ambientales. Este enfoque en la cognición es lo que diferencia a la teoría social cognitiva
desde el punto de vista puramente conductista de Skinner.
Actualmente, sigue trabajando en la Universidad de Stanford, en la que en 1974 se le premió con
la fundación de una cátedra. Imparte numerosos seminarios sobre la agresión y el cambio personal
y social.
Sus intereses son extensos y no se limitan al área terapéutica, como podriá anticiparse a par- tir de
su formación cliń ica, sino que también incluyen temas más amplios del desarrollo infantil y de
problemas sociales. En 1974 fue presidente de la Asociación Psicológica Americana y ha recibido
muchas distinciones profesionales por su trabajo académico, incluyendo el Premio para las
Contribuciones Cientif́ icas Distinguidas de la Asociación Psicológica Americana en 1980
(American Psychological Association, 1981).
Bandura tiene dos hijas. Además de la investigación, le gusta ir de excursión a las montañas y
asistir a la ópera.