Está en la página 1de 4

INTRODUCCION: se han preguntado alguna vez.

¿De dónde uno saca fuerzas para lidiar


con los problemas que nos trae la vida? ¿Cómo hace uno para estar de pie ante tantos
embates?
Quizás también tienes un «gigante» que te ha desafiado. El gigante orgullo. El gigante
desánimo. Irritación. Envidia. Deseos. Estos pueden alzarse amenazantes, y parecer
invencibles.
Los problemas y obstáculos son parte de la vida. Siempre han estado y siempre estarán.
Muchas personas no saben qué hacer con ellos. Se turban, se paralizan y dejan que los
problemas los ahoguen.
Esta es la causa por la cual cuando algunos cristianos empiezan a servir a Dios y surgen
problemas, en lo único que piensan es en tirar la toalla. ¿Porque ocurre esto? Hay varias
razones
• Pensamientos negativos
• Sentimientos de inferioridad
• Palabras negativas de otros

 Pero mucho más importante es dejar que la llama del E. S. apague o que el señor
se parte de nosotros. Como paso con Sansón,

Jueces 16:20 NVI Luego ella gritó: «¡Sansón, los filisteos se lanzan sobre ti!»
Sansón despertó de su sueño y pensó: «Me escaparé como las otras veces, y me
los quitaré de encima». Pero no sabía que el Señor lo había abandonado.
En un momento los Israelitas pidieron a Dios que les diera un Rey que les ayudara a luchar
sus batallas (Samuel 8). Israel había olvidado que tenían un Dios que iba delante de ellos y
ganaba sus batallas por ellos; pero querían un rey que fuera quien las ganara.

El texto muestra aquí que los Israelitas ya estaban teniendo un mal día, y de pronto la
cosa se puso mucho peor.
dice, “Entonces de los ejércitos de los Filisteos salió un campeón llamado Goliat, de Gat,
cuya estatura era de casi tres metros (6 codos y un palmo Goliat era un “campeón”; esta no
era su primera guerra. Pero Goliat no solo era grande, también era creativo: él procura el
método de tener un duelo.
Goliat, él era un héroe de los filisteos, un pueblo enemigo de Israel. Este obstáculo
incomodaba, oprimía y avergonzaba a la nación.

podemos notar en 1 Samuel 17: 8: el campeón conocía de Saúl. Este rey era alto e imponente;
dice Samuel 9:2 que, de los hombros hacia arriba, no había nadie más alto que él
TEMA: COMO VENCER A MIS GIGANTES.

Por cuarenta días, cada mañana y cada tarde, había estado Goliat saliendo de las filas y
proclamando su desafío. No es extraño que el ejército y todo Israel «se turbaron y tuvieron
gran miedo». El gigante era de aproximadamente 290 cm de alto – casi el doble de altura que
cualquier otro hombre en el ejército filisteo. No hay duda que era un espectáculo aterrador y
horrible.
V11 “Cuando Saúl y todo Israel oyeron estas palabras del Filisteo, se acobardaron y tuvieron
gran temor.”Es aquí donde Saúl muestra sus colores: el rey que Israel había pedido,
atemorizado hasta los huesos junto a todo Israel
Los descendientes de quienes cruzaron el mar sin mojar sus pies, que comieron el maná,
vieron a Jericó caer, vieron el poder de DIOS en el Arca del pacto. despavoridos.
Esto sigue pasando hoy; cuando queremos resolver nuestros problemas haciendo nuestra
voluntad y no confiando en la voluntad de Dios.

1 Samuel 17:12-20.
El héroe que se nos está presentando aquí no es nada especial. David era el menor de ocho;
era el último en heredar tierra y en tomar posiciones de importancia—David era un “también”.
Sus hermanos están ya en la batalla, mientras él está en su casa tendiendo a las ovejas y
sirviendo como un mensajero. En esta ocasión por mandato de su padre para levar algo a sus
hermanos y ver cómo están, mientras preguntaba cómo están sus hermanos.
23-25 ocurre lo estaba ocurriendo durante 40 días.
Ya han pasado cuarenta días del desafío de Goliat y los filisteos están escudados bajo su
gigante. Los israelitas, por su parte, despavoridos. Están esperando que Saúl haga algo que
pueda salvarlos, pero el solo ofrece dinero y poder al que venza a Goliat.
¿Notan qué falta?
No hay oración ni mención del nombre del Señor. En el pasado, cuando Israel se encontraba
de frente con una batalla imposible, ellos iban donde el Señor, o donde un profeta, y rogaban
a Dios que hiciera algo. Pero ahora, ante la gran batalla por delante, ellos van donde su rey.
Y su rey, ¿qué hace? Va donde sí mismo, a su dinero y autoridad.

David oyó”. “Entonces David preguntó a los que estaban junto a él: ‘¿Qué harán por el hombre
que mate a este Filisteo y quite el oprobio de Israel? ¿Quién es este Filisteo incircunciso para
desafiar a los escuadrones del Dios viviente?’” (1 Samuel 17:26.
Hasta este momento, no había mención de Dios o de esperanza; solo hay temor y desánimo.
Pero llega David, el ungido, a traer a Dios al problema y a recordarle a Israel quiénes ellos
eran y contra quién se estaba enfrentando Goliat.
Pero no s recibido cómo héroe, de inmediato es rechazado y juzgado. Samuel 17:28-29
No permitas que el desaliento te domine o que te invadan pensamientos negativos. Si eres
capaz de enfrentar los obstáculos, Dios te tendrá en cuenta para grandes cosas.
33 Dijo Saúl a David: No podrás tú ir contra aquel filisteo, para pelear con él; porque tú eres
muchacho, y él un hombre de guerra desde su juventud.
La gente negativa tiene la virtud de contagiar a otros. Así era Saúl, un hombre negativo que
trato de influir a David.
Siempre habrá personas que trataran de hacernos desistir de enfrentar los obstáculos.
Tenemos que aprender a reconocer y no oír a los incrédulos:
• Saúl solo veía lo humano, David veía lo espiritual.
• Saúl solo veía lo que hace a la lógic pensamiento humano , David veía el poder que hay
en temer a Dios.
• Saúl veía a Goliat como un gigante invencible, David veia a Goliat como un incircunciso
vulnerable. "Esa meta es una locura..."

 esa célula no puede crecer


 No creo que tu familia se salve
 Lo que estás pensando es imposible.
 Esa deuda no la podes pagar.

No escuches a los que pasan por alto el poder de Dios.

No escuches a los que no tienen fruto.

Hay personas que solo saben hablar. Saúl ya había sido desechado por Dios. Cuando
alguien venga con el espíritu de Saúl no le hagas caso.

Vers. 34-36

Para enfrentar los obstáculos hay que confiar en Dios. Pablo dijo: Todo lo puedo en Cristo
que me fortalece.

• En Cristo puedo enfrentar cualquier situación.

• En Cristo puedo hallar soluciones.

David había enfrentado a las fieras porque sabia que Dios iba con el. Esa misma fe ahora la
usaba para enfrentar a Goliat.

Es tu fe en Dios la que hará que la Mano Omnipotente se mueva a tu favor.


David había aprendido que no hay dificultad que no se pueda vencer.

David no tenia ninguna duda que Dios lo respaldaría. Su experiencia y los testimonios de la
obra de Dios a su favor lo hacían fuerte.

Dios quiere darte una salida para tus problemas. Dios quiere que al problema lo veas
pequeño y que a el, lo veas grande,

Pero David tenia además de su fe en Dios, fe en que el podría vencer al filisteo. Dios espera
que creamos que el nos va a usar. Hay personas que creen que Dios puede hacer grandes
cosas pero no a través de ellos.

¿Quien enfrentara tus obstáculos? ¿Llamaras a otros?. David se tomo a pecho el problema
de Goliat. Lo hizo propio. El estaba identificado con su nación y cuando su pueblo estuvo en
problemas, no se borro. El sabia que podía enfrentar la situación.

Gracias Dios que el poder que estuvo disponible en los días de David está presente e igual
de fuerte en la actualidad.

¡Ten fe! ¡Resiste! ¡No escuches tus sentimientos! No tienes que ceder a las tentaciones.
Gracias Dios que el poder que estuvo disponible en los días de David está presente e igual
de fuerte en la actualidad. Cuando vemos el futuro no necesitamos temer a las tentaciones –
¡como un soldado en el ejército del Dios viviente podemos considerarlas como batallas ya
ganadas! Un día los «gigantes» que ves en tu vida desaparecerán para siempre. Por fe
podemos demostrar que todavía hay un «Dios en Israel» todopoderoso».