Está en la página 1de 10

Fig. 1.

Fig. 1. Marín, W. (2010). Etapas de la historia Inca [Esquema]. Recuperado de


https://es.slideshare.net/w57781s/historia-del-per-2-11137404
ORGANIZACIÓN ECONÓMICA DEL TAHUANTINSUYO I
I. GENERALIDADES
Los incas, tomando en cuenta las experiencias de producción de las anteriores
culturas andinas, lograron desarrollar una economia ́ basada en la previsión y
planificación de todas las etapas del proceso productivo. Ello permitió dar
solución a los problemas de alimentación, vestido y vivienda de la población.

Pero no pensemos que la satisfacción de estas necesidades se va a dar por el


espiŕ itu dadivoso del soberano, este logro se llevará a cabo a través de la óptima
administración de la mano de obra que permitia ́ al estado contar con los
productos necesarios para la redistribución. El inca obtenia ́ esta producción a
través de las prestaciones rotativas de trabajo que la población le entregaba
periódicamente.

En los Andes, la economia ́ estuvo basada en un régimen de múltiples


reciprocidades entre la población, que generó un intercambio cuya base se
hallaba en las prestaciones de energia ́ humana y se regiá por las pautas del
parentesco. El poder recibia ́ mano de obra para organizar la producción
destinada a alimentar una redistribución de amplio alcance. En otras palabras,
no habiá moneda, mercado ni comercio, y tampoco hubo tributo, tal como se le
considera tradicionalmente.

La economia ́ andina sólo puede ser estudiada en función de las pautas del
parentesco, pues éstas hacia ́ n posible la reciprocidad. Los miembros de una
familia extensa (ayllu) estaban vinculados por múltiples obligaciones ritualmente
establecidas. La reciprocidad abarcaba todos los aspectos de la vida. Esta
situación propició que, cuando se explicaba la vida económica de la población
andina, ésta se planteara en términos comunales. La idea de “comunidad” llevó
a algunos investigadores a hablar de propiedad colectiva de bienes, básicamente
tierra y rebanõ s de camélidos. Sin embargo, mayores estudios han llegado a la
conclusión de que, en los andes, lo que existía era una comunidad en el trabajo.
La riqueza y la pobreza deben entenderse aquí en la forma estructural y no
individual, pues no dependia ́ n de las posibilidades de acumulación, sino del
acceso a la mano de obra producida por un sistema de relaciones. “Pobre” es
“huaccha” en lenguaje quechua, pero huaccha significa primordialmente
huérfano, es decir, aquel que no tiene parientes.

La reciprocidad se ejerciá a través de la mutua prestación de energiá humana


para la producción comunitaria; a esto llamaron los cronistas ayni, los cronistas
afirmaron que la omnipotencia del poder estatal incaico habia ́ sido tan completa
y sapiente que había permitido subsanar todos los requerimientos de la
población. Esto habria ́ sucedido gracias a una rig ́ ida disciplina laboral
organizada por una estructura polit́ ica escalonada cuya cabeza era el Inca y
llegaba hasta los más humildes funcionarios de una enorme maquinaria
́ hecho posible regimentar la producción y la distribución
administrativa que habia
entre la población.
Fig. 2.

Fig. 2. Marín, W. (2010). Esquema de principios económicos [Imagen]. Recuperado de


https://es.slideshare.net/w57781s/historia-del-per-2-11137404

II. LA TIERRA
La tierra representó uno de los bienes más preciados del Tahuantinsuyo ya que
́ n los productos básicos de subsistencia, dentro del modelo
de ella se obtenia
económico andino.

POSESIÓN DE LA TIERRA
Tierras del Inca y del Tierras del Sol Tierras del Pueblo
Estado
Estaban conformadas Eran destinadas al Estaban compuestas
por las tie- rras del sostenimiento del por las ex- tensiones de
Tahuantinsuyo, así personal del culto y a la tierras (topos) cedi- das
como las destinadas ve- neración de sus a los miembros de la
para sustentar a los huacas, es decir comuni- dad para su
ayllus reales y panacas. estaban orientadas a : sostenimiento.
Podemos considerar los sacer- dotes, las
también aquí a las virgenes del sol, fiestas
tierras adjudicadas a un religiosas, ofrendas, etc.
so- berano en calidad
de propiedad privada.
III. EL TRABAJO

El trabajo constituyó el principal medio para poder obtener los recursos de


subsistencia. Éste se caracterizó por ser obligatorio, de acuerdo a las
posibilidades fiś icas, y alternado. Dentro de las formas de trabajo destacan :

1. EL AYNI
́ en el intercambio de trabajo entre los miembros del ayllu (ayuda
Consistia
mutua).

2. LA MINCA
Era el trabajo obligatorio y colectivo realizado en beneficio del propio ayllu.
Ejemplo:
 Construcción de puentes.
 Jornadas laborales en favor de invalidos, viudas, menores de edad,
huérfanos y ancianos.
 Construcción de viviendas de los recién casados, etc.

3. LA MITA
Era el trabajo obligatorio y colectivo realizado para el Estado. A cambio
de este trabajo el Estado retribuiá con productos. Se llevaba a cabo por
turnos, por todos los hombres de 18 a 50 ano ̃ s.
La chunka: Trabajo obligatorio en casos de suma urgencia como catástrofes y
desastres naturales.
ORGANIZACIÓN ECONÓMICA DEL TAHUANTINSUYO II
I. LA AGRICULTURA
La agricultura representó la base de la economia ́ inca. Es durante este perio
́ do
donde la actividad agrić ola alcanzó su máximo desarrollo. Ello se debe a que los
incas supieron tomar y aprovechar todos los conocimientos y desarrollo de las
anteriores sociedades, con respecto a esta actividad.
Además del buen manejo de la tierra los incas pusieron en práctica grandes
obras de ingenieriá hidráulica y técnicas agrić olas que permitieron la mayor
productividad de sus tierras.

La tecnologiá agrić ola e hidráulica.- Los incas tuvieron un gran desarrollo en


cuanto a la puesta en práctica de diversas técnicas agrić olas y el manejo de las
aguas. La gran mayoria ́ de estas técnicas fueron desarrolladas por las
sociedades anteriores a ellos, como es el caso de Nasca, Mochica, Wari,
Tiahuanaco, etc. A continuación observemos las principales técnicas:

Fig. 3

Fig. 3. Marín, W. (2010). Etapas de la historia Inca [Esquema]. Recuperado de


https://es.slideshare.net/w57781s/historia-del-per-2-11137404

III. LA GANADERÍ A
Esta actividad junto con la agricultura, fue de mucha importancia para el hombre
andino, sobre todo en las zonas altas. Los animales más importantes fueron los
auquénidos o camélidos que vivieron tanto en la costa como en la sierra, entre
los cuales tenemos: la llama, la alpaca, la vicuña y el guanaco.

La producción textil.- Los textiles fueron un elemento muy preciado dentro del
Tahuantinsuyo. La textileriá estuvo bastante desarrollada, utilizaron el algodón y
la lana de los auquénidos.
El papel de las acllas y los acllahuasis.- Los acllahuasis fueron los principales
talleres de producción textil, donde trabajaban acllas y mamaconas.

IV. LA ADMINISTRACIÓN DE LA PRODUCCIÓN

Los Depósitos y los Caminos.- Uno de los problemas que debieron solucionar
los incas para mantener su bienestar económico fue el de la comunicación, pues
para que la redistribución sea efectiva, era necesario entrar en contacto
permanente con las diferentes poblaciones. Es por esa razón que los caminos y
los depósitos cumplieron un papel muy importante.

Caminos.- Los incas construyeron una gran red caminera, que permitió la
expansión territorial y la integraron socio-económica. Estos caminos permitieron
transportar los productos cosechados en tierras estatales hacia los depósitos de
los centros administrativos.
Gran parte de estos caminos fueron construidos por grupos étnicos anteriores,
como los Wari.

Se pueden distinguir dos grandes via ́ s : El camino troncal de la sierra (Capap


Ñ am) y el camino de la costa (o de los llanos), el primero se extendia ́
longitudinalmente por la cordillera andina, desde Pasto hasta Chile; el segundo
́ la costa, extendiéndose desde San Miguel de Piura hasta juntarse con
recorria
el camino troncal o Chile.

Estas dos viá s estuvieron unidas por caminos tranversales que se dirigia
́ n de la
costa a la sierra y se prolongaban hasta la selva.
Cabe resaltar que los caminos eran de propiedad estatal, únicamente al servicio
del poder.
Otras funciones de los caminos
 Traslado de los mitmas
 Traslado de administradores, visitadores, quipucamayos, etc.
 Traslado de los guerreros.
 Movilización de los chasquis.
Los Quipus: Los quipus constituyeron un sistema de registro de los datos más
importantes del manejo económico estatal o local.
́ n
Cada quipu contaba con una cuerda mayor (horizontal) de la que se desprendia
otras anudadas que se diferenciaban por sus diversos colores y tamaños.
Los nudos de acuerdo al tipo, número y color representaban cantidades y
mensajes.

En estos instrumentos se llevaba la contabilidad de lo más min ́ imo de lo que


́ de los bienes del Estado. La producción y el almacenamiento, etc.
entraba y salia
eran datos que se complementaban de manera oral. Los quipus eran manejados
por los quipucamayos.

I. LA COSMOVISIÓN ANDINA
Desde épocas que se pierden en el pasado más remoto, los pobladores andinos
fueron alcanzando una forma particular de entender la realidad. Hacia el periodo
Incaico, los hallamos concibiendo el discurrir del tiempo de manera cić lica o
repetitiva y considerando al mundo en que vivia ́ n bajo la influencia decisiva de
los numerosos dioses y entidades sagradas que configuraban un poblado
“panteón religioso”. Pensaban, por ejemplo, que en algún momento del pasado
lejano, los hombres, las plantas, los animales y el resto de cosas habia ́ n surgido
o se habia ́ n transformado por obra de dioses y héroes que solia ́ n enfrentarse
ordenando y destruyendo el mundo conocido para volver a crearlo. Creia ́ n que,
periódicamente, el mundo envejecia ́ y entraba en decadencia hasta sucumbir,
para luego renacer.

En esta concepción, el tiempo quedaba periódicamente interrumpido por


procesos de destrucción y renovación.
El espacio era considerado dual. Hanan y Hurin eran las dos mitades que lo
́ n. Pero Hanan y Hurin representaban también la oposición entre lo externo
dividia
- interno, presente - pasado, guerrero- religioso, vencedor - vencido.

PRINCIPIOS
Dualidad
Todo tiene su opuesto: Hanan (arriba) y Hurin (abajo); el Sol (día) y la Luna (noche); la
(femenino) y lo (masculino), etc.

1.Complementariedad
EL ESPACIO ANDINO
Losincas
Los elementos que el
dividieron formaban
espacio,una dualidad simbo
de manera no sólo eran
́ lica, en :opuestos, sino que juntos
formaban una unidad.
2. LOS SACERDOTES
La clase sacerdotal pertenecia ́ a la nobleza y gozaba de privilegios. Tenia ́ n la
misión de llevar la religión a todo habitante del imperio, de oficiar los actos del
culto, vivir todas las fiestas religiosas y ayudar al Inca en el gobierno,
aconsejándole según los designios de los dioses.

Los sacerdotes estaban divididos en mayores y menores:


A. Sacerdotes Mayores : Se encargaban de la organización y ejecución de las
fiestas, de los sacrificios, de las ofrendas, de las respuestas a las preguntas que
́ n al oráculo de la instrucción y del ayuno.
se dirigia

B. Sacerdotes Menores: Dentro de este grupo existia ́ n sacerdotes que cumplia


́ n
diversas funciones como : hacer hablar a las huacas, predecir las situaciones
futuras, leer el futuro en granos de maiź , entre otras.

Willac Umu Ayllu Tarpuntae


Era el sumo sacerdote tenía el rango Lugar donde se formaba a la casta
religioso más alto del imperio sacerdotal

3. LOS DIOSES
Los incas fueron politeiś tas y la mayoria
́ de sus dioses representaban elementos
de la naturaleza; cada uno de ellos con atributos particulares.
A. Dioses Mayores: Wiracocha, El Inti
B. Dioses Regionales: Pachacámac, Pariacaca, Huarivilca, Catequil.
C. Dioses Menores:
 Mama quilla (luna)
 Mama pacha (madre tierra)
 Mama cocha (el mar)
 Yacumama (aguas dulces)
 Illapa (rayo)
 Coyllur (estrellas)
 Koichi (arco iris)
o Wiracocha: Se le considera el dios ordenador del mundo. En el
Tahuantinsuyo el culto a Wiracocha fue muy restringido, pues a parte del
Quinti Cancha eran pocos los santuarios dedicados a su honor.

o El Sol: Llamado Inti fue considerado como el padre de los incas, era el
dios privativo de la etnia inca. Al sol se le consideraba como un dios
fertilizador de la tierra. El principal templo dedicado a esta deidad fue el
Coricancha.

4. LA MUERTE Y “LA OTRA VIDA”


La muerte para ellos era sencillamente el pasaje de ésta a la otra vida. Por eso
nadie se atormentaba frente a ella, porque estaban seguros de que sus
́ n de su cadáver momificado.
descendientes y su ayllu cuidaria

́ n en el cielo ni en el infierno pero si en la existencia de un


Ellos no creia
camaquen o fuerza vital que poseiá cada persona, el cual desapareciá cuando
el cuerpo era quemado.

Fig. 4

Fig. 4. Marín, W. (2010). Esquema de principios económicos [Imagen]. Recuperado de


https://es.slideshare.net/w57781s/historia-del-per-2-11137404

GUERRA CIVIL ENTRE HUÁSCAR Y ATAHUALPA


La guerra civil entre Huáscar y Atahualpa marca la decadencia del Imperio de
los Incas. Al término de esto el monarca triunfante, Atahualpa, no disfrutaría
mucho de su victoria pues ya los españoles pisaban territorios del Tahuantinsuyo
y posteriormente, llevarían a efecto el apresamiento del soberano iniciando con
ello la conquista y dominación española en nuestro suelo.
La sucesión del trono

El legítimo heredero, designado por Huayna Cápac, era su hijo el príncipe Ninan
Kuyuchi, quien murió casi al mismo tiempo que su padre, víctima de una extraña
peste que asoló la región ecuatoriana (probablemente fue la viruela traída por
los españoles y que se propagó desde Panamá). Pero como aún en vida, Huayna
Cápac había designado a Huáscar como segundo sucesor al trono imperial,
entonces éste ciño la Mascapaicha que lo acreditaba como gobernante del
Tahuantinsuyo al que, también, aspiraba su hermano bastardo Atahualpa, que
habiendo nacido en el Cusco había sido asimilado a la nueva nobleza de Quito
y que, de esta forma, veía Postergadas sus ambiciones.

La guerra civil

Encolerizado, a su vez, Huáscar y porque su hermano no había acompañado los


restos de su padre, de Quito al Cusco, y porque tampoco había acudido a rendirle
homenaje de sumisión y pleitesía, castigó con la muerte a la embajada Que
Atahualpa le habia enviado para presentarle sus excusas por su inasistencia al
Cusco. Pensó de esta manera Huáscar, hacer sentir su autoridad. No lo
consiguió ya que esta actitud del gobernante cusqueño, provocó la sublevación
de Atahualpa, desencadenándose la guerra civil.

En el curso de los acontecimientos, Huáscar consiguió éxitos iniciales. El general


Atoc, enviado por él, logro derrotar a las huestes de Atahualpa en la batalla de
Tumi-pampa. Atahualpa fue hecho prisionero pero logró fugarse. Reorganizó su
ejército y emprendió la ofensiva, avanzando hacia el sur y contando con la
colaboración de antiguos generales de su padre como Quisquis, Chalcuchímac
y Rumiñahui.

Cerca al Cusco derrotaron al ejército de Huáscar en la batalla de Quipay-pampa.


El ejército triunfante de Atahualpa se volcó sobre la Ciudad Imperial, la que fue
saqueada y destruida completamente. Huáscar fue hecho prisionero y obligado
a presenciar esta destrucción. Se buscaba no dejar vestigios de lo que había
sido la ciudad del Cusco, así como de su arrogante nobleza imperial.

En esta forma se precipitaba la ruina del Tahuantinsuyo. El poderío imperial


estaba debilitado. Atahualpa, luego de la victoria de sus generales, retornó hacia
el norte, deteniéndose en Cajamarca. En estas circunstancias hacían su
aparición los españoles en las costas de Tumbes. Más tarde, Atahualpa fue
hecho prisionero por los invasores españoles y, desde allí, mandaría matar a su
hermano Huáscar que aún se encontraba en prisión. A su vez, él fue ajusticiado
el 26 de julio de 1533.

También podría gustarte