Está en la página 1de 24

Hacia la construcción de un perfil

para el docente del futuro

Walter Solano Gutiérrez1


Jensy Campos Céspedes2

1. Universidad Estatal a Distancia, Costa Rica; wsolano@uned.ac.cr


2. Universidad Estatal a Distancia, Costa Rica; ycampos@uned.ac.cr

Recibido: 15 de octubre del 2014 Corregido: 05 de diciembre del 2014 Aceptado: 05 de diciembre del 2014

Resumen Abstract
El documento presenta los resultados de una investi- A construction approach of a profile
gación orientada a identificar las competencias claves que for teachers of the future
debe poseer el docente del futuro según la opinión de 911 The document submits the results of an investigation
estudiantes de carreras de Educación de la Universidad oriented towards identifying the key competences a fu-
Estatal a Distancia de Costa Rica. La metodología con- ture teacher should have according to the opinion of the
sistió en la aplicación de una encuesta mediante la cual 911 students of the Education majors of the Universidad
se les solicitó a los participantes indicar las cuatro com- Estatal a Distancia de Costa Rica (Distance State
petencias más importantes, que según ellos, debería University of Costa Rica). The methodology consisted in
poseer el docente para desempeñarse adecuadamente applying a survey where the participants were asked to
dentro de los siguientes 20 años. Las competencias men- indicate the four most important competences, which ac-
cionadas por los participantes fueron ordenadas según cording to them, the teacher should have in order to per-
el sistema de clasificación de Villa y Poblete (2008) en el form adequately in the next 20 years. The competences
que se identifican 35 competencias genéricas, de ellas los mentioned by the participants were ordered according to
participantes hicieron mención a 15 competencias y las the Villa and Poblete (2008) classification system where
cuatro más mencionadas fueron el uso de las tecnologías, 35 generic competences are identified, of these the par-
el sentido ético, la orientación al aprendizaje y las relacio- ticipants mentioned 15 competences and the four which
nes interpersonales. Pese a la relevancia que parece tener were mentioned most were the use of technologies, the
las competencias mencionadas; los participantes dejan sense of ethics, orientation towards learning and inter-
de lado competencias basales como las cognitivas y las personal relations. Despite the relevance that the men-
lingüísticas. tioned competences seem to have, the participants left
aside base competences such as the cognitive and lin-
Palabras clave: Perfil docente, competencias genéri- guistic ones.
cas, percepción de estudiantes, docente del futuro, com-
petencias del docente. Key words: Teacher profile, generic competenc-
es, students´ perception, future teachers, teacher
competences.

INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014 85


INTRODUCCIÓN y responsabilidades necesarios para responder a las
características del siglo XXI.
La discusión sobre posibles escenarios para el
La construcción de un perfil profesional del
desarrollo de la educación es un tema recurrente docente es un ejercicio no solo imprescindible para
en la bibliografía actual dentro del campo educati- orientar la formación inicial sino también para en-
vo. Uno de los aspectos cruciales en los escenarios riquecer los procesos de desarrollo profesional, o el
futuros se refiere al tipo de competencias que esos aprendizaje a lo largo de la vida que los educadores
escenarios demandarán para los profesionales de la en ejercicio deben realizar. El uso del modelo por
educación. La ideación de perfiles profesionales que competencias para la elaboración de un perfil profe-
permitan preparar el recurso humano idóneo para sional permite la identificación de diferentes saberes,
el desempeño exitoso en la educación, es uno de los quehaceres, actitudes y valores que se materializan
retos que las unidades formadoras de docentes y la en características de las personas para la realización
sociedad en general afronta en este momento. de un buen desempeño en contextos determinados.
El perfil profesional del docente exige compe- El concepto de competencia es polisémico y
tencias que logren satisfacer no solo las exigencias multidimensional, por lo que existe una multiplici-
del mercado sino las necesidades de los diferentes dad de definiciones y una gran dificultad para iden-
sectores sociales y contribuir al cumplimiento de las tificar un criterio unificado o una conceptualización
aspiraciones de desarrollo de la sociedad. De allí la única. Rodríguez, Serreriy Del Cimmut (2010) reali-
importancia de que el perfil profesional contenga no zan una clasificación del concepto de competencias
solo competencias específicas, sino también compe- de acuerdo con el enfoque en el cual se utiliza. Así,
tencias genéricas orientadas a la conformación de un se tienen enfoques racionalistas, orientados al traba-
profesional integrado y no centrado solamente en la jador, orientados al trabajo, multi-métodos, holísti-
productividad (Fernández y Salinero, 2006; Villa y cos e interpretativos.
Poblete, 2008). El desarrollo de las competencias ge- Por otra parte, Torrelles, Coiduras, Isus,
néricas en los profesionales de la educación resulta Carrera, París y Cela (2011) señalan que múltiples
especialmente importante cuando se consideran los autores ponen en evidencia el carácter multidimen-
cambios de las nuevas sociedades, caracterizadas sional de la competencia, como una combinación de
por creciente desigualdad y exclusión social, inten- saberes, técnicas, actitudes, dispositivos y compor-
sos fenómenos migratorios, relativismo ideológico, tamientos orientados hacia la actividad profesional.
omnipresencia de los medios de comunicación so- Bunk (1994) ilustra esta multidimensionalidad pro-
cial, globalización económica e ingobernabilidad, poniendo cuatro clases de competencias: técnicas
entre otros. (el saber), metodológicas (el saber hacer), personales
(saber ser), y sociales (saber participar).
De acuerdo con Villa y Poblete (2008), “una
competencia genérica o trasversal no debe diso- Entre las múltiples definiciones de competen-
ciar el conocimiento de los valores y actitudes de cias se encuentran la de Zabla y Arnau (2010) para
su uso. Contrariamente, debe integrar el conoci- quien el concepto de competencias hace alusión a
miento con las habilidades personales y sociales y la capacidad de efectuar tareas o hacer frente a si-
considerarlo desde el punto de vista ético y social. tuaciones diversas de formar eficaz en un contexto
Aprendemos y nos desarrollamos no únicamente determinado mediante la movilización de actitudes,
para beneficio personal sino también para el desa- habilidades y conocimientos simultánea e interrela-
rrollo y beneficio de los demás” (p.44). En este senti- cionadamente (p. 43).
do, al integrar dentro de los perfiles profesionales no Pese a lo multiplicidad de definiciones en torno
solo las competencias específicas sino también las a la palabra competencia, existe consenso en que los
competencias genéricas, se facilita en la formación contenidos elementales implicados en una compe-
profesional la integración de los valores, actitudes tencia son: saber, saber hacer, saber ser y saber estar.

86 INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014


Para efectos de la investigación de la que da cuenta La información se obtuvo mediante la aplica-
este documento se adopta la definición planteado ción de una encuesta en línea en la que se les solicitó
por Villa y Poblete (2008), “entendemos por com- a los participantes indicar las cuatro competencias
petencia el buen desempeño en contexto diversos y esenciales para el exitoso desempeño del profesional
auténticos basados en la integración y activación de de la educación en el futuro. A partir de ese ejerci-
conocimientos, normas, técnicas, procedimientos, cio, se obtuvo un total de 1002 enunciados referentes
habilidades y destrezas, actitudes y valores” (p. 24). a competencias que los participantes consideraban
En este trabajo se presenta una propuesta de que deberían poseer los docentes para desempeñar-
perfil profesional del docente basado en competen- se de manera pertinente en escenarios educativos,
cias y generado a partir de la opinión de estudiantes dentro de los próximos 20 años.
de carreras de educación de la Universidad Estatal a
La totalidad de los 1002 enunciados ofrecidos
Distancia de Costa Rica.
por los participantes fue, en un primer momento,
agrupada según nivel de afinidad entre los mismos.
METODOLOGÍA Con ello, se obtuvieron varios grupos de enuncia-
dos, que posteriormente fueron categorizados de
La investigación corresponde a un estudio ba- acuerdo con el ordenamiento propuesto por Villa
sado en encuesta mediante el cual se identificaron y Poblete (2008) con ajustes o adaptaciones a las
las competencias claves del perfil profesional para el definiciones brindadas por ellos en algunas de las
docente del futuro, a partir de la opinión de estu- competencias.
diantes de carreras de Educación.
El ordenamiento de Villa y Poblete (2008), uti-
La población del estudio estuvo constituida 911 lizado para categorizar los enunciados de los parti-
estudiantes quienes estaban matriculados, durante cipantes, implica la organización de competencias
el segundo cuatrimestre del 2013, en las de asigna- en tres clasificaciones: instrumentales, interperso-
turas de las carreras de la Escuela de Ciencias de la nales y sistémicas. La clasificación “instrumentales”
Educación. En cuanto a las características sociode-
comprende cuatro categorías de competencias, a
mográficas de los participantes se encontró que el
saber: las cognitivas, las metodológicas, las tecno-
83,5 % son mujeres y 16, 5 % hombres. El 58 % son
lógicas y las lingüísticas. En cuanto a la clasifica-
personas entre los 19 y 30 años de edad, el 30,2 %
tienen entre 31 y 42 años de edad y el restante 12, ción “interpersonal” se integran las competencias
6% tiene más de 43 años de edad y solamente 0,2 dentro de dos categorías: individuales y sociales.
% tiene menos de 18 años. El 57,7 % de los parti- Finalmente, la clasificación “sistémica” comprende
cipantes contaban con nivel de bachiller en educa- las categorías de organización, capacidad empren-
ción media al ingresar a la universidad mientras dedora y liderazgo.
que un 42.3 % tiene algún grado universitario a ni- En la clasificación de competencias instrumen-
vel de grado o posgrado. En cuanto a la carrera que
tales se encuentran las competencias cognitivas que
cursan los participantes, el 42,3% es de Educación
incluyen pensamiento analítico, sistémico, crítico,
General Básica I y II Ciclos; el 23,7% de Educación
reflexivo, lógico, analógico, práctico, colegiado y de-
Preescolar; el 17,2% de Licenciatura en Docencia; el
5,5% de Educación Especial, el 4,9% de Informática liberativo. La categoría metodológica incluye gestión
Educativa, el 4,4% de Administración Educativa, 2% de tiempo, resolución de problemas, toma de deci-
de Estudios Sociales y Educación Cívica. Respeto a siones, orientación al aprendizaje y planificación.
la experiencia profesional de los participantes, 63% La categoría de competencias tecnológicas incluye
no tiene experiencia y 37% sí tiene experiencia; de el uso de las TIC y la utilización de bases de datos,
los participantes que tienen experiencia docente mientras que la categoría de competencias lingüísti-
más del 62,02% tiene menos de 5 años; 19,8% tiene cas comprende la comunicación verbal, la comuni-
de 6 a 11 años y 18,10% tiene más de 12 años. cación escrita y el manejo de idioma extranjero.

INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014 87


Para las competencias de la clasificación “inter- innovación, liderazgo, manejo de idioma extranjero,
personales”, se establecen dos categorías: individua- diversidad intercultural, pensamiento crítico, trata-
les y sociales. Las primeras incluyen automotivación; miento de conflictos y pensamiento analítico.
diversidad e interculturalidad; resistencia y adapta-
ción al entorno; sentido ético. Las segundas, es decir
las sociales, incorporan comunicación interperso- RESULTADOS
nal, trabajo en equipo, tratamiento de conflicto y
negociación. Los datos aportados por los participantes de la
investigación se ordenaron siguiendo el modelo de
La clasificación “sistémica” se subdivide en las organización de las competencias de Villa y Poblete
siguientes categorías: organización, capacidad em- (2008) y su procesamiento estadístico se resume el
prendedora y liderazgo. En la categoría organización tabla número 1.
se ubican las competencias gestión por objetivos,
gestión de proyectos y orientación a la calidad (esta Como puede observarse, las competencias que
última para efectos de este estudio ha sido deno- fueron mayormente mencionadas por los parti-
minada actualización y capacitación). La categoría cipantes obedecen a la categoría de competencias
capacitad emprendedora integra las competencias: instrumentales. No obstante, esas competencias se
creatividad, espíritu e innovación. Finalmente, la concentran en competencias metodológicas y tecno-
categoría liderazgo contempla la orientación al logro lógicas, mientras que para las cognitivas solamente
y el liderazgo. se señalan datos en cuanto al pensamiento analítico
Como se indicó anteriormente, se asumió el lis- y pensamiento crítico; quedando ausentes las demás
tado de competencias de la Universidad de Deusto, competencias cognitivas. Dentro de la categoría de
sistematizada por Villa y Poblete (2008). No obstan- competencias interpersonales, el sentido ético, la co-
te, algunas de las competencias propuestas por ellos, municación interpersonal y la resistencia, así como
se ampliaron para este estudio, incluyendo otros la adaptación al entorno, son las que ocupan mayo-
indicadores o componentes que se consideraron ne- res menciones por los participantes como compe-
cesarios. Esta adaptación se realizó específicamente tencias relevantes para el desempeño en el futuro
para el caso de la competencia orientación a la ca- de los docentes. Finalmente, en cuanto a las compe-
lidad, la cual se reemplazó por actualización y ca- tencias sistémicas, las que ocupan mayor número de
pacitación. Asimismo, en cuanto a la competencia menciones son las competencias relacionadas con la
sobre uso de las TIC, se incorporó no solo el uso de creatividad y la actualización y capacitación.
computadoras y de Internet sino también de dispo-
El mayor peso de las menciones se concentra
sitivos móviles, bases de datos y herramientas de la
en la clasificación del grupo de competencias ins-
web 2.0 y 3.0.
trumentales con un 42,3%. En segundo lugar, con
Una vez categorizados los enunciados ofrecidos un 34,7%, se ubica la clasificación de competencias
por los participantes de acuerdo con el ordenamien- interpersonales y, en tercer lugar, aparece la clasifi-
to de Villa y Poblete (2008), se encontró que las com- cación de competencias sistémicas con un 23%.
petencias más relevantes según ellos son el uso de las
tecnologías, el sentido ético, la actualización y capa- En la categoría de competencias instrumen-
citación y la comunicación interpersonal. No obs- tales que son aquellas que tienen “una función de
tante, esas competencias se complementan con otras medio o herramienta para obtener un determinado
señaladas por los participantes, utilizando como cri- fin” (Villa y Poblete, 2000, p. 49), las competencias
terio arbitrario la inclusión de aquellas que alcanza- que fueron menos mencionadas por los participan-
ron un número igual o mayor a siete menciones, de tes son las cognitivas, con solo un 5% de las men-
tal suerte que el perfil del docente del futuro se com- ciones. En comparación, las lingüísticas tienen un
pletaría mediante la integración de las competencias 8,5%; las metodológicas, un 25% y las tecnológicas,
de resistencia y adaptación al entorno, creatividad, un 61%. Se destaca, en estos datos, la baja cantidad

88 INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014


Tabla 1
Organización de competencias propuestas por los participantes, según el listado de Villa y Poblete (2008).

Categorías Competencias Absolutos Relativos


1. Cognitivas Pensamiento analítico 7 0.70
Pensamiento crítico 15 1.50
Pensamiento sistémico - -
Pensamiento reflexivo - -
Pensamiento lógico - -
Pensamiento analógico - -
Pensamiento práctico - -
Pensamiento colegiado - -
Pensamiento creativo - -
Instrumentales

Pensamiento deliberativo - -
2. Metodológicas Gestión del tiempo 3 0.30
Resolución de problemas 6 0.60
Toma de decisiones 2 0.20
Orientación al aprendizaje (en el marco pedagógico, 91 9.08
estrategias de aprendizaje)
Planificación 5 0.50
3. Tecnológicas Uso de las TIC 259 25.85
Utilización de bases de datos - -
4. Lingüísticas Comunicación verbal 2 0.20
Comunicación escrita 2 0.20
Manejo de idioma extranjero 32 3.19
5. Individuales Automotivación 4 0.40
Diversidad e interculturalidad 26 2.59
Interpersonales

Resistencia y adaptación al entorno 80 7.98


Sentido ético 122 12.18
6. Sociales Comunicación interpersonal 87 8.68
Trabajo en equipo 18 1.80
Tratamiento de conflictos y negociación 11 1.10
7. Organización Gestión por objetivos 0.00
Gestión de proyectos 1 0.10
Actualización y capacitación 80 7.98
Sistémicas

8. Capacidad Creatividad 85 8.48


emprendedora
Espíritu emprendedor 0.00
Innovación 35 3.49
9. Liderazgo Orientación al logro - -
Liderazgo 29 2.89
TOTAL 1002 100.00

INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014 89


de participantes que hicieron mención a las compe- Discusión y análisis de las
tencias cognitivas y lingüísticas siendo este tipo de competencias citadas por los
competencias básicas y claves para el desarrollo in- participantes en el estudio
tegral de las personas y, especialmente, para el des-
empeño docente en los nuevos contextos educativos.
„„Competencias cognitivas
En la figura 1 se observa el perfil del docen-
te futuro construido a partir de las opiniones de Las competencias cognitivas se refieren al de-
los participantes. sarrollo de habilidades y destrezas para aprender

0 5 10 15 20 25 30
Pensamiento analítico 0.70
Pensamiento crítico 1.50
Pensamiento sistémico 0.00
Pensamiento reflexivo 0.00
Pensamiento lógico 0.00
Cognitivas 0.00
Pensamiento analógico
Pensamiento práctico 0.00
Pensamiento colegiado 0.00
Instrumentales

Pensamiento creativo 0.00


Pensamiento deliberativo 0.00
Gestión del tiempo 0.30
Resolución de problemas 0.60
Metodológicas Toma de decisiones 0.20
Orientación al aprendizaje (en el marco pedagógico, 9.08
estrategias de aprendizaje)
Planificación 0.50
Uso de las TIC 25.85
Tecnológicas
Utilización de bases de datos 0.00
Comunicación verbal 0.20
Lingüísticas Comunicación escrita 0.20
Manejo de idioma extranjero 3.19
Automotivación 0.40
2.59
Interpersonales

Diversidad e interculturalidad
Individuales Resistencia y adaptación al entomo 7.98
Sentido ético 12.18
Comunicación interpersonal 8.68
Sociales Trabajo en equipo 1.80
Tratamiento de conflictos y negociación 1.10
Gestión por objetivos 0.00
Organización Gestión de proyectos 0.10
7.98
Sistémicas

Actualización y capacitación
Creatividad 8.48
Capacidad 0.00
Espíritu emprendedor
emprendedora
lnnovación 3.49
Orientación allegro 0.00
Liderazgo
Liderazgo 2.89

Figura 1. Organización según, clasificación, categorías y competencias que debe presentar el perfil del docente
de acuerdo con la opinión de participantes. Fuente: Encuesta a participantes del estudio, 2013.

90 INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014


80
70
68.2%
Porcentaje (%) 60
50
40
31.8%
30
20
10
0 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0%
Pensamiento sistémico

Pensamiento reflexivo

Pensamiento lógico

Pensamiento analógico

Pensamiento práctico

Pensamiento colegiado

Pensamiento creativo

Pensamiento deliberativo

Pensamiento crítico

Pensamiento analítico
Figura 2. Distribución de competencias categorías de competencias que debe presentar el perfil del docente,
según opinión de participantes. Fuente: Encuesta a participantes del estudio, 2013.

a pensar. “El pensamiento es un concepto que se un modesto ordenador y un módem pueda consultar
puede entender, en un sentido general, como ‘to- decenas de bases de datos, o acceder a información
das la actividades cognitivas inteligentes’ (Erickson que no hace mucho suponía meses de trabajo. El ex-
y Hastie, 1994, p.37), o ‘todo lo que media entre la ceso de información que existe es un inconveniente
si no se dispone de buenos filtros que dirijan nuestra
percepción y la acción’ (Jonhnson-Laid, 1993, p. xi).
atención a lo realmente importante (p. 56).
También lo podemos definir como un mecanismo
de adquisición de conocimiento” (Saiz, 2008).
El pensamiento crítico y el pensamiento ana-
En este estudio, la categoría competencias cog- lítico y las demás competencias cognitivas son ac-
nitivas alcanzó un total de 22 menciones. De ellas, tividades intelectuales de la mente que, educadas y
15 menciones se refirieron a la competencia pensa- formadas por los procesos de enseñanza y aprendi-
miento crítico y 7 hicieron alusión al pensamiento zaje, permitirían tamizar la vorágine de información
analítico. El resto de las competencias no alcanzaron que caracteriza las nuevas sociedades. Por tanto, son
ninguna mención, tal como se observa en la figura 2. competencias basales que deben poseer las personas,
especialmente los profesionales.
De acuerdo con estos datos, pareciera que los
participantes del estudio desestiman la importancia Edward De Bono (2011) afirma que “enseñar
en los procesos de aprendizaje de las competencias pensamiento debería ser la preocupación principal
cognitivas. La era de la información y el “conoci- en la educación. Nada es más importante para la vida
miento” exige habilidades y destrezas del pensa- personal, la vida profesional y para la contribución a
miento para cribar el trigo de la paja. Saiz (2008) al la sociedad” (p. 155). La tendencia social al acrecen-
respecto dice: tamiento exponencial de información exige de los
profesionales identificar, evaluar y seleccionar in-
El desarrollo informático y facilidad de acceso a la formación de calidad. De allí que, tal como lo indica
“red de redes”, permite que cualquier persona con Hawes (2003), desarrollar el pensamiento crítico es

INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014 91


un compromiso mayor de la formación universitaria constituirse en contenidos para su correspondiente
y una expectativa social sobre los profesionales que enseñanza en los diferentes niveles educativos.
ella gradúa para una sociedad no existente aún pero
que se gesta a partir de la complejidad y la sobresatu- Las competencias cognitivas, sobre todo el pen-
ración informativa. Según el Institute Forthe Future, samiento analítico y crítico, deben ser consideradas
la habilidad para traducir inmensas cantidades de como praxis, de manera que permitan a las perso-
datos en conceptos abstractos y saber encontrarle nas construir conocimiento, tanto para el desarrollo
aplicabilidad práctica es uno de los dominios más profesional como para el personal, es decir, enseñar
importantes que deberán poseer los trabajadores en a aprender a vivir.
el futuro y esta técnica está ligada directamente con
las competencias cognitivas. Pese a todas esta con-
sideraciones, tanto intelectuales como prácticas, de „„Competencias metodológicas
1002 menciones solamente 22 se refieren a las com-
petencias cognitivas y únicamente hacen referencia La segunda categoría de las competencias está
al pensamiento analítico y al pensamiento crítico (7 constituida por las competencias instrumentales.
y 15 menciones respectivamente). Estas involucran tres diferentes subgrupos, a saber,
El desconocimiento de la relevancia para los las metodológicas, las tecnológicas y las lingüísticas.
procesos de aprendizaje de esta competencia, por Tal como se observa en la figura 3, las competen-
parte de los formadores, podría radicar en que cias instrumentales más mencionadas por los par-
“aprender a pensar” se alcanza únicamente con la ticipantes son, en primer lugar, las tecnológicas; en
aprehensión de los distintos contenidos disciplina- segundo lugar, las metodológicas y en tercer lugar,
rios de los programas de estudio. No obstante, exis- las comunicativas. En este sentido, las competencias
ten posturas académicas que sostienen que si no se que alcanzaron valores significativos fueron las de
enseñan no se aprenden. Esta posición presupone uso de las tecnologías, la orientación al aprendizaje y
que las competencias como el pensamiento crítico, el manejo de idioma extranjero, el resto de las men-
analítico, lógico y creativo, entre otros, bien pueden ciones fueron inferiores a 6 dentro del total de 100.

Planificación 1.24
Orientación al aprendizaje 22.64
Toma de decisiones 0.50
Resolución de problemas 1.49
Gestión del tiempo 0.75
Manejo del idioma extranjero 7.96
Comunicación escrita 0.50
Comunicación verbal 0.50
Utilización de bases de datos 0
Uso de las TIC 64.43
0 10 20 30 40 50 60 70

Figura 3. Distribución de competencias instrumentales que debe presentar el perfil del docente,
según opinión de participantes. Fuente: Encuesta a participantes del estudio, 2013.

92 INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014


„„Competencias instrumentales: Los indicadores aportados por los estudiantes
orientación al aprendizaje para justificar la competencia orientación al apren-
dizaje parecen avanzar más allá de un aprendizaje
reproductivo. Se observan, por ejemplo, aseveracio-
El segundo subconjunto de competencias ins-
trumentales, según el modelo asumido para el nes como: “aprender a desaprender para aprender”;
estudio, está constituido por las competencias me- “ser facilitador de la construcción de conocimiento”;
todológicas que involucran la gestión del tiempo, “enseñar aprendiendo y aprender a enseñar”; “ facili-
resolución de problemas, toma de decisiones, orien- tar experiencias de aprendizaje y herramientas para
tación al aprendizaje y planificación. Las menciones afrontar la realidad”; “actitud hacia la actualización
de los participantes en ese grupo se presentan en la de la información dando énfasis al aprendizaje de ma-
figura 4 y la mayor cantidad de menciones se con- nera lúdica”; “preparar a los estudiantes con conoci-
centran en la competencia denominada orientación miento significativos para sus vidas y no solo materia
al aprendizaje. Esa competencia se entiende como extra”; “habilidad para enseñar a cualquier personas
los dominios que permiten a las personas “utilizar con necesidades educativas especiales”;“aprender a
el aprendizaje de manera estratégica y flexible en conocer; aprender a aprender, a convivir y aprender a
función del objetivo perseguido, a partir del reco- ser”; “aprender a conocer, aprender a aprender, a con-
nocimiento del propio sistema de aprendizaje y de la vivir y aprender a ser”; “habilidad para dirigir grupos
conciencia del aprendizaje mismo” (Villa y Poblete, para el aprendizaje en común”; “realizar un proceso
2008, p. 153). de enseñanza aprendizaje donde el estudiante sea el
que construya su propio conocimiento”; “preparar
Pese a que el listado se refiere a competen- alumnos para que aprendan a pensar, investigar y
cias genéricas, la valoración de esta competen- desarrollarse como un ser integral”.
cia por parte de los participantes se asumió como
competencias específica, ello en virtud de que el Estas manifestaciones exteriorizadas por los
aprendizaje es parte del quehacer sustantivo de su participantes del estudio enuncian la necesidad de
formación profesional. que el docente del futuro se distancie de modelos de

90
85.0%
80

70

60
Porcentaje (%)

50

40

30

20

10 2.8% 5.6%
4.7%
0 1.9%
Gestión del Resolución de Toma de Orientación al Planificación
tiempo problemas decisiones aprendizaje (en el
marco pedagógico,
estrategias de aprendizaje

Figura 4. Distribución de competencias metodológicas que debe presentar el perfil del docente,
según opinión de participantes. Fuente: Encuesta a participantes del estudio, 2013.

INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014 93


enseñanza-aprendizaje reproductivos y asuma un menciones fue la competencia sobre uso de las TIC,
enfoque que le permita migrar hacia modelos en los con 259 de las 1002 referencias registradas. Es una
que se ubique el aprendizaje como una habilidad que de las competencias considerada como clave para la
exige la construcción del conocimiento. conformación de un perfil profesional del docente
del futuro, según los participantes del estudio.
Esto implica no solo la comprensión de los as-
pectos cognitivos, sino también los elementos emo- La incorporación de la competencia “uso de las
cionales que influyen en el proceso de aprendizaje. TIC” en el perfil profesional es decisivo pues, efecti-
Las emociones juegan un papel preponderante en vamente, el desarrollo de las tecnologías y su imbri-
el desarrollo de conocimientos, tal como lo indica cación en la cotidianidad exige las destrezas para su
Bach y Darder (2002): “El conocimiento de la reali- uso, en la búsqueda, organización, sistematización
dad no se realiza en frío, sino en caliente, es decir, al de la información que pueda ser procesada al extre-
mismo tiempo que conozco, experimento y asocio mo de generar conocimiento. Esto se logra, como
sentimientos de placer o de dolor, de satisfacción o afirma Morín, “en tanto es organización, relación
de insatisfacción, de atracción o de repulsión hacia y contextualización de la información” (p.17). La
aquello que conozco” (p. 70). información proveniente de todas partes y de todo
tipo de medio nos invade, acosa y hasta entorpece
En consecuencia, los profesionales de la edu-
cación en el futuro deberían considerar como ele- en todas las dimensiones de la vida. Su aprehensión
mento esencial el binomio cognición- emoción en para la producción de conocimiento exige la puesta
el desarrollo formativo, pues la ausencia de uno en acción de competencias cognitivas.
de esos elementos inhabilita la efectividad del pro- En este sentido, se tienen pronunciamientos de
ceso educativo y limita la formación integral de diferentes autores. La UNESCO, por ejemplo, plan-
los educandos. tea la necesidad de contar con competencias en el
La competencia orientación al aprendizaje es uso de las tecnologías para los docentes. De acuerdo
indispensable, no solo en los profesionales de la edu- con este organismo, las competencias en TIC se cla-
cación, sino a lo interno de toda la sociedad. Esto sifican en las competencias básicas de alfabetización
ocurre en razón al fenómeno de traslación de una digital, las competencias de aplicación y las compe-
sociedad de la información a una sociedad del co- tencias éticas (UNESCO citado por Arras, Torres y
nocimiento y del aprendizaje, período en el que el García Valcárcel, 2008).
aprendizaje permanente reclamará un papel clave, y En las menciones realizadas por los participan-
la habilidad más competitiva será el aprender y la tes, las competencias sobre uso de las TIC parecen
inteligencia, la materia prima por excelencia. relacionarse con las competencias clasificadas por la
La competencia orientación al aprendizaje se UNESCO como competencias básicas de alfabetiza-
determina como apremiante en un mundo en donde ción digital, es decir, están centradas en la aplicación
prevalece en fenómeno de la obsolescencia de la in- de herramientas para obtener información así como
formación, consecuencia del crecimiento exponen- el uso y elaboración de materiales utilizando fuentes
cial del conocimiento científico y tecnológico. Este de la Internet.
acontecimiento exige el aprender a aprender como Algunas de las manifestaciones expresadas por
acción permanente a lo largo de la vida, no solo pro- los participantes en torno al uso de las TIC son las
fesional, sino también personal. siguientes: “tecnologías de la información”; “mane-
jar a la perfección las computadoras y navegar en in-
ternet”; “tener conocimientos y habilidades en el uso
„„Competencias tecnológicas de la tecnología y manejar grupos virtuales y no solo
dar clases en el aula”; “uso adecuado y oportuno de
En cuanto a la categoría de competencias tec- la tecnología digital”; “creativo dominio total de las
nológicas, la que alcanzó el mayor número de tecnologías inteligentes” ;“habilidades para utilizar

94 INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014


paquetes informáticos en la práctica pedagógica”; habilidades comunicacionales son indispensables
“experiencia en el manejo de todo tipo de dispositivos para el adecuado desempeño de los profesionales e,
tecnológicos”; “utilizar las tecnologías como técnica incluso, determinantes en el desarrollo de procesos
para llevar a cabo el aprendizaje”; “actitud abierta al de aprendizaje.
uso de las tic”.
La oralidad o el desarrollo del leguaje es un ele-
Fueron muy pocas las menciones que hacen mento clave en el aprendizaje pues permite la inte-
alusión a las competencias de aplicación y las com- racción y el intercambio de ideas y significados que
petencias éticas en el uso de las TIC. De las men- propician la incorporación y creación de nuevos
ciones citadas por los estudiantes en cuanto a estas conocimientos. La comunicación oral es en sí una
dos categorías de competencias sobre las TIC, se competencia pero a la vez el medio por el cual se po-
identificaron las siguientes: “aprovechamiento de tencia el desarrollo de aprendizajes y la expansión
las herramientas informáticas”, “uso de las tic para del bagaje conceptual y las redes de significados en
construir conocimientos”, “conocer sobre tecnologías los individuos. De igual manera, la competencia
que permitan realizar un trabajo conjunto”. referida a la comunicación escrita es básica porque
Si se piensa en una proyección hacia el futuro permite el desarrollo de una multitud de circuitos
en cuanto a la formación docente en este campo, la neuronales que dan lugar a otras competencias y
concentración de las menciones en las competencias están asociadas con la internalización y exterioriza-
básicas de alfabetización digital, es una limitación, ción de información, la creación de significados y, en
pues si bien los docentes deben tener un alto do- general, la creación de la infraestructura intelectual.
minio de lo que supone la alfabetización digital, es En la formación profesional, en ocasiones se da
necesario trascender ese nivel, de manera que se lo- por sentado que los estudiantes que ingresan poseen
gre utilizar las tecnologías para resolver problemas competencias en la comunicación escrita (por lo tan-
en situaciones del mundo real, colaborar con otros to, en la lectura) y en la comunicación verbal (y como
y hacer uso de las redes de acceso a la información consecuencia lógica, en la escucha). Habitualmente
y a los expertos así como demostrar uso ético, le- se presume que el ingreso del estudiante al contexto
gal y responsable de las TIC (Arras, Torres y García universitario implica necesariamente que este posee
Valcárcel, 2008, p. 4). las competencias lecto-escriturales requeridas para
En lo concerniente al campo de la formación el exitoso desarrollo de su proceso de aprendizaje,
profesional docente, no estaría de más reiterar que ignorando de esa manera una realidad que algunos
la tecnologías son medios, es decir vehículos, y que autores e incluso organismos internacionales de-
por sí solas no “median” didácticamente los conte- nuncian: el déficit lecto-escritural, el bajo nivel de
nidos en los procesos de enseñanza aprendizaje. La habilidades para la escucha activa e incluso el anal-
mediación didáctica de los contenidos de aprendiza- fabetismo funcional. Estas condiciones se exacerban
je es –en todo caso– responsabilidad de la participa- con la cultura icónica que se expande mediante el
ción efectiva de los actores educativos. ¡El medio no desarrollo de las tecnologías y de las nuevas socieda-
es el maestro! des fuertemente influidas por la industria mediática
y audiovisual (Castañeda, 2011; Fregoso, 2010).
El desarrollo de las competencias lingüísticas, al
„„Competencias lingüísticas igual que otras competencias genéricas, no se acaba
con la conclusión de los procesos de educación pri-
La categoría lingüística incluye las competen- maria y secundaria, sino que su formación debe ser
cias verbal, escrita y el manejo de idioma extran- continuada a lo largo de la educación universitaria
jero (Villa y Poblete, 2008). De las 1002 menciones e, incluso a lo largo de la vida, pues al igual que las
de los participantes en el estudio, dos corresponden competencias cognitivas son competencias basales.
a la comunicación escrita y dos a la comunicación Los datos del estudio revelan que los estudiantes
verbal. El dato es en sí insospechado, ya que las participantes no consideran la comunicación oral

INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014 95


y escrita como competencias esenciales para los fu-
turos profesionales de la educación, caso contrario
a la competencia lingüística referida al manejo de Sociales 32.0%
idioma extranjero, donde los participantes hicieron
32 menciones.
Según los participantes del estudio, el manejo
de un segundo idioma por parte de los profesionales
Individuales 68.0%
de la educación es una competencia imprescindible
para desempeñarse adecuadamente en los nuevos
escenarios educativos. En este sentido, y frente a la
tendencia a la globalización de las sociedades, exis-
Figura 5. Distribución de la clasificación de competencias
ten razones irrefutables por las cuales el manejo de interpersonales propuestas para el perfil del docente, según
un segundo e incluso de un tercer idioma por parte opinión de participantes. Fuente: Encuesta a participantes del
de los profesionales se perfila como uno de los ha- estudio, 2013.
beres más preciados en las nuevas sociedades, pues
amplifica el abanico de oportunidades y expande el
intercambio intercultural. De allí que el dominio de
otros idiomas, adicionales a la lengua materna, sea Sentido ético 52.6%
uno de los aspectos que requieren ser fortalecidos
en los procesos educativos, pues el dominio de las Resistencia y adaptación 34.5%
lenguas no solo brinda oportunidades en el campo al entorno
laboral o profesional, sino en la comprensión y la
Diversidad e 11.2%
aprehensión de los valores implícitos en otras cul- interculturalidad
turas. El dominio de otros idiomas es, entonces, no
solo una competencia lingüística sino también una Automotivación 1.7%
competencia intercultural altamente requerida en
los actuales contextos en los que las fronteras socia-
les se desdibujan. Figura 6. Distribución de competencias individuales que debe
presentar el perfil del docente, según opinión de participantes.
Fuente: Encuesta a participantes del estudio, 2013.

„„Competencias interpersonales.
Dimensión individual
enfatizaron la necesidad de que el docente del futuro
En lo referente a la clasificación de competen- mostrara cualidades que le permitieran un proceder
cias interpersonales los participantes ofrecen cerca éticamente correcto tanto en su quehacer educativo
de 300 menciones. No obstante, la mayoría de las como personal. Según los participantes del estudio
menciones se concentran en la categoría individual, la honestidad, la justicia y la equidad se declaran
tal como se observa en la figura 5. como valores imprescindibles de los educadores, no
solo como elementos claves de su accionar sino como
Dentro de la clasificación de competencias in-
parte de los aspectos a formar entre los estudiantes
terpersonales, la categoría “individuales” alcanza el
a su cargo. La incorporación del componente ético
mayor número de menciones y se ordena según se
en el perfil del docente es fundamental, máxime
describe en la figura 6, siendo el sentido ético y la
cuando las sociedades actuales experimentan lo que
resistencia y adaptación al entorno, las dos compe-
algunos autores denominan relativismo ideológico
tencias con mayores menciones.
y los sistemas sociales muestran signos de desmem-
En cuanto a la competencia interpersonal indi- bramiento del tejido social, crisis de gobernabilidad
vidual denominado sentido ético, los participantes y altos niveles de corrupción.

96 INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014


Marina (2006) previene que las morales no bas- En el estudio los participantes hacen referen-
tan pues son sistemas normativos supeditados a de- cia a la adaptación al entorno mediante expresiones
terminadas culturas, mientras que la ética es una como las siguientes: “adaptación”; “capacidad para
moral transcultural con capacidad de universalizar- saber enfrentar situaciones”; “tener una actitud po-
se. La ética –esclarece el autor– “es un conjunto de sitiva ante los cambios de la sociedad”; “estar abierto
las soluciones más inteligentes que se le ha ocurri- a aceptar cambios”; “ser positivos”; “tener una mente
do a la humanidad para resolver los problemas que abierta al cambio”; “flexibilidad”; “enfrentar los cam-
afectan a la felicidad y a la dignidad de la conviven- bios que la sociedad requiere y formar a los estudian-
cia, los conflictos que puedan surgir entre personas, tes para que los afronten”.
religiones, culturas, colectivos, naciones diferentes”
(Marina, 2006, p. 32). Además de las menciones sobre una actitud del
cambio y adaptación, algunos estudiantes hacen re-
Las características de la sociedad actual recla- ferencia a aspectos relacionados con las habilidades
man una formación ética que permita la vivencia y para superar situaciones difíciles, como por ejem-
la convivencia dentro un marco de bienestar, de res- plo: “una actitud positiva ante situaciones adversas”.
peto a la dignidad y de desarrollo integral de todos En este sentido, el concepto de resiliencia cobra
los individuos. Los problemas que enfrentan nues- aceptación pues, pese a las discusiones en torno a su
tras sociedades no solo son económicos, sociales, definición, es posible que sea el más acertado para
políticos, ideológicos, científicos, tecnológicos sino, la describir el proceder que las generaciones futu-
sobre todo, éticos. De allí que en la formación de los ras deben asumir para enfrentar la realidad de una
educadores la competencia de sentido ético tenga un sociedad que se presume convulsa, riesgosa, com-
carácter de indispensable e ineludible. pleja y carente de certezas. En tal sentido, el con-
cepto de resiliencia debería comprenderse como el
“ajuste positivo bajo los retos y las condiciones de
„„Competencia resistencia la vida” (Masten, 2011 citado por Becoña, 2006, p.
y adaptación al entorno 138); y no es una condición de seres excepcionales,
sino que está presente en personas normales y en
De igual manera que el sentido ético, la resis- variables naturales del entorno inmediato, por eso
tencia y la adaptación al entorno es una de las com- debe ser una cualidad universal presente en todo
petencias más mencionadas por los participantes tipo de situaciones difícil y contextos desfavorecidos
dentro de las competencias interpersonales de la di- (Vanistaendel, 2002 citado por Uriarte (2013 p. 8).
mensión individual. La resistencia y la adaptación al
entorno en las actuales y futuras condiciones socia- Finalmente, dentro de las competencias inter-
les emergen como uno de los atributos más impor- personales de la categoría individual, la competencia
tantes que debe caracterizar a los profesionales de la diversidad e interculturalidad también fue reconoci-
educación. Tal como se ha indicado anteriormente, da por los participantes, con veintiséis menciones.
las nuevas sociedades presentan tendencias de de- Tal como se ha indicado en este documento al abor-
sarrollo altamente complejas (Catalayud, 2008) y dar otras competencias, la diversidad e intercultu-
difíciles de asimilar tales como la constitución de ralidad es un elemento crucial, pues las sociedades
mega-ciudades con amplia diversidad cultural, las cada vez más experimentan procesos de reconfi-
rupturas de bloques políticos, el incremento de la guración a partir de la imbricación de diferentes
criminalidad y la agudización de fenómenos de ex- culturas. Asimismo, la ampliación del abanico de
clusión social, entre otros. Este panorama exige que la diversidad y la pluralidad de personas respecto
las personas posean las capacidades que les permi- del género, credo, ideología, política, entre otros
tan contribuir y atender las demandas sociales, a la factores esenciales, exige amplios nivel de respeto,
vez que cuidar de sí mismas y procurar su propio tolerancia, alteralidad, empatía y otros elementos
desarrollo integral. que permitan la construcción de nuevas formas de

INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014 97


comprender, concebir y crear realidades a partir de éticos como la empatía, el respeto (que a veces se
lo diverso. contraponen) el no enjuiciar al otro y muchas veces
la paciencia” (Castañeda, p. 51).
En palabras de Morín (2011), los humanos “re-
quieren reconocerse en la humanidad común y a la Con el advenimiento de las TIC, la comunica-
vez reconocer la diversidad cultural inherente a todo ción interpersonal ha sufrido cambios relevantes,
cuanto es humano” (p. 47). La interculturalidad abandonando su condición originaria de efectuarse
debe abordarse como un ideal en la formación de los mediante al copresencialidad de los interactuantes
profesionales de la educación y en la educación en en un espacio y tiempo determinados. Más allá de
general, ya que permite apuntar hacia a la “instaura- las oportunidades que las TIC ofrecen para difundir
ción de relaciones democráticas, a la apertura total información, existen autores que sostienen que esta
y a la igualdad de condiciones entre los actores de la modalidad de comunicación mediada por tecnolo-
sociedad” (Godenzzi, 1997, p. 2). En consecuencia, gías de última generación, fracciona normas propias
se acierta cuando se valora como un elemento nece- y fundamentales de la comunicación interpersonal
sario en la conformación de un perfil para el docente y abre espacios a nuevas conductas como la ubicui-
del futuro. dad. Antaño, la comunicación interpersonal –cara
a cara– implicaba: paciencia, alternabilidad en el
diálogo, tolerancia, respeto, atención focalizada,
„„Competencias interpersonales. condiciones todas que los nuevos medios de algu-
Dimensión social na manera estaría depauperando. La amistad como
vínculo de afecto hoy se interpreta como contactos
En cuanto a las competencias interpersonales digitalizados que se borran en una fracción de segun-
referidas al ámbito social, la mayoría de las mencio- do. No obstante, la efectividad de la comunicación
nes se concentran en la comunicación interpersonal, interpersonal, según otros autores, es un elemento
tal como se observa en la figura 7. que, en el caso de la comunicación mediada por las
tecnologías, puede lograrse cuando los interactuan-
La comunicación interpersonal debe entenderse
como el diálogo intersubjetivo circulante ente dos o tes experimentan una presencia cognitiva y afectiva
más individuos. Dentro de este proceso comunica- en las intercomunicaciones desarrolladas a través de
cional, la escucha activa, un elemento lamentable- cualquier dispositivo o herramienta tecnológica.
mente poco estimulado en los procesos educativos,
juega un papel clave. El concepto de escucha lleva im-
plícita la atención y a la vez una serie de “principios „„Competencia de trabajo en equipo
y tratamiento de conflictos

Tratamiento en conflictos En cuanto a la competencia del trabajo en equi-


9.5%
y negociación po, esta alcanzó 18 de las 1002 menciones. Quiérase
o no, las organizaciones bajo la égida de la globali-
zación experimentan transformaciones profundas.
Trabajo en equipo 15.5%
La concepción del trabajo tradicional (centrado en
los individuos) en la era de la información y el co-
75.0% nocimiento exige una nueva estructura: el trabajo
Comunicación
interpersonal en equipo. El recuerdo del científico, el ejecutivo, el
investigador o el docente solitario enfrentado a las
vicisitudes de su empeño es ahora solo nostalgia.
Figura 7. Distribución de competencias de la categoría indi-
vidual que debe presentar el perfil del docente, según opinión
Actualmente, el trabajo en equipo es la principal
de participantes. Fuente: Encuesta a participantes del estudio, forma de desarrollo de las organizaciones debido en
2013. parte a las demandas que provoca la complejidad de

98 INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014


esos sistemas y a las exigencias de innovación que Lo anterior da lugar a un mayor riesgo del surgi-
proponen los nuevos entornos. miento de conflictos en las diferentes organizacio-
nes sociales, tanto en la esfera pública como privada.
Ante la explosión de la información y el surgi-
miento de nuevas demandas y tareas, las personas El número de participantes del estudio que se
individualmente no están en condiciones de res- inscriben en esta competencia es limitado. No obs-
ponder efectivamente a todas esas demandas, sino tante, la resolución de conflictos y la negoción deben
que cada vez más se requiere del trabajo de grupos. ser consideradas en el perfil docente propuesto para
En el campo profesional, el trabajo en equipos in- el futuro, en virtud a los beneficios que aporta a la
terdisciplinarios es vital para comprender y abordar interacción social y al establecimiento de relaciones
los nuevos retos profesionales. De allí la importan- saludables y productivas.
cia de integrar esta competencia dentro del per-
Esta competencia es además, especialmente
fil profesional del docente, tal como lo indicaron
importante en los escenarios educativos donde el
los participantes.
docente no solamente debe atender las exigencias
En estrecha relación con la competencia anali- propias de la enseñanza de determinados conteni-
zada anteriormente, el tratamiento de conflictos y la dos, sino también, en no pocas ocasiones, deberá
negociación es otra de las competencias que, a juicio mediar procesos de negociación entre su estudian-
de los participantes, debe incluirse dentro del perfil tado y permanentemente formar en ellos una cul-
de competencias del docente del futuro. tura de paz y la búsqueda de un desarrollo integral
y armonioso.
La confluencia de dos o más personas en el em-
prendimiento de una tarea común es de por sí, una En palabras de los participantes el docente del
oportunidad de surgimiento de conflicto, pues las futuro debe: “tener habilidad para manejar situacio-
posibilidades de que en la totalidad de las situacio- nes problemáticas en el aula”; “comunicación necesa-
nes exista compatibilidad plena entre los interés y ria para resolver conflictos”.
opiniones de los involucrados es prácticamente im- Clasificación competencias sistémicas
posible, por tanto el conflicto es consustancial a la
interacción humana. No obstante, el conflicto en sí En la totalidad de la clasificación sistémica, el
no implica, necesariamente, una situación negativa estudio determinó que las competencias más valo-
sino que el meollo del asunto reside en la forma en radas por los participantes son la actualización con-
que se aborde o atienda. tinua, la creatividad, la innovación y el liderazgo, tal
como se observa en la figura 8.
La negoción es la manera más sensata para
abordar los conflictos, pues es la vía para lograr una
solución en la que prevalezca la simetría entre las
partes involucradas. Para Jaca y Medina (2005), los
elementos clave de la negociación son: la existencia Liderazgo 12.6%
de una relación de interdependencia entre las partes,
una relación motivacionalmente contradictora y re-
laciones de poder. Capacidad
emprendedora 52.2%
El caldo de cultivo de los conflictos es la diver-
sidad de opiniones, criterios, actitudes e intereses.
Organización 35.2%
En el perfil de las sociedades emergentes caracteri-
zadas por la creciente diversidad, las posibilidades
de surgimiento de conflictos se agudizan. Esto se ve
Figura 8. Distribución de competencias sistemas, según cla-
agravado por condiciones socioeconómicas cada vez sificación que debe presentar el perfil del docente, conforme
menos favorables para las mayorías y una ascenden- opinión de participantes. Fuente: Encuesta a participantes del
te presión por el desarrollo de trabajos colaborativos. estudio, 2013.

INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014 99


120 mejorar y actualización de la información”; “ forma-
ción constante en su área”; “desarrollo de la poten-
100 98.8%
cialidad para estar constantemente actualizándose”;
“actitud de constante capacitación y actualización de
Porcentaje (%)

80

60
acuerdo a los cambios sociales”; “actualizarse en su
especialidad porque el mundo cambia constantemen-
40 te”; “conocimiento, interés por aprender así como for-
20 mación constante de acuerdo a las expectativas del
0% 1.2%
mundo actual”.
0
Gestión por Gestión de Orientación a En la contemporaneidad no existe conocimien-
objetivos proyectos la calidad
to permanente. Werner Jaeger, citado por Bauman
Figura 9. Distribución de competencias correspondientes a la (2005) pensó que el concepto de pedagogía y apren-
categoría “organización” propuesta por los participantes para dizaje había surgido de dos supuesto básicos: “ La
la construcción del perfil docente. Fuente: Encuesta a partici-
pantes del estudio, 2013.
idea de que debajo del desmenuzable estrato de
diversidad de la variable y cambiante experiencia
humana se asienta la roca del orden inmutable del
mundo; y, las leyes que sustentan y gobiernan la na-
En la clasificación “sistémicas” la categoría “or- turaleza humana son igualmente sólidas” (p.32). En
ganización” registra el segundo lugar de importan- la actualidad la “explosión cámbrica del conocimien-
cia de competencias citadas por los participantes del to” borró tales supuestos, que otrora dieron origen
estudio. El mayor porcentaje de citación ocurre en a la educación. La obsolescencia del conocimiento
las competencias incorporadas a la categoría “capa- demanda de los profesionales – y de todo aquel que
cidad emprendedora” y en su interior se destaca la pretenda sobrevivir en la era de la explosión de la
competencia “creatividad”. información- la atención constante y responsable de
Dentro de las competencias sistémicas, aquellas su propio desarrollo profesional.
referidas a la organización son las que ocupan un
segundo lugar de importancia para los participantes
del estudio y dentro de ellas la que alcanza mayor „„Competencia capacidad
cantidad de menciones es la “actualización y capaci- emprendedora
tación”, tal como se visualiza en la figura 9.
En la sociedad de la información y el conoci- En cuanto a la categoría capacidad emprende-
miento, la competencia “actualización continua” dor, las menciones se concentran fundamentalmen-
se manifiesta como una previsión indispensable te en las competencias creatividad y la innovación,
para mitigar la obsolescencia del conocimiento. La en contraposición con el espíritu innovador sobre el
valoración con 80 menciones que expresaron los cual no se realiza ninguna mención. El desglose de
participantes en el estudio, pareciera aludir acer- las menciones realizadas por los participantes se re-
tadamente a una importante intuición prospectiva, fleja en la figura 10.
con respecto a la formación continua. Actualmente,
y en un futuro mucho más exigente, será inconcebi-
ble pretender que la formación inicial otorgada por „„Competencia creatividad
una institución formadora de docentes sea suficien-
te para asegurar el adecuado desempeño profesional La creatividad entendida como “la capacidad de
durante toda la vida laboral. Algunos de los indi- abordar y responder satisfactoriamente a situacio-
cadores aportados por los participantes del estudio nes de forma nueva y original en un contexto dado”
en el afán de justificar esta competencia son: “aper- (Villa y Poblete, p. 262) es una de las competencias
tura a la capacitación”; “autoformación”; “deseos de que deben ser consideradas dentro del perfil de

100 INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014


80 „„Competencia innovación
70 70.8%
60
Porcentaje (%)

La otra competencias sistémica mencionada por


50
los participantes fue la innovación aunque con sola-
40
30 29.2%
mente 35 menciones. La innovación en este estudio
20 se comprende como la respuesta satisfactoria a las
10 necesidades y demandas personales, organizativas
0 0% y sociales, modificando o introduciendo elementos
Creatividad Espíritu Innovación
emprendedor nuevos en los procesos y en los resultados (Villa y
Poblete, 2008, p. 276).
Figura 10. Distribución de competencias referidas a la capaci-
dad emprendedora que debe presentar el perfil del docente, se- La innovación está estrechamente relacionada
gún opinión de participantes. Fuente: Encuesta a participantes con la creatividad, pues la primera requiere de la
del estudio, 2013. segunda para implementar exitosamente las ideas
creativas dentro de los sistemas organizacionales. Es
decir, la innovación es la imbricación satisfactoria
de una idea creativa dentro del sistema instaurado.
La competencia innovación es indispensable en
docente del futuro, ya que como lo plantea De Bono el quehacer educativo porque permite aprovechar
(2011), la creatividad es la que da pie al progreso en los avances y experiencias de los diferentes campos
todos los campos del saber y de la vida en general. del saber para aportar a la mejora de las prácticas
pedagógicas y de los aprendizajes. La extrapolación
En el estudio realizado, la creatividad obtu-
de ideas, de metodologías y de teorías al campo
vo 85 de las 1002 menciones brindadas por los
educativo es parte de los retos que los educadores
participantes. Algunas de las menciones indica-
deben atender para mejorar progresivamente el des-
das son las siguientes: “creatividad para desarro-
empeño profesional y responder a las necesidades y
llar métodos educativos”; “capacidad creativa para
demandas en una sociedad altamente cambiante y
impartir lecciones”; “permitir el aporte creativo
sobresaturada de información. Es mediante la inno-
de los estudiantes”; “ fomentar en el estudiante la
vación que será posible posicionar a la educación en
creatividad”;“implementar herramientas educati-
un lugar que permita vincular los avances científicos
vas para la creatividad”; “ fomentar en el estudiante
y tecnológicos para generar a beneficios significati-
la creatividad”.
vos en el campo educativo.
Como puede observarse, las frases utilizadas
por los participantes no solo apuntan a la necesidad
de que el docente sea creativo, sino de que desarro- „„Competencia liderazgo
lle esta competencia en el estudiantado a su cargo.
En consecuencia, la incorporación de la creatividad Con respecto a la clasificación sistémica, la com-
dentro del perfil del docente es clave, pues existe petencia liderazgo únicamente obtuvo 29 mencio-
bibliografía que valida la tesis de que la creatividad nes, entre las que destacan los siguientes enunciados
es factible de enseñarse y aprenderse en entornos “liderazgo en la vida personal y profesional”; “actitud
académicos (Marín y Martín; 2012; p. 349). En este de triunfador y líder”; “liderazgo y guía en el proceso
sentido, es necesario establecer la diferencia entre de enseñanza”.
la creatividad artística y la creatividad de ideas De
Bono (2011); el primer concepto alude al talento Según la definición de Villa y Poblete (2008),
innato, mientras que el segundo se refiere a una fa- el liderazgo es la capacidad de influir sobre los in-
cultad que se puede enseñar de manera tan formal dividuos o grupos anticipándose al futuro. Es va-
como cualquier contenido. lioso para los docentes poseer los atributos que le

INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014 101


permitan ejercer liderazgo en el campo educativo y
en los contextos específicos en los que se desempeña
como docente. El liderazgo en el ejercicio de la do-
Uso de las TIC
cencia, según Bolívar (2011), consiste esencialmente
en desarrollar la capacidad de los estudiantes para
que se involucren en un buen aprendizaje y desarro-
llen al máximo sus potencialidades. Sentido ético

El liderazgo moderno desecha la vieja tesis de


ordenar, controlar, supervisar y predecir. En la ac- Orientación al
tualidad el liderazgo significa implicar, motivar y aprendizaje
animar a las personas para alcanzar lo mejor de sí
mismas en las tareas asignadas (Bolívar, 2011). Por Relaciones
tanto, el ejercicio de liderazgo demanda un sentido interpersonales
de alteralidad, es decir comprender al otro y el com-
promiso de participar positivamente en el desarrollo Competencias
integral de ese otro. Asimismo, el liderazgo recono- cognitivas
ce la interdependencia entre las personas y la nece-
sidad de un liderazgo distribuido, en el que se abran Competencias
lingüísticas
oportunidades para la creación y fortalecimiento de
capacidades de las personas de liderar incluso sus
Figura 11. Principales competencias identificadas por los
propios procesos educativos. Es en el contexto de participantes para el docente del futuro. Fuente: Elaboración
esta apreciación que el liderazgo, como competencia propia a partir de opiniones expresadas por participantes del
genérica, se manifiesta necesario para completar, de estudio, 2013.
algún modo, un perfil profesional para el docente
del futuro.
Como ha podido observarse, los participantes sociedad cambiante caracterizada por la incerti-
consideran que las categorías de competencias más dumbre, el riesgo; la aceleración del tiempo; la obso-
importantes para la construcción de un perfil do- lescencia del conocimiento; un desarrollo científico
cente del futuro son las relacionadas con el uso de y tecnológico exponencial y una explosión de la in-
TIC, el sentido ético, la orientación al aprendizaje formación, que ocurre en todos los ámbitos del saber
y las relaciones interpersonales. Sorprendentemente humano y en todo momento.
las competencias cognitivas y ligústicas son subva- Es justamente en ese contexto, y con las limi-
loradas pese a su relevancia en los procesos educa- taciones del caso, que en este estudio se intenta
tivos. De tal suerte que el perfil para el profesional construir respuesta a la interrogante: ¿cuáles com-
docente del futuro, desde la percepción de los parti- petencias deberán acompañar a los docentes en
cipantes, podría representarse en la figura 11. formación de cara al futuro? En ese afán se logran
identificar las cuatro competencias que los partici-
pantes consideran más importantes, entre las cua-
DISCUSIÓN DE RESULTADOS les el uso de las tecnologías de la información y la
comunicación ocupan un lugar preponderante e,
La imperiosa necesidad de anticipar el futuro
incluso, duplican las menciones a la competencia
está ubicada en los lóbulos frontales del ser huma-
“sentido ético”, que es la más cercana en citaciones.
no, en el cerebro ejecutivo; es parte de la condición
humana. Pensar en el porvenir, organizarlo, elabo- No es sorpresa este resultado, pues el surgi-
rar planes y proponer metas es una de las necesida- miento de las TIC en la sociedad ha generado una
des vitales del ser humano. Esto es así, a pesar de la total conmoción, al extremo de que ha permeado
casi imposibilidad de acertar predicciones, en una todas las esferas de la actividad humana. A nivel

102 INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014


puramente de convivencia social, ha cambiado las Una de estas voces proviene de mediados de la
formas y maneras de relacionarse, de socializar, de década de los 60 del siglo pasado, y su estruendo
comunicase. En los procesos de enseñanza, está des- acuñado en un célebre aforismo aún hace eco en los
plazando al libro como receptáculo de contenidos. estrados académicos: “el medio es el mensaje”. Esta
La presencia in situ del docente, al paso que avanzan frase de McLuhan debutó por vez primera en su obra
las tecnologías, corre el riesgo de convertirse en nos- Comprender los medios de comunicación y, de una u
talgia. Esta feroz inserción de las TIC en el campo otra forma, revolucionó el debate y comprensión de
educativo, augura para el futuro propuestas cismá- los medios, colocando en un extremo los entusiasta
ticas que revolucionarán las tradicionales formas de y en el otro los detractores. McLuhan entendió los
enseñanza y aprendizaje. medios como extensiones, sea ya de una habilidad o
facultad humana. La sentencia “el medio es el men-
Las tecnologías de medios, históricamente, en la saje” nos alerta en concordancia con su pensamiento
educación y en las primeras etapas de su desarrollo, de que a largo plazo el “medio” con su empleo in-
se han abordado como panaceas, un remedio con sistente se empodera del mensaje y pasa a ser en sí
capacidad para sanar todos los problemas que pre- mismo el mensaje. Esta condición de los “medios” es
senta la educación. Algo así ocurrió en su momento un tema de obligada exploración, cuando se propo-
con la incursión de la radio, el teléfono y la televi- nen por parte de educadores metodología didáctica
sión; en ese entorno se habló de que su generalidad y para mediar contenido empleando como vehículos
relativo fácil acceso democratizaría los procesos de de transmisión instrumentos como las TIC.
enseñanza. No obstante, esa promesa no se cumplió
Las tecnologías de medios, en los procesos de
en su totalidad, pese a que permitió avances impor-
enseñanza aprendizaje, no median didácticamente,
tantes en la transmisión del discurso educativo. La
por sí solas, los contenidos académicos. La labor de
UNED no estuvo exenta de esa realidad, como tam-
mediación pedagógica es una tarea que solo puede
poco lo es hoy con las TIC.
realizar el docente y, por tanto, es ineludible la res-
La inclinación de los participantes hacia las ponsabilidad de los profesionales de la educación no
competencias relacionadas con el uso de las TIC solo comprender las implicaciones del uso de las tec-
plantea la interrogante de si realmente la incorpo- nologías sino también reconocer los límites que esos
ración de esas tecnologías en la educación vendría medios conllevan en cuanto a la vehiculización de
a marcar diferencias. Coll, Monereo y Martí (2008) los contenidos.
declaran que estos medios, en su formato actual, Las tecnologías no gozan de un fuero de neutra-
“tienen una especial importancia porque afectan a lidad, por ahí se condujo el discurso de MacLuhan.
prácticamente todos los ámbitos de la actividad de El debate sobre la neutralidad de los medios es de
las personas, desde las formas y prácticas de orden larga data y sus principales protagonistas se atrin-
social, hasta la manera de comprender el mundo, cheran entre el determinismo tecnológico y el ins-
organizar esa comprensión y transmitirla a otras trumentalismo. No obstante, más allá de ese debate,
personas. Las TIC han sido siempre, en sus diferen- la incorporación de las tecnologías al quehacer edu-
tes estados de desarrollo instrumentos para pensar, cativo implica necesariamente que el docente tenga
aprender, conocer, representar y transmitir a otras conciencia de que las tecnologías de medios, en la
personas y otras generaciones los conocimientos ad- era de la información y el conocimiento, son valio-
quiridos” (Coll y Monereo, 2008; Coll y Martí, 2001, sos recursos para transmitir contenidos, pero por
p. 22). Pese a esta esperanzadora expectativa, exis- sí mismos no son suficientes para el desarrollo de
ten voces discordantes que manifiestan sus críticas. procesos de aprendizaje, pues no conllevan implí-
No obstante, en materia de “medios” la crítica siem- citamente la mediación pedagógica. La mediación
pre será válida, eso sí, entendiendo este argumento pedagógica a través de medios es precisamente don-
como la actitud y capacidad de discernir lo positivo de deben concentrarse los esfuerzos para el mejor
y negativo de una cuestión. aprovechamiento de estos recursos, no solo para

INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014 103


enriquecer los procesos de aprendizaje sino incluso razonamiento intuitivo y patentan nuevas informa-
para potenciar cambios significativos en cuanto a las ciones dignas de considerar en el mundo de la edu-
competencias cognitivas de las personas. cación. Nicholas Carr (2010) refiere a investigaciones
llevada a cabo por Jakob Nielsen (2006), entre los
En la historia de la humanidad, las tecnologías
usuarios de la RED, en la que se determinó “que casi
de medios casi siempre han provocado suspicacia.
ninguno de los participantes leía el texto en pantalla
Una de las revoluciones tecnológicas de medios más
de manera metódica, línea por línea, como se lee las
espectaculares, fue la invención del alfabeto fonético
páginas de un libro impreso. La inmensa mayoría de
por parte de los griegos, “hazaña que poco a poco
ellos echaba una rápida ojeada con la que escaneaba
fue erosionando el uso de sus muy preciados dones
la pantalla en un patrón que seguía el trazo de la le-
retóricos y memorísticos y dio pie a nuevos recur-
tra F” (p. 166). Algunos investigadores definen esta
sos cognitivos que continúan formándonos en la ac-
tualidad” (Wolf, 2008, p.79). No obstante, Sócrates modalidad como una lectura de saltos.
(470-399ac.) se permitió poner en duda esa tecnolo- Según esas investigaciones, como consecuencia
gía que hoy es imprescindible. de cultura digito-visual, se ha producido una varia-
Sócrates postulaba que la lengua hablada y la ción en el patrón de lectura. Es decir el patrón li-
escrita desempeñaban un papel diferente en la vida neal, típico de la cultura occidental, de izquierda a
intelectual del sujeto; en segundo lugar, consideraba derecha o al contrario, se está modificando por una
que las nuevas -y mucho menos rigurosas- exigen- práctica de lectura vertical. Esta modificación del
cias de la lengua escrita colocaban tanto la memoria patrón de lectura por parte de los usuarios de la web
como la interiorización del conocimiento en una si- posiblemente tendrá consecuencias en el orden de
tuación catastrófica… (Wolf, 2008, p. 93). las competencias cognitivas.

Según Wolf (2008), las objeciones más impor- Otros estudios respecto de los cambios aca-
tantes por las que Sócrates desdeña la escritura fue- rreados por la cultura digito-visual se refiere a las
ron: la rigidez de la lengua escrita, la destrucción de facultades cognitivas. Según Patricia Greenfield
la memoria y la pérdida de control sobre el lenguaje. (2009) citada por Carr (2010) luego de un análisis
El tiempo demostró lo infundado de esos socráticos de 50 estudios referentes a estos medios, la “nueva
temores. Hoy los mismos temores sobre la aprehen- riqueza en inteligencia visual espacial va de la mano
sión del conocimiento emergen- como en los tiem- con el debilitamiento de las capacidades para el tipo
pos de los diálogos de Sócrates y Platón- pero esta de “procesamiento profundo” en el que se basa la
vez en la disyuntiva de una cultura lecto- escritural “adquisición consciente de conocimiento, el análisis
a una cultura digital-visual. inductivo, pensamiento crítico, la imaginación y la
reflexión.” (p. 173).
Es precisamente en el contexto de esta emer-
gente cultura digital-visual en la que se presentan Por otra parte, L’Ecuyer (2012), con respecto a
nuevas voces disonantes, cuyas objeciones, por su los efectos de las tecnologías de medios en el caso
estrecha relación con los procesos educativos, sería de los niños, indica que la Academia Americana
necesario considerar. Entre ellas se destacan: el uso de pediatría “recomienda evitar que los niños vean
de las TIC está modificando la forma y el fondo de pantallas hasta los dos años por considerar que los
cómo tradicionalmente se ha abordado la lectura; la estudios apuntan a que se produce más efectos nega-
exposición de los infantes durante los primeros años tivos que positivos” (p.42).
de vida a medios digitales podría afectar su desa-
Si de lo que se trata es de la preocupación de los
rrollo natural; el depauperamiento de importantes
padres por potenciar la inteligencia de los infan-
competencias cognitivas ocurre como consecuencia
tes, Dan Siegel (2001) citado por L’Ecuyer (2012),
del reiterado uso de la internet, entre otras ideas.
advierte que la “sobreproducción de conexiones si-
Las manifestaciones en torno a los cambios ori- nápticas durante los primero años de vida es sufi-
ginados por la cultura digitovisual trascienden el ciente en sí para que el cerebro pueda desarrollarse

104 INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014


adecuadamente dentro de un entorno medio que soporte material; y se han digitalizado. Los conte-
proporciona la cantidad mínima de estimulación nidos académicos para la instrucción, formación
sensorial…” (p.43). La sobreestimulación impulsada y educación, prioritariamente, son preservados y
por los medios como las TIC es un fenómeno social divulgados en soportes inmateriales. Estamos asis-
que ha comenzado a preocupar a docentes, padres tiendo ya como actores o espectadores a la transición
de familia y autoridades educativas, en razón de los de una cultura lectoescritural que data aproximada-
efectos que estos medios ocasionan en el aprendi- mente del 750 a.C., a una cultura digitovisual que
zaje. L’Ecuyer (2012) informa, citando a Chistakis parece no convenir con la “materialidad”. No es un
(2004) que: “existen estudios que relacionan las ho- cambio inocuo, sin trascendencia ni repercusiones.
ras de televisión durante la infancia con el riesgo de Este cambio implica, desde el punto de vista educa-
presentar problemas relacionados con la atención y tivo, replantear competencias tales como las cogniti-
trastornos de aprendizaje, con una disminución del vas, lecto-escriturales, de aprendizaje, de relaciones
interés del alumno en el aula…” (p. 51). interpersonales, éticas, que desde ya están siendo
El avance hacia una cultura digito-visual es in- cuestionadas en su condición convencional.
evitable. La humanidad, a riesgo de tropezar en un
No solo los contenidos visuales, sonoros o escri-
reduccionismo, tiende a polarizarse entre los que
turales han abandonado el soporte material. Las re-
aprueban las experiencias del pasado sin cuestiona-
laciones interpersonales, una de las manifestaciones
miento y los que reclaman la novedad y el cambio
sin restricción. La crítica como argumento de pon- más primarias que ha permitido la constitución de
deración debe necesariamente estar presente en el la sociedad, al paso que avanza la cultura digitovi-
abordaje de temas tan vitales como este para no in- sual están perdiendo su condición de contigüidad,
currir en los extremos. de diálogo cara a cara, con todas las implicaciones
emocionales que este acto tan significativo expresa.
¡Las tecnologías son extensiones!, nos recuerda En una cultura digitovisual casi todo se desplaza
McLuhan: no hay neutralidad en ellas, su uso rei- online, hasta el mercado de emparejamiento y otras
terado e incorporado a la cultura bien podría re- tantas relaciones de índole interpersonales. Las re-
estructurar la “circuitería” de nuestro cerebro, en des sociales con sus Twitter, Facebook, WhatsApp y
busca de una mejor y más eficiente adaptabilidad sus exigencias en la visión focalizada, la multi-aten-
al medio. He ahí la plasticidad neuronal del cerebro ción, están forjando una nueva gramaticalidad del
que activa nuevos circuitos, para provocar nuevas
discurso escrito con el propósito de adecuarlo a las
funciones en busca de la eficiencia y ralentiza otras
imposiciones del medio. La conectividad constante
que inevitablemente se degrada con el transcurrir
a las redes sociales para los “nativos” y “migrantes”
del tiempo por su falta de uso. Pero es precisamente
es un imperativo. ¡Me conecto en las redes sociales,
en este intríngulis donde a la educación le cabe una
importante responsabilidad, determinando, valo- LUEGO SOY!
rando, investigando cuáles competencias cogniti- Quizá en la aldea global, cuya construcción fue
vas basales podrían realmente estar erosionándose favorecida por las tecnologías de la comunicación e
como consecuencia del desarrollo de los procesos de información, y en esa contigüidad video digital en
enseñanza aprendizaje en el contexto de la cultura que cohabitan las diferentes culturas en el mundo,
digito-visual. en un futuro no muy distante, exista la posibilidad
La reflexión en torno a las competencias sobre de una resignificación y trascendencia desde mora-
uso de las TIC devela un cambio en el paradigma les particulares hacia una ética de carácter universal
cultural, en el periplo de una cultura lectoescri- que dé cuenta de asuntos cruciales como el concepto
tural a una cultura digitovisual: la era del soporte de vida, dignidad humana, del biocentrismo antes
inmaterial de los contenidos culturales. El libro, el que el antropocentrismo, una ética en primer lugar
disco compacto, el DVD, las películas en 35mm, las laica, es decir, deslindada de dogmas de cuños re-
revistas de divulgación, han sido desprovistos de su ligiosos y de verdades legitimadas científicamente.

INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014 105


CONCLUSIONES Castañeda, M. (2011). ESCUCHAR (NOS) Hacia la com-
prensión de los demás y de uno mismo. México:
De las 35 competencias propuestas en el sistema Santillana Ediciones Generales, S.A.
de clasificación de Villa y Poblete (2008), se analiza- Darder, M. (2003). Sedúcete para seducir. Vivir y educar
ron 15 competencias que alcanzaron niveles signi- las emociones. Barcelona: Ediciones Paidós Ibérica,
ficativos de menciones, según la norma establecida S.A.,
para el estudio. No obstante, los participantes debie- De Bono, E. (2011). PIENSA. Antes de que sea demasiado
ron señalar las cuatro competencias que ellos consi- tarde. Madrid: Impreso en talleres Brosmac, S.L.
deraron esenciales para el docente del futuro siendo
el uso de las tecnologías, el sentido ético, la orienta- Fernández, C. y Salinero, M. (2006). Las competencias
en el marco de la convergencia europea: un nuevo
ción al aprendizaje y la comunicación interpersonal
concepto para el diseño de programas educativos.
las que en orden de importancia alcanzaron mayor Encuentros en teoría e historia de la educación. 6,
número de menciones. 2006. Pp. 131-154. Recuperado de http://library.
queensu.ca/ojs/index.php/encounters/article/
Los participantes en el estudio subestimaron
view/603
competencias basales para el desarrollo de conoci-
mientos tales como las competencias cognitivas y Fregoso, G. (2010). Diagnosis sobre habilidades lectoes-
las lingüísticas. criturales de estudiantes en el Centro Universitario
de Los Altos. Revista de la Red de Universidades
La construcción de un perfil profesional a partir Lecotras Álabe. 1, 2010. Pp 1-20. Recuperado de
de la opinión de los participantes presenta una des- http://www.ual.es/alabe.
proporción alarmante, especialmente entre las com- Gazzaninga, M. (2006) El cerebro ético. Barcelona:
petencias referidas al uso de las TIC y las cognitivas, Ediciones Paidós Ibérica, S.A.
por ejemplo, en donde la razón de menciones entre
una y otra es mayor a 11. Godenzzi, J. C. (1997). Equidad en la diversidad re-
flexiones sobre la educación intercultural en los
De acuerdo con los datos obtenidos en el estu- Andes y la Amazonía. TINKUY Sección de Estudios
dio, parece necesario realizar una revisión del pro- Hispánicos No 1 – 2005. Recuperado de http://dial-
ceso formativo y de los planes de estudio cursados net.unirioja.es/…ga/articulo/3302998.pdf
por los participantes con el propósito identificar Hawes, G. (2003). Pensamiento crítico en la formación
los cambios requerido para que los estudiantes in- universitaria. Universidad de Talca.
corporen las competencias lingüísticas y cognitivas
Jaca, L.M. y Medina, F. (2005). Gestión del conflicto, ne-
como elementos fundamentales en el perfil y en el gociación y mediación. España: ediciones Pirámide.
quehacer del docente del futuro.
Jensen, E. (2010). Cerebro y aprendizaje. Competencias e
implicaciones educativas. Madrid: Narcea.
REFERENCIAS Macluhan, M. (1996). Comprender los medios de comu-
nicación. Las extensiones del ser humano. Barcelona:
Bauman, Z. (2008). Los retos de la educación en la moder- Paidos.
nidad líquida. Barcelona: Editorial Gedisa, S.A.
Magendzo, A. (1991) ¿Superando la racionalidad instru-
Calatayud, M. (2008). La escuela del futuro. Hacianuevos mental? Ensayos en busca de un nuevo paradigma
escenarios. Madrid: Editorial CCS. para la educación y la discusión de los derechos hu-
manos. Santiago: Impresos S.A.
Carr, N. (2011) ¿Qué está haciendo internet con nuestras
mentes superficiales? España: Santillana Ediciones Marina, J. (2006). Aprender aconvivir. Barcelona:
Generales, S.L. Editorial Ariel, S.A.

106 INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014


Morín, E. (2009). La cabeza bien puesta. Repensarla re- Rodríguez, M. L.; Serreri P. y Del CimmutoA. (2010).
forma. Reformar el pensamiento-1ed., reimp. Buenos Desarrollo de competencias: teoría y práctica.
Aires: Nueva Visión. Argentina. Balance, proyecto profesional y aprendizaje basado
en el trabajo. Barcelona: Laertes Educación
Morín, E. (2011). Los siete saberes necesarios para la
educación del futuro. -1ed., 6ª reimp. Buenos Aires: Villa, A. y Poblete M. (2008) Aprendizaje basado en com-
Nueva Visión. Argentina. petencias. Una propuesta para la evaluación de las
competencias genéricas. -2-ed. España: Ediciones
Pozo, J. y Pérez M. (2009) Psicología del aprendizaje uni- mensajero, S.A.U.Bilbao.
versitario: la formación en competencias. Madrid:
Ediciones Morata, S.L. Zabala, Antoni y Arnau, Laia. (2010). 11 ideas clave.
Como aprender y enseñan competencias. Barcelona:
3 Grao.

INNOVACIONES EDUCATIVAS · Año XVI · Número 21 · 2014 107