Está en la página 1de 1

el ensayo de tracción de un material consiste en someter un cilindro o una placa con dimensiones

normalizadas a un estiramiento creciente hasta que se produce la rotura de la probeta, es decir se le


aplica una fuerza o varias fuerzas externas que van a tratar de estirar el material. La
respuesta de un material ante la deformación está influenciada por la relación entre la fuerza
aplicada y el tamaño del objeto. Por lo tanto, no se analiza la fuerza sino ésta dividida entre
el área que debe soportarla. A este valor se le denomina esfuerzo. Los ensayos de tracción
se realizan con los materiales dúctiles, con un cierto grado de plasticidad, tales como los
materiales metálicos ferrosos , plásticos, etc. La utilidad de este ensayo es que con una
única tracción, es posible determinar diferentes mediciones, como son el límite elástico, el
alargamiento, entre otras cosas y los datos que expresa este
procedimiento se pueden utilizar para comparar distintos materiales y comprobar si algunos
de ellos podrá resistir los esfuerzos a los que va a estar sometido, conociendo eso podemos
pasar a explicar de manera rápida y sencilla la manera de ejecutar este ensayo;
primeramente dicho ensayo se realiza mediante una máquina universal de
tracción que provoca la deformación de una probeta al aplicarle una
carga progresiva en sentido axial. Y según hemos citado anteriormente para estos ensayos se utilizan
trozos de material llamados probetas o muestras, esta probeta es un trozo de material con
dimensiones normalizadas para realizar ensayos dichas dimensiones
normalizadas son la longitud de la probeta y el área de su sección transversal, las probetas para
ensayos de tensión se fabrican en una variedad de formas. La sección transversal de la probeta
puede ser redonda, cuadrada o rectangular. Se coloca y agarra por sus extremos la probeta entre dos
accesorios llamados agarres que sujetan la probeta en la máquina del ensayo. Se aplica una fuerza
exterior por uno de los extremos de la probeta a una velocidad lenta y constante. El otro extremo de la
probeta permanecerá fijado al agarre, aunque en alguna
máquina se hace fuerza sobre la probeta por los dos extremos. Durante el ensayo vamos
anotando los datos de fuerza y estiramiento de la probeta. Finalmente con los datos obtenidos
en el ensayo podemos hacer un gráfica llamada Curva de Tensión-Alargamiento.

El ensayo de tracción es probablemente el tipo de ensayo más fundamental de todas las pruebas
mecánicas que se puede realizar en un material. Muchos materiales, cuando prestan servicio están
sometidos a fuerzas o cargas, ejemplos de ello son las vigas y los pilares de los edificios. En tales
situaciones es necesario conocer las características del material y diseñar la pieza de tal manera que
cualquier deformación resultante no sea excesiva y no se produzca su rotura.

Las propiedades mecánicas de los materiales usados en los diseños de ingeniería se determinan
mediante pruebas en muestras estandarizadas del material, esto quiere decir que las muestras se
someten a la acción de un tipo de fuerza hasta que se fracturan y esto da lugar a conocer como es su
propiedad mecánica , las cuales son importantes a la hora de seleccionar los materiales para trabajar en
un diseño, donde la función de las piezas es soportar fuerza. Los resultados de estas pruebas son una
ayuda para que los diseñadores puedan determinar el uso apropiado de los materiales

También podría gustarte