Está en la página 1de 21

Beneficios de la práctica del yoga con los niños

A través del yoga, los niños ejercitarán su respiración y aprenderán


a relajarse para hacer frente al estrés, a las situaciones conflictivas y a la falta de
concentración, problemas tan evidentes en la sociedad actual. El yoga les ayudará
en su largo camino hacia el dominio físico y psíquico. Lo que consiguen a nivel
físico y mental los niños que practican yoga:

1- Desarrollo y destreza de los músculos motores.


2- Flexibilidad en las articulaciones.
3- Mejora de los hábitos posturales de la columna vertebral.
4- Masaje de los órganos internos.
5- Mejoría en los hábitos de la respiración.
6- Estimulación de la circulación sanguínea.
7- Mejoría de la autoestima.
8- Baja en el nivel de estrés infantil.
9- Perfeccionamiento de los sentidos.
10- Agilidad y entereza.
11- Calma y relajación.
12- Estiramiento.
10- Mejor desarrollo de la atención, concentración, memoria e imaginación.
11- Armonización de la personalidad y el carácter.
12- Oportuna canalización de la energía física.
13- Mejor comprensión e interacción con los demás.

Recursos y práctica del yoga con niños

Las clases de yoga asocian el trabajo corporal y mental. Tratándose de niños,


la motivación es un factor muy importante. En razón de eso, es conveniente que
en una clase de yoga no haya más de 15 niños reunidos. Los niños deben sentirse
cómodos y relajados. Deben vestirse con ropas holgadas, ligeras, confortables y
que les permitan hacer cualquier movimiento con comodidad.

Las clases deben sean ministradas en un ambiente limpio, tranquilo, ventilado


y silencioso. Se pueden utilizar colchonetas o alfombrillas apropiadas y los niños
pueden estar descalzos o con calcetines. El yoga puede ser practicado a cualquier
hora del día, pero el mejor horario para su práctica es por la mañana. Además es
recomendable que se evite la ingestión de alimentos sólidos dos horas antes de su
práctica.

La respiración del Yoga

La respiración es una parte integral del yoga. El inhalar y exhalar por la nariz
es esencial para que el niño pueda estirarse y obtener el equilibrio necesario para
empezar a practicar las posturas del yoga. Una vez que el grupo controle su
respiración, el profesor empezará con las posturas.

El objetivo de las posturas es, desde los órganos exteriores, ir calmando a los
órganos interiores. Con los niños, las posiciones hay que ir practicándolas poco
a poco. Lo ideal, al principio, es que aprendan a respirar, relajarse, después
a concentrarse. Para los niños, el yoga debe ser practicado como se tratara de
un juego.

No debe exigirles que repitan una postura una y otra vez porque eso puede
convertirse en algo muy aburrido para ellos. Hay que ir variando las posturas y
los movimientos despacio y a un ritmo que los pequeños no pierdan la
concentración. Como ya hemos dicho, el ánimo y la motivación son cruciales en
este sentido; el respeto, la moderación, y una actitud positiva y alegre, también.

Yoga infantil: la unión de juego y


relajación
Todos los niños pueden beneficiarse de los efectos positivos del yoga

Los padres buscan actividades para sus hijos que, además de divertirles, tengan
beneficios positivos para su desarrollo físico y psíquico y para su salud. El yoga
para niños puede ser una buena opción para unir juego con relajación,
concentración y equilibrio.

Cuándo puede mi hijo practicar yoga

Originario de la India, la palabra yoga significa 'unión', unión primero con uno
mismo (el niño se encuentra con sí mismo, aprende a conocerse a sí mismo), y
después con los demás (los pequeños aprenden a relacionarse y comunicarse con
su entorno).

Los expertos coinciden que la mejor edad para que el niño se adentre en los
ejercicios del yoga es a partir de los 4 años. A esa edad los pequeños ya saben
perfectamente lo que se puede esperar y se quiere de ellos y ya tienen la
capacidad de realizar y controlar ciertos movimientos del cuerpo.

A esa edad, para los niños, la práctica del yoga es una actividad lúdica. No
obstante, gracias al yoga consiguen olvidar las posibles situaciones de presión o
estrés que aparezcan en el colegio o en casa y se relajan, adoptando una actitud
tranquila, reduciendo tensiones y facilitando su concentración y autocontrol.
Además favorece su potencial creativo y potenciar su talento.

Beneficios del yoga para los niños

El yoga es una actividad recomendada para todos los niños y niñas. La búsqueda
del equilibrio y la armonía constituye una buena base para que, en el futuro, los
pequeños disfruten de una vida adulta alegre y saludable.

Tanto para el niño inquieto o activo como para el tímido o vergonzoso, el yoga
ayuda a canalizar su energía y reafirmar su autoestima. Ayudará a los más activos
a aprender a relajarse y concentrarse más, mientras que también fomentará que
los niños más callados pierdan su miedo ante los demás y se abran al universo
que les rodea.

El yoga, adaptado a la personalidad del niño

Consecuentemente, en función del temperamento de cada niño habrá que


planificar las clases de yoga con unos tipos de ejercicios u otros. No se puede
planificar una práctica estándar del yoga igual para todos los tipos de niños, sino
que antes tenemos que estudiar y analizar el temperamento de cada uno. Hay que
tener en cuenta diversas características que luego influirán en la formación de una
personalidad y de un desarrollo físico normal o desviado. Estas características
son:

- Nivel de actividad del niño: frecuencia y rapidez de sus movimientos.

- Regularidad o irregularidad en sus funciones fisiológicas: sueño, hambre, etc.


- Reacción a experiencias nuevas como un dormitorio nuevo o estar con personas
desconocidas.

- Mínima fuerza o estímulo necesarios para llamar su atención para realizar un


nuevo movimiento o actividad.

- Energía de expansión en la que expresa sus emociones, estados de ánimos,


deseos, ilusiones, etc.

- Facilidad con la que su atención de desvía de una a otra actividad por algún
estímulo periférico.

- Tiempo de atención ininterrumpida hacia una actividad simple como ver la


televisión o hacia una postura.

Por todo ello el yoga es una actividad muy recomendada para los niños, un juego
que favorece su desarrollo en todos los sentidos y le ayuda a
relajarse, concentrarse y llevar una vida más tranquila ahora y en el futuro,
manteniendo siempre una actitud positiva.

El arco. Postura de yoga para niños


Cómo hacer con los niños la postura del arco o Dhanurasana
Guiainfantil.com
23 de marzo de 2018
Una de las posturas de yoga que más gusta a los niños es la del arco o
Dhanurasana. Es una postura divertida,, sencilla y muy beneficiosa para su
espalda. Si quieres aprender a practicarla con tu hijo, presta atención a las
explicaciones de nuestra experta Silvia Leal. Nos explica cómo se hace, paso a
paso, y qué beneficios tiene para toda la familia. Aprende a hacer la fabulosa
postura de yoga del Arco o Dhanurasana con tu hijo.

Edición: Lola Doménech

Por qué el yoga tiene tantos


beneficios para niños con TDAH
Sabemos que el yoga es bueno para todos, sin importar condición ni edad. Pero
ahora además sabemos que es una herramienta esencial para niños con
TDAH. Al menos es lo que revela un interesante estudio publicado por una
prestigiosa revista canadiense (Cadth).
Te explicamos por qué debes apostar por el yoga y la meditación si tienes un hijo
con problemas de atención e hiperactividad y por qué el yoga tiene tantos
beneficios para niños con TDAH.

5 beneficios del yoga como terapia complementaria


para niños con TDAH

El yoga nos ofrece a todos maravillosos beneficios, pero sus bondades se


incrementan en el caso de niños con problemas de concentración e
hiperactividad. Es el resultado de un interesante estudio publicado por la revista
canadiense Cadth. Pero, ¿Sabes por qué? Descubre 5 grandes beneficios del
yoga para niños con TDAH:

1. Mejora la concentración. Este nuevo informe demuestra que el yoga mejora


de forma muy visible la capacidad de concentración y atención, algo que a los
niños con TDAH les cuesta más. Según el informe, los niños con TDAH bajo
observación que recibieron clases de yoga de forma contínua durante dos meses,
notaron una gran mejora en su capacidad de atención.

2. Controla la impulsividad. Ciertas posturas de yoga están especialmente


indicadas para conseguir un mayor autocontrol. Tanto el yoga como el Mindfulness
o meditación, ayudan a canalizar mejor las emociones, en especial la ira, la
ansiedad y el estrés.

3. Mejora el conocimiento personal. Nada como la meditación y la relajación del


yoga para mejorar el conocimiento interior. El silencio y la relajación invitan a la
reflexión y generan un pensamiento más profundo de autoconocimento interior.

4. Mejora la relación con el entorno. Si el yoga consigue que los niños con
TDAH se concentren más y controlen su impulsividad, esto también ayudará a que
puedan relacionarse con los demás sin tantos problemas.

5. Mejora la autoestima. A medida que el niño compruebe como es capaz de


pararse y controlar sus emociones, verá reforzada la confianza en sí mismo y de
paso, su autoestima.

Descubre por qué el yoga tiene tantos beneficios para


niños con TDAH

El yoga basa sus ejercicios en el control de la respiración y la postura


corporal. Gracias a eso, se consigue aliviar tensiones y mejorar la concentración.
El informe publicado en la revista canadiense, basado en un estudio de psicólogos
y expertos en Yoga y Mindfulness, observaron la repercusión que tenía el yoga
en 49 niños de entre 8 y 12 años con TDAH.

Los niños acudieron a clases de yoga durante 8 semanas seguidas. Se


dividieron en dos grupos y se les pasó dos tipos de test: uno visual y otro de
determinación. Al cabo de esas 8 semanas se comprobó una gran mejora a nivel
cognitivo en los niños y en cuanto al comportamiento, la concentración y el tiempo
de reacción ante los estímulos.

Por último, en el informe se pide a padres con niños con TDAH tener en cuenta
esta fantástica herramienta para sus hijos, y a los colegios, colaborar para ayudar
a estos niños con trastorno de déficit y atención e hiperactividad con terapias
complementarias como esta.
Beneficios del yoga para los niños
como actividad extraescolar
El yoga fomenta la empatía, la confianza y la concentración de los niños

Cada día son más los padres que eligen el yoga como actividad extraescolar para sus
hijos. Estamos delante de una actividad con su propia trayectoria en los últimos años, pero
todavía muy novedosa en el ámbito extraescolar.

Desconocida para muchos y atrevida para otros, en las siguientes líneas voy a
intentar solventar algunas de las dudas que se nos presentan como padres a la hora de
decidir si apuntar a nuestros peques o no a esta actividad, aunque lo que es indiscutible son
los beneficios del yoga para los niños.

Beneficios del yoga para los niños


Las nuevas corrientes pedagógicas apuestan por la educación en emociones, la gestión de
sentimientos, los aprendizajes a través de las experiencias… y en esta línea, encontramos
en el yoga las herramientas necesarias para desarrollar las cualidades que los participantes
emplearán en su entorno. Manteniendo su objetivo principal en proporcionar unidad con el
cuerpo, la mente y el entorno.

En las sesiones, se aprenden unas rutinas comunes, se corrigen posturas corporales que
evolucionan en dificultad, y se progresa en el equilibrio corporal. Se trabaja la paz y el
silencio a través de la música y se consigue una armonía grupal donde la energía es casi
tangible.

Las clases extraescolares de yoga además de ser tranquilas, se caracterizan por su alto
poder de comunicación. La creatividad en el lenguaje corporal es el epicentro de esta
forma de expresión. Así pues, resulta obvio que se desarrollen contenidos cinestésicos tales
como la educación física, el conocimiento del cuerpo o la flexibilidad.

Por medio del yoga se puede mejorar:

- La confianza en uno mismo

- La concentración y la atención

- La empatía

- La identificación y posterior gestión de emociones

Estas mejoras son los ingredientes necesarios para conseguir que los niños tengan incluso
un mayor rendimiento en el estudio, ejercitando la razón, la emoción y promoviendo
la memoria y la inteligencia.

Una buena actividad desde mi punto de vista para canalizar emociones y aprender y
entrenar otras habilidades.
Qué es el mindfulness para niños y adultos

PROMOCIONADO

Vídeos con posturas de yoga para


niños
Cómo practicar yoga en familia con los hijos
Guiainfantil.com
14 de febrero de 2018

El yoga es una práctica muy beneficiosa tanto para niños como para adultos. Sus
beneficiosabarcan tanto el cuerpo como las emociones y la mente. De ahí que ofrezca tantas
ventajas. Pero para aprovechar al máximo cada uno de sus beneficios, hay que realizar las
posturas de forma correcta.

Desde Guiainfantil.com hemos seleccionado las mejores asanas para grandes y pequeños.
Posturas de yoga que podrás practicar a diario con tu hijo. Te explicamos cómo hacer cada
una de ellas y qué beneficios te aportan cada una. Aquí tienes nuestra selección de vídeos
con posturas de yoga para niños.
Vídeos con posturas de yoga para niños para practicar
en familia

Desde la famosa postura o asana del árbol, muy beneficiosa para desarrollar aún más el
equilibrio y la concentración de los niños, hasta la postura del perro boca a bajo, ideal para
prevenir dolores de espalda y cervicales.

Practica con tu hijo las posturas de yoga más populares y beneficiosas. Descubrirás que
además son una excelente herramienta contra el estrés, la ansiedad y el nerviosismo.
Postura del árbol. Te explicamos
cómo hacer la postura del árbol o Vrksasana, una de las asanas de yoga más conocidas. Se
trata de un ejercicio ideal para practicar yoga con los niños. Además, tiene muchos
beneficios para ellos. Por ejemplo, es muy beneficioso para fortalecer los músculos de las
piernas. Además, potencia el equilibrio.

Postura del perro boca


abajo. Te enseñamos a hacer el ejercicio de yoga del Perro boca abajo, cuyo nombre
original es Adho mukha svanasana. Es una postura muy sencilla que también pueden hacer
los niños. Anima a practicar yoga con tu hijo y así os beneficiaréis los dos de todas las
ventajas de esta práctica milenaria.

Postura de la cobra. Practica


yoga con tu hijo: te enseñamos a hacer la cobra, una postura con muchísimos beneficios
físicos y psicológicos. Aprende a hacer la postura de yoga de la cobra, un asana que
también se conoce como Bhujangasana. Descubre también los beneficios que tiene para los
niños hacer yoga.
El barco. Te explicamos cómo
hacer la postura del barco, conocido también como Navasana. Aprende a hacer la postura
de yoga del barco con tu hijo y aprovecha todos sus beneficios. En este vídeo aprenderás a
hacer este fantástico ejercicio de yoga, tan bueno para ejercitar los músculos abdominales.

Postura de la Vela. Te enseñamos


a hacer la postura de la Vela o Sarvangasana con los niños, una asana ideal para practicar
en familia, ya que es muy sencilla y tiene muchísimos beneficios para todos. Descubre aquí
cómo hacer este ejercicio de yoga y qué beneficios tiene tanto para los niños como para sus
padres.

La pinza. Te explicamos a hacer


una postura de yoga muy sencilla y popular: la pinza. Se la conoce también como
Uttanasana, y es tan sencilla que es ideal para practicarla en familia con los niños. Además,
te proporcionará muchos beneficios a nivel físico y psicológico. Por ejemplo, es ideal para
estirar bien la columna vertebral.
El arco. Te explicamos cómo hacer
la postura del arco con los niños, también conocida como Dhanurasana. Practica yoga con
los niños en familia y aprovecha todos sus beneficios. En este caso, esta postura es ideal
para fortalecer la espalda y rebajar los dolores de espalda por las malas posturas de los
niños.

El águila. Te explicamos cómo


hacer la asana de yoga 'El águila', conocida también como Garudasana. Un ejercicio de
yoga que podrás enseñar a tu hijo y podréis practicar en familia. Descubre los beneficios
que tiene esta postura de yoga para ti y para tu hijo y cómo puedes hacerla. Te lo
explicamos paso a paso.

El Guerrero indio. Te enseñamos


a hacer de forma práctica la postura del guerrero indio, conocida también como
Virabhadrasana. Es una asana de yoga muy sencilla que podrás hacer con tu hijo. Además
tiene muchos beneficios para él. Por ejemplo, fortalece piernas y espalda y mejora la
concentración.
Gurrero II. Te explicamos cómo
hacer la postura del guerrero II. Se trata de una postura de yoga para niños que puedes
hacer en familia. Descubre cómo hacer esta postura de yoga tan sencilla y beneficiosa para
niños y mayores y podrás beneficiarte de todas sus ventajas a nivel físico y emocional.

Guerrero III. Te enseñamos a hacer


la postura de yoga del guerrero III o Virabhadrasana III con los niños. Es una postura o
asana de yoga muy sencilla y con muchísimos beneficios para toda la familia, por eso te
animamos a hacerla también con tus hijos. Además, practicar yoga en familia es muy bueno
para fortalecer los vínculos.

Yoga con las manos. Cómo enseñar mudras a los niños

PROMOCIONADO

El barco. Postura de yoga para


niños
Cómo hacer yoga en familia con los niños
Guiainfantil.com
16 de marzo de 2018
Te enseñamos a hacer con tu hijo una asana de yoga fantástica para los músculos
abdominales.Se llama 'El barco' o Navasana. Puedes hacerlo en familia con tu
hijo, aunque puede que al principio a los niños les cueste más, ya que necesitan
ejercer bastante fuerza abdominal. Sigue este paso a paso explicativo del vídeo y
aprende a hacer de forma correcta esta postura. Un ejercicio que también mejora
la coordinación y la postura de la espalda.