Está en la página 1de 7

1

Universidad Simón Bolívar

Presentado Por:

Esmeral Rafael

García Luis

Henríquez Esnahider

Jordán Daniel

Nadjar Abrahán

Suarez Fabián

Viñas Blas

Presentado A:

Rapalino Faride

Derecho

Semestre II

Barranquilla

2019
2

Introducción

Este ensayo tiene como finalidad analizar lo que causa el mal uso de la

tecnología, y el exceso de ella, esto puede afectar tanto en la salud como en el ámbito

como en el psicológico. Este tipo de casos se presenta frecuentemente en los

adolescentes, presentando aspectos negativos como la depresión, el aislamiento

social, la ansiedad, la pérdida del placer y el disfrute de las actividades diarias, entre

otros problemas psicológicos.


3

Desarrollo

La relación entre los adolescentes y su manera de utilizar las Tecnologías de la

Información y de la Comunicación, es un tema que ha suscitado mucho interés entre los

investigadores en los últimos años, dado el volumen de publicaciones al respecto. Es

incuestionable que vivimos inmersos en una época de cambio social debido a la influencia

de las TIC. Estas herramientas tecnológicas nos han proporcionado muchas ventajas en

cuanto a movilidad, información fácil y actualizada, entretenimiento, relación social, etc.

Este poder que ejercen se hace notar especialmente en los adolescentes, por lo que es preciso

describir en qué consisten exactamente las conductas de abuso y qué factores pueden estar

influyendo en ellas, para evaluar su impacto en el desarrollo psicológico de este grupo

poblacional y diseñar estrategias de prevención. Paralelamente, desde los diferentes

contextos educativos; familia, escuela, entre otros, y posiblemente influidos por el tipo de

sociedad, se están generando modelos muy impulsivos de comportamiento y de solución de

problemas. Es decir, que estamos educando para favorecer la conducta rápida y no

proporcionamos a los adolescentes momentos para la reflexión. Estamos formando personas,

en general, sin concederles el tiempo necesario para pensar, incluso ni siquiera para manejar

y tolerar el aburrimiento.

Los adolescentes están fascinados por las posibilidades que les ofrecen internet, el

móvil, los videojuegos, etc. ya que constituyen un medio extraordinario de relación,

comunicación, aprendizaje, satisfacción de la curiosidad, ocio y diversión (Castellana,

Sánchez Carbonell, Graner y Beranuy, 2007).


4

En relación con lo anterior, se podría decir que en algunas familias puede aparecer

una respuesta de inquietud al ver a sus hijos conectados de forma intensiva a redes sociales,

enviar y recibir mensajes de móvil con frecuencia, encerrarse en la habitación a jugar con el

ordenador o a “bucear” por internet durante un tiempo excesivo, etc. Estos comportamientos,

que no eran frecuentes en su generación, han producido esta alarma social y una necesidad

de saber si la conducta de sus hijos sigue un patrón normalizado o, por el contrario, está

desajustada y necesita intervención. Todo esto nos genera daño tanto psicológico como

mentalmente, nos epacta o causa dolores de cuello, sobre peso y problemas auditivos. En

cuanto a lo psicológico, nos afecta la salud mental, deteriorándose vertiginosamente por

culpa de la adicción a los teléfonos inteligentes

La doctora Cecilia R, nos habla de las enfermedades que nos puede generar si no

usamos la tecnología de manera adecuada, lo cual puede provocar, síndrome del túnel

carpiano y enfermedades mentales como depresión y ansiedad.

Además, el Psicólogo Jean T., argumenta que la tecnología y sus efectos en nuestro

bienestar y felicidad en pleno siglo XXI estamos inmersos en un desarrollo tecnológico

constante con avance científico, pero estos avances están causando enfermedades en la

persona y también en el medio ambiente.

Además, siguiendo a Saldaña (2001), el propio diseño de estas tecnologías las hace

susceptibles de afectar a la voluntad de control, lo cual, junto con otros factores personales y

ambientales, facilita la conducta adictiva. Las nuevas tecnologías representan, para los
5

jóvenes y adolescentes, la posibilidad de perderse en un mundo de fantasía que les facilita

una posible huida de la realidad y de la rutina cotidiana. De hecho, introducen, puede que

inconscientemente, un nuevo paradigma en sus relaciones y una paradoja: a través de las

redes sociales y de Internet, crece de forma exponencial la posibilidad de relacionarse, pero

les induce, en muchos casos, a no mostrarse tal y como son en realidad, sino que muestran

una imagen artificial e idílica de sí mismos, lo que refuerza su adicción a las tecnologías.
6

Conclusión

Podemos concluir, asimismo, que nuestra sociedad avanza hacia la plena cobertura

de infraestructura tecnológica, tanto en los hogares como en las escuelas. Los adolescentes

están viviendo en un entorno digitalizado que ha condicionado su manera de actuar,

relacionarse y comunicarse. Este colectivo es experto en el manejo instrumental de estos

soportes, pero no los suelen utilizar de un modo reflexivo. Si excluimos el uso que les dan

para preparar sus trabajos académicos, para los adolescentes son, fundamentalmente,

instrumentos de diversión. Como jóvenes debemos saber usar la tecnología, para que de ese

modo no nos haga mal, y pase hacer una gran herramienta de uso, para lo necesario en

nuestras vidas.
7

Referencias bibliográficas

Castellana, M., Sánchez-Carbonell, X., Graner, C. y Beranuy, M. (2007). El adolescente ante

las Tecnologías de la Información y la Comunicación: Internet, móvil y videojuegos.

Papeles del Psicólogo, 28 (3), 196-204.

María Andreina Bariano 26 de noviembre de 2016 Diario las américas.

Saldaña, D. (2001). Nuevas tecnologías: nuevos instrumentos y nuevos espacios para la

psicología. Apuntes de Psicología, 19 (1), 5-10.

Jean Twenge1/14/2018 https://www.dinero.com/internacional/articulo/adiccion-a-la-

tecnologia-y-su.efecto.en.la-salud-mental/254078

También podría gustarte