Está en la página 1de 120

Educación

A DISTANCIA

AUTORIDADES

Canciller
Su Excelencia Reverendísima
Mons. MARIO ANTONIO CARGNELLO
Arzobispo de Salta

Rector
Pbro. Lic. JORGE ANTONIO MANZARÁZ

Vice-Rectora Académica
Mg. Dra. MARÍA ISABEL VIRGILI DE RODRÍGUEZ

Vice-Rectora Administrativa
Mg. Lic. GRACIELA MARÍA PINAL DE CID

Secretario General
Dr. GUSTAVO ADOLFO FIGUEROA JEREZ

3
3

CURRÍCULUM VITAE

DATOS PERSONALES:

Nombre: Mariela A.
Apellido: Gómez Astorga

TÍTULOS:

- Nivel Universitario:
Técnica Universitaria en Higiene y Seguridad en el Trabajo. Universidad Nacional de Salta. Año de Egreso:
2.004.
Ingeniera en Construcciones. Universidad Nacional de Salta. Año de Egreso: 1.991.
- Nivel Secundario: Bachiller Perito Mercantil. Instituto Padre Gabriel Tommasini. Año de Egreso: 1.982

Actualmente realizando el Trabajo de Campo de la carrera "Ingeniería en Higiene y Seguridad" - Facultad de


Ingeniería - Universidad del Centro de la Provincia de Buenos Aires - Sede Olavarría para finalizar la misma.

ANTECEDENTES:

Laborales:

- Responsable de MaSySo Consultora.


- Participación en Proyectos, Dirección Técnica, Ejecución y Administración de Obras Particulares. Período: 1.997
- 2.003.

Docentes:

- Universidad Católica de Salta. Escuela de Negocios.


- Auxiliar Docente a cargo.
Cátedra: "Seguridad Industrial V". Período: 2.008 a la fecha.
- Auxiliar Docente.
Cátedra: "Incendios". Período: 2.008 a la fecha.
- Auxiliar Docente Interino a Cargo.
Cátedra: "Ambiente de Trabajo III". Período: 2.008 a la fecha.
- Auxiliar Docente Interino.
Cátedra: "Ambiente de Trabajo I". Período: 2.008-2010.
Cátedra: "Física I". Período: 2.010 a la fecha.

- Instituto de Carreras Superiores N° 6016 "Conscripto Ricardo Armando Paz" (Gral. Mosconi). Dirección
de Enseñanza Superior.
- Docente.
Cátedra: "Higiene y Seguridad". Período: 2.009-2.010.
- Universidad Nacional de Salta. Facultad de Ingeniería.
- Auxiliar Docente Adscripto de 1º Categoría.
Cátedra: "Seminario de Introducción a la Ingeniería". Período: 2.000/02.
- Auxiliar Docente de 2º Categoría.
Cátedra: "Física I". Período: 1.985.
- Profesora suplente de "Matemáticas". Colegio Santo Tomás de Aquino, Período: 1.997 y Colegio San Martín
Bº Casino, Período: 1.996.

JORNADAS:

- Disertante en "I Jornada Provincial de Higiene y Seguridad en el Trabajo" - Abril 2.010 - San Salvador de Jujuy.
4

CURSOS - POSTGRADOS:

- Tratamiento de aire en el marco de la higiene y seguridad en el trabajo y medio ambiente. IRAM Filial Litoral.
(2.011).
- Certificación de Instalaciones Fijas contra Incendios, IRAM 3501-1, 3501-2, 3501-3, 3501-4, 3546 y 3519. IRAM
Filial Litoral. (2.011).
- Prevención de Riesgos en la Actividad Agrícola. FISO, UART e INTA. (2.011).
- Prevención de Riesgos en la Actividad Agrícola. FISO, UART, INTA y Universidad Católica de Salta. (2.008).
- 3º Jornadas Latinoamericanas sobre Medio Ambiente. Escuela de la Magistratura, FARN, PNUMA y otras.
(2.006).
- Sustancias Peligrosas – Primer Nivel. Praxis Industrial. (2.006).
- Curso de Posgrado "Estudio y Evaluación de Impacto Ambiental". Secretaría de Medio Ambiente de Salta y Es-
cuela de Negocios de la Universidad Católica de Salta. (2.005).
- Evacuación. Universidad Nacional de Salta. (2.004).
- Los estudios de impactos ambientales y sus técnicas instrumentales. Universidad Católica de Salta. (2.003).
- Seguridad en edificios. (2.003).
- IV Curso de Posgrado "Economía, Ambiente y Sociedad". Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales
(FLACSO). Buenos Aires. (2.002).
- Curso de Seguridad. Fundavita. (2.002).
- Evaluación de Impacto Ambiental. Secretaría de Medio Ambiente de Salta y Consejo Profesional de Ingenieros.
(2.002).
- Posgrado de Gestión Ambiental. Fundación Bioquímica Argentina y Colegio de Bioquímicos de Salta. (2.001).
- Marketing para Profesionales de la Construcción. (1.999).
- Inglés. Nivel Básico e Intermedio. (1.998).
5

ÍNDICE
6

Referencias de íconos:

Actividad en el Foro.

Actividad de Reflexión no obligatoria.

Actividad Grupal.

Actividad Individual.

Actividad Obligatoria. Debe ser enviada para su evaluación.

Atención.

Audio

Bibliografía.

Glosario.

Página web - Internet.

Sugerencia.

Video.
7

PLANIFICACIÓN

AÑO LECTIVO
2014

PROGRAMA DE CÁTEDRA
MODALIDAD NO PRESENCIAL

UNIDAD ACADÉMICA: FACULTAD ESCUELA DE NEGOCIOS

CARRERA: TECNICATURA UNIVERSITARIA EN HIGIENE Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO

CÁTEDRA: Seguridad Industrial V AÑO: 3º Año RÉGIMEN: 2º Sem.

EQUIPO DOCENTE
PROFESOR/A:
Ing. Mariela Gómez Astorga

FUNDAMENTOS
La asignatura se basa en el conocimiento adquirido en asignaturas anteriores para el reconocimiento
y aplicación de los mismos para la correcta selección de los elementos de protección personal en las
diferentes actividades y/o procesos productivos que se pueden presentar durante el ejercicio profe-
sional planteándose también la identificación y control de las distintas radiaciones en las instalacio-
nes.

Al finalizar el cursado de la asignatura, los futuros técnicos tendrán capacidad de discernimiento en la


aplicación de los conceptos teóricos adquiridos durante el cursado lo que les permitirá brindar un ser-
vicio profesional con calidad y eficiencia, logrando un crecimiento personal y profesional al ser partíci-
pes del perfeccionamiento de la seguridad en el trabajo dentro del ambiente laboral.

OBJETIVOS
Que los estudiantes logren:

- Concientizar sobre el uso obligatorio de los elementos de protección personal tanto a los empleado-
res como a trabajadores.
- Seleccionar de manera adecuada los distintos elementos de protección personal para los diferentes
riesgos a los que se encuentra expuesto el trabajador en las actividades.
- Conocer e identificar los elementos de protección personal existentes que ofrece el mercado.
- Identificar y controlar los riesgos de radiaciones así como los elementos de protección personal
adecuados para las mismas.

CONTENIDOS
UNIDAD I

Legislación vigente: Ley N° 19.587, Dec. N° 351/79, Ley N° 24.557. Normas IRAM. Protección: defini-
ción. Tipos de protección. Elementos de Protección Personal: definición. Misión. Condiciones y carac-
terísticas. Clasificación. Señalización. Uso y mantenimiento.
8

UNIDAD II

Protección craneana: descripción; riesgos a proteger; clasificación; cuidados; indicaciones prácticas;


mantenimiento. Protección auditiva: descripción; riesgos a proteger; clasificación; cuidados; indicacio-
nes prácticas; mantenimiento. Protección de los ojos y de la cara: descripción; riesgos a proteger;
clasificación; cuidados; indicaciones prácticas; mantenimiento. Protección de las vías respiratorias:
descripción; riesgos a proteger; clasificación; cuidados; indicaciones prácticas; mantenimiento.

UNIDAD III

Protección de los miembros superiores: descripción; riesgos a proteger; clasificación; cuidados; indi-
caciones prácticas; mantenimiento. Protección de los miembros inferiores: descripción; riesgos a pro-
teger; clasificación; cuidados; indicaciones prácticas; mantenimiento. Protección integral: descripción;
riesgos a proteger; clasificación; cuidados; indicaciones prácticas; mantenimiento.

UNIDAD IV

Estructura de la materia. Elementos químicos. Átomos. Modelos atómicos. Moléculas. Estructura


atómica. Nucleido. Isótopos. Isótonos. Isóbaros. Isómeros. Radiaciones. Espectro electromagnético.
Radiaciones electromagnéticas. Clasificación de las radiaciones. Fuentes naturales y artificiales. Ley
de decaimiento radiactivo. Actividad. Vida media. Masa. Interacción con la materia. Legislación.

UNIDAD V

Radiaciones. Radiaciones ionizantes. Radioactividad. Historia de la radioactividad. Clasificación. Pe-


netración y nocividad. Dosimetría. Magnitudes. Irradiación externa. Contaminación radiactiva: vías de
ingreso al organismo. Efectos biológicos. Efectos no estocásticos o determinísticos. Efectos estocás-
ticos. Efectos hereditarios. Efectos somáticos. Práctica. Intervención. Exposiciones. Protección ra-
diológica: fundamentos, criterios básicos. Sistema de protección radiológica. Monitoraje de la exposi-
ción ocupacional. Detección. Clasificación de las áreas. Señalización. Transporte de material radiacti-
vo. Aplicaciones de las radiaciones ionizantes.

UNIDAD VI

Ondas electromagnéticas. Espectro electromagnético. Radiaciones no ionizantes. Clasificación. Ra-


diaciones ultravioletas: fuentes, efectos, exposición ocupacional, medidas de protección. Láser: com-
ponentes, exposición ocupacional, medidas de protección. Infrarrojo: aplicaciones, efectos, medidas
de protección. Microondas: fuentes, medidas de protección. Exposición ocupacional. Exposición po-
blacional. Legislación.

ESTRATEGIAS Y PRINCIPIOS DE PROCEDIMIENTO


El dictado del módulo será teórico con aplicaciones prácticas dadas las características de los temas
que comprende. Con el apoyo de las herramientas tecnológicas y de la plataforma de educación a
distancia, se realizará un proceso de enseñanza-aprendizaje de carácter dinámico y participativo
donde los alumnos realicen actividades mediante los foros y el correo electrónico, trabajos prácticos y
de investigación, consultas al docente, etc.

Los elementos con que cuentan los alumnos para el cursado de la asignatura son los módulos impre-
sos y la tutoría virtual además del uso de la bibliografía y las páginas web que se propondrán para
cada unidad.

EVALUACIÓN
Criterios:

- Uso de la terminología y vocabulario pertinente de la asignatura.


- Comprensión de los conceptos abordados durante el desarrollo del módulo.
9

- Lectura bibliográfica.
- Participación en los foros de discusión.
- Presentación de los Trabajos Prácticos en tiempo y forma.
- Presentación del Trabajo de Investigación en tiempo y forma.

¡¡IMPORTANTE!!

Los requisitos para regularizar la materia serán informados por el docen-


te a través de los canales pertinentes de comunicación:

- Tablón de anuncios.
- Foro de la materia.
- Cuadros de regularización publicados en la página web.

¡¡¡Manténgase atento!!!

BIBLIOGRAFÍA
BIBLIOGRAFÍA BÁSICA:

LUGAR Y AÑO
AUTOR TÍTULO EDITORIAL
DE EDICIÓN

Seguridad e Higiene del Trabajo - Técni- Ed. Alfaomega.


Cortés Díaz, José María México. 2005.
cas de Prevención de Riesgos Laborales. México

Radioprotección en las aplicaciones médi-


cas de las radiaciones ionizantes. Se
ARN.
puede bajar de la página
www.arn.gov.ar.

González Ruiz, Floria; Manual para el Técnico en Prevención de


Ed. FC Editorial.
González, Maestro. Riesgos Laborales.

BIBLIOGRAFÍA COMPLEMENTARIA:

LUGAR Y ANO
AUTOR TÍTULO EDITORIAL
DE EDICIÓN

Fundación MAPFRE. Manual de Higiene Industrial.

Gestión de la Higiene Industrial en la em-


Floria, Pedro Mateo. Ed. FC Editorial.
presa.

OIT. Enciclopedia de
Capítulos 38, 48, 49 y 61. Se puede bajar
salud y seguridad en el
de la página www.insht.es
trabajo.

SITIOS WEB:

- www.arn.gov.ar
- www.insht.es
10

UNIDAD I

LEGISLACIÓN VIGENTE
Ley N° 19.587/72

La Ley de Higiene y Seguridad en el Trabajo, establece lo siguiente en lo que respecta


a los elementos de protección personal:

Art. 7: Las reglamentaciones de las condiciones de seguridad en el trabajo deberán


considerar primordialmente:

d.- Equipos de protección individual de los trabajadores.

Art. 8: Todo empleador debe adoptar y poner en práctica las medidas adecuadas de
higiene y seguridad para proteger la vida y la integridad de los trabajadores, especial-
mente en lo relativo:

c.- Al suministro y mantenimiento de los equipos de protección personal.

Art. 10: Sin perjuicio de lo que determinen especialmente los reglamentos, el trabaja-
dor estará obligados a:

a.- Cumplir con las normas de higiene y seguridad y con las recomendaciones que se
le formulen referentes a las obligaciones de uso, conservación y cuidado del equipo de
protección personal y de los propios de las maquinarias, operaciones y procesos de
trabajo.

Decreto Reglamentario N 351/79

Dentro del Título VI "Protección Personal del Trabajador" establece lo siguiente: Capí-
tulo 19: Equipos y Elementos de Protección Personal.

Art. 188: Todo fabricante de equipos y elementos de protección personal del trabaja-
dor, deberá estar inscripto en el registro que a tal efecto habilitará el Ministerio de Tra-
bajo. Si dicho requisito, no podrán fabricarse ni comercializarse equipos y elementos
de protección personal que hagan al cumplimiento de la presente reglamentación. Es-
tos responderán en su fabricación y ensayo a las recomendaciones técnicas vigentes
según lo establecido en el art. 5.

Los fabricantes de equipos y elementos de protección personal serán responsables,


en caso de comprobarse que producido un accidente, éste se deba a deficiencias del
equipo o elemento utilizados. La determinación de la necesidad de uso de equipos y
elementos de protección personal, su aprobación interna, condiciones de utilización y
vida útil, estará a cargo del responsable del Servicio de Higiene y Seguridad en el Tra-
bajo, con la participación del Servicio de Medicina del Trabajo en lo que se refiere al
área de su competencia. Una vez determinada la necesidad del uso de equipos y ele-
mentos de protección personal, su utilización será obligatoria de acuerdo a lo estable-
cido en el art. 10 de la ley 19.587. El uso de los mismos no ocasionará nuevos riesgos.
Art. 189: Los equipos y elementos de protección personal, serán de uso individual y
no intercambiable cuando razones de higiene y practicidad así lo aconsejen. Queda
prohibida la comercialización de equipos y elementos recuperados o usados, los que
deberán ser destruidos al término de su vida útil.
11

Art. 190: Los equipos y elementos de protección personal, deberán ser proporciona-
dos a los trabajadores y utilizados por éstos, mientras se agotan todas las instancias
científicas y técnicas tendientes a la aislación o eliminación de los riesgos.

Art. 191: La ropa de trabajo cumplirá lo siguiente:

1.- Será de tela flexible, que permita una fácil limpieza y desinfección y adecuada a las
condiciones del puesto de trabajo.
2.- Ajustará bien al cuerpo del trabajador, sin perjuicio de su comodidad y facilidad de
movimientos.
3.- Siempre que las circunstancias lo permitan, las mangas serán cortas y cuando se-
an largas, ajustarán adecuadamente.
4.- Se eliminarán o reducirán en lo posible, elementos adicionales como bolsillos, bo-
camangas, botones, partes vueltas hacia arriba, cordones y otros, por razones
higiénicas y para evitar enganches.
5.- Se prohibirá el uso de elementos que puedan originar un riesgo adicional de acci-
dente como ser: corbatas, bufandas, tirantes, pulseras, cadenas, collares, anillos y
otros.
6.- En casos especiales la ropa de trabajo será de tela impermeable, incombustible, de
abrigo resistente a sustancias agresivas, y siempre que sea necesario, se dotará al
trabajador de delantales, mandiles, petos, chalecos, fajas, cinturones anchos y
otros elementos que puedan ser necesarios.

Art. 192: La protección de la cabeza, comprenderá, cráneo, cara y cuello, incluyendo


en caso necesario la específica de ojos y oídos. En los lugares de trabajo, en que los
cabellos sueltos puedan originar riesgos por su proximidad a máquinas o aparatos en
movimiento, o cuando se produzca acumulación de sustancias peligrosas o sucias,
será obligatorio la cobertura de los mismos con cofias, redes, gorros, boinas u otros
medios adecuados, eliminándose los lazos, cintas y adornos salientes.

Siempre que el trabajo determine exposiciones constantes al sol, lluvia o nieve, deberá
proveerse de cubrecabezas adecuado.

Cuando existan riesgos de golpes, caídas o de proyección violenta de objetos sobre la


cabeza, será obligatoria la utilización de cascos protectores. Estos podrán ser con ala
completa a su alrededor o con visera en el frente únicamente, fabricados con material
resistente a los riesgos inherentes a la tarea, incombustibles o de combustión muy
lenta y deberán proteger al trabajador de las radiaciones térmicas y descargas eléctri-
cas.

Art. 193: Las pantallas contra la proyección de objetos deberán ser de material trans-
parente, libres de estrías, rayas o deformaciones o de malla metálica fina, provistas de
visor con cristal inastillable.

Las utilizadas contra la acción del calor serán de tejido aluminizado o de materiales
aislantes similares, reflectantes y resistentes a la temperatura que deban soportar.
Para la protección contra las radiaciones en tareas de horno y fundición, éstos tendrán
además visores oscuros para el filtrado de las radiaciones.

Art. 194: Los medios de protección ocular serán seleccionados en función de los si-
guientes riesgos:

1.- Por proyección o exposición de sustancias sólidas, líquidas, gaseosas.


2.- Radiaciones nocivas. La protección de la vista se efectuará mediante el empleo de
anteojos, pantallas transparentes y otros elementos que cumplan tal finalidad, los
cuales deberán reunir las siguientes condiciones:
12

1.- Sus armaduras serán livianas, indeformables al calor, ininflamables, cómodas,


de diseño anatómico y de probada resistencia y eficacia.
2.- Cuando se trabaje con vapores, gases o aerosoles, deberán ser completamen-
te cerradas y bien ajustadas al rostro, con materiales de bordes elásticos. En
los casos de partículas gruesas serán como las anteriores, permitiendo la venti-
lación indirecta; en los demás casos en que sea necesario, serán con monturas
de tipo normal y con protecciones laterales, que podrán ser perforadas para
una mejor ventilación.
3.- Cuando no exista peligro de impacto por partículas duras, podrán utilizarse an-
teojos protectores de tipo panorámico con armazones y visores adecuados.
4.- Deberán ser de fácil limpieza y reducir lo menos posible el campo visual. Las
pantallas y visores estarán libres de estrías, rayaduras, ondulaciones u otros
defectos y serán de tamaño adecuado al riesgo. Los anteojos y otros elementos
de protección ocular se conservarán siempre limpios y se guardarán protegién-
dolos contra el roce.

Art. 195: Las lentes para anteojos de protección deberán ser resistentes al riesgo,
transparentes, ópticamente neutras, libres de burbujas, ondulaciones u otros defectos
y las incoloras transmitirán no menos del 89% de las radiaciones incidentes.

Si el trabajador necesitare cristales correctores, se le proporcionarán anteojos protec-


tores con la adecuada graduación óptica u otros que puedan ser superpuestos a los
graduados del propio interesado.

Art. 196: Cuando el nivel sonoro continuo equivalente supere los valores límites indi-
cados en el anexo V, será obligatorio el uso de elementos individuales de protección
auditiva, sin perjuicio de las medidas de ingeniería que corresponda adoptar.

La protección de los oídos se combinará con la de la cabeza y la cara, por los medios
previstos en este capítulo.

Art. 197: Para la protección de las extremidades inferiores, se proveerá al trabajador


de zapatos, botines, polainas o botas de seguridad adaptadas a los riesgos a prevenir.
Cuando exista riesgo capaz de determinar traumatismos directos en los pies, los zapa-
tos, botines, o botas de seguridad llevarán la puntera con refuerzos de acero. Si el
riesgo es determinado por productos químicos o líquidos corrosivos, el calzado será
confeccionado con elementos adecuados, especialmente la suela y cuando se efect-
úen tareas de manipulación de metales fundidos, se proporcionará al calzado aislación
con amianto.

Art. 198: La protección de los miembros superiores se efectuará por medio de mito-
nes, guantes y mangas, adaptadas a los riesgos a prevenir y que permitan adecuada
movilidad de las extremidades.

Art. 199: Los equipos protectores del aparato respiratorio cumplirán lo siguiente:

1.- Serán de tipo apropiado al riesgo.


2.- Ajustarán completamente para evitar filtraciones.
3.- Se vigilará su conservación y funcionamiento con la necesaria frecuencia y como
mínimo una vez al mes.
4.- Se limpiarán y desinfectarán después de su empleo, almacenándolos en compar-
timentos amplios y secos.
5.- Las partes en contacto con la piel deberán ser de goma especialmente tratada o de
material similar, para evitar la irritación de la epidermis.
13

Los riesgos a prevenir del aparato respiratorio serán los originados por la contamina-
ción del ambiente con gases, vapores, humos, nieblas, polvos, fibras y aerosoles.

Los filtros mecánicos deberán cambiarse siempre que su uso dificulte la respiración y
los filtros químicos serán reemplazados después de cada uso y si no se llegaran a
usar, a intervalos que no excedan de un año.

Se emplearán equipos respiratorios con inyección de aire o presión, para aquellas ta-
reas en que la contaminación ambiental no pueda ser evitada por otros métodos o
exista déficit de oxígeno.

El abastecimiento de aire se hará a la presión adecuada, vigilando cuidadosamente


todo el circuito desde la fuente de abastecimiento de aire al aparato respiratorio.

Los aparatos respiratorios serán desinfectados después de ser usados, verificando su


correcto funcionamiento y la inexistencia de grietas o escapes en los tubos y válvulas.
Sólo podrán utilizar estos aparatos personal debidamente capacitado.

Art. 200: En todo trabajo en altura, con peligro de caídas, será obligatorio el uso de
cinturones de seguridad. Estos cinturones cumplirán las recomendaciones técnicas
vigentes e irán provistos de anillas por donde pasará la cuerda salvavidas, las que no
podrán estar sujetas por medio de remaches. Los cinturones de seguridad se revi-
sarán siempre antes de su uso, desechando los que presenten cortes, grietas o demás
modificaciones que comprometan su resistencia, calculada para el peso del cuerpo
humano en caídas libre con recorrido de 5 metros.

Queda prohibido el empleo de cables metálicos para las cuerdas salvavidas, las que
serán de cáñamo de manila o de materiales de resistencia similar. Se verificará cuida-
dosamente el sistema de anclaje y su resistencia y la longitud de las cuerdas salvavi-
das será lo más corta posible, de acuerdo a las tareas a realizar.

Art. 201: En toda instalación frigorífica se dispondrá de equipos protectores respirato-


rios contra escapes de gases, seleccionándolos de acuerdo con las características de
los elementos empleados en el proceso industrial. Cuando la dispersión de sustancias
químicas pueda determinar fenómenos irritativos en los ojos, los equipos deberán pro-
tegerlos o en su defecto se proveerán anteojos de ajuste hermético.

Cuando exista riesgo de dispersión de anhídrido carbónico, se emplearán equipos


respiratorios autónomos con adecuada provisión de oxígeno, quedando prohibidos los
equipos filtrantes.

En las tareas de reparaciones, mantenimiento y carga y también cuando se hubieran


producido escapes de gas, será exigencia ineludible penetrar en el interior de las
cámaras con los equipos protectores respiratorios. Estos serán conservados en per-
fecto estado y ubicados en lugares fácilmente accesibles para los trabajadores. Perió-
dicamente se capacitará al personal, adiestrándolo en el empleo de los mismos y veri-
ficando el estado de funcionamiento.

Art. 202: Los trabajadores expuestos a sustancias tóxicas, irritantes o infectantes, es-
tarán provistos de ropas de trabajo y elementos de protección personal adecuada al
riesgo a prevenir. Se cumplirá lo siguiente:

1.- Serán de uso obligatorio con indicaciones concretas y claras sobre forma y tiempo
de utilización.
2.- Al abandonar el local en que sea obligatorio su uso, por cualquier motivo, el traba-
jador deberá quitarse toda ropa de trabajo y elemento de protección personal.
14

3.- Se conservarán en buen estado y se lavarán con la frecuencia necesaria, según el


riesgo.
4.- Queda prohibido retirar estos elementos del establecimiento, debiéndoselos guar-
dar en el lugar indicado.

Art. 203: Cuando exista riesgo de exposición a sustancias irritantes, tóxicas o infectan-
tes, estará prohibido introducir, preparar o consumir alimentos, bebidas y tabaco. Los
trabajadores expuestos, serán instruidos sobre la necesidad de un cuidadoso lavado
de manos, cara y ojos, antes de ingerir alimentos, bebidas o fumar y al abandonar sus
lugares de trabajo, para ello dispondrán dentro de la jornada laboral de un período lo
suficientemente amplio como para efectuar la higiene personal sin dificultades. Los
trabajadores serán capacitados de acuerdo a lo establecido en el capítulo 21, acerca
de los riesgos inherentes a su actividad y condiciones para una adecuada protección
personal.

Ley N° 24.557/95

La Ley sobre Riesgos del Trabajo (LRT) establece:

Art. 1: Normativa aplicable y objetivos de la LRT.

1.- La Prevención de los riesgos y la reparación de los daños derivados del trabajo se
regirán por esta LRT y sus normas reglamentarias.
2.- Son objetivos de la Ley sobre Riesgos del Trabajo (LRT):
a.- Reducir la siniestralidad laboral a través de la prevención de los riesgos deriva-
dos del trabajo;
b.- Reparar los daños derivados de accidentes de trabajo y de enfermedades pro-
fesionales, incluyendo la rehabilitación del trabajador damnificado;
c.- Promover la recalificación y la recolocación de los trabajadores damnificados;
d.- Promover la negociación colectiva laboral para la mejora de las medidas de
prevención y de las prestaciones reparadoras.

Normas IRAM
A continuación se detallan aquellas que se refieren a las EPP:

NORMAS IRAM
3630 Anteojos de seguridad.
3610 Calzado de seguridad.
3603 Guantes de cuero.
3607 Guantes p/ riesgo mecánico.
3609 Guantes p/ productos químicos y microorganismos.
3647/1 Equipos de protección respiratoria p/ contaminantes gaseosos.
3647/2 Equipo de protección respiratoria p/ partículas.
3648 Equipo de protección respiratoria, dependiente del medio ambiente, para re-
tención de partículas. Requisitos.
4125 Protectores auditivos. Recomendaciones relativas a la selección, uso, precau-
ciones de empleo y mantenimiento.
3620 Cascos de seguridad para uso industrial.
3653 Equipos de protección respiratoria, dependientes del medio ambiente, para
retención de partículas. Inspección y métodos de ensayo.
15

Riesgo

Es la probabilidad de que un fenómeno pueda producir consecuencias a las personas


(lesiones) o a los bienes (daño). Los que son consecuencia de las condiciones de tra-
bajo, se llaman riesgos derivados del trabajo.

Tipos de riesgos

Los podemos clasificar en:

- Mecánicos: caídas, golpes, choques.


- Físicos: ruido, iluminación, carga térmica.
- Eléctricos: contacto directo e indirecto, electricidad estática.
- Químicos: polvo, gases, vapores, humos.
- Biológicos: bacterias, virus, hongos.
- Ergonómicos: levantamiento de cargas, tareas repetitivas.
- Incendios.
- Otros: quemaduras, mordeduras de animales, choque de vehículos.

El trabajador se encuentra expuesto a cualquiera de estos riesgos lo que tiene como


consecuencia, los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales.

Accidente de trabajo

Es todo acontecimiento súbito y violento ocurrido por el hecho o en ocasión de trabajo


o en el trayecto entre el domicilio del trabajador y el lugar del trabajo, de acuerdo a la
Ley N° 24.557. Es decir, es imprevisto, inesperado, puede o no causar lesiones a las
personas.

Es un hecho repentino y no deseado que interrumpe el proceso productivo y que pue-


de provocar o no daños materiales así como, lesiones a las personas. Si no produce
lesiones, se denomina cuasi accidente o incidente. Ocurren en forma súbita, inmediata
y como consecuencia de un contacto violento entre el agente causante y la víctima.

El accidente de trabajo tiene causas y consecuencias que diferenciamos a las segun-


das, en lesiones si son a las personas y en daños, al medio ambiente o equipo o ma-
quinarias.

Las consecuencias del accidente provocan pérdidas en el trabajador (pérdida de sa-


lud, preocupación dentro de la familia, malestar, incapacidad laboral temporaria o per-
manente); en el empleador (contratar un reemplazante, proceso de producción altera-
do, preocupación de los empleados, inseguridad, disminución de la producción); en el
medio ambiente (contaminación, reparación de equipos, destrucción de infraestructu-
ra).

Teniendo en cuenta la definición de la Ley N° 24.557, podemos clasificar a los acci-


dentes en:
16

Todo accidente es una suma de causas que se van encadenando por lo cual, elimi-
nando una de ellas el accidente no se produce. ¿Cuáles son esas causas?

Primero tenemos las causas inmediatas, son aquellas anteriores al accidente y se di-
viden en condición insegura que es cuando existe una deficiencia o falla en el equipo o
inadecuada infraestructura (ej. escalera sin barandas ni goma antideslizante, desnivel
no señalizado) y acto inseguro, cuando el trabajador efectúa un procedimiento inade-
cuado (ej: no cumple con el procedimiento de trabajo, no utiliza los EPP).

También están las causas básicas que se dividen en factor técnico (mantenimiento de
equipo, infraestructura) y factor humano (no sabe, no quiere o no puede). Con respec-
to al factor humano debemos investigar el "no puede" (trastorno sicológico permanente
o temporal o impedimento físico permanente o temporal), "no sabe" (realizar capacita-
ciones) o "no quiere" (no le gusta el trabajo, ambiente de trabajo incómodo, mala rela-
ción con los compañeros).

Estas causas nos llevan a una falta de control por parte del responsable del área.

Todo lo anterior se refleja en el siguiente diagrama de flujo:

Enfermedad Profesional

Es el estado patológico permanente o temporal que se produce como consecuencia


obligada y directa por el tipo de trabajo con el transcurso del tiempo. Es decir, que la
principal diferencia con el accidente de trabajo es el tiempo ya que la enfermedad pro-
fesional se manifiesta al transcurrir éste, por realizar el trabajo o estar expuesto a ries-
gos éste mientras que, el accidente de trabajo es algo imprevisto y si existen conse-
cuencias se ven en el mismo momento.

Es la enfermedad causada por la exposición del trabajador al agente de riesgo a


través del tiempo. Su efecto es lento, sin violencia y progresivo en el tiempo.
17

En el art. 6° de la Ley N° 24.557 dice "aquellas incluidas en el listado" refiriéndose al


que existe en el Decreto Reglamentario N° 658/96.

Uno de los objetivos de la Ley N° 19.587 es de prevenir, aislar, reducir o eliminar los
riesgos inherentes de las tareas por ello, los métodos para cumplirlo son:

- Eliminación del riesgo.


- Aislamiento del riesgo.
- Alejamiento del trabajador.
- Protección del trabajador.

y las técnicas para lograrlo:

Prevención: Actúa sobre las causas de los accidentes y enfermedades profesionales


como ser, en el hombre mediante la capacitación; en las maquinarias, por el uso ade-
cuado; en el ambiente, por las condiciones de higiene y seguridad; en los procedimien-
tos, por el trabajo seguro.

Protección: Actúa sobre las personas o equipos expuestos al riesgo para disminuir
las consecuencias. Se clasifican en:

- Protección Personal: es la técnica cuyo objetivo es proteger al trabajador de los


riesgos (físicos, químicos o biológicos) que se pueden presentar en la actividad labo-
ral. Es la última barrera en la cadena preventiva entre el hombre y el riesgo.

- Protección integral: está constituida por elementos destinados a proteger al hom-


bre frente a riesgos que actúan sobre todo el cuerpo. Ejemplos: trajes ignífugos,
equipos anticaídas, chalecos salvavidas, etc.

- Protección colectiva: es la técnica cuyo objetivo es la protección simultánea de


varios trabajadores expuestos a un determinado riesgo. Ejemplos: barandas, redes
de seguridad.

ELEMENTOS DE PROTECCIÓN PERSONAL


Los equipos de protección personal o individual son el "último escalón" de la acción
preventiva o bien, la última barrera entre el riesgo y el accidente pero eso no implica
que sea menos importante que otras medidas a tomar para prevenir los accidentes y/o
enfermedades profesionales.

Teniendo claro que es la última medida para la protección individual, debemos consi-
derar antes los otros métodos preventivos porque en caso de que se materialice el
riesgo y el trabajador no use los EPP o falla o es ineficaz, aquél sufrirá las consecuen-
cias del daño. Por lo tanto, la elección, utilización y mantenimiento adecuados com-
plementado con la correcta capacitación, son vitales para lograr los objetivos de pre-
vención.

Definimos a los elementos de protección personal (EPP) como cualquier elemento o


equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que lo proteja de uno
o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud en el trabajo así como
cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin. Se excluye de la definición an-
terior:

a.- La ropa de trabajo corriente y los uniformes que no estén específicamente destina-
dos a proteger la seguridad y la salud de los trabajadores.
b.- Los equipos de los servicios de socorro y salvamento.
18

c.- Los equipos de protección individual de los militares, policías, etc.


d.- Los equipos de protección individual de los medios de transporte por carretera.
e.- El material de deportes.
f.- El material de auto defensa.
g.- Los aparatos portátiles para la detección y señalización de los riesgos.

Misión

Es reducir o eliminar las consecuencias personales o lesiones que los riesgos puedan
producir sobre el trabajador.

Condiciones y características

Los requisitos a exigir a los EPP es que deben proteger del tipo de riesgo que se pre-
tende evitar o minimizar.

Las condiciones a cumplir son:

- Materiales empleados en la fabricación:


- Las propiedades físicas y químicas de los materiales empleados deben adecuarse
a la naturaleza del trabajo y al riesgo de lesión que se desea evitar para una pro-
tección eficaz.
- Los materiales no deben producir efectos nocivos en el usuario.

- Relativas al diseño y construcción:


- La forma debe ser adecuada al mayor número posible de personas teniendo en
cuenta los aspectos ergonómicos y de salud, la estética y reducir al mínimo la in-
comodidad así como la adaptación al usuario mediante los ajustes necesarios.
- En cuanto al diseño y construcción, deben ser de fácil manejo para permitir realizar
el trabajo sin una pérdida considerable de rendimiento y sin que produzcan un
riesgo adicional por el uso además de permitir un fácil mantenimiento y conserva-
ción.

Tendremos en cuenta las siguientes consideraciones generales:

- Estar siempre en condiciones.


- Garantizar su funcionamiento.
- Asegurar hermeticidad.
- Ser utilizado por el trabajador.
- Ningún protector es confortable.
- Ser de construcción fuerte y simple.
- En lo posible, elegirlo el usuario.
- Deben ajustarse a la persona y al lugar de trabajo.

Requisitos Generales para los EPP

1.- Principios de concepción:


1.1.- Ergonómicos.
1.2.- Grados y clases de protección:
- Grados de protección tan elevados como sea posible.
- Clases de protección adecuadas a distintos niveles de riesgo.

2.- Inocuidad de los EPP:


2.1.- Ausencia de riesgos y demás factores de molestia "endógenos":
- Materiales constitutivos adecuados.
- Superficie adecuada en todas las partes del EPP que estén en contacto.
- Trabas máximas admisibles para el usuario.
19

3.- Factores de comodidad y eficacia.


3.1.- Adaptación de los EPP a la morfología del usuario.
3.2.- Ligereza y solidez de fabricación.
3.3.- Compatibilidad entre los EPP que el usuario vaya a llevar al mismo tiempo.

4.- Folleto informativo del fabricante.

Selección

Para una adecuada elección, los criterios a seguir son:

- Protección adecuada al riesgo al cual está expuesto.


- Adecuado confort.
- No debe restringir los movimientos.
- Resistencia y durabilidad.
- Cumplir con la respectiva norma IRAM.
- Diseño atractivo.

El procedimiento a realizar para la elección, el uso y desuso de los EPP son:

1.- Determinar el riesgo.


2.- Seleccionar el elemento de protección personal adecuado.
3.- Gestionar la compra.
4.- Controlar, recepcionar y almacenar el EPP.
5.- Capacitar al personal.
6.- Distribuir el EPP con la confección de la respectiva planilla.
7.- Controlar el uso del mismo.
8.- Medidas a tomar en caso de la negativa del trabajar a utilizarlo.

CLASIFICACIÓN
1.- Según el grado de protección:
- EPP de protección parcial: es el que protege determinada zona del cuerpo
(ejemplos: casco, guante, etc.).
- EPP de protección integral: es el que protege al individuo sin especificar zonas
determinadas del cuerpo (ejemplos: trajes ignífugos, equipo anticaída, etc.)

2.- Según el riesgo a proteger:


- EPP de protección de riesgos químicos (ejemplos: máscara, equipos autónomos,
etc.).
- EPP de protección de riesgos físicos (ejemplos: mecánicos: casco, guante, etc.;
acústicos: orejeras, etc.; térmicos: calzado, trajes, etc.)
- EPP de protección de riesgos biológicos (ejemplos: trajes especiales, etc.)

3.- Según la técnica:


- EPP para proteger del accidente de trabajo (ejemplos: casco, guante, etc.)
- EPP para proteger de la enfermedad profesional (ejemplos: máscara, orejeras,
etc.)

4.- Según la zona del cuerpo a proteger:


- Cabeza.
- Ojos y cara.
- Oído.
20

- Vías respiratorias.
- Miembros superiores.
- Miembros inferiores.
- Tronco y abdomen.
- Todo el cuerpo.

SEÑALIZACION
La norma IRAM 10.005 establece las distintas señalizaciones de obligación, informa-
ción, prevención y prohibición siendo obligación del empleador, cumplir con la coloca-
ción de los carteles, algunos de los cuales son los siguientes:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
USO Y MANTENIMIENTO
La capacitación es la herramienta a utilizar para lograr la concientización del trabajador
en la necesidad del uso del EPP para prevenir los accidentes y/o enfermedades profe-
sionales, es allí donde se informa sobre los riesgos a los que está expuesto dentro del
ambiente laboral, la obligación de utilizar los EPP así como el cuidado y conservación
de los mismos.

Además todo EPP requiere un mantenimiento adecuado para garantizar el correcto


funcionamiento para ello siempre deben ser revisados, estar limpios, reparados o re-
novados cuando sea necesario.

 
 
 
 
 
 
 
21

UNIDAD II

PROTECCIÓN CRANEANA
La cabeza puede estar expuesta a diversos riesgos dependiendo de la actividad, como
ser: mecánicos, eléctricos, físicos, químicos, etc. los que tienen distintas consecuen-
cias o lesiones en el hombre, desde golpes, cortes, heridas hasta más graves. Entre
los riesgos que pueden señalarse son:

- Mecánicos.
- Térmicos.
- Eléctricos.
- Incomodidad y molestias por el uso.

Tipos
a.- Caperuzas: cubren la cabeza y protegen contra la proyección de partículas co-
rrosivas, incandescentes, altas o bajas temperatura, radiaciones.
b.- Gorras y redes: recogen el cabello para protegerlo de grasa o polvo, evitar atra-
pamientos o contaminación de alimentos.
c.- Cascos de seguridad: sombrero que cubre totalmente el cráneo, compuesto de
copa, eventualmente visera o ala, destinado a proteger esencialmente contra riesgos
de impacto, golpes y penetración según sea la clase de casco, además, contra efecto
de las llamas, riesgos eléctricos, salpicaduras de químicos agresivos o metales fundi-
dos (IRAM 3620).

Cascos de seguridad
El casco de seguridad ofrece una protección general, para el cráneo en su conjunto,
en particular contra los efectos de posibles impactos por caída de objetos y, en menor
medida, de choques contra objetos inmóviles.
Según la norma IRAM, es un sombrero que cubre totalmente el cráneo, compuesto de
copa, eventualmente visera o ala, destinado a proteger esencialmente contra riesgos
de impacto, golpes y penetración según sea la clase de casco, además contra efecto
de las llamas, riesgos eléctricos, salpicaduras de químicos agresivos o metales fundi-
dos.
22

Características
- Máxima absorción de golpes.
- Mínima transmisión de golpes.
- Liviano, cómodo y de apariencia atractiva.
- Mínima conductividad eléctrica y térmica.
- Autoextinguible.
- Suspensión simple, de fácil limpieza y reemplazo.
- Durable.
- Ajustado a normas.
Elementos del casco

1.- Casquete: elemento de material duro y de terminación lisa que constituye la for-
ma externa general del casco.
2.- Visera: es una prolongación del casquete por encima de los ojos.
3.- Ala: es el borde que circunda el casquete.
4.- Arnés: es el conjunto completo de elementos que constituyen un medio de man-
tener el casco en posición sobre la cabeza y de absorber energía cinética durante un
impacto.
5.- Banda de cabeza o tafilete: es la parte del arnés que rodea total o parcialmente
la cabeza por encima de los ojos a un nivel horizontal que representa aproximadamen-
te la circunferencia mayor de la cabeza.
6.- Banda o prensa de nuca: es una banda regulable que se ajusta detrás de la
cabeza bajo el plano de la banda de cabeza y que puede ser una parte integrante de
dicha banda de cabeza.
7.- Mentonera: es una banda que se acopla bajo la barbilla para ayudar a sujetar el
casco sobre la cabeza. Este elemento es opcional en la constitución del equipo, y no
todos los cascos tienen por qué disponer obligatoriamente de él.

Clasificación:

Zona de protección
23

Es la comprendida por el plano horizontal que sirve de referencia por el conducto audi-
tivo externo y el párpado inferior.

Materiales
- Fenoles laminados:
- Excelente resistencia a impactos.
- Regular resistencia dieléctrica.
- Buena resistencia a la temperatura.

- Poliésteres de Fibra de Vidrio (PRFV):


- Buena resistencia a impactos.
- Regular resistencia dieléctrica.
- Buena resistencia a la temperatura.

- Polímeros ABS (Acrilo-Butadieno-Estireno):


- Regular resistencia a impactos.
- Excelente resistencia dieléctrica.
- Baja resistencia a la temperatura.

- Polietileno de Alta Densidad:


- Regular resistencia a impactos.
- Excelente resistencia dieléctrica.
- Buena resistencia a la temperatura.

Colores en los cascos de seguridad


- Blanco: Dirección o Gerencia.
- Naranja: Supervisores, Técnicos, Capataces.
- Verde: Servicios de HyS.
- Amarillo: Personal de planta, uso Gral.
- Rojo: Servicio de bomberos.
- Gris: Vigilancia.
- Azul: Visitas.
- Lila: Administrativos de planta.
Lo mencionado anteriormente, es optativo en cada empresa.
Ensayos previstos por la Norma IRAM 3620
1.- Ensayo de absorción de impacto.
2.- Ensayo de resistencia a penetración.
3.- Ensayo de resistencia a la llama.
4.- Ensayo de resistencia al paso de corriente eléctrica.
5.- Exámenes de masa, dimensional y visual (es opcional).
Factores a tener en cuenta para la elección y utilización
24

Selección
Los criterios que servirán de base para la elección de un casco de protección, abarcan
dos aspectos fundamentales:
- Disponibilidad de cascos con prestaciones adecuadas a los riesgos que hayan de
afrontar (proceso de apreciación).
- Elección propiamente dicha (elección de modelos).
Algunas recomendaciones a tener en cuenta son:
- La elección debe ser realizada por personal capacitado y requerirá un amplio cono-
cimiento de los posibles riesgos del puesto de trabajo y de su entorno, teniendo en
cuenta la participación y colaboración del trabajador que será de mucha importancia,
puesto que sus propias características individuales pueden hacer aconsejable o no
una determinada elección.
- Se debe confeccionar una lista de control, con la participación de los trabajadores,
para cada sector de la empresa o ámbito de actividad que presente riesgos distintos.
- Al elegir el casco de seguridad, es conveniente tener en cuenta el folleto informativo
del fabricante. Este folleto informativo contiene todos los datos útiles referentes a: al-
macenamiento, uso, limpieza, mantenimiento, desinfección, accesorios, piezas de re-
puesto, clases de protección, fecha o plazo de caducidad, explicación de las marcas,
etc.
- Antes de comprar un casco de seguridad, éste debería probarse en el lugar de tra-
bajo.
- Cuando se compre un casco de seguridad, deberá solicitarse al fabricante o al pro-
veedor un número suficiente de folletos informativos para los trabajadores.
Cuidados
Para una protección eficaz contra los riesgos, los cascos deben mantenerse útiles,
duraderos y resistentes frente a numerosas acciones e influencias, de modo que su
función protectora quede garantizada durante toda su vida útil. Entre estas influencias
que pueden amenazar la eficacia protectora del casco, tenemos:
- Almacenamiento, mantenimiento y limpieza inadecuados.
- Humedad, inclemencias del tiempo (envejecimiento).
- Calor y frío (envejecimiento).
- Elección y utilización errónea.
- Uso (desgaste, deterioro, falta de limpieza).

Indicaciones prácticas
25

- La mejor protección frente a la perforación la proporcionan los cascos de materiales


termoplásticos (policarbonatos, ABS, polietileno y policarbonato con fibra de vidrio)
provistos de un buen arnés. Los cascos de aleaciones metálicas ligeras no resisten
bien la perforación por objetos agudos o de bordes afilados.
- No deben utilizarse cascos con salientes interiores, ya que pueden provocar lesio-
nes graves en caso de golpe lateral.
- Los cascos fabricados con aleaciones ligeras o provistos de reborde lateral no de-
ben utilizarse en lugares de trabajo expuestos al peligro de salpicaduras de metal fun-
dido.
- Cuando hay peligro de contacto con conductores eléctricos desnudos, deben utili-
zarse exclusivamente cascos de materiales termoplásticos. Deben carecer de orificios
de ventilación y los remaches y otras posibles piezas metálicas no deben asomar por
el exterior del armazón.
- Los cascos destinados a personas que trabajan en lugares altos, en particular los
montadores de estructuras metálicas, deben estar provistos de barbijo con una cinta
aproximadamente de 20 mm de anchura y capaz de sujetar el casco con firmeza en
cualquier situación.
- La forma de casco más común dentro de las diversas comercializadas es la de "go-
rra", con visera y ala alrededor. En canteras y obras de demolición protege más un
casco de este tipo pero con un ala más ancha, en forma de "sombrero".
- Adaptación correcta del casco sobre la cabeza, de forma que no se desprenda
fácilmente al agacharse o al mínimo movimiento.
- Fijación adecuada del arnés a la cabeza, de manera que no se produzcan molestias
por irregularidades o aristas vivas.
- Los cascos deberán pesar lo menos posible.
- En puestos sometidos a radiaciones ultravioletas relativamente intensas, los cascos
deberán ser de policarbonato o ABS (acrilonitrilo-butadieno-estireno) para evitar su
envejecimiento prematuro y colores claros, preferiblemente blancos para que absorban
la mínima energía posible.
- El volumen de aireación será tal que la luz libre, entre la cabeza del usuario y cas-
quete superara los 21 mm.
- La anchura de la banda de contorno debe ser como mínimo de 25 mm.
- Los cascos construidos en su mayor parte de polietileno no son recomendables
para trabajar a temperaturas elevadas. En estos casos son más adecuados los de
policarbonato con o sin fibra de vidrio, tejido fenólico o poliéster con fibra de vidrio.
- El arnés debe ser de un material tejido.
- Si no hay peligro de contacto con conductores desnudos, el armazón puede llevar
orificios de ventilación.
- En situaciones en las que exista peligro de aplastamiento hay que usar cascos de
poliéster o policarbonato reforzados con fibra de vidrio y provistos de un rebote de al
menos 15 mm de anchura.
Mantenimiento
- Los cascos fabricados con polietileno, polipropileno o ABS tienden a perder la resis-
tencia mecánica por efecto del calor, el frío y la exposición al sol o a fuentes intensas
de radiación ultravioleta (UV).
- El casco debe desecharse si se decolora, se agrieta, desprende fibras o cruje al
doblarlo. También debe desecharse si ha sufrido un golpe fuerte, aunque no presente
signos visibles de haber sufrido daños.
- La limpieza y desinfección son particularmente importantes si el usuario suda mu-
cho o si el casco deben compartirlo varios trabajadores. La desinfección se realiza
sumergiendo el casco en una solución apropiada, como formol al 5% o hipoclorito
sódico.
- Todos los componentes del casco deben inspeccionarse al menos una vez por se-
mana.
- El armazón y la suspensión nunca deben ser alterados.
- Los materiales que se adhieran al casco, tales como yeso, cemento, cola o resinas,
se pueden eliminar por medios mecánicos o con un disolvente adecuado que no ata-
26

que al material del que está hecho el armazón exterior. También se puede usar agua
caliente, un detergente y un cepillo de cerda dura.
- Nunca llevar algo dentro del caso mientras se utilice.
- Los cascos de seguridad que no se utilicen deberán guardarse horizontalmente en
estanterías o colgados de ganchos en lugares no expuestos a la luz solar directa ni a
una temperatura o humedad elevadas.

Casco de seguridad V-Gard MSA


Características: resistencia, peso, diseño único, inyectado en una única pieza, balan-
ceado, confortable, suspensión inteligente, entradas laterales para acoplar accesorios,
accesorios de fácil y perfecto acoplamiento.

¿Por qué V-Gard?


Formato del casco: permite el desvío de objetos, más allá del perímetro del tronco
del usuario, sin que el casco o el usuario absorban la fuerza total del impacto.
Forma en "V": protege el punto de inyección y contribuye decididamente para el ba-
lanceo del casco, es decir, la perfecta distribución del peso del equipamiento, más allá
del efecto estético.
Información del casco V-Gard

Fechas del casco V-Gard


27

Tipos de suspensión
a.- Sistema de amortiguación: doble cinta posicionada en forma de cruz, para reci-
bir el impacto y deslizar entre las aberturas de los clips de fijación, de la suspensión
del casco, formando un eficiente sistema de amortiguación. Distancia entre las cintas
30 mm.

b.- Sistema Fas Track: con ajuste giratorio.


28

c.- Sistema StazOn: con ajuste retráctil (en proceso de lanzamiento).

d.- Sistema 1-Touch: el ajuste más sencillo y cómodo del mercado.


29

 
30

PROTECCIÓN AUDITIVA

La exposición a altos niveles de ruido puede causar pérdida o daño irreversible del
oído, tensión o estrés físico o psicológico.

Todos deberán utilizar protección auditiva cuando están expuestos a niveles de


ruido por encima de 85 dBA.

Entre los riesgos que pueden señalarse son:

- Ruido.
- Térmicos.
- Mala adaptación del protector.

Protectores auditivos

Son elementos que debido a sus propiedades actúan como filtro del sonido, redu-
ciendo el nivel de presión sonoro (ruido) que ingresa al sistema auditivo para evitar
así un daño en el oído.

Clasificación

A.- Externos (extraurales)

1.- Orejeras o cobertores.


31

2.- Cascos antirruido.

B.- Internos (intraurales)

1.- Tapones o insertores

A.1.- Orejeras o cobertores:

Consisten en casquetes que cubren totalmente el pabellón externo del oído. Cons-
tan de dos casquetes y arnés de fijación. Para corregir la posible resonancia en el
interior del casquete poseen almohadillas absorbentes blandas, generalmente re-
llenas de espuma plástica o líquido, y un elemento de cierre que se adapta a la zo-
na que rodea la oreja. El arnés, por lo general de metal o plástico, permite la suje-
ción de los dos casquetes y facilita el ajuste a la cabeza. A veces se fija a cada
casquete, o al arnés cerca de los casquetes, una cinta flexible que se utiliza para
sostener los casquetes cuando el arnés se lleva en la nuca o bajo la barbilla.

Las orejeras deben ser cómodas y livianas. Tienen como desventaja que en épo-
cas de calor son poco confortables. Son de alta durabilidad y robustos. Deben ser
mantenidos limpiando el equipo con un paño húmedo.

Tipos:

a.- Universal, de bajo peso 142 g, confortable, fleje de 3 posiciones almohadillas


dieléctricas. Atenuación: 25 dB.
b.- Para soldadores, copas en forma de cuña para no interferir con la careta, di-
seño con fleje en la nuca, NRR 17 dB.
c.- Copas extra ancha, para ambientes con alto nivel de ruido, NRR 27 dB.
d.- Plegables, diseñado para situaciones de ruido intermitente, por ejemplo: su-
pervisores, NRR 22 dB.
32

e.- Electrónicos, atenúan los ruidos perjudiciales, mientras que amplifican lo que
se desea escuchar.
f.- Comunicación, incluye parlantes en cada copa y provee protección contra
niveles de ruidos elevados mientras que permite escuchar comunicaciones,
handy, etc.
g.- Acopladas a cascos, para ser usados como accesorios en los cascos de se-
guridad, NRR 23dB.

Orejeras acopladas a cascos:

Consisten en casquetes individuales unidos a unos brazos fijados a un casco de


seguridad industrial, y que son regulables de manera que puedan colocarse sobre
las orejas cuando se requiera.

El protector auditivo se compone de casco de protección, de brazos soporte y de


casquetes siendo el brazo soporte el que realiza la función equivalente al arnés en
las orejeras.

Normalmente, cuando se interrumpe el ruido se pueden separar los casquetes de


la cabeza sin necesidad de quitarse el casco de protección. Dependiendo del mo-
delo, los casquetes permanecen frente a los pabellones auditivos (posición de es-
pera) o deben ser colocados sobre el casco de protección (posición de reposo).

A.2.- Cascos antirruido:

Son cascos que cubren gran parte de la cabeza además de la oreja. Permiten re-
ducir además la transmisión de ondas acústicas aéreas a la cavidad craneana dis-
minuyendo así la conducción ósea del sonido al oído interno.
33

B.1.- Tapones o insertores:

Son protectores auditivos que se introducen en el conducto auditivo externo o en el


pabellón de la oreja (entrada del canal auditivo externo) destinados a bloquear la
entrada del sonido. A veces vienen provistos de un cordón interconector o de un
arnés.

Generalmente son de un material que permita el auto ajuste de tapón al conducto


auditivo. Son anatómicos, dado que se adaptan al mismo.

Pueden ser de varios materiales. Los más comunes son de PVC. El diseño de tres
bandas permite que el tapón se adapte mejor al conducto auditivo. Generalmente
vienen con una cajita para su conservación. Son reutilizables y el mantenimiento
del mismo pasa por el lavado diario con agua tibia y jabón neutro.

Tipos:

a.- Fibras, lana mineral, encapsulada en polietileno antialérgico. Son del tipo pre-
formado o no.
b.- Espumas, generalmente son de polímeros espumosos que requieren ser pre-
formados. Así mismo, pueden ser expansibles, inyectados en espuma de po-
liuretano, pueden ser con o sin cordel.

1.- Descartable de espuma preformado:

- Atenuación media (23 dB).


- Disminuye la posibilidad de contaminar el oído con suciedad.
- No hay necesidad de esperar que el tapón se expanda.
- No irritante, hipoalergénico, auto ajustable.
- Menor presión sobre el oído, más confortable.
- Fácil y rápida inserción.
- Ajusta en cualquier canal auditivo.
- Formato cilíndrico, NRR=23 dB.
34

2.- Descartable de espuma de poliuretano:

- Alta atenuación (32 dB).


- Poliuretano en dos colores.
- Ajusta en cualquier canal auditivo.
- Fácil inserción, auto ajustable.
- No irritante, hipoalergénico.
- Superficie lisa y suave, evita la abrasión del canal auditivo.
- Su color permite control.

3.- Siliconas, reutilizables y de triple aleteado:

- Su diseño permite una suave y profunda inserción.


- Buena atenuación.
- Confortable.
- Buen factor de uso.
- El cordón evita pérdida y permite control.
- Disponibles en varios tamaños.
35

Utilización correcta de los tapones o insertores

Factores a tener en cuenta para la elección y utilización

Selección

La elección de un protector requerirá, en cualquier caso, un conocimiento amplio


del puesto de trabajo y de su entorno. Es por ello que la elección debe ser realiza-
da por personal capacitado y, en el proceso de elección, la participación y colabo-
ración del trabajador será de capital importancia.

Algunas recomendaciones a considerar son:

- Exigencias en materia de atenuación acústica y marca de certificación en el pro-


tector.
- El ambiente de trabajo y las actividades frecuentes y ocasionales desarrolladas
por el trabajador.
- La compatibilidad con otros equipos de protección de la cabeza, como cascos
de protección o gafas.
- Al elegir un protector auditivo, es conveniente tener en cuenta el folleto informa-
tivo. Este folleto informativo contiene todos los datos útiles referentes a: alma-
cenamiento, uso, limpieza, mantenimiento, desinfección, accesorios, piezas de
repuesto, clases de protección, fecha o plazo de caducidad, explicación de las
marcas, etc.
- El tipo de protector deberá elegirse en función del entorno laboral para que la
eficacia sea satisfactoria y las molestias mínimas. A tal efecto, se preferirá, de
modo general:
- Los tapones auditivos, para un uso continuo, en particular en ambientes caluro-
sos y húmedos, o cuando deban llevarse junto con gafas u otros protectores.
- Las orejeras o los tapones unidos por una banda, para usos intermitentes.
- Los cascos antirruido o la combinación de tapones y orejeras en el caso de
ambientes extremadamente ruidosos.
36

- El protector auditivo deberá elegirse de modo que reduzca la exposición al ruido


a un límite admisible.
- Tener en cuenta problemas de salud de los trabajadores. Patologías en el sis-
tema auditivo pueden dar problemas para el uso de protectores auditivos.
- Comprobar que proporcionen atenuación acústica suficiente, debe permitir re-
ducir el nivel de ruido percibido a niveles adecuados, ya que una atenuación
mayor a la necesaria, una sobreprotección, aumentará el sentimiento de aisla-
miento en el trabajador, dificultando su percepción sonora y comunicación.
- Usar un protector auditivito no debe mermar la percepción del habla, de señales
de peligro o de cualquier otro sonido o señal necesarios para el ejercicio correc-
to de la actividad. En caso necesario, se utilizarán protectores "especiales": apa-
ratos de atenuación variable según el nivel sonoro, de atenuación activa, de es-
pectro de debilitación plano en frecuencia, de recepción de audiofrecuencia, de
transmisión por radio, etc.
- La comodidad de uso y la aceptación varían mucho de un usuario a otro. Por
consiguiente, es aconsejable realizar ensayos de varios modelos de protectores
y, en su caso, de tallas distintas.
- En lo que se refiere a los cascos antirruido y las orejeras, se consigue mejorar la
comodidad mediante la reducción de la masa, de la fuerza de aplicación de los
casquetes y mediante una buena adaptación del aro almohadillado al contorno
de la oreja.
- En lo referente a los tapones auditivos, se rechazarán los que provoquen una
excesiva presión local.
- Antes de comprar un protector auditivo, éste debería probarse en el lugar de
trabajo. Para tomar en consideración las distintas variaciones individuales de la
morfología de los usuarios, los protectores deberán presentarse en una gama
de adaptación suficiente y, en caso necesario, en distintas tallas. Comprobar (a
ser posible en circunstancias reales) que el protector a elegir reduzca la exposi-
ción al ruido admisible.
- Cuando se compre un protector auditivo deberá solicitarse al fabricante un
número suficiente de folletos informativos para los trabajadores.

Cuidados

Los protectores auditivos deben resistir numerosas acciones e influencias de modo


que se garantice durante toda su vida útil la función protectora requerida. Entre las
influencias que pueden amenazar la eficacia protectora tenemos:

- Agentes mecánicos (perforaciones, etc.).


- Humedad, inclemencias del tiempo, calor, frío, radiaciones (envejecimiento).
- Agresiones térmicas (metal fundido, llamas, etc.).
- Productos químicos (aceites, disolventes, etc.).
- Uso (colocación, uso reales, etc.).
- Almacenamiento, mantenimiento y limpieza insuficientes.
- Elección y uso erróneos.
37

Indicaciones prácticas

Algunas indicaciones prácticas de interés en los aspectos de uso y mantenimiento


del protector son:

- Los protectores auditivos deberán llevarse mientras dure la exposición al ruido.


Retirar el protector, siquiera durante un corto espacio de tiempo, reduce seria-
mente la protección.
- Algunos tapones auditivos son de uso único. Otros pueden utilizarse durante un
número determinado de días o de años si su mantenimiento se efectúa de modo
correcto. Se aconseja al empresario que precise en la medida de lo posible el
plazo de utilización (vida útil) en relación con las características del protector, las
condiciones de trabajo y del entorno, y que lo haga constar en las instrucciones
de trabajo junto con las normas de almacenamiento, mantenimiento y utilización.
- Los tapones auditivos (sencillos o unidos por una banda) son estrictamente per-
sonales. Por cuestiones de higiene, debe prohibirse su reutilización por otra per-
sona. Los demás protectores (cascos antirruido, orejeras, casquetes adapta-
bles) pueden ser utilizados excepcionalmente por otras personas previa desin-
fección. Puede resultar necesario, además, cambiar las partes que están en
contacto con la piel: almohadillas o cubrealmohadillas desechables.
- Seguir las instrucciones del fabricante para el mantenimiento de los protectores.
- Secarlos cuidadosamente tras los lavados para que no pierdan efectividad.

Mantenimiento

- El mantenimiento de los protectores auditivos (con excepción de los desecha-


bles) deberá efectuarse de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
38

- Tras lavarlos o limpiarlos, deberán secarse cuidadosamente los protectores y


después se colocarán en un lugar limpio antes de ser reutilizados.
- Deberán reformarse los protectores cuando hayan alcanzado su límite de em-
pleo o cuando se hayan ensuciado o deteriorado.

 
39

PROTECCIÓN DE LOS OJOS Y DE LA CARA

Los ojos y la cara pueden estar expuestos a diferentes riesgos, los que producen
distintas consecuencias o lesiones en el hombre, desde irritación, penetración de
cuerpos extraños, heridas, etc. Entre los riesgos que pueden señalarse son:

- Mecánicos.
- Térmicos.
- Radiaciones.
- Químicos.
- Incomodidad por el uso.

Objetivo

Es interponer una barrera física entre los posibles agresores (biológicos, químicos o
físicos) y los ojos.

Dentro de los protectores de los ojos y de la cara podemos considerar dos grupos:

- Protectores oculares: gafas de protección.


40

- Protectores faciales: pantallas faciales.

También los podemos diferenciar en dos tipos según la zona protegida:

- Gafas de protección: protegen solamente los ojos.


- Pantallas faciales: protegen parte o la totalidad de la cara.

GAFAS DE PROTECCIÓN

Clasificación

1.- Según el tipo de marco del protector:

- Universal: son las que tienen un diseño semejante a los de uso normal y
permiten emplear cristales graduados. Tienen patillas y pueden o no, po-
seer protección lateral.
- Integral: la montura y los protectores forman una misma pieza encerrando
de manera estanca la región orbital en contacto con el rostro.
- Adaptables al rostro: la montura ajusta herméticamente al rostro del
usuario.
- Tipo cazoleta: la montura está formada por dos elementos (cazoletas)
unidas por un puente.
- Suplementaria: sujetas al casco.

2.- Según el sistema de sujeción:

- Por patillas laterales.


- Por banda de cabeza.
- Acopladas al casco.
- Por arnés.

3.- Según el sistema de ventilación:

- Con ventilación.
41

- Sin ventilación.

4.- Según la protección lateral:

- Con protección.
- Sin protección.

5.- Según los datos relativos al ocular del protector:

- Cristal mineral.
- Orgánico.
- Malla.

6.- Según su clase óptica:

- Tipo 1 (mayor calidad óptica).


- Tipo 2.
- Tipo 3 (menor calidad óptica).

7.- Según sus características ópticas:

- Correctoras.
- No correctoras.

Ensayos y normas de acuerdo a legislaciones internacionales

- Medidas ópticas.
- Calidad del lente.
- Neblina.
- Flamabilidad.
- Corrosión.
- Limpieza.
- Impacto de alta y baja velocidad.
- Test de penetración.

Significado del marcado de las gafas de protección

La norma EN 166, establece las marcas que deben aparecer en las gafas de pro-
tección, tanto en el ocular como en la montura.

En Argentina no es optativo, sino un requisito formal.

En el ocular, el marcado de contraste aparecerá en frente o lateral de los mismos


según sea el diseño del modelo.

En el ocular, son los siguientes:


42

A.- Propiedades filtrantes.

Es un indicador del tipo de radiaciones para las que es utilizable el filtro. La


clave de los números de códigos es la siguiente:

2: Filtro ultravioleta, puede alterar el reconocimiento de los colores.


3: Filtro ultravioleta que permite un buen reconocimiento del color.
4: Filtro infrarrojo.
5: Filtro solar sin requisitos para el infrarrojo.
6: Filtro solar con requisitos para el infrarrojo.

B.- Grado de protección frente a radiación.

Es un indicador del oscurecimiento del filtro y da una idea de la cantidad de


luz visible que permite pasar.

TONOS
2: Filtro ultravioleta (puede alterar el reconocimiento de 1.2 a 5
de los colores)
4: Filtro infrarrojo de 1.2 a 10
5: Filtro solar sin requisitos para el infrarrojo de 1.1 a 4.1
6: Filtro solar con requisitos para el infrarrojo de 1.1 a 4.1

Los códigos anteriores serán exclusiva de los oculares filtrantes y ambos irán
separados por un guión en el marcado.
C.- Fabricante.

Nombre del fabricante.


D.- Clase óptica.

Los cubre filtros siempre deberán ser de clase 1. Para el resto de oculares,
cualquiera de las tres clases ópticas existentes es válida. Ordenadas de ma-
yor a menor calidad óptica, estas son:

- Clase 1 (porte continuo).


- Clase 2.
- Clase 3 (no aptas para períodos de uso prolongado).
43

E.- Resistencia mecánica.

Las características de resistencia mecánica del ocular, en caso de existir, se


identificará por alguno de los siguientes símbolos:

Sin símbolo: Resistencia mecánica mínima.


S: Resistencia mecánica incrementada (12m/s).
F: Resistencia al impacto de baja energía (45m/s).
B: Resistencia al impacto de media energía (120 m/s).
A: Resistencia al impacto de alta energía (190 m/s).

Si el grado de protección viene seguido por la letra "T", por ejemplo FT, el
protector ofrece protección contra partículas de alta velocidad a temperaturas
extremas (-5ºC a + 55ºC).

Si el grado de impacto NO está seguido por una "T", entonces el protector


ocular sólo debe utilizarse a temperatura de habitación para la protección
contra el impacto.
F.- Norma que cumple.
G.- Campo de uso.

Sin símbolo: uso básico.


3: Líquidos.
4: Partículas de polvo gruesas.
5: Gas y partículas de polvo finas.
8: Arco eléctrico de cortocircuito.
9: Metal fundido y sólidos calientes.

Los oculares que satisfagan el requisito de no adherencia de metal fundido y


resistencia a la penetración de sólidos calientes irán marcados con el número
9.

Los oculares que satisfagan el requisito de resistencia a la abrasión y resis-


tencia al deterioro superficial por partículas finas irán marcados con la letra K.

Los oculares que satisfagan el requisito de resistencia al empañamiento irán


marcados con la letra N.
44

H.- Marca CE según directiva europea 89/686 CEE para EPP.

En la montura, son los siguientes:

C.- Fabricante.
E.- Resistencia mecánica.
45

F: impacto de baja energía. Válido para todo tipo de protectores.


B: impacto de media energía. Sólo válido para gafas de montura integral y
pantallas faciales.
A: impacto de alta energía. Sólo válido para pantallas faciales.

F.- Norma que cumple.


G.- Campo de uso.

Sin símbolo: uso básico.


3: Líquidos.
4: Partículas de polvo gruesas.
5: Gas y partículas de polvo finas.
8: Arco eléctrico de cortocircuito.
9: Metal fundido y sólidos calientes.

I.- Condiciones extremas.

 
46

PANTALLAS FACIALES

Clasificación

Además de clasificarse según el riesgo para el cual han sido diseñadas (ejem-
plos: calor radiante, salpicaduras de líquidos, arco eléctrico de cortocircuito,
radiaciones UV e IR, impactos, salpicaduras de metal fundido y soldadura),
también las podemos clasificar:

1.- Según el tipo de montura:

- Soldadura.
- Textil con recubrimiento reflectante.
- Otras.

2.- Según el marco o mirilla:

- Ninguno.
- Fijo.
- Móvil.

3.- Según el sistema de sujeción:

- Sujetadas a mano.
- Por arnés.
- Acopladas al casco de seguridad.
- Acopladas al dispositivo respiratorio.
47

4.- Según el material del visor:

- Plástico.
- Malla de alambre.
- Malla textil.

5.- Según la clase óptica del visor:

- Tipo 1 (mayor calidad óptica).


- Tipo 2.
- Tipo 3 (menor calidad óptica).

Algunos tipos de pantallas faciales

- Pantallas de soldadura: Específicamente diseñadas para la protección del


rostro y partes de la cabeza durante la realización de dichos trabajos.

La soldadura emite radiaciones infrarrojas (invisibles al ojo humano que


pueden ser perjudiciales para la vista), luminosas (luz visible del espectro) y
ultravioletas (invisibles y peligrosas para los ojos) por ello se utilizan filtros
en el visor.
48

Los filtros deben cumplir con 2 funciones:

- Proteger los ojos de las radiaciones nocivas.


- Permitir ver el trabajo claramente y con comodidad.

En virtud de ello, se eligen por su capacidad de reducir la luz de la soldadu-


ra a una intensidad cómoda y menos nociva, clasificándose de acuerdo a su
densidad visual.

A cada grado de densidad visual, se le adjudica un número "Tintes":

- Soldadura oxiacetilénica, tintes: 3 al 7.


- Soldadura eléctrica, tintes: 8 al 14.

- Pantallas de malla metálica: consiste en una malla metálica resistente a


los impactos y que puede ajustarse a la cabeza con un portapantallas o
acoplarse al casco de seguridad. Algunas de sus características más signifi-
cativas son:

- No reduce el campo de visión del trabajador.


- Visor abatible, de diferentes configuraciones de malla (fina o más grue-
sa) y colores, soportes varios (aluminio, plástico, PVC), dimensiones di-
versas, en función de la superficie a proteger, etc.
- Ajuste al perímetro craneal cuando se acoplan a un adaptador de cabeza
abierta.
49

Las actividades donde se usa frecuentemente son las de jardinería, explo-


tación forestal, manufacturas de la madera, canteras, etc.
- Pantallas de plástico: cuando se precisa una protección específica de los
ojos y no de toda la cara lo que se lleva a cabo mediante un sencillo visor
caracterizado por:

- Ser acoplable al casco.


- Tener montaje y desmontaje sencillo, pudiendo ser retráctil.

- Poseer puente nasal de materiales suaves, para evitar rozaduras o fric-


ciones.
- Tener marcado CE y certificación según norma EN 166.

- Pantallas resistentes al calor: son fabricadas con materiales especialmen-


te resistentes (policarbonato, triacetato) para usar en ambientes y activida-
des específicas caracterizadas por la presencia de altas temperaturas como
ser fundiciones, hornos, etc. Se acoplan al casco para proteger conjunta-
mente y totalmente la cabeza, los oídos y la nuca.

- Pantallas fotosensibles: son máscaras resistentes al calor, abrasión y ata-


ques químicos. Poseen una mirrilla de cristal (filtro fotosensible) con un cir-
cuito electrónico que se encarga de cambiar la tonalidad de acuerdo a la
intensidad lumínica. Algunas de sus características son:

- No necesita levantar y bajar la careta.


- Evita lesiones cervicales.

- Disminuye errores ya que se observa sin interrupciones.

- Protección continua contra rayos UV e IR.


50

- Evita el fogonazo inicial.

Condiciones y requisitos de seguridad que deben cumplir las pantallas


faciales

- Estos equipos una vez ajustados no podrán, en condiciones de uso norma-


les, desajustarse independientemente de la voluntad del usuario y se adap-
tarán al máximo a la morfología del usuario.
- Permitirán al usuario realizar normalmente la actividad asignada, sin oca-
sionarle riesgos ni otros factores de molestia.
- Cualquier parte del EPP estará libre de asperezas, aristas vivas, puntas
salientes, etc., que puedan provocar una excesiva irritación o que puedan
causar lesiones.
- Los EPP ofrecerán los mínimos obstáculos posibles a la realización de ges-
tos, a la adopción de posturas y a la percepción de los sentidos.
- Estarán suficientemente ventilados, para evitar la transpiración producida
por su utilización; en su defecto, y si es posible, llevarán dispositivos que
absorban el sudor.
- Se procurará que sean de uso personal; en caso de hacerlo varios trabaja-
dores, se adoptarán las medidas necesarias para que ello no origine ningún
problema de salud o de higiene a los diferentes usuarios.
- Los EPP serán los más ligeros posible, sin que ello perjudique a su solidez
de fabricación ni obstaculice su eficacia.
- Los EPP tendrán una resistencia suficiente contra los efectos de los factores
ambientales inherentes a las condiciones normales de uso.
- Reunirán los requisitos establecidos en cualquier disposición legal o regla-
mentaria que les sea de aplicación.
51

Factores a tener en cuenta para la elección y utilización

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Molestias debido al uso. Estanqueidad y resistencia.


Acciones ge-
Penetración de cuerpos Resistencia mecánica suficiente
nerales no
extraños de poca energía. para ocultar un modo de rotura
especificadas.
no peligroso.

Partículas de alta velo- Resistencia mecánica.


cidad, esquirlas, pro-
Acciones
yección.
mecánicas.
Puntas de pistolas para
soldar plásticos.
Riesgos
Acciones Partículas incandescen- Resistencia a los productos in-
que
térmicas / tes a gran velocidad. candescentes o en fusión.
deben
mecánicas.
cubrirse
Acción del frío. Hipotermia de los ojos. Estanqueidad en la cara.

Irritación causada por: Estanqueidad (protección lateral)


Acción
gases, aerosoles, pol- y resistencia química.
química.
vos, humos.

Fuentes térmicas de Características filtrantes del ocu-


radiaciones infrarrojas, lar.
visibles y ultravioletas, Estanqueidad de la radiación de
Acción de las
radiaciones ionizantes y la montura.
radiaciones.
radiación láser. Montura opaca a la radiación.
Radiación natural: luz
del día.
52

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Insuficiente confort de Diseño ergonómico: menos vo-


uso: volumen demasia- lumen, ventilación suficiente,
Incomodidad y do grande, aumento de ocular antivaho, adaptabilidad
molestias al la transpiración, man- individual al usuario.
trabajar tenimiento deficiente,
demasiada presión de
contacto.

Mala compatibilidad. Calidad de los materiales.


Falta de higiene. Facilidad de mantenimiento.

Riesgo de corte debido Aristas y bordes redondeados.


a la presencia de aris- Utilización de oculares de segu-
tas cortantes. ridad.
Riesgos
debido Atención de la visión Controlar la clase de calidad
al debida a mala calidad óptica.
equipo Accidentes óptica, como distorsión Utilizar oculares resistentes a la
y peligros de las imágenes, modi- abrasión.
para la salud ficación de los colores, Oculares de dimensiones sufi-
en particular de las cientes.
señales, difusión. Oculares y montura antirreflejos.
Reducción del campo Velocidad de reacción de los
visual. oculares (fotocrómicos)
Reflejos. Equipo antivaho.
Cambio brusco o im-
portante de transparen-
cia (claro-oscuro)
Ocular empañado.

Alteración de Intemperie, condiciones Resistencia del protector a las


la función ambientales, limpieza, agresiones industriales.
protectora uso. Mantenimiento de la función
debido al protectora durante toda la dura-
envejecimiento. ción de utilización.

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Suciedad, desgaste o Mantenimiento en buen estado.


deterioro del equipo. Controles periódicos.
Sustitución oportuna.
Respeto de las indicaciones del
fabricante.
Riesgos
debidos
Mala utilización del Uso apropiado del equipo y co-
al uso
Eficacia equipo nocimiento del riesgo.
del
protectora Respeto de las indicaciones del
equipo
insuficiente. fabricante.

Mala elección del equi- Elección en función de riesgos


po. (respeto por las indicaciones del
fabricante y del marcado del
equipo).
Elección en función de los facto-
res individuales del usuario.
53

Selección

Algunas recomendaciones a considerar son:

- Elegir el equipo en función de la naturaleza y la importancia de los riesgos y


condicionamientos industriales.
- Elegir el equipo en relación con los factores individuales del usuario.

Cuidados

Los protectores oculares deben ser útiles, duraderos y resistentes para garan-
tizar su función protectora durante toda su vida útil. Entre las influencias que
pueden amenazar la eficacia protectora tenemos:

- Frío, calor, radiaciones ultravioletas.


- Productos químicos (aceites, disolventes, ácidos, etc.).

- Uso (desgaste, deterioro, etc.).

- Almacenamiento, mantenimiento y limpieza insuficientes.

- Elección y uso erróneos.

Indicaciones prácticas

- Los protectores con oculares de calidad óptica baja (2 y 3) sólo deben utili-
zarse esporádicamente.
54

- Si el usuario se encuentra en zona de tránsito o necesita percibir cuanto


ocurre en una zona amplia, deberá utilizar protectores que reduzcan poco
su campo visual periférico.
- Cuando los oculares de protección contra radiaciones queden expuestos a
salpicaduras de metal fundido, su vida útil se puede prolongar mediante el
recurso a anticristales, los cuales deberán siempre ser de clase óptica 1.
- La posibilidad de movimientos de cabeza bruscos, durante la ejecución del
trabajo, implicará la elección de un protector con sistema de sujeción fiable.
Puede estar resuelto con un ajuste adecuado o por elementos accesorios
(goma de sujeción entre las varillas de las gafas) que aseguren la posición
correcta del protector y eviten desprendimientos fortuitos.
- Las condiciones ambientales de calor y humedad son favorecedoras del
empañamiento de los oculares, pero no son únicas. Un esfuerzo continuado
o posturas incómodas durante el trabajo también provocan la sudoración del
operario y por lo tanto, el empañamiento de las gafas. Este es un problema
de difícil solución, aunque puede mitigarse con una adecuada elección de la
montura, material de los oculares y protecciones adicionales (uso de pro-
ductos antiempañantes, etc.).
- Respetar las indicaciones del fabricante (instrucciones de uso) y el marcado
del equipo (Ej.: clases de protección, utilización específica).
- Sustituirlo cuando sea necesario.

Mantenimiento

- Antes de usar los protectores oculares se debe proceder a un examen vi-


sual de los mismos, comprobando que estén en buen estado. Si presentan
algún daño o deterioro se deben reemplazar.
- Para evitar el deterioro de la visibilidad a través de los oculares, visores,
etc., se deben limpiar a diario de acuerdo a las instrucciones del fabricante,
se deben guardar limpios y secos en su correspondiente estuche. Se debe
evitar dejar los oculares colocados hacia abajo para prevenir raspaduras.
- Se debe vigilar que las partes móviles tengan accionamiento suave.

- Se deben desinfectar periódicamente y siempre que cambie de usuario.

 
55

PROTECCIÓN DE LAS VÍAS RESPIRATORIAS

La vía respiratoria es el camino más rápido y directo de entrada del contaminante debi-
do a que, a través del sistema respiratorio ingresa al cuerpo el oxígeno necesario que
llega a los pulmones, donde es captado por la sangre y ésta lo transporta a todo el
cuerpo para permitir nuestra vida y el desarrollo normal de nuestras funciones. Cuando
se trata de contaminantes tóxicos, los gases y/o partículas llegan a los alvéolos pulmo-
nares pudiendo dar lugar a diferentes reacciones químicas como alergias, irritaciones,
fibrosis pulmonar, asfixias, cáncer, etc.

Entre los riesgos que pueden señalarse son:

- Contaminación.
- Térmicos.

- Químicos.

- Biológicos.

- Incomodidad por el uso.

- Uso y elección errónea.

- Características particulares del usuario.


56

Las partículas ambientales, también llamadas aerosoles, se definen como partículas


sólidas o líquidas dispersas en el aire. Las partículas de menos de 10 micrones se de-
nominan "respirables"; ya que pueden llegar hasta los alvéolos donde se produce el
intercambio gaseoso.

Los aerosoles se pueden presentar en forma de polvos, nieblas o humos:

- Polvos: se forman cuando un material sólido se rompe en partículas finas por una
fuerza o acción mecánica como lijado, pulido, esmerilado. Mientras que en otras
ocasiones se produce polvo al trasvasar un material sólido de un recipiente a otro
(ejemplos: polvo del cemento, viruta de la madera). En algunos casos el polvo puede
estar en forma de fibras (amianto). Una partícula se considera fibra si es por lo me-
nos tres veces más larga que ancha. Estas características hacen a las fibras ser
más propensas a depositarse en las vías respiratorias.
- Nieblas: están formadas por pequeñas gotas en suspensión, provenientes de salpi-
caduras o de la pulverización de un líquido (ejemplo: nieblas de aceites generadas
en operaciones de corte y pulido de metales, nieblas de pintura; etc.). Las nieblas no
son vapores, aunque puede suceder que los componentes líquidos de una niebla
tengan tendencia a evaporarse y en ese caso, será necesario además de un filtro de
partículas, el uso de un filtro de carbón activado.
- Humos: se generan cuando un material (metal o plástico), se calienta hasta fundir-
se, se evapora y después se enfría rápidamente formando partículas sólidas muy
finas. Las partículas de humo tienen diámetro normalmente inferior a un micrón. En
la mayoría de los casos, las partículas calientes reaccionan con el aire y se oxidan
formando óxidos metálicos. En operaciones de corte y soldadura se generan humos
provenientes de metales fundidos.

Cuatro pasos para la protección de las vías respiratorias

1.- Identificar los riesgos por contaminantes en el aire.


2.- Entender el efecto de los contaminantes en los trabajadores.
3.- Seleccionar el protector.
4.- Capacitar en el uso y mantenimiento del equipo.

Clasificación:

El EPP está constituido por el adaptador facial y el sistema encargado de llevar aire
respirable al mencionado adaptador. De acuerdo a ello, se clasifican en:

- Dependientes de la atmósfera ambiente (equipos filtrantes).


- Independientes de la atmósfera ambiente (equipos respiratorios o aislantes)
57

EQUIPOS FILTRANTES

Son dispositivos en los que el aire pasa a través de un filtro que retiene los contaminan-
tes del aire antes de ser inhalado por el usuario.

Se clasifican en:

- Equipos filtrantes sin mantenimiento: también llamados autofiltrantes. Son aque-


llos que se desechan en su totalidad cuando han llegado al final de su vida útil o ca-
pacidad de filtración. No necesitan recambios ni mantenimiento especial puesto que
en la práctica, la totalidad de su superficie es filtrante. Pueden llevar o no válvulas de
exhalación e inhalación y cubren nariz, boca y barbilla. Ejemplos: mascarilla autofil-
trante contra partículas, contra gases y vapores y mixta.
- Equipos con filtros recambiables: se componen del adaptador facial que lleva
incorporado uno o dos filtros que se desechan al final de su vida útil. Dado que el
adaptador facial es reutilizable, en este tipo de equipos es necesario realizar una
limpieza y mantenimiento periódicos. Ejemplos: adaptador facial más filtro contra
partículas, filtro contra gases y vapores y filtro mixto.

Es importante recordar que los equipos filtrantes no proporcionan oxígeno por lo tanto,
no deben utilizarse en atmósferas deficientes que contengan menos del 19,5% en vo-
lumen de oxígeno. Tampoco se deben utilizar si las concentraciones de contaminantes
son inmediatamente peligrosas para la salud o la vida, cuando dichas concentraciones
sean desconocidas o excedan los niveles máximos establecidos por la legislación vi-
gente.

Forma de retención

- Mecánica, cuando el aire inhalado pasa a través de un filtro de tipo mecánico.


- Físico/químico, cuando la filtración ocurre a través de sustancias que retienen o
transforman los agentes nocivos por reacciones físicoquímicas.
- Mixtos, la conjunción de los anteriores.
58

Partes

- Adaptador facial.
- Filtro.

Adaptador facial

Los adaptadores faciales deben cumplir con las siguientes características:

- Funcionalidad:
- Hermeticidad.
- Pérdida de carga.

- Características ópticas del visor.

- Constructivas.

Se dividen en:

A.- Máscara: cubre boca, nariz, ojos y mentón, es decir, desde la línea del cabello
hasta debajo de la mandíbula.

1.- Cuerpo de la máscara.


2.- Borde de estanqueidad.
3.- Visor.
4.- Mascarilla interior.
5.- Arnés de cabeza.
6.- Pieza de conexión.
7.- Válvula de exhalación.
8.- Válvula de aireación del visor.
9.- Válvula de inhalación.
10.- Membrana fónica.
11.- Cinta de transporte.
59

B.- Mascarilla o semimáscara: cubre solamente boca y nariz hasta debajo de la


mandíbula.

1.- Cuerpo de mascarilla.


2.- Arnés de cabeza.
3.- Adaptador de nariz.
4.- Filtro.
5.- Portafiltro.
6.- Válvula de exhalación.
7.- Válvula de inhalación.
8.- Prefiltro.

C.- Boquilla: La boquilla es un adaptador facial que se sostiene por medio de los
dientes, manteniendo la estanqueidad con los labios a través del cual se inhala y
exhala el aire mientras la nariz está obturada por una pinza.

1.- Cuerpo de la pieza bucal.


2.- Pieza de conexión.
3.- Pieza bucal.
60

4.- Apoyo de barbilla.


5.- Arnés de cabeza.
6.- Pinza nasal.
7.- Válvula de exhalación.
8.- Válvula de inhalación.

D.- Mascarilla autofiltrante: es un adaptador facial realizado enteramente o en gran


parte con materiales autofiltrantes. Puede o no tener válvula de exhalación.

E.- Capuz: cubre completamente cabeza, cuello y a veces, hombros.

1.- Cuerpo del capuz.


2.- Visor.
3.- Tubo de respiración.
4.- Válvula de exhalación.
61

F.- Casco respiratorio: está formado por un casco y un visor que se acopla a la cara
y mediante una cortina de aire respirable de forma descendente, aísla las entra-
das de las vías respiratorias (nariz y boca) del aire contaminado exterior.

1.- Filtro principal.


2.- Prefiltro.
3.- Ventilador.
4.- Visor.
5.- Arnés de cabeza.
6.- Borde de estanqueidad.

Mascarillas desechables para el polvo (barbijos)

Es el elemento protector respiratorio más barato. Están hechos de papel y tienen un


uso muy específico y limitado. Es común que estas mascarillas se usen de una manera
inapropiada en el lugar de trabajo lo que se nota en la tasa de enfermedad de los traba-
jadores.

Las mascarillas desechables para polvo solamente sirven para proteger contra los
mismos además de nieblas y fibras no tóxicos (ejemplo: polvo corriente que se encuen-
tra en la casa).
62

Las mascarillas desechables no protegen contra humos, gases, vapores, fibra de as-
besto, niebla de pintura o chorro de arena, tampoco dan protección en un ambiente
"Inmediatamente Peligroso a la Salud y la Vida" (IDLH) y por supuesto, tampoco dan
protección en un ambiente con menos del 19.5% de oxígeno.

Las mascarillas desechables no se deben usar en una situación donde no se sabe la


identidad ni cantidad de las sustancias químicas presentes.

Filtros

Los filtros deben cumplir las siguientes características:

- Resistencia a la inhalación y exhalación.


- Capacidad de filtración (vida media).

- Hermeticidad en el acople con adaptador.

Podemos dividirlos de las siguientes formas:

- Según los riesgos:


- De partículas.
- De gases y vapores (cartuchos químicos o canisters).

- De partículas, gases y vapores.

- Según el material filtrante:


- Solo material adsorbente.
- Material adsorbente con reactivos.

- Material adsorbente con sustancias catalíticas.

- Comercial según el compuesto a filtrar:

- Contra vapores orgánicos (negro).


- Contra gases ácidos (blanco).

- Contra monóxido de carbono (azul).


63

- Contra amoníaco (verde).

- Universal (rojo).

- Según el cumplimiento de las prestaciones:

- Filtros de baja capacidad.


- Filtros de mediana capacidad.

- Filtros de alta capacidad.

Es muy importante utilizar el filtro apropiado para el contaminante específico.

Filtros de partículas: pueden estar compuestos por fibras naturales y vidrio, fibras
sintéticas tratadas electrostáticamente (PP, PET) o combinación de ambas.

Los mecanismos de filtración son:

- Intercepción: cuando las partículas son mayores que los espacios entre las fibras,
por lo tanto las partículas son atrapadas y retenidas debido a la red fibrosa del mate-
rial.
- Sedimentación: cuando las partículas en el flujo de aire son desviadas por la co-
rriente de aire que atraviesa el filtro y las mismas, sedimentan en la superficie de la
fibra debido a la gravedad donde son retenidas.
- Difusión: el movimiento browniano (aleatorio) de las partículas produce una energía
lo que produce que haga contacto con las fibras del filtro.
- Impactación: las fuerzas inerciales y centrífugas producen un movimiento hacia
fuera de la corriente y que choque contra las fibras, esto está influenciado por el ta-
maño de la partícula, densidad, velocidad y diámetro de la fibra.
- Electrostática: las cargas electrostáticas son inducidas en las fibras sintéticas.

Según la norma norteamericana de filtros para partículas, existen tres series de filtros
según la resistencia al aceite:

- N — significa que no es resistente al aceite (ambientes sin aceites).


- R — significa resistente al aceite (uso limitado en ambientes con aceite).

- P — significa a prueba de aceite (ambientes con aceite).

Además existen tres eficiencias mínimas de penetración (cuánto deja pasar la partícu-
la):

- 95 – 95 %
- 99 – 99%

- 100- 99,97%
64

Es decir que cuanto más alto sea el número, mejor será la protección.

De acuerdo a la norma europea, la duración de los cartuchos para el filtro frente a partí-
culas, se establece mediante la siguiente relación:

C: concentración del contaminante particulado en mg/m3.

Filtros de gases y vapores: pueden remover un solo gas o vapor o bien, una combi-
nación de dos o más clases de vapores o gases (por ejemplo, vapores orgánicos o ga-
ses ácidos). Están compuestos por granos empacados en un lecho de varios tamaños y
formas como ser carbón activado, base de coco, base de carbón, alúmina activada,
sílica gel, etc.

Los mecanismos de filtración son:

- Absorción: cuando el gas, vapor o moléculas de líquidos penetran entre las molécu-
las, átomos o iones del material sólido siendo retenidos internamente por éste. El
proceso de difusión es muy lento.
- Adsorción: cuando las moléculas son retenidas sobre la superficie del material sóli-
do (adsorbente) por medio de fuerzas intermoleculares de atracción. Son adsorbidas
por difusión dentro de los poros o capilares del medio adsorbente los cuales son
largos y angostos.

La OSHA requiere que los filtros y cartuchos se identifiquen por color. El color de los
filtros o cartuchos indica las sustancias químicas o clases de sustancias químicas con-
tra los cuales están diseñados. Hay que tener en cuenta que cada proveedor puede
variar los colores por ello es importante leer la etiqueta del mismo para estar seguros
del contaminante para el cual ha sido fabricado.

De acuerdo a la norma europea, la duración de los cartuchos para el filtro frente a partí-
culas, se establece mediante la siguiente relación:

K: constante indicativa del filtro.


C: concentración del contaminante en mg/m3.

Nota: Si la humedad ambiente es superior al 75%, se deberá dividir el tiempo de servi-


cio (TS) por:

- 1,5 para cuando esté comprendida entre 75% y 85%.


- 2,0, para cuando esté por encima de 85%.

En el caso de filtros de vapores orgánicos, si la temperatura es superior a 25ºC, debe


dividirse además por:
65

- 1,5, si la temperatura está comprendida entre 25ºC y 30ºC.


- 2,0, si la temperatura está comprendida entre 30ºC y 35ºC.

Marcado de los filtros

Todos los filtros deben llevar al menos el siguiente marcado:

- Nombre del fabricante, su marca comercial o cualquier otro medio de identificación.


- El número y fecha de la norma.

- La marca CE acompañada del número del organismo notificado que ha realizado el


último control de calidad de la producción.
- Tipo, clase, código de color y particularidades.

- Condiciones de temperatura y humedad para su almacenamiento.

- Año y mes de caducidad.

- En los filtros combinados, la dirección de circulación del aire dentro del filtro, siempre
que en su acoplamiento pueda presentar alguna duda. Estas exigencias pueden
indicarse en forma de pictogramas como se indica:

Forma de colocación de barbijo

EQUIPOS AISLANTES

Son equipos que aislan al usuario del entorno y proporcionan aire limpio de una fuente
no contaminada y protegen tanto atmósferas contaminadas como aquellas con defi-
ciencia de oxígeno.
66

Clasificación

1.- Semiautónomos: son aquellos donde el sistema que suministra el aire no es lle-
vado por el usuario. Poseen una manguera a través de la cual llega el aire respi-
rable al usuario. Se dividen en dos tipos:

- De aire fresco: está formado por adaptador facial, tubo respiratorio flexible,
que va desde el adaptador facial a un cinturón que lleva el usuario y manguera
de paredes reforzadas que va desde el cinturón, normalmente por el suelo,
hasta un recinto exterior sin contaminación y a presión atmosférica. Estos
equipos funcionan por respiración del usuario o asistidos por un ventilador que
puede estar accionado manualmente o a motor.
- De línea de aire comprimido: está compuesto por los mismos elementos que
el tipo anterior teniendo un regulador de presión además de la conexión entre
el tubo respiratorio y la manguera de aire comprimido (relativamente fina y ca-
paz de soportar una presión de 20 a 25 bares de presión).
67

2.- Autónomos: son aquellos en que el sistema de provisión de aire es transportado


por el usuario, ya sea en el pecho o en la espalda. Estos equipos se pueden clasi-
ficar en:

- Circuito abierto: el aire exhalado por el usuario pasa al ambiente contamina-


do a través de las válvulas de exhalación que tiene el adaptador facial.
- Circuito cerrado: el aire exhalado por el usuario pasa por un filtro que retiene
el vapor de agua y el dióxido de carbono, luego pasa a una bolsa de mezcla
donde se inyecta una pequeña parte de oxígeno puro, así el aire vuelve a ser
respirable. Un tubo conecta la bolsa de mezcla con el adaptador facial y el
usuario inhala el aire regenerado. Dependiendo del sistema de adicionar el
oxígeno necesario, estos equipos pueden ser, con botella de oxígeno gaseoso
puro, con líquido y con generación de oxígeno.
68

Los equipos autónomos están constituidos por cuatro elementos básicos:

- Arnés: es el que sujeta el cilindro de aire y lo mantiene adherido a la espalda


del usuario.
- Cilindro: es el recipiente contenedor de aire incluyendo el cilindro, la válvula y
el manómetro.
- Regulador: incluye el regulador de alta presión o primera etapa y de baja pre-
sión o pulmón además del manómetro y la alarma de baja presión.
- Máscara: es la que permite la inhalación del operador de aire contenido en el
cilindro, libre de impurezas existentes en la atmósfera, permitiendo la salida del
aire pero no su ingreso ya que en el interior existe una presión mayor que el
medio circundante.
69

Los equipos aislantes se pueden utilizar cuando:

- La concentración de oxígeno ambiental es inferior al 17% en volumen.


- Las concentraciones de los contaminantes en el ambiente no se pueden utilizar
o no es rentable el uso de filtros.
70

Las consecuencias en el organismo de la deficiencia de oxígeno son las siguien-


tes:

- 19.5% - 16%: No hay efecto visible.


- 16% - 12%: Se acelera la respiración y el ritmo cardíaco, decrece la atención y
la coordinación.
- 12% - 10%: Pobre coordinación muscular, inhabilidad para realizar movimien-
tos vigorosos, inconsciencia seguida de muerte.
- Menor de 6%: Convulsiones, muerte en minutos.

Para detectar la deficiencia de oxígeno se debe monitorear la atmósfera con un


analizador de gases electrónico equipado con un sensor de oxígeno. En caso de
duda o ante la imposibilidad de monitorear la atmósfera, deberá asumirse que se
está ante una atmósfera deficiente en oxígeno y por lo tanto trabajar con la pro-
tección respiratoria adecuada.

Limitaciones de los equipos de respiración autónoma

1.- Del usuario: son los factores físicos, médicos y mentales.

1.1.- Factores físicos.

- Condición física: el usuario deberá estar en buena condición física


para maximizar la cantidad de trabajo y el tiempo útil disponible.
- Agilidad: utilizar un E.R.A. restringe la movilidad del usuario y afecta
su equilibrio.

1.2.- Factores médicos

- Neurológicos: es necesaria una adecuada coordinación motora para la


utilización de E.R.A. El usuario deberá contar con todas sus facultades
mentales para poder enfrentar las emergencias que pudieran producir-
se.
- Músculos esqueléticos: es necesario tener el tamaño y la composi-
ción física adecuada para el uso del equipo y el desarrollo de las tareas
encomendadas.
- Cardiovascular: el sistema circulatorio del usuario debe estar en bue-
nas condiciones, de otra manera aumenta el riesgo de isquemia, infar-
tos u otros problemas relacionados durante condiciones de alto gasto
cardíaco.

1.3.- Factores mentales

- Entrenamiento adecuado: el usuario debe tener un entrenamiento


adecuado y conocer cada detalle del equipo que está utilizando.
- Confianza: es la habilidad de un impacto vital en el buen desempeño
del usuario.
71

- Estabilidad emocional: mantener el control bajo condiciones de stress,


reducen considerablemente las probabilidades de cometer errores.

2.- Del equipo

- Visibilidad: la máscara reduce la visión periférica y el empañamiento puede


disminuir la visión general.
- Comunicación: la máscara dificulta la comunicación oral.

- Peso: un equipo de respiración autónoma pesa entre 11 y 16 Kg. dependiendo


del modelo.
- Movilidad: el aumento de peso y el efecto de entablillado del arnés disminuyen
sustancialmente la movilidad.

3.- De la fuente de aire

La fuente de aire es, por definición, limitada por distintos factores asociados al
usuario así como por sus características de diseño.

- Condición física del usuario: cuanto más deficiente, más rápido agotará el su-
ministro de aire.
- Grado de actividad física: a mayor actividad física, más rápido agotará el sumi-
nistro de aire.
- Estabilidad emocional: cuanto mayor sea la excitación del usuario, más rápido
agotará el suministro de aire.
- Mantenimiento del equipo: pequeñas fugas y reguladores mal ajustados pue-
den producir pérdidas de aire excesivas.
- Presión de los cilindros: si el cilindro no está lleno a su capacidad nominal, el
tiempo de trabajo útil se reduce en forma proporcional.
- Entrenamiento y experiencia del usuario: personal experimentado y bien entre-
nado es capaz de obtener el máximo de utilidad de los equipos.

Marcado de los equipos

En general, todos los equipos deben llevar las siguientes indicaciones en su marcado:

- Nombre del fabricante, marca comercial o cualquier otro medio de identificación.


- El número y fecha de la norma.

- El número de serie.

- La marca CE acompañada del número del organismo notificado que ha realizado el


último control de calidad de la producción.
- El año de fabricación.

- Cuando el buen funcionamiento de los componentes corre riesgo de ser alterado por
el envejecimiento, la fecha (mínimo el año) de fabricación de los componentes. Si
éstos no pueden marcarse, la información debe darse en las instrucciones de uso en
el folleto informativo.
72

- Duración nominal (si procede).

- Los reductores e indicadores de presión deben marcarse con la presión nominal de


funcionamiento (si procede).
- Los reguladores que no estén diseñados para funcionar en agua fría deben marcar-
se con >10ºC (si procede).

En todo equipo semiautónomo, la manguera de aire fresco o línea de aire comprimido


debe llevar marcado lo siguiente:

- El nombre del fabricante, marca comercial o cualquier otro medio de identificación.


- El año de fabricación.

- La clase o tipo (si procede).

- "Resistencia al calor" (si procede).

- "Antiestática" (si procede).

- Todas estas informaciones deben estar al menos en el idioma oficial del país de des-
tino.

Factores a tener en cuenta para la elección y utilización

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Contaminantes atmosféri- Filtros de partículas de eficacia apro-


cos en forma de partículas piada (clase de filtración) a la con-
(polvos, humos, aeroso- centración, a la toxicidad/nocividad y
les). para la salud y al espectro granu-
lométrico de las partículas.
Merecen especial atención las partí-
culas.
Acciones de
las sustancias Contaminantes en forma Elección de los tipos de filtro antigas
Riesgos
peligrosas en el de gases y vapores. apropiados y de las clases en función
que
aire respirable de las concentraciones, la toxici-
deben
dad/nocividad para la salud, la dura-
cubrirse
ción de utilización prevista y las difi-
cultades del trabajo.

Contaminantes en forma Elección de las combinaciones apro-


de aerosoles, de partículas piadas de filtros, análoga a la de los
y de gases. filtros particulares y los filtros antigas.

Retención del oxígeno. Garantía de alimentación de oxígeno


Falta de oxígeno Descenso del oxígeno. del equipo.
en el aire Respeto de la capacidad de oxígeno
respirable del equipo en relación con el tiempo
de intervención.
73

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Insuficiente confort de uso: Diseño ergonómico: adaptabilidad,


tamaño, volumen, alimen- volumen escaso, buen reparto de
taciones, resistencia respi- volúmenes, libertad de movimiento
Incomodidad
ratoria, microclima bajo la para la cabeza, resistencia respirato-
y molestias al
máscara, utilización. ria y sobre presión en la zona respi-
trabajar
ratoria, aparato con válvulas, ventila-
ción asistida, manipulación/utilización
sencillas.

Mala compatibilidad. Calidad de los materiales. Facilidad


Falta de higiene. de mantenimiento y desinfección.

No estanqueidad (fuga). Apoyo estanco de la pieza facial so-


Riesgos bre la cara del portador, estanquei-
debidos dad del equipo.
al
equipo Enriquecimiento en CO2 Equipo provisto de válvulas respirato-
Accidentes
del aire inspirado. rias, según el caso, con ventilación
y peligros para
asistida absorbedores de CO2.
la salud
Contacto con las llamas, Uso de materiales ininflamables.
chispas o proyectores de
metales en fusión.

Reducción del campo vi- Amplitud suficiente del campo visual.


sual. Resistencia, aptitud para la descon-
Contaminación. taminación.

Alteración Intemperie, condiciones Resistencia del equipo a las agresio-


de la función ambientales, limpieza, uso. nes industriales.
protectora Mantenimiento de la función protecto-
debido al ra durante toda la duración de vida
envejecimiento del equipo.
74

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Suciedad, desgaste o dete- Mantenimiento en buen estado.


rioro del equipo. Controles periódicos.
Respeto de la duración de utilización.
Sustitución oportuna.
Respeto de las indicaciones del fa-
bricante así como de las normas de
seguridad.

Riesgos Mala utilización del equipo Uso apropiado del equipo y conoci-
debidos miento del riesgo.
al uso Respeto de las normas de uso, de
Eficacia
del las informaciones e instrucciones del
protectora
equipo fabricante, de los organismos de
insuficiente
seguridad y de la posibilidad de
adaptación.

Mala elección del equipo. Elección en función de riesgos (res-


peto por las indicaciones del fabri-
cante, del marcado del equipo y de
los límites de uso de los plazos de
utilización).
Elección en función de los factores
individuales del usuario y de la posi-
bilidad de adaptación.

Selección de los equipos

La elección de un protector debe ser realizada por personal capacitado con la participa-
ción y colaboración del trabajador y requerirá de un amplio conocimiento del puesto de
trabajo y de su entorno.

El folleto informativo debe contener todos los datos útiles referentes a almacenamiento,
uso, limpieza, mantenimiento, desinfección, accesorios, piezas de repuesto, clases de
protección, fecha o plazo de caducidad, explicación de las marcas, etc.

Es necesario tener en cuenta en la elección del equipo considerar los aspectos:

- Técnicos: se debe elegir el equipo adecuado a los riesgos, para ello se debe hacer
un reconocimiento de los contaminantes, sus efectos sobre el hombre y los valores
límites admisibles.
- Ergonómicos: debe elegirse el que mejor se adapte a las características personales
del usuario.

Las características más importantes que deben reunir en el aspecto ergonómico son:

- Pérdida reducida de la capacidad visual y auditiva.


- Menor peso posible.

- Arnés de cabeza con sistema de ajuste cómodo para condiciones de trabajo normales.

- Las partes del adaptador facial en contacto con la cara del usuario deben ser de ma-
terial blando.
75

- El material del adaptador facial no debe provocar irritaciones cutáneas.

- Filtro de ajuste correcto y de dimensiones reducidas (no deberá reducir el campo de


visión).
- El equipo debería dificultar lo menos posible la respiración del usuario.

- Olor agradable o, mejor aún, inodoro.

Se deben considerar factores generales, características de los equipos y tarea que


desempeña el trabajador, como ser:

a.- Reconocimiento de los contaminantes presentes en el ambiente laboral, conoci-


miento de los efectos sobre el hombre y sus propiedades, y límites admisibles de
aplicación.
b.- Cuantificar concentración de contaminantes a que están expuestos trabajadores.
c.- Cálculo factor de protección mínimo.
d.- Localización de la zona de riesgo.
e.- Tiempo de protección real en cada tarea, que tiene en cuenta los tiempos de en-
trada y salida del área.
f.- Actividad del trabajador considerando el aumento la carga de trabajo que tiene el
uso del equipo. El ritmo respiratorio puede aumentar hasta tres veces para carga
de trabajo pesada. La movilidad necesaria y la carga térmica también influyen en
la selección.
g.- Compatibilidad del uso del equipo con otros elementos de protección personal, se
debe considerar la comunicación verbal y la visión.

Se aconseja seguir los lineamientos de la Norma IRAM 3646.

- Ajuste:
- Debe ser adecuado a la cara del usuario.
- Existen pruebas prácticas para comprobar el ajuste que el operario debe estar
entrenado.
- Aceptación:

- Debe contar con aceptación del trabajador para asegurarnos que use el equipo
todo el tiempo que se encuentra expuesto.
- Factor de protección real:

- - Calcular concentración del contaminante en el ambiente y dentro del protector


facial.
76

Factor de protección

Es el cociente entre la concentración del contaminante en el ambiente y la concentra-


ción del contaminante dentro de la zona de respiración del usuario. Este factor de pro-
tección es el que define la eficiencia del equipo.

La concentración del agente nocivo en el aire respirado se debe a:

- Penetración de aire ambiental a través del filtro.


- Falta de estanqueidad de la válvula de exhalación, de la conexión entre filtro y porta-
filtros y de todos los elementos restantes de unión entre las distintas piezas del
equipo.
- Ajuste deficiente del adaptador facial a la cara del usuario.

Cuanto mayor sea el factor de protección, mayor será la protección respiratoria conse-
guida.

El fabricante en el folleto informativo del equipo, establece también la información sobre


el grado de protección, el que se obtiene de ensayos realizados en laboratorios por en-
de, en la práctica puede ser menor.

Tiempo de servicio

Es el tiempo que es capaz de suministrar aire respirable al usuario.

Es más sencillo calcularlo para equipos aislantes que para los filtrantes porque en éstos
también depende del grado de contaminación, humedad y temperatura del recinto así
como de la forma de respiración del usuario.

Los equipos aislantes semiautónomos tienen un tiempo de servicio casi ilimitado porque
dependen sólo de la fuente de aire respirable, del ambiente no contaminado o del com-
presor que lo suministre.

En el caso de equipos autónomos de circuito abierto, el tiempo de servicio está en fun-


ción del volumen de aire disponible a presión atmosférica estimándose su duración a
priori, siempre y cuando sean utilizados por personas especialmente entrenadas en el
uso y en base al consumo de aire del mismo.

En los equipos autónomos de circuito cerrado, el tiempo de servicio está en función del
volumen y presión de la botella de oxígeno (gas o líquido) que acompaña al equipo o de
las cantidades de sustancias químicas que lleve con el fin de que absorba, tanto el di-
óxido de carbono como la humedad del aire exhalado, liberando el oxígeno necesario
para tener de nuevo aire respirable.

El consumo de aire de un trabajador viene determinado por la clase de trabajo que se


tiene que hacer:

1.- Trabajo ligero: hasta 20 lt/minuto.


2.- Trabajo medio o relativamente pesado: de 20 a 40 lt/minuto.
3.- Trabajo duro o muy pesado: de 40 a 100 lt/minuto.
77

Programa de protección respiratoria

1.- Administración del programa: será asignada a una sola persona cuya responsabi-
lidad incluya el monitoreo de riesgos respiratorios, mantenimiento de archivos,
registros y evaluaciones del programa.
2.- Instrucciones de operación: deberán establecerse procedimientos escritos para
todo el programa.
3.- Limitaciones fisiológicas y psicológicas de usuarios de EPR: deberán ser determi-
nadas por un médico al posible usuario para el uso de EPR.
4.- Selección del equipo de protección respiratoria (EPR).
5.- Entrenamiento: el usuario debe estar adiestrado y entrenado en forma periódica
acerca de:

a.- El riesgo respiratorio y el efecto en la salud potencial si el EPR no se usa


correctamente.
b.- Los controles de ingeniería que se empleen y la necesidad de usar respira-
dores para brindar protección.
c.- El por qué de la selección de un determinado tipo de EPR.
d.- El uso y las limitaciones del equipo de protección respiratoria.
e.- El método de colocación y la verificación del ajuste correcto.
f.- El uso adecuado del EPR.
g.- El mantenimiento, inspección y almacenaje.
h.- El reconocimiento y manejo de situaciones de emergencia.
i.- De haberlas, cualquier legislación aplicable a una sustancia determinada.

6.- Ajuste del EPR: cada usuario deberá ser sometido a la prueba del ajuste y reali-
zará su verificación cuando vaya a utilizarse.
7.- Mantenimiento, inspección y almacenamiento: se realizará un mantenimiento e
inspección de acuerdo con las instrucciones del fabricante con una frecuencia tal
que asegure la higiene y buena condición de uso cada vez que un EPR vaya a ser
empleado. El almacenamiento deberá ser en un lugar apropiado y limpio.
8.- Equipos para escape: cuando se lo provea, el personal asignado al área en cues-
tión deberá estar entrenado en el uso del mismo. El personal de otras áreas y las
visitas serán informadas brevemente sobre el uso.

Cuidados

Los protectores de las vías respiratorias deben ser útiles, duraderos y resistentes para
garantizar su función protectora durante toda su vida útil. Entre las influencias que pue-
den amenazar la eficacia protectora tenemos:

- Humedad, inclemencias del tiempo (envejecimiento).


- Productos químicos (aceites, disolventes, ácidos, etc.).
78

- Uso (desgaste, deterioro, insuficiente higiene personal, sudor, etc.).

- Almacenamiento, mantenimiento y limpieza insuficientes.

- Acción térmica (calor, frío).

- Elección errónea (no apropiada para usuario).

- Deficiente información del usuario, inobservancia del tiempo de uso, cuidado insufi-
ciente, modo de utilización del equipo.

Indicaciones prácticas

Los equipos de protección de las vías respiratorias están diseñados de tal manera que
sólo se pueden utilizar por espacios de tiempo relativamente cortos. Por regla general,
no se debe trabajar con ellos durante más de dos horas seguidas; en el caso de equi-
pos livianos o de trabajos ligeros con interrupciones entre las distintas tareas, el equipo
podrá utilizarse durante un período más prolongado.

- Antes de utilizar un filtro, es necesario comprobar la fecha de caducidad impresa en


el mismo y su perfecto estado de conservación, según información del fabricante y
de ser posible, comparar el tipo de filtro y el ámbito de aplicación.
- Antes de empezar a utilizar equipos de protección respiratoria, los trabajadores de-
ben ser instruidos por una persona calificada y responsable del uso de estos apara-
tos dentro de la empresa. Dicho entrenamiento comprenderá también las normas de
comportamiento en situaciones de emergencia.
- Cuando deban elegirse equipos para personas con características especiales, se
prestará mucha atención a:
79

- Malformaciones en la cara o pilosidad excesiva (barba, etc.).


- Utilización de gafas incompatibles con el equipo.

- Trastornos circulatorios.

- Problemas cinemáticos (movilidad reducida).

- Problemas neurológicos.

- Toma de determinados medicamentos que aumenten efectos.

- Problemas psicológicos (claustrofobia, etc.).

- Capacidad respiratoria reducida.

- Embarazo.

- Información insuficiente sobre el modo de utilizar el equipo.

- Se recomienda que todos los trabajadores que utilicen equipos de protección respi-
ratoria se sometan a un reconocimiento del aparato respiratorio realizado por un
médico. La frecuencia mínima de estos reconocimientos debería ser la siguiente:
- Cada tres años para trabajadores menores de 35 años.
- Cada dos años para trabajadores entre 35 y 45 años.

- Cada año para trabajadores de más de 45 años.

- Es importante también que la empresa disponga de un sencillo sistema de control


para verificar que los equipos de protección respiratoria se hallan en buen estado y
se ajustan correctamente a los usuarios, a fin de evitar cualquier situación de riesgo.
Estos controles deberán efectuarse con regularidad.
- La función protectora de un equipo es muy variable y depende del tipo y del uso que
se le de. El folleto informativo del fabricante contiene información más detallada.
Algunos filtros, una vez abiertos, no deben utilizarse durante más de una semana,
siempre y cuando se guarden de un día para otro en una bolsa cerrada hermética-
mente. Otros, en cambio, deben utilizarse una sola vez.
- En caso de emergencia, mantener la calma y no quitarse la máscara por ningún motivo.

- Revisar la válvula del cilindro que deberá estar completamente abierta.

- Revisar su manómetro para asegurarse de que hay aire en la botella.

- En una emergencia extrema, desconectar la manguera del regulador en la conexión


rápida que hay junto al hombro izquierdo e insertar la punta entre las ropas.

Mantenimiento

- El fabricante del equipo debe suministrar información sobre manejo, limpieza y des-
infección del aparato. Cuando el equipo sea utilizado por más de una persona, de-
berán solicitarse varios ejemplares.
80

- Es importante no almacenar los equipos en lugares expuestos a temperaturas ele-


vadas y ambientes húmedos antes de su utilización. De acuerdo a la información del
fabricante; las cajas deben apilarse de forma que no se produzcan deterioros.
- Se debe controlar especialmente el estado de las válvulas de inhalación y exhala-
ción del adaptador facial, el de las botellas de los equipos de respiración autónomos
y de todos los elementos de estanqueidad y de unión entre las distintas partes del
aparato.
- Deberá solicitarse al fabricante un catálogo de las piezas de recambio del aparato.

 
81

TRABAJO PRÁCTICO Nº 1

1.- Realizar un resumen de los artículos de la Ley N° 19587 que se refieren a


los EPP.
2.- Clasificación de protección: dar tres ejemplos de cada una de ellas.
3.- En los siguientes casos realizar la lista de los riesgos y especificar los
EPP a comprar.

a.- Trabajos en pozos, canales y otras obras subterráneas de la red de


alcantarillado.
b.- Trabajos de soldadura de caños metálicos.
c.- Trabajos de carpintería.

 
82

Indice

Unidad III

- Protección de los miembros superiores

- Protección de los miembros inferiores

- Protección integral

- Sistemas anticaídas

- Trabajo Práctico Nº 2

 
83

UNIDAD III

PROTECCIÓN DE LOS MIEMBROS SUPERIORES

Para proteger al trabajador de los riesgos a los que se encuentran expuestos los
miembros superiores durante las tareas laborales los que producen distintas
consecuencias o lesiones en el trabajador, desde golpes, cortes, heridas, que-
maduras, amputaciones, etc., hay que adoptar las medidas adecuadas de higie-
ne y seguridad en el trabajo para la prevención de accidentes. Entre los riesgos
que pueden señalarse son:

- Mecánicos.
- Térmicos.

- Eléctricos.

- Vibraciones.

- Químicos.

- Biológicos.

- Radiaciones.

- Incomodidad y molestias por el uso.


84

Guantes de seguridad

Son equipos de protección personal, que protegen las manos o una parte de
ellas contra los posibles riesgos en el trabajo. En algunos casos, los guantes de
seguridad cubren parte del antebrazo y brazo.

Clasificación

Según la forma Según el tamaño

- Guantes. - Corto.
- Mitones. - Normal.

- Manopla. - Largo.

- Dediles.

Según el material utilizado Según el tipo de riesgo


en su fabricación

- Cuero. - Mecánicos (abrasión, corte, perfo-


ración).
- Aluminizado.
- Térmicos (llama, calor, salpicadu-
- PVC. ras de metal fundido, bajas tempe-
raturas).
- Caucho.
- Químicos en estado líquido (áci-
- De malla. dos, bases, agua y detergente,
disolventes orgánicos).
- De algodón, etc.
- Eléctricos.
- Mixtos.
- Radiaciones ionizantes.

- Biológicos.

Consideraciones Generales

1.- Materiales, según tareas.


2.- Reforzados / No reforzados.
3.- Acabado interior / exterior, agarre.
4.- Diseño de puños.
5.- Largo.
6.- Talles.
7.- Espesores.
85

Materiales

- Cuero, protege contra objetos cortantes, chispas, objetos calientes y amorti-


gua impactos.
- Vaca, es el más utilizado en guantes industriales. Cómodos, durables y resis-
tentes a la abrasión. La más empleada es la piel curtida con Cromo.
- Cerdo, cuenta con buena ventilación respecto a otras. Con el uso tiende a
suavizarse y no endurece cuando se moja.
- Cabra, es el cuero más fuerte y resistente. Su suavidad obedece a la lanolina
producida por las cabras. Buena sensibilidad táctil.
- Nitrilo, manejo de moldes para fundición, cables, metales, edificios prefabri-
cados, bloques de concreto, ladrillo, etc.
- Látex, aplicaciones industriales, productos electrónicos, procesos alimenti-
cios, laboratorios, uso farmacéutico y médico.
- Polietileno, aplicaciones industriales, manipulación de alimentos, cosmética,
laboratorios, uso farmacéutico entre otros.
- Caucho, construcción, pesca, manejo de vidrios, ladrillos, pinturas, trabajos de
metal.
- Neopreno, trabajo en refinerías e industrias de productos químicos, electró-
nica, manejo de materiales secos o mojados, trabajos con válvulas, equipos
de limpieza, etc.
- Vinilo, uso general en fábricas, construcción, despacho, embalaje, electróni-
ca, mantenimiento, inspección, etc.
- PVC, según su composición pueden proveer protección contra líquidos bási-
cos, sustancias químicas, aceites, solventes, petroquímicos, refinerías, sus-
tancias ácidas, cáusticos y solventes entre otras sustancias.
- Kevlar, (fibras sintéticas) fábricas de electrodomésticos, autos, trabajos eléc-
tricos, vidrios, metal entre otros.
- Anti-cortes, (fibras de acero y Nylon) procesos alimenticios, manejo de vi-
drios, fabricación de metales, etc.
- Jersey, (fibras sintéticas y algodón y/o insertos de PVC) tiene aplicación en
aquellas tareas que requieran moderada protección.
- Lona, (algodón), brindan protección ligera en fábricas de autos, agricultura,
etc.
- Terry Cloth, (100% algodón o algodón y fibras), de aplicación en fábricas de
autos, electrodomésticos, panaderías, cerámicas entre otras que requieran
moderada protección contra objetos calientes.

Tipos de Guantes

Cada tipo de guante posee diversas opciones de tamaño, material, tipo de puño,
pigmentación así como tipos de refuerzos en la palma y dedos, de acuerdo a su
uso.
86

a.- Guantes de cuero: Son útiles sobre todo para protegerse de las agresiones
mecánicas y en medios secos. Pueden ser traspasados por algunas sus-
tancias irritantes y alergénicos químicos por lo que no confieren una pro-
tección eficaz al utilizarse en medios húmedos, además pueden endure-
cerse y perder flexibilidad. Los guantes de cuero pueden ser sometidos a
procesos de limpieza y esterilización, por ello la presencia residual de al-
guna sustancia química puede ocasionar dermatosis.

b.- Guantes de goma: Son utilizados para proteger las manos en medios
húmedos, grasos o polvorientos pero presentan el inconveniente de poder
ser atravesado por diferentes sustancias, originando irritaciones o sensibi-
lizaciones de contacto; en el caso del metilmetacrilato, fenol formaldehido,
sulfato de níquel, etc.

Otro inconveniente es que no podrán ser utilizados frente a disolventes


orgánicos ya que los disuelven, endurecen o estiran.

En ocasiones, el aumento de sudoración que provocan puede irritar la piel.


No hay que olvidar tampoco que ciertos productos utilizados en su fabrica-
ción (acelerantes de la vulcanización, antioxidantes, etc.) pueden ser sen-
sibilizantes cutáneos. Existen guantes hipoalérgicos con el inconveniente
de ser costosos y de que se rompen con cierta facilidad.

c.- Guantes de plástico: Son en general, los más buscados, ya que además
de proteger contra gran variedad de sustancias, raramente provocan reac-
ciones de irritación.

Existen en el mercado diferentes tipos:

- De cloruro de polivinilo (PVC).


87

- De alcohol polivinilo (PVA).

- De nitrilo (acrilonitrilo y butadieno).

Cada grupo posee propiedades específicas frente a los distintos disolven-


tes industriales.

Guante plástico de PVC Guante plástico de PVA

Los guantes de PVA tienen como características una excelente resistencia


mecánica a la abrasión y desgarre. Es resistente a productos químicos
como ácidos orgánicos e inorgánicos, alcohol, cáusticos, cal, detergentes,
glicerina, combustibles, silicato, etc.

Se los utiliza en galvanoplastia, industria automotriz, cerámicas, alimenti-


cia, extracción y transporte de petróleo y agricultura.

Los guantes de nitrilo pesado son guantes industriales extrafuertes para


usos múltiples. Tienen muy buena resistencia a los aceites, grasas, petró-
leo, corte, abrasión y desgarro. Se debe evitar el contacto con disolventes
cetónicos, ácidos oxidantes o productos orgánicos nitrogenados.

Se recomienda utilizar en tareas como trabajos de fundición, construcción


de máquinas, recogida de residuos, en la construcción para el manipuleo
de bloques de concreto, ladrillos, madera, de chapas y vidrios, barras de
acero y objetos metálicos.
d.- Guantes de tela: Son recomendables para personas que trabajan con obje-
tos sólidos y polvorientos para prevenir lesiones de contacto.

Su composición puede ser de algodón o hilo y su mayor interés radica en


servir de forro interior a los guantes de goma.

Los guantes de algodón permiten una máxima sensibilidad en tareas que


requieran mucha precisión. Mantienen el confort durante las horas de tra-
bajo y su diseño es ergonómico, ya que se adapta al tamaño de la mano.

Los guantes moteados son guantes tejidos de algodón y poliéster blanco,


con la palma revestida en puntos de PC, que permiten mejor agarre. Brin-
da mayor adherencia, tacto, flexibilidad y seguridad a la hora de su utiliza-
ción. Se utilizan en tareas de carga y descarga donde se requiera buen
88

agarre.

e.- Guantes metálicos: Son guantes de malla empleados en mataderos y en el


trinchado de aves, pescado, etc., para protegerse contra cortes y heridas.
En algún caso pueden ser responsables de reacciones alérgicas de con-
tacto debidas a la presencia de níquel.
f.- Guantes de Kevlar: Existen de dos clases:

- Para protección ante elevadas temperaturas: está fabricado con arami-


da, material que opera en temperaturas extremas que van desde -196
ºC a 204 ºC sin fundirse. Soporta contacto con elementos a temperatu-
ras mayores a los 430 ºC, sólo por un tiempo limitado. Tienen además
un forro de lana en su interior que funciona como aislante térmico.
- Para evitar cortes: debido a la elevada resistencia a la tracción y al
desgarro propio de esta fibra. Los guantes de Kevlar duran hasta 7 ve-
ces más que los guantes de algodón o cuero en aplicaciones peligrosas
y reducen las heridas cortantes en las manos de los usuarios.

g.- Guantes descartables de látex: Brindan protección contra la contamina-


ción, abrasión y pinchazos. Son usados en laboratorios clínicos, hospita-
les, preparación de alimentos, ensamblado de pequeñas piezas, prepara-
ción de medicamentos y cosméticos e industria gráfica.
89

Factores a tener en cuenta para la elección y utilización

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Por contacto. Envoltura de la mano.


Acciones
Desgaste relacionado Resistencia al desgarro, alarga-
generales
con el uso. miento, resistencia a la abrasión.

Por abrasivos de deca- Resistencia a la penetración, a


Acciones pado, objetos puntiagu- los pinchazos y a los cortes.
mecánicas dos. Relleno.
Choques.

Productos ardientes o Aislamiento contra el frío y el calor.


Riesgos fríos, temperatura am- Ininflamabilidad, resistencia a la
que Acciones biente. llama.
deben térmicas Contacto con llamas. Protección y resistencia a la ra-
cubrirse Acciones al realizar diación y a la proyección de me-
trabajos de soldadura. tales en fusión.

Acciones Tensión eléctrica. Aislamiento eléctrico.


eléctricas

Acciones Daños debido a accio- Estanqueidad, resistencia.


químicas nes químicas.

Acciones de Vibraciones mecánicas. Atenuación de las vibraciones.


las vibraciones

Contacto con productos Estanqueidad, aptitud para la


Contaminación
radiactivos. descontaminación, resistencia.

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Insuficiente confort de Diseño ergonómico: volumen,


Incomodidad y
uso. progresión de las tallas, masa de
molestias al
la superficie, confort, permeabili-
trabajar
dad al vapor de agua.
Riesgos
Accidentes y Mala compatibilidad. Calidad de los materiales.
debidos
peligros para Falta de higiene. Facilidad de mantenimiento.
al
la salud Adherencia excesiva. Forma ajustada, hechura.
equipo
Intemperie, condiciones Resistencia del equipo a las
Alteración de ambientales, limpieza, agresiones industriales.
la función utilización. Mantenimiento de la función pro-
protectora tectora durante toda la duración
debido al de vida del equipo.
envejecimiento Conservación de las dimensio-
nes.
90

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Suciedad, desgaste o Mantenimiento en buen estado.


deterioro del equipo. Controles periódicos.
Sustitución oportuna.
Respeto de las indicaciones del
fabricante.
Riesgos
debidos
Mala utilización del Uso apropiado del equipo y con
al uso
Eficacia equipo. conocimiento del riesgo.
del
Protectora Respeto de las indicaciones del
equipo
insuficiente fabricante.

Mala elección del equi- Elección en función de riesgos


po. (respeto por las indicaciones del
fabricante y del marcado del
equipo).
Elección en función de los facto-
res individuales del usuario.

Selección

Se deben tener en cuenta las siguientes consideraciones:

- Tamaño correcto del guante.


- No debe ocasionar molestias al usuario.

- En las tareas a realizar debe interferir poco.

- Debe ser elegido de acuerdo al riesgo a cubrir.

- Conocimiento amplio de la tarea.

La elección de un guante de protección requerirá, en cualquier caso, un conoci-


miento amplio del puesto de trabajo y de su entorno. Por ello la elección debe
ser realizada por personal capacitado, y en el proceso de elección la participa-
ción y colaboración del trabajador será de capital importancia.

Marcado

El guante puede ir marcado con los siguientes elementos, según lo exigido en la


norma UNE - EN 420:

1.- Nombre, marca registrada u otro medio de identificación del fabricante o


representante autorizado.
2.- Denominación del guante (nombre comercial o código, que permita al
usuario identificar el producto con la gama del fabricante o su representan-
te autorizado).
91

3.- Talla.
4.- Fecha de caducidad, si las prestaciones protectoras pueden verse afecta-
das significativamente por el envejecimiento.

El envase de los guantes se marcará con estos elementos y además con el pic-
tograma apropiado al riesgo cubierto por el guante, cuando éste alcance al me-
nos el nivel 1 en el ensayo de prestaciones correspondiente.

A continuación se indican los pictogramas existentes para los diferentes tipos de


riesgos.

En el caso de riesgos térmicos y mecánicos, los números que acompañan a los


pictogramas, dispuestos siempre en el mismo orden, indican los niveles de pres-
taciones obtenidos en los ensayos correspondientes. A continuación algunos
ejemplos explicativos:

Cuidados

Para una protección eficaz contra los riesgos, los guantes deben mantenerse
útiles, duraderos y resistentes frente a numerosas acciones e influencias, de
modo que su función protectora quede garantizada durante toda su vida útil.
Entre estas influencias que pueden amenazar la eficacia protectora de los guan-
tes, tenemos:

- Conservación.
- Productos químicos (aceites, ácidos, etc.).

- Inclemencias del tiempo.

- Acción térmica (calor y frío).

- Elección y utilización errónea.

- Uso (desgaste, deterioro, falta de limpieza).


92

Indicaciones prácticas

- La piel es por sí misma una buena protección contra las agresiones del exte-
rior. Por ello hay que efectuar una adecuada higiene de las manos con agua
y jabón y colocarse crema protectora en caso de ser necesario.
- En el momento de elegir los guantes de protección hay que evaluar, por una
parte, la sensibilidad al tacto y la capacidad de agarre y, por otra, la necesi-
dad de la protección más elevada posible.
- Deben ser de talla correcta (guantes demasiado estrechos puede disminuir
sus propiedades aislantes o dificultar la circulación).
- Los guantes de PVA no son resistentes al agua.

- En los guantes para la protección contra productos químicos se debe tener


en cuenta que:
- En algunos casos ciertos materiales proporcionan una buena protección
contra unos productos químicos y protegen muy mal contra otros.
- La mezcla de ciertos productos puede a veces dar como resultado propie-
dades diferentes de las propiedades de cada uno de ellos.
- Al utilizar guantes de protección puede producirse sudor. Esto se resuelve
utilizando guantes con forro absorbente, lo cual puede reducir el tacto y la
flexibilidad de los dedos así como la capacidad de asir.
- Utilizar guantes con forro reduce problemas tales como rozaduras producidas
por las costuras, etc.
93

Mantenimiento

- Hay que comprobar periódicamente si los guantes están rotos, con agujeros
o dilataciones. Si ello ocurre y no se pueden reparar, hay que sustituirlos da-
do que su acción protectora se habrá reducido.
- Los guantes de cuero, algodón o similares, deberán conservarse limpios y
secos por el lado que está en contacto con la piel. En cualquier caso, los
guantes de protección deberán limpiarse siguiendo las instrucciones del pro-
veedor.
- Los guantes de protección contra los productos químicos requieren una es-
pecial atención, como ser:
- Deberá establecerse un calendario para la sustitución periódica de los
guantes a fin de garantizar que se cambien antes de ser permeados por
los productos químicos.
- La utilización de guantes contaminados puede ser más peligrosa que la
falta de utilización, debido a que el contaminante puede irse acumulando
en el material componente del guante.

 
94

PROTECCIÓN DE LOS MIEMBROS INFERIORES

Los miembros inferiores pueden estar expuestos a diversos riesgos, como ser: mecá-
nicos, eléctricos, físicos, químicos, etc. los que tienen distintas consecuencias o lesio-
nes en el hombre, desde golpes, cortes, heridas, quemaduras, etc.

Calzado de seguridad

Según la Norma IRAM 3610 es cualquier tipo de calzado destinado a ofrecer cierta
protección contra los riesgos derivados de la realización de la actividad laboral.

Clasificación

1.- Según nivel de protección:

- Calzado de seguridad (puntera de acero para impacto con gran energía):


Es un calzado de uso profesional que proporciona protección en la parte de
los dedos. Incorpora tope o puntera de seguridad que garantiza una protec-
ción suficiente frente al impacto, con una energía equivalente de 200 J en el
momento del choque, y frente a la compresión estática bajo una carga de 15
KN. La Norma IRAM 3610 hace referencia sobre el calzado de seguridad de
cuero para uso industrial y la Norma IRAM 3643 sobre punteras de acero.
- Calzado de protección (puntera de acero para impacto de mediana energ-
ía): Es un calzado de uso profesional que proporciona protección en la parte de
los dedos. Incorpora tope o puntera de seguridad que garantiza una protección
95

suficiente frente al impacto, con una energía equivalente de 100 J en el mo-


mento del choque, y frente a la compresión estática bajo una carga de 10 KN.
- Calzado de trabajo (no tiene puntera de acero): Es un calzado de uso pro-
fesional que no proporciona protección en la parte de los dedos.

2.- Según forma:

- Calzados: zapatos, borceguíes, botas (baja, media y caña alta), botines.


- Polainas.

- Cubre pies.

3.- Según tipo de riesgo:

- Para riesgos mecánicos (golpes y aplastamientos, pinchazos, los tres anterio-


res).
- Para riesgos químicos.

- Aislantes.

- Para riesgos térmicos.

4.- Según Norma IRAM 3610:

- Modelo A (zapato).
- Modelo B (botín).

- Modelo C (borceguí).

- Modelo D (bota).

Partes del calzado de seguridad

- Puntera de acero, es importante que el zapato cuente con una puntera cuyo diseño
la haga involcable, ya que en caso contrario, un impacto sobre el borde podría vol-
carla guillotinando todos los dedos del pie.

Es indispensable también que cuente con una banda de goma sobre el borde de la
puntera a los efectos de evitar incomodidades.
- Forro interior de cuero, curtido al cromo-tanino.

- Protección de cuello, de talón y tobillo acolchada.


96

- Capellada y caña en cuero flor, la altura de la caña medida desde el interior del
calzado en el punto medio posterior al contrafuerte, como distancia vertical entre la
superficie de la plantilla interior y el punto más alto de la caña, cumplirá con lo es-
pecificado en la norma.
- Plantilla celulósica y antimicótica, confiere al calzado buena resistencia a la hume-
dad.
- Suelas, existen distintos materiales para la confección de suelas para calzado de
seguridad. Entre los más usuales encontramos PVC, goma y poliuretano.
97

Según normas IRAM 3610. Cuero vacuno flor liso forrado con cuero vacuno curtido
cromo tanino. Plantilla interior de armado de cuero curtido cromo tanino. Cubre
plantilla de cuero curtido cromo tanino acolchada. Puntera de acero IRAM 3643.
Planta exterior vulcanizada con caucho acrilo nitrilo especial para aceite y tempera-
tura, IRAM 113.094
98

Materiales

Materiales del Empeine

Material Características

Cuero Buena transpirabilidad.


Buena adaptación al pie.
No es impermeable al agua y otros líquidos (salvo que haya sido
sometido a tratamientos específicos que le hagan impermeable).
Mala resistencia a ácidos y álcalis.
Mala resistencia a hidrocarburos.

Materiales poliméricos (PVC) Mala transpirabilidad.


Impermeabilidad al agua.
Buena resistencia a ácidos.
Mala resistencia a álcalis.
Mala resistencia a hidrocarburos.

Caucho Mala transpirabilidad.


Impermeabilidad al agua.
Muy buena resistencia a ácidos.
Muy buena resistencia a álcalis.
Buena resistencia a hidrocarburos.

Textil Buena transpirabilidad.


Buena adaptación al pie.
No es impermeable al agua y otros líquidos (salvo que haya sido
sometido a tratamientos específicos que le hagan impermeable).

Materiales de la Suela

Material Características

Caucho nitrilo vulcanizado Larga duración.


Buena resistencia al corte.
Buena resistencia a ácidos.
Buena resistencia a álcalis.
Buena resistencia a hidrocarburos.
Muy buena resistencia térmica (> 150 °C).

Caucho natural Larga duración.


Buena resistencia al corte.
Buena resistencia a ácidos.
Buena resistencia a álcalis.
Mala resistencia a hidrocarburos.
Buena resistencia térmica.

PVC Alta densidad.


Pesado.
Poca flexibilidad.
Se fractura o raja.
No resiste hidrocarburos.
Poco antideslizante.
Bajo costo.
99

Poliuretano Mala resistencia a ácidos (especialmente inorgánicos).


Mala resistencia a álcalis.
Buena resistencia a hidrocarburos.
Buena resistencia térmica (> 150 °C).

Poliuretano bidensidad Poca resistencia a la llama o superficies calientes.


(Inyectada) No se incendia, pero se derrite.
Costo medio alto.
Baja densidad, bajo peso.
Flexible.
Resiste hidrocarburos y ácidos.
Mediana propiedad antideslizante.

Goma Alta densidad.


Pesado.
Poco flexible.
Se desgarra.
Se derrite al contacto con hidrocarburos (esta propiedad se mejora
con el agregado de un compuesto de acrilonitrilo).
Costo intermedio.
Buena propiedad antideslizante.

Marcado

a.- Según lo exigido en las normas UNE-EN 345, 346 y 347, se deben incluir mar-
cas relativas a los siguientes elementos:

- Talla.
- Marca o identificación del fabricante.

- Nombre o referencia del modelo.

- Fecha de fabricación (al menos trimestre y año).

- Número de la norma armonizada aplicada para la evaluación de su conformi-


dad con las exigencias esenciales de salud y seguridad.

b.- Según lo establecido en las normas UNE-EN 344, 345, 346 y 347, en sus dife-
rentes partes y revisiones:

- Se estamparán diferentes marcas, según los rendimientos ofrecidos por el


calzado en su tarea protectora frente a los diferentes riesgos. En cualquier
caso, una explicación de las marcas, detallada y clara, debe estar incluida en
el folleto informativo de obligado suministro por parte del fabricante.
100

Factores a tener en cuenta para la elección y utilización

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Caídas de objetos o aplas- Resistencia de la punta del calzado.


tamiento de la parte ante- Capacidad del tacón para absorber
rior del pie. energía.
Caída e impacto sobre el Refuerzo del contrafuerte.
Acciones talón del pie. Resistencia de la suela al desliza-
mecánicas Caída por resbalón. miento.
Riesgos Caminar sobre objetos Calidad de la suela antiperforación.
que puntiagudos o cortantes. Existencia de una protección eficaz
deben Acción sobre los maléolos, de los maléolos, el metatarso y la
cubrirse el metatarso y la pierna. pierna.

Frío y calor. Aislamiento térmico.


Acciones
Proyección de metales en Resistencia y estanqueidad.
térmicas
fusión.

Acciones Baja y media tensión. Aislamiento eléctrico.


eléctricas Alta tensión. Conductibilidad eléctrica.

Acciones Polvos o líquidos agresi- Resistencia y estanqueidad.


químicas vos.

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Insuficiente confort de uso: Diseño ergonómico: forma, relleno y


mala adaptación del cal- número del calzado, permeabilidad
Incomodidad zado al pie, mala evacua- al vapor de agua y capacidad de
y molestias ción de la transpiración, absorción de agua, estanqueidad.
al trabajar fatiga debido al uso del
equipo, penetración de la
humedad.

Mala compatibilidad. Calidad de los materiales.


Riesgos
Accidentes Falta de higiene. Facilidad de mantenimiento.
debidos
y peligros para Riesgo de luxaciones y Rigidez transversal del calzado y de
al
la salud esguinces debido a la la combadura del calzado, buena
equipo
mala sujeción del pie. adaptación al pie.

Intemperie, condiciones Resistencia de la suela a la corro-


Alteración de
ambientales, limpieza, sión, a la abrasión, al uso.
la función
utilización. Resistencia del equipo a las agre-
protectora
siones industriales.
debido al
Mantenimiento de la función protec-
envejecimiento
tora durante toda la duración de uso.

Carga Descarga electroestática. Conductibilidad eléctrica.


electrostática
del portador
101

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Suciedad, desgaste o de- Mantenimiento en buen estado.


terioro del equipo. Controles periódicos.
Sustitución oportuna.
Respeto de las indicaciones del
Riesgos fabricante.
debidos
al uso Mala utilización del equipo Uso apropiado del equipo y con
Eficacia
del conocimiento del riesgo.
protectora
equipo Respeto de las indicaciones del
insuficiente
fabricante.

Mala elección del equipo. Elección en función de riesgos (res-


peto por las indicaciones del fabri-
cante y del marcado del equipo).
Elección en función de los factores
individuales del usuario.

Selección

La elección de un equipo protector de las extremidades inferiores requerirá, en cual-


quier caso, un conocimiento amplio del puesto de trabajo y de su entorno. Es por ello
que la elección debe ser realizada por personal capacitado, y en el proceso de elec-
ción la participación y colaboración del trabajador será de gran importancia.

En el caso del calzado de seguridad, hay cuatro requisitos fundamentales que se debe
tener en cuenta:

1.- Seguridad: brindar la máxima protección en el riesgo preponderante.


2.- Salud e higiene: el forro, la plantilla de armado y el cubreplantilla deben ser de
cuero curtido mixto (cromo-tanino); absorben la transpiración, evitando las cono-
cidas dermatosis.
3.- Comodidad: las condiciones de peso y flexibilidad son fundamentales, ya que
ambos hacen más llevadero su uso; esto es, porque el operario no debe ejercer
esfuerzos inútiles que provocan incomodidad y desgastes energéticos, que se
reflejan en cansancio extra y disminución en el rendimiento.
4.- Rendimiento: los materiales de fabricación del calzado de seguridad deben ser
los previstos en las normas IRAM para su mayor duración; ésto compensará el
respectivo costo.

Algunas recomendaciones son:

- Al elegir el calzado de uso profesional, es conveniente tener en cuenta el folleto


informativo del fabricante. Este folleto informativo contiene todos los datos útiles
referentes a: almacenamiento, uso, limpieza, mantenimiento, desinfección, acceso-
rios, piezas de repuesto, clases de protección, fecha o plazo de caducidad, expli-
cación de las marcas, etc.
102

- Antes de comprar un calzado de uso profesional, este debería probarse en el lugar


de trabajo. Para tomar en consideración las distintas variaciones individuales de la
morfología del pie, el calzado deberá presentarse en formas, anchos y números
distintos.
- Cuando se compre un calzado de uso profesional, deberá solicitarse al fabricante o
al proveedor un número suficiente de folletos informativos para todos los trabajado-
res.

Materiales utilizados en la fabricación del calzado de seguridad según Norma


IRAM

- Cuero
Según la norma IRAM 8562, debe ser "flor"; esto significa que conserva totalmente
su superficie exterior intacta, donde residen los mejores valores de elasticidad y
resistencia, que son de un espesor de entre 0,3 y 0,4 mm.

En muchos casos, y con la finalidad de mejorar su aspecto comercial, se procede


al lijado de la superficie; esto oculta las fallas de vista y de calidad.

Debe contener un 3% de cromo y un recurtido profundo. El recurtido al tanino pue-


de ser sustituido por anilina; así nos encontramos con un curtido sólo al cromo y
simulado al tanino. Esto es comprobable frotando la superficie con un lienzo blanco
humedecido con agua; si es anilina, manchará el paño.

- Punta de acero

La norma IRAM 3643 indica que la puntera deberá ser de acero SAE 1.050/1.055
templado, resistiendo al impacto de una carga de 23 Kg, mediante una esfera de
25 mm de diámetro, con una caída libre de 45 cm, o una carga estática de 1.140
Kg.

Utilizando chispas que impacten en el calzado, se pueden comprobar el tipo de


acero y su temple.

- Planta exterior de caucho

El calzado puede confeccionarse con caucho vulcanizado pegado o cosido, según


lo indica la norma IRAM 113094.

Existen varios tipos:

- Caucho resistente a temperatura elevada y aceites.


- Caucho que mantiene la elasticidad a bajas temperaturas.

- Caucho para uso dieléctrico.

- Caucho antiestático.
103

A los efectos de verificar su calidad, se puede realizar el siguiente procedimiento:

Calentar una barrita de cobre y presionarla al borde de la planta a verificar.

La planta de caucho se mostrará inalterable, y, al retomarla sobre la llama, notare-


mos que no tiene adherencias.

Si la planta fuera de PVC, fundiría inmediatamente con gran penetración de la ba-


rra, y si trasladamos ésta a la llama, se observarán gran cantidad de adherencias,
que arderán con un color azul verdoso intenso y olor cáustico.

Si el material utilizado fuera poliuretano, fundiría y ardería de forma inmediata en


expansión, y luego se observarían grandes adherencias.

Cuidados

Para una protección eficaz contra los riesgos, los calzados de seguridad deben man-
tenerse útiles, duraderos y resistentes frente a numerosas acciones e influencias, de
modo que su función protectora quede garantizada durante toda su vida útil. Entre
estas influencias que pueden amenazar la eficacia protectora de los mismos, tene-
mos:

- Calor, frío, radiaciones (envejecimiento).


- Acciones mecánicas (choques, aplastamientos, pinchazos, perforación).

- Productos químicos (aceites, disolventes, etc.).

- Humedad, inclemencias del tiempo (envejecimiento).

- Acción térmica (proyección de partículas fundidas, contacto con sólidos calientes).

- Elección y utilización errónea.

- Uso (desgaste, deterioro).

- Almacenamiento, mantenimiento y limpieza inadecuados.


104

Indicaciones prácticas

- La comodidad en el uso y la aceptabilidad son factores que se valoran de modo


muy distinto según los individuos. Por tanto conviene probar distintos modelos de
calzado y, a ser posible, anchos distintos. La forma del calzado varía más o menos
de un fabricante a otro y dentro de una misma colección. En el caso, por ejemplo,
de que una puntera de seguridad resulte demasiado estrecha, basta a menudo con
cambiar el número o la anchura del modelo. La comodidad se mejora mediante:
- La incorporación de almohadillado en la zona maleolar.
- El relleno de la lengüeta.

- Un tratamiento antimicrobiano.

- Existen zapatos y botas, pero se recomienda el uso de botas ya que resultan más
prácticas, ofrecen mayor protección, aseguran una mejor sujeción del pie, no per-
miten torceduras y por tanto disminuyen el riesgo de lesiones.
- La transpiración de los pies no está relacionada específicamente con la utilización
del calzado de uso profesional, sino que aparece con todo tipo de zapatos o botas.
Como medida de higiene diaria deberán lavarse los pies y cambiarse los calceti-
nes. Es de desear también el cambio de calzado, ya que en casos de transpiración
considerable puede ocurrir que el sudor absorbido por el calzado no se elimine du-
rante el tiempo de descanso. Por consiguiente, se recomienda cambiar cada día de
calzado; por ejemplo, utilizar alternativamente dos pares de botas o zapatos.
- La vida útil del calzado de uso profesional guarda relación con las condiciones de
empleo y la calidad de su mantenimiento. El calzado debe ser objeto de un control
regular. Si su estado es deficiente (por ejemplo: suela desgarrada, mantenimiento
defectuoso de la puntera, deterioro, deformación o caña descosida), se deberá de-
105

jar de utilizar, reparar o reformar. Se aconseja al empresario que precise en la me-


dida de lo posible el plazo de utilización (vida útil relación con las características
del calzado, las condiciones de trabajo y del entorno, y que lo haga constar en las
instrucciones de trabajo junto con las normas de almacenamiento, mantenimiento y
utilización.
- Los artículos de cuero se adaptan a la forma del pie del primer usuario. Por este
motivo, al igual que por cuestiones de higiene, debe evitarse su reutilización por
otra persona. Las botas de goma o de materia plástica, en cambio, pueden ser re-
utilizadas previa limpieza y desinfección. Las botas que deban ser utilizadas por
varias personas, llevarán una indicación sobre la necesidad de desinfectarlas.
- El sudor del pie tiene un olor desagradable debido a la descomposición de las bac-
terias y contribuye, además, a la destrucción rápida del interior del calzado. Se
puede evitar la aparición de bacterias y hongos mediante un tratamiento antimicro-
biano efectuado bien en el momento de la fabricación del calzado, bien de modo
regular durante su utilización.

Mantenimiento

- Limpiarlo regularmente.
- Secarlo cuando esté húmedo. Sin embargo, no deberá colocarse cerca de una
fuente de calor para evitar un cambio demasiado brusco de temperatura y el consi-
guiente deterioro del cuero.
- Utilizar los productos de limpieza corrientes que se hallan en el mercado, los cua-
les resultan en general adecuados para los artículos de cuero utilizados en medio
muy húmedo como, por ejemplo, en la construcción. Resulta deseable la utilización
de productos de mantenimiento que tengan también una acción de impregnación
hidrófuga. Incluso el cuero de mejor calidad acabará perdiendo sus cualidades si
no se mantiene correctamente.

 
106

PROTECCIÓN INTEGRAL

La protección integral protege al hombre frente a riesgos que actúan sobre todo
el cuerpo expuesto a distintos riesgos como ser mecánicos, eléctricos, quími-
cos, físicos, etc. que producen distintas consecuencias o lesiones en el hom-
bre, desde golpes, cortes, quemaduras, etc. hasta más graves.

ROPA DE PROTECCIÓN

Se define como aquella ropa que sustituye o cubre la ropa personal y que está
diseñada para proporcionar protección contra uno o más peligros.

La misión es proteger al trabajador frente a riesgos específicos.

Clasificación

a.- Según la forma:

- Delantal.
107

- Chaleco.

- Sacón.

- Mameluco.

- Trajes ignífugos.

- Trajes impermeables.

- Prendas de señalización.

b.- Según el riesgo:

- Ropa de protección frente a riesgos mecánicos.


- Ropa de protección frente al calor y el fuego.

- Ropa de protección frente a riesgos químicos.

- Ropa de protección frente a la intemperie.

- Ropa de protección frente a riesgos biológicos.

- Ropa de protección frente a radiaciones (ionizantes y no ionizantes).

- Ropa de protección de alta visibilidad.

- Ropa de protección frente a riesgos eléctricos.

- Ropa de protección antiestática.


108

A.- Ropa de protección frente a riesgos mecánicos


Las agresiones mecánicas contra las que está diseñada este tipo de ropa
esencialmente consisten en rozaduras, pinchazos, cortes e impactos. Ejemplos
de operaciones en las que se presentan estos tipos de riesgos son: tala de
árboles, deshuesado y troceado de carne, manipulación de vidrio, etc.

En la actualidad, los materiales constituyentes de este tipo de ropa son parami-


das, como el Kevlar o el Twaron, y otras fibras sintéticas.
Ropa de
B.- Ropa de protección contra el calor y/o el fuego protección frente
a riesgos mecánicos
Este tipo de prendas está diseñado para proteger frente a agresiones térmicas
(calor y/o fuego) en sus diversas variantes, como pueden ser:

- Llamas.
- Transmisión de calor (convectivo, radiante y por conducción).

- Proyecciones de materiales calientes y/o en fusión.

En cuanto a su composición, existen multitud de fibras en función de la carac-


terística protectora que se quiera potenciar, la cual, lógicamente, dependerá
directamente del tipo de riesgo frente al que se quiera proteger.
Ropa de
protección contra
En cuanto a las características de protección de las prendas, se establecen los el calor y/o el fuego
siguientes parámetros y sus correspondientes niveles de prestación:

- Propagación limitada de la llama: un nivel de prestación (marcado como 0 o 1).


- Resistencia al calor convectivo: cinco niveles de prestación (marcado como
1 a 5).
- Resistencia al calor radiante: cuatro niveles de prestación (marcado como 1
a 4).
- Resistencia a salpicadura de aluminio fundido: tres niveles de prestación
(marcado como 1 a 3).
- Resistencia a la salpicadura de hierro fundido: tres niveles de prestación
(marcado como 1 a 3).

Cuanto mayor sea el nivel de prestación, mayor será la protección relativa al


parámetro asociado a dicho nivel.
109

C.- Ropa de protección frente a riesgos químicos


La protección frente a riesgos químicos presenta la particularidad de que los
materiales constituyentes de las prendas son específicos para el compuesto
químico frente al cual se busca protección.

Por ello, para cada material constituyente de la prenda y producto químico, es


necesario fijar los niveles de protección. Dichos niveles se definen a través de
una escala con seis índices de protección (el 1 indica la menor y el 6, la máxi-
ma) los que se determinan en función de un parámetro de ensayo, denominado
"tiempo de paso" (BT = Breakthrough Time) el cual, indica el tiempo que el pro-
ducto químico demora en atravesar el material. Ropa de protección
frente a riesgos
Se establece además la siguiente clasificación: químicos

- Trajes tipo 1: herméticos a productos químicos gaseosos o en forma de


vapor. Cubren todo el cuerpo, incluyendo guantes y botas. Requieren equi-
po de protección respiratoria para suministrar aire respirable que puede ser
autónomo o semiautónomo, lo que lleva a subdividir en:
- Tipo 1 A: trajes totalmente envolventes, con equipo de respiración autó-
nomo llevado en el interior del traje.
- Tipo 1 B: trajes que permiten llevar el equipo de respiración autónomo en
el exterior del traje.
- Tipo 1 C: trajes que se combinan con un equipo semiautónomo, de forma
que se les suministra aire a presión positiva y por tanto trabajan ligera-
mente presurizados.
- Trajes tipo 2: son como los del tipo 1 C pero sus costuras no son estancas.

- Trajes tipo 3: tienen conexiones herméticas a productos químicos líquidos


en forma de chorro a presión.
- Trajes tipo 4: tienen conexiones herméticas a productos químicos líquidos
en forma de spray o pulverizados.
- Trajes tipo 5: tienen conexiones herméticas a productos químicos en forma
de partículas sólidas suspendidas en el aire. Están confeccionados por ma-
teriales transpirables y el nivel de prestación se mide por la resistencia a la
penetración de partículas sólidas.
- Trajes tipo 6: ofrecen protección limitada frente a pequeñas salpicaduras
de productos químicos líquidos. Indicados para situaciones en las que pue-
de darse una exposición ligera y en las que, si se produjera una exposición
más importante, permitan desvestirse y retirar la ropa contaminada. Están
confeccionados por materiales transpirables y el nivel de prestación se mide
por la resistencia a la penetración de líquidos.

Los trajes tipo 1 a 4 están constituidos por materiales no


transpirables y con resistencia a la permeación siendo el
tipo 1 el más hermético y el tipo 6, el menos hermético.
110

Existen distintos tipos de materiales con los que pueden fabricarse la ropa de
protección química los que tienen que ofrecer una determinada "barrera", al
paso del producto químico para evitar o retardar el contacto del producto quí-
mico con la piel, como son:

- Materiales "impermeables": son aquellos elaborados a partir de polímeros,


naturales o sintéticos, que por sus propiedades (ligereza, resistencia a
agentes atmosféricos y químicos, facilidad de moldeo) permiten su utiliza-
ción como materiales de protección química. No son transpirables al aire.
Ejemplos: caucho, PVC, nitrilo, neopreno, polietileno, butilo.
- Materiales "tejidos": son aquellos confeccionados por fibras textiles, natu-
rales o sintéticas, dispuestas de forma ordenada. Cuando forman parte de la
ropa de protección química, las propiedades de las barreras se consiguen a
través de tratamientos o acabados superficiales. Los hilos dejan entre sí
huecos más o menos pequeños en función del gramaje, de forma que estos
materiales sí son transpirables al aire. Ejemplos: algodón, poliéster, mezclas
de estos dos en distintas proporciones, poliamidas, polipropileno tejido.
- Materiales "no tejidos": son aquellos confeccionados por fibras textiles
sintéticas, dispuestas como filamentos que forman densas estructuras des-
ordenadas. Estas estructuras de filamentos dejan pequeños huecos entre
ellos, inapreciables visualmente por el grado de compactación, de manera
que si estos materiales no están laminados por otro material, son transpira-
bles al aire. Ejemplos: materiales formados por fibras de polietileno o poli-
propileno que se conocen normalmente bajo sus nombres comerciales (po-
demos nombrar entre otros, el Tyvek).

En general, son materiales que no admiten lavados y se destinan a la con-


fección de ropa desechable o de un solo uso. Este carácter de desechable
no implica una menor prestación con respecto a los de uso continuado pero
sí una necesidad de desecharlos una vez que se hayan contaminado.

D.- Ropa de protección frente al frío y la intemperie


Aparte de los trabajos desarrollados en exteriores en condiciones invernales,
los riesgos por bajas temperaturas pueden presentarse en industrias alimenta-
rias, plantas criogénicas, etc.

Los materiales constituyentes de este tipo de ropa habitualmente consisten en


textiles naturales o sintéticos recubiertos de una capa de material impermeable
(PVC o poliuretanos) o bien sometidos a algún tratamiento para lograr una pro-
tección específica.
Ropa de protección
E.- Ropa de protección frente a riesgos biológicos frente al frío y
la intemperie
La ropa de protección contra agentes biológicos tiene principalmente la función de
evitar que los agentes biológicos alcancen la piel del trabajador. Las situaciones
laborales más comunes donde el riesgo por agentes biológicos está presente son
los laboratorios microbiológicos, trabajos en depuradoras, tratamiento de residuos,
cuidado de animales infectados por agentes biológicos, limpieza de salas de ur-
111

gencias, tratamiento de residuos peligrosos en hospitales, etc.

F.- Ropa de protección frente a radiaciones

Las soluciones adoptadas en el terreno de las radiaciones no ionizantes pasan


por los blindajes electromagnéticos y los tejidos con elevada conductividad
eléctrica y disipación estática, existiendo diversos productos comerciales que
aportan estas características.

Por su parte para las radiaciones ionizantes suelen emplearse prendas imper-
meables conjuntamente con materiales que actúan como blindaje (Pb, etc.).
Ropa de
G.- Ropa de protección de alta visibilidad protección
frente riesgos
biológicos
La ropa de protección de alta visibilidad está destinada a señalizar visualmente
la presencia del usuario, con el fin de que éste sea detectado en condiciones
de riesgo, bajo cualquier tipo de luz diurna y bajo la luz de los faros de un au-
tomóvil en la oscuridad.

La protección se puede conseguir por el propio material constituyente de la


prenda o por la adición a la prenda confeccionada de materiales fluorescentes
o con características de retrorreflectividad adecuadas.

Están confeccionadas básicamente con dos tipos de materiales: material de Ropa de


fondo (fluorescente) y material retrorreflectante; la diferencia entre materiales protección
frente a
fluorescentes y retrorreflectantes es la diferencia entre el día y la noche.
radiaciones

- Material de fondo o fluorescente: es material fluorescente (material que


emite radiación óptica de longitud de onda mayor que la absorbida) de color
destinado a ser altamente visible. Los materiales fluorescentes convierten la
luz ultravioleta invisible en luz visible.
- Material retrorreflectante: es el material que tiene propiedades de retrorre-
flexión (propiedad física que ayudará al ojo a percibir la luz en condiciones
de baja iluminación). La retrorreflexión ocurre cuando los rayos de luz retor-
nan a la dirección de la cual procedían.
- Material combinado: alternativamente y en determinadas condiciones, la
ropa de alta visibilidad puede estar confeccionada con material combinado,
material que presenta propiedades tanto de fluorescencia como de retrorre-
flexión, los que deberán cumplir con requisitos similares a los establecidos
para los materiales fluorescentes y retrorreflectantes. Ropa de
protección
- Material no fluorescente: son todos los materiales utilizados en la confec- de alta visibilidad
ción de las prendas de alta visibilidad que no tengan propiedades de fluo-
rescencia ni retrorreflexión que deberán cumplir con requisitos de solidez del
color (al frote, al sudor, a la limpieza y al planchado en caliente).
112

Existen tres clases para este tipo de ropa (1 a 3) siendo la clase 3 con mayores
características de visibilidad y la 1, con menores.

- Prendas de clase 1: están pensadas para que se usen en actividades que


permitan al usuario ser visto completamente y sin duda por el tráfico (auto-
móvil o maquinaria en movimiento) que se aproxima. Corresponde a situa-
ciones en las que debe haber una separación suficiente entre el trabajador y
el tráfico, que no debe circular a velocidades superiores a 40 km/h. Ejem-
plos: asistentes de aparcamientos (parking), personal que retira carritos de
compra en aparcamientos de centros comerciales, trabajadores expuestos
al tráfico en almacenes, trabajadores de mantenimiento de pavimento (ace-
rado).
- Prendas de clase 2: son usadas en actividades donde es necesaria una
mayor visibilidad por condiciones de mal tiempo o en ambientes de trabajo
con riesgos superiores a los de clase 1. También cubren a trabajadores que
realizan tareas que distraen su atención del tráfico que se aproxima o se
encuentran en gran proximidad a vehículos circulando a velocidades supe-
riores a 40 km/h. Ejemplos: trabajadores de operaciones forestales, trabaja-
dores de operaciones de carga de barcos, trabajadores de ferrocarriles,
guardas para cruces escolares, conductores de vehículos de reparto, perso-
nal de aparcamientos de alto volumen, personal de peajes, portadores de
equipaje de aeropuertos y tripulación de pistas, basureros y trabajadores en
operaciones de reciclado, investigadores de accidentes.
- Prendas de clase 3: son las que proporcionan el mayor nivel de visibilidad
por ello, se usan en trabajadores que afrontan un grave peligro y que reali-
zan tareas de alta carga de trabajo (áreas de alto riesgo, malas condiciones
climáticas y tráfico con velocidades superiores a 80 km/h). Ejemplos: perso-
nal de construcción de carreteras y señalización, personal de inspección y
mantenimiento de carreteras, personal de emergencia y policía.
113

H.- Ropa de protección frente a riesgos eléctricos y antiestática


En relación con los equipos de protección contra el riesgo eléctrico conviene
distinguir entre los que protegen de la electricidad estática (destinada a trabajos
en atmósferas potencialmente explosivas) y los equipos que se utilizan en tra-
bajos en tensión (equipos aislantes de la electricidad).

La ropa de protección antiestática puede estar confeccionada con material


homogéneo o no homogéneo, diferenciándose uno del otro en que este último
contiene pequeñas cantidades de hilos conductores, distribuidos en forma de
red, o material recubierto o laminado con materiales poliméricos o metálicos y
en el que las propiedades eléctricas de los componentes del material difieren Ropa de
sustancialmente de uno a otro. El grado de protección viene dado por la resis- protección
tencia superficial y resistividad superficial. Para su confección se utilizan ropas frente a riesgos
conductivas, tales como tejidos de poliéster-microfibras de acero inoxidable, eléctricos y
fibras sintéticas con núcleo de carbón, etc. antiestática

En la ropa aislante de la electricidad conviene resaltar los conceptos de perfo-


ración eléctrica, contorneamiento, tensión nominal, tensión de prueba y tensión
soportada. En baja tensión se utilizan fundamentalmente el algodón o mezclas
algodón-poliéster, mientras que en alta tensión se utiliza ropa conductora.

Marcado

Puede ir marcada con los siguientes elementos, según lo exigido en la Norma


EN 340 o en normas específicas:

- Nombre, marca registrada u otro medio de identificación del fabricante o


representante autorizado.
- Denominación del tipo de producto, nombre comercial o código.

- Talla.

- Número de la norma EN específica.

- Pictogramas y, si es de aplicación, niveles de prestación.

- Etiqueta de cuidado.

Cada pieza de la ropa de protección estará marcada y se realizará sobre el


propio producto o en etiquetas adheridas al mismo y tendrá una duración ade-
cuada al número de procesos de limpieza apropiados. En caso de no ser posi-
ble proceder así (ej.: por merma de la eficacia protectora de la prenda) el mar-
cado se pondrá en la unidad de embalaje comercial más pequeña.

A continuación se indican distintos pictogramas existentes para los diferentes


tipos de riesgos. En el caso de que aparezcan números acompañando al mis-
mo, (dispuestos siempre en el mismo orden) indican los niveles de prestacio-
nes obtenidos en los ensayos correspondientes.
114

Factores a tener en cuenta para la elección y utilización

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Por contacto. Protección del tronco.


Acciones Desgaste debido a la Resistencia al rasgado, alarga-
generales utilización. miento, resistencia al comienzo
del rasgado.

Por abrasivos de deca- Resistencia a la penetración.


Acciones
pado, objetos puntiagu-
mecánicas
dos y cortantes.

Productos ardientes o Aislamiento contra el frío o el


fríos, temperatura am- calor, mantenimiento de la fun-
biente. ción protectora.
Riesgos Acciones Contacto con llamas. Incombustibilidad, resistencia a
que térmicas Por trabajos de solda- la llama.
deben dura. Protección y resistencia a la ra-
cubrirse diación y a la proyección de me-
tales en fusión.

Acciones de Tensión eléctrica. Aislamiento eléctrico.


la electricidad

Acciones Daños debido a accio- Estanqueidad y resistencia a las


químicas nes químicas. agresiones químicas.

Acción de la Penetración de agua. Permeabilidad del agua.


humedad

Falta de Percepción insuficiente. Calor vivo, retrorreflexión.


visibilidad

Contacto con productos Estanqueidad, resistencia, apti-


Contaminación
radiactivos. tud para la descontaminación.
115

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Insuficiente confort de Diseño ergonómico: dimensio-


Incomodidad y
uso. nes, progresión de las tallas,
molestias al
volumen de superficie, confort,
trabajar
permeabilidad al vapor de agua.
Riesgos
Accidentes y Mala compatibilidad. Calidad de los materiales.
debidos
peligros para Falta de higiene. Facilidad de mantenimiento.
al
la salud Adherencia excesiva. Forma ajustada, hechura.
equipo
Intemperie, condiciones Resistencia del equipo a las
Alteración de ambientales, limpieza, agresiones industriales.
la función utilización. Mantenimiento de la función pro-
protectora tectora durante toda la duración
debido al de vida del equipo.
envejecimiento Conservación de las dimensio-
nes.

Riesgos Origen y forma Factores para la elección y


de los riesgos utilización del equipo

Suciedad, desgaste o Mantenimiento en buen estado.


deterioro del equipo. Controles periódicos.
Sustitución oportuna.
Respeto de las indicaciones del
fabricante.
Riesgos
debidos
Mala utilización del Uso apropiado del equipo y con
al uso
Eficacia equipo. conocimiento del riesgo.
del
protectora Respeto de las indicaciones del
equipo
insuficiente fabricante.

Mala elección del equi- Elección en función de riesgos


po. (respeto por las indicaciones del
fabricante y del marcado del
equipo).
Elección en función de los facto-
res individuales del usuario.

Selección

La elección de una prenda de protección requerirá, en cualquier caso, un cono-


cimiento amplio del puesto de trabajo y de su entorno. Por ello, la elección de-
be ser realizada por personal capacitado, y en el proceso de elección la partici-
pación y colaboración del trabajador será de capital importancia.

Algunas recomendaciones son:

- A la hora de elegir prendas de protección se buscará una solución de com-


promiso entre la protección ofrecida y la comodidad y libertad de movimien-
tos. Por tanto, las prendas de protección se deberán adquirir, en particular,
en función del tipo y la gravedad de los riesgos presentes, así como de las
solicitaciones a que van a estar sometidas, de las indicaciones del fabrican-
te (folleto informativo), del rendimiento del equipo (p. ej. clases de protec-
116

ción, ámbitos de uso específicos) y de las necesidades ergonómicas y fi-


siológicas del usuario.
- Al elegir la ropa de protección, es conveniente tener en cuenta el folleto in-
formativo del fabricante. Este folleto informativo debe contener todos los
datos útiles referentes a: almacenamiento, uso, limpieza, mantenimiento,
desinfección, clases de protección, fecha o plazo de caducidad, explicación
de las marcas, etc.
- Antes de comprar una prenda de protección, esta debería probarse en el
lugar de trabajo.
- Cuando se compre una prenda de protección, deberá solicitarse al fabrican-
te o al proveedor un número suficiente de folletos informativos para todos
los trabajadores.
- Las prendas reflectantes pierden muy rápidamente su visibilidad en caso de
ensuciamiento, por lo que se deben limpiar con regularidad.

Cuidados

Para una protección eficaz contra los riesgos, la ropa de protección debe man-
tenerse útil, duradera y resistente frente a numerosas acciones e influencias,
de modo que su función protectora quede garantizada durante toda su vida útil.
Entre estas influencias que pueden amenazar la eficacia protectora de las
mismas, tenemos:

- Productos químicos (aceites, ácidos, etc.).


- Humedad, inclemencias del tiempo (envejecimiento).

- Acción térmica (calor, frío).

- Elección y utilización errónea.

- Uso (desgaste, deterioro).

- Almacenamiento, mantenimiento y limpieza inadecuados.


117

Indicaciones prácticas

- En los trajes de protección para trabajos con maquinaria, los finales de


manga y pernera se deben poder ajustar bien al cuerpo, y los botones y bol-
sillos deben quedar cubiertos.
- Los trajes de protección frente a contactos breves con llama suelen ser de
material textil con tratamiento ignífugo que debe renovarse después de su
limpieza.
- En caso de exposición a calor fuerte en forma de calor radiante, debe ele-
girse una prenda de protección de material textil metalizado.
- Para el caso de exposición intensiva a las llamas a veces se requieren trajes
de protección con equipos respiratorios, en cuyo caso resulta preciso entre-
nar específicamente al trabajador para su uso.
- Los trajes de soldador ofrecen protección contra salpicaduras de metal fun-
dido, el contacto breve con las llamas y la radiación ultravioleta. Suelen ser
de fibras naturales con tratamientos ignífugos, o bien de cuero resistente al
calor.
- Por su parte, los trajes de protección contra sustancias químicas requieren
materiales de protección específicos frente al compuesto del que van a pro-
teger. En todo caso deben seguirse las indicaciones dadas por el fabricante.
- Los trajes de protección contra radiaciones suelen utilizarse conjuntamente
con equipos de protección respiratoria que generen la suficiente sobrepre-
sión como para evitar fugas de contaminante hacia el interior y mantener la
distancia necesaria con las sustancias nocivas.
118

- Los trajes de protección sometidos a fuertes solicitaciones (p.ej. fuertes


agresiones térmicas por radiación o llama, o trajes de protección contra sus-
tancias químicas) están diseñados de forma que las personas entrenadas
puedan utilizarlos durante un máximo de aproximadamente 30 minutos. Los
trajes de protección para solicitaciones menores se pueden llevar durante
toda la jornada de trabajo.
- Por lo que respecta al desgaste y a la conservación de la función protectora
es necesario asegurarse de que las prendas de protección no sufran ningu-
na alteración durante todo el tiempo que estén en uso. Por esta razón se
debe examinar la ropa de protección a intervalos regulares para comprobar
su perfecto estado de conservación, las reparaciones necesarias y su lim-
pieza correcta. Se planificará una adecuada reposición de las prendas.
- Con el transcurso del tiempo, la radiación ultravioleta de la luz solar reduce
la luminosidad de la capa fluorescente de las prendas destinadas a aumen-
tar la visibilidad de los trabajadores.
- Estas prendas deben descartarse a más tardar cuando adquieran una colo-
ración amarilla.

Mantenimiento

- Para mantener durante el máximo tiempo posible la función protectora de


las prendas de protección y evitar riesgos para la salud del usuario es nece-
sario esmerarse en su cuidado adecuado. Sólo la observancia estricta de
las instrucciones de lavado y conservación, proporcionadas por el fabrican-
te, garantiza una protección invariable.
- En caso de lavado y limpieza de textiles que no llevan tratamiento perma-
nente contra los efectos nocivos, es necesario que posteriormente se realice
este tratamiento protector (p.ej. prendas ignífugas o a prueba de sustancias
químicas) en un establecimiento especializado.
- En la reparación de prendas de protección, sólo se deben utilizar materiales
que posean las mismas propiedades y, en algunos casos, solicitar repara-
ciones al mismo fabricante.
- En la limpieza y conservación de prendas de protección frente a riesgos bio-
lógicos deben observarse precauciones higiénicas adicionales.

 
119

SISTEMAS ANTICAÍDAS

El sistema anticaídas protege básicamente de los riesgos mecánicos (caídas a


distinto nivel) que producen distintas consecuencias o lesiones en el hombre,
desde golpes, cortes, fracturas, etc. hasta más graves como la muerte.

En términos generales, trabajo en altura es todo aquel trabajo con riesgo de


caída a distinto nivel donde una o más personas realizan cualquier tipo de acti-
vidades a una altura igual o mayor a dos metros (2 m) con respecto del plano
horizontal inferior más próximo.

Se considerará también trabajo en altura cualquier tipo de trabajo que se des-


arrolle bajo nivel cero, como ser: pozos, ingreso a tanques enterrados, excava-
ciones de profundidad mayor a 1,5 metros, y situaciones similares.

También puede ser considerado como trabajo en altura, aquel que se desarro-
lle en un lugar donde debajo existan equipos en movimiento, equipos o instala-
ciones que comprometan el área, pisos abiertos o algún otro tipo de riesgos; y
que obliguen a tomar medidas de índole similar a los de los trabajos en alturas.

Sistema Anticaídas

El equipo de protección individual o sistema anticaídas consta de un arnés de


seguridad y una conexión destinada a detener y amortiguar las caídas de altu-
ra. Esta conexión puede o no incluir un amortiguador de impacto.

Un sistema de protección individual contra caídas de altura (sistema anticaí-


das) garantiza la parada segura de una caída, de forma que:
120

- La distancia de caída del cuerpo sea mínima.


- La fuerza de frenado no provoque lesiones corporales.

- La postura del usuario, una vez producido el frenado de la caída, sea tal
que permita al usuario, dado el caso, esperar auxilio.

Los sistemas de protección para trabajos de altura requieren de tres compo-


nentes básicos fundamentales:

- Arnés de seguridad: dispositivo de prensión del cuerpo cuya misión es rete-


ner el mismo cuando cae y garantizar la posición correcta de la persona una
vez producida la parada de la caída.
- Elemento de conexión: permite enganchar el arnés anticaídas al punto de
anclaje estructural, está formado por un dispositivo de parada y los conecto-
res adecuados situados en cada extremo del elemento de conexión. Es res-
ponsable de conseguir que la distancia vertical recorrida por el cuerpo du-
rante la caída sea la mínima posible y la fuerza transmitida al cuerpo duran-
te el frenado, no supere el valor límite capaz de producir lesiones corpora-
les. Como dispositivo de parada puede emplearse un absorbedor de energ-
ía o un dispositivo anticaídas deslizantes (sobre línea de anclaje rígida o
flexible) o retráctiles.
- Punto de anclaje estructural.

El uso de un sistema anticaídas requiere la comprobación previa de la existen-


cia de un espacio libre de cualquier obstáculo, situado por debajo de la posi-
ción ocupada por el usuario, que sea suficiente para que en caso de caída di-
cho usuario no esté expuesto al riesgo de choque ni se vea impedido el funcio-
namiento del sistema anticaídas.

Dinámica de la caída

El cuerpo que cae está sometido en primer lugar a una fase de caída libre bajo
la acción de la aceleración de la gravedad y recorriendo una distancia vertical
desde el momento en el que se produce la pérdida de equilibrio hasta el inicio

También podría gustarte