Está en la página 1de 5

Excavación del cargamento del pecio El Ángel siguiendo niveles artificiales.

Las imágenes ilustran el primer nivel de


excavación, compuesto fundamentalmente por coral muerto y sedimento. Previa remoción parcial (por fuera de
los límites del pecio), los artefactos fueron etiquetados, dibujados y fotografiados.
Fotos: Octavio González Ramírez. Archivo INAH/SAS.
En las imágenes se aprecian las actividades de registro planimétrico con
retículas y cobertura fotográfica de los sectores de excavación.
Fotos: Alberto Soto / Michel Segura y Octavio González Ramírez. Archivo INAH/SAS.
Medición de profundidades (arriba) y registro métrico detallado de los elementos de sujeción y otros rasgos
arquitectónicos del suelo de la bodega (abajo).
Fotos: Alberto Soto / Michel Segura. Archivo INAH/SAS.
Fotomosaico del sector de excavación del pecio El Ángel,
temporada 2018. La parte superior coincide con el sector de
excavación de proa (2017). En la parte inferior se pueden
apreciar los maderos del cargamento, que continúan dentro
del perfil de la trinchera, hacia la popa.
Imagen: Alberto Soto / Michel Segura. Archivo INAH/SAS.
Proceso de obtención y extracción de muestras de madera.
Fotos: Alberto Soto / Michel Segura. Archivo INAH/SAS.

Distribución de los palos de tinte del cargamento (luego de su extracción) y de los costales de arena (arrojados desde la
embarcación). Tanto los costales como los maderos se ubicaron sobre arenales a babor y estribor del pecio (izq.) y
fueron posteriormente transportados de forma individual a las áreas de excavación (der.).
Fotos: Alberto Soto / Michel Segura. Archivo INAH/SAS.