Está en la página 1de 14

Concepto de organización

Para que estas organizaciones puedan hacer las tareas encargadas y para que
logren los fines marcados, es preciso que dispongan de los suficientes recursos,
ya sean tecnológicos, humanos, naturales, inmuebles o económicos.

En el ámbito económico, la organización de empresas se refiere a la estructura


organizativa del trabajo. Hay distintos elementos que resultan claves en esta
cadena, como la especialización del empleo, la departamentalización, la
burocracia y la descentralización, entre otras cosas.

Una definición de organización empresarial puede ser el arreglo ordenado de


los recursos y funciones que se consideran oportunas para el cumplimiento del
objetivo. Esto se refiere al establecimiento de una estructura para la
sistematización racional de los recursos por medio de la agrupación de
actividades, disposición y jerarquías.

El objetivo de la organización es la coordinación y optimización de las


actividades, para que todo resulte más sencillo para clientes y trabajadores.

Principales componentes de una organización

Las personas

De acuerdo al enfoque de la reingeniería, la organización en vez de desarrollar el


capital humano con el que cuenta en determinadas funciones o tareas, debe
allegarse de recursos humanos que tengas las cualidades necesarias para
proporcionar soluciones, trabajar colaborativamente y aportar sus conocimientos,
habilidades y experiencia en las tareas y equipos en que participe.

Administración y liderazgo

La administración no es basada en criterios funcionales, sino a través de procesos


identificados como determinantes. Las áreas independientes como sí no son lo
importante, sino la manera en que interactúan y contribuyen al bienestar de la
organización en su conjunto.
Cultura organizacional

Las organizaciones con las siguientes características podrán obtener mayores


beneficios de la aplicación de la reingeniería de procesos: Liderazgo que puede
crear una visión, articular valores y crear un clima en donde todas las personas
puedan aportar todo su potencial. Valores compartidos. Trabajo en equipo a todos
los niveles. Relaciones con los grupos esenciales: accionistas, proveedores,
clientes.

Destreza funcional

Se busca a través de la reingeniería el reducir al mínimo el nivel de


funcionalización logrando al mismo tiempo que sea consistente con la estrategia
de negocio. La empresa debe estar orientada hacia los procesos esenciales,
siendo los diferentes equipos de procesos dirigidos por expertos.

Acumulación de reservas

Es importante el desarrollo de tecnologías que sean aplicables en el futuro,


aunque no tengas una aplicación en el corto plazo, previendo los requerimientos
del ambiente en el largo plazo.

Reacción inmediata

Para la reingeniería, lo simple es lo mejor, entre mayor sea la interacción entre la


empresa y su mercado, la empresa podrá reaccionar con mayor prontitud a los
requerimientos del mercado.

Los nuevos activos y su administración

Al momento de llevar a cabo la reestructuración de los procesos, debido a la


simplificación de los mismos, se encontrarán mayor capacidad en los activos. Ante
esto, lo común es la reducción de los mismos, debiendo mantener un nivel que
permita contar con la flexibilidad necesaria para reaccionar ante los estímulos del
mercado.

DEFINICIÓN DEGERENCIA
La palabra gerencia se utiliza para denominar al conjunto de empleados de alta
calificación que se encarga de dirigir y gestionar los asuntos de una empresa. El
término también permite referirse al cargo que ocupa el director
general (o gerente) de la empresa, quien cumple con distintas funciones: coordinar
los recursos internos, representar a la compañía frente a terceros y controlar las
metas y objetivos.
Líderes vs Jefes

Según el diccionario de la lengua española, “jefe” es la persona que manda o


dirige a otras, mientras que un “líder” se define como una persona que va a la
cabeza entre los de su clase, dentro de un mismo equipo.
Estas posturas muchas veces pueden confundirse debido a las diferentes
actitudes y comportamientos que se pueden tomar a lo largo del día. Si en tu caso
eres una persona que dirige a un equipo de trabajo donde debes tomar decisiones
de especial importancia, te recomendamos que sigas estas cinco claves para
adoptar una posición de liderazgo y no de mando. Recibirás una mayor
recompensa.
5 diferencias entre un líder y un jefe
Mandar vs Guiar: un jefe impone autoridad en sus ideas para que se lleven a
cabo. Se dedica a distribuir y ordenar mientras él se queda para supervisar que
todo el trabajo se está realizando a su manera. Un líder sin embargo utiliza su
conocimiento al servicio del equipo para trabajar junto a él, orientando al grupo
hacia la consecución de los objetivos planteados. Un líder construye empatía y
convence con argumentos.
Miedo vs Confianza: un jefe alienta temor al fallo, infunde obediencia y en muchos
crea inquietud y envidia entre los componentes del equipo. Un líder sin embargo
es una fuente de seguridad y confianza. Sabe motivar al grupo premiando el
esfuerzo de cada uno de sus miembros.
Problema vs Solución: un jefe busca culpables ante un problema con el objetivo de
abroncar y/o castigar dicha acción para que no vuelva cometerse. Un líder es
comprensivo ante el error y es el primero en arrimar el hombro para encontrar la
solución.
Empleado vs Colaborador: un jefe no se molesta en conocer a las personas que
manda mostrando un trato despersonalizado. Un líder muestra cercanía e interés
por la vida personal de cada uno de las personas que forman el equipo.
Estabilidad vs Desarrollo: un jefe ordena hacer la cosa según su criterio sin dar
posibilidad a otras ideas. Un líder trabaja en equipo, sabe comunicar, comparte
información, recibe feedbacks y trata de integrar e inmiscuir a cada uno de los
integrantes del equipo. Un líder dota de inspiración, entusiasmo y proyección al
resto de personas que forman el grupo humano.
La gestión empresarial es aquella actividad empresarial que a través de
diferentes individuos especializados, como ser: directores institucionales,
consultores, productores, gerentes, entre otros, y de acciones, buscará mejorar
la productividad y la competitividad de una empresa o de un negocio.

La planificación en las Organizaciones

Es decir, la finalidad de la gestión empresarial es que la empresa o compañía en


cuestión sea viable económicamente.
n las organizaciones es muy importante el papel que cumple el planeamiento, ya
que depende de ella el cumplimiento de la misión y de los objetivos fijados por la
dirección. También ayuda a coordinar la forma de trabajo de los empleados y a
prepararse y adaptarse a los cambios que se producen en el contexto tanto interno
como externo al cual pertenece la organización.
Para la planeación es necesario saber dónde estamos parados y hacia dónde
queremos ir, minimizando los riesgos y maximizando el tiempo y los recursos que
tengamos disponibles. Para ello se debe contar con una visión de futuro, en donde
es posible determinar y lograr los objetivos, mediante acciones y decisiones que
nos permitan llegar a ello.
La planificación puede ser estratégica y operativa. La primera permite la toma de
decisiones a largo plazo, el alcance de los mismos es a toda la empresa en
general pues refleja la misión de la organización. La segunda implica planes a
mediano y corto plazo, su alcance es más específico y refleja las metas que debe
alcanzar cada área que forma parte de la empresa.
Existen diversos tipos de planes, entre los que se encuentran:
1. Misión: es la razón de ser de la empresa, es la tarea básica de la misma. Toda
organización cuenta con una misión.
2. Visión: es la capacidad de ubicar a la empresa en el lugar que los directivos desean
para el futuro de la misma. Es que, y como queremos ser, hacia donde queremos
ir, para que lo hacemos. Debe ser atractiva, consistente, de fácil comprensión,
positiva y motivadora.
3. Objetivos: son los fines que se persiguen a través de una determinada actividad.
Los objetivos se pueden clasificar en: objetivos de corto, mediano y largo plazo.
Algunos toman el concepto de “meta” como similar al concepto de objetivos.
Aquellos que no lo consideran como similar interpretan el concepto de meta como
un fin más específico, el cual integra el objetivo de la empresa.
4. Estrategias: Es la acción de proyectar un futuro deseado a través de objetivos a
largo plazo y a su vez determinar también cuales son los cursos de acción y los
recursos que se van a necesitar para llegar a lo esperado.
5. Políticas: son guías que utilizan los empleados que forman parte de una empresa
para encauzar el pensamiento a la hora de tomar decisiones.
6. Procedimientos: Este tipo de plan establece un método obligatorio y exacto de
cómo se deben realizar ciertas actividades.
7. Reglas: Son descripciones de aquellas acciones que se deben o que no se deben
llevar a cabo dentro del contexto organizativo. En estas descripciones que la
empresa haga hincapié no da lugar a que los empleados apliquen su criterio, ya que
no hay libertad de acción.
8. Programas: Son aquellos objetivos, políticas, estrategias, procedimientos, reglas,
asignación de funciones y recursos, y todo aquello que es necesario para alcanzar
un determinado curso de acción.
9. Presupuestos: Es un tipo de plan que expresa las expectativas de la empresa a
futuro en términos cuantitativos.

Según Harold Koontz, el PROCESO DEL PLANEAMIENTO lo podemos explicar


en los siguientes pasos:
1. Detección de oportunidades: Para ello es necesario previamente realizar un
análisis de posibles oportunidades futuras. También es importante tener en cuenta
que todo problema puede ser una oportunidad.
2. Establecimiento de objetivos: Primero para toda la empresa en general y luego
para cada una de las unidades de trabajo, tanto a corto como a largo plazo.
3. Desarrollo de premisas: Son suposiciones sobre el ambiente en el que el plan
debe ejecutarse.
4. Determinación de cursos alternativos.
5. Evaluación de cursos alternativos: analizando cuales son los puntos fuertes y
débiles de cada uno de ellos.
6. Selección de un curso de acción: A través de la toma de decisiones se adopta el
plan elegido.
7. Formulación de planes complementarios: Con motivo de respaldar el plan
básico.
8. Elaboración del presupuesto en base a los planes establecidos.

Habilidades generales

El concepto liderazgo como tal, son habilidades gerenciales o directivas que


forman parte de una persona y que le ayudan para influir o mejorar la calidad de
vida laboral o personal de un miembro de su trabajo.
Saber actuar, delegar, y hacer sentir parte al personal de un equipo, es clave
fundamental de un líder, y lograr diferenciarse del concepto que se tiene de un
jefe.
Las habilidades gerenciales van de la mano con el mismo liderazgo, ya que son
las herramientas que nos ayudarán a que funcione el equipo del que se es líder y
que serán fundamentales para que las actividades que se realizan día a día sean
con eficiencia y logren la productividad que se tiene esperada con las personas.
Tipos de lideres

1. Liderazgo autocrático
– Los líderes tiene el poder absoluto sobre sus trabajadores o equipos.
– Los miembros del staff tienen una pequeña oportunidad de dar sugerencias,
incluso si estas son para el bien del equipo o de la organización.
– Muchas personas se sienten resentidas al ser tratadas de esta manera.
– A menudo el liderazgo autocrático tiene altos niveles de ausentismo y rotación
del personal.
– Para algunas tareas y trabajos sin calificación el estilo puede ser efectivo,
porque las ventajas del control superan las desventajas.

2. Liderazgo burocrático
– Los líderes burocráticos hacen todo según “el libro”.
– Siguen las reglas rigurosamente y se aseguran que todo lo que hagan sus
seguidores sea preciso.
– Es muy apropiado para trabajar cuando existen serios riesgos de seguridad
(como trabajar con maquinaria, sustancias tóxicas, o peso peligroso) o cuando
largas sumas de dinero están en juego.

3. Liderazgo carismático
– Un estilo carismático de liderazgo es similar al liderazgo transformacional,
porque estos líderes inspiran muchísimo entusiasmo en sus equipos y sus muy
energéticos al conducir a los demás.
– Los líderes carismáticos tienden a creer más en si mismos que en sus equipos y
esto genera problemas, y un proyecto o la organización entera podrían colapsar el
día que el líder abandone la empresa.
– En los ojos de los seguidores, el éxito está ligado a la presencia del líder
carismático.

4. Liderazgo participativo o democrático


– A pesar que es el líder democrático el que toma la última decisión, ellos invitan a
otros miembros del equipo a contribuir con el proceso de toma de decisiones.
– Esto no solo aumenta la satisfacción por el trabajo sino que ayuda a desarrollar
habilidades.
– Los miembros de equipo sienten en control de su propio destino asi que están
motivados a trabajar duro, más que por una recompensa económica.
– Ya que la participación democrática toma tiempo, este abordaje puede durar
mucho tiempo pero a menudo se logra un buen resultado.
– Este estilo de liderazgo puede adoptarse cuando es esencial el trabajo en
equipo y cuando la calidad es más importante que la velocidad o la productividad.

5. Liderazgo Laissez-faire
– Esta expresión francesa significa “déjalo ser” y es utilizada para describir líderes
que dejan a sus miembros de equipo trabajar por su cuenta.
– Puede ser efectivo si los líderes monitorean lo que se está logrando y lo
comunican al equipo regularmente.
– A menudo el liderazgo laissez-faire es efectivo cuando los individuos tienen
mucha experiencia e iniciativa propia.
– Desafortunadamente, este tipo de liderazgo puede darse solo cuando los
mandos no ejercen suficiente control.

6. Liderazgo orientado a las personas o liderazgo orientado a las relaciones


– Los líderes están completamente orientados en organizar, hacer de soporte y
desarrollar sus equipos.
– Es un estilo participativo, y tiende a empoderar al equipo y a fomentar la
colaboración creativa.
– En la práctica la mayoría de los líderes utilizan tanto el liderazgo orientado a la
tarea y el liderazgo orientado a las personas.

7. Liderazgo natural
– Este término describe al líder que no está reconocido formalmente como tal.
– Cuando alguien en cualquier nivel de una organización lidera simplemente por
satisfacer las necesidades de un equipo, se describe como líder natural.
– Algunos lo llaman liderazgo servil.
– De muchas maneras este tipo de liderazgo es una forma democrática de
liderazgo porque todo el equipo participa del proceso de toma de decisiones.
– Quienes apoyan el modelo de liderazgo natural dicen que es una buena forma
de trabajo en un mundo donde los valores son cada vez más importantes.
– Otros creen que en situaciones de mucha competencia, los líderes naturales
pueden perder peso por otros líderes que utilizan otros estilos de liderazgo.

8. Liderazgo orientado a la tarea


– Los líderes altamente orientados a la tarea, se focalizan solo en que el trabajo se
haya cumplido y pueden ser un poco autocráticos.
– Estos líderes son muy buenos para definir el trabajo y los roles necesarios,
ordenar estructuras, planificar, organizar y controlar.
– Pero no tienden a pensar mucho en el bienestar de sus equipos, así que tienen
problemas para motivar y retener a sus colaboradores.

9. Liderazgo transaccional
– Este estilo de liderazgo nace con la idea de que los miembros de equipo
acuerdan obedecer completamente a su líder cuando aceptan el trabajo.
– La transacción es el pago a cambio del esfuerzo y la aceptación hacia las tareas
que les da su líder.
– El líder tiene derecho a castigar a quien considere que su trabajo no está como
él desea.
– El liderazgo transaccional es un tipo de management, no un verdadero estilo de
liderazgo, porque el foco es hacia la ejecución de tareas de corto plazo.

10. Liderazgo transformacional


– Los líderes transformacionales son considerados los verdaderos líderes por la
mayoría de los teóricos del liderazgo.
– Inspiran a sus equipos en forma permanente, y le transmiten su entusiasmo al
equipo.
– A su vez estos líderes necesitan sentirse apoyados solo por ciertos empleados.
– Es una ida y vuelta emocional.
– Es por ello que muchas organizaciones tienen que funcionar tanto con el
liderazgo transformacional como con el liderazgo transaccional.
– Los líderes transaccionales (o managers) se aseguran de que la rutina se lleve
adelante en forma apropiada, mientras que el transformacional busca nuevas
iniciativas y agregar valor.

Características de lideres

1. Predican con el ejemplo

Por naturaleza un líder debe ser una persona capaz de inspirar y destacarse por
su habilidad de hacer cierto tipo de tareas mejor que el resto o que la mayoría de
personas que tiene a su cargo. Por tanto, a menos que demuestre con el ejemplo
sus capacidades y exista una coherencia entre lo que dice y lo que hace,
difícilmente logrará influir en la medida que quisiera sobre las personas, y más aún
ganarse el respeto y la credibilidad de aquellos que están a su cargo.

2. No necesitan infundir miedo para ganar respeto y autoridad

Los líderes exitosos predican con el ejemplo y corrigen cuando es necesario


dando espacio siempre para la retroalimentación. Esto genera confianza y permite
que las personas no se sientan intimidadas ni sientan miedo ante la posibilidad de
cometer un error. Algo que no ocurre cuando se asume un estilo de liderazgo
principalmente basado en la autoridad y en la necesidad de imponerse sobre los
demás.

3. No dictan el modo de hacer las cosas (las definen por consenso)

Un buen líder sabe que debe confiar en su equipo y asimismo se apoya en él a la


hora de tomar decisiones en lugar de tratar de imponerse y dictar la forma de
hacer las cosas.

Esto también hace que esté abierto a nuevos enfoques e ideas distintas a las que
puede tener, y que aprecie y valore la opinión de su equipo de colaboradores en
tanto cada uno puede aportarle cosas muy interesantes a partir de la experiencia
que tiene en las labores que desempeña.
4. Tienen humildad para reconocer sus errores

El hecho de ser un líder y estar a cargo de un grupo de personas no significa que


no se puedan cometer errores. Sin embargo, para muchos pareciera existir la
creencia de que para ser un buen líder hay que ser perfecto, cuando en realidad
una de las mayores virtudes de los líderes exitosos es justamente ser conscientes
de que tienen derecho a equivocarse como cualquier persona.

Así, mientras para muchos líderes reconocer sus errores y aceptar sus fallos en
cuanto los cometen puede ponerlos en una posición débil frente a los demás y
herir su orgullo, aquellos que ejercen un liderazgo efectivo saben por el contrario
que tienen mucho que aprender, y asimismo lo reconocen abiertamente en todo
momento (incluso mucho antes de cometer cualquier error).

5. Saben gestionar el conflicto

Los líderes exitosos saben que nada hace más daño a un equipo que los rumores,
y en esa misma línea son conscientes de que siempre deben actuar con
transparencia y tratar de detectarlos y resolverlos a la mayor prontitud, en la
medida que de no atacarse tempranamente, estos pueden ocasionar grandes
estragos.

En este sentido no solo tratan de mantener una relación cercana con su equipo y
cada uno de sus miembros para mantener la confianza, sino que además permiten
que se traten y confronten abiertamente diferentes temas que a menudo pueden
ocasionar malestar, toda vez que saben que el conflicto es inevitable y deben
tratarlo a tiempo en lugar de intentar hacer como si no existiera. De esta manera
deben ser muy hábiles ejerciendo como conciliadores en la resolución de
conflictos.

6. Manejan muy bien sus emociones

El servir como facilitadores en la resolución de conflictos, y tener a su cargo un


grupo de personas, fácilmente puede llevar al límite la inteligencia emocional de
los líderes y más aun teniendo en cuenta las presiones que vienen de arriba y las
responsabilidades propias que exige su cargo. Es por eso que, para no dejarse
llevar por las malas emociones, y mantener el control aún en momentos difíciles,
deben ser muy hábiles en el manejo de estas a fin de que no terminen afectando
sus relaciones con las personas del equipo, siendo esto algo que puede ser
fatal para el rendimiento del mismo.
En este sentido el llevar a cabo algunas rutinas diariamente, y el tratar de que
haya un buen balance entre el trabajo y la vida personal, puede ser de gran ayuda.

Mejoramiento continuo.
El mejoramiento continuo es el conjunto de todas las acciones diarias que
permiten que los procesos y la empresa sean más competitivos en la satisfacción
del cliente.
La mejora continua debe formar parte de la cultura de la organización,
convirtiéndose en una filosofía de vida y trabajo. Esto incidirá directamente en la
velocidad del cambio.
Para que se produzca el cambio cultural requerido, es necesario que:
• Las personas estén convencidas de los beneficios que les brinda la mejora.
• La Alta Dirección motive a todas las personas, les brinde procedimientos y
técnicas, así como el poder de decidir y actuar para poder realizar los cambios que
se requieran.
Juran (2001), habla de tres tipos de costos: costos de las fallas internas, costos de
las fallas externas y costos de prevención. Manifiesta que se puede lograr que
estos costos disminuyan sobre una base continua. Ciertamente, es una forma de
atraer la atención de la Alta Dirección para que inicie un programa de
mejoramiento de la calidad, es decir, para que éste se enfoque en el dinero
desperdiciado. En muchas empresas, ésta es la única forma de atraer la atención
de la gente. A consideración de este autor, los enfoques de mejora están
impulsados por las actuales necesidades de generación de ventajas competitivas
que exigen los rápidos movimientos del mercado actual.
Maestros de la calidad como Ishikawa(1985), Deming(1989), Goldratt(1995), y
otros autores más recientes describen diferentes formas de cómo mejorar los
procesos de forma gradual, todas enfocadas y relacionadas directamente con la
calidad. Por su parte Harrington[1993] explica una metodología abarcadora e
importante sobre cómo mejorar los procesos de la empresa. Este método, para su
análisis, el autor lo divide en las cinco fases siguientes.
Casos de empresas que lograron el éxito
Todas las empresas dicen que están apostando en tener estrategias innovadoras,
pero son muy pocas las que realmente se atreven a realizar este cambio de
switch. A continuación, te entregamos 4 ejemplos de empresas que han apostado
por un cambio y han tenido buenos resultados.

Netflix

El popular servicio de streaming comenzó como una competencia a Blockbuster,


ya que permitía a las personas arrendar DVD. El 2006, la empresa creó el Netflix
Prize, que consistía en premiar con un millón de dólares al equipo de
programadores que lograra mejorar el algoritmo de recomendación de películas en
un 10%.

Sin embargo, durante 3 años el premio no fue alcanzado por ninguno de los
programadores de la empresa, hasta que los programadores más
capaces juntaron sus fuerzas y lograron mejorarlo en 10.08% en eficiencia, según
detalla el sitio Thrillist.

Pero no sólo en ese apartado la empresa ha logrado excelentes resultados. En


términos de cultura organizacional, por ejemplo, tienen una política de que si un
empleado tiene una inquietud o un problema con un compañero, debe hablarlo
directamente con el afectado.

Square

Esta empresa dedicada a servicios financiaros y a pagos online a través del


teléfono decidió implementar en sus oficinas el concepto "hot desking". Esto
significa que ninguna de las personas tiene un escritorio asignado y se van
cambiando constantemente.

Según Maja Henderson, gerente de instalaciones globales de Square, esta nueva


modalidad ha motivado a los empleados a ser más colaborativos. Así lo señaló en
una entrevista para Inc.com.
"No queremos que nuestros empleados se sienten en una silla todo el día, porque
no es bueno para ellos ni para la colaboración. Con el hot-desking tenemos
encuentros maravillosos entre las personas e ideas. De la nada surgen
conversaciones con personas de las áreas de finanzas, legal, diseño, entre otras,
y se dan colaboraciones que, de otra forma, no ocurrirían".

Pixar

Esta compañía dedicada a la creación y animación de películas, basa su cultura


creativa en 6 pilares, según indica el sitio Teach Beacon:
Cuestionar constantemente el status quo
Potenciar el talento y la innovación
Correr riesgo constantemente
Colaborar entre los distintos equipos de la empresa
Entorno de recursos para innovar
Con base en esta cultura, hoy esta empresa es una de las más importantes en el
mundo de la animación digital.

Google

En 2015 este gigante de la tecnología creó una casa matriz llamada Alphabet, en
donde agrupó todos sus grandes negocios de internet, telefonía, aplicaciones, etc.
Según el sitio, de Emol, la ventaja de esta nueva reestructuración fue estar
siempre funcionando como una startup.

Sin embargo, el principal desafío de la empresa fue realizar esta transformación


independientemente de su tamaño. Para solucionar ese problema se subdividió en
varias sub empresas, formando grupos en distintas áreas que pudieran colaborar
entre ellos.

Otros de los pilares que ha sido vital para lograr buenos resultados es la buena
comunicación entre los distintos equipos. Todos los colaboradores de la empresa
pueden expresarse y tienen la libertad de proponer ideas, sin importar el cargo
que tengan.
Conclusión

Como puedes ver, la innovación y las buenas prácticas han traído excelentes
réditos a las compañías que se han atrevido a implementar nuevas ideas. La
innovación es el mejor antídoto para crecer. Otro aspecto importante es la
colaboración y comunicación entre los distintos empleados de la empresa.

Los cambios no siempre son fáciles, más aún en la cultura de una empresa. No
obstante, queda demostrado que es factible crecer de manera sustentable
implementando políticas innovadoras.
Macro entorno empresarial
Son muchas las variables externas que pueden interferir en el funcionamiento de
la empresa, ya sea para bien o para mal. Estos factores no dependen de la
actividad comercial, sino de factores ajenos que no solo afectan a las empresas,
sino al conjunto de la población. Son conocidos como el macro entorno de la
empresa, para englobarlos a todos ellos.

Micro entorno empresarial


El micro entorno también es conocido como entorno especifico, entorno de acción
directa o entorno inmediato. Se refiere a todos los aspectos o elementos
relacionados en forma permanente con la empresa y que influyen tanto en las
operaciones diarias como en los resultados. Algunos de esos elementos son:
clientes, proveedores, competidores y reguladores.

1. Los clientes constituyen tal vez la variable directa de mayor importancia


para las empresas. Ellos influyen en las organizaciones en la medida que
estas deben detectar los cambios que se producen en sus preferencias y en
su comportamiento de compra. En función de esos cambios, las empresas
toman decisiones con el fin de lograr que ellos sigan adquiriendo sus
productos o servicios.
2. Los competidores son las empresas que producen y comercializan bienes o
servicios, con las cuales la propia organización disputa por ganar la
preferencia de clientes y consumidores. Principalmente existen dos tipos de
competidores: aquellos que producen o fabrican bienes o servicios similares
a los que ofrece la propia empresa; y aquellos que pueden influir en los
cambios de preferencia de los clientes para modificar sus intenciones de
compra.
3. Los proveedores son empresas o personas que facilitan los servicios,
insumos, bienes intermedios y bienes finales a la organización. Todos ellos
afectan directamente la calidad, el costo y los plazos de entrega para
cualquier bien o servicio. Un proveedor que entrega los insumos en forma
tardía u otro que abastece con empaques de mala calidad puede hacerle
perder mucho a una organización.
4. Los reguladores son entidades o grupos de interés que se encargan de
controlar, legislar o influir en las políticas y decisiones de las
organizaciones. Existen dos grupos de reguladores: los organismos
reguladores estatales (Osiptel, Ositran, Indecopi, etc), que pertenecen al
ámbito del macro entorno; y los grupos de interés, que son uniones de
personas o productores que se asocian para influir sobre las organizaciones
protegiéndose a sí mismos (asociaciones de consumidores, asociaciones
de productores, etc.), que se encuentran en la esfera del micro entorno.
5. Los socios o aliados estratégicos también están en el micro entorno. Se
trata de personas u organizaciones con las cuales la empresa trabaja en
forma conjunta para facilitar la venta o distribución de bienes y servicios.