Está en la página 1de 3

Aquí va la portada

La propagación de una onda puede interpretarse haciendo uso del modelo de la cadena
lineal. Esta cadena está compuesta de una serie de partículas de igual masa separadas de
resortes también iguales. Este modelo permite explicar el comportamiento de los cuerpos
elásticos y por lo tanto la propagación de las ondas mecánicas.
La idea de frecuencia de onda, por lo tanto, alude al número de veces que se repite una
onda en una determinada unidad temporal. El concepto está vinculado a la longitud de
onda, que es la distancia recorrida por la oscilación en un tiempo específico.
La relación que mantienen la frecuencia de onda y la longitud de onda es inversa: a mayor
longitud de onda, menor frecuencia de onda (y viceversa). La onda, cuando es más larga, se
repite menos. Si una onda se traslada de un medio a otro distinto, la frecuencia de onda se
conserva constante, mientras que la longitud de onda y la velocidad sí varían.
El hercio (Hz) es la unidad de medida de las frecuencias. 1 Hz indica que hay un ciclo (una
repetición del suceso) por segundo. Si nos centramos en la física, los hercios refieren al
número de veces que una onda de sonido o una onda electromagnética se repiten por
segundo.
Un hercio, por lo tanto, puede servir para expresar el número de vibraciones (ondas) de una
fuente sonora por unidad temporal. A nivel general, se afirma que el oído del ser humano
tiene una capacidad de percepción de ondas de sonido de frecuencias entre 20 y 20.000 Hz.
Esto quiere decir que, cuando la frecuencia implica que la onda vibra esa cantidad de veces
por segundo, el oído registra el sonido.
La polarización de una antena es la polarización de la onda radiada por dicha antena en una
dirección dada.
La polarización de una onda es la figura geométrica determinada por el extremo del vector
que representa al campo eléctrico en función del tiempo, en una posición dada. Para ondas
con variación sinusoidal dicha figura es en general una elipse. Hay una serie de casos
particulares.
Si la figura trazada es una recta, la onda se denomina linealmente polarizada, si es un
círculo circularmente polarizado.
El sentido de giro del campo eléctrico, para una onda que se aleja del observador,
determina si la onda está polarizada circularmente a derechas o a izquierda. Si el sentido de
giro coincide con las agujas del reloj, la polarización es circular a derechas. Si el sentido de
giro es contrario a las agujas del reloj, la polarización es circular a izquierdas. El mismo
convenio aplica a las ondas con polarización elíptica.
Se define la relación axial de una onda polarizada elípticamente, como la relación entre los
ejes mayor y menor de la elipse de polarización. La relación axial toma valores
comprendidos entre 1 e infinito.
Los campos se pueden representar en notación fasorial. Para determinar la variación
temporal es suficiente con determinar el valor real de cada una de las componentes. Los
ejemplos que se citan a continuación son para ondas planas que se propagan en la dirección
del eje z.
Se produce una polarización lineal cuando las fases de dos componentes ortogonales del
campo eléctrico difieren un múltiplo entero de p radianes. Se produce polarización circular
cuando las amplitudes son iguales y la diferencia de fase entre las componentes es π/2 o
3π/2. La polarización es elíptica en los demás casos.
Cualquier onda se puede descomponer en dos polarizaciones lineales ortogonales, sin más
que proyectar el campo eléctrico sobre vectores unitarios orientados según dichas
direcciones. Aplicando el mismo principio, cualquier onda se puede descomponer en dos
ondas polarizadas circularmente a derechas o izquierdas.