Está en la página 1de 2

Víctor Rivero 19639893

Educación para las Artes: Mención Música

Bendita ignorancia Año 2017

Sinopsis

Dos profesores de instituto, amigos y enemigos, se plantean la utilidad real de las redes
sociales: ¿de verdad es comunicación o no son más que una manera de compartir
banalidades? Ambos tienen opiniones distintas: el primero está totalmente integrado en
la modernidad mientras que el segundo es un hombre calzado a la antigua y adalid de la
“vieja escuela”. Un día los dos profesores llegarán a intercambiarse sus vidas en un intento
de apoyar las propias tesis.

Análisis:

La tecnología, en cualquiera de sus formas, es solo uno de los recursos, entre otros muchos,
disponibles tanto para los profesores como los(as) estudiantes. Dado que solo vemos a
los(as) estudiantes unas pocas horas semanales, hacer el mejor uso y aumentar la eficacia
de la clase es importante. Por eso los profesores deben utilizar todos los recursos que tengan
a mano; ahora le toca a las Tecnologías de la información y la comunicación (TIC).
Debemos entender que esos recursos son variados, un profesor puede incluir un juego de
cartas o un sitio web interactivo en una de sus unidades didácticas; entonces podemos
llegar la conclusión que da igual que sea tecnológico o no, el recurso que como profesores
utilicemos en determinada clase lo que tenemos que preguntarnos si es apropiado a mis
estudiantes y también si mejora mi práctica como docente.

Como podemos ver en la película se nos presentan dos profesores, dos historias distintas
las cual se unen al momento de ejercer la docencia. También se muestran dos herramientas
aplicadas la cual cada profesor-actor defiende a cabalidad pero la pregunta es si eso que
como profesor desarrollamos en el aula en realidad es apropiado. En el primer caso se
presenta el profesor que aplica la tecnología y llegamos a la conclusión que aplicarla las
TIC, no es apropiado sin supervisión, que también el profesor debió considerar las edades
y el nivel competencial de sus estudiantes, no a todo momento, a toda hora y para todo
debe aplicar, la pedagogía viene antes que las herramientas y debe ocupar un lugar
preeminente, el profesor debe proporcionar un mejor uso y para lo realmente necesario, el
profesor también debe evaluar a cada momento si esa herramienta tecnológica en realidad
da los resultado esperado y por ultimo considerar el contexto de su población estudiantil,
niñas y niños, jóvenes, personas de la tercera edad, si cuentan con Internet o no tenerlo.
Por otro lado vemos al profesor que se niega a utilizar la herramienta TIC, podemos decir
que el no conocer de estas, los profesores corren el riesgo de quedar obsoletos, los últimos
avances tecnológicos son lo suficientemente potente como para entregar el contenido,
evaluar, y fijar los estudiantes un nuevo curso de aprendizaje, todo ello sin la intervención
del maestro. Aunque no todo es malo, una de las ventajas de no siempre estar en el mundo
tecnológico como lo refleja el profesor-actor, es que descarta totalmente el facilismo que
genera el internet y prácticamente obliga al estudiante a buscar, leer, analizar e
interpretar, evitando así los llamados trabajos de corte y pegue, aumentando las
habilidades y la capacidad de crítica, ya que, muchos esperarán encontrar en la web todas
las respuestas a los dilemas académicos que se presentan dejando de un lado la reflexión
personal, esto puede llevar a aprendizajes incompletos o lo que es peor aún a aprendizajes
erróneos, también en el uso excesivo de la tecnología práctica como la escritura a mano se
ven amenazadas con la masificación de las máquinas. Varios estudios han demostrado que
este tipo de escritura beneficia el desarrollo cognitivo, y el uso permanente de las maquinas
provocará que muchas personas olviden cómo es o la dejen de practicar por considerarla
poco útil o anticuada.

También podría gustarte