Está en la página 1de 29

INTRODUCCIÓN

La contaminación del medio ambiente representa una de las problemáticas que está
padeciendo el mundo entero en la actualidad. El aire, el agua, la flora y la fauna silvestre,
entre otros recursos naturales, están sufriendo cambios drásticos como consecuencia de la
intervención negligente e irresponsable del hombre en el planeta.
La protección del medio ambiente se hace necesaria en estos momentos como una medida
para garantizar a las generaciones futuras un ambiente sano que les garantice una mejor
forma de vida. En Venezuela los recursos naturales no escapan al atentado que están
cometiendo contra éstas el hombre, por ello, el Gobierno Nacional, a través de la
promulgación de una vasta lista de normas legales y de instituciones dedicadas a la
protección del medio ambiente, intenta atender las acciones que se puedan presentar en el
país que atenten contra el medio ambiente.
Uno de los tópicos más discutidos en la actualidad es el manejo que se está dando al
recurso agua, líquido que es vital para la subsistencia humana. En este sentido, la presente
investigación gira en torno a la problemática que surge de los diferentes tipos de
contaminación, como en el país, en este marco se estudiara sobre las causas de las
diferentes contaminaciones en Venezuela, así como las localizaciones principales que se
puede obtener del país.
La contaminación y otros agentes constituyen un daño ambiental para el país, los cuales al
ser causado por voluntad del hombre o incluso accidentalmente pueden ser catalogados
como delitos ambientales, los cuales también serán estudiados en el siguiente texto, así
como también los organismos encargados de vigilar y promover la protección del medio
ambiente.
El Medio Ambiente
Medio ambiente, e el conjunto de elementos abióticos (energía solar, suelo, agua y aire) y
bióticos (organismos vivos) que integran la delgada capa de la Tierra llamada biosfera,
sustento y hogar de los seres vivos.
Constituyentes del medio ambiente
La atmósfera, que protege a la Tierra del exceso de radiación ultravioleta y permite la
existencia de vida es una mezcla gaseosa de nitrógeno, oxígeno, hidrógeno, dióxido de
carbono, vapor de agua, otros elementos y compuestos, y partículas de polvo. Calentada
por el Sol y la energía radiante de la Tierra, la atmósfera circula en torno al planeta y
modifica las diferencias térmicas. Por lo que se refiere al agua, un 97% se encuentra en los
océanos, un 2% es hielo y el 1% restante es el agua dulce de los ríos, los lagos, las aguas
subterráneas y la humedad atmosférica y del suelo. El suelo es el delgado manto de materia
que sustenta la vida terrestre. Es producto de la interacción del clima y del sustrato rocoso
o roca madre, como las morrenas glaciares y las rocas sedimentarias, y de la vegetación.
De todos ellos dependen los organismos vivos, incluyendo los seres humanos. Las plantas
se sirven del agua, del dióxido de carbono y de la luz solar para convertir materias primas
en carbohidratos por medio de la fotosíntesis; la vida animal, a su vez, depende de las
plantas en una secuencia de vínculos interconectados conocida como red trófica.
Durante su larga historia, la Tierra ha cambiado lentamente. La deriva continental (resultado
de la tectónica de placas) separó las masas continentales, los océanos invadieron tierra
firme y se retiraron de ella, y se alzaron y erosionaron montañas, depositando sedimentos
a lo largo de las costas (véase Geología). Los climas se caldearon y enfriaron, y aparecieron
y desaparecieron formas de vida al cambiar el medio ambiente. El más reciente de los
acontecimientos medioambientales importantes en la historia de la Tierra se produjo en el
cuaternario, durante el pleistoceno (entre 1,64 millones y 10.000 años atrás), llamado
también periodo glacial. El clima subtropical desapareció y cambió la faz del hemisferio
norte. Grandes capas de hielo avanzaron y se retiraron cuatro veces en América del Norte
y tres en Europa, haciendo oscilar el clima de frío a templado, influyendo en la vida vegetal
y animal y, en última instancia, dando lugar al clima que hoy conocemos. Nuestra era recibe,
indistintamente, los nombres de reciente, postglacial y holoceno. Durante este tiempo el
medio ambiente del planeta ha permanecido más o menos estable.
Contaminación Ambiental
Se denomina contaminación ambiental a la presencia en el ambiente de cualquier agente
(físico, químico o biológico) o bien de una combinación de varios agentes en lugares, formas
y concentraciones tales que sean o puedan ser nocivos para la salud, la seguridad o para
el bienestar de la población, o bien, que puedan ser perjudiciales para la vida vegetal o
animal, o impidan el uso normal de las propiedades y lugares de recreación y goce de los
mismos. La contaminación ambiental es también la incorporación a los cuerpos receptores
de sustancias sólidas, liquidas o gaseosas, o mezclas de ellas, siempre que alteren
desfavorablemente las condiciones naturales del mismo, o que puedan afectar la salud, la
higiene o el bienestar del público.
A medida que aumenta el poder del hombre sobre la naturaleza y aparecen nuevas
necesidades como consecuencia de la vida en sociedad, el medio ambiente que lo rodea
se deteriora cada vez más. El comportamiento social del hombre, que lo condujo a
comunicarse por medio del lenguaje, que posteriormente formó la cultura humana, le
permitió diferenciarse de los demás seres vivos. Pero mientras ellos se adaptan al medio
ambiente para sobrevivir, el hombre adapta y modifica ese mismo medio según sus
necesidades.
El progreso tecnológico, por una parte y el acelerado crecimiento demográfico, por la otra,
producen la alteración del medio, llegando en algunos casos a atentar contra el equilibrio
biológico de la Tierra. No es que exista una incompatibilidad absoluta entre el desarrollo
tecnológico, el avance de la civilización y el mantenimiento del equilibrio ecológico, pero es
importante que el hombre sepa armonizarlos. Para ello es necesario que proteja los
recursos renovables y no renovables y que tome conciencia de que el saneamiento del
ambiente es fundamental para la vida sobre el planeta.
La contaminación es uno de los problemas ambientales más importantes que afectan a
nuestro mundo y surge cuando se produce un desequilibrio, como resultado de la adición
de cualquier sustancia al medio ambiente, en cantidad tal, que cause efectos adversos en
el hombre, en los animales, vegetales o materiales expuestos a dosis que sobrepasen los
niveles aceptables en la naturaleza.
La contaminación puede surgir a partir de ciertas manifestaciones de la naturaleza (fuentes
naturales) o bien debido a los diferentes procesos productivos del hombre (fuentes
antropogénicas) que conforman las actividades de la vida diaria.
Las fuentes que generan contaminación de origen antropogénico más importantes son:
industriales (frigoríficos, mataderos y curtiembres, actividad minera y petrolera),
comerciales (envolturas y empaques), agrícolas (agroquímicos), domiciliarias (envases,
pañales, restos de jardinería) y fuentes móviles (gases de combustión de vehículos). Como
fuente de emisión se entiende el origen físico o geográfico donde se produce una liberación
contaminante al ambiente, ya sea al aire, al agua o al suelo. Tradicionalmente el medio
ambiente se ha dividido, para su estudio y su interpretación, en esos tres componentes que
son: aire, agua y suelo; sin embargo, esta división es meramente teórica, ya que la mayoría
de los contaminantes interactúan con más de uno de los elementos del ambiente.
Tipos de Contaminación Ambiental
Contaminación del agua: es la incorporación al agua de materias extrañas, como
microorganismos, productos químicos, residuos industriales, y de otros tipos o aguas
residuales.
Contaminación del suelo: es la incorporación al suelo de materias extrañas, como basura,
desechos tóxicos, productos químicos, y desechos industriales. La contaminación del suelo
produce un desequilibrio físico, químico y biológico que afecta negativamente las plantas,
animales y humanos.
Contaminación del aire: es la adición dañina a la atmósfera de gases tóxicos, CO, u otros
que afectan el normal desarrollo de plantas, animales y que afectan negativamente la salud
de los humanos.
Causas de la Contaminación Ambiental
• Desechos sólidos domésticos.
• Desechos sólidos industriales.
• Exceso de fertilizante y productos químicos.
• Tala.
• Quema.
• Basura.
• El monóxido de carbono de los vehículos.
• Desagües de aguas negras o contaminadas al mar o ríos.
Contaminación Ambiental según el Contaminante.
Contaminación química: es aquella en las que un determinado compuesto químico se
introduce en el medio.
Contaminación radiactiva: es aquella derivada de la dispersión de materiales radiactivos,
como el uranio enriquecido, usados en instalaciones médicas o de investigación, reactores
nucleares de centrales energéticas, munición blindada con metal aleado con uranio,
submarinos, satélites artificiales, entre otros, y que se produce por un accidente, por el uso
ó por la disposición final deliberada de los residuos radiactivos.
Contaminación térmica: se refiere a la emisión de fluidos a elevada temperatura; se puede
producir en cursos de agua. El incremento de la temperatura del medio disminuye la
solubilidad del oxígeno en el agua.
Contaminación acústica: es la contaminación debida al ruido provocado por las actividades
industriales, sociales y del transporte, que puede provocar malestar, irritabilidad, insomnio,
sordera parcial, y otros.
Contaminación electromagnética: es la producida por las radiaciones del espectro
electromagnético que afectan a los equipos electrónicos y a los seres vivos.
Contaminación lumínica: se refiere al brillo o resplandor de luz en el cielo nocturno
producido por la reflexión y la difusión de la luz artificial en los gases y en las partículas del
aire por el uso de luminarias ó excesos de iluminación, así como la intrusión de luz o de
determinadas longitudes de onda del espectro en lugares no deseados.
Contaminación visual: se produce generalmente por instalaciones industriales, edificios e
infraestructuras que deterioran la estética del medio.
Efectos de la Contaminación Ambiental:
La contaminación ambiental de las grandes ciudades afecta la salud cardiovascular. Se
comprobó que existe una relación directa entre el aumento de las partículas contaminantes
del aire de la ciudad y el engrosamiento de la pared interna de las arterias (la "íntima
media"), que es un indicador de aterosclerosis.
El efecto persistente de la contaminación del aire respirado, en un proceso silencioso de
años, conduce finalmente al desarrollo de afecciones cardiovasculares agudas, como el
infarto. Al inspirar partículas ambientales con un diámetro menor de 2,5 micrómetros,
ingresan en las vías respiratorias más pequeñas y luego irritan las paredes arteriales. Los
investigadores hallaron que por cada aumento de 10 microgramos por metro cúbico de esas
partículas, la alteración de la pared íntima media de las arterias aumenta un 5,9 %. El humo
del tabaco y el que en general proviene del sistema de escape de los autos producen la
misma cantidad de esas partículas.
Otro de los efectos es el debilitamiento de la capa de ozono, que protege a los seres vivos
de la radiación ultravioleta del Sol, debido a la destrucción del ozono estratosférico por Cl y
Br procedentes de la contaminación; o el calentamiento global provocado por el aumento
de la concentración de CO2 atmosférico que acompaña a la combustión masiva de
materiales fósiles.
Efectos de la Radioactividad
Los efectos de la radiactividad en los seres vivos son dañinos para su integridad física.
Pueden ser inmediatos o tardíos, según la dosis. Cuando el organismo humano recibe de
golpe altas dosis de radiación, puede sobrevenir la muerte. Cantidades altas recibidas en
fracciones pequeñas y espaciadas producen efectos tardíos, como la leucemia, cánceres,
cataratas y otros procesos degenerativos. Dosis bajas y espaciadas en el tiempo pueden
producir efectos tardíos o anormalidades en las próximas generaciones.
El uso militar y comercial de la energía nuclear representa un peligro inaceptable tanto por
sus emisiones rutinarias de radiactividad y los residuos que generan, como por el riesgo de
accidente que su funcionamiento supone. Es preciso abandonar la energía nuclear.
Cambios Climáticos por la Contaminación Ambiental:
El cambio climático, inducido por la actividad del ser humano, supone que la temperatura
media del planeta aumentó 0,6 grados en el S .XX. La temperatura media del planeta subirá
entre 1,4 y 5,8 grados entre 1990 y 2100. En el mismo período, el nivel medio del mar
aumentará entre 0,09 y 0,88 metros. El aumento del S. XX no se ha dado en ninguno de
los últimos diez siglos.
El cambio climático acelerará la aparición de enfermedades infecciosas, como las
tropicales, que encontrarán condiciones propicias para su expansión, incluso en zonas del
Norte. La Organización Mundial de la Salud advirtió que es probable que los cambios
locales de temperaturas y precipitaciones creen condiciones más favorables para los
insectos transmisores de enfermedades infecciosas.
La atmósfera actúa como una trampa térmica y este efecto invernadero aumenta con la
concentración de gases como el CO2. La actividad humana, la deforestación y, sobre todo,
la quema de combustibles fósiles incrementan la presencia de este gas en el aire. La
concentración atmosférica de CO2 se ha incrementado.
La cubierta de nieve y hielo ha disminuido en un 10% desde finales de los 60. Igualmente,
se observa una reducción de los glaciares a lo largo del S. XX. Ha aumentado la
temperatura superficial del océano y el nivel del mar entre 0,1 y 0,2 m. en el S. XX (y que
irá en aumento amenazando de inundar a ciertos países). También se registran cambios
en el régimen de lluvias, en la cubierta de nubes y en el patrón de ocurrencia de fenómenos
como la corriente cálida de El Niño, que se ha vuelto más frecuente. Tal aumento puede
conducir a una mayor incidencia de enfermedades transmitidas por el agua, como el cólera,
y de las relacionadas con toxinas, como el envenenamiento por mariscos.
La única forma de frenar la modificación del clima es reducir drásticamente las emisiones
de gases invernadero, como el CO2. Es necesario presionar a los gobiernos y empresas
mundiales, básicamente, para que reduzcan las emisiones de CO2.
La incineración de los residuos es una fuente muy importante de contaminación ambiental
pues emite sustancias de elevada toxicidad, a la atmósfera y genera cenizas también
tóxicas.
Entre los compuestos tóxicos destacan -principalmente- metales pesados y las dioxinas.
Estas últimas son extremadamente tóxicas, persistentes y acumulativas en toda la cadena
alimentaria. Son sustancias cancerígenas y que alteran los sistemas inmunitario, hormonal,
reproductor y nervioso.
Destrucción del Ozono:
El dióxido de carbono y el efecto invernadero están calentando el planeta. La destrucción
del ozono debido a las actividades humanas ha llegado ya al punto en que los dañinos
rayos solares, los ultravioletas B, llegan, en grandes zonas de la superficie terrestre, a
niveles capaces de causar extensos daños a la vida.
Las dosis cada vez mayores de UV-B amenazan la salud y el bienestar humano, las
cosechas, los bosques, las plantas, la vida salvaje y marina. Se ha producido una elevación
de la tasa de cáncer de piel. La exposición a la radiación UV-B reduce la efectividad del
sistema inmunológico.
La falta de agua, efecto del calentamiento del planeta, amenaza seriamente los medios de
subsistencia de más de 1200 millones de personas, la cuarta parte de la población mundial.
A pesar de las crecientes preocupaciones respecto a estos temas, las medidas de ámbito
internacional encuentran escollos insalvables para su aplicación a causa del desarrollismo
incontrolado, del consumismo y la miopía de los dirigentes políticos, cautivos de los
intereses y la codicia de los clanes financieros.
Contaminación Ambiental Industrial:
La apertura de galerías mineras que favorecen las infiltraciones de sal potasa, por ejemplo,
en el terreno; los gases tóxicos que se disuelven en el agua de las precipitaciones y la
potencial ruptura accidental de las canalizaciones de las industrias de transformación; los
vertidos de aguas con metales pesados, cadmio, plomo, arsénico y compuestos orgánicos
de síntesis; el almacenamiento deficiente de productos químicos; los gases de los escapes
y aceites en la carretera de los transportes; la polución térmica por agua caliente de las
centrales nucleares; el arrojo de desperdicios en el mar de los buques.
Contaminación Ambiental Urbana:
La relación del hombre con su ambiente se a visto afectada también por el proceso
urbanístico, lo que ha llevado a la destrucción de áreas verdes para dar paso a nuevas
construcciones habitacionales.
La migración del campo a la ciudad trae consigo insuficiencia de servicios públicos (agua,
luz, transporte) y bajo nivel de vida de un elevado porcentaje de la población urbana.
La contaminación sónica en algunas ciudades es muy aguda: vehículos, aviones,
maquinarias, etc. El ruido produce efectos psicológicos dañinos como son interrumpir el
sueño (cuando la intensidad supera los 70 decibelios), disminuir el rendimiento laboral y
provocar un constante estado de ansiedad. Se dice que las generaciones jóvenes de hoy
serán futuros sordos, pues cada vez es mayor el ruido de las ciudades.
La contaminación del agua depurada por canalizaciones obsoletas y a la disolución de
barros de depuración en el tratamiento del agua; la contaminación de las aguas domésticas;
la fuga de materia orgánica fermentable de las fosas sépticas; el vertido de aguas usadas
no depuradas del alcantarillado; los vertidos de aguas de las coladas (fosfatos); el lavado
de los suelos urbanos saturados de contaminantes diversos; la filtración de productos
nocivos debida a descargas incontroladas.
Residuos Biodegradables:
Los desechos que en la actualidad han cobrado más relevancia son los derivados de la
Energía Atómica. Los desechos radiactivos constituyen una amenaza para el hombre
porque no pueden ser eliminados; la única forma de salir de ellos es almacenándolos en
depósitos especiales, pero como la vida radiactiva de esos desechos es larga continúan
siendo un peligro. En la actualidad se piensa evacuar estos productos en pozos perforados
en el suelo, dentro de cajas de paredes fuertes de plomo, de modo que puedan ser
incorporados a los ciclos biológicos.
Actualmente para la eliminación de basura se utiliza:
.- El relleno sanitario: enterrando la basura comprimida en grandes desniveles.
.- Incineración: este método es muy útil, puede generar electricidad y calor, tiene la
desventaja de que produce residuos incombustibles y además contamina el aire.
.- Reciclaje: es el más conveniente, por este medio se recuperan materiales como: el vidrio,
el papel, el cartón, la chatarra y los envases de metal. También se pueden producir a partir
del reciclaje de la basura alimentos para animales y abonos agrícolas, utilizando los
desechos de origen orgánico previamente escogidos, como: grasa, huesos, sangre.
El Equilibrio Ecológico:
Es el resultado de la interacción de los diferentes factores del ambiente, que hacen que el
ecosistema se mantenga con cierto grado de estabilidad dinámica. La relación entre los
individuos y su medio ambiente determinan la existencia de un equilibrio ecológico
indispensable para la vida de todas las especies, tanto animales como vegetales.
Los efectos más graves han sido los ocasionados a los recursos naturales renovables: El
Agua, El Suelo, La Flora, La Fauna y El Aire.
El gran desarrollo tecnológico e industrial ha sobrepasado la capacidad de la naturaleza
para restablecer el equilibrio natural alterado y el hombre se ha visto comprometido.
El mayor problema de las comunidades humanas es hoy en día la basura, consecuencia
del excesivo consumo. Los servicios públicos se tornan insuficientes y la cantidad de basura
como desecho de esa gran masa poblacional adquiere dimensiones críticas y ha perturbado
los ecosistemas.
Los desperdicios de los alimentos y materias orgánicas contenidos en la basura,
constituyen un problema de salud porque son criaderos de insectos, responsables de la
transmisión de enfermedades como Gastroenteritis, Fiebre Tifoidea, Paludismo, Encefalitis,
etc; atrae las ratas que intervienen en la propagación de la Peste Bubónica, el tifus,
Intoxicaciones Alimenticias y Otras.
Las Actividades Económicas y el Medio Ambiente
Las actividades económicas son parte esencial de la existencia de las sociedades, ellas
permiten la producción de riquezas, el trabajo de los individuos y generan los bienes y
servicios que garantizan su bienestar social. Las actividades económicas son cada día más
complejas y requieren del uso y tecnologías más avanzadas, con el objeto de mantener la
productividad competitiva en un mercado cada vez más exigente. En la actualidad, muchas
actividades económicas son fuente permanente de contaminación.
De esta forma se nos presenta el problema de la necesidad de mantener y ampliar nuestras
actividades económicas por el significado social que ellas tienen en la generación de
riquezas; pero al mismo tiempo debemos tomar conciencia sobre la contaminación
ambiental que éstas causan, para buscar soluciones y mantener el equilibrio ecológico y
ambiental.
Prevención de la Contaminación Ambiental
• No quemar ni talar plantas.
• Controlar el uso de fertilizantes y pesticidas.
• No botar basura en lugares inapropiados.
• Regular el servicio de aseo urbano.
• Crear conciencia ciudadana.
• Crear vías de desagües para las industrias que no lleguen a los mares ni ríos utilizados
para el servicio o consumo del hombre ni animales.
• Controlar los derramamientos accidentales de petróleo.
• Controlar los relaves mineros.
Principales Problemas de Contaminación en Venezuela
Venezuela protege el 36,3% (1997) de su territorio, siendo el mayor porcentaje de los países
de América. Los vecinos de Venezuela, Colombia, Brasil y Guyana protegen sólo el 9%, el
4,2% y el 0,30%, respectivamente. A pesar de estas medidas proteccionistas, Venezuela
está perdiendo parte de sus valiosos bosques tropicales. Entre 1990 y 1995, se eliminaron
más de 2,5 millones de hectáreas. Además, la degradación del suelo en las praderas de
Los Llanos, derivadas de varios años de sobrepastoreo, se ha convertido en un problema
grave. Venezuela está muy industrializada, ya que el 36,4% (2000) de su producto interior
bruto (PIB) proviene de la industria. Uno de los principales recursos del país es el petróleo.
Los vertidos ocasionales de petróleo han provocado la muerte de peces y el cierre de
algunas urbanizaciones costeras en el lago de Maracaibo. La contaminación industrial
también afecta a la costa del mar Caribe, donde vive la mayor parte de la población. La falta
de instalaciones para el tratamiento de aguas residuales también ha contribuido a la
contaminación de la costa del mar Caribe. En las zonas urbanas, sólo el 71% (2000) de la
población tiene acceso a instalaciones sanitarias adecuadas; en las áreas rurales, la cifra
baja al 48%. La contaminación del aire es otro problema de los centros urbanos como
Caracas, Maracaibo y Valencia. Venezuela forma parte de tratados internacionales relativos
a biodiversidad, cambio climático, especies en peligro de extinción, conservación de la vida
marina, contaminación naval, bosques tropicales y humedales.
La contaminación de las aguas
El agua es el elemento más importante del medio ambiente, pues es el más determinante
entre todos los que condicionan la distribución de plantas, animales y seres humanos en el
globo terrestre. Las aguas continentales constituyen uno de los elementos más afectados
por la contaminación. Se considera que el agua está contaminada cuando no es apta para
la bebida o el consumo humano, cuando los animales acuáticos no pueden vivir en ella,
cuando las impurezas que contiene hacen desagradable o dañino su uso recreativo o
cuando no puede destinarse a aplicación industrial alguna.
La composición de los agentes contaminantes del agua es diversa, pero, por lo general, se
relaciona con las sustancias que son vertidas como residuos de las fábricas que son
vertidos a los ríos o al mar.
Causas de la contaminación del agua
En las zonas urbanas: Se aprecia tanto en las de uso domiciliario como en las de uso
público. La produce los desperdicios industriales, la basura, el derrame de las aguas
negras, la obstrucción de cañerías y cunetas.
En las zonas rurales: Es producida por el uso de productos químicos en las actividades
agropecuarias en forma no controlada (plaguicidas, fumigaciones o aplicación abusiva de
fertilizantes), por derrames de petróleo y el derrame de aguas no tratadas entre otros.
En los ríos, mares, lagos y océanos: Se produce por el traslado de aguas negras desde las
zonas urbanas, del derrame de petróleo, los desperdicios y residuos industriales, la basura
acumulada en las orillas de los mares, lagos, océanos y ríos. Entre estos, los derrames
petroleros representan hoy en día uno de los mayores causantes de contaminación marina.
El petróleo derramado se esparce sobre vastas extensiones en forma de una delgada capa
que impide que los microorganismos del plancton transformen el gas carbónico del aire en
oxigeno, y no pueden ser absorbidos por la atmósfera. La descarga de petróleo y la limpieza
de los grandes tranques petroleros, hechas al margen de las leyes internacionales,
contaminan también extensas áreas marinas.
Consecuencias de la contaminación del agua
Cuando el agua no consigue autopurificarse es señal de que contiene exceso de sustancias
orgánicas y químicas, por lo que la calidad del agua se ve afectada y se restringe su uso.
Algunas consecuencias de la contaminación de las aguas son:
Los animales mueren al entrar en contacto con sustancias tóxicas que se encuentran en
las aguas. Por tanto disminuye el potencial alimenticio de los mares y ríos.
Las aguas contaminadas generan enfermedades de la piel e intoxicaciones. Esto también
ocurre en las playas y en las regiones rurales, las que puede producirse la muerte del
ganado y de las aves de corral.
En las zonas portuarias donde se depositan cargas de alimentos que se importan o se
exportan, la contaminación puede afectar estos alimentos.
Localización de la contaminación de las aguas.
En el río Guaire, que recibe todas las aguas negras de Caracas.
El Lago de Maracaibo sufre contaminación por los derrames petroleros.
El Lago de Valencia sufre contaminación por aguas descompuestas de los ríos que
desembocan en él.
Las playas del Litoral Central están notablemente contaminadas.
La degradación o destrucción de los suelos
La degradación y destrucción de los suelos tienen su origen en la contaminación de los
mismos. De los suelos se obtiene la mayoría de los recursos alimenticios que consume la
población mundial. De allí la necesidad de preservarlos; sin embargo esto no siempre se
cumple, debido a que el uso urbano y agrario deteriora constantemente los suelos. El
aumento de la población, junto con el desarrollo del proceso de urbanización, el desarrollo
industrial, la demanda creciente de los bienes de consumo, la intensidad de la propaganda
y la publicidad y otros originan un incremento continuo del volumen de los desechos sólidos
que degradan y destruyen el suelo a escala mundial.
Causas de la degradación o destrucción de los suelos
La erosión, la cual destruye la capa superficial de la corteza terrestre o suelos. Esta es
propiciada por el uso inadecuado de los recursos naturales y por las características del
clima y del suelo. Los agentes activos de la erosión, como el agua, el viento, los animales
y el hombre, destruyen la vegetación, arrastran la capa vegetal de los suelos, arena, y
sedimentos, originando paisajes semidesérticos y desérticos con grandes limitaciones para
el establecimiento humano.
El esparcimiento de desechos sólidos de origen doméstico, comercial e industrial en lugares
inapropiados de las áreas urbanas y rurales ocasionan alteraciones y diferentes daños
desde el mismo momento que son depositados sobre la superficie terrestre. En un principio
las distintas sustancias y elementos afectan las capas superficiales de la corteza terrestre,
a través de reacciones químicas, descomposición de materia orgánica, liberación de calor
y gases y adición de contaminantes, tanto al suelo como a la parte acuosa de éste.
Posteriormente algunos de estos contaminantes penetran hacia los estratos inferiores de la
litosfera y pueden llegar a contaminar mantos acuíferos que podrían utilizarse para el
abastecimiento de agua de la población.
El enorme volumen de desperdicio sólido originado por las actividades de producción
agrícola, animal, y vegetal, constituye una de las fuentes más importantes del deterioro
ambiental. Antes se creía que estos desperdicios, al incorporarse al suelo, eran
transformados en nutrientes que las plantas podían aprovechar; pero la realidad es que
muchos casos producen alteraciones ecológicas en el suelo y alteraciones y degradaciones
en el medio ambiente. Por ejemplo, algunos residuos producen abundancia de nitrógeno
en forma de nitratos que inducen un crecimiento desmesurado de la vegetación acuática
indeseable, lo cual puede conducir a la destrucción biológica de los ríos y lagos, como a
sucedido en el Lago de Valencia y en el río Guaire.
El excesivo uso de plaguicidas y pesticidas ocasiona empobrecimiento de los suelos y
origina alteraciones ecológicas que producen daños en la salud humana, animal y vegetal.
Su uso reduce a algunas especies útiles y contribuye a la aparición de nuevas plagas;
además, la toxicidad de muchos plaguicidas utilizados en la agricultura, al ser arrastrados
por las aguas causan la muerte de peces y aves, destruyen su alimento y contaminan la
alimentación del hombre. Sin embargo, hay que reconocer que algunos insecticidas han
tenido efectos beneficiosos tanto para la agricultura como para la humanidad, por haber
permitido combatir eficazmente enfermedades transmitidas por insectos, tales como el
paludismo, que eran causa de la muerte de millones de seres humanos.
La deforestación con fines urbanísticos es un fenómeno que se está produciendo en
muchas ciudades de los países subdesarrollados o en vía de desarrollo. Se debe a que por
el crecimiento de la población se necesitan más viviendas.
La instalación de industrias en zonas forestales han llevado a los empresarios a ocupar
regiones boscosas para cumplir sus fines. No cuenta en este caso la protección de la
naturaleza o la conservación del ambiente, si no las menores inversiones y la máxima
rentabilidad.
Una de las causas principales de la degradación o destrucción de los suelos son los
incendios forestales, que son característicos de las zonas que experimentan épocas de
sequía. La vegetación, cuando cuenta con agua en el suelo, crea un ambiente húmedo que
impide la propagación de los incendios, por el contrario, después de la sequía esa
vegetación puede arder con gran facilidad. Esta situación pone en peligro al suelo pues los
incendios forestales lo ponen al descubierto. Como la mayoría de los incendios se producen
en época de sequía, al llegar las lluvias estas encuentran a los suelos desnudos,
ocasionando pérdidas importantes por erosión. También el suelo puede perder su
capacidad de infiltración al formarse una película impermeable de arcilla en la superficie.
En ambos casos los procesos pueden verse favorecidos por la intensidad, el volumen y
periodicidad con la que se presenta la lluvia. Por todo esto los incendios forestales pueden
conducir a la desertización, y en consecuencia, a la pérdida de la productividad de los
suelos. Cuando se realiza una evaluación ecológica de las pérdidas originadas por los
incendios se toma en cuenta la desaparición de los bosques, los efectos ocasionados en
las condiciones de los embalses de agua cercanos y los daños que generan en viviendas,
espacios agrícolas e industrias.
Consecuencias de la degradación o destrucción de los suelos
El problema de la contaminación de los suelos origina graves problemas para el bienestar
del hombre; algunos de estos son:
Deterioro del medio ambiente desde el punto de vista físico y estético.
El suelo fértil pierde su fertilidad convirtiéndose en un suelo estéril y no apto para el cultivo.
Desaparecen parte de los componentes del suelo, como parásitos, lo cual hace que se
empobrezcan y pierdan efectividad para el desarrollo agrícola.
La población cuenta con menos suelos apropiados para la agricultura y con un medio
ambiente deteriorado y empobrecido.
Localización de la degradación o destrucción de los suelos
En Venezuela no son tan graves los problemas de contaminación de los suelos, las áreas
con mayor inutilización de los suelos son las siguientes:
Región Zuliana: Zona de Perijá, zona sur de la depresión de Lago de Maracaibo.
Región Andina: Valles altos de los estados Táchira, Mérida y Trujillo, sistema de riego El
Cenizo, pie de monte oriental de los andes.
Región Centro Occidental: Zona de Carora, valle del río Aroa, zona de Turen-Guanare.
Región Central: Valles de Aragua.
Región Capital: Depresión de Barlovento.
Región de Los Llanos: Sistema de riego Guárico.
Región Nor-Oriental: Delta Amacuro y zona de San Bonifacio, zona de Cumanacoa y
Cariaco, mesa de Guanipa, zonas de Caripe, río Guarapiche y valle de San Simón.
La Contaminación del aire
De acuerdo con el criterio del Ministerio del poder popular para el Ambiente, el aire está
contaminado "cuando la presencia de una sustancia extraña en él o la variación importante
en la proporción de sus constituyentes, es susceptible de provocar efectos perjudiciales o
de crear molestias, teniendo en cuenta el estado de los conocimientos científicos del
momento.".
El hombre ha degradado de tal manera la calidad de las capas baja de la atmósfera sobre
los sectores densamente poblados de los países industrializados que la contaminación de
éstos se puede ver a simple vista. Los contaminantes del aire causan efectos dañinos
directamente sobre materiales, plantas, animales y personas en contacto con ellos; de la
misma manera que producen daños indirectos sobre el suelo y el agua cuando influyen
sobre ellos.
El aire es un elemento básico para todo ser vivo, por eso el hombre siempre ha estado
consiente de del peligro que significa la contaminación atmosférica, la cual ha estado
vinculada con el crecimiento de la población y al proceso de urbanización, la cantidad de
automotores y al uso de productos químicos, como los insecticidas y los plaguicidas.
Causas de la contaminación del aire
Las principales causas de la contaminación del aire son:
Los vehículos automotores, en las grandes ciudades constituyen una fuente importante de
contaminación atmosférica; ellos descargan diversos gases tóxicos, entre los cuáles
podemos citar: monóxido de carbono, óxido de nitrógeno, hidrocarburos, plomo y otros
residuos originados en los motores.
Las industrias, al procesar la materia prima, producen sustancias contaminantes como el
gas carbónico, monóxido de carbono, y partículas sólidas, que alteran el equilibrio natural
de los componentes de la atmósfera. Los efectos causados por las emanaciones
industriales se acentúan por la cercanía de muchas fábricas con las ciudades.
La incineración de basura, ya sea de origen doméstico, industrial o municipal, genera
elementos contaminantes como cenizas, hidrocarburos, ácidos orgánicos y gases tóxicos
entre otros. Esto se debe a que la función de esos generadores no es producir energía, ya
que la composición de la basura que en ellos se quema es muy irregular y a que el
rendimiento de los incineradores es malo. A esta fuente de contaminación se suman los
incineradores de basura a techo abierto o basureros municipales, que además de los
elementos contaminantes ya citados agregan malos olores.
Las actividades nucleares también contaminan nuestro aire, estas liberan cuerpos
radioactivos que emiten radiaciones, que al no ser controladas, perjudican tanto a la
atmósfera como a los seres vivos del planeta. Es por esto que las actividades nucleares,
como el transporte de materia radioactiva, deben ser realizadas bajo un control extremo
para evitar daños irreparables que afecten al ambiente y a los seres vivos.
El ruido es otro factor de contaminación atmosférica. El transporte (es especial los
resonadores que ahora se están usando en los automóviles), las industrias, las grandes
concentraciones humanas y los aparatos electrodomésticos son los elementos más
importantes en este tipo de contaminación.
La manipulación de materiales volátiles como lo son el petróleo y sus derivados, entre ellos
la gasolina, el gasoil y el kerosén, que son sustancias de gran volatilidad que al ser
utilizadas se evaporan y contaminan la atmósfera.
El uso indiscriminado de gases en aerosoles, tintorerías y aparatos de refrigeración.
El movimiento de tierras para la construcción de edificios y viviendas en general. Como
resultado, el aire se llena de partículas de polvo.
Consecuencias de la contaminación del aire
La contaminación del aire acarrea serias consecuencias para todos los seres vivos, estas
consecuencias son:
El desarrollo de enfermedades respiratorias como la bronquitis y el asma, así como
afecciones en la nariz y en la garganta son causadas por el smog o especie de nube
formada por sustancias químicas que cubre muchas ciudades. Los habitantes de las
grandes ciudades respiran diariamente cantidades de plomo veinte veces superiores que
las persona que viven en el campo.
La vegetación disminuye su capacidad de crecimiento y reproducción y hasta puede ser
destruida: se reduce la fotosíntesis, las hojas, las flores y los frutos se marchitan
prematuramente.
Pueden producirse alteraciones atmosféricas que dañen la capa de ozono. Ésta tiene como
principal función la protección del planeta frente a los rayos ultravioleta emitidos por el sol.
El uso de sustancias químicas fabricadas por el ser humano acciona el proceso de
destrucción de esta capa. Hoy se sabe que el ritmo de destrucción es mucho mayor al que
se había pensado en un principio; esta situación amenaza al desarrollo de la vida en el
planeta.
Entre los efectos que causa la desaparición de la capa de ozono están:
Pueden generar cataratas y cáncer en la piel.
Enfermedades como el sarampión, varicela, herpes, malaria y lepra pueden aumentar en
frecuencia.
Afectan la capacidad de las plantas de absorber la luz del sol. En consecuencia el
crecimiento del contenido nutritivo de las plantas se reduce.
El clima puede variar por las emanaciones de cloro-flouro-carbonatos, los cuales
contribuyen al calentamiento del planeta.
Contribuye a agraviar los problemas desencadenados por la producción de smog
fotoquímico.
Degradan los materiales de construcción como las pinturas.
Cuando aumentan los gases contaminantes en la atmósfera, tales como el dióxido de
carbono, producido por la quema de combustibles, el equilibrio térmico de la Tierra se puede
alterar. Como el dióxido de carbono deja pasar la energía solar para la Tierra, y absorbe el
exceso de radiación que debería dispersarse en el espacio, provoca una barrera que retiene
el calor. Este fenómeno es conocido como efecto invernadero, el cual provoca alteraciones
en el régimen de las lluvias y del ciclo natural de las aguas, así como la fusión de los hielos
de las regiones polares que hacen elevar el nivel medio de las aguas de los océanos.
Localización de la contaminación del aire
En Venezuela las zonas de contaminación atmosférica son:
El valle de Caracas.
La cuenca del Lago de Valencia.
El sector de Morón (estado Carabobo).
La ciudad de Maracaibo y su área de influencia inmediata.
Ciudad Guayana (estado Bolívar).
Península de Paraguaná (estado Falcón).
La ciudad de Barquisimeto y su área de influencia inmediata
Política Ambiental y Desarrollo
La mejora y la conservación del medio ambiente, al contrario de lo que se pensaba hace
varias décadas, no estorba el proceso de desarrollo económico. Por el contrario, ambiente
y desarrollo van de la mano. A medida que los países se desarrollan, las posibilidades de
mejorar el medio ambiente van creciendo. Por otra parte, dado que las clases sociales mas
necesitadas usualmente se encuentran cerca de regiones con problemas ambientales,
políticas ambientales efectivas ayudan a aliviar la pobreza mediante la generación de
empleo y el mejoramiento de la productividad de los trabajadores y de las condiciones de
los suelos y aguas cercanas.
Para ejemplificar, la contaminación puede causar problemas de salud debido a factores tan
diversos como la continua exposición a la radiación solar, la mala nutrición o las
enfermedades. Asimismo, la contaminación del agua perjudica a las actividades pesqueras
y turísticas, y la salinización de los suelos disminuye sustantivamente la productividad de
los mismos. Al atacar los problemas ambientales, se atacan las causas de problemas
socioeconómicos como estos y se sientan las bases para un desarrollo sostenido y
armónico.
Las políticas ambientales también son importantes por razones estratégicas. La
degradación ambiental acarrea externalidades negativas para otros países. Actualmente
existe un gran número de organizaciones dispuestas a financiar proyectos de saneamiento
ambiental; igualmente, existen iniciativas que conducirán a que los países del primer mundo
concedan beneficios económicos a cambio del cuidado ambiental. La protección de la
biodiversidad de nuestros bosques tropicales (por el valor que tienen los mismos para la
investigación medica y la producción de medicinas) así como el saneamiento de otros
problemas ambientales podrían significar que Venezuela pueda 'vender' ecología y
actividades relacionadas, como por ejemplo, ecoturismo.
La Situación Ambiental de Venezuela:
El Problema del Manejo de Aguas Dulces
En Venezuela la mayor parte de la población y gran parte de la actividad industrial se
encuentra ubicada en regiones con pocas fuentes naturales de agua (dos tercios del agua
de nuestro país sin incluir el Edo. Amazonas se encuentra en los Edos. Bolívar y Táchira).
La conservación de los recursos existentes es de vital importancia para su efectiva
gerencia; sin embargo, la falta de políticas de conservación y uso eficiente son tan culpables
de la escasez de agua como lo es la concentración poblacional. Es en esta área donde la
mayor parte de los esfuerzos del gobierno se deben concentrar.
Uno de los principales problemas en el servicio del agua radica en las deficiencias del
proceso de cobro. En 1988, el INOS facturaba el 37% del agua consumida y cobraba el
71% de esa fracción. Las distorsiones que estos procesos generan se traducen en un
agotamiento de los recursos. No ha de sorprendernos que el consumo de agua potable en
Venezuela, de 440 litros per capita por día, sea dos veces mayor que la norma general
aceptada. Igualmente, la falta de cobro se traduce en interrupciones en el servicio y, en los
casos de algunas poblaciones, la ausencia absoluta del mismo.
Esta situación ha evolucionado en los últimos años con la regionalización y/o privatización
del servicio de agua en muchas localidades. En 1990, fue creada Hidroven (agencia federal
reguladora) y el servicio en si fue dividido en compañías independientes que procuran
elevar las tarifas para reflejar los costos. En estos momentos no poseemos información
acerca de como ha continuado este proceso, aunque sospechamos que si bien la
sinceración de tarifas fue efectiva en un comienzo, en los últimos años ha sido abandonada
y se ha perdido el terreno ganado. Hace falta una sinceración de tarifas considerando que
el servicio de agua es esencial para la salud. Una solución podría ser la creación de un
sistema de tarifas mediante el cual todos los usuarios tendrían acceso a un servicio mínimo
básico a partir del cual se implemente una tarifa creciente por intervalos de consumo.
Además de exceso de consumo, la región Norte de Venezuela presenta graves problemas
de contaminación de fuentes de agua. La extracción de petróleo, el procesamiento de
alimentos, las industrias textiles y las industrias pesadas de hierro y aluminio, son y han
sido actividades productivas altamente contaminantes en nuestro país. Los sistemas de
tratamiento de desechos tóxicos han sido implantados solo de manera parcial. Sin embargo,
aun cuando se instalasen los debidos sistemas de tratamiento de agua, hay contaminación
acumulada de muchos años que debe ser tratada con tecnología que resulta altamente
costosa. La asistencia de organizaciones internacionales y de los multilaterales es vital en
este aspecto, y debe ser perseguida.
Dado que los principales problemas de contaminación se encuentran en los Lagos de
Valencia y Maracaibo, a continuación señalamos algunos datos interesantes acerca de la
problemática de cada cuenca.
Lago de Valencia:
La concentración de industrias en un reservorio de agua sin salidas ni capacidad natural de
drenaje constituye el problema mas grave que afronta el Lago.
A pesar que más del 70% de las industrias aledañas al Lago han instalado plantas de
tratamiento, muchas no funcionan adecuadamente. Igualmente, el Lago continua
contaminado por los años de maltrato ecológico que han precedido estas medidas, por lo
que sin un proceso de "resucitación" del Lago, este podría estar efectivamente muerto antes
que termine el siglo.
La contaminación, la falta de drenaje y el exceso de afluencia (en 1978, el río Cabriales fue
desviado hacia el Lago) han hecho subir el nivel del Lago, lo cual amenaza a poblaciones,
industrias y cultivos cercanos a su orilla.
Lago de Maracaibo:
Principal contaminación proviene de la extracción y transporte del petróleo.
Desagües municipales e industrias (en especial las petroquímicas) contribuyen a la
contaminación del lago.
Solo un tercio de las industrias contaminantes poseen equipos de tratamiento de desechos.
El dragado del Canal para permitir el acceso de buques de gran calado desde el Golfo de
Venezuela ha contribuido con la salinización del Lago, dañando seriamente las actividades
pesqueras en la zona.
Cabe destacar que en las labores que se han acometido hasta ahora para sanear estas dos
cuencas, el Ministerio del poder popular pare el Ambiente ha recibido significativa asistencia
de parte de entes internacionales (la Comunidad Europea) y de organizaciones no
gubernamentales (ONG) regionales.
Claramente, la contaminación de las fuentes de agua es un problema típico de exceso en
el uso de contaminantes. Los incentivos económicos deben contribuir para bajar los niveles
de contaminación a un punto óptimo. En este sentido, una sugerencia seria implantar un
sistema de impuestos ambientales de acuerdo a la cuantía de contaminación. Asimismo,
deben imponerse multas y/o impuestos que desincentiven las actividades altamente
contaminantes y estimulen la sustitución por técnicas más ecológicas.
Problemas Relacionados con la Minería.
Las actividades de extracción de oro en la zona de Guayana han generado una significativa
contaminación de las aguas con mercurio. El uso del mercurio en una forma apropiada no
debería causar problemas ambientales y es una manera segura y efectiva de extraer oro.
Sin embargo, el uso indiscriminado del mismo afecta las fuentes de agua de las cuales se
nutren actividades agrícolas, ganaderas y de pesca. Como ejemplo, un estudio de peces
extraídos de la región de Guayana encontró que los niveles de mercurio en los hígados de
los mismos era siete veces mayor que el nivel aceptable. Para los humanos, el exceso de
mercurio es un problema grave que genera numerosas enfermedades cerebrales, motoras
y de la piel.
Son dos las causas principales de este fenómeno. La primera es la venta indiscriminada de
mercurio, tanto en Venezuela como en Brasil. La segunda proviene de la poca vigilancia
fronteriza que contribuye a la presencia de centenares de mineros ilegales que operan en
nuestro país sin reparo alguno por el daño ambiental que originan.
La prohibición de la venta del mercurio solo incrementaría el contrabando del mismo y no
solucionaría el problema. De nuevo, harían falta mecanismos de mercado (impuestos o
tasas) coordinados entre Venezuela, Brasil y Colombia, que eleven el precio del mercurio y
desestimulen su consumo hasta niveles racionales. Los ingresos que origine este impuesto
podrían utilizarse para la dotación de la frontera en las zonas mineras y así impedir
actividades económicas ilegales en nuestro territorio que dañen el ambiente. Quizás hasta
se podría lograr un proceso de saneamiento ambiental atacando las dos causas del mismo
y financiándose de modo propio.
El Problema de la Gerencia de Tierras
Las riquezas naturales de Venezuela se ponen de manifiesto en sus bosques. El 58% del
territorio nacional es boscoso. Venezuela tiene un gran potencial forestal, ya que más de la
mitad de los bosques están conformados por especies comerciables. Sin embargo, la
actividad forestal ha sido poco planificada hasta ahora. El 0.7% de nuestros bosques se
pierde anualmente y, aunque esta cifra esta por debajo del promedio regional, podría ser
aun mejor.
La causa primordial de la reforestación en Venezuela es la búsqueda de terrenos para la
cría de ganado, actividad que degrada a capa vegetal de los suelos rápidamente. La región
donde esto es mas frecuente es en el piedemonte andino. Por otro lado, la explotación de
los bosques con fines madereros ha carecido de visión de futuro. Igualmente, permisos de
explotación a corto plazo (a veces hasta de un ajo) han prevalecido en los últimos veinte
años, originando una explotación irracional de los bosques.
La disposición de desechos tóxicos y sólidos constituye asimismo un problema grave en
Venezuela. El déficit de rellenos para desechos se ha venido atacando en los últimos años
a nivel municipal y permitiendo la participación de ONG, lo cual ha dado excelentes
resultados. Esta es una señal de que, en el caso específico de recursos terrestres, hace
falta la colaboración de organizaciones locales que vigilen en cumplimiento de ordenanzas
y velen por el cumplimiento de metas ambientales específicas. En este sentido, el
conocimiento de los 'locales' acerca de las peculiaridades de cada región y los actores que
influyen sobre el ambiente hace que la actividad privada tenga mucho que aportar.
Delitos ambientales
Son las acciones que realizan las personas y las industrias que afectan gravemente los
elementos que componen los recursos naturales como el aire, el agua, el suelo, la fauna,
la flora, los minerales y los hidrocarburos están tipificados en nuestra legislación. Eso
significa que están descritas en las leyes como prohibidas y su violación trae como
consecuencia sanciones civiles y penales.
Las sanciones civiles están descritas en las leyes que establecen las acciones relativas a
la conservación, defensa y mejoramiento del ambiente prohibiendo aquellas que puedan
causar un daño. Las sanciones penales están descritas en la Ley Penal del Ambiente, que
tiene por objeto tipificar como delitos lo hechos que violen las disposiciones establecidas
como prohibidas en las leyes.
Las leyes que se deben conocer para distinguir y comprender cuando se está obrando en
contra del ambiente son, entre otras, la Ley Orgánica del Ambiente, la Ley Forestal de
Suelos y Aguas, Ley de Protección a la Fauna Silvestre, Ley de Minas, Ley de Pesca, Ley
de Diversidad Biológica, Ley de Conservación y Saneamiento de Playas y, para conocer
sobre los delitos, la Ley Penal del Ambiente.
Ejemplo de algunos delitos o daños ambientales
Contaminación del Rio Santo Domingo en el año 2005 por derrame de derivado de Crudo.
Proveniente de actividades realizadas por la empresa EDIMACA.
Deforestación de la Reserva de Ticoporo. Barinas.
Miles de peces muertos por contaminación de las aguas del Rio Cojedes, en Abril del año
en curso.
Las baterías de los celulares están entre las partes de manejo más delicado, pues contienen
metales como cadmio y níquel, que -de desecharse en sitios inapropiados- pueden
contaminar las fuentes de agua y llegar a ser consumidos por el ser humano a través de
plantas y animales.
Organismos encargados de la Defensa del Medio Ambiente
-Ministerio del poder popular para la defensa del Ambiente
Tiene como misión garantizar una mejor calidad de vida, mediante una gestión ambiental
transversal, rectora, ejecutora y normativa, del uso y conservación de los recursos naturales
promoviendo la participación de la sociedad para lograr el desarrollo sostenible.
A él se encuentran adscritas las siguientes instituciones, encargadas también de velar por
la protección de los derechos ambientales.
-Inparques (Instituto Nacional de Parques)
Es una Institución nacional rectora de las políticas públicas orientadas hacia la protección
y manejo del Sistema de Parques Nacionales, Monumentos Naturales y Parques de
Recreación, soporte esencial para un desarrollo con inclusión social y participación
comunitaria. A través de sus políticas Inparques garantiza el vínculo entre el ser humano y
la naturaleza, en la búsqueda de la felicidad suprema, en la sociedad socialista. Inparques
contribuye así al desarrollo nacional cónsono con la conservación del ambiente,
garantizando a las generaciones presentes y futuras los derechos fundamentales de la vida,
bajo principios de igualdad, garantizando a su vez la protección de las reservas de recursos
estratégicos para la soberanía, la seguridad territorial y la independencia.
-IGVSB (Instituto Geografico Nacional Simon bolivar)
Es un ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, que fue creado en el
año 2000, para prestar asistencia técnica, producir información, y generar productos de
índole geoterritorial en geografía, cartografía y catastro, para apoyar planes y proyectos en
la planificación del espacio, y otras diversas acciones que contribuyan con el desarrollo del
país.
-ICLAN (Instituto para el Control y la Conservación de la Cuenca Hidrográfica del Lago de
Maracaibo.)
Es Instituto Autónomo integrante de la Administración Pública Nacional, pero
descentralizado en su funcionamiento. Tiene por misión lograr el manejo sustentable y
racional de los recursos naturales del territorio de la Cuenca del Lago, entendido ésta como
una unidad político administrativa compuesta por los estados Zulia, Mérida, Táchira, Trujillo,
Falcón y Lara. El ICLAM diseña modos de interrelación y negociación entre las instituciones,
los organismos y las empresas participantes de la Cuenca, a través de la conformación de
una Red Interinstitucional, y adopta decisiones y operaciones internas que optimizan las
funciones estratégicas para esta gestión integral.
-HIDROVEN (Hidrológica Venezolana)
HIDROVEN fue constituida el 24 de mayo de 1990. Comenzó a funcionar conjuntamente
con diez Empresas Hidrológicas Regionales, teniendo como responsabilidad el desarrollar
políticas y programas en materia de abastecimiento de Agua Potable, Recolección y
Tratamiento de Aguas Servidas y Drenajes urbanos, así como el establecimiento de
directrices para la administración, operación, mantenimiento y ampliación de los sistemas
atendidos por cada una de sus Filiales.
ALCALDÍAS
El articulo 178, relacionado con las competencias del Municipio, en el numeral 4 reza lo
siguiente…"la protección del ambiente y cooperación con el saneamiento ambiental; aseo
urbano y domiciliario, comprendidos los servicios de limpieza, de recolección y tratamiento
de residuos y protección civil ".
Por otra parte el articulo 64 de La Ley Orgánica del Poder Publico Municipal, establece lo
siguiente: A los municipios les corresponde la protección del medio ambiente y de la
salubridad pública, el suministro de agua y el tratamiento de las aguas residuales, así como
el respeto y garantía de los derechos ambientales de los vecinos. Los municipios serán
convocados para que participen en la formulación de la política nacional o estadal en
materia ambiental.
La administración municipal tendrá a su cargo la gestión de la materia de los residuos
urbanos y de las aguas residuales, la intervención contra los ruidos molestos, el control de
las emisiones de los vehículos que circulen por el ámbito municipal, así como el
establecimiento de los corredores de circulación para el transporte de sustancias tóxicas o
peligrosas.
Articulo 66
A los municipios les corresponde la protección y defensa civil, la prevención y extinción de
incendios, la prevención y acción inmediata en caso de accidentes naturales o de otra
naturaleza, como inundaciones, terremotos, epidemias u otras enfermedades contagiosas,
conforme a la ley.
Artículo 67.
Las competencias de los municipios con población predominantemente indígena se
ejercerán con respeto a los usos y costumbres de cada comunidad.
Artículo 68
La ley estadal respectiva determinará los servicios públicos mínimos que cada Municipio
deberá prestar de manera obligatoria, atendiendo a su categoría demográfica y actividad
predominante, así como otros elementos relevantes. La prestación de los servicios de agua
potable, de recolección de basura, de alcantarillado de aguas servidas y pluviales, de
alumbrado público, de plazas y parques públicos, será obligatoria para todos los municipios.
Textos Jurídicos empleados en la defensa del ambiente
Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela.
Ley Orgánica del ambiente.
Ley Penal del ambiente.
Ley Orgánica del Poder Público Municipal.
Conclusión
Las actividades económicas desarrolladas por el hombre generan los bienes y servicios que
garantizan su bienestar social. Estas, cada día son más complejas y requieren del uso de
tecnologías más avanzadas, de forma tal que mantengan un alto nivel de productividad. Sin
embargo, muchas de esas actividades son fuente de contaminación, lo que constituye un
problema que afecta la vida sobre el planeta. En el país existen muchos casos de
contaminación, originados por las actividades económicas; por ejemplo: En la región capital
se encuentran industrias siderúrgicas, fabricas de cemento y de productos químicos,
vehículos automotores, cochineras, polleras, mataderos, todos ellos factores que generan
un alto nivel de contaminación.
Asimismo, es importante señalar la contaminación de los Lagos de Maracaibo y Valencia.
En este sentido, es de importancia la toma de conciencia de la comunidad sobre este grave
problema, con el fin de contribuir al control de la contaminación de su medio ambiente,
tomando las medidas pertinentes según cada caso.
El estado se ha encargado de crear una serie de institutos que procuran por el
mantenimiento de una política ambiental eficaz, con la finalidad de mejorar o detener un
poco el auge que se ha dado en los últimos años de daño ambiental, esto con el objetivo
de cumplir con lo establecido en el articulo 127 de la Constitución de la Republica
Bolivariana de Venezuela, así como tan bien de crear conciencia en cada uno de los
venezolanos para que día a día se genere un espíritu de amor y respeto por cada uno de
los recursos ambientales que nos rodean.
Desechos Sólidos en Venezuela

En Venezuela la presencia de desechos sólidos ha ido en continuo aumento,


encontrándose entre los países generadores de más basura per capita, 62% de origen
doméstico y 38% de origen industrial (BIOMA, 1991). Adicionalmente, cabe acotar la falta
de conocimiento del venezolano acerca del ambiente, ya que solo un 7% de una muestra
nacional (BIOMA, 1991), consideró la protección ambiental un tema prioritario. Según el
informe, el venezolano no analiza su comportamiento en relación con el estado del
ambiente y solo destaca como importantes a los problemas que afecten su entorno
inmediato (humo y basura) y aquellos que le son más tangibles por su efecto visual y por
estar asociados a un servicio público (aseo urbano).

Otra faceta del problema es que en Venezuela el crecimiento poblacional urbano no ha ido
acompañado por la infraestructura y las medidas necesarias para dar un destino adecuado
a la basura generada por la población, resultando que su difícil manejo es un problema de
salud pública en el ámbito urbano.

materiales_reciclaje2En Venezuela se estima que, en promedio, cada persona produce


850g de basura por día. Si se agregan los residuos de comercios, hospitales y servicios, la
cantidad aumenta en 25-50%, y alcanza hasta 1,2kg por persona/día (ADAN, 1999).

De los 338 municipios que existen en Venezuela, con sus diferencias regionales, físicas,
económicas y poblacionales, 89 poseen menos de 20000 habitantes, para un total de
1212401 habitantes, mientras los 6 municipios mayores agrupan 6921969 habitantes. Esto
da una idea de lo difícil que es establecer una estrategia, tanto para los municipios
pequeños que generan menos basura, como para la producida por los que superan el millón
de habitantes, pero que no presentan, en muchos casos, infraestructuras urbanas
adecuadas por ser áreas subintegradas.

Casi la totalidad de la basura producida en Caracas y las otras ciudades grandes del país
es finalmente dispuesta en rellenos controlados. El 80% de la basura en Venezuela
permanece a cielo abierto, y solo un porcentaje reducido es separada informalmente para
ser reciclada por algunas empresas. Las ciudades pequeñas generalmente planifican y
desarrollan sus sistemas de aseo urbano con soluciones locales. En cambio, las ciudades
grandes, densamente pobladas y urbanizadas, presentan problemas que sobrepasan los
límites municipales, como la escasez de áreas para la disposición final de la basura,
conflictos en el uso del terreno con la población establecida alrededor de las instalaciones
para el tratamiento y destino final, exportación de basura a municipios vecinos, basureros
que contaminan los escasos recursos hídricos, etc.

Solamente en Caracas se producen diariamente 4500ton de basura (Díaz-Zurita, 2000)


recolectadas, para el momento de este estudio, por tres empresas de aseo urbano que las
llevan al sitio de disposición final en el relleno sanitario La Bonanza. En zonas de hábitat su
integrado de Caracas, y en algunas poblaciones del interior del país, la basura no es
recogida toda, sino que parte de ella permanece fuera de las viviendas o es desechada en
sitios públicos, terrenos baldíos, orillas y cursos de agua. Las mayores dificultades de
recolección de basura se presentan en las áreas donde las condiciones topográficas hacen
imposible el acceso de camiones compactadores. Por ello, se instalan contenedores en
sitios estratégicos donde los habitantes pueden depositar sus desechos sólidos, para ser
luego vaciados y la basura trasladada a los botaderos correspondientes basurero
En Venezuela, la composición de la basura es similar a la de otros países, salvo por los
abundantes desechos de plástico. Asimismo, la composición de los desechos domésticos
es parecida en las distintas ciudades del país; destacándose altos niveles de plástico en
Caracas y Maracaibo, y de vidrio en Mérida (ADAN, 1999).

En líneas generales, los desechos domésticos contienen >50% de restos orgánicos. Según
la normativa vigente, los desechos sólidos de origen doméstico no clasificados como
peligrosos deben ser dispuestos en un relleno sanitario que cuente con recolección y
tratamiento de gases y lixiviados; sin embargo, la mayoría de los desechos se dispone en
sitios que no cumplen estas normas, como es el caso del relleno sanitario que sirve a la
ciudad de Caracas, donde se queman los gases y no se tratan los líquidos, tóxicos, que
resultan de la descomposición de la basura (IESA, 1998).

La solución al problema de la basura requiere un enfoque técnico integrado que incluya


todas las etapas del proceso, comenzando por la enseñanza de valores y comportamientos
adecuados y responsables de los ciudadanos.

Contaminación del agua

Desde hace muchos años, en Venezuela se han hecho análisis sobre la calidad de las
aguas. Pero recién en la década pasada se ha elaborado una planificación a largo plazo
para conocer el estado en que se encuentran los recursos hidráulicos nacionales.

De los estudios realizados surge que un gran número de cuencas hidrográficas, algunas de
ellas de gran importancia, están altamente contaminadas. Igualmente, los principales
sectores costeros cercanos a grandes ciudades y a centros de explotación petrolera
presentan altos índices de contaminación.

Las principales causas de tal contaminación son: 1) En el ámbito urbano, el sostenido


proceso de urbanización (que lleva a que en la actualidad el 82% de la población
venezolana viva en centros urbanos) y el crecimiento industrial, los cuales generan gran
cantidad de efluentes líquidos y desechos sólidos que van a parar a los cuerpos de agua,
especialmente los que se encuentran cerca de las grandes urbes. Hay que destacar que en
Venezuela hay relativamente muy pocas plantas de tratamiento de aguas industriales o
domiciliarias, por lo que éstas son vertidas en forma cruda en el mar o los ríos; y 2) En el
área rural, la contaminación es por causa del uso intensivo de fertilizantes y pesticidas
químicos.

Aunque no se han hecho estudios exhaustivos al respecto, se estima que también existe
un proceso sostenido de contaminación de las napas subterráneas, por la infiltración de
efluentes contaminantes dispuestos en la superficie.

Los principales focos de contaminación acuática son:

El Lago de Maracaibo, en el Estado Zulia, es el principal lago venezolano. Tanto este lago
como el Golfo de Venezuela presentan una grave situación a causa, fundamentalmente, de
la actividad petrolera y de las numerosas descargas industriales y domiciliarias. Además de
una considerable contaminación fecal, en algunas zonas del Lago de Maracaibo se han
detectado altas concentraciones de vanadio y mercurio.
La preocupación por la situación de deterioro del Lago de Maracaibo motivó la formulación
—actualmente en su fase inicial de ejecución— de un plan de ordenamiento y
descontaminación a mediano y largo plazo, que cuenta con el apoyo técnico y económico
de Canadá e Israel. En febrero de 1992 el Gobierno venezolano firmó el primer crédito para
saneamiento del Lago, por 31,6 millones de dólares, con la “Export Development
Corporation”, del Estado canadiense.

Además del Lago de Maracaibo propiamente dicho, en la región se encuentran afectados


los ríos Paraguachón, Táchira, Chama y Motatán.

El Lago de Valencia, en la región central, es el segundo en importancia del país y también


está altamente contaminado por las descargas industriales y domiciliarias, así como por los
contaminantes agroquímicos de la región. Presenta un proceso creciente de eutroficación.
Al igual que en el caso del Lago de Maracaibo, el de Valencia llegó a un grado de
contaminación tal que el Estado decidió formular un programa de recuperación a mediano
plazo, a un costo estimado de unos 160 millones de dólares. En el financiamiento y apoyo
técnico del programa participan la Comunidad Económica Europea y el Gobierno de Japón.

En la misma región central, presentan alta contaminación los ríos Tuy, que surte de agua a
Caracas, y el Guaire, que es una cloaca abierta de la capital.
En la región centro-occidental, los ríos Tocuyo y Aroa presentan altos grados de
contaminación. Igualmente, varios ríos de los llanos centrales y occidentales (Uribante,
Torbes, Turbio, Sarare, Nirgua, San Carlos, Pao y Guárico) presentan serios problemas de
contaminación.1
En la zona oriental, los ríos Guarapiche, Unare y Manzanares están altamente
contaminados, especialmente por descargas domiciliarias.
En la región sur-oriental se ha establecido que el río Caroní presenta altos niveles de
concentración de mercurio, debido a la actividad minera en su cuenca y en sus afluentes.
De acuerdo a estudios recientes, como el de la empresa Litos,2 se han encontrado
concentraciones de mercurio de hasta 3.670 ugr en el sedimento del río Caroní; es decir,
183 veces por encima de los niveles permisibles. Igualmente, se han detectado altas
concentraciones mercuriales en peces y en habitantes de la zona.
En las aguas costeras cercanas a grandes ciudades se encuentra un alto nivel de
contaminación por el vertido libre de aguas servidas y desechos industriales en el mar. Por
otro lado, las aguas marinas cercanas a centros de actividad petrolera (extracción,
refinación, embarque), petroquímica y de plantas termoeléctricas, presentan apreciable
contaminación.
Contaminación por basura y otros desechos sólidos

El acelerado proceso de urbanización venezolano —que culmina en la actualidad con un


82% de población urbana— y las características del proceso de consumo, han determinado
un crecimiento sostenido en la generación de desechos sólidos. Sin embargo, en el país no
existen rellenos sanitarios operados con normas técnicas. De acuerdo a María Teresa
Lembo, directora de la Dirección de Manejo de Residuos Sólidos y Desechos del Ministerio
del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (MARNR), lo que hay son vertederos
de basura, algunos de los cuales —muy pocos, por cierto— son manejados de acuerdo a
ciertos criterios técnicos, pero sin llegar a ser, propiamente, rellenos sanitarios.3

Como consecuencia de esa realidad, existe un sostenido proceso de contaminación por


basura y otros desechos sólidos. En la mayoría de las pequeñas ciudades y pueblos, los
desechos domiciliarios e industriales son depositados en cualquier vertedero a cielo abierto.

En Caracas y su zona metropolitana se generan diariamente alrededor de 4.500 toneladas


de basura diarias, con un promedio de 0,96 kilos por persona. Sin embargo estas cifras
tienen carácter tentativa ya que no existen estimaciones confiables para Venezuela.

Análisis de muestras de basura venezolanas han arrojado los siguientes datos sobre su
composición:
Desechos orgánicos: 35%
Papel-cartón: 30%
Vidrio: 8%
Textiles: 7%
Plásticos: 5%
Metales: 5%
Otros: 10%
De esos desechos, se recuperan a nivel nacional alrededor de unas 15 toneladas diarias
de plásticos y 750 toneladas diarias de papel-cartón. En este último caso la recolección
representa 58% del total de papel-cartón utilizado por la industria para reciclar. Sin
embargo, se observa una tendencia al aumento de la importación de desechos de papel-
cartón y una disminución de la recolección a nivel nacional.

La generación de basura en Venezuela presenta aspectos específicos generalmente poco


tratados a nivel público. Uno de ellos es la generación de unas setenta toneladas diarias de
desechos en los hospitales y clínicas privadas, con un alto porcentaje de ellos de un alto
potencial infeccioso. Aunque existen normas para el manejo de esa basura hospitalaria, se
sabe que, hasta ahora, no se cumplen cabalmente.

Por otro lado, existen graves problemas en la disposición de desechos tóxicos provenientes
de la industria. Se estima que, a nivel nacional, se generan diariamente unas 500 toneladas
de desechos tóxicos, sin que existan mecanismos apropiados para su procesamiento.

La contaminación por basura es apreciable en las zonas costeras, especialmente cerca de


las grandes ciudades.

Contaminación del aire

Aunque el problema no reviste la gravedad de Ciudad de México, Santiago de Chile o São


Paulo, en las grandes ciudades venezolanas se aprecia contaminación atmosférica.

La contaminación del aire se concentra en las siguientes regiones:


Area metropolitana de Caracas, debido a la gran concentración urbana e industrial. Los
principales contaminantes son el monóxido de carbono (68,4%), los hidrocarburos (28,6%)
y los óxidos de nitrógeno y (3%) partículas.
Cuenca del Lago de Valencia, por la alta concentración urbana e industrial.
Maracaibo y su área metropolitana, por alta concentración urbana e industrial.
Región de Ciudad Guayana, por alta concentración industrial.
Región costera oriental, debido a numerosas instalaciones industriales, especialmente
petroleras y cementeras.
En casi todas las regiones, el parque automotor juega un importante papel en el proceso
de contaminación atmosférica.

De acuerdo a datos recientes, la contaminación atmosférica del área metropolitana de


Caracas ha disminuido en los últimos años, gracias a un proceso de desconcentración
industrial y a un programa de reducción del contenido de plomo en las gasolinas, iniciado
en 1989.

Amenaza a la fauna silvestre

El acelerado proceso urbanístico e industrial y la expansión de una actividad agropecuaria


basada en el uso intensivo de la energía y los productos químicos, ha determinado la
intervención en numerosos ecosistemas naturales. Así, se han destruido bosques y secado
ríos y quebradas y se han contaminado amplios espacios.

Al destruir sus habitats se ejerce una fuerte presión sobre las poblaciones de animales,
ocasionando una disminución de sus miembros.

Paralelamente, se ha desarrollado la cacería comercial y deportiva, que es calificada como


el factor más destructivo de la fauna silvestre.

En la actualidad, se considera que hay unas 15 especies de mamíferos cuya población ha


disminuido y de las cuales varias están en peligro de extinción, por lo cual su caza está ya
sea prohibida o reglamentada. Entre ellos se encuentran el jaguar, el tigrito “cunaguaro”, la
nutria, el oso frontino, y el cachicamo gigante, los cuales están en peligro de extinción.

También hay ocho especies de aves y seis de reptiles seriamente amenazadas. En grave
peligro de extinción están la tortuga arrau, el caimán del Orinoco y el flamenco.
Aunque no existe aún una amenaza de extinción, ha habido una fuerte presión sobre las
poblaciones de babas (caiman crocodilus), delfines y chiguires o capibaras. En el caso de
las babas, la presión proviene de una tendencia a su sobreexplotación con fines de
exportación.

Igualmente, se han hecho denuncias, aunque no existen estudios al respecto, en relación


con la exportación ilegal de peces ornamentales y aves tropicales hacia los países del norte.

Destrucción de la vegetación natural

En Venezuela, aproximadamente la mitad del territorio está cubierto de algún tipo de


bosque, y se conocen unas 15.000 especies vegetales. Aproximadamente el 10% del
territorio nacional está en condición de área protegida. Por otro lado, se han detectado tres
grandes áreas poseedoras de ecosistemas únicos en el mundo.

Hay cuatro grandes formaciones de flora: de selva, de sábanas, de páramos y de desierto.


Como una formación específica de la selva, existen numerosos manglares.

La intervención en las formaciones de flora se hace para: agricultura itinerante (el “conuco”);
para explotación de madera; para desarrollo urbano; para construir vías de comunicación e
instalaciones sociales; y para uso ganadero y agrícola. Tal intervención se hace a través de
la tala y de la quema.

Pero también se produce un impacto algunas veces involuntario y otras intencional: la


quema. Cada año se devastan de esta manera decenas de miles de hectáreas en todo el
territorio.

Como consecuencia de la intervención humana, directa o indirecta, se calcula que en las


últimas décadas se ha deforestado el 32% de los espacios naturales del país,4 y el proceso
sigue su curso. Ello ocurre, incluso, en áreas protegidas.

Uno de los casos más graves es el de la reserva forestal de Ticoporo, a la que se le asignó
una extensión de 270.000 hectáreas en 1955. En la actualidad sólo quedan 187.000, de las
cuales 72.000 están ocupadas en actividades ajenas a la forestal. La principal afectación
de esta reserva ha sido para dedicar tierras a la reforma agraria (40.000 hectáreas en 1959
y 43.000 hectáreas en la década pasada).
Otra área que ha sufrido un gran impacto es la Amazonia venezolana. Su devastación se
debió a la explotación minera. Miles de pequeños mineros, tanto venezolanos como
extranjeros, despejan vastas zonas selváticas, modifican el curso de los cuerpos de agua y
utilizan mercurio para la explotación aurífera.

Recientes investigaciones demuestran que en Venezuela se encuentran desprotegidos 59


de los 137 tipos de vegetación existentes en el país —43% del total— y algunos de ellos se
encuentran en zonas de alta presión minera y de explotación maderera. Aproximadamente
el 32% corresponde a flora existente exclusivamente en determinadas zonas de Venezuela.

Efectos de los plaguicidas sobre la salud


Los plaguicidas entran en contacto con el hombre a través de todas las vías de exposición
posibles: respiratoria, digestiva y dérmica, pues estos pueden encontrarse en función de
sus características, en el aire inhalado, en el agua y en los alimentos, entre otros medios
ambientales.
Los plaguicidas tienen efectos agudos y crónicos en la salud; se entiende por agudos
aquellas intoxicaciones vinculadas a una exposición de corto tiempo con efectos sistémicos
o localizados, y por crónicos aquellas manifestaciones o patologías vinculadas a la
exposición a bajas dosis por largo tiempo.
Un plaguicida dado tendrá un efecto negativo sobre la salud humana cuando el grado de
exposición supere los niveles considerados seguros. Puede darse una exposición directa a
plaguicidas (en el caso de los trabajadores de la industria que fabrican plaguicidas y los
operarios, en particular, agricultores, que los aplican), o una exposición indirecta (en el caso
de consumidores, residentes y transeúntes), en particular durante o después de la
aplicación de plaguicidas en agricultura, jardinería o terrenos deportivos, o por el
mantenimiento de edificios públicos, la lucha contra las malas hierbas en los bordes de
carreteras y vías férreas, y otras actividades. 26
La toxicidad de los plaguicidas se puede expresar en cuatro formas, a saber:

Toxicidad oral aguda: se refiere a la ingestión "de una sola vez" de un plaguicida, que causa
efectos tóxicos en un ser vivo. Puede afectar tanto al manipulador como al resto de la
población expuesta, aunque el riesgo de ingerir en una sola dosis la cantidad
correspondiente a la DL 50 oral aguda sólo puede ocurrir por accidente, error, ignorancia o
intento suicida.
Toxicidad dérmica: se refiere a los riesgos tóxicos debidos al contacto y absorción del
plaguicida por la piel, aunque es menos evidente y sus dosis letales son siempre superiores
a las orales, es por eso que presenta mayor riesgo para el manipulador que para el resto
de la población.
Toxicidad por inhalación: se produce al respirar una atmósfera contaminada por el
plaguicida, como ocurre con los fumigantes, o cuando un ser vivo está inmerso en una
atmósfera cargada de un polvo insecticida o en pulverizaciones finas (nebulización,
rociamiento o atomización).
Toxicidad crónica: se refiere a la utilización de dietas alimenticias preparadas con dosis
variadas del producto tóxico, para investigar los niveles de riesgo del plaguicida, mediante
su administración repetida a lo largo del tiempo.9,11 Las alteraciones más importantes a
considerar son: problemas reproductivos, cáncer, trastornos del sistema neurológico,
efectos sobre el sistema inmunológico, alteraciones del sistema endocrino y suicidio.4,27-
29

También podría gustarte