Está en la página 1de 13

UNIVERSIDAD SAN CARLOS DE GUATEMALA

CENTRO UNIVERSITARIO DE OCCIDENTE


DIVISIÓN DE CIENCIAS JURÍDICAS
DERECHO CIVIL I
LIC. MARIO LAPARRA

ANALISIS JURIDICO LEY DE ADOPCIONES


DECRETO 77-2007

HENRY BONIFACIO ALVARADO RENOJ


CARNÉ 201230045
4TO SEMESTRE SECCION A

QUETZALTENANGO, 04 DE OCTUBRE DE 2019


ANALISIS JURIDICO LEY DE ADOPCIONES
DECRETO 77-2007

LA LEY DE ADOPCIONES, DECRETO 77-2007, QUE CUENTA CON 68


ARTICULOS, FUE PUBLICADA EL 20 DE DICIEMBRE DE 2007 Y PUESTA EN
VIGENCIA EL 31 DE DICIEMBRE DEL MISMO AÑO.

ANALISIS DOCTRINARIO

El Código Civil regula que la patria potestad sobre el hijo adoptivo la ejerce
únicamente la persona que lo haya adoptado, por lo tanto deja un vacío legal al no
establecer el derecho que le asiste a la madre biológica cuando su menor hijo es
adoptado por el cónyuge, de la misma forma regula que una de las causales de
pérdida de patria potestad se da cuando el hijo es adoptado por otra persona, el
problema es que en este cuerpo legal no se encuentra regulado el hecho que el
menor sea adoptado por el cónyuge de la madre biológica.

La Ley de Adopciones encuentra su fundamento legal desde la Constitución Política


de la República de Guatemala, toda vez que en el Artículo 44 Derechos
Inherentes a la persona humana, establece que la Constitución protege todos
aquellos derechos que si bien no estuvieren tácitamente expresos en la misma,
protege todos aquellos que le son inherentes a la persona humana, estando
entonces dentro de éstos los Derechos del niño y dentro de los cuales se encuentra
el derecho a poseer una familia; situación que protege el Estado con el fin de brindar
a la niñez desamparada una situación que le permite crecer dentro de condiciones
humanas de dignidad y le proporcione un desarrollo social adecuado.

Aunque la ley no lo establezca, el ejercicio de la patria potestad le sigue


correspondiendo a la madre biológica y al concretarse la adopción, también al padre
adoptivo, todo ello tomando en cuenta el ordenamiento jurídico que regula estas dos
instituciones y atendiendo al interés superior del adoptado.

Cabe hacer mención en un párrafo aparte que la presente ley fue creada para
proteger a la niñez de los vejámenes que para la coyuntura de ese entonces se
cometían contra la niñez, dado que eran abundantes las adopciones ilegales, el
robo de menores de edad, el tráfico de los mismos, etc. No obstante, existían
instituciones que se dedicaban al cuidado y protección de la niñez, pero al no haber
una ley y reglamento que establecieran con precisión el procedimiento y mecanismo
adecuado, eran constantemente vulnerados los derechos de la niñez. Para aquel
entonces se volvía sumamente difícil dar primacía al interés superior del niño frente
a cualquier otro, verbigracia un niño de 3 a 5 años que haya sido adoptado
ilegalmente, crea vínculos emocionales con los padres adoptivos y apartarlo de los
mismos significaba para él quitarle la figura de las personas que eran sus
protectoras, ya que para su edad no era posible que comprendiera tal situación y
fue una forma diferente de acceder a la maternidad y la paternidad.
Retomando el tema constitucional, el Artículo 46 Preeminencia del
Derecho Internacional, establece que los convenios y tratados internacionales
ratificados por el Estado de Guatemala tendrán preeminencia sobre el derecho
interno siempre que se trate de materia de Derechos Humanos, siendo pues el
derecho a la familia un derecho humano que le atañe a la niñez, el Convenio de La
Haya relativo a Protección del Niño y a la Cooperación en Materia de Adopción
Internacional, complementa la ley y le brinda la fuerza necesaria para que su
aplicación sea de carácter general y obligatoria.

ADOPCIÓN

“La adopción es un acto solemne, sometido a la aprobación de la justicia, que crea


entre dos personas relaciones análogas a las que resultaría de la filiación legítima”1.
Es previsto que el hecho de tomar como hijo propio al adoptado es un
acontecimiento muy importante en toda sociedad, por lo que debe llenarse ciertos
requisitos para que pueda ser autorizada.

LA ADOPCIÓN SE ORGANIZA SOBRE LAS SIGUIENTES BASES:

a. Sólo comprende a los menores (o, mejor, impúberes).

b. Es revocable, llegada la mayoría de edad del adoptado y dentro del año


siguiente.

c. Extingue los vínculos de parentesco con la familia de origen o consanguínea


del adoptado-salvo la subsistencia de la obligación alimentaria del adoptado
para con sus padres.

d. El vínculo que crea la adopción se limita al adoptante (o adoptantes, en cado


de tratarse de cónyuges), sin extenderse a los consanguíneos en línea recta
o colateral.

e. Por la revocación de la adopción, el adoptado vuelve a su familia de origen


como si la adopción no hubiera tenido lugar”.

OBJETO Y AMBITO DE APLICACIÓN DE LA LEY

El objeto de la ley es regular la adopción como institución de interés nacional


y sus procedimientos judicial y administrativo. Art. 1

NATURALEZA JURIDICA

La naturaleza jurídica de la adopción es que ésta constituye una institución


social de protección y de orden público tutelada por el Estado.
El Estado reconoce y garantiza en la Ley de Adopciones ciertos derechos y
garantías, como el derecho a la vida, a la familia, a un nombre a una identidad, una
nacionalidad, salud, integridad, seguridad física, emocional y económica; a la
educación, a conocer su origen e identidad cultural, a ser protegido y tutelado en el
seno familiar, en condiciones de igualdad y a no ser discriminado.

PROHIBICIONES

Entre las prohibiciones que establece la Ley de Adopciones, en su artículo


10 las más importantes son:

Obtener cualquier beneficio económico, material u otra clase indebidamente,


dicha prohibición aplica tanto como para los futuros adoptantes, para los padres
biológicos, personas, instituciones o autoridades que intervengan en el proceso de
adopción. A los padres adoptivos disponer de los órganos y tejidos del adoptado
para fines ilícitos. Que los potenciales padres adoptivos tengan cualquier tipo de
contacto con los padres del niño o cualquier persona que pueda influenciar en el
consentimiento de la persona. A las personas e instituciones que participan o
colaboran en un proceso de adopción, tener relación con las personas o entidades
que se dediquen al cuidado de menores declarados en estado de adoptabilidad.

En caso que se diere alguna de las prohibiciones que establece la ley, las
autoridades deben de suspender inmediatamente el expediente de adopción y esta
no será autorizada.

FINES DE LA ADOPCIÓN

Los fines de la adopción son:

 Solucionar problemas sociales, como, la falta de recursos de algunas familias


que no pueden sostener a sus hijos económicamente.

 Ofrecer una familia al menor que carece de ella, o que, teniéndola, ha violado
sus derechos; y por consiguiente este ha quedado en estado de
adoptabilidad.

 Otorgarle la oportunidad de ser padre a quien carece de descendencia.

 Cumplir con el artículo 35 del Decreto 77-2007 que establece, el niño sea
acogido por una familia, en virtud que no puede ser cuidado o reinsertado en
su familia biológica.
FINES LEGALES DE LA ADOPCIÓN

 Se le atribuye al adoptante la patria potestad de su hijo adoptado.

 Causa un vínculo de parentesco civil.

 Se le otorga la faculta al adoptado a usar el apellido del adoptante como


derecho.

 El adoptado pueda tener acceso a los derechos reconocidos por ley.

SUJETOS DENTRO DE LA ADOPCIÓN

 Los sujetos que intervienen en el procedimiento son los siguientes:

 El adoptante o adoptantes

 El adoptado (niño, niña, o mayor de edad)

 Los padres del adoptado, o la persona que ejerza la tutela, según los
establece el artículo 12 de la Ley de Adopciones Decreto 77-2007.

ADOPTANTE

De conformidad con la Ley de Adopciones, adoptante es la persona que por


medio de los procedimientos legales adopta una persona hijo de otra, con la
finalidad de otorgarle todos los derechos y beneficios que la Constitución Política de
la República de Guatemala otorga a los hijos biológicos.

El adoptante contrae deberes de educar, alimentar y puede contraerlos de


tipo sucesorio a favor del adoptado.

La Ley de Adopciones establece en su artículo 14, que el adoptante deberá


tener una diferencia de edad con el adoptado no menor de veinte años. Al igual
regula que el adoptante debe poseer cualidades morales y socioculturales; así como
aptitudes que permitan el desarrollo pleno del niño, niña o adolescente.

Es indiscutible que la persona debe de llenar ciertas condiciones tanto


morales como económicas idóneas para brindarle al adoptado un hogar donde
pueda desarrollarse como miembro de la familia.

Dicha ley, acepta como principio general que el adoptado debe ser menor de
edad, e hijo de otra persona.

Según lo establece el artículo 13 de la Ley de Adopciones: “Podrán adoptar


el hombre y la mujer unidos en matrimonio o en unión de hecho declarada de
conformidad con la legislación guatemalteca, siempre que los dos estén conformes
en considerar como hijo al adoptado. Podrán adoptar las personas solteras cuando
así lo exija el interés superior del niño.

ADOPTADO

Es la persona quien pasa ser hijo del adoptado, se le asigna una familia
adoptiva quien le debe proveer de todo lo primordial para tener una vida digna.

Según establece el artículo 12 de la Ley de Adopciones podrán ser


adoptados:

 El niño, niña o adolescente huérfano o desamparado.

 El niño, niña o adolescente que en sentencia firme se le haya declarado


vulnerado su derecho de familia.

 Los niños y niñas y adolescentes cuyos padres biológicos hayan perdido en


sentencia firme la patria potestad que sobre ellos ejercían.

 El niño, niña o adolescente cuyos padres biológicos hayan expresado


voluntariamente su deseo de darlo en adopción.

 Nuestra legislación establece como principio general, que el adoptado deber


ser menor de edad, e hijo de otra. Existe una excepción establecida en el
artículo 12 de la Ley de Adopciones el cual regula que se podrá legalizar la
adopción de mayor de edad con su expresa su consentimiento.

FUNCIONES DEL CONSEJO NACIONAL DE ADOPCIONES

Entre las funciones más importantes del Consejo Nacional de Adopciones


son:

 Asegurar la protección de los niños y adolescentes en proceso de adopción

 Promover la adopción nacional, con prioridad en los niños institucionalizados

 Asignar a cada niño en proceso de adopción la familia adecuada de acuerdo


a su interés superior

 Confirmar que los candidatos para una adopción internacional son idóneos
de acuerdo con la legislación guatemalteca

 Recibir el consentimiento de los padres biológicos, previo asesoramiento


legal.

Según establece el artículo 23 de la Ley de Adopciones las funciones del


Consejo Nacional de Adopciones son las siguientes:
 Asegurar la protección de los niños, niñas y adolescentes en proceso de
adopción.

 Promover la adopción nacional, con prioridad en los niños institucionalizados.

 Asignar a cada niño en proceso de adopción la familia adecuada de acuerdo


a su interés superior.

 Reunir, conservar e intervenir información relativa a la situación del niño y de


los futuros padres en la medida necesaria, para realizar el proceso de
adopción.

 Reunir y conservar la información sobre los orígenes del niño, principalmente


su identidad y la de sus padres, su historial médico y el de sus padres,
garantizando el acceso a la mencionada información.

 Velar por los niños en estado de adoptabilidad que ingresen a los hogares de
protección y abrigo o al programa de familias temporales del Estado, quienes
previa autorización judicial a solicitud de la Autoridad Central, podrán ser
ingresados a entidades de abrigo privadas que se encuentren debidamente
registradas y autorizadas de conformidad con esta ley.

 Mantener un registro actualizado de los niños vulnerados en su derecho de


familia y de la institución donde se encuentran en resguardo.

ESTRUCTURA DEL CONSEJO NACIONAL DE ADOPCIONES

Para el cumplimiento de sus funciones tiene diferentes dependencias, el


equipo multidisciplinario regulado en el Artículo 24 de la Ley de Adopciones Decreto
77- 2007, como una unidad de la autoridad central que asesora las actuaciones en
los procesos de adopción para que estos se realicen de conformidad con la ley, con
transparencia, ética, cumpliendo estándares internacionalmente aceptados;
debiendo para el efecto prestar asesoría a los padres biológicos, a los padres
adoptantes y los familiares del niño, así como a las instituciones o autoridades cuyo
consentimiento sea necesario para el proceso de adopción.

Es importante observar el trabajo que desarrolla el Consejo Nacional de


Adopciones ya que entre sus funciones vela por el bienestar de los menores en
proceso de adopción, promueve la adopción nacional ante la adopción
internacional. Como autoridad central tiene como objetivo seleccionar la familia
idónea para el niño que le brinde un hogar donde pueda crecer con amor.

En referencia al ámbito de las reformas realizadas al Decreto ley 106 Código Civil,
a partir de la vigencia de la nueva ley que rige las adopciones, estas se aplican a
los siguientes artículos:
a. Artículo 228, el cual queda así: “Todos los actos relativos a la adopción se
regirán por la Ley de Adopciones”. En este instrumento legal encontramos
unificado el procedimiento para la aprobación de las diligencias necesarias
para poder adoptar a un niño.

b. Artículo 435, el cual queda así: “La adopción será inscrita en un libro especial
de acuerdo a lo establecido en la ley de adopciones”. El registro de cada
proceso es muy importante porque con ello se llevará un mejor control del
destino de cada niño y de su evolución tanto afectiva como educativa.

c. Artículo 1076, el cual queda así: “Los hijos biológicos o adoptivos, heredan a
sus padres por partes iguales, más no conservan los derechos sucesorios
con su antigua familia”. No existe diferencia entre los hijos en ningún sentido
y prueba de ello es que se trata de proteger a los menores no solo en el
sentido social sino también en lo que respecta a los derechos hereditarios.

En materia de derogatorias, la Ley de Adopciones se aplica a los siguientes


artículos:

a. En dicho cuerpo legal se estipula que se derogan todas las disposiciones que
se opongan a la misma y específicamente el capítulo VI del Título II del libro
I que comprende los Artículos del 229 al 251 y el Artículo 309 del Código
Civil, los cuales regulaban todo lo relativo al procedimiento y efectos de la
adopción.

b. De la misma forma fueron derogados los Artículos: 28 relativo a la


formalización de la adopción ante notario; 29 regulaba la solicitud; 30
inventario; 31 los requisitos para el tutor; 32 audiencia a la Procuraduría
General de la Nación y 33 que regía la escritura pública por la cual concluían
las diligencias voluntarias de adopción. Todos los mencionados artículos
pertenecientes a la Ley Reguladora de la Tramitación Notarial de Asuntos de
Jurisdicción Voluntaria Decreto número 54-77 del Congreso de la República.

Efectos de la adopción

En cuanto a los efectos que se suscitan en relación al parentesco tenemos los


siguientes:

a. Al concluir el procedimiento de adopción el solicitante toma como hijo suyo


al menor iniciando así una nueva vida con miras hacia un mejor futuro.

b. El adoptante adquiere la patria potestad sobre el menor adoptado, por lo cual


como consecuencia todos los derechos y obligaciones que de ella se deriva.

c. El parentesco civil derivado de las diligencias de adopción entre el solicitante


y el menor, no se extiende a los parientes de uno u otro; sin embargo, la ley
establece que el menor adoptado y los hijos del adoptante, deben ser
considerados, tratados y presentados ante las relaciones sociales como
hermanos, pero entre ellos no existe derecho de sucesión recíproca.

d. Como consecuencia de que el solicitante toma como hijo propio al menor,


éste adquiere el derecho a usar su apellido.

El convenio relativo a la protección del niño y a la cooperación en materia de


adopción internacional consta de 54 artículos y entre sus objetivos se encuentran:

a. Establecer salvaguardias para garantizar que las adopciones internacionales


tengan lugar con el respeto de sus derechos fundamentales reconocidos en
el derecho internacional.

b. Establecer un sistema de cooperación entre los Estados contratantes a


asegurarse que esas salvaguardias se respeten y por lo tanto impedir el
secuestro, venta o trata de niños.

c. Para proteger y garantizar el reconocimiento de los Estados contratantes en


los procesos realizados de conformidad con la convención.

Sección de consultoría: Esta sección tiene a su cargo la función de asesoría y


consultoría de los órganos del Estado y entidades estatales. Entre esas funciones
se puede mencionar las siguientes:

a. Debe revisar los dictámenes jurídicos, los cuales son emitidos por las
asesorías jurídicas de las diversas dependencias del Estado.

b. Cuando, algún administrado interponga algún medio de impugnación,


haciendo uso de su derecho constitucional, contra resoluciones, dictadas por
alguna entidad del Estado, ya sea centralizada, descentralizada o autónoma,
debe evacuar las audiencias pertinentes.

c. Cuando alguna entidad del Estado carezca de asesoría jurídica, debe emitir
el respectivo dictamen, analizando cada uno de los aspectos, del asunto
sometido a su conocimiento.

d. Evacuar las audiencias necesarias, en aquellos casos en que la ley ordene


oír a esta institución, de conformidad con el mandato que ejerce.

e. Debe revisar los tratados y convenios internacionales, a efecto de velar por


los derechos del Estado.

f. En los contratos de préstamo suscritos con organismos internacionales


deberá emitir su dictamen.

g. Cuando el procurador, deba emitir mandatos otorgados a otros funcionarios,


le corresponde a la sección de consultoría la revisión de las minutas que
contienen estos mandatos.

Sección de procuraduría: El jefe de dicha sección es el Sub-procurador General de


la Nación cumpliendo las funciones asignadas al Procurador General de la Nación.
Esta sección es la encargada de velar por el cumplimiento de la ley en los
expedientes correspondientes a las siguientes materias:

a. Herencias.

b. Titulaciones supletorias.

c. Rectificaciones de las partidas del Registro Nacional de las Personas.

d. Asuntos relacionados con asientos de partidas de nacimiento y reposiciones.

e. Anteriormente también le correspondían los expedientes de adopciones,


pero con la ley que regula esta materia, esta función pasa a formar parte del
Consejo Nacional de Adopciones; y a la Procuraduría general de la Nación
solo le compete la representación de aquellos menores, incapaces o adultos
mayores, que carezcan de ella.

f. Nombramientos de tutores y protutores.

g. Interdicciones y otros expedientes de jurisdicción voluntaria.

Abogacía del Estado área de lo contencioso administrativo: Entre sus funciones se


encuentran las siguientes:

a. El estudio de diversos temas de derecho administrativo

b. Consulta y análisis de leyes, reglamentos y resoluciones.

c. Representa al Estado en todas las contiendas derivadas de controversias por


actos y resoluciones de la administración pública, así como también de las
entidades descentralizadas y autónomas.

d. Interviene cuando un contrato, acto o resolución, haya sido declarado lesivo


para los intereses del Estado.

Abogacía del Estado área laboral: Entre las funciones principales de esta área se
tiene las siguientes:
a. Representa al Estado, en aquellos juicios en los cuales se ventilan
controversias laborales. Cuando le corresponde al mismo demandar, en los
casos en que tenga interés, igualmente cuando, es el objeto de esta.

b. Como representante del Estado, puede ser sujeto activo o pasivo en juicios
ordinarios laborales, de lo que es importante establecer que, no puede dejar
de pronunciarse al respecto.

c. Interviene en conflictos colectivos de carácter económico, social o jurídico.


En el caso de que éstos sean planteados por organizaciones sindicales, las
que están integradas por trabajadores del sector público.

d. El Estado al ser demandado, ya sea de forma individual o colectiva, es


obligación de esta área defender los intereses del mismo realizando las
acciones procesales pertinentes. Para lo cual cuenta con varios abogados
encargados de esta función.

La Ley de Adopciones, que es la que actualmente regula el proceso de adopción en


Guatemala, no regula, quién debe ejercer la representación legal del niño adoptado,
en el caso que sea el cónyuge de la madre, el que inicia las diligencias, de lo cual
se deduce que la misma les corresponde a ambos, en igualdad de condiciones.