Está en la página 1de 28

Estrategias educativas para la inclusión de niños con TEA en el aula

UNIDAD 1

UNIDAD 1 Trastornos
del espectro del
Autismo
 Trastornos del Espectro del
Autismo (TEA). Historia y
clasificación actual
 Características definitorias de
los TEA
 Teorías explicativas

Para comenzar reflexionando


por Seila Ramos, Judith León y Gisela Neira
5

Antes de empezar a hablar de los Trastornos del Espectro del Autismo o de las personas con TEA nos gustaría
comenzar hablando de Pablo. Pablo es un niño de 9 años, vive junto a sus padres y hermana en la ciudad de Puerto
Madryn, acude 3er grado de una escuela pública. A Pablo le gustan mucho los autos, las papas fritas, treparse a
diferentes objetos, jugar en la plaza y saltar en los charcos. Tiene grandes habilidades motoras y una gran memoria
visual, no presenta lenguaje oral aunque maneja imágenes para comunicarse, Pablo, tiene un diagnóstico de TEA.

Así como comenzamos hablando de Pablo, podríamos hacerlo de muchos otros niños, adolescentes o adultos….de
personas con TEA u otras discapacidades.
-Qué, Zoila ¿recordando otros tiempos? ella para convertirse en objeto de análisis, curiosidad, como un ejemplar extraño
-Sí, mira, este niño con cara de pícaro se de exploración, de estudio. ('mira, ahí va…')pero sin establecer
llamaba Jorge. ¿Se llamaba? ¿Le pasó algo? En la Bienal de Venecia de 1972 el artista comunicación con él. Eso es convertirle en
-Bueno, es que ahora es un TGD. ¿…? italiano Gino de Domenicis expuso al espectáculo. Al deficiente mental se le
-Sí, bueno, lo hacen para abreviar lo de público una obra en la que exhibía a una somete a toda clase de exploraciones
Trastorno Generalizado del Desarrollo, una persona con síndrome de Down sentada con médicas y psicológicas para dar luego un
categoría donde se incluye el autismo y un letrero colgado al cuello, contemplando diagnóstico, pero sin entablar una relación
otros trastornos similares. ¿Ves este otro? una piedra, una esfera y un cubo imaginario. humana con él. Sigue siendo entonces
Se llamaba Daniel, hora es un X-Frágil. En relación con este hecho, que, como te objeto de espectáculo, del espectáculo todo
Dicen cuando hablan de él, 'hay un X-Frágil puedes suponer, desencadenó un gran lo científico que se quiera, pero todavía
en mi centro que…', o, cuando se refieren a escándalo, Alfredo Fierro, que forma parte degradante, de una medicina y una
Jorge, 'no es extraño, como es TGD…' esencial de la historia de FEAPS, escribió psicología concebidas como métodos de
Antes tenían nombre, ahora tienen etiqueta. hace ahora treinta años estas palabras: “Ir al diagnóstico más que como medios de
A Jorge y a Daniel no les gusta y a mí fondo del asunto es dejar sentada la comunicación y de tratamiento”.
tampoco, pero casi ya hasta sus padres lo siguiente afirmación: siempre que a un Y es que esa acción tan sutil de
dicen, cuando van a una reunión en el centro hombre se le mira como simple objeto de “quitar” el nombre a una persona es también
y charlan con otros padres: 'es que mi hijo curiosidad, sin establecer verdadera generar un degradante espectáculo. Eso sí,
es TGD, como el tuyo es Down no tienes comunicación con él, se le está convirtiendo de Domenicis siempre se refirió a la persona
ese problema…' en objeto de espectáculo, en pieza de zoo… que colaboró en su obra por su nombre:
No entiendo cómo no nos damos cuenta de Al deficiente mental la gente lo mira con señor Paolo Rosa.
que suplantar el nombre por la etiqueta es Y recuerda, Zoila, que la Convención de los
convertir en objeto a la persona, deja de ser Derechos de la Infancia dice que todo niño
Javier Tamarit, Nombre. tiene derecho desde que nace a un nombre.
Revista Voces n° 363
Estrategias educativas para la inclusión de niños con TEA en el aula
UNIDAD 1

Debemos pensar en Pablo como un niño que, como cualquier otro, tiene determinadas características, destrezas y
debilidades, así como su propia forma de aprender. Si lo vemos a Pablo y sus características en lugar de ver a un
niño con TEA, podemos pensar qué necesidades educativas puede tener, cuál es su estilo de aprendizaje y que
apoyos necesita de nuestra parte para poder lograr aprendizajes significativos.

En este módulo, de forma intencionada, comenzamos hablando de Pablo y de Jorge para después comenzar a
hablar de las características de las personas con TEA, para no olvidarnos que muchos niños y niñas como Pablo y
Jorge tienen un diagnóstico de TEA, pero que por encima de todo son personas.

Un poco de Historia: de los orígenes a la actualidad


A finales de la década de 1930, Leo Kanner, psiquiatra austriaco que residía en Estados Unidos, detectó las
similitudes de once niños y niñas y escribió el artículo que ha dado origen al conocimiento actual sobre los
Trastornos del Espectro del Autismo (TEA). Kanner en este artículo hace una descripción muy detallada y
minuciosa de las características de estos niños, desde un enfoque de objetividad, sin prejucios ni juicios de valor.
Lo que hace que siga siendo un artículo de gran validez todavía en la actualidad.
Veamos algunos extractos de lo que este psiquiatra escribió en 1943 sobre los casos en el que detectó esas
peculiaridades:

Caso 1 natal. «Su familia le estimuló a aprender y que Donald incluso no llegó a prestar
A Donald T. se le vio por primera vez en recitar poemas cortos, e incluso se aprendió ninguna atención a toda la parafernalia que
octubre de 1938, a la edad de cinco años y el Salmo XXIII y veinticinco preguntas y rodea a Santa Claus.
un mes. Antes de que llegara la familia respuestas del Catecismo Presbiteriano». Parece estar autosatisfecho. No muestra
desde su ciudad natal, el padre envió una Los padres observaron que «no estaba ninguna reacción aparente cuando se le
historia escrita a máquina de 33 páginas aprendiendo a hacer preguntas ni a acaricia. No observa el hecho de si alguien
que, aunque estaba llena de muchos responderlas, a no ser que las preguntas y va o viene, y nunca parece contento de ver a
detalles obsesivos, era una muestra respuestas pertenecieran a rimas o cosas por su padre, a su madre, o a cualquier
excelente del pasado de Donald. Donald el estilo y, a menudo, no preguntaba más que compañero de juego. Parece encerrado en
nació a término el 8 de Septiembre de con palabras aisladas». Su pronunciación era su concha y vivir dentro de sí mismo. (…)
1933. Pesó casi 3 Kg. Fue alimentado con clara. Llegó a interesarse por las A los dos años «desarrolló la manía de hacer
pecho materno y alimentación ilustraciones «y muy pronto sabía un número girar bloques, cazuelas y otros objetos
suplementaria hasta el final del octavo excesivo de láminas de una serie de la redondos». Al mismo tiempo, manifestaba
mes; hubo frecuentes cambios de fórmulas. Enciclopedia Compton». Conocía los rechazo a los vehículos autopropulsados,
«La comida», dice el informe, «siempre ha retratos de los presidentes y «conocía la como Taylor-tots, triciclos y columpios.
sido un problema con él. Nunca ha mayoría de los retratos de sus antepasados y Todavía le dan miedo los triciclos, y parece
mostrado un apetito normal. Ver a los parientes por ambas ramas de la familia». que le entra casi pánico cuando se le obliga a
niños comiendo dulces o helados nunca le Rápidamente se prendió el alfabeto entero montar en ellos, en ese momento intentará
ha supuesto una tentación». La dentición «tanto hacia delante como hacia atrás», y a agarrarse a la persona que le está ayudando.
se desarrolló satisfactoriamente Anduvo a contar hasta 100. (…)
los 13 meses. Observaron muy pronto que estaba más feliz En agosto de 1937, ingresaron a Donald en
A la edad de un año «podía tararear y cantar cuando se le dejaba solo, casi nunca lloraba un preventorio de tuberculosis para
muchas tonadillas correctamente». Antes de para pedir ir con su madre, no parecía notar proporcionarle «un cambio de ambiente».
cumplir los dos años, tenía «una memoria el regreso de su padre a casa, y le eran Mientras estuvo allí, no mostró «inclinación
inusual para las caras y los nombres, sabía indiferentes las visitas de los familiares. El a jugar con otros niños, ni a hacer las cosas
los nombres de muchas casas» en su pueblo padre resaltaba especialmente el hecho de en las que normalmente los chicos de su
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 3
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

edad están interesados». Ganó peso, pero eso, reiré y sonreiré"». Y su madre tenía que Le trajeron de nuevo a reconocimiento en
desarrolló el hábito de agitar la cabeza de aceptarlo porque si no chillaba, gritaba y mayo de 1939. Su atención y concentración
lado a lado. Continuó haciendo girar objetos, ponía en tensión todos los músculos del habían mejorado. Mostraba mejor contacto
y saltaba extasiado mientras los veía girar. cuello. Esto sucedía durante todo el día por con el entorno, y algunas reacciones directas
Presentaba una abstracción mental que le una cosa u otra (…) ante personas y situaciones. Manifestaba
hacía olvidarse por completo de todo lo que Parecía estar siempre repitiendo como un malestar cuando se le contrariaba; reclamaba
le rodeaba. loro lo que había oído que le decían en un los premios prometidos y evidenciaba su
Parece estar siempre pensando y pensando, momento u otro. Utilizaba los pronombres contento si se le alababa.
y para atraer su atención casi se requiere personales para las personas a las que estaba En el Child Study Home fue posible obtener,
romper una barrera mental entre su citando, imitándoles incluso la entonación. a base de insistir constantemente, cierta
conciencia interna y el mundo exterior. Cuando quería que su madre le quitara el aceptación de la rutina diaria y cierto grado
(…) zapato, decía: de manejo correcto de los objetos. Pero
Durante la observación inicial, y en un «Quítate el zapato». Si quería bañarse, decía: todavía seguía escribiendo letras en el aire
estudio de dos semanas realizado por los «¿Quieres bañarte?». Las palabras tenían con los dedos, exclamando palabras - «punto
doctores Eugenia S. Cameron y George para él un significado específicamente literal y coma»; «mayúscula»; «doce, doce»;
Frankl en la Child Study Home de e inflexible. Parecía incapaz de generalizar, «Muerto, muerto»; «»podría poner una
Maryland, se obtuvo el siguiente cuadro: de transferir una expresión a otro objeto o comita o punto y coma» -, masticando papel,
Había una marcada limitación de actividad situación similares. (…) poniéndose comida en el pelo, tirando libros
espontánea. Deambulaba sonriendo, La palabra «sí» significó durante mucho a la taza del W.C., metiendo una llave en el
haciendo movimientos estereotipados con tiempo que quería que su padre le subiera a desagüe, subiéndose encima de la mesa y del
sus dedos, cruzándolos en el aire. hombros. Esto tenía un origen definido. Su escritorio, cogiendo rabietas, riéndose y
Balanceaba la cabeza de lado a lado, padre, tratando de enseñarle a decir «sí» y murmurando autísticamente. Se apoderó de
susurrando o murmurando la misma «no», una vez l preguntó: «¿Quieres que te una enciclopedia, aprendió unas quince
tonadilla de tres notas. Hacía girar con gran suba a hombros?». palabras del índice, y anduvo repitiéndolas
placer cualquier cosa de la que pudiera Don expresó su acuerdo repitiendo la una y otra vez. Se prestó ayuda a su madre
apoderarse para tal fin. Tiraba objetos al pregunta literalmente, de forma ecolálica. Su para que intentara desarrollar su interés y
suelo, y parecía deleitarse con los ruidos que padre le dijo: «Si quieres que lo haga, di participación en situaciones de la vida
producían. Ordenaba bolitas, palitos o "sí"; si no quieres, di "no"». Don dijo «sí» al cotidiana.
bloques en grupos de diferentes series de ser preguntado, pero a partir de entonces, Lo que sigue son extractos de cartas
colores. Cuando terminaba una de estas «sí» pasó a significar que deseaba que le enviadas posteriormente por la madre de
actividades, chillaba y saltaba. subieran a los hombros de su padre. Donald:
Aparte de esto, no mostraba ninguna No prestaba atención a las personas que le Septiembre, 1939. Sigue comiendo,
iniciativa, y requería instrucciones rodeaban. Cuando entraba en una habitación, lavándose y vistiéndose solo, únicamente
constantes (de su madre) para realizar no tenía en cuenta a la gente e con mi insistencia y ayuda.
cualquier actividad distinta de las pocas en inmediatamente se dirigía a los objetos, Está volviéndose habilidoso, construye casas
las que estaba absorto. sobre todo hacia los que podían ser girados. con bloques, dramatiza historias, intenta
La mayoría de sus acciones eran (…) lavar el coche, riega las flores con la
repeticiones, llevadas a cabo exactamente de Tras su regreso a casa, la madre envió manguera, juega a las tiendas con
la misma forma en la que se habían realizado informes periódicos sobre su evolución. comestibles, trata de cortar dibujos con las
en un principio. Aprendió rápidamente a leer con fluidez, y a tijeras. Aún ejercen los números gran
Si hacía girar un cubo, siempre tenía que tocar melodías sencillas en el piano. atracción sobre él.
comenzar con la misma cara en la parte Comenzó, cuando se podía captar su Aunque su juego está mejorando de forma
superior. Cuando ensartaba botones, siempre atención, a responder a preguntas «que clara, nunca ha hecho preguntas acerca de la
los ordenaba en una cierta secuencia que no requerían un sí o un no por respuesta». gente y no muestra interés en nuestras
tenía una regla determinada, pero que resultó Aunque en alguna ocasión empezó a hablar conversaciones. . . . .
ser el orden que utilizó su padre al de sí mismo como «yo» y de la persona a la Noviembre, 1939 [un director de escuela,
enseñárselo por primera vez. que se dirigía como «tu», continuó durante amigo de la madre, había accedido a admitir
Tenía también innumerables rituales bastante tiempo con la inversión pronominal. a Donald en el primer grado de su escuela].
verbales recurrentes a lo largo del día. Cuando, por ejemplo, en Febrero de 1939, El primer día les resultó muy difícil, pero ha
Cuando deseaba bajarse de la cama, después tropezó y estuvo a punto de caerse, dijo de sí mejorado mucho día a día. Don es mucho
de una siesta, decía, «Boo [su palabra para mismo: « No te has caído». Expresaba más independiente, quiere hacer muchas
llamar a su madre], di "Don, ¿quieres perplejidad ante las inconsistencias del cosas por sí mismo. Sigue la fila
bajar?"». Su madre le complacería, y Don deletreo: «bite» debería ser deletreado correctamente, contesta cuando se le llama,
diría: «Ahora di "Bien"». La madre lo haría «bight» para corresponderse con el deletreo y es más dócil y obediente.
y Don se bajaba. A la hora de comer, de «ligth»2. Podía pasarse horas escribiendo Nunca cuenta voluntariamente ninguna de
repitiendo algo que obviamente se le había en la pizarra. Su juego se volvió más sus experiencias en el colegio, y tampoco
dicho a menudo, decía a su madre, «Di imaginativo y variado, aunque todavía era pone pegas para ir....
"cómelo o no te daré tomates, pero si no te bastante ritualista. Noviembre, 1939. He visitado su clase esta
lo comes, te daré tomates"» o «Di "Si bebes mañana y me ha sorprendido ver lo bien que
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 4
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

cooperaba y respondía. Estaba muy callado En abril de 1941 trajeron a Donald para otro rapidez a alguna otra pregunta o
y tranquilo, y escuchaba lo que la profesora reconocimiento. Ignoró la invitación a entrar requerimiento, pero enseguida volvía al
estaba diciendo aproximadamente la mitad en el despacho, pero se dejó guiar mismo tipo de conducta. Muchas de sus
del tiempo. No chilla ni corre por ahí, sino complacido. Una vez dentro, ni siquiera respuestas eran metafóricas, o peculiares en
que se sienta en su sitio como los demás lanzó una mirada a los tres médicos algo. Cuando se le pidió que restara cuatro
niños. La maestra comenzó a escribir en la presentes (a dos de ellos los recordaba bien de diez, respondió: «Dibujaré un hexágono».
pizarra. Esto atrajo inmediatamente su de sus visitas anteriores), sino que Era aun extremadamente autista. Su relación
atención. Ella escribió: Betty puede dar de inmediatamente se dirigió al escritorio y con los demás se había desarrollado sólo
comer a un pez. anduvo manipulando papeles y libros. Al para pedir ayuda o información. Incluso este
Don puede dar de comer a un pez. principio, contestaba a las preguntas con una tipo de contacto cesaba en el momento en
Jerry puede dar de comer a un pez. respuesta estereotipada, «No sé». que se le decía o daba lo que había
Cuando le llegó su turno, se levantó y rodeó Después, se procuró papel y lápiz y dibujó y solicitado.
su nombre con un círculo. Luego dio de escribió páginas y páginas, llenándolas de Una carta de su madre afirmaba en octubre
comer a un pececillo de colores. letras del alfabeto y unos pocos dibujos muy de 1942:
A continuación, se dio a cada niño el libro sencillos. Dispuso las letras en dos o tres Don todavía se muestra indiferente ante
de lectura de la semana, lo abrió por la líneas, leyéndolas en vertical en vez de en mucho de lo que le rodea. Sus intereses
página correcta, siguiendo las instrucciones sucesión horizontal, y estaba muy contento cambian a menudo, pero siempre está
de la profesora, y leyó cuando ésta le mandó. con el resultado. Ocasionalmente hacía de absorto en alguna clase de asunto tonto o
También contestó a una pregunta sobre los forma espontánea una afirmación o sin relación. Su rigidez mental es aún muy
dibujos. Varias veces, cuando estaba pregunta: «Voy a quedarme durante dos días marcada, quiere deletrear las palabras tal y
contento, dio saltos y una vez agitó la cabeza en el Child Study Home». Más tarde dijo, como suenan, y pronunciar las letras de
al responder.... «¿Dónde está mi madre?». forma consistente. Recientemente he
Marzo, 1940. La mejora más importante que «¿Por qué la quieres?», le preguntamos. conseguido que Don haga algunas tareas
noto es su conciencia de las cosas que le «Quiero abrazarla por el cuello». domésticas para ganar dinero con el que ir
rodean. Habla mucho más y hace bastantes Utilizaba los pronombres adecuadamente, y al cine. Ahora en verdad disfruta con las
preguntas. sus frases eran gramaticalmente correctas. películas, pero no capta el hilo, o la idea de
No es frecuente que de forma espontánea La mayor parte de su «conversación» una historia. Las recuerda en el orden en
me cuente cosas de la escuela, pero, si le consistía en preguntas de una naturaleza que las ve. Otra de sus aficiones recientes
hago preguntas al respecto, responde obsesiva. No se cansaba nunca de buscar son los números atrasados de la revista
correctamente. Participa de manera real en variaciones: «¿Cuántos días en una semana, Time. Encontró el primer número del 3 de
los juegos con los demás chicos. Un día hizo años en un siglo, siglos en medio milenio?», marzo de 1923, y ha intentado hacer una
jugar a toda la familia a un juego que etc. etc.; «¿Cuántas pintas en un galón, lista de las fechas de publicación de cada
acababa de aprender, diciéndonos a cada uno cuántos galones para llenar cuatro número desde entonces. Hasta el momento
lo que teníamos que hacer exactamente. galones?». Algunas veces preguntaba, ha llegado a abril de 1934.
Come solo mejor y es más capaz de hacer «¿Cuántas horas en un minuto, cuántos días Ha calculado la cantidad de números de un
cosas por sí mismo.... en una hora?», etc. volumen y tonterías por el estilo.
Marzo, 1941. Ha mejorado muchísimo, pero Parecía pensativo y siempre quería una
sus dificultades básicas todavía son respuesta. En ocasiones transigía
evidentes.... momentáneamente respondiendo con

Caso 3 Su madre trajo consigo numerosas notas que La madre es graduada universitaria. El
Richard M. fue enviado al John Hopkins indicaban una preocupación obsesiva por los abuelo materno es médico, y el resto de la
Hospital el 5 de febrero de 1941), a los tres detalles, y una tendencia obsesiva a atribuir familia, por ambas partes, se compone de
años y tres meses, alegando sordera ya que toda clase de interpretaciones particulares profesionales competentes. El hermano de
no hablaba ni respondía a las preguntas. sobre las actuaciones de su hijo. Observaba Richard, treinta y un meses menor que él, es
Después de su admisión, el médico interno (y anotaba) cada gesto y cada «aspecto», descrito como un niño normal y bien
hizo esta observación: tratando de averiguar su significado desarrollado.
El niño parece bastante inteligente. Juega específico, y, al final, se decidía por una Richard nació el 17 de noviembre de 1937.
con los juguetes en la cama, y muestra explicación peculiar, a veces muy El embarazo y el parto fueron normales. Se
curiosidad por los instrumentos utilizados en inverosímil. De esta manera acumuló un sentó a los 8 meses y anduvo al año. Su
el examen. Parece bastante autosuficiente en informe que, aunque muy elaborado y madre comenzó a «entrenarle» a la edad de
su juego. Es difícil asegurar si oye, pero da ricamente ilustrado, en general revelaba más tres semanas, dándole un supositorio cada
la impresión de que sí. Obedece órdenes su propia versión de lo que había ocurrido en mañana «para que sus intestinos funcionaran
como «siéntate» o «túmbate», incluso cada momento, que lo que realmente había como un reloj». La madre, al comparar a sus
cuando no ve al que habla. No presta ocurrido. El padre de Richard es un profesor dos hijos, recordaba que mientras el más
atención a la conversación que hay a su de silvicultura en una universidad del sur. pequeño mostraba una activa reacción
alrededor y, aunque hace ruidos, no dice Está muy inmerso en su trabajo, casi hasta el anticipatoria al ser cogido en brazos,
palabras reconocibles. punto de excluirse de los contactos sociales. Richard no había manifestado ningún signo
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 5
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

fisonómico o postural de estar preparado En el examen físico se le encontró con buena puso a encender y apagar las luces. No
para ello, y no había logrado ajustar su salud, excepto con unas grandes amígdalas y mostró interés ni por el examinador ni por
cuerpo cuando le sostenía ella o la niñera. La adenoides, que le operaron el 8 de febrero de ninguna otra persona, pero le atrajo una caja
nutrición y el crecimiento se desarrollaron 1941. Su perímetro craneal era de 54"5 cm. pequeña que arrojó como si fuera una pelota.
de forma satisfactoria. Después de la vacuna Su electroencefalograma era normal. Se dejó A los cuatro años y 11 meses su primer
de la viruela, a los doce meses, tuvo un llevar sin oponerse a la consulta del movimiento al entrar en la consulta (o
ataque de diarrea y fiebre, del que se psiquiatra y enseguida se enfrascó en un cualquier otra sala) fue encender y apagar las
recuperó en algo menos de una semana. En activo juego con los juguetes, sin prestar luces. Se subió a una silla y de allí a la mesa,
septiembre de 1940, al comentar la ausencia atención a las personas que había en la sala. para poder alcanzar el interruptor de la
de habla, la madre resaltaba en sus notas: De vez en cuando miraba a las paredes, lámpara de pared. No comunicó sus deseos
No puedo estar segura de cuándo dejó de sonreía y emitía unos sonidos breves, sino que se puso furioso hasta que su madre
imitar los sonidos de las palabras. Parece potentes y entrecortados -«¡Ee¡ ¡Ee¡ adivinó lo que quería y se lo facilitó. No
como si hubiera ido hacia atrás ¡Ee¡».Obedeció una orden verbal y gestual tenía contacto con las personas, a las que
mentalmente, de forma gradual, durante los de su madre para que se quitara las consideraba como intrusos cuando le
dos últimos años. Hemos pensado que era zapatillas. Al darle otra orden, esta vez sin hablaban o trataban de captar su atención de
debido a que no revelaba lo que había en su gestos, repitió la petición original y de nuevo cualquier otra forma.
cabeza, pero que estaba allí. Ahora que se quitó las zapatillas (que se le habían La madre se sentía incapaz de dominarle por
hace tantos sonidos es desconcertante, vuelto a poner). Realizó bien el tablero de más tiempo y le llevaron a una casa de
porque ya es evidente que no puede hablar. formas no rotatorio, pero no así el rotatorio. acogida, cerca de Annapolis, con una mujer
Antes yo pensaba que podría si quisiera. Me Vimos de nuevo a Richard a la edad de que había mostrado un gran talento para
daba la impresión de una sabiduría cuatro años y cuatro meses. Había crecido tratar niños difíciles. Hace poco esta mujer
silenciosa…Una cosa sorprendente y que considerablemente y ganado peso. Al le oyó decir claramente sus primeras
desanima es la gran dificultad que uno llevarle a la sala de examen gritó y armó un palabras inteligibles. Fueron: «Buenas
encuentra para llamar su atención. gran alboroto, pero una vez que cedió, noches».
continuó de buena gana. Inmediatamente se

Para leer los 11 casos descritos por Kanner completos puedes leer:

Kanner, L. (1943).Autistic disturbances of affective contact. Nervous Child,, 2,


(217250). Traducido por Teresa Sanz Vicario. Publicado en la Revista Española
de Discapacidad Intelectual Siglo Cero www.feaps.org.

Disponible en la bibliografía complementaria.

Leo Kanner 1894-1981

Si analizamos el texto anterior, la descripción que hace Kanner de Donald y de Richard no implica la presencia
de una enfermedad, sino más bien un conjunto de peculiaridades, de alteraciones en el desarrollo, que a
Kanner le llaman la atención, un conjunto de características que considera únicas y que nunca antes habían sido
analizadas formando parte de un mismo trastorno, si bien ya se había hablado anteriormente de autismo, Kanner
fue el primero que lo diferenció de la psicosis. Por tanto, el autismo no es una enfermedad mental sino un
trastorno del desarrollo, una alteración en los modos naturales en los que los niños crecen en relación con sus
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 6
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

competencias para comprender el mundo social y emocional. El autismo es un trastorno del desarrollo
neurobiológico que se expresa en un conjunto de comportamientos observables desviados en relación al
desarrollo típico dentro de los ámbitos de la comunicación social y de la conducta. Además, este trastorno se
expresa de manera muy diferente, a lo largo de un continuo, por lo que actualmente se denomina Trastorno del
Espectro del Autismo (TEA). ¿Qué significa? Si el espectro de colores describe las distintas gamas de colores
con sus diversas tonalidades, hablar de “espectro autista” supone referirse a un continuo dimensional con la
misma diversidad que los colores de un arco iris (extraído de Valdés, en Autismos, 2016).

Este trastorno tiene una prevalencia estimada de 1 por cada 68-80 niños, aunque estas cifras varían
dependiendo de los diferentes estudios, conforme se conoce más sobre el espectro y se afinan los sistemas de
diagnóstico. Afecta más a niños que a niñas (con una proporción 4 niños frente a 1 niña). Un porcentaje (no
determinado con exactitud) de niños y niñas con TEA tienen, además, un funcionamiento intelectual limitado,
es decir, tienen discapacidad intelectual además de autismo.

El término autista proviene del griego “autos”, que significa “si-mismo”. Este término lo usó por primera vez el
psiquiatra suizo Bleuler (1911) cuando, describiendo a personas con esquizofrenia. Usó este término para
referirse a uno de los síntomas de esta enfermedad: la evasión fuera de la realidad y el ensimismamiento
interior.
Si bien Kanner no fue el primero en hablar de niños con autismo, fue el primero en diferenciarlo de la
esquizofrenia y la psicosis. De hablar de autismo como una condición más que una enfermedad.

Casi de manera paralela, otro médico austriaco (pediatra y psiquiatra) Hans


Asperger en su obra “Psicopatía Autista” describía a 4 niños con grandes
similitudes a las referidas por Kanner, sin embargo, estos chicos mostraban una
inteligencia igual o superior a la media y alguna habilidad extraordinaria en algún
área de interés. Para Asperger, este término utilizado (Psicopatía Autista) no
significa una enfermedad mental, sino que la traducción literal del término que
Asperger empleó -Autistische Psychopathen im Kindesalter- haría referencia (según
las propias palabras de Asperger) a una manera diferente de ver el mundo, a una
alteración de la personalidad, utilizando la palabra «psicopatía» en el sentido técnico
simple de «personalidad patológica». Por lo tanto, lo que Asperger realizó fue una
descripción de la personalidad de unos niños que interactuaban con el mundo de una
manera particular.
Hans Asperger 1906-1980

Los estudios profesionales de Leo Kanner y Hans Asperger comparten muchas cosas, aunque, según parece,
nunca llegaron a conocerse en persona. Estos dos psiquiatras austriacos fueron contemporáneos, se formaron como
psiquiatras (Asperger además era pediatra) y ambos han pasado a la historia como los pioneros y descubridores del
Trastorno del Espectro del Autismo.

Kanner vivía en Estados Unidos donde era conocido como psiquiatra afamado y Asperger permaneció en Viena,
su trabajo no cobró relevancia en el mundo científico hasta después de su muerte. No se sabe si Kanner conoció
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 7
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

previamente el trabajo de Asperger a través de los emigrantes austríacos y alemanes a Estados Unidos que huían
del régimen nazi, pues desde los primeros años de la década de 1930 ya estaba hablando de niños con psicopatía
autista.
Es muy probable que ambos psiquiatras pensaran que hablaban de trastorno diferentes en los niños que
describieron, puesto que los niños de Kanner tenían un nivel de funcionamiento más bajo, mayores dificultades en
el lenguaje y la comunicación y discapacidad intelectual asociada, mientras los descritos por Asperger tenían un
nivel intelectual igual o superior a la media en algunas pruebas y un buen nivel de funcionamiento, además de
algún talento especial.

Posteriormente, en los años sesenta, es la psiquiatra inglesa Lorna Wing la que describe el autismo como un
continuo. Fue ella misma quien rescató del olvido en 1981 el trabajo de Asperger, proponiendo además el término
de Síndrome de Asperger para el trastorno que Asperger había descrito.

Más tarde, en 1991, la psicóloga de origen alemán Uta Frith, experta en autismo, que vivía en Reino Unido,
tradujo al inglés con anotaciones personales el artículo original alemán de Asperger. Esto permitió que fuera
ampliamente divulgado en todo el mundo científico. En este trabajo se detallan las características señaladas por
Asperger tales como:
- la carencia de empatía,
- escasas habilidades sociales para hacer amistades,
- intereses restringidos,
- carencia de reciprocidad en las interacciones sociales,
- limitada expresión emocional,
- habla que tiende a ser pedante, con una entonación peculiar,
- y centrada en intereses particulares,
- puede haber dificultad con el uso de los pronombres, tendiendo a sustituir la primera persona por la
segunda o la tercera.

Estas características son muy similares a las planteadas por Kanner en 1943, si bien Kanner señala con más
especificidad las alteraciones en la comunicación y en el comportamiento, las características que observó se
pueden resumir en:
- limitada capacidad para establecer contacto afectivo con otras personas, lo que en otras palabras él
denominaba «la extrema soledad autista»;
- deseo obsesivo de preservar la igualdad en el entorno y las rutinas;
- ausencia de lenguaje o lenguaje poco orientado a la relación social;
- buen potencial cognitivo observable en islas de habilidades o capacidad de memoria;
- y un uso de objetos estereotipado y repetitivo.

Quizá una de las mayores diferencias entre los dos psiquiatras es que Kanner tuvo una mirada más clínica del
trastorno siendo el que realmente ofrece al mundo científico un panorama organizado sobre las características del
trastorno, mientras Asperger unió una mirada pedagógica, pues creó y gestionó una clínica pedagógica para los
niños y niñas que él trataba, estaba convencido de que estos niños y niñas podrían alcanzar, una vez adultos, su
puesto en la sociedad, integrándose plenamente, si se les ofrecía una educación apropiada desde pequeños.
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 8
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

A pesar de la descripción como una entidad autónoma de diagnóstico propuesta tanto por Kanner como por
Asperger, el autismo continuó siendo relacionado como parte de la esquizofrenia o la psicosis hasta los años 70
donde comenzó a considerarse como una entidad patológica diferenciada. Así también las explicaciones causales y
tratamiento estaban fuertemente aferrados a las ideas psicoanalíticas. Desde el punto de vista del psicoanálisis, se
consideraba al autismo como un trastorno originado por la relación patológica de los padres con su hijo.
Generando así, una imagen de los padres como fríos, aislados, intelectuales y obsesivos, culpando especialmente a
la madre. En esa época se generó el término de “madre nevera” describiéndolas como madres incapaces de mostrar
afecto, que rechazaban de forma inconsciente a sus hijos, lo que se tomaba como la causa fundamental de que el
niño se retrajera en sí mismo en su infancia más temprana y no pudiera formar un yo diferenciado, desarrollando
así autismo. Esta visión del autismo no solo hacía sentir culpables a los padres y justificaba incluso que los niños
fueran apartados de sus familias para ser tratados de su trastorno, sino que también generaba la idea de que si los
padres cambiaban su forma de relacionarse con el niño o si éste era separado de sus padres, podría llegar a curarse.
Lo que provocó que muchas familias se encaminaran en largos y dolorosos tratamientos que nunca daban
resultado.

Es en la década de los 70 cuando comienza a rechazarse esta idea psicoanalítica y a estudiarse y


comprenderse el autismo desde una perspectiva cognitiva y neurobiológica.

Volviendo a la anteriormente citada Lorna Wing, fue una


psiquiatra inglesa experta en autismo, se especializó en el tema a
raíz de tener una hija con este diagnóstico. Introduce, junto a Judith
Would, en un artículo publicado en 1979, el concepto de espectro
autista. Definen el autismo “como un continuo más que como una
categoría diagnóstica, como un conjunto de síntomas que se puede
asociar a distintos trastornos y niveles intelectuales, que en un
75% se acompaña de retraso mental, que los rasgos del espectro
autista no se producen sólo en las personas con un diagnóstico
principal de TEA, sino en otras cuyo desarrollo está afectado por
Lorna Wing 1928-2014
diferentes causas: trastornos de origen metabólico o genético,
epilepsias en la primera infancia, alteraciones asociadas a cuadros de discapacidad sensorial,…”

Además, Lorna Wing desarrolló la famosa tríada de Wing (dimensiones alteradas en el continuo autista):
1. trastorno de la reciprocidad social,
2. trastorno de la comunicación verbal y no verbal y
3. ausencia de capacidad simbólica y conducta imaginativa.
Aunque luego añadió los patrones repetitivos de actividad e intereses.

Como ya dijimos anteriormente fue ella la que introdujo el término Síndrome de Asperger a través del
texto Asperger's Syndrome: a Clinical Account, escrito en 1981 que popularizó las investigaciones de Hans
Asperger.
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 9
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

Durante esta época el autismo es considerado como un espectro apareciendo ya el término de Trastornos del
Espectro del Autismo en la bibliografía de referencia en la temática, sin embargo, el Síndrome de Asperger era
considerado un diagnóstico diferente. Discutiéndose arduamente si esta etiqueta en realidad es una entidad
diferenciada o es parte del continuo del espectro autista en su versión más leve, ya que realmente existen infinitas
dificultades para distinguir este síndrome del autismo de alto funcionamiento.

Nuestro siguiente personaje que merece una mención en la historia del autismo es Ángel Riviêre (1949-2000)
psicólogo y científico cognitivo español, quien señaló
un conjunto de 12 dimensiones que se encuentran
alteradas en las personas con autismo, para cada
dimensión describió cuatro niveles de severidad,
como veremos más adelante en el curso cuando se
hable de la evaluación en el aula y el Inventario del
Espectro Autista IDEA. Además, dedicó su vida
profesional a la investigación sobre cómo piensan las
personas con autismo, aportando mucha luz a lo que,
hasta él, resultaba mucho más incomprensible.
Escribió diversos libros y artículos, introduciendo
Ángel Riviêre 1949-2000
nuevas líneas de investigación y comprensión de la
mente tanto neurotípica como la mente de personas con autismo. En la bibliografía complementaria se adjunta un
libro compilación de Riviêre y Martos El niño pequeño con autismo. Y la trascripción de una conferencia donde
habla de Lenguaje y Autismo.

El autismo en la actualidad
Hoy más que nuca la línea de pensamiento sobre el autismo está centrada en una visión dimensional (de continuo,
de espectro) y no una visión categórica. El síndrome de Asperger ha desaparecido en el último manual diagnóstico
DSM, (como veremos en la unidad didáctica 3), aunque es una etiqueta que continuará en la jerga de familias,
personas con esta condición, asociaciones y profesionales, pues se ha arraigado fuertemente gracias a que, muchas
personas y familias que desconocían por qué esos niños, jóvenes o adultos tenían una serie de dificultades en
algunas áreas del desarrollo y eran tan brillantes en otras.

La tendencia actual es hablar de condición, a veces incluso de cultura autista, aceptando que las personas con
autismo tienen una manera diferente de ver y comprender el mundo. Se busca, mediante investigaciones científicas
rigurosas, comprender el autismo a través de teorías explicativas que aporten luz a las causas de las características
de estas personas y se plantean tratamientos que buscan ser eficaces en el mejoramiento de, no solo las dificultades
centrales del trastorno, sino de la calidad de vida de las personas afectadas y sus familias.
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 10
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

Comprendiendo cómo piensan las personas con autismo y aceptando la diversidad podemos ajustarnos a sus
necesidades, darles los apoyos necesarios para que puedan llevar una vida independiente, plena, significativa y
digna. Podemos replantear nuestra forma de actuar, de cómo adaptamos el medio y nos relacionamos con ellos,
más que como podemos cambiar sus características para que ellos se adapten a lo que, para nosotros, sería normal.

Cada vez hay una tendencia más fuerte a ver las características positivas del autismo, cambiar la idea negativa de
las personas con este diagnóstico y de desmitificar falsas creencias muy arraigadas en la conciencia colectiva.

Causas
Acerca de las causas hoy en día se sabe que es un trastorno con base biológica, en gran medida genética y con un
alto grado de heredabilidad. Es un trastorno del desarrollo que persiste de por vida.

En relación con el origen biológico del trastorno, sabemos algunas cosas, una de ellas es la relacionada al sexo,
puesto que aproximadamente 8 de cada 10 personas con TEA son varones. En relación a la heredabilidad, las tasas
de concordancia para gemelos monocigóticos (o gemelos idénticos) están en el rango superior al 80%, es decir, que
si uno de los gemelos presenta TEA, el otro tiene una probabilidad del 80% de también presentar el trastorno.
Estudios recientes apuntan a que la tasa de recurrencia en hermanos es del 18% para TEA, es decir, una familia
que tenga un hijo con TEA, el siguiente hijo tiene una probabilidad mayor (de 18 de cada 100) de tener TEA (en
diferentes grados de severidad (Ozonoff y cols, 2011), especialmente si el nuevo hermano del niño que ya tiene
autismo nace varón (de los nuevos hermanos nacidos los varones que presentan TEA triplican a las niñas que
presentan TEA; es decir que si es varón, tendrá cerca del 26% de probabilidad de presentar TEA y si es niña esa
proporción no llega al 10%). Si hay más de un hermano con TEA ya en la familia esa probabilidad alcanza a más
del 32%.

También sabemos que puede haber cuestiones ambientales que «colaboran» en la expresión de los TEA. Entre
estos factores ambientales se encuentran: infecciones víricas (rubéola, herpes, citomegalovirus, etc.),
complicaciones durante el parto, consumo de determinados productos durante el tiempo del embarazo, etc. En todo
caso, no hay evidencia científica para avalar que determinados factores ambientales sean por sí mismos los que
producen los TEA. Especialmente hay que decir que toda la investigación que se ha producido en los últimos
tiempos intentando vincular los TEA con las vacunas de la infancia ha fracasado en hallar esa relación, no hay
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 11
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

ninguna evidencia que indique que las vacunas puedan causar los TEA. En todo caso, estaríamos ante organismos
con vulnerabilidad genética a los TEA y en los que determinados agentes externos (tales como determinadas
infecciones víricas u otros) pueden precipitar la expresión de la alteración.

También hay que tener en cuenta que hay otras alteraciones del desarrollo con una mayor probabilidad para
presentar TEA además de la propia alteración (por ejemplo, el síndrome de X-frágil).

Los TEA no son la consecuencia de un gen alterado, aunque en gran parte, como se ha dicho antes, su base sea
genética. Se conocen múltiples genes, diferentes y en diferentes partes de ellos, que intervienen en la expresión de
los TEA. Por lo tanto, estaríamos ante un trastorno de tipo poligenético (muchos genes diferentes implicados no
necesariamente todos a la vez, ni todos en los mismos casos), y quizá el problema no resida tanto en los genes
alterados o no sino más bien en las relaciones e interacciones de unos genes con otros o en el funcionamiento de
los genes en su relación con los elementos del entorno.

Características de los niños y niñas con TEA


Ya hemos visto algunas de las características esenciales de los niños y niñas con TEA. Vamos ahora a verlo
diferenciando por las principales áreas del desarrollo en los que se expresan: la interacción social, la
comunicación social y el comportamiento.
Pero antes de comenzar, volvamos a recordar y tener presente que no estamos ante un trastorno de tipo categorial,
donde se dan las características en un modo de sí o no, sino que nos encontramos ante un trastorno que se da en un
espectro de manifestaciones, un continuo. Es decir, en los TEA nos encontramos con dimensiones del desarrollo y
del comportamiento humano que están alteradas de forma significativa, con respecto al desarrollo y
comportamiento “típicos”, pero que se expresan en mayor o menor grado, no meramente en presencia o ausencia.
Por lo tanto, a la hora de describir las características de los niños y niñas con TEA tengamos siempre presente que
se pueden dar con mayor o menor severidad, pero siempre dentro de las dimensiones de la interacción y la
comunicación social y del comportamiento.

Interacción social

Los niños y niñas con TEA tienen alterada la capacidad para comprender a las personas, entender sus intenciones,
sus estados emocionales, su mundo mental. Esto hace que estos niños tengan una peculiar manera de relacionarse.
Según Lorna Wing existirían diferentes estilos de interacción social en los niños y niñas con TEA. A
continuación, se anexa un extracto donde esta autora describe los diferentes estilos:

1. El grupo aislado

Este es probablemente el tipo más común de deficiencia social en niños pequeños y se observa más claramente en
esta etapa. En algunos continúa durante toda la vida, mientras que otros cambian a medida que se hacen mayores.
Los que están socialmente aislados se comportan como si los demás no existieran. No acuden cuando les llamas,
no responden si les hablas, sus rostros pueden estar vacíos de expresión, excepto cuando estallan en un acceso de
rabia, pena o alegría. Miran a través o detrás de ti, dirigiéndote ocasionalmente una rápida mirada de soslayo, se
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 12
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

pueden apartar si les tocas, no te rodean con los brazos cuando les abrazas y pueden pasar por tu lado (o por
encima de ti si estás sentado en el suelo) sin detener su carrera.
Si quieren algo que no pueden alcanzar, te agarran el dorso de la mano o el brazo, sin colocar su mano dentro de
las tuyas y sin mirarte, y te empujan para que alcances con la mano el objeto que desean o para que lleves a cabo
una acción, como girar el pomo de una puerta. Una vez conseguido el objeto, te ignoran de nuevo.
No muestran interés o sentimiento si tú sufres o estás triste. Parecen apartados, en un mundo suyo, completamente
absortos en sus propias actividades sin objetivo. Sin embargo, como niños, la mayoría de ellos responden al juego
de las peleas. Cuando se les hacen cosquillas, se les columpia, se les hace rodar por el suelo o se les persigue
pueden reír con gusto y mostrar gran placer. Pueden incluso mirarte a los ojos e indicarte que quieren que
continúes. En estas situaciones, los niños parecen felices y sociables, como si no pasara nada malo. En el momento
en que se acaba el juego, vuelven a aislarse una vez más. En la infancia, la deficiencia social es especialmente
notoria en contraste con otros niños de la misma edad. En el desarrollo normal, el interés por otros niños es
evidente desde muy pronto, mucho antes de la edad escolar. Los niños pequeños con trastornos autistas del grupo
aislado son indiferentes hacia sus compañeros de juegos de grupo o de la escuela infantil, o bien se alarman ante
ellos. Incluso si aceptan a sus hermanos, no se relacionan con niños de fuera de la familia.
Los adultos que continúan siendo aislados no tienen interés por sus iguales. Si quieren algo, se acercan a quien esté
al mando, aunque es un misterio sin resolver el cómo, a pesar de sus deficiencias sociales, identifican sin
equivocarse quién es la persona con autoridad.

2. El grupo pasivo

Ésta es la menos frecuente de las deficiencias sociales. Estos niños o adultos no están completamente apartados de
los demás. Aceptan las aproximaciones sociales y no se alejan, pero no inician la interacción social. Pueden tener
un contacto ocular pobre, como el grupo aislado, pero es más probable que sostengan la mirada de la gente cuando
se les recuerda que lo hagan. Debido a que durante la niñez están predispuestos y deseosos de hacer lo que se les
dice, a los otros niños les gusta con frecuencia jugar con ellos. Un niño pasivo representa un bebé ideal en un juego
de papas y mamas, o un paciente en un supuesto hospital. El problema es que, cuando se cambia de juego, pueden
dejar de lado al niño pasivo porque no hay un papel adecuado para él.
En general, los niños y adultos de este tipo son los que tienen menos problemas de conducta entre todos los que
tienen cualquier trastorno autista. Sin embargo, algunos cambian considerablemente en la adolescencia cuando
empiezan a manifestar conductas alteradas.

3. El grupo «activo pero extraño»

Describí a este grupo por primera vez en un artículo escrito en 1979. Desde entonces trato de pensar en un nombre
que suene mejor, pero no lo consigo. «Activo pero extraño » los describe con precisión y ahora mucha gente utiliza
el término.
Los niños y adultos de este tipo realizan aproximaciones activas a otras personas, normalmente a los cuidadores
más que a sus compañeros de la misma edad, pero lo hacen de una forma peculiar, unidireccional, para pedir algo o
para continuar una y otra vez con las cosas que les interesan. No prestan atención a los sentimientos o a las
necesidades de las personas a las que se dirigen. Algunos tienen un contacto ocular pobre, pero normalmente el
problema es el momento de establecer y romper el contacto ocular, más que la evitación. A menudo fijan la mirada
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 13
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

demasiado intensamente y demasiado tiempo cuando están hablando con o más bien a otros. Sus aproximaciones
pueden incluir el agarrar o abrazar físicamente a la otra persona, casi siempre con demasiada fuerza. Se pueden
volver difíciles y agresivos si no se les presta la atención que exigen. En la infancia, pueden ignorar a los niños de
su misma edad o bien comportarse agresivamente hacia ellos.
Este grupo tiende a presentar problemas especiales de diagnóstico porque las aproximaciones sociales activas
encubren el hecho de que no tienen una comprensión real de cómo relacionarse socialmente con otras personas.

4. El grupo hiperformal, pedante

Este patrón de conducta no se observa hasta el final de la adolescencia y en la vida adulta. Se desarrolla en los que
son más capaces y tienen un buen nivel de lenguaje. Son excesivamente educados y formales en su conducta.
Tratan con todas sus fuerzas de comportarse bien y se manejan ciñéndose rígidamente a las normas de la
interacción social. En realidad no comprenden estas normas y tienen dificultades especialmente en adaptarse a las
sutiles diferencias de comportamiento que se esperan en situaciones diversas y a los cambios que se presentan con
el tiempo. Pueden cometer errores debido a esta falta de comprensión real. Un joven era tan educadamente distante
con su familia como con los extraños. Sin embargo, quería tener una novia y, después de leer un artículo en una
revista acerca de la necesidad de ser positivo y tomar la iniciativa, se acercó a una chica que no conocía y le
preguntó, con mucha educación, si la podía besar. La falta de comprensión de los pensamientos y sentimientos de
los demás es evidente en los diferentes subgrupos, incluso aunque exista el deseo de ser amable y de ayudar.

Extraído de: “El autismo en niños y adultos. Una guía


para la familia”. Lorna Wing. 1998. Paidós. Buenos
Aires. Disponible en la bibliografía complementaria.

Por lo tanto, las personas con TEA no es que no se relacionen con otras personas, o que no quieran saber nada de
otras personas, o que las rechacen incluso. De hecho los niños y niñas con TEA progresan, con el apoyo adecuado
a lo largo del tiempo, en sus competencias para la interacción social. Lo significativo es que tienen alterada la
capacidad para procesar la información sutil, compleja, pasajera y variada que caracteriza la información que se da
en un proceso de interacción social. Esto es así desde el inicio de la vida: el bebé normal procesa, sin haber tenido
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 14
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

que aprenderlo de forma consciente, patrones de información social dados principalmente por su mamá, que se
caracterizan por ser sutiles, complejos, pasajeros y variados (una mirada, un tono de voz, una postura corporal de
acercamiento. Todo ello son claves sutiles, además se dan todas a la vez, por lo que es un patrón complejo, además
cambian permanentemente a cada segundo, son pasajeras, y finalmente no siempre que la mamá se relaciona con
su bebé lo hace de forma idéntica, son variadas).
El niño con TEA comprende mejor información que sea concreta, simple, permanente y constante. La relación
con el mundo de los objetos físicos es más caracterizada por patrones de información que son precisamente
concretos, simples, permanentes y constantes (activar un aparato de video, puede que sea difícil pero es concreto –
solo una tecla funciona y su efecto se percibe claramente-, simple –aunque a algunas personas nos pueda parecer
muy difícil-, permanente –la clave de la tecla de encendido no cambia de un momento a otro- y constante –al día
siguiente la secuencia seguirá siendo la misma) Por lo tanto, los niños y niñas con TEA se manejan mejor
cognitivamente, procesan mejor la información, que se da en el mundo de los objetos físicos frente a la
información que se da en el mundo de las relaciones interpersonales.

Como dijo una vez Temple Grandin, persona con TEA, en una entrevista ofrecida al doctor Oliver Sacks en 1997
«Me siento como un antropólogo en Marte», expresando su dificultad para entender el modo en que se relacionan
las personas entre sí y expresando que ella no puede comprenderlo de forma natural, que tiene que hacer un
ejercicio consciente y de carácter lógico para intentar entender, al menos, algunas de esas claves, por eso indica
que ha de hacer “como un antropólogo que no conoce nada de los seres que ve y estudia”. Para Temple Grandin el
resto de los seres humanos somos como marcianos, y tiene muy escasas habilidades y capacidades para entender
nuestro comportamiento.

Comunicación social

Este apartado tiene mucho que ver con el anterior, pues la comunicación tal y como aquí la entendemos se da entre
personas, en un contexto social, y su uso está gobernado por reglas sociales. De hecho, la tendencia actual, tanto en
manuales diagnósticos como en la bibliografía más reciente la tendencia es hablar de un solo ítem o una sola
dificultad, uniendo la interacción y la comunicación social.

Las alteraciones que presentan las personas con TEA pueden variar ampliamente de una persona a otra. A
continuación iremos viendo algunas características en el lenguaje y la comunicación que pueden presentar:

Un tanto por ciento (depende la bibliografía consultada, este tanto por ciento varia en gran media, aunque cuanto
más nuevas son las investigaciones menor es el porcentaje) de las personas con TEA no llegan a tener lenguaje
oral, lo que se denomina mutismo. Ésta es una de las preocupaciones principales en los padres “¿llegará a hablar
mi hijo?”. Sin embargo, es difícil para los profesionales “adivinar”, si bien hay algunos factores que puede indicar
un mejor o peor pronóstico frente al lenguaje oral, no siempre son fiables. Sin embargo, hay otros medios de
comunicación como son los Sistemas Alternativos y Aumentativos de Comunicación, en adelante SAAC, que
pueden permitir a niños y adultos comunicarse, pues realmente es la función buscada. Lo que no implica que se
deje de trabajar la adquisición de lenguaje oral. En unidades posteriores veremos algunos SAAC que pueden
ser de mucha utilidad para comunicarnos para personas con TEA sin lenguaje.
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 15
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

Un gran número de niños con TEA presentan ecolalias, consistentes en repetir palabras o frases que han escuchado
previamente. Algunos niños repiten palabras o frases escuchadas hace tiempo, estas son ecolalias retrasadas,
algunas de estas ecolalias pueden ser comunicativas, como puede ser pedir algo (por ejemplo “¿quieres jugo?” Para
pedir jugo). De manera más frecuente la ecolalia consiste en repetir la última palabra o palabras de la frase que
acaban de escuchar, llamada ecolalia inmediata. Habitualmente el niño repite la o las palabras con la misma
entonación que su interlocutor (por ejemplo – Pedro ¿querés jugo? – y Pedro repite- ¿jugo?). Según Ángel Riviêre
la totalidad de los niños con TEA con niveles más severos de afectación del desarrollo (aquellos que más se
parecen a los que cumplen con las características descritas por Kanner) necesitan pasar por una fase de ecolalia
para llegar al lenguaje oral, aunque muchos de ellos se quedarán en esta fase sin que pueda considerarse eficiente a
nivel comunicativo. Es decir, una parte importante de niños con TEA pueden aprender a utilizar palabras o frases
de manera ecolálica, posteriormente, utilizarlas en contextos correctos de manera funcional, y posteriormente,
puede llegar a construir frases diferentes.

Otra alteración común en las personas con TEA es la inversión deíctica. Hay términos lingüísticos que varían
según el contexto, por ejemplo: éste, ese o aquel; yo, tú, él… son palabras de referencia móvil. Yo es quien habla,
cuando pasa a hablar otro, resulta que yo es otro. Y éste, ése y aquél también son distintos en función del contexto.
Y todo esto resulta altamente complejo para las personas con TEA, es por ello que habitualmente confunden los
pronombres.

En las personas con niveles más altos de lenguaje oral, existen dificultades en la pragmática del lenguaje. Se
denomina pragmática del lenguaje al conjunto de reglas que gobiernan el uso del lenguaje en un medio social. Y
es, precisamente, la parte más alterada en el autismo. Lo esencial no es tanto que esté o no alterado el lenguaje
oral, lo esencial es que la comunicación social está significativamente alterada, desviada con respecto a los
patrones normales de comunicación. Y como la comunicación está alterada también lo está el lenguaje. Según
palabras de Elizabeth Newson “Los instrumentos lingüísticos con que cuentan los bebés antes de hablar, forman
parte de la “pragmática del lenguaje”: se trata de las capacidades que van a necesitar luego para poder convertir
las palabras en conversaciones o diálogos. Lo importante es que esos componentes pragmáticos no se añaden al
habla “a posteriori”, si no que surgen mucho antes de las palabras, y se practican a lo largo de todo el primer
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 16
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

año de forma cada vez más activa, de modo que disponen al niño para desarrollar posteriormente el habla. En los
niños con autismo, los componentes pragmáticos no existen o están profundamente alterados. En cierto sentido,
este trastorno es más grave que el déficit de habla, porque, en términos evolutivos la pragmática es previa al
habla y aparece en un momento más significativo del desarrollo. Incluso en los niños con síndrome de Asperger y
con lenguaje aparece un habla que nos resulta extraña y rebuscada, debido a los fallos pragmáticos, aun cuando
su lenguaje pueda llegar a ser normal o incluso demasiado perfecto cuando se trata de lenguaje escrito; muchas
personas intelectualmente brillantes con trastorno de Asperger tienen durante toda su vida una deficiencia social
a causa de su trastorno pragmático.”

Las dificultades sociales vistas previamente hacen que la comprensión de la comunicación social se vea también
alterada. Por ejemplo, las personas con TEA no comprenden bien las bromas, las ironías, los dobles mensajes, ni
tampoco los verbos con connotaciones mentales o emocionales (desear, esperar, sentir…)
También tienen un perfil singular en cuanto a las funciones con las que emplean el lenguaje (sea oral o
alternativo). Las funciones para pedir cosas deseadas o para rechazar cosas no deseadas (función imperativa) están
más intactas que las funciones para mostrar o declarar (función declarativa) cosas. Por ejemplo, un niño con
autismo podrá pedir un lapicero del color que le gusta para pintar, pero tendrá muy alterada su capacidad para usar
su lenguaje para contar en su casa algo que le haya pasado en la escuela.
Además, los niños con TEA no suelen acompañar su lenguaje con gestos o expresiones, por ejemplo, cuando un
niño pide algo lo hace hablando pero a la vez tiene una determinada expresión en su cara, utiliza una entonación
determinada, realiza contacto visual con su interlocutor, acompaña sus palabras de algún movimiento de las
manos, gestos, o de cierta expresión corporal.
A diferencia de esto, un niño con TEA que pida algo hará estrictamente la petición con el lenguaje oral, pero no lo
utilizará expresiones de la cara o una entonación ajustada al momento, o con algún otro gesto o mensaje corporal.

Respecto a la comprensión del lenguaje el nivel puede variar tanto como el lenguaje expresivo. Algunos niños y
adultos no comprenden el lenguaje hablado, aunque la mayoría tienen cierta comprensión, al menos aquella que se
refiere a los objetos cotidianos, usando palabras en el contexto común, pudiendo incluso a realizar conclusiones
por la situación.
Suponen una dificultad añadida aquellas palabras que tienen más de un significado, o aquellos objetos a los que
uno puede referirse con más de un nombre.
Muchos niños deducen lo que se les dice a partir de dos o tres palabras que pueden comprender en la oración. Es
por todo lo mencionado que, para dirigirnos a niños con TEA con dificultades marcadas en el lenguaje, es
fundamental utilizar frases cortas y precisas, tratando de evitar palabras complejas, designando, en la medida de
lo posible, los objetos por un nombre único acordado.

Una dificultad presente en casi la totalidad de las personas con TEA independientemente de lo bueno que parezca
su lenguaje oral, es la interpretación literal. Por ellos, los dobles sentidos, las bromas, los chistes, pueden ser
indescifrables, generando en ocasiones, angustia o incluso miedo.
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 17
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

Comportamiento

A diferencia de lo que suele pensarse un niño con TEA no tiene por qué tener graves alteraciones conductuales
(agredir, autolesionarse…). Generalmente, si las tiene, son más bien debidas a sus dificultades para comprender la
comunicación, el mundo y las relaciones interpersonales que debidas a su trastorno.
Pero sí es cierto que los niños y niñas con TEA tienen un modo peculiar de comportamiento, caracterizado por ser
más proclives a tener patrones restringidos y repetitivos de comportamientos, actividades e intereses. Pueden
presentar comportamientos estereotipados, repetitivos, de carácter motor (por ejemplo, aletear con las
manos), o lingüísticos (repetir frases o palabras), o relacionado con el uso de objetos (usar de forma repetitiva y
no funcional un juguete).

Otra característica del comportamiento es la fuerte resistencia al cambio y el deseo e insistencia en la igualdad, en
que las cosas sean como previamente las ha percibido, gran adherencia a las rutinas (los mismos recorridos, las
mismas comidas…). También se pueden dar intereses restringidos anormales en cuanto a intensidad y fijación
(estar continuamente hablando de las distancias kilométricas entre ciudades…). Pueden también darse reacciones
anómalas ante estímulos sensoriales determinados (sensación de dolor ante ruidos que de por sí no provocarían ese
dolor, indiferencia ante estímulos dolorosos, o ante temperaturas extremas…).
Recientemente se habla de al menos dos grandes categorías en relación con el comportamiento en los TEA. Por un
lado, estaría la categoría de los comportamientos denominados de orden inferior, caracterizados por patrones
esencialmente motores (estereotipias, manipulación repetitiva de objetos…) y por otro lado, estaría la categoría de
los comportamientos denominados de orden superior, caracterizados por patrones esencialmente de pensamiento
(compulsiones, rituales y rutinas, insistencia en la igualdad, intereses circunscritos…). Todos estos
comportamientos si se dan en etapas tempranas aminoran las oportunidades de aprendizaje, de socialización y por
lo tanto, alteran el desarrollo de habilidades y de bienestar personal.
Por todo ello, en estos comportamientos también se requiere una intervención cuanto antes y que tenga en cuenta
muy especialmente a la familia como colaboradores esenciales, protagonistas en gran medida, de los procesos de
intervención.

Otros

Además de las características descritas en estos tres ejes centrales del desarrollo (consideradas las más importantes
puesto que constituyen el eje central para el diagnóstico), multitud de estudios apuntan a que un gran número de
personas con TEA presentan dificultades en el procesamiento sensorial, esto es, dificultades a la hora de
decodificar, interpretar y dar respuesta a diferentes estímulos sensoriales, ya sean auditivos, visuales o táctiles,
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 18
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

principalmente. Por ejemplo, muchos niños con TEA parecen sordos o no responder no solo al lenguaje sino a
sonidos fuertes, sin embargo, otros se tapan los oídos ante sonidos que a la mayoría de las personas no les
resultarían molestos. Algunos presentan un rechazo marcado a ser tocados y otros buscan el contacto de manera
constante. Algunas personas con TEA pueden estresarse ante luces muy blancas y otros pueden buscar mirar
fijamente este tipo de luces.
El nivel de actividad también está relacionado con el procesamiento sensorial. Hay niños o adultos muy movidos,
pareciendo casi con hiperactividad y otros parecen muy lentos o torpes, casi como si les pesara el cuerpo o
estuvieran cansados permanentemente.

Aproximadamente un 10% de las personas con TEA presentan alguna habilidad especial como pueden ser
habilidades musicales para tocar algún instrumento o para componer música, para dibujar con muchos detalles,
poseer una memoria visual prodigiosa, hacer cálculos mentales rápidamente, calcular que día de la semana es un
fecha concreta en el calendario, etc.

Stephen Wiltshire, dibujando la ciudad de Nueva York con todo detalle después de observarla durante 20 minutos desde el aire.
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 19
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

Algunos niños o adultos con TEA presentan conductas inadecuadas a los diferentes contextos. Sin embargo, la
mayoría de estas conductas tiene un fin comunicativo o una intención comunicativa adyacente, por lo que cuando
se le posibilita el acceso a la comunicación de alguna manera, estas conductas tienden a desaparecer. Otras
conductas que pueden considerarse inapropiadas dependiendo del contexto pueden ser derivadas de las otras
dificultades centrales del diagnóstico como la dificultad para reconocer si un comentario puede ser inapropiado
(por ejemplo, un adolescente que le pregunta a una señora si está gorda o embarazada, o un niño que sinceramente
asegura que el nuevo peinado de su maestra es horrible). Los cambios inesperados en las rutinas, la falta de
anticipación, la incomprensión de lo que se le está pidiendo, entornos aversivos sensorialmente, etc. pueden ser
otros desencadenantes de conductas inadecuadas. Por ello, es importante analizar cada caso y cada conducta en
particular, analizando el contexto, buscando las causas y consecuentes de dichas conductas, y no centrarnos
únicamente en el “mal comportamiento” del niño.

Teorías explicativas

Como hemos visto anteriormente, los TEA tienen una clara causa biológica, aunque aún no esté totalmente
revelada.
Desde un punto de vista psicológico, se han ido apuntando en los últimos años una serie de modelos que intentan
explicar, al menos parcialmente, el conjunto de características que se observan en personas con TEA. Diversos
investigadores han tratado de demostrar diversas teorías que explicarían la forma de interpretar el mundo de las
personas con autismo. Pese que todavía no hay un consenso unánime frente a estos modelos y que, ninguno de
ellos ha conseguido explicar la totalidad de las características de las personas con autismo, muchas han aportado
grandes avances a la hora de comprender la forma de pensar y actuar de las personas con este trastorno,
favoreciendo, a su vez, la aparición de distintas técnicas y estrategias para el abordaje.
A continuación vamos a ver los principales modelos o teorías explicativas:
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 20
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

Alteración de la teoría de la mente

En 1985, Simon Baron-Cohen, Alan M. Leslie y Uta Frith presentaron un estudio de investigación que
revolucionó el conocimiento sobre el autismo y que generó una gran cantidad de estudios, análisis y reflexiones
posteriores. Este estudio se titulaba ¿Tiene el niño autista Teoría de la Mente?
Se entiende por teoría de la mente la capacidad de atribuir estados mentales (creencias, deseos, intenciones,
pensamientos, etc.) a otros. Por ejemplo, la capacidad de inferir el estado de conocimiento o de creencia de otra
persona, independientemente de que concuerde o no con el nuestro.
Estos autores utilizaron una prueba con niños con síndrome Down, niños con autismo y niños neurotípicos. El
objetivo de esta prueba era “medir” la capacidad de teoría de la mente de estos niños. A continuación se muestra
(imagen en la página siguiente) y describe la misma:

Se le presentan al niño dos muñecas, Sally y Anne y se le teatraliza la siguiente escena:

-Sally tiene una cesta y Anne una caja.


-Sally, en presencia de Anne, introduce una canica en su cesta y sale de escena.
-Mientras está Sally fuera, Anne saca la canica de la cesta y la guarda en su caja, cerrándola a continuación;
-Sally vuelve y…. (se le hace la pregunta crítica al niño) ¿Dónde buscará Sally su canica?

Los niños de cuatro años suelen, generalmente, ser capaces de contestar adecuadamente a esta pregunta, diciendo
que en la cesta. Es decir, son capaces de representarse en su mente el estado de conocimiento de Sally, que no sabe
que la canica no está en su cesta, porque no ha visto el cambio, aun cuando el estado de conocimiento del propio
niño sea diferente, pues él sí sabe dónde está la canica.
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 21
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

Prueba de Falsa Creencia de Primer Orden


• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 22
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

En concreto, en el experimento de Baron-Cohen, Leslie y Frith:


- el 85% de los niños neurotípicos respondía adecuadamente;
- el 86% de los niños con síndrome Down también la pasaba; y
- el 80% de los niños con autismo, igualados con los anteriores en niveles de desarrollo, fallaban

Los niños con TEA eran incapaces de asumir el estado de conocimiento de la Sally. Para estos autores, esto
significa que, el déficit básico es de naturaleza cognitiva, debido a un déficit en la capacidad de
metarrepresentación (o déficit en la representación mental de las representaciones mentales de los otros). Es decir,
el niño al que se le cuenta la anterior historia, tiene que dejar a un lado su propio conocimiento de la realidad y
representarse mentalmente la representación mental de Sally.

Esta capacidad aparece de forma innata durante los primeros meses de vida en y se instaura sobre los 4-5 años.
Gracias a ella, atendemos a las señales sociales del entorno y nos desarrollamos socialmente.
Esta capacidad mental no sólo se trata de prever la conducta en términos de intenciones (entender qué piensa y/o
quiere otra persona), sino que incluye estados mentales más profundos: pensar, creer, conocer, soñar, engañar, etc.
Con esta habilidad podemos explicar y prever el comportamiento social de las personas que nos rodean.
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 23
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

La capacidad de atribuir estados mentales a los demás implica:

- ser capaces de tener creencias sobre las creencias de los demás. Esto significa, leer la mente del otro,
saber y anticipar qué piensa;

- ser capaz de hacer o prever alguna función de las creencias atribuidas. Esto se refiere a reconocer “por
qué” otra persona tiene un pensamiento determinado

- poseer habilidades que suelen desarrollarse en los niños neurotípicos de manera natural, como:

o la atención conjunta: es la capacidad de atender un mismo estímulo de forma sostenida y aparece


alrededor de los 9 meses de edad,
o la empatía cognitiva y emocional: se refiere a la capacidad de ponerse en el lugar del otro y
aparece sobre los 2 años.

Moverse en un terreno mentalista es muy difícil para las personas con TEA, ya que las personas con un desarrollo
típico inferimos la información que no es explícita, pero la persona con autismo tiene muchas dificultades para
llevarlo a cabo, necesitan romper en pequeños trocitos las conductas sociales para poderlas comprender y aprender
de manera gradual.

Actualmente se ha evidenciado que esta alteración no es exclusiva de las personas con TEA, aunque sí está
presente en todas ellas, no se produce con la misma intensidad, sino que varía de una persona a otra. En algunas se
hace evidente en las pruebas más simples, otras, sin embargo, pasan este tipo de pruebas pero la dificultad puede
manifestarse en la realización de diferente actividades cotidianas y en contextos naturales de relación interpersonal.

La prueba de Sally y Anne, que vimos más arriba, es una prueba de falsa creencia de primer orden (Sally cree tal
cosa). Aumentando un peldaño en complejidad en relación a la evaluación de ToM, podemos encontrar pruebas de
falsa creencia de segundo orden (Juan cree que María cree que…). Un ejemplo de una prueba de este orden es la
de “El Heladero”:

Es un día caluroso de verano. Juan y María están sentados en el parque cuando ven llegar una furgoneta de
helados. Como no llevan dinero encima, María decide ir a buscar la cartera a su casa. El heladero le asegura que
esperará en el parque, pero al cabo de unos minutos Juan ve cómo el heladero arranca la furgoneta para irse. Al
preguntarle dónde va, el heladero contesta que se marcha a la zona de la iglesia porque en el parque apenas hay
gente. Cuando el heladero va conduciendo camino de la iglesia, María le ve desde la puerta de su casa y le
pregunta dónde va. Así, María también se entera de que estará en la iglesia. Por su parte, Juan, que no sabe que
María ha hablado con el heladero, va a buscarla a su casa pero no la encuentra. El marido de María le dice a Juan
que ella se ha ido a comprar un helado. Pregunta: ¿Dónde piensa Juan que María habrá ido a buscar al heladero?
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 24
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

Existen una gran cantidad de pruebas para evaluar ToM, no solo a través de tareas de falsa creencia, sino también a
través de metidas de pata, insinuaciones, bromas, chistes, etc. A continuación se detallan algunas de las más
utilizadas:

Esta teoría explicaría las dificultades que presentan los niños y adultos con TEA para las relaciones
interpersonales, desde la ausencia de sonrisa social (que se desarrolla en los bebés neurotípico alrededor de los 4
meses) hasta las dificultades en la comprensión de chistes y dobles sentidos, las dificultades para mentir y un largo
etcétera.

Teoría de la Coherencia Central Débil

La Teoría de la Coherencia Central ha sido desarrollada por Uta Frith en el año 1989. La coherencia central se
define como la capacidad para integrar la información percibida y el contexto para dar significado a la realidad.
Las personas con autismo a menudo tienen un estilo de procesamiento de información que favorece el
procesamiento de los detalles más que el significado global.

Esta investigadora afirma que el procesamiento de la información de las personas con TEA hace que perciban
mejor los detalles y no la globalidad de una situación. Tienden a ver las cosas en partes y presentan dificultades
para integrar la información de conjunto. Solamente entienden lo que perciben en un momento, siendo incapaces
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 25
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

de reconstruir o integrar todos los elementos. Tienen grandes dificultades para interconectar información nueva
con la almacenada en su memoria.

Attwood (en 20017) dice que: “Una metáfora muy útil para entender en qué consiste la coherencia central débil es
imaginarnos que enrollamos una hoja de papel en forma de tubo y con un ojo cerrado lo aplicamos contra el otro
ojo abierto, como si fuera un telescopio, y miramos el mundo a través de él: se ven los detalles pero no se percibe
el contexto”.

De manera universal las personas tenemos un procesamiento de la información que se enmarca en un contexto que
le da el significado, existiendo así una Coherencia Central Fuerte. En los TEA no hay ese impulso por buscar
coherencia ni significado del contexto y por tanto, denota una Coherencia Central Débil.

Para poner un ejemplo, pensemos en una película. La mayoría de las personas obviamos gran cantidad de
información irrelevante para centrarnos en las partes importantes. Vamos almacenando en nuestra memoria
fragmentos que vamos uniendo para “seguir el hilo” y comprender la película. Si otra persona nos pregunta de qué
trata, podremos hacerle un resumen con la idea principal. Mientras que una persona con TEA puede fijarse en
millones de detalles que le llaman la atención pero no será capaz de centrarse en la información relevante, ni unir
los fragmentos en un todo con sentido. Por lo tanto, cuando se le pregunte de qué trata la película, podría
(suponiendo el caso de una persona con buen nivel de lenguaje y buena memoria) dar muchos detalles que le
llamaron la atención o incluso citar frases textuales de la película, pero no explicar la idea central de la misma.
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 26
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

Esta teoría justifica la dificultad para reconocer emociones. En el reconocimiento de emociones a través de la
lectura de la expresión facial, se requieren dos tipos de procesamiento, de rasgos y de conjunto. Para interpretar la
expresión emocional se necesita un procesamiento de conjunto, por eso las personas con TEA tienen dificultades
importantes en el reconocimiento de emociones.

De manera natural tenemos la capacidad para construir significados con los elementos que conocemos. Podemos
relacionar la información que tenemos con la que vamos adquiriendo. Cuando la coherencia central es débil eso
resulta muy difícil. Comprenden mejor lo que perciben en un momento determinado, pero les resulta muy
complejo relacionarlo con información previa. De ahí que suelan sentirse más cómodos ante rutinas y conductas
estereotipadas y que les cueste tanto generalizar los aprendizajes.

Teoría de la Empatía-Sistematización

Esta teoría fue formulada por Simon Baron Cohen en 2009 y trata de explicar las dificultades de las personas
con TEA para establecer comunicación y para crear relaciones sociales.

Este autor afirma que existe una graduación de empatía y sistematización en las personas, es decir, que existen
cerebros excesivamente empáticos (con altas capacidades para colocarse en el lugar del otro pero con pocas
capacidades de sistematización) y cerebros excesivamente sistemáticos (con pocas capacidades empáticas). Las
personas con TEA tienden a estar más cercanas del extremo sistemático, mostrando muy baja actividad en casi
todas las áreas cerebrales del circuito de la empatía.
De esta teoría se deriva la teoría del cerebro extremadamente masculino. Puesto que, se dice, que las mujeres
acostumbran a tener un cerebro más empático que los hombres y viceversa. Las personas con TEA tendrían
entonces un cerebro “extremadamente masculino”.
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 27
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

La empatía tiene dos componentes, uno cognitivo y otro afectivo o emocional:

- En el componente cognitivo estaría enmarcada la ToM, implicando la comprensión de los estados


mentales y/o emocionales de otras personas.
- El componente afectivo, es el elemento reactivo de la empatía cognitiva, es decir, darse cuenta si una
reacción emocional se ajusta a los pensamientos y sentimientos de otra persona. (por ejemplo, reírse a
carcajadas en un funeral, denotaría una seria dificultad en la empatía afectiva de esa persona).

Las personas cuando sistematizan buscan las reglas por las cuales se rige un sistema para poder prever cómo
evolucionará, manipular una variable, modificar un sistema e inventar uno de nuevo. En este sentido, las personas
con TEA acostumbran a presentar intereses relacionados con sistemas de colección (tipos de dinosaurios), sistemas
mecánicos (funcionamiento de instrumentos eléctricos), sistemas numéricos (horario de trenes, calendarios),
sistemas abstractos (música), sistemas naturales (meteorología), sistemas sociales (aprender nombres de personas,
jugar siempre a los mismos juegos), sistemas motores (saltar de un trampolín), sistemas sensoriales (llevar siempre
la misma ropa, comer lo mismo todos los días), sistemas espaciales (estudiar mapas, habilidad para el dibujo), etc.

Esta intensa tendencia a la sistematización podría explicar la preferencia por las rutinas, los movimientos
estereotipados, los intereses restringidos y las dificultades de generalización de las personas con TEA.
• TRASTORNOS DEL ESPECTRO DEL AUTISMO (TEA). 28
HISTORIA Y CLASIFICACIÓN ACTUAL• CARACTERÍSTICAS
DEFINITORIAS DE LOS TEA • TEORÍAS EXPLICATIVAS|

Teoría de la Disfunción Ejecutiva

La Teoría de la disfunción ejecutiva fue formulada por Pennington y Ozonoff, 1.996; Russell, 1.997, y otros.
Las funciones ejecutivas son un conjunto de habilidades cognitivas que se utilizan para llevar a cabo actividades de
manera autónoma. Un conjunto de procesos cognitivos que actúan en situaciones nuevas para las cuales no
disponíamos de un plan previo de actuación.

Bajo este término se cobijan muchas y distintas funciones, como:


- las habilidades de planificación,
- memoria de trabajo,
- inhibición y control de impulsos,
- cambio de foco atencional,
- flexibilidad,
- generatividad,
- iniciación y
- autorregulación de la acción,
- entre otras.

La adquisición de las funciones ejecutivas se inicia de manera temprana en el desarrollo (aproximadamente desde
el año de edad) y se desarrolla lentamente, con dos picos a los 4 y a los 18 años; después se estabiliza y declina en
la vejez.
La disfunción ejecutiva dificulta a la persona llevar una vida independiente y tener un comportamiento consistente,
pues afecta a funciones de orden superior como la toma de decisiones, las habilidades mentalistas, la resolución
de problemas, la regulación emocional, la generalización de los aprendizajes, la adaptación a situaciones
imprevistas y novedosas, etc., que son indispensables para funcionar de manera socialmente adaptada.