Está en la página 1de 7

Introducción

Con el presente trabajo se busca facilitar la identificación de las especies de


hongos microscópicos que pueden encontrarse en suelos de jardín, áridos y
ribereños, se describen las características macroscópicas y microscópicas
principales, de dichos hongos, acompañadas por sus correspondientes imágenes,
además de establecer su taxonomía e importancia ambiental, industrial y
económica.

Los hongos son organismos eucariotas, aerobios obligados, carentes de plástidos,


con reproducción sexual y asexual, se alimentan mediante la absorción directa de
nutrientes, a través de su pared celular, compuesta principalmente por quitina,
estos pueden ser saprófitos, parásitos y simbióticos.

Entre las 70.000 o más especies fúngicas conocidas, se pueden distinguir los
hongos superiores (más conocidos como setas), y los hongos inferiores (son todos
aquellos que no pueden verse a simple vista, es decir, microscópicos). (Lazo,
2001)

Los hongos que se encuentran en el suelo tienen un papel fundamental en la


descomposición de la materia orgánica, mineralización y reciclaje de nutrientes de
las plantas. En el suelo, los hongos interactúan tanto con las bacterias, como con
las plantas presentes en este. Los hongos son parte fundamental en las cadenas
tróficas del suelo, principalmente para la mesofauna que se encuentra allí.
(Pfenning & Magalhães).
Capítulo I

Generalidades de los Hongos

Desde los estudios de Whittaker en 1969, los hongos se consideran como un reino
independiente dentro de la clasificación de los seres vivos, junto a los animales,
las plantas, los protozoos y las moneras. A su vez, dentro del Reino fungi se
incluyen al menos cuatro grandes divisiones: Chytridiomycota, Zygomycota,
Ascomycota y Basidiomycota. Estas divisiones se basan fundamentalmente en los
caracteres de sus teleomorfos, es decir, la fase sexuada de su ciclo vital. Los
hongos que no se reproducen por vía sexuada, o en los que ésta no ha sido
descrita, se denominan en la actualidad mitospóricos, y antaño se agrupaban en
un phyllum diferente, llamado Deuteromycota o Fungi imperfecti. En estos hongos
imperfectos, entre los que está la mayoría de las especies patógenas para el
hombre, la identificación se basa en el estudio de los distintos tipos de esporos
asexuados, su morfología, su formación en la hifa en la que se originan, e incluso
en las formas y la disposición de éstas.

Los hongos son organismos eucariotas, es decir, poseen un núcleo con


membrana nuclear, así como una pared celular compuesta por quitina,
polisacáridos y polipéptidos. Su nutrición es heterótrofa, y viven como saprofitos,
comensales o parásitos en una gran variedad de sustratos orgánicos y en hábitat
muy diversos. Su estructura puede ser unicelular, como en las levaduras, o
multicelular, que se caracteriza por la formación de unas células tubulares
alargadas que conocemos como hifas o filamentos. Éstas se hallan divididas
regularmente por tabiques transversales o septos en los Ascomycota y
Basidiomycota, mientras los miembros del phyllum Zygomycota carecen de ellos
(micelio aseptado o coenocítico). Las hifas se propagan, multiplican y ramifican
formando una malla laxa tridimensional, que conocemos como micelio o talo y da
lugar a la configuración macroscópica del hongo. (Crespo, 2008)

Morfología

Los hongos microscópicos pueden crecer como mohos o como levaduras. Algunas
especies son dimórficas, es decir a temperatura de 37 °C (temperatura corporal)
son capaces de crecer como levaduras, y a 25°C (temperatura ambiente) se
desarrollan como mohos.

Mohos

Microscópicamente, los mohos son organismos multicelulares, forman túbulos


cilíndricos y ramificados denominados hifas, poseen un diámetro de 2 a 10 µm y
crecen por extensión en longitud desde el extremo de un filamento, así se forma
una masa de hifas entrelazadas denominada micelio. En algunas especies de
hongos las hifas están divididas en células por tabiques o septos que se forman
con intervalos regulares durante el crecimiento filamentoso; cada tabique posee un
poro septal que permite la continuidad citoplasmática entre una célula y otra del
filamento. Otros especies carecen de tabiques septados por lo que se denominan
hongos cenocíticos. En estas condiciones las hifas que penetran en el sustrato
cumplen funciones de sostén y de absorción de nutrientes por lo que se
denominan hifas vegetativas o de sustrato. Los filamentos del micelio que se
proyectan por encima de la superficie del sustrato hacia el aire, constituyen hifas
aéreas o reproductoras ya que contienen las estructuras reproductoras del hongo
llamadas conidios o esporas.

Macroscópicamente, los mohos se desarrollan en el laboratorio sobre la superficie


de sustratos o medios de cultivo, formando colonias aéreas, de aspecto
algodonoso, vellosas y de color variable.

Levaduras

Microscópicamente las levaduras son organismos unicelulares, de forma esférica


o elipsoidal, y tamaño variable de 3 a 15 µm de diámetro. La mayoría de las
levaduras se reproducen por gemación, aunque unas pocas lo hacen por fisión
binaria. (Ramírez, 2014)

Taxonomía de los hongos

Los hongos no se consideran un grupo que procedan todos de un ancestro común


(monofilético), por esta razón las características que se han utilizado para
clasificarlos se consideran producto de una evolución convergente, que ocurre
cuando dos estructuras similares han evolucionado independientemente partiendo
de formas ancestrales distintas y se desarrollan en líneas evolutivas separadas
(especies diferentes) hasta converger con el tiempo en una forma única, como en
el desarrollo del vuelo en aves y murciélagos.

En términos generales, la taxonomía de los hongos está basada en las


características de sus esporas y sus ciclos biológicos. Muchas especies no tienen
definidas una clase específica.

La clasificación o taxonomía superior usualmente utilizada es la siguiente:

Dominio: Eucariota (eucariontes)


Reino: Fungi
Phylum: Ascomycota
Clases:
– Archaeorhizomycetes
– Arthoniomycetes
– Dothideomycetes
– Eurotiomycetes
– Geoglossomycetes
– Laboulbeniomycetes
– Lecanoromycetes
– Leotiomycetes
– Lichinomycetes
– Neolectomycetes
– Orbiliomycetes
– Pezizomycetes
– Pneumocystomycetes
– Saccharomycetes
– Schizosaccharomycetes
– Sordariomycetes
– Taphrinomycetes
– Xylonomycetes

Phylum: Basidiomycota
Clases:
– Agaricomycetes
– Agaricostilbomycetes
– Atractiellomycetes
– Classiculomycetes
– Cryptomycocolacomycetes
– Cystobasidiomycetes
– Dacrymycetes
– Entorrhizomycetes
– Exobasidiomycetes
– Geminibasidiomycetes
– Malasseziomycetes
– Microbotryomycetes
– Mixiomycetes
– Pucciniomycetes
– Tremellomycetes
– Tritirachiomycetes
– Ustilaginomycetes
– Wallemiomycetes

Phylum: Chytridiomycota
Clases:
– Blastocladiomycetes
– Chytridiomycetes
– Monoblepharidomycetes
– Neocallimastigomycetes

Phylum: Glomeromycota
Clase: Glomeromycetes

Phylum: Zygomycota
Clases:
– Entomophthoromycetes
– Mortierellomycetes
– Mucoromycetes
– Zoopagomycetes

P. Chytridiomycota: Es el único grupo de hongos verdaderos que presentan


esporas flageladas.

P. Zigomycota: Presentan micelio cenocítico, moho negro del pan, o muchos


formadores de endomicorrizas.

P. Ascomycota: Es el grupo con mayor número de especies. Entre ellas se


destacan muchos hongos fitopatógenos, parásitos en humanos (pie de atleta,
candidiasis) y comestibles como trufas.

P. Basidiomycota: Hongos más conocidos como las setas y algunos fitopatógenos


(royas).

P. Glomeromycota: Se caracterizan por que no poseen reproducción sexual y por


ser simbiontes obligados de plantas. Estos hongos forman endomicorrizas o
micorrizas arbusculares, en donde sus hifas penetran las células de la planta
vascular simbionte y forman vesículas alimenticias. (Rodríguez, 2018)

Importancia de los hongos

Punto de vista ambiental: Desintegradores de la materia orgánica. Son los únicos


capaces de degradar compuestos orgánicos complejos tales como lo lignina y
celulosa.

Biorremediación: proceso que utiliza la habilidad de los microorganismos para


degradar compuestos orgánicos.

Punto de vista económico: los hongos son valiosos. Ejemplo. Las levaduras, son
útiles en la producción de sustancias como el etanol; dióxido de carbono.

Punto de vista industrial: intervienen en diferentes procesos industriales. Ejemplo.


Fermentación para la elaboración de pan, vino, quesos, etc.

Elaboración de antibióticos como penicilina y griseofulvina. (Castellanos, 2017)

Bibliografía

Lazo, W. (2001). Hongos de Chile: Atlas micológico. Disponible en


http://www.libros.uchile.cl/files/presses/1/monographs/424/submission/proof/files/a
ssets/basic-html/page6.html

Pfenning, L., Magalhães, L. (s.f.). Hongos del suelo saprófitos y patógenos de


plantas. Disponible en
https://micrositios.inecc.gob.mx/publicaciones/libros/667/cap8.pdf

Crespo, V. (2008, agosto). Generalidades sobre los hongos. Dermatomicosis:


saproficias y dermatofitosis. Piel. Disponible en
https://www.sciencedirect.com/sdfe/pdf/download/eid/1-s2.0-
S0213925108723128/first-page-pdf

Ramirez, J. (2014). Morfología de Hongos. Microbiología. Disponible en


http://microbiologia3bequipo5.blogspot.com/2014/11/morfologia-de-hongos.html

Rodríguez, N. (2018). Taxonomía de los hongos. Paradais Sphynx. Disponible en


https://naturaleza.paradais-sphynx.com/fungi/taxonomia-de-los-hongos.htm

Castellanos, M. (2017). CARACTERÍSTICAS MORFOLÓGICAS Y


REPRODUCTIVAS DE LOS HONGOS. SlidePlayer. Disponible en
https://slideplayer.es/slide/14251980/