Está en la página 1de 2

La cuarta dimensión

Capítulo 1 Incubación: una ley de la fe

Dios nos ha proveído a todos de una porción de fe, que está ahí pero necesita ser usada
completada y efectiva mente incubada.

Procesos básicos en la incubación de la fe

1.-Clara visión de su objetivo, metas claras y definidas de lo que deseamos recibir nada de
términos vagos sobre nuestro milagro.

Hebreos 11:1 Es pues la fe la certeza de lo que se espera la convicción de lo que no se ve.

¿Cómo conservar la fe?

Todo milagro lleva un tiempo de incubación el hecho de que no las veamos físicamente no
quiere decir que Dios no las esté preparando para mí.

Romanos 4:17 Dios levanta a los muertos y llama las cosas que no son como fueran.

Dios trabaja a través de tus pensamientos escribe tu petición y visualízala. Cuando hagas tu
oración ten una visión nítida y clara de lo que deseas recibir de Dios

2.-Deseo ardiente

Proverbios 10:24 Lo que el impío teme, eso le vendrá;

Pero a los justos les será dado lo que desean

Salmo 37:34 Espera en Jehová, y guarda su camino,

Y él te exaltará para heredad la tierra;

Cuando sean destruidos los pecadores lo verás.

Los tibios no le agradan a Dios tu deseo debe estar al rojo vivo

3.-Tener la sustancia o la seguridad

Tienes que tener tu título de propiedad, o la seguridad y eso solo se consigue de rodillas y
orando.

Ore hasta adquirir la seguridad de que lo obtendrás, hasta que tengas la sustancia, el título
legal de que te pertenece tu milagro.

Debes tomar tu tiempo para orar lo necesario, a Dios no le corre Prisa, debes esperar todo el
tiempo necesario.

4.-Debes dar muestras de tu fe

Debes decir las cosas que no son como si fueran, teniendo la seguridad
Confesar, dar testimonio de lo que esperas como si lo tienes, habla con fe, tu posees en tu
corazón recursos ilimitados, sólo los tienes que confesar. Dios está dispuesto a manifestarse en
nuestras vida solo es importante creerlo visualizarlo declararlo. Dios habló y se formó el
cosmos.

Da órdenes no seas mendigo. Ora en tu lugar secreto, pero en el campo de batalla debemos
ordenar, sanidad, que salgan los demonios, que se restablezcan las finanzas, “Levántate y
anda”

Las señales nos seguirán, dentro de la ley de la incubación hay que confiar y las señales
seguirán nuestros caminos

Capítulo 2 La cuarta dimensión

La naturaleza del reino de la fé, es una dimensión que se maneja por Dios y por otro tipo de
religiones que nada tiene que ver con Dios, entonces cuál es la diferencia, hay en el universo
tres tipos de espíritus, el de Dios, El del Diablo y el de los hombres.

El reino espiritual de la fe se maneja en la cuarta dimensión, la misma donde incubó Dios el


universo, cada ser humano es un ser espiritual y un ser natural y puede influir sobre la cuarta
dimensión, el hombre puede manjar esa cuarta dimensión porque Dios dio al hombre dominio
sobre la cuarta dimensión y cualquiera puede tener dominio sobre la tercera dimensión, por
ejemplo los magos de }Egipto que pudieron replicar los prodigios de Moisés, pero no eran de
Dios, tenemos control de la tercera dimensión la diferencia es que Dios nos conduce a la
salvación y los demás no.

Capítulo 3 El poder creativo de la palabra hablada

Capítulo 4 Rhema

Capítulo 5 La escuela de Andrés

Capítulo 6 La dirección de Dios