Está en la página 1de 20

INTRODUCCIÒN

La palabra guajiro distinguió a individuos indígenas de la península de la guajira


hasta finales del siglo XVI, y luego se extendió a toda la población asentada al norte
del rio del hacha. Ya en 1621 Fray Pedro Simón la usaba para aludir a una nación nos
sujeta el dominio español y en cuyo territorio existían miles de cabezas cimarronas de
ganado mayor y menor. A pesar de los distintos gentilicios usados por los cronistas y
viajeros, los miembros de este grupo étnico se han autodenominado hasta hoy con un
término wayuu, que quiere decir persona. Cerca de 300.000 individuos pertenecientes
al pueblo wayuu residen en las áreas rurales y urbanas del departamento de la guajira
en Colombia y el estado del Zulia en Venezuela. Este grupo indígena es el más
numeroso en ambos países.
Dentro de la literatura etnográfica sobre la etnia wayuu se ha afirmado con frecuencia
que esta presenta divisiones subtrivales psicológicamente importantes. Dichas
subdivisiones son consideradas en el lenguaje etnográfico como clanes o sibs de del
tipomatrilineal. En la mayoría de las crónicas coloniales, así como en el lenguaje
cotidiano de la población no indígena se hace referencia a estas divisiones con el
nombre de “Castas “.
Aunque pueda aceptarse la existencia de clanes entre los wayuu, llamados eOirYkuu,
estos pueden definirse como categorías de personas que comparten una condición
social y un antepasado mítico común pero que jamás actúan como colectividad. Hoy
en día pueden identificarse 22 clanes en el lado colombiano de la península, los cuales
se caracterizan por ser dispersos y no corporativos. El conjunto mitológico asocia a
los miembros de estos clanes con animales epónimos o con marcas de clan
entregadas por seres sobrenaturales en la piedra de Alaas, en la alta Guajira, los
cuales son utilizados como emblemas por parte de los individuos para identificarse
como seres distintos a los miembros de otros clanes.
En contraste, pueden conformarse también ramas del linaje llamadas apYshiiD que
tienen un carácter corporativo. Podemos definir el matrilineal Wayuu como un grupo
de decencia unilineal.
Genealógicamente definido, estos linajes tienen como elemento común los nexos de
consanguinidad, ya que todos los individuos de cada grupo se identifican como
descendientes de los mismos antepasados por lineal femenino.
Los parientes uterinos menores usualmente designan a un hombre del grupo con el
termino talaula, que puede traducirse como.
CONTENIDO

1. Introducción a la etnia wayuu.


2. Origen.
3. Localización y población.
4. Actividad económica.
• Artesanía.
5. Cultura.
• Matrimonio.
• Danzas.
• Leyendas.
Conclusión.
Bibliografía.
Anexos.
ORIGEN

El origen de los wayuu está a punto de resolverse, muy pronto estos indígenas
sabrán por dónde llegaron y quiénes fueron sus abuelos, bisabuelos, tatarabuelos y
demás ancestros. De paso, sabrán por qué en este desierto algunas mujeres son
blancas, rubias y de ojos azules, mientras otros indígenas son de pelo lacio, negro,
grueso, ojos rasgados, piel color café con leche o bastante barbados. Gracias al
raspado bucal y a la muestra de sangre que donaron 322 hombres y mujeres guajiros,
también se obtendrá información genética de esta población que servirá como
referencia en pruebas de identificación forense y de paternidad.
El idioma wayúu llamado wayuunaiki es parte de la familia de idiomas Maipuran
(Arawak). La palabra wayúu en sí misma significa persona o personas. Las relaciones
comunitarias son una de las características más fuertes de este grupo étnico. Los
Wayuu son excelentes narradores de cuentos.
LOCALIZACION Y POBLACION

Ubicación
Los Wayúu se encuentran ubicados en la península de La Guajira al norte de
Colombia y al noroeste de Venezuela en el estado de Zulia, sobre el mar Caribe.
Ocupan un área de 1.080.336 hectáreas, las cuales están localizadas en el resguardo
de la Alta y Media Guajira, ocho resguardos más ubicados en el sur y la Media Guajira
y la reserva de Carraipía. Este pueblo indígena se encuentra ubicado en los municipios
de Barrancas, Distracción, Fonseca, Maicao, Uribía, Manaure y Riohacha; así mismo,
hacen presencia en el estado venezolano de Zulia. En total son 144.003 personas
repartidas en 18.211 familias. Los Wayuu representan el 20.5% de la población
indígena nacional (DNP-Incora, 1997), el 48 % de la población de La Guajira y el 8%
de la población del estado de Zulia.
POBLACIÒN

La población Wayuu se concentra en el departamento de la Guajira, en donde


habita el 98,03% del total. Le siguen Cesar con el 0,48% (1.293 personas) y
Magdalena con el 0,42% (1.127 personas). Estos departamentos concentran el
98,92% poblacional de este pueblo. Los Wayuu representan el 19,42% de la población
indígena de Colombia. La población Wayuu que habita en zonas urbanas corresponde
al 12,22% (33.038 personas).
El Censo DANE 2005 reportó 270.413 personas que se reconocen como
pertenecientes a pueblo Wayuu, cifra que posiciona a este pueblo indígena como el
de mayor cantidad de población del país. El 48,88% son hombres (132.180 personas)
y el 51,12% mujeres (138.233 personas).
Indicadores demográficos del pueblo wayuu
Su distribución demográfica está intrínsecamente relacionada con los cambios
estacionales; durante la estación seca, muchos Wayuu buscan trabajo en territorio
venezolano o en otras ciudades o pueblos y en la temporada de lluvias muchos
retornan a sus rancherías.
Es importante señalar que los Wayuu no se distribuyen de manera uniforme en su
territorio tradicional. La densidad de población en los alrededores de Nazaret
(corregimiento de Uribía).
VIVIENDA

Los Wayuu viven en casas construidas con barro y madera. En una casa es común
que vivan abuelos, padres e hijos. Las casas conforman rancherías, cada familia tiene
una ranchería que se delimita con referentes geográficos como cementerios y fuentes
de agua.
ACTIVIDAD ECONOMICA

El territorio del pueblo Wayuu no forma parte de los ecosistemas de la selva tropical
y no es un pueblo que basa sus actividades económicas y productivas en la
agricultura. En contraste, el territorio Wayuu está ubicado en ecosistemas desérticos,
el pastoreo seco y árido, la pesca y el comercio son parte de la supervivencia de las
personas Wayuu más importantes.
Dentro del vasto territorio Wayuu hace de esta una gran biodiversidad, pero no compra
que alcance las proporciones en otras regiones como el Amazonas o el Choco
Biogeográfico debe ser considerado y estudiado adecuadamente. Además, los Wayuu
de su actividad de pastoreo, recolección y pesca, usaron de muchas maneras la
biodiversidad dentro de su territorio.
Manioca, sandías, maíz y varios tipos de frijoles se cultivan en la tierra cultivable cerca
del asentamiento durante la temporada de lluvias y también se recolectan frutas. Se
desconoce la rotación y el barbecho, pero en cambio se queman ciertas plantas, cuyas
cenizas aumentan la fertilidad del suelo. La economía principal consiste en mantener
y criar caballos, cabras, mulas, vacas, cerdos, ovejas y pollos.
la carne se consume principalmente solo en ocasiones especiales, se vende o utiliza
más ganado como medio de transporte. La cantidad de ganado proporciona
información sobre el estado social, con el ganado, la novia pagada o una
indemnización en disputa.
ARTESANÌA

Cada madre wayuu le enseña a su hija a tejer y hacer crochet, manteniendo la


tradición tan viva y vibrante como siempre. Para los Wayuu, tejer es un símbolo de
sabiduría, inteligencia y creatividad. A medida que las jóvenes Wayuu alcanzan la
mayoría de edad, aprenden a crear mochilas Wayuu.
Según la leyenda, la tradición proviene de «Wale’kerü», una araña que les enseña a
las mujeres a tejer sus dibujos creativos en las bolsas Wayuu. Cada diseño
incorporado en cada bolsa Wayuu es exclusivo del tejedor, y cuenta una historia a
través de los colores, patrones y formas de la bolsa.
El tejedor toma una cuidadosa precisión en su narración, asegurándose de que la
mochila sea una fuerte representación de la cultura Wayuu. Las mujeres Wayuu
trabajan días completas mientras tejen sus bolsas de Wayuu y pueden tomar hasta
un mes completo para completar una sola bolsa.
Hoy en día, las bolsas de Wayuu se han convertido en un medio de apoyo financiero
para los Wayuu, lo que les permite preservar su forma de vida.
Tal vez esta historia sobre las bolsas Wayuu Mochila te haga sentir curiosidad por los
espíritus creativos detrás de las bolsas colombianas. La mayoría de la gente sabe que
estas bolsas vienen de Colombia, pero no se sabe por quién y por qué se hacen estas
coloridas bolsas. El nombre ‘Wayuu Mochila’ lo dice todo, porque son generados por
las tribus Wayuu de Colombia.
Las mujeres de la tribu Wayuu son las creadoras de Mochila. El arte de tejer ha
existido por mucho tiempo y se transmite de generación en generación. Para las
mujeres de la tribu wayuu es un privilegio poder hacer estas mochilas. En la cultura
Wayuu es un signo de inteligencia, creatividad y sabiduría.
Es un proceso complicado. Hacer una bolsa puede requerir tres semanas de trabajo
intensivo y concentrado de una mujer wayuu. Las Mochila están hechas de alambre
grueso o delgado. No importa mucho la calidad de tu bolso. Cuando compra una
Mochila, es casi seguro que disfrutará de su colorida bolsa por el resto de su vida. Los
bolsos son fuertes, bellamente texturizados, hechos a mano y de una calidad
maravillosa.
Las mujeres wayuu reciben una cierta cantidad de dinero por cada bolsa que venden
para ayudar y apoyar a los mandos en su cultura. Es comercio justo, por lo que estas
mujeres junto con su comunidad se beneficiarán de este hermoso arte de tejer. Esta
es la razón por la cual su arte y su cultura permanecerán.
CULTURA

 MATRIMONIO
El matrimonio wayuu es una alianza entre dos familias que ante la sociedad
asumen compromisos y que se rige por el Sistema Normativo Wayuu, aplicando las
reglas que regula el matrimonio. Se cumple ciertos procesos antes, durante y después
de la ceremonia matrimonial, éstas son:
Achunta wane jier, y la “Sujapüinaa” o Arras dadas en promesa de
Matrimonio: en el pasado histórico del pueblo wayuu, era una costumbre
comprometer a los jóvenes en pareja (Varón-hembra), por convenios que realizaban
los padres de ambos, sin consultar con ellos, pero que por razones de aculturación en
la actualidad dicha costumbre se ha extinguido, por lo que hoy en día, es aceptada el
entendimiento entre los jóvenes que aspiran cazarse. El pretendiente, notifica a sus
padres y al tío materno y autoridad de la familia de su interés por la pretendida (novia).
Ouunuwawaa (Recolecta del novio, entre su familia, amigos, vecinos, para dar
la Dote por la novia): Después de haber procedido a la petición de la novia, en la
sociedad wayuu, los miembros de la filiación familiar del varón (pretendiente), para
casarse con una joven, éste debe visitar a sus
familiares “Ounnüwaainjachi jo’u nupüshi jee kasayuin nunain”, en la que
también se involucran en aportar los Oü’payuu, tíos paternos, ya que por regla social
y familiar deben contribuir a la causa de la “DOTE”, aportando collares, animales, entre
otros.
Pa’ünaa: el matrimonio wayuu: llega el día, fecha y hora de la entrega de la
“PA’ÜNAA” o “DOTE”, el matrimonio en sí, esta puede ser: 20 cabezas de ganados
bien encebados y hembras, con un macho, 50 cabezas de cabras, más otras 50
cabezas de Carneros hembras en las mismas condiciones de las anteriores, 10
caballos, entre los cuales deben venir 2 caballos competidores en carreras más 2
mulas. Además de 10 collares clasificadas en collares de tumas de “Jokomayaa”, y de
“Pula’üliayaa”, alternas en oros de “Pariiriyaa” y otras de “Manaliaa” bien calificadas.
Otras en collares de las características de tales exigencias, deben ser de fiel
cumplimiento, para la fecha pautada de la entrega de la Dote, (Acto ceremonial del
matrimonio wayuu, que sella el pacto o Alianza entre las dos familias).
Este acto ceremonial de entrega de la Dote es una acción que formaliza la relación
inter-familiar previa a la Ceremonia Matrimonial, de acuerdo a los usos y costumbres
wayuu, son procesos de cumplimiento antes, durante y después del matrimonio. La
entrega de la “DOTE”, no puede entenderse o considerarse como una venta. En la
sociedad wayuu, no piensan en el matrimonio como una relación comercial entre un
hombre o un objeto que se puede comprar y vender; por el contrario, se trata de
compensar a los miembros familiares de la Pretendida (novia), la pérdida de una
miembro de la casa, que sale de su grupo familiar, de ahí que, la dote, en la lengua
wayuunaiki se llama: “PA’ÜNAA”.
 DANZAS
Comúnmente llamada danza Chichamaya, la Yonna es considerada la
manifestación folclórica Colombo-venezolana más auténtica, pues simboliza el
enorme patrimonio cultural albergado por la etnia wayúu.

Es un rito comportamental de múltiples connotaciones simbólicas que mantiene dentro


de la cultura guajira tres atributos esenciales: búsqueda del equilibrio social,
solidaridad colectiva y relación entre el cosmos y el hombre. Básicamente los wayúu
se reencuentran a través de este baile que consolida y perpetúa sus tradiciones.
El kasha o caja, único instrumento utilizado en esta celebración, imita los diferentes
sonidos del mundo wayúu; con su toque se inicia la celebración.
En la parte superior se sostiene con aros de madera cardón. Las baquetas llamadas
Shieera kasha están labradas en madera de curarire en forma de pene o de cabeza
de serpiente.
El kasha va apurando el ritmo para atraer a los wayúu, quienes buscando olvidar los
momentos difíciles y fortalecer los vínculos de solidaridad van a la celebración.
Previamente, se limpia una extensión de terreno, que será el Pioui, círculo que
describe los aros del espacio terráqueo y los círculos lunares. En ese espacio tendrá
lugar la Yonna o Yonnakat durante una o varias noches. Es un baile en honor a la luna
kashí.

La danza se ejecuta por parejas, primero sale el hombre, da media vuelta a la


izquierda o a la derecha e invita a la mujer lanzando una exclamación:
“¡wasei!¡pusaja!¡mirroua!”; ella, con un giro completo, acepta y así se inicia el baile.
Se le considera una danza libre; sin embargo, sí está constituida por ciertas
secuencias que son marcadas por el tamborero: Skua kaarai o karaikuya (los pasos
del alcaraván), Shi chirai´ra Majayülü (movimiento de los senos de la señorita),Sukua
Patajuwa (pasos de cataneja) y Jayamulerüyaa (hacer como las moscas, única parte
donde varias mujeres bailan alrededor de un solo hombre).
A lo largo del baile la mujer persigue al hombre al son del tambor. Ella va abriendo la
manta con ambas manos y él se desplaza hacia atrás con largos pasos evitando
caerse. Finalmente, cuando ya no puede más, cae e inmediatamente ambos son
reemplazados por otra pareja. Si el hombre abandona el baile por cansancio, sin ser
tumbado, es felicitado por los otros varones y a la mujer se le reconoce su elegancia.

Para la Yonna, las mujeres utilizan trajes especiales y coloridos llamados Ashein y un
pañuelo de colores. Este atuendo va acompañado de collares, pulseras de oro y aretes
que se colocan en los tobillos para que suenen al bailar. El traje del hombre se llama
She´i y es una manta cosida por un lado con una abertura en el centro.
En la cabeza lleva un Karatse (aro tejido de paja) con borlas de lana de muchos
colores y un penacho de plumas de pavo real o de gallo fino.
Ambos van maquillados según el motivo de la celebración.
LEYENDAS Y MITOS

Mito sobe la muerte


Se cree que cuando algún miembro de la familia wayuu se presenta ante la muerte,
su espíritu viaja hacia Gepirra, (Cabo de la Vela). La ceremonia se detiene en el Faro.
El alma se lanza al mar y se sumerge para cruzar a nado un orificio submarino debajo
de un islote de piedra, que se aprecia cerca de la pequeña bahía. Posteriormente, el
espíritu aflorara enriquecido y listo para iniciar su viaje al otro mundo.

Mito sobre la creación de la Macuira


Había tres hermanos que bajaron de la Sierra Nevada de Santa Marta a conocer
nuevos horizontes. Tomaron el rumbo hacia la Alta Guajira y cuando andaban a mitad
de camino a uno de ellos le dio mal de estómago y se sentó; inmediatamente se quedó
formado en un montículo el cerro Epitz, traducido al español como “la persona con
diarrea”.Los otros dos siguieron el camino, con algunas provisiones en la mochila. A
uno de ellos le dio hambre y saco de la mochila maiz tostado para comer. Se sentó a
ingerirlo y quedo convertido en el cerro itujul, traducido al español como “maíz
tostado”. El tercer hermano, siguió caminando hasta encontrarse el mar y decidió
bañarse. Como no sabía nadar, trago mucha agua y el estómago se le reventó y se
convirtió en el Cerro de los Monjes (Venezuela), donde los pequeños islotes son las
partículas del estómago que se rompió. Los familiares de estos hermanos empezaron
a preocuparse porque no habían regresado; decidieron seguirlos hasta el Itujul;
durmieron allí; al amanecer, se convirtieron en todos los cerros de la Serranía de la
Macuira.

Mito de la Piedra del destino


En puerto Espada, lugar especial, pero sin recursos turísticos, existe la Piedra del
destino que, según la creencia wayuu, mide la prolongación de la vida, pasando a
través de ella por dos bocas, una de entrada y la otra de salida: si la persona que
penetra por la boca pasa fácilmente, se dice que vivirá mucho tiempo, pero si pasa
con dificultad, o no puede pasar, se dice morirá pronto.
ETNIA WAYUU

Josselyn Lissetthe Leal Piedrahita.


Sara Liévano Zambrano.
Silvana González Muñoz.
Nicole Baloco Cubillos.
Mariana Velez Orozco.

Institución educativa CASD Hemogenes maza

Sep/29/2019
ETNIA WAYUU

Presentado a docente: Luz Marina Quiroga Gómez

Institución educativa C.A.S.D Hermogenes maza

Armenia, Quindío
2019
CONCLUSION

Aprendimos acerca de la población wayuu, que es una de las comunidades más


representativas de toda Colombia, ya que aporta a esta tal tradición cultural que marca
tal diferencia en su propio territorio.
comprendimos que la cultura wayuu, Aunque posee muchos conflictos como en
cualquier lugar del país que han sido resueltos por las armas, los Wayuu presentan
un sistema judicial bien particular que se denomina Suküaipa Wayuu que les permite
resolver los conflictos de manera pacífica, basados en el poder de la palabra y los
designios y señales de los muertos, que finalmente representan la tierra.
también que Los Wayuu son gente de arena, sol y viento, llevan adentro la moral del
desierto, han resistido durante siglos en la península de la Guajira, son grandes
artesanos, y comerciantes, luchadores incansables por sus derechos históricos, que
han sido muy violentados por la discriminación y el racismo.
De igual manera, la forma de como dramatizar y sentirse por un momento integrante
de una comunidad diferente a la que hacemos parte, sintiéndonos partícipes de
diferentes comunidades de nuestro país.
BIBLIOFRAFIA

Etnias del mundo. Com.


Sites.google.
Cultura guajira
Blogspot.com
Tayronatrips.com
wikisivar
ANEXOS

También podría gustarte