Está en la página 1de 3

ENSAYO N° 2

Profesor: Rodrigo Moreno Jeria


Sección: 4

Sebastián Guerrero

Sobre la libertad,
John Stuart Mill
Cuerpo

Hoy más que nunca, en tiempos que la corrección política guiada por el populismo debilita de cierta
forma al debate con plena libertad de expresión, parece fundamental entender a Stuart Mill y su
planteamiento frente a la libertad en general.

Hoy vivimos en una dictadura de políticamente correcto. Si uno plantea una idea que no se
acomoda a las modas que han planteado ciertos intelectuales, eres totalmente condenado a pesar de
que por ejemplo toda evidencia científica te avale, terminando un “grupo” imponiendo su ideal de
orden y el bien común para todos. Esta condena es muy similar a lo expuesto por Rosseau, incluso
mas grave al ser impuesto por el Estado, obligando a los ciudadanos a ser felices y por tanto quien
no quisiera ser feliz seria guillotinado.

Esta postura es totalmente opuesta a lo que plantea el autor, teniendo como principio fundamental la
libertad de pensar .

“No es que la libertad de pensar solo sea necesaria para la formación de grandes pensadores. Al
contrario, es tanto o mas indispensable para que el promedio de los hombres pueda alcanzar el
nivel intelectual que sea capaz. (Pag 102)

Como expresa Mill en el párrafo anterior, la libertad de pensar es fundamental para el desarrollo
intelectual, y por tanto del pensamiento critico del ciudadano medio, lo cual es fundamental para el
desarrollo de la política en si. Considerándolo como un derecho necesario y fundamental.

Al ser un derecho, posee como implicancia inmediata el cumplimiento de un deber, el cual es


básicamente la base del liberalismo; “respetar el derecho irrestricto de las libertades individuales de
cada individuo, hasta que esta afecten las libertades o integridad de un tercero. Por lo que el
argumento del “Discurso de odio” o simplemente el fanatismo generado por el populismo se ve
totalmente refutado bajo este principio;

“Negarse a oír una opinión, porque se esta seguro de que es falsa, equivale a afirmar que la
verdad que se posee es la verdad absoluta. Toda negativa a una discusión implica una presunción
de infalibilidad”(Pag.82)

He ahí la importancia que le da el autor. Pero si bien tener esta libertad para el desarrollo intelectual
de la población es fundamental e indiscutible la primordialidad que le da el autor al tema, es solo
una arista de lo que realmente afecta el derecho a la libertad de expresión dentro de una sociedad.
Si se censura la libre expresión, reduciendo así el debate publico, se abre mas aún la posibilidad de
que gobierne, por ejemplo, un populista o que simplemente que se vea amenazada la democracia.

“Sin más, no es inmune a aquel peligro de despotismo de la mayoría y al imperio de la opinión


publica”(Pag.26)

Esto afecta de forma directa a las minorías eximiéndolas en su totalidad del debate político;

“En la misma línea, abogó por el sistema de representación proporcional y el modelo de voto
transferible de Hare, no solo para garantizar la representación de las minorías y lograr un mejor
equilibrio pluralista de intereses en el gobierno, sino también porque ese sistema de representación
proporcional favorecería la incorporación de voces independientes en el parlamento, es decir,
libres de la disciplina partidaria”(Pag.26)

En conclusión “Sin libertad de expresión no hay libertad, y si no hay libertad, tampoco hay
democracia.”

Bibliografía

 Sobre la libertad, Jhon Stuart Mill.

 El discurso de odio y los límites a la libertad de expresión, Esteban Montoya.