Está en la página 1de 9

DELITO CONTRA LA FAMILIA

DELITO CONTRA EL MATRIMONIO Y EL ESTADO CIVIL

El capítulo I, del Título VII, del Libro Segundo del Código Penal se ocupa, bajo
este epígrafe, de los delitos que atacan el matrimonio y el estado civil. La razón de
su inclusión, radica en la necesidad de proteger a la familia como célula de la
sociedad; además respalda la protección que le confiere la Constitución Política
del Estado.

BIGAMIA

Dice el Art. 240 “El que contrajere nuevo matrimonio sabiendo no estar disuelto el
anterior a que se hallaba ligado, incurrirá en privación de libertad de dos a cuatro
años”.

Sujeto activo, puede ser cualquier persona cuyo vínculo matrimonial no esté
disuelto. El sujeto pasivo resulta ser el esposo cuyo cónyuge comete bigamia.

Si el otro contrayente ignora el estado civil, también resulta ser sujeto pasivo del
delito. El bien jurídico protegido es el matrimonio, fundamentalmente, el estado
civil en cuanto este depende del matrimonio. A este respecto Diego Díaz – Santos
dice: “La bigamia ha de incluirse entre los delitos contra la familia y dentro de ellos,
contra el matrimonio, pues consideramos que, al contraerse un nuevo matrimonio;
el nuevo vínculo viene, sin duda, a quebrantar las relaciones entre los cónyuges y
en consecuencia, rompe la unidad familiar en la cual se base, precisamente el
matrimonio”.

Para que se consume este delito, el sujeto activo tiene que saber necesariamente,
que su anterior matrimonio no está disuelto de acuerdo a las leyes bolivianas.

Rodríguez Devesa dice que el nombre no es muy apropiada ya que comprende


tanto la bigamia en sentido estricto (convivencia con dos mujeres) como la
convivencia sucesiva y la poligamia. Si bien es cierto el razonamiento, sin
embargo se puede afirmar que hay bigamia aunque no conviva con las dos o mas
mujeres.

Para la legislación boliviana es indiferente que sea hombre o mujer, basta que
cualquiera de los dos contraiga un nuevo matrimonio sabiendo que no está
disuelto el anterior al que se halla ligado.

OTROS MATRIMONIOS ILEGALES

Impro0piamente la ley llama otros matrimonios ilegales, cuando en puridad de


derecho, todos los comprendidos en el presente Título devienen en ilegales.
Siendo enumerativo el Art. 241, se hace necesario analizar cada uno de los
incisos. Dice el Art. 241, será sancionado:

1) Con privación de libertad de uno a tres años el que no siendo casado


contrajere a sabiendas matrimonio con persona casada.
Se trata de caso del que no siendo casado, contrae, a sabiendas,
matrimonio con una persona casada. En consecuencia, es la persona
soltera quien comete este delito, independientemente de la casada para la
que, según se ha visto, existe otra tipificación. En cuanto al sujeto pasivo es
el titular del derecho lesionado, el cónyuge perjudicado con el matrimonio
ilegal.
Se trata de un delito instantáneo cuya consumación se produce en el
momento de la celebración del matrimonio. Con referencia al a culpabilidad,
este es, delito doloroso.
2) Con privación de libertad de dos a cuatro años, el que hubiere
inducido en error esencial al otro contrayente.
Para que exista error esencial es necesario que el otro contrayente se halle
convencido del estado civil del sujetivo activo. Es un delito doloso por
cuanto existe en el sujeto activo tanto el conocimiento, como la voluntad de
realizar el hecho.
3) Con privación de libertad de dos a cuatro años, el que hubiere
ocultado impedimento legal respecto a su propio estado civil o del
otro contrayente.
Esta figura se refiere al engaño que se hace a la autoridad encargada de
celebrar la ceremonia del matrimonio. Este puede ser tanto con referencia a
su estado civil como al de otro contrayente. En este tipo penal, hay que
hacer un análisis del sujeto activo, porque puede haber lugar a un concurso
con las anteriores.
Si es una persona soltera sabe que el otro contrayente es casado o oculta
este impedimento al Oficial de Registro Civil, incurre no solamente en esta
figura, sino, también, en la señalada en el inciso 1º y si, por el contrario, es
el casado quien oculta su estado civil, incurre en la sanción del Art. 240,
correspondiente a la bigamia.

RESPONSABILIDAD DEL OFICIAL DE REGISTRO CIVIL

Art. 242: “El oficial del Registro Civil que a sabiendas autorizare un matrimonio de
los descritos en los arts. 240 y 241, o procediere a la celebración de un
matrimonio sin haber observado las formalidades exigidas por ley, será
sancionado con privación de libertad de dos a seis años”.

En el primer caso, el oficial de Registro Civil comete un delito doloso por cuanto
este debe saber que uno o ambos contrayentes tiene impedimento legal. En el
segundo, la ley sanciona al Oficial del Registro Civil que celebra un matrimonio sin
observar las formalidades de ley, vale decir, por ejemplo, sin publicar los edictos,
faccionar las respectivas actas matrimoniales, etc.

SIMULACION DE MATRIMONIO

El Art. 243, del Código Penal, define este tipo penal en los siguientes términos: “El
que se atribuyere autoridad para la celebración de un matrimonio o el que simulare
matrimonio mediante engaño, será sancionado con privación de libertad de dos a
seis años”.
Sujeto activo, puede ser cualquier persona. Sujeto pasivo, la persona perjudicada
con un matrimonio simulado. Bien jurídico protegido, el estado civil afectado con
un matrimonio simulado.

Habrá que analizar los movibles que llevan al infractor para la simulación de un
matrimonio. Muchas veces se realiza este acto para lograr un acceso carnal con
una mujer o por el contrario, es una fortuna, o en última instancia el joven que
simula matrimonio con una señora de edad, bastante rica, a efectos de disfrutar de
la fortuna de ella. En primer caso estamos ante un delito contra la libertad sexual y
en los dos restantes, contra el patrimonio porque, en el fondo, constituye una
estafa. Nuestro Código, lo ha situado entre los delitos contra el estado civil, cuya
ubicación es totalmente desacertada, porque no atenta contra el estado civil, sino
contra otros bienes jurídicos como la moral sexual o el patrimonio.

ALTERACION O OSUBSTITUCION DEL ESTADO CIVIL

Para una mejor comprensión, es necesario analizar cada una de estas figuras: Art.
“Incurrirá en reclusión de uno a cinco años”:

1) El que hiciere inscribir en el Registro Civil una persona inexistente: Esta


figura, como todas las de este tipo, va contra el estado civil de las personas.
El estado civil es la situación jurídica de una persona con respecto a sus
vínculos de familia con otras, determinada por el nacimiento, el
reconocimiento, la adopción, y el matrimonio, situación de la que derivan
una seria de derechos y obligaciones tanto de derecho privado como de
derecho público”
2) El que en el registro de nacimiento hiciere insertar hechos falsos que
alteren el estado civil o el orden del recién nacido.
3) El que mediante ocultación, substitución o exposición, aunque esta no
comporte abandono, dejare a un recién nacido sin estado civil, tornare
incierto o alterare el que le corresponde.
4) La que fingiere preñez o parto, para dar a un supuesto hijo derechos que no
le corresponden.
El sujeto activo tiene que ser necesariamente una mujer: el hecho puede
consistir tanto en una falsa preñez o en un parto. Será preñez fingida por
ejemplo, presentar un certificado de análisis medico falso. Su consecuencia
repercute esencialmente en la sucesión. Con referencia a la duda si es o no
necesaria la presentación de una persona real, Soler opina que es preciso
tener en cuenta que se trata siempre de delitos que alteran, suprimen o
suponen el estado civil de otro, es decir de alguien que realmente tiene o ha
tenido un estado civil. “No será necesaria la presentación del niño al oficial
del registro, pero si la atribución de un estado civil a algún niño que
realmente existe o ha existido”.

ATENUACION POR CAUSA DE HONOR

Art. 245 “El que para salvar la propia honra o la de su mujer, descendiente, hija
adoptiva o hermana hubiere incurrido en los casos de los incisos 2º y 3º del
artículo anterior será sancionado con la pena atenuada en una mitad”.

Si el hecho fuere cometido con el fin de amparar o de ayudar, a la alimentación,


cuidado o educación del menor o incapaz, la pena se atenuará en una mitad, o no
habrá lugar a sanción alguna, las circunstancia.

SUSTRACCION DE UN MENOR O INCAPAZ

Art. 246 “El que sustrajere a un menor de dieciséis años o a un incapaz, de la


potestad de sus padres, adoptantes, tutores o curadores y el que retuviere al
menor contra su voluntad, será sancionado con privación de libertad de uno a tres
años”.

La misma pena se aplicará si el menor tuviera más de dieciséis años y no mediare


consentimiento de su parte.

Esta figura tiene que ver con el estado civil de las personas en cuanto se refiere a
la patria potestad, ya que el artículo menciona como móviles de la retención y
substracción, quitar la potestad de los padres, adoptantes, tutores o curadores.
Estas conductas significan una lesión a los derechos de los padres, dadas las
funciones tuitivas que la sociedad y la ley les otorgan de una forma inexcusable
sobre los hijos. El hecho se consuma substrayendo aún menor de dieciséis años o
un incapaz de la potestad paterna o de los padres adoptivos, curadores o tutores.
De igual manera, con la retención del menor contra su voluntad.

DELITOS CONTRA LOS DEBERES DE ASISTENCIA FAMILIAR

El Capítulo II, del Título VII, del Libro Segundo, del código penal se ocupa de
aquellos delitos que atacan el bien jurídico denominado: asistencia familiar¡.

Se entiende por asistencia familiar, al cumplimiento de aquellas obligaciones


exigidas por el desarrollo económico y moral de la familia. Últimamente, con la
protección constitucional, se puede afirmar que no solamente se protege la
asistencia, sino la existencia familiar.

Su inclusión en el repertorio de delitos contra la familia se debe, además de una


cuestión de orden constitucional, al fundamental deber del Estado de resguardar la
cohesión familiar y proteger a este célula básica de la sociedad, considerando,
como delitos, conductas que atentan contra su misma existencia.

ABANDONO DE FAMILIA

Art. 248: “El que sin justa causa, no cumpliere las obligaciones de sustento,
habitación, vestido, educación y asistencia inherente a la autoridad de los padres,
tutela o condición de cónyuge o conviviente, o abandonarse el domicilio familiar o
se substrajere al cumplimiento de las indicadas obligaciones, será sancionado con
reclusión de seis meses a dos años o multa de cien a cuatrocientos días”.

En la misma pena incurrirá el que no prestare asistencia o no subviniere a las


necesidades esenciales de sus ascendientes o descendientes, mayores
incapacitados, o dejarse de cumplir teniendo medios económicos, una prestación
alimentaria legalmente impuesta.
El tipo penal consta de dos partes. En la primera, el sujeto activo lo constituyen los
padres, tutores, cónyuge o conviviente. En la segunda, constituyen sujeto activo,
quienes no prestan asistencia a sus ascendientes, descendientes o mayores
incapacitados. Sujeto pasivo es: por un aparte la persona sometida a la patria
potestad, a la tutela, a la curatela o el cónyuge o conviviente abandonado sin justa
causa, y por otra, los ascendientes, descendientes, mayores incapacitados que no
so9n atendidos por la persona que, pudiendo, no les presta asistencia. Puede
darse el caso de varios sujetos pasivos por ejemplo en el caso de abandono a
toda una familia: esposa e hijos.

INCUMPLIMIENTO DE DEBERES DE ASISTENCIA

Habida cuenta que este articulo contiene varios incisos, es conveniente analizarlos
separadamente para un mejor desarrollo. Es importante aclarar que cuando la ley
emplea el termino padre engloba tanto al padre como a la madre en ausencia de
este.

Art. 249. “Incurrirá en privación de libertad de seis meses a dos años, el padre,
tutor, curador de un menor o incapaz y quedará inhabilitado para ejercer la
autoridad de padre, tutoría o curatela en los siguientes casos:

1) Si dejare de proveer sin justa causa a la instrucción primaria de un menor


en edad escolar.
Sujeto activo, es el padre, tutor o curador que deja de proveer sin justa
causa la instrucción primaria. Sujeto pasivo, el menor o incapaz
perjudicado.
La educación está garantizada por la Constitución Política del Estado como
uno de los deberes fundamentales. El art. 177 establece la obligatoriedad
de la instrucción primaria en los siguientes términos: “La educación es la
más alta función del Estado y en ejercicio de esta función, deberá fomentar
la cultura del pueblo. Se garantiza la libertad de enseñanza bajo la tuición
del estado. La educación fiscal es gratuita y se la imparte sobre la base de
la escuela unificada y democrática. En el ciclo primaria es obligatoria”.
2) Si permitiere que el menor frecuente casa de juego o de mala fama o
conviva con persona viciosa o de mala vida.
Es un delito doloso. Es un hecho que atenta contra la formación del menor
al permitir que su vida se desarrolle en un ambiente colectivo de la
criminalidad. El delito se consuma en el momento que el infractor consienta
para que el menor frecuente casa de juego, (tiene que ser de azar o los
estrictamente prohibidos por ley para menores) o de mala fama. El delito
también se consuma, permitiendo que el menor conviva con persona
viciosa o de mala vida. Habrá que tener especial cuidado para determinar
bajo que parámetro se puede establecer que una persona de mala vida. Es
un término muy lato, se puede prestar a arbitrariedades. Entiendo que
“mala vida” es aquella que se aparta de la normalidad.
3) Si permitiere que el menor frecuente espectáculos capaces de pervertirle o
que ofendan al pudor, o que participe el menor en representación de igual
naturaleza.
El tipo penal exige, que en el caso anterior, que exista una reiteración en la
conducta del menor y un conocimiento por parte del responsable. Los
espectáculos están anteladamente catalogados en su permisión de modo
que el parámetro para determinar que espectáculo por parte de las
autoridades competentes. Se sanciona, también el hecho de admitir que un
menor participe en representaciones que atenta contra el pudor.
4) Si autorizare a que resida o trabaje en casa de prostitución
La razón es obvia. La vida en estos sitios hace que el menor adquiera una
serie de actitudes que van a representar en el futuro, una inclinación a un
comportamiento antisocial que puede convertirse en delictual. El delito es
doloso, por cuanto el infractor conoce y permite que el menor trabaje o
resida en casa de prostitución.
5) Si permitiere que el menor mendigue o sirva a mendigo para inspirar
compasión.
Sujeto activo es el padre, tutor o curador que permite o fomenta la
mendicidad del menor que mendiga. Este tipo penal ha sido incluido por el
legislador en razón de que en muchos casos, se ha hecho norma utilizar a
menores a los efectos de obtener limosna.

ABANDONO DE MUJER EMBARAZA

Dice el Art. 250 “El que fuera de matrimonio hubiere embarazado a una mujer y la
abandone sin prestarle la asistencia necesaria, será sancionado con reclusión de
seis meses a tres años”.

La pena será privación de libertad de uno a cinco años, si a consecuencia del


abandono la mujer metiere un delito de aborto, infanticidio, exposición a abandono
del recién nacido, o se suicidare”.

Sujeto activo, puede ser cualquier persona, pero en este caso, necesariamente,
debe ser el que haya llegado a engendrar. Sujeto pasivo, la mujer embarazada.

Esta figura tiende a proteger a la mujer embarazada que se ve abandonada en


este trance. No es el bien jurídico protegido la asistencia familiar sino el debido
reconocimiento a la maternidad fuera del matrimonio. El hecho se consuma
abandonando a la mujer que está embarazada. El embarazo tiene que producirse
a consecuencia de una relación extramatrimonial. No excluye este tipo, el
concurso, puede darse por ejemplo, el caso de una seducción seguida de estupro
y posteriormente el abandono.

La segunda parte, tiene como fundamento para su agravación, el hecho de que la


mujer, a consecuencia del abandono, sumida en desesperación incurra en la
comisión de un delito o que, en última instancia, llegue a suicidarse.

El delito es doloso, por cuanto requiere por parte del infractor, tanto el
conocimiento del embarazo, como la voluntad de abandonar a la mujer.