Está en la página 1de 8

Valdivia, dieciocho de mayo de dos mil dieciocho.

VISTOS:
El veinticinco de enero de dos mil dieciocho, ante esta Corte de
Apelaciones de Valdivia, comparece don Gonzalo Lepe Ruiz, abogado,
domiciliado en Benavente N° 308, Puerto Montt, quien deduce recurso de
protección en causas Roles N° 116-2018, 117-2018, 118-2018 y 119-2018, a favor
de don Luis Alberto Teca Delgado, don Ulises Rubén Peña Oyarzo, don Francisco
Milanca Quezada y don Pedro Walterio Gutiérrez Aravena, respectivamente, en
contra de Isapre Nueva Más Vida S.A., representada legalmente por su gerente
general, don Luis Enrique Atabales Matus. atribuyéndole la comisión de actos que
infringieron las garantías constitucionales previstas en los Nº 1, 9 inciso final y 24
del artículo 19 de la Constitución Política de la República.
Dice que Isapre Nueva Más Vida S.A. envió una carta a cada uno de los
recurrentes, de idéntico tenor, en el que les comunica que el término del plan de
salud al que se encuentran suscritos desde abril de 1994 por cuanto no cumpliría
con una de las condiciones exigidas para su vigencia, que es la relativa a la
mantención de un número mínimo de cotizantes adscritos a dicho plan. Propuso a
todos ellos, por separado, la suscripción de un plan de salud individual, fijando un
plazo hasta el 29 de diciembre de 2017 para optar por dicho plan, uno distinto o
dar término al contrato de salud. Plantea que lo anterior es una manifestación
unilateral de voluntad de la parte de la recurrida quien ha declarado terminado el
plan de salud ES3343, imponiendo mediante un supuesto consentimiento
presunto, un estatuto contractual diferente y absolutamente perjudicial a sus
derechos e intereses, cuyo fundamento sería una supuesta facultad para
modificar unilateralmente un contrato en términos favorables a la Isapre sin que
sus representados nada digan, en circunstancias que aquello nunca fue pactado.
Asegura que esa modificación unilateral no está permitida en circunstancias que
en estricto rigor no se trataría de un plan de carácter grupal sino que por el
contrario, individual, aplicable a varios empleados, lo que no hace que pueda ser
calificado de colectivo de manera que la recurrida habría declarado por sí y ante sí
término del plan de salud sin precisar en la carta cual es el número mínimo de
VMMGFGEYKT

cotizantes, y si existen alternativas u opciones para mantener dicho plan. Opina


que el plan de salud ofrecido no se asemeja al que fue dejado unilateralmente sin
efecto.
Manifiesta que la Isapre les otorga la facultad para dar por terminado el
contrato, agregando luego, que si nada manifiestan al 29 de diciembre de 2017, se
entenderá que aceptarían el plan propuesto, por lo que el silencio tendría un valor
superior a la negociación, toda vez que si cada recurrente hubiese concurrido
dentro del plazo y hubiese manifestado su voluntad de continuar con el plan,
radicaría en su persona la facultad de ponerle término, cuestión que estima
contradictoria con lo indicado en el primer párrafo, unido a que si no ha concurrido,
se entenderá que ha aceptado por el nuevo plan, tratándose de manifestaciones
de voluntad que nunca se efectuaron, no habiendo facultado tampoco a la
recurrida para adoptar esas decisiones en su representación, y existiendo una
absoluta incerteza en cuanto a los efectos de la carta enviada, cuya interpretación
conduciría a una afectación de sus garantías constitucionales,. Refiere que el plan
grupal se mantendrá vigente hasta el 31 de enero de 2018, comenzando a regir
los beneficios del nuevo plan de salud a partir del primero de febrero de 2018 y
que los recurrentes han consultado en otras entidades de previsión en salud, las
que no les reciben por diversas situaciones que les impiden acceder a las
prestaciones que le otorgaba el plan de salud, únicamente en base a la unilateral y
arbitraria determinación de la recurrida, teniendo presente además que se trata de
un plan de salud que inicia el primero de abril de 2014.
Sostiene que la conducta de la recurrida ha vulnerado las garantías
constitucionales previstas en el artículo 19 N° 1, 9 inciso final y 24 de la
Constitución Política de la República, esto es, el derecho a la vida e integridad
física y psíquica; a la libre elección del sistema de salud y el derecho de derecho
de propiedad, pues, en resumen, las prestaciones disminuidas dicen relación con
su integridad física y psíquica; no podrán optar por un plan de características
similares al que mantenían y por último, ya que se afectan los derechos subjetivos
que surgen del contrato de salud al que cada uno de ellos adscribió, en tanto
cosas incorporales sobre las que tienen dominio, pues cada trabajador firmó de
forma individual el plan de salud.
Finaliza solicitando se acoja el recurso y se deje sin efecto la caducidad
o término del plan de salud grupal ES3343, manteniendo los beneficios cualquiera
fuere la denominación que se le otorgue en el futuro, con costas.
El veintisiete de febrero de dos mil dieciocho, doña Ximena San Martín
Saldías, abogada, en representación de la recurrida Isapre Nueva Masvida S.A.,,
VMMGFGEYKT

informa el recurso. Resume los argumentos de las acciones de protección y alega


la extemporaneidad de cada recurso. Aduce, en síntesis, que las cartas de
notificación fueron despachadas el 30 de noviembre de 2017habiendo transcurrido
hasta la fecha de interposición de los 4 recursos -25 de enero de 2018- casi 60
días y más de 40 días desde que los recurrentes Gutiérrez y Milanca recibieron la
carta en su domicilio, en todos los casos, por sobre el plazo fatal para la
interposición del recurso.
Respecto al fondo, refiere que los recurrentes son afiliados vigentes de
Isapre Nueva Masvida S.A. a partir del 1 de mayo de 2017, adscritos al plan de
Salud Grupal denominado ES3343, para trabajadores de la Empresa de servicios
sanitarios de Los Lagos S.A.. Destaca que su plan de salud es de naturaleza
Grupal, -a diferencia de lo señalado por los recurrentes en sus libelos- razón por la
cual tiene una regulación legal especial prevista en el artículo 200 del DFL N° 1
de Salud del año 2005 y en la Circular IF N°94 del 23 de abril de 2009 de la
Superintendencia de Salud, contenida en el Compendio de Instrumentos
Contractuales de la Superintendencia de Salud, cuya características esenciales
son el ofrecimiento de condiciones o beneficios distintos a los que podrían acceder
con la sola contratación de un plan individual, así como el término del plan grupal,
por el cese de las condiciones de vigencia del mismo.
Explica que conforme al citado compendio, el procedimiento para
realizar la modificación y subsecuente término del contrato consiste en notificar
por carta a los afiliados, otorgándoles opciones de plan para su cambio o permitir
el desahucio del mismo. Asevera que la situación acaecida en las acciones de
marras acumuladas, se refieren a la hipótesis de planes grupales reseñada y no a
la adecuación de precios base establecida en el artículo 197 del mismo DFL N° 1
ni a la regla general del artículo 1545 del Código Civil. En cuanto al Plan Grupal
ES3343 y su término, afirma que dejando de existir alguna de las condiciones de
vigencia del mismo, la Isapre se encuentra facultada para poner término al
contrato conforme las condiciones que la misma ley señala, siendo una de las
exigencias “Mantener un número mínimo exigido de cotizantes para este tramo
administrativo” ascendente a 174 cotizantes, siendo que según la información
remitida por la Isapre a la Superintendencia de Salud, el número de cotizantes
vigentes de ese plan grupal se ha reducido a 39,e incluso sigue disminuyendo,
por lo cual se ha dejado de cumplir uno de sus requisitos básicos para su vigencia,
siendo una situación objetiva y comprobable. Opina que la Isapre no realizó un
acto ilegal ni arbitrario al enviar a cada recurrente una carta en la que les
VMMGFGEYKT

planteaba las opciones de tomar un nuevo plan de salud o desafiliarse, por lo que
no ha vulnerado sus garantías constitucionales.
Añade que el recurso de protección no es la vía para reclamar el término
de un plan de salud grupal, pues la ley sectorial establece un procedimiento
administrativo reglado ante la Superintendencia de Salud, destinado a resolver las
controversias entre los cotizantes, Isapres y prestadores de salud.
Concluye solicitando se rechace el recurso, con costas.
El 16 de febrero de 2018, se decretó la acumulación de autos respecto a
las causas Rol N° 116-2018, 117-2018, 118-2018 y 119-2018.
Se agregaron los documentos allegados por las partes.
Se ordenó traer los autos en relación.
Y CONSIDERANDO:
Primero: Que el recurso de protección de garantías constitucionales,
previsto en el artículo 20 de la Constitución Política de la República, es una
acción constitucional, cuyo propósito consiste en obtener de los Tribunales
superiores de justicia, una tutela eficaz y eficiente para salvaguardar la integridad
de los derechos fundamentales que aquélla norma contempla. Al conocer un
recurso de protección, es el deber constitucional de esta Corte adoptar, en forma
inmediata, las providencias necesarias para asegurar la debida protección ante
una acción u omisión arbitraria o ilegal, que importe una privación, perturbación o
amenaza de los derechos y garantías que el constituyente establece.
Segundo: Que, desde ya, se procederá a desechar las alegaciones de
inidoneidad y extemporaneidad de las acciones constitucionales ejercidas.
La primera, por cuanto el mandato expreso del constituyente hace
compatible la interposición del recurso de protección con los procedimientos y
derechos que se puedan hacer valer a la autoridad, de modo que la competencia
de la Superintendencia de Salud sobre conflictos entre las Isapres y particulares
ciertamente no excluye la de los Tribunales de Justicia, respecto de los actos
arbitrarios o ilegales que sufran los afiliados por la conducta de aquéllas
instituciones.
Tampoco resulta intempestiva la interposición de los recursos, pues si
bien la Isapre recurrida dio aviso el 30 de noviembre de 2017 acerca de la
modificación, ésta sólo se haría efectiva a partir del 31 de enero de 2018, de modo
que todos los recursos fueron presentados antes del vencimiento del plazo de
treinta días contado desde de la materialización de la terminación del plan de
salud, por lo que fueron interpuestos dentro del plazo que regula el Auto Acordado
94-2015 de la Excma. Corte Suprema.
VMMGFGEYKT

Tercero: Que, la naturaleza jurídica de la prestación de salud que la


Isapre confiere a sus afiliados es la de un convención que crea derechos y
obligaciones para las partes, regulándose supletoriamente por las normas
aplicables a los contratos en el Código Civil. Con todo, la voluntad de los afiliados
en la elaboración del contrato se encuentra severamente limitada, atendida la
naturaleza jurídica de los mismos, esto es, un acuerdo de adhesión y dirigido, por
lo que las facultades unilaterales de la parte oferente deben ser interpretadas
restrictivamente.
Del mismo modo, el deber que cumple la Isapre, es también la forma
que ha permitido el legislador para asegurar el derecho a salud a las personas que
eligen el sistema de salud privado, garantía contemplada en el artículo 19 N° 9 de
la Constitución Política de la República, por lo que el correcto aseguramiento de
tal derecho debe ser necesariamente, un elemento orientador de la interpretación
que se efectúe al resolver un conflicto de relevancia jurídica.
Cuarto: Que del estudio de los recursos interpuestos y el informe de la
recurrida, es posible determinar, como objeto de la controversia, si el término del
plan de salud entre la Isapre y cada uno de los actores, efectuada unilateralmente
por aquélla, se regía por las regla de los contratos de salud grupales y en tal caso,
si se adecuó al procedimiento normativamente establecido para tal fin.
Quinto: Que, de la lectura de los planes de salud adjuntados por la
recurrida en su informe, constan dos antecedentes comunes a todos ellos que
resultan relevantes para la decisión del recurso. En primer lugar, en cada contrato
se inserta una cláusula denominada “condiciones de vigencia plan grupal
ES3343”, en la que se lee claramente que se trata de un plan grupal y no
individual. Y en segundo lugar, la misma cláusula antes mencionada contiene el
número mínimo y la calidad de los afiliados para la vigencia del plan. Se trata de
174 cotizantes en el “tramo administrativos”.
Sexto: Que, las normas que regulan los contratos de salud grupales son
el artículo 200 del DFL N° /2005 del MINSAL, en cuanto su contenido y
características, y la Circular IF N° 94 dela Superintendencia de Salud, de 23 de
abril de 2009, que contiene el procedimiento para modificar o terminar un contrato
grupal de salud, en el punto 3.2 Dicha regla dispone en sus incios 1° y 2°, lo
siguiente:
“3.2.- Procedimiento para ofrecer un nuevo plan de salud individual
Si cesan todas o algunas de las condiciones de vigencia del plan grupal, y
no se llega a un acuerdo con los cotizantes o sus representantes o mandatarios
comunes sobre las modificaciones contractuales del mismo, la isapre podrá poner
VMMGFGEYKT

término al plan grupal y deberá ofrecerles un nuevo plan individual de salud.


Para estos efectos, la institución comunicará directamente a cada uno de
los afectados y por escrito, el término del plan grupal -indicando expresamente la
condición de vigencia invocada y la circunstancia descrita en el párrafo anterior- y
las alternativas de planes individuales de que dispone para él. Dicha oferta, como
mínimo, deberá contemplar el plan de salud que tenga el precio que más se ajuste
al monto de la cotización legal que corresponda a la remuneración del trabajador
al momento de terminarse el plan. Asimismo, se le deberá informar su derecho a
desahuciar el contrato de salud y desafiliarse de la isapre”.
Séptimo: Que, así las cosas, el procedimiento de terminación de un
contrato de salud conforme a la Circular previamente referida, contempla dos
etapas, ambas precedidas de una condición objetiva, consistente en el hecho de
haber cesado todas o algunas de las condiciones de vigencia del plan grupal.
La primera, una negociación entre a isapre, los cotizantes o sus
representantes o mandatarios comunes. De no ser ello exitoso, pasa a la segunda
etapa, en la que la isapre se encuentra -en principio- facultada para poner término
al plan grupal y ofrecerles un nuevo plan individual de salud.
Octavo: Que, en la especie, de los formularios únicos de notificación
enviados a los recurrentes no consta el cumplimiento de la primera etapa antes
referida, pues concurriendo el cese de una condición de vigencia, procedía
entonces intentar llega a un acuerdo con los cotizantes o sus representantes,
cuestión que no ha sido mencionada ni probada por la recurrida.
Consiguientemente, al haber omitido esta etapa previa, la isapre recurrida no se
encontraba facultada para terminar el contrato grupal de salud, por lo que ha
obrado ilegalmente.
Así lo ha entendido también la Excma. Corte Suprema, al resolver “Que
dicho lo anterior, no fue acreditado por la Isapre el cumplimiento de la normativa
establecida en el inciso primero del numeral 3.2 de la Circular citada antes
transcrito, toda vez que no probó que haya dado cumplimiento al proceso de
negociación que la Circular le impone en un primer orden de consideraciones,
esto es, un acuerdo de voluntades, que en caso de no prosperar la habilita para
ofrecer planes alternativos bajo condiciones equivalentes a las que tenía al
suscribir el contrato con la institución. Es más, la Circular IF/Nº 94, en su apartado
3.2, párrafo 1°, refiere que si cesan todas o algunas de las condiciones previstas
para la vigencia del plan grupal, la Isapre puede acordar con los cotizantes
modificaciones al monto de la cotización o beneficios de conformidad con las
instrucciones que detalla, insistiendo en la idea de negociación tal como se
VMMGFGEYKT

advierte en su párrafo 3.1 que ordena la suscripción de un nuevo FUN aceptado


por los cotizantes o por los mandatarios actuantes en la negociación de las
antedichas modificaciones” (Causa Rol N° 18.427 -2016, de 23/05/2016. En el
mismo sentido, causas Rol 78.969-2016, de 23/01/2017 y 5.128-2015, de
19/05/2015).
Noveno: Que, la conducta antes descrita lesiona el derecho de
propiedad de los recurrentes al privarles del acceso a un plan de salud surgido de
un contrato válidamente celebrado, por lo que concurriendo todos los requisitos
para otorgar la tutela constitucional pedida, se accederá a lo solicitado, como se
dirá en lo resolutivo.
Décimo: Que, de acuerdo al apartado número 11º del Auto Acordado de
la Corte Suprema sobre Tramitación del Recurso de Protección de Garantías
Constitucionales, se estima pertinente eximir a la recurrida del gravamen de las
costas.
Por estas consideraciones y visto, además, lo establecido en los artículos
19 N° 21, N° 24 y 20 de la Constitución Política de la República y Auto Acordado
sobre Tramitación del Recurso de Protección de Garantías Constitucionales, SE
ACOGE, sin costas, la acción de protección deducida el veinticinco de enero de
dos mil dieciocho, por don Gonzalo Lepe Ruiz a favor de don Luis Alberto Teca
Delgado, don Ulises Rubén Peña Oyarzo, don Francisco Milanca Quezada y don
Pedro Walterio Gutiérrez Aravena en contra de Isapre Nueva Más Vida S.A. y en
consecuencia, se deja sin efecto la terminación del contrato grupal de salud
decretada por dicha Isapre respecto de los afiliados antes individualizados,
manteniéndose vigente el plan de salud grupal ES3343 en todos los casos, sin
variación alguna por este concepto.
Regístrese, notifíquese y archívese, en su oportunidad.
Rol 116 – 2018 PRO. Acumuladas: 117-2018, 118-2018 y 119-2018
PRO.

Marcia del Carmen Undurraga Jensen Gloria Edith del Carmen Hidalgo Alvarez
Ministro Fiscal
Fecha: 17/05/2018 10:58:00 Fecha: 17/05/2018 10:58:01
VMMGFGEYKT

Juan Carlos Vidal Etcheverry


Abogado
Fecha: 17/05/2018 10:58:02
Pronunciado por la Segunda Sala de la C.A. de Valdivia integrada por Ministra Marcia Del Carmen
Undurraga J., Fiscal Judicial Gloria Edith Hidalgo A. y Abogado Integrante Juan Carlos Vidal E. Valdivia,
diecisiete de mayo de dos mil dieciocho.

En Valdivia, a diecisiete de mayo de dos mil dieciocho, notifiqué en Secretaría por el Estado Diario la
resolución precedente.

VMMGFGEYKT

Este documento tiene firma electrónica y su original


puede ser validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la
tramitación de la causa.
A contar del 13 de mayo de 2018, la hora visualizada
corresponde al horario de invierno establecido en Chile
Continental. Para la Región de Magallanes y la Antártica
Chilena sumar una hora, mientras que para Chile Insular
Occidental, Isla de Pascua e Isla Salas y Gómez restar
dos horas. Para más información consulte
http://www.horaoficial.cl.

También podría gustarte