Está en la página 1de 8

HISTORIA DE ESPAÑA

TRABAJO PRÁCTICO N°3

Integrantes: Pablo Martín Berta

Micaela Córdoba

María Eugenia Martín Aragón

Alexander Montesinos

Rosario Robles

TEXTO DOMINGUEZ ORTIZ, LA ESPAÑA DE LOS REYES CATOLICOS:

1)- ¿Qué relación establece el autor entre la aparente debilidad castellana y los intereses
internacionales cuando analiza los difíciles comienzos de la monarquía española?

El autor al abordar los comienzos de la monarquía española utiliza las relaciones internacionales
como variable para entender este proceso. Dominguez Ortiz establece en su exposición que en
este contexto hay dos cuestiones a tener en cuenta: la hegemonía peninsular y la hegemonía en
Europa.

Ambas cuestiones van a relacionar los posicionamientos de las facciones en apoyo a Isabel o a
Juana. Por un lado tenemos a Isabel y Fernando con el apoyo de la Corona de Aragón y por el otro
a Juana apoyado por su esposo Alfonso V de Portugal; en este entramado la hegemonía
peninsular es identificable en dos ejes: Castilla unida a Portugal o a los reinos orientales de
España.

Con respecto a la hegemonía en Europa, Francia sería la principal afectada. Ya sea por la unión de
Castilla y Aragón que se traducía en una potencia hostil en el sur, o la unión de Castilla a Portugal
que continuaría siendo amistosa.

La contienda termina en la victoria de Toro en 1476 cuando es frenado el avance portugués y en la


batalla de Albuera que decide la guerra a favor de los Reyes Católicos. Los tratados de Alzazovas-
Toledo pusieron fin a la lucha entre las coronas.

2)- ¿Cómo es presentada por el autor la guerra de Granada?

EL autor presenta a la guerra de Grana como una guerra larga y dura, a causa de la desproporción
de fuerzas. Hace mención a elementos tanto medievales como modernos. En el primer grupo
engloba a las fuerzas puestas en juego, milicias señoriales y concejiles, contingentes de las
Órdenes Miliares, voluntarias y omicianos.

Con respecto a los elementos modernos, Dominguez Ortiz, señala la coordinación de las masas y la
artillería castellana.
3)- Enumera los elementos, espacios, instituciones y acciones que estructuraron al nuevo
estado.

Las medidas de gobierno se traducen en el empeño de lograr un equilibrio entre las diversas
fuerzas que debían tener como cúspide a la realeza.

 Las Cortes de Castilla: reunidas pocas veces, pero algunas de gran importancia como las
celebradas en Toledo en 1480 (donde se fijó en 17 el número de ciudades que tenían el
privilegio de enviar procuradores; juraron al príncipe Juan como heredero; y enunciaron
un programa de reformas que comprendía la reorganización de los altos cuerpos
administrativos, nombramiento de escribanos, saneamiento de la Hacienda, defensa de
los conceptos contra la intrusión de los poderosos, etc.). la legislación procedente de las
Cortes era intermitente y sujeta a la confirmación de los reyas que eran la verdadera
fuente de poder.

 Los reyes actuaban por medio de los secretarios reales, precedente de los futuros
ministros. Hubo cierto equilibrio entre el personal castellano y el aragonés. El trabajo
personal de los reyes con sus secretarios era necesario ya que aún no se había puesto en
marcha el sistema polisinódico que llegó a predominar en la época de los Austrias.

 El Consejo de Castilla: fue reorganizado en el aspecto judicial y en su papel de órgano


supremo de gobierno y administración. A su imagen se crearon: los consejos de Órdenes
Militares, de Aragón, de Indias y de Inquisición.

 La Chancillería: En orden jerárquico iba tras el consejo de Castilla en cuanto a la


administración de justicia. Su residencia fija era Valladolid, y se le segregaron los
territorios al sur del Tajo para constituir la Chancillería de Granada. Por su lejanía, Galicia
tuvo una audiencia propia, y en Sevilla se constituyó un tribunal especial que luego se
convirtió en audiencia.

 La Santa Hermandad: otro instrumento renovado. Sus precedentes eran las hermandades
constituidas entre varias ciudades para suplir la carencia del poder real, defenderse de los
nobles y castigar los delitos. La nueva Hermandad fue dotada de atribuciones “en todas las
cosas que fueren servicio de Dios e nuestro e bien de nuestros reinos”1 . La Hermandad
estuvo encargada de reclutar hombres y allegar fondos para la guerra de Granada, en ese
entonces la empresa más urgente. Terminada la guerra, la Hermandad se limitó a
perseguir los delitos cometidos en despoblado valiéndose de los “cuadrilleros”; tenía
cárceles y jurisdicción especiales.

 La Hacienda: uno de los objetivos necesarios para crear un verdadero Estado. Una base la
constituían los impuestos menores: la alcabala, impuesto sobre las transacciones, las
tercias, que consistían en el 2/9 de los diezmos y los almojarifazgos, o derechos de

1
DOMINGUEZ ORTIZ, Antonio (1978): El Antiguo Régimen. Los Reyes Católicos y los Austrias. Alianza
Editorial. Madrid. P. 21
aduanas, entre otro. Aun así, las mercedes y rentas arrancadas o usurpadas a los reyes por
la nobleza había reducido el Tesoro Real por lo que, había que rescatar esos ingresos y
buscar otros nuevos. La situación de la Hacienda fue mejorando en concepto de recursos
ordinarios y extraordinarios, donde ambos fueron creciendo. Entre los recursos
extraordinarios alcanzaron gran volumen los eclesiásticos, concedidos por la Santa Sede
en forma de subsidios del clero y bulas de la Santa Cruzada. Más tarde fueron las Cortes
las encargadas de votar los subsidios. Sin embargo, hubo que emitir también, deuda
pública en forma de “júros”, e incluso vender alhajas reales, incorporar maestrazgos a la
Corona como medio de robustecerla política y económicamente al disponer de las rentas
de las mesas maestrales y premiar servicios con la concesión de encomiendas. Los gastos
burocráticos, muy reducidos, se limitaban a los altos tribunales y la organización central.
Las fuerzas armadas absorbían la mayor parte de los ingresos.

 Las Guardias Reales: núcleo de un ejército profesional y permanente. En 1504 contaban


con algo más de 5000 hombres, distribuidos entre infantería y caballería, más un pequeño
grupo de artilleros. A este ejército, siempre disponible y de gran movilidad, había que
añadir otras fuerzas de base territorial: los “hombres de acostamiento”, que recibían un
pequeño sueldo, eran mil hombres de armas y mil jinetes repartidos por Catilla. En
ocasiones excepcionales, la Corona hacía uso de su poder de convocatoria sobre todos los
hombres aptos para el servicio, pero eran reclutados y costeados por la Hermandad, los
concejos, los señores y las Ordenes Militares. El Estado no tenía medios de sufragar
aquella maquinaria bélica. Cada ciudad tenía su milicia, su alférez y un parque de
armamento. Los grandes señores tenían sus propias huestes. A raíz de esto, a los reyes,
son su autoridad eminente, les era fácil movilizar en un momento dado, ejércitos
considerables.

 Intensa actividad legislativa: pragmáticas reales, capítulos de Cortes, ordenanzas reales y


municipales, como la Ordenanza de Corregidores de 1500, modelo de las posteriores, etc.

Por último, hay que mencionar que los países de la Corona de Aragón experimentaron la acción
reformista en diverso grado y, en menor proporción que Castilla, por la complejidad de aquellas
instituciones, su madurez y por un grado mayor de independencia respecto a la autoridad real.

4)- ¿Por qué, al desarrollar el tema de la economía y sociedad, el autor refiere a un "bache de
conocimiento"? ¿Hasta dónde es limitada esa idea?

El autor refiere a un bache importante en el conocimiento del reinado de los Reyes Católicos a la
escasez de datos demográficos. Por una nota del año 1482 se estimaba la población castellana en
millón y medio de vecinos. Actualmente se cree esa cifra como imposible, ya que un siglo después,
sólo había un millón trescientos mil vecinos. El autor explica que esa escasez de datos por él
mencionada, se debe a que solo se dispone de los datos contenidos en padrones municipales,
visitas de Órdenes Militares y otras fuentes fragmentarias; necesitándose así, de censos generales
y de registros parroquiales para confirmar el incremento registrado en el siglo XV, o para negarlo.
INSTITUCIONES POLITICAS Y GRUPOS SOCIALES EN CASTILLA DURANTE EL SIGLO XVII:

1)- ¿Cómo desarrolla el autor la idea de que la construcción del edificio administrativo debe ser
comprendido en relación a la sucesión de los reyes?

El autor plantea que la conformación del aparato administrativo, va adquiriendo forma a partir de
premisas políticas, económicas, sociológicas y sobre todo intelectuales. Su carácter es evolutivo, y
cada monarca va dejando su impronta en la construcción de este edificio.

En cuanto a la organización, el autor sostiene que la articulación del reino de Granada aporta
mucha información, crearon municipios según el modelo Castellano, crearon Obispados y crearon
Señoríos, es decir que imitaron aquellas instituciones tradicionales.

Las órdenes religiosas sufrieron reformas sin contemplaciones, pero el malestar general estaba
centrado en las cargas militares y fiscales. Posteriormente, producto de estas situaciones, se da un
estallido social denominado comunidades, que se caracterizaba por estar compuesta por dos
elementos importantes: por un lado una revuelta urbana política y nacionalista, y por otra una
revuelta rural de tenor anti señorial, pero este movimiento rápidamente fue diluido. Este fracaso,
fue decisivo para el desarrollo de Castilla, la cual quedo mucho más moldeable a la autoridad real,
ésta última avanzo rápidamente por el camino de la burocratización, creo nuevos consejos y de
esta manera se multiplicaron los letrados.

Con Felipe II el desarrollo del aparato administrativo alcanza su etapa de auge, como asi también
la organización militar y hacendística. Hizo progresar la maquinaria burocrática y esto se refleja en
la gran cantidad de documentación que encontramos para este periodo, instalo milicias, y con
respecto a la hacienda, impuso nuevo tributos sobre la población. Con respecto a la política
gubernamental interna, estaba conformada por municipios y señoríos dotados de vida autónoma.

2)- Identifica las causas de la crisis del siglo XVII español y descríbela teniendo en cuenta los tres
elementos que permiten periodizarla.

La crisis del siglo XVII duró aproximadamente un siglo, por lo tanto en estos años, se fueron
produciendo diversas situaciones, que permiten periodizar esta crisis. En primer lugar podemos
hacer hincapié en el aspecto político, dentro del cual hay que prestar especial atención al carácter
de los tres monarcas; en segundo lugar la coyuntura económica, y en tercer lugar los aspectos
ideológicos o administrativos.

En cuanto al aspecto político, durante el reinado de Felipe III (1598-1621) es posible discernir un
periodo homogéneo que quizás se debe a su brevedad, además se observa un repliegue de la
política belicosa y se asume una posición más moderada, aparece la figura del valido en la persona
del Duque de Lerna, y se ubica dentro de un marco económico de relativo estancamiento, en
cuanto a lo administrativo se observa un gran deterioro producto de la corrupción y el
favoritismo.
Durante el reinado de Felipe IV (1621-1665) se observan dos momentos importantes; la primera
parte se caracteriza por un deterioro político y económico donde se ponen en tensión todos los
recursos de la Monarquía. Y la segunda parte donde la lucha continúa sin esperanzas, hasta las
pases de Westfalia y Los Pirineos donde se consagra la derrota de la Monarquía. Hacia el 1643
renuncia Olivares, y se llega al fondo de la depresión económica.

A la muerte de Felipe IV, quien asume es Carlos II, este periodo esta plagado de confusión, puesto
que Carlos II no fue un monarca capaz de gobernar, en un principio gobernó su madre y luego
algunos miembros de la nobleza. El intento de establecer un mercantilismo, fracaso en varias
ocasiones (por lo tanto la economía permanecía estancada); la aparición de los validos es el
resultado de la incapacidad monárquica; en cuanto al aspecto administrativo, durante este
periodo la actividad de Las Cortes y Los Consejos decae, y Las Juntas asumen un carácter de
reunión privada conformada por el ministro de turno y sus allegados; esta situación, mas la venta
de cargos y el nombramiento constante de cargos vitalicios y hereditarios, reflejan la decadencia
de la institución municipal durante el reinado de Carlos II.

3)- ¿Cual es el elemento que le da originalidad a la crisis española?

El elemento que le aporta originalidad a la crisis española según Domínguez Ortiz, se observa por
un lado con la conquista y colonización de América (donde lograron la proeza de dominar extensos
territorios, con un personal muy reducido), y por otro con el intento por parte de la monarquía
española de trasladar el sistema que venían utilizando, al exterior, este último, es uno de los
factores detonantes de la crisis del siglo XVII.

El sistema del que hablamos esta relacionado con la actividad administrativa, donde vemos una
estructura estatal sumamente centralizada, esto era posible a partir de sus órganos de inspección
y control, tales como: chancillerías, consejos y audiencias. Por otra parte existían, tribunales de
apelación y en localidades importantes, un corregidor que transmitía los deseos del soberano.
Pero este sistema al ser trasladado a otro contexto (internacional), fue desvirtuándose, es así
como aparecen los primeros rasgos de la crisis.

4)- Identifica la opinión del autor sobre la refeudalización del siglo XVII.

Respecto al concepto de refeudalizacion, Domínguez Ortiz, se muestra un tanto reacio a esta idea,
sobre todo en el caso castellano; y lo justifica, planteando que los síntomas a los que se aduce en
realidad no tienen mucha fuerza probatoria, este autor realiza algunos ejemplos acerca de ello:

En primer lugar, sostiene que la multiplicación de caballeros y de títulos no se puede tomar como
un refuerzo de la casta nobiliaria. En segundo lugar, la venta de nuevos señoríos no significo un
gran refuerzo para la institución señorial.

En tercer lugar, sostiene que la explotación de la que fue objeto la nobleza (descuentos de juros,
recursos extraordinarios, etc.) llevo a muchos de sus miembros al borde de la ruina, de la cual se
salvaron ya que la institución del mayorazgo los ponía relativamente al cubierto.
TEXTO DE HERNANDEZ SANCHEZ BARBA:

1)- Periodiza las fases de la unificación y señala los hechos más importantes.

1- UNIDAD DINASTICA:

1469- se basa, jurídicamente, en las Capitulaciones de Cervera, que aseguraban un proyecto de


gobierno conjunto.

1475- en la Concordia de Segovia se concretaron diversos aspectos de gobierno, precedencia,


honores y jurisdicciones, titulaciones, signos y emblemas.

2- CULMINACION DE LA RECONQUISTA:

1481- 1492: La guerra de Granada: fue la empresa que culminó la Reconquista. La Corona era
consiente que esta guerra suponía la recuperación de la totalidad del territorio y la desaparición
del ultimo poder islámico en él. En 1492 culminaba la reconquista que se había iniciado en el año
718.

1479- Tratado de Alcaçovas: acuerdo con Portugal y la división del Atlántico entre ambas Portugal
y Castilla. Las Islas Canarias, ganadas y por ganar, quedan para Castilla y, en la medida en que la
navegación portuguesa podrá hacerse contra Guinea hacia el Sur aparece implícito que la
navegación de Castilla será hacia Occidente. En ese momento quedan por conquistar Gran
Canaria, La Palma y Tenerife (producidas en 1478 la primera, y entre 1492-1495 las dos últimas).
Quedó establecida en las islas la sociedad hispánica insular mediante una rápida colonización y la
integración de la población guanche en un mestizaje atlántico.

3- INTEGRACION DE NAVARRA:

1515- Como consecuencia de una serie de factores de política internacional que consolidaron su
integración en los dominios del rey Fernando, entonces rey de Aragón y de Sicilia y gobernador de
Castilla en nombre de su hija Juana.

La unidad se alcanza como gran obra política de los Reyes Católicos y con ello se produce la
certificación de la constitución de la Nación Española

2)- Escribe las definiciones del autor sobre ESTADO, ESTADO NACION.

El concepto de Estado se basa en una idea del Derecho anclada en la decisión metafísica que hizo
brotar la posibilidad de la coexistencia política; según ella, el Estado es el producto típico de la
racionalización de la quíntuple vía: política, militar, económica, jurídica y cultural. La unidad de
estos cinco órdenes racionales es el Estado; al Estado le corresponde la organización y la
autoridad al servicio del bien común y sobre la base del respeto a la dignidad y la libertad del
hombre.

La sociedad de convivencia común tiene tres elementos existenciales: el territorio, la comunidad y


el orden político. La integración de estos tres elementos constituye el Estado Nación, en el que un
proceso de convivencia forja una vocación común, conjunta y única que se manifiesta en tres
niveles: poder(decisión), instituciones sociales (autoridad), opinión pública (refrendo, contraste,
expresión de voluntad).

3)- Describe al pensamiento político español de los siglos XVI Y XVII.

La tradición doctrinal y jurídica española arranca del siglo XIII con las Partidas de Alfonso X El Sabio
(1252- 1284). Desde el comienzo del reinado conjunto, destaca una generación (1480-1505) de
pensadores políticos muy conocidos en la época: Diego de Valera, Gómez Manrique, Iñigo de
Mendoza, el protonotario Juan de Lucena, el jurista Alonso Díaz de Montalvo, el letrado Juan
López de Palacios Rubios. Son varios los tratados doctrinales escritos por ellos que inician la
tradición del consejo político a los Monarcas, definiendo su perfil ideal, los deberes de los
príncipes y los modos de relación con los súbditos.

Los principios que resultan más importantes desde el punto de vista político fueron los relativos a
la afirmación de la soberanía regia: “preeminencia y señorío real absoluto” constituía el supuesto
doctrinal más afirmativo del poder real, afincado en el principio de majestad, trato afable con
todos, pero sin permitir la excesiva familiaridad. Los Reyes tuvieron el significado de la Corona
como núcleo básico de una construcción política unida, pero compleja y organizada como Estado.
El poder monárquico alcanzó plenamente lo que hoy se considera fines del Estado: promulgación y
aplicación de la ley, ejercicio de la justicia, salvaguardia de la paz y seguridad internas, protección
del orden social, el ordenamiento hacendístico, el monopolio (regalía) de minas, salinas, tierras
baldías, acuñación de moneda, dirección de la guerra, política asistencial, diplomacia y relaciones
exteriores.

A través de la unidad dinástica, se inició una realidad política nacional. Numerosos autores y textos
definían la unidad hispánica bajo una sola Corona; todos trataban de encontrar aquello que
pudiese crear identidades comunitarias. Existe, en definitiva, una noción de España geográfica,
histórica, cultural y política compatible con el pluralismo de peculiaridad de las otras partes
integrantes del Reino. Esta idea se extiende a partir de la Monarquía, los doctrinarios políticos y
los cronistas, pero sólo alcanzó una dimensión popular y profunda con el comienzo y el desarrollo
de la empresa americana. Así es como, a partir de la acción política social y económica llevada a
cabo por España en América, se adquiere la perspectiva de lo que es España y el gran valor que
reviste su unidad.

La idea unitaria produjo una adhesión de instinto, tradición y sentimiento a la Monarquía. El Rey,
único punto concreto de unión en los Estados de importancia territorial, se benefició del
reforzamiento del sentimiento nacional. Los fundamentos doctrinales de la idea unitaria del
Estado monárquico nacional, desde el reinado de los Reyes Católicos, se produce en las siguientes
etapas: aportación política personal de Fernando el Católico; fundación española de la sociedad
hispanoamericana en América; Monarquía Universal; teoría del Estado en el siglo XVII. El Rey
Fernando promovió y construyó el Estado moderno español, una construcción amplia y
sistemática en la que primaba la razón de Estado, sin perder de vista el objetivo del bien de la
comunidad política y el buen gobierno de la sociedad.

En todos los escritores políticos desde la época de los Reyes Católicos hasta el siglo XVII, se aprecia
una intensa preocupación política. Cronistas, legistas, filósofos, letrados y teólogos constituyen
generaciones intelectuales dirigidas por el Rey Fernando, en conexión con el desenvolvimiento
dinástico hasta la gran generación de pensadores políticos del siglo XVII, configuradores de la
“teoría española del Estado”. En síntesis, recién constituido el Estado Nacional monárquico, se
reviste de un pensamiento político, una burocracia administrativa y una estructura de poder,
triangulación básica de la “Razón de Estado”, coronado con la creación de un ejército permanente,
capaz de superar la potencialidad de la nobleza, y coparticipe junto a la Monarquía en la defensa
de la unidad y en las grandes empresas de expansión

4)- ¿Cuál es el lugar que ocupa América en el nuevo estado español?

América constituye una empresa de la mayor importancia que cambió el destino de España,
dándole oportunidad para crear un original sistema de gobierno, llevar a cabo el plan de
evangelización y conseguir el rescate de todo un continente hasta lograr su completa
occidentalización (lograda a través de tres vías: la institucionalización política y administrativa-
cuyo momento culminante para América corresponde a la creación del Consejo de Indias, bajo la
condición de Supremo en 1524- , la fundación de ciudades, y la creación de una estructura de
producción primaria, e incipientemente industrial que entró en circulación a través de una red
comercial interior y de proyección exterior, tanto en el Atlántico como en el Pacífico)

El descubrimiento y la integración de América en la Monarquía española se sitúan en el siglo XVI,


época de la unidad territorial y política, así como de la constitución del Estado Nacional
Monárquico que alcanzó su plenitud en el reinado de Felipe II. A una primera época que suele
conocerse como el del descubrimiento, le sigue otro proceso de “conquista” o “época
fundacional” en el que se lleva a efecto la incorporación del Nuevo Mundo a la soberanía
española, se crean los Reinos americanos y se reafirma el establecimiento de la soberanía
monárquica; de ahí la importancia y el lugar que ocupa América en el nuevo estado español.

Fue la Monarquía, como dirigente de la estrategia de incorporación, quien canalizó los modelos
sociales, desde una sola instancia promotora que abarcó todos los niveles de actividades públicas
y privadas, profesiones y oficios que conformaron la fundación efectiva de los Reinos americanos
en la multiplicidad de aspectos constituidos de una Nación, contando con una dirección política y
una organización administrativa bajo la dirección de la Monarquía. El proceso fundacional fue
largo y costoso: en líneas generales, se inicia en 1511 con la creación de la Audiencia de Santo
Domingo y alcanza hasta el final del reinado de Felipe II. Los efectos producidos por la
incorporación de América a la Corona de Castilla fueron importantes en el aspecto material como
así también, en el espiritual.

También podría gustarte