Está en la página 1de 5

Asignatura:

Teoría Psicoanalítica NRC: 10043

Título del trabajo Derechos de Autor.

Resumen de psicoanálisis

Presenta:
Wilmer Alexander Meneses ID: 662164

Docente:
Liliana Bastidas Martínez

Colombia San Juan De Pasto octubre 5 de 2019


Resumen de las lecturas
Teniendo en cuenta las lecturas La paciente del doctor Breuer, una muchacha de veintium
años intelectualmente muy dotada, desarrollo en el trayecto de su enfermedad que se extendió
por dos años, una serie de perturbaciones corporales y anímicas merecedoras de tomarse con
toda seriedad. Sufrió una parálisis. Con rigidez de las dos extremidades del lado izquierdo;
perturbaciones en los movimientos oculares y múltiples deficiencias en la visión, dificultades
para sostener la cabeza una intensa tussis nerviosa, asco frente a los alimentos y en ocasiones
durante varias semanas, incapacidad para beber no obstante una sed martirizadora; además
disminución de la capacidad de hablar, al punto de no poder expresarse o no comprender su
lengua materna y por ultimo estados de ausencia, confusión deliria, alteración de su
personalidad. Más o menos por la misma época en que Breuer ejercía con su paciente la
talking cure el maestro Charcot había iniciado en parís aquellas indagaciones sobre las
histéricas de la salpetriere que darían por resultado una comprensión novedosa de la
enfermedad. Charcot había establecido; la tesis de Breuer sobre los estados hipnoides no es
en verdad sino un reflejo del hecho de que Charcot hubiera reproducido artificialmente en la
hipnosis aquellas parálisis traumáticas. El gran observador francés, de quien fui discípulo
entre 1885 y 1886 no se inclinaba a las concepciones psicológicas; solo su discípulo Pierre
Janet intento penetrar con mayor profundidad en los particulares procesos psíquicos de la
histeria, y nosotros seguimos su ejemplo cunado situamos la escisión anímica y la
fragmentación de la personalidad en el centro de nuestra concepción.
(“cinco conferencias sobre psicoanálisis – 1909 [1910”)

Bernheim nos demostró por qué las personas a quien él había puesto en sonambulismo
hipnótico, haciéndoles vivenciar en ese estado toda clase de cosas, solo en apariencia habían
perdido el recuerdo de lo que vivenciaron sonámbulas y era posible despertarles tales
recuerdos aun en estado normal. Cuando les inquiría por sus vivencias sonámbulas, al
comienzo aseveraban por cierto no saber nada; pero si el no desistía si las forzaba si les
aseguraba que lo sabían en todos los casos volvían a acudirles esos recuerdos olvidados. A
hora bien sobre esa idea de la resistencia he fundado mi concepción de los procesos psíquicos
de la histeria. Cancelaran esas resistencias se había demostrado necesario para el
restablecimiento; y a hora, a partir del mecanismo de la curación, uno podía formarse
representaciones muy precisas acerca de lo acontecido al contraerse la enfermedad. Las
mismas fuerzas que hoy, como resistencia, se oponían al empeño de hacer consiente lo
olvidado que tenía que ser las que en su momento produjeron ese olvido y esforzaron a fuera
a fuera de la conciencia las vivencias patógenas en cuestión llame represión (esfuerzo de
desalojo) a este proceso por mi supuesto y lo considere probado por la indiscutible existencia
de resistencia. Desde luego, cambia preguntarse cuáles eran esas fuerzas y cuales las
condiciones de la represión en la que a hora discernimos patógeno de la histeria.
(“Bernheim- 1883 segunda conferencia psicoanálisis”)
Al estudiar algunas de las obras de Freud con relación a la hipnosis, se llega a la convicción
de que él no abandonó esta práctica por considerarse un mal hipnotizador, sino porque tenía
un verdadero espíritu científico, buscaba respuestas a través del experimento y no se
contentaba con soluciones a medias. En sus trabajos con Breuer se percató de que realmente
existía una mejoría en los pacientes a través de la hipnosis, pero que no pasaba de una mejoría
temporal, pues más tarde o más temprano el síntoma resurgía o se instalaba otro diferente, y
en su búsqueda incansable de razones elaboró una teoría, un método y una terapia; tres
direcciones que abarca el psicoanálisis, que nace de una práctica profesional directa. Cuando
Freud descubre la represión, postula su segunda teoría del síntoma. En ella sostiene que lo
reprimido inconsciente puede procurarse una descarga dando rodeos porque conceptualiza
el retorno de lo reprimido. Entonces el síntoma pasa a ser el resultado de una formación de
compromiso entre el deseo y la defensa. La represión se produce porque la satisfacción de
esa pulsión provocaría un displacer muy grande al Yo. El síntoma no es más que una
satisfacción sustitutiva del deseo reprimido pero desfigurado y desviado de su meta por
la resistencia del Yo. [Cabrera Macías Y, López González E, Ramos Rangel Y, González Brito
M, Valladares González A, López Angulo L. La hipnosis: una técnica al servicio de la Psicología.
Medisur [revista en Internet]. 2013 [citado 6 Oct 2013];11(5): [aprox. 9p].

Diferencias de la neurosis histérica traumática.

 La causa de los fenómenos patológicos, más o menos graves que el paciente presenta,
está en sucesos de su infancia.

 En la neurosis traumática, la verdadera causa de la enfermedad no es la leve lesión


corporal, si no el sobre salto o sea el trauma psíquico.

Diferencia de la neurosis histérica común.


 En la histérica común hallamos muchas veces, sustituyendo el intenso trauma único,
varios traumas parciales ósea un grupo de motivaciones que solo por su acumulación
podían llegar a exteriorizar un efecto traumático, y cuya única conexión está en
constituir fragmentos de un mismo historial patológico.

 La histeria común, por último, hace el ataque de retornar aquellos sucesos que por
su coincidencia con un momento de especial disposición quedaron elevados a la
categoría de traumas. (Sigmund Freud 1898 la etiología de las neurosis)
El trauma psíquico o su recuerdo actúa, a modo de un cuerpo extraño; que continúa
ejerciendo sobre el organismo una acción eficaz y presente, por mucho tiempo que haya
transcurrido desde su penetración en él. Esta actuación del trauma psíquico queda demostrada
por un singularísimo fenómeno, que confiere además a nuestros descubrimientos un alto
interés practico. Son los que constituyen el fundamento de la histeria común y también
quedaron elevados a la categoría de traumas.
(Breuer y Freud – 1893 mecanismos psíquico de los fenómenos histéricos)

La formación contraria o reactiva es un mecanismo de defensa que consiste en enmascarar


un motivo o emoción transformándolo en su contrario, por ejemplo, encubrir un odio con
manifestaciones exageradas de afecto. (“Diccionario De Psicología Científica y Filosófica”)

El síntoma de conversión se define como una afección mental en la cual una persona presenta
ceguera, parálisis u otros síntomas del sistema nervioso (neurológicos) que no se pueden
explicar por medio de una valoración médica. Los síntomas del trastorno de conversión
pueden ocurrir debido a un conflicto psicológico. (“Medline plus Enciclopedia Medica”)

La Resistencia del enfermo es esa fuerza que mantenía en pie al estado patológico. A hora
bien sobre esa idea de la resistencia he fundado mi concepción de los procesos psíquicos de
la histeria. Llame represión (esfuerzo de desalojo) a este proceso por mi supuesto y lo
considere probado por la indiscutible existencia de la resistencia por ejemplo el mecanismo
de patógeno de la histeria es una indagación comparativa de las situaciones patógenas de que
se había tenido noticia mediante el tratamiento catártico permita dar una respuesta.
(“conferencias sobre psicoanálisis 1909 – 1910”)
Referencias bibliográficas

https://es.wikipedia.org/wiki/Síntoma_(psicoanálisis)

https://www.etorredebabel.com/Psicologia/Vocabulario/Formacion-Reactiva.htm

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000954.htm

http://medisur.sld.cu/index.php/medisur/article/view/2515

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-897X2014000500001