Está en la página 1de 8

RETARDO MENTAL

Ps. Andrea Bravo


Se alteran diversas áreas del desarrollo, especialmente el área de las funciones
cognitivo intelectuales.

El retardo mental se diferencia de las demencias debido a que en los RM el sujeto


siempre ha tenido un diagnóstico de retardo, mientras que en las demencias la
persona ha tenido un desarrollo dentro de límites normales, el que, tras una noxa
o enfermedad se genera un deterioro en su funcionamiento.

Dentro del retardo mental se pueden diferenciar distintas categorías gruesas:


- Retardo mental profundo donde se observa claramente el retardo desde
las primeras etapas del desarrollo.
- Retardo mental moderado, que se observa generalmente cuando el niño
no puede seguir el mismo ritmo de su curso en colegio.

La perspectiva utilizada aquí es principalmente EVOLUTIVA. Si lo cognitivo


intelectual es lo que está dañado, necesariamente también las otras funciones del
desarrollo estarán afectadas.

Ya desde la etapa de recién nacido hay una serie de situaciones en la conducta,


vinculación, rendimiento, funciones con sus pares y familia que deben ser
consideradas. Debajo de toda esta sintomatología habrá una organización o
estructura que será diferente a la normal y se denomina organización deficitaria.

El retardo mental no ha sido definido claramente en sus causas, curso y


sintomatología. Existiría, en términos generales, causas orgánicas y causas
ambientales.

El retardo mental es un trastorno cognitivo generalizado

Trastorno cognitivo Generalizado retardo mental


Especifico discalculia, por ejemplo.

Definición de Retardo Mental según:

I- DSM IV
Los sistemas que se observan son:
1- Capacidad intelectual general significativamente inferior al promedio: CI menor
a 70 en tests administrados individualmente.
2- Déficits o alteraciones de la actividad adaptativa en por lo menos tres áreas.
3- Comienzo antes de los 18 años

II- CIE-10 (OMS)


El retardo mental es un trastorno definido por el deterioro de las funciones
concretas que contribuyen al nivel global de la inteligencia tales como las
funciones cognitivas, del lenguaje, las funciones motrices y la socialización.

III- Asociación Americana de Retardo Mental


Es la presencia de una función intelectual general inferior al termino medio que se
origina durante el período del desarrollo y que está asociado a una perturbación de
la conducta de adaptación.

Todas las definiciones son descriptivas y en general aluden a una función


intelectual disminuida y a una conducta adaptativa deficitaria.

El niño con retardo mental desde que nace es un niño que responde en forma más
deficitaria a la estimulación de los padres, desde la pasividad o desde la
sobrerreacción a la estimulación ambiental (ruidos, cambios de entorno, etc.). La
vinculación se hace más difícil, más lenta y más pobre. Se retrasan todas las
adquisiciones de conductas. Tienen un empobrecimiento en la adquisición verbal
así como también su conexión será más pobre y menor.

Las madres de estos niños son, por lo general, más sobreprotectoras y directivas
debido a que intuyen en mayor o menor grado las dificultades de su bebé para
adaptarse al entorno y lograr los hitos esperados para un desarrollo normal. Estos
niños van creciendo y teniendo mayor dificultad en su interacción con su familia y
pares, son más dependientes, más torpes y logran con más dificultad las
conductas de independencia.

En la época escolar: se empieza a evidenciar dificultad para lograr las habilidades


sociales y autonomía personal. Es posible que la familia hasta ese momento haya
ido normalizando algunas dificultades del niño, pero al momento de enfrentarse a
los pares en un contexto ajeno al familiar, se evidencia que presenta deficiencias.
El mayor problema es el fracaso en el logro de aprendizaje académico y
generalmente cuando no se ha diagnosticado en la edad temprana, se diagnóstica
en esta etapa. El niño empieza a fracasar hasta que los padres reconocen que
tiene problemas y requiere ingresar a un sistema educacional distinto al regular
para tratarlo. Cuando los padres no aceptan el diagnóstico, estos niños son
exigidos, presionados y comienzan a tener reacciones desadaptativas relacionadas
con sensaciones de minusvalía, agresividad, etc. que repercuten en todas las
esferas de su vida cotidiana. Al interior de la familia son niños que evitan o se
rebelan activamente, agresivamente o con pasividad, poseen escasa motivación de
logro y pueden presentar sintomatología ansiosa y/o depresiva.
Adolescencia: hay RM leves que por diversas razones aparecen o se detectan
tardíamente. La dificultad aquí para los padres y para el niño es aceptar que el
retardo mental es definitivo. El niño ha seguido teniendo logros, ha seguido
evolucionando, pero a pesar de esto el diagnóstico no cambiará y por lo tanto se
plantean también problemas de adaptación. Sus dificultades generalmente son con
grupos sociales que los manejan. Debido a su concretismo y literalidad para
interpretar la realidad, no logran captar el significado de las cosas a las que los
pares los pueden empujar, llegando a realizar acciones muchas veces inadecuadas
o riesgosas para ser aceptados por un grupo social.

Otro tema a considerar tanto con el joven como con su familia es el relacionado
con el control de impulsos, el manejo de la sexualidad y la reproducción. A medida
que la persona crece la brecha entre la persona con retardo mental y sin retardo
es cada vez más evidente.

Cuando el cuadro no es severo y no aparecen estigmas físicos, el problema se


genera en la medida que no tienen conciencia de dificultades para aprender, para
tener amigos de su edad y para desarrollar actividades propias de su edad, por lo
que tienen mala imagen de si, hay dificultades con su grupo social y un problema
sexual importante.

Generalmente hay en estos niños dos vertientes:


1- pasivos, evitativos, que rechazan hacer cualquier tipo de tareas y
2- trastornos de conductas, agresividad, violencia y pueden llegar a la
delincuencia.

Clínica del RM

A- Cognitivo:

1- son concretos, tienen una percepción global de las cosas, no logran captar
el significado de los detalles por lo que muchas veces tienen una visión
parcial de la realidad. Las soluciones a las dificultades son mágicas,
regresivas. Enfrenta la angustia como un niño menor, por lo que en
situaciones emocionales intensas, nuevas o poco estructuradas pueden
tener conductas bizarras y desorganizadas.

2- Tendencia a adherirse a ciertos aspectos de la realidad, pudiendo aparecer


perseveraciones.

3- Niños pasivos, no hay un aprendizaje generalizado, con poca motivación de


logro e interés frente al conocimiento.
4- Las relaciones que hacen son muchas veces parciales.

5- Dificultad de captar y diferenciar la realidad, razón por la cual sus


argumentos mezclan elementos de su fantasía con elementos de la realidad.

6- Dificultad en formación de conceptos y categorías, hay preconceptos muy


concretos. Todo esto hace que el rendimiento frente a las pruebas sea
pobre, repercutiendo en un lenguaje y motricidad deficiente.

B- Psicomotricidad: Los nociones de espacio-tiempo son pobres y se retrasan

C- Lenguaje: El aspecto de habla y su forma expresiva es en general deficitaria.

D- Afectivo: En general hay vínculos con fuerte dependencia hacia los demás, lo
cual repercute en una socialización indiscriminada, de elevado riesgo
psicosocial. Hay poca diferenciación de sus emociones y por lo tanto tienen
reacciones globales, son lábiles frente a una situación que los frustra. Hay
pobre integración de las funciones del yo, baja tolerancia a la frustración, no
logran, jerarquizar en las situaciones de tipo afectivo o verbal, son rígidos en su
estilo de enfrentamiento. Tienen reacciones emocionales desproporcionadas,
no desarrollan emociones superiores ligadas a la trascendencia y son
tremendamente sugestionables.

Criterios para clasificar RM

1- Criterio Psicométrico: Se utilizó desde que Alfred Binet creó las primeras
pruebas para medir el desarrollo intelectual para diferenciar niños normales de
aquellos con retardo según lo esperado para un criterio de edad cronológica,
idea que evolucionó hasta el concepto de coeficiente intelectual (CI)

Ha existido una utilización inadecuada del concepto de C.I, el cual proporciona


una medida del rendimiento frente a una prueba y no de inteligencia. Las
diferentes pruebas psicológicas proporcionan diversos puntajes ya que evalúan
diferentes variables por lo que estas no siempre son comparables con el
puntaje de CI.

El C.I bien usado es una buena medida pero un diagnóstico de retardo mental
no se debe realizar solo en base al C.I. El C.I es un criterio estadístico de la
posición relativa de un niño frente a una variable, en una población general que
se supone tiene ciertas características que no siempre son aplicables a la
realidad del niño.

Podemos establecer la existencia de los siguientes rangos de CI asociados a


diversos niveles intelectuales.
Normal: 90-110
Lento: 79-90
Limítrofe: 70-79
Retardo mental leve: 60-69
Retardo mental moderado: 50-59
Retardo mental severo: 40-49
Retardo mental profundo: 30-39

Niños Limitrofes: 60-70, 65-75 más o menos


En gran proporción provienen de nivel sociocultural deprivado, con poca
estimulación. No presentan estigmas físicos. Se diferencian de los niños
normales en la edad escolar debido a que son más lentos para aprender.
En la parte educativa, asisten a escuelas normales, y es necesario emplear
diferentes situaciones y estímulos que reduzcan su tendencia a la frustración y
fracaso. Hay poco interés por el conocimiento, por el ambiente, son
indiferentes a lo que se les enseña, pero en su vida social se comportan
normalmente. Terminan la enseñanza básica y se ubican en trabajos sencillos.
Son de aprendizaje lento, no tienen RM.

2- Criterio de Adaptación Social: Ultimo criterio que se incluyó considerando


que un C.I bajo con buena adaptación social, no configura necesariamente un
RM. Ejemplo: un campesino que trabaja bien, pero con un C.I bajo, no es RM.

3- Criterios Educativos. Se basa en la capacidad de aprender de cada uno de


estos grupos de niños y se han clasificado según la variable CI existiendo:

1- Educables: 65-50 (incluye RM leves y moderados) van a escuelas especiales.


Logran aprender las materias académicas. Son “alfabetos funcionales”. Tienen
ajuste social y laboral a nivel de obrero no especializado. Corresponden a un
retado mental porque no logran las capacidades normales, pero van a lograr
ser independientes y tener trabajos simples. El programa de educación de ellos
tiene que enfatizar la adecuación social y el desarrollo de conductas
adaptativas.

2- Entrenables: CI 50, no logran el aprendizaje académico. Se pueden entrenar en


las labores diarias, en hábitos de cuidado personal, en cierto ajuste social,
comer solos, el aprendizaje más familiar lo logran con dificultades y con una
persona que les enseñe y supervise. A veces también logran labores manuales
y actividades repetitivas. La instrucción se desarrolla en “talleres protegidos”,
no son independientes ni siquiera en trabajos simples.

Dentro de las escuelas especiales van niños educables y entrenables.


3- Custodiables: CI bajo 50 o 35, son niños que necesitan custodia permanente,
no aprenden hábitos de cuidado personal, no hay ajuste social ni adecuación
alguna. Necesitan cuidado permanente, son absolutamente dependientes.
Generalmente van a instituciones u hospitales. Son niños que se no siempre
logran la marcha, sin hábitos. Existe alto riesgo de abuso y maltrato.

En cuanto a la educación de los niños con RM, es importante la estimulación


cognitiva.

 Desde este punto de vista, la educación adecuada de ser dada en la escuela


y también en la familia desde que el niño nace.
 El niño con RM que es desorganizado e impulsivo debe ser contenido desde
las primeras etapas de su desarrollo. Puede encontrarse en una posición
vulnerable a experimentar malos tratos. La familia también requiere apoyo.
 El niño con retardo mental pasivo suele ser un niño que no molesta ni da
problemas, de ahí que el riesgo esté en que reciba menor estimulación.

4- C. Etiológicos:

1- Infecciones e intoxicaciones que producen enfermedades del S.N.C.


A ) Infecciones: El período pre-natal es el de mayor riesgo. Ejemplo: Se sabe
que la sífilis o la rubéola congénita provocan una serie de anomalías en el feto
que entre otras secuelas presentan RM. Después del nacimiento pueden
producirse encefalitis y meningitis.
B) Intoxicaciones: drogas durante embarazo, transfusiones de grupos
sanguíneos incompatibles, alcohol, nicotina

2- Otra causa, son los agentes físicos y traumas vinculados a los últimos
períodos de gestación y parto: asfixia al nacer, hemorragia de la madre,
cuando el parto es muy rápido, o bien abuso y maltrato del bebé
(“Síndrome del Niño Sacudido”).

3- Causas metabólicas y nutricionales: desordenes metabólicos hereditarios


(fenilquetonuria), hipotiroidismo, desnutrición.

4- Enfermedades cerebrales post-natales, esclerosis.

5- Influencias desconocidas pre-natales, hidrocefalia.

6- Anomalías cromosómicas. Síndrome de Down, de Turner, de Kleinfelter, etc.


Aprendizaje en niños con retardo mental

 Aprenden por ensayo y error: es una buena forma de aprendizaje para niños
con retardo mental moderado y severo, es llamado condicionalidad operante

 Aprendizaje por observación: aprendizaje que se basa en el moldeamiento de


conductas a través de la imitación de un modelo. Se imitan tanto las conductas
positivas como negativas.

 Aprendizaje de tipo reflexivo: las personas resuelven problemas a través de


reflexión y pensamiento y las respuestas nuevas son creativas debido a que
nacen de la reflexión interna. Este tipo de aprendizaje se debe estimular en
niños con RM leve y limítrofes a través de un mediador externo que facilita el
desarrollo de mayor flexibilidad en los procesos cognitivos y afectivos
involucrados dentro de los márgenes permitidos por el cuadro global.

 Las técnicas que se usan en los niños con RM son las mismas que las que se
usan en todos los niños. Puede suceder que colegios tengan programas muy
buenos pero no siempre funcionan y esto depende de las capacidades y
competencias tanto técnicas como afectivas de la persona que actúe como
educador (capacidad de despertar afecto en el otro, lo que permite un mejor
aprendizaje).

 ¿Qué pasa con los castigos para suprimir conductas?

Los niños con RM tienden a generalizar, por lo que se asocia a la persona con el
castigo y la situación aversiva generando temor y ansiedad. A pesar de lograrse
la supresión temporal de la respuesta, el uso del castigo no enseña otra forma de
conducta, ya que no entrega nuevas alternativas de respuesta.

 Tratamiento:

Es necesario realizar un diagnóstico precoz de RM para evitar frustración


innecesaria en el niño y en su familia. Lo primero es tratar todas las anomalías
físicas, biológicas y los defectos sensoriales como visión y audición. Es
necesario investigar y tratar cualquier otra deficiencia de metabolismo.

Lo ideal es que el niño esté integrado siempre con niños normales, y que asista
a los mismos jardines infantiles para facilitar el modelaje de conductas sociales
adaptativas. Las escuelas especiales quedan reservadas para cuando el niño no
logre cumplir los requerimientos de rendimiento.
Otro aspecto importante es la utilización de métodos adecuados no solo en el
colegio, sino también con la familia para que estos niños desarrollen autonomía
personal y estructuración de la vida cotidiana.

A veces hay dificultades en algunas familias para aceptar el diagnóstico. La


forma de entregar la información debe ser clara, directa, centrándose en los
logros que podrá tener ese niño.

Retardo Mental Sociocultural

En Chile se vio que el 26% de los niños de nivel SE bajo tenían un CI más bajo
que los de medio alto. Una carencia precoz y grave de estimulación puede
constituir un RM. En general los retardos mentales socioculturales son más bien
leves. El retado mental leve es al menos 15 veces mayor en niños provenientes de
un nivel socioeconómico bajo, que en un nivel socioeconómico medio alto. Estos
niños son niños que generalmente viven en barrios marginales, urbanos o rurales.
En ellos se ve que la etiología es una consecuencia acumulativa de una serie de
traumas que afectan biológicamente al individuo entre ellos:

- nacen de madres desnutridas o que fueron desnutridas durante la


adolescencia.
- Las madres tienen embarazos en que la prematuridad es más frecuente que en
las personas de clase media alta.
- no hubo o hubo escaso cuidado prenatal
- La estimulación de estos niños es baja y precaria por problemas económicos o
educacionales de los padres.
- Los niños están expuestos a todo tipo de traumas, infecciones, desnutrición,
etc.
- Se crían generalmente en familias extendidas, no siempre existe imagen
paterna, la madre cumple rol difuso. A veces tienen menos experiencias
estimulantes, con muchas figuras transitorias que los cuidan, hay figuras de
vinculación difusa.
- Hasta los 15-18 meses tienen un desarrollo similar a un niño normal, a los 18
meses empieza a bajar la curva del desarrollo y habitualmente su área más
retrasada es la del lenguaje.

Niños con alto riesgo para retardo mental sociocultural:


- nivel socioeconómico bajo
- Madres con escasas redes de apoyo social
- Marginalidad, ruralidad
- Los que han sufrido deprivación materna temprana. Institucionalizados
precozmente, no tienen vinculación adecuada, no hay ámbito afectivo
estimulante.