Está en la página 1de 19

Materia: Problemática del Mundo Actual

Carrera: Abogacía

Profesor: Dr. Puente, Oscar Francisco

Alumnos: Arraygada, Carina

Borio, Paola

Caro, Alejandro

González Terpín, Diego

Rodríguez, Lucas

Título: El Narcotráfico en Buenos Aires

Subtítulo: La Problemática del Narcotráfico y sus


Consecuencias
EL NARCOTRÁFICO EN BUENOS AIRES

Introducción

Para realizar un análisis e investigación acerca del narcotráfico en


la Provincia Buenos Aires, como en cualquier otra parte del mundo,
es menester hacer mención sobre cifras y estadísticas, pero es
nuestra intención en este trabajo práctico hacerlo en forma
cualitativa y atendiendo a problemáticas que nos rodean como
habitantes de esta.

Pretendemos desarrollar:

 Una revisión de la bibliografía sobre el tema a nivel local.


 Un análisis del material obtenido en las revisiones.
 La elaboración del trabajo escrito.

En el caso puntual a tratar:

 Analizaremos los problemas que plantea el narcotráfico


dentro del contexto de la Provincia de Buenos Aires.
 Investigaremos sobre las medidas para luchar contra el
mismo.
 Realizaremos una opinión y conclusión basadas en nuestro
punto de vista.

1
Desarrollo y objetivos

En el presente trabajo nos proponemos definir qué es el


narcotráfico, que problemáticas ocasiona y cuál es el marco
normativo en nuestro territorio. Además, mencionaremos la
actividad de las fuerzas policiales en la lucha contra estas
entidades mafiosas, incluyendo una sentencia judicial de la
Provincia de Buenos Aires. Para finalizar plasmaremos nuestra
opinión y conclusión colectiva acerca de este fenómeno.

2
Definición

El tráfico de drogas es un comercio ilícito que incluye el cultivo, la


fabricación, producción, distribución y venta de sustancias tóxicas,
potencialmente dañinas para la salud, sujetas a leyes que las
prohíben. Este fenómeno se ha convertido en un problema global
que afecta en el aspecto económico, político y social tanto a los
países productores como a los consumidores.

Dicha actividad delictiva es llevada a cabo por organizaciones


criminales, denominados carteles, con distintos grados de
complejidad, tamaño, y organización. Estos presentan una
estructura jerárquica en la que el líder, jefe o capo narco controla
cada uno de los procesos y toma de decisiones del comercio de
estupefacientes. A continuación, se ubica el lugarteniente,
encargado de las operaciones de seguridad, distribución y
comercio a gran escala, seguido de un importante número de
sicarios que ejecutan las ordenes de los rangos superiores y el
último lugar lo ocupan los productores, transportistas y
distribuidores de estupefacientes.

Estas entidades criminales son combatidas por los tres poderes del
Estado, Organizaciones No Gubernamentales, la Iglesia y la
Sociedad Civil. La Secretaría de Políticas Integrales sobre
Drogas de la Nación Argentina (SEDRONAR), creada en 1989
tiene como objetivo coordinar las políticas nacionales de lucha
contra las drogas y las adicciones. Apoya su gestión sobre dos
conceptos claves: la reducción de la demanda de drogas y la
reducción de la oferta de drogas. Cabe señalar que a raíz del
enorme poder económico que logran los carteles, y en ocasiones
por desidia u omisión, estas asociaciones gozan de impunidad,

3
protección y se encuentran enquistados y en connivencia con
funcionarios políticos, jueces, el sistema policial federal, dirigentes
sociales, la población, etcétera.

Además, en la mayoría de los casos estas agrupaciones se


encuentran intrínsecamente relacionadas con otras actividades
delictivas como la trata de personas, el tráfico de armas, el tráfico
de órganos, corrupción, lavado de activos, entre otras
problemáticas que afectan directamente a la Nación y sus
habitantes.

Generalmente el bajo nivel educativo, los altos índices de


desempleo y pobreza, sumado a las ventajas redituables de este
negocio ilegal, provoca que muchas personas ajenas a estas
organizaciones mafiosas se vean involucradas, ya sea reclutados
como “soldaditos”, en el caso de menores de edad, para la venta al
menudeo, o las denominadas “mulas” para el traslado de
estupefacientes dentro de su propio cuerpo. El trabajo de las
“mulas” o “camellos” comienza con la ingesta de cápsulas de droga
recubierta de látex o algún otro envoltorio que soporte la corrosión
del jugo gástrico en el estómago. La cantidad de dichas cápsulas
que se puede ingerir varía según el organismo del individuo y su
entrenamiento, pero, en cualquier caso, independientemente de la
cantidad de mercadería que cargue en su estómago, el tiempo con
el que cuenta para su viaje no es muy extenso, por lo que corre
serio riesgo de muerte.

En la parte inferior de la jerarquía, junto con los “soldaditos” y las


“mulas”, se encuentran los traficantes callejeros de bajo rango
quienes ocasionalmente son consumidores de drogas y
sufren drogodependencia, también conocidos como “dealers”. Es
habitual que, al ser el eslabón más débil de la cadena de
comercialización, ocupen un gran porcentaje de nuestras celdas,

4
incrementando la estadística de personas detenidas por esta
actividad ilícita.

Narcotráfico en la Provincia de Buenos Aires

La gran puerta de entrada de la cocaína es el Noroeste


argentino. Proviene de Bolivia, Perú o Colombia (ya que son los
únicos países del mundo que cuentan con las condiciones
geográficas y climatológicas aptas para la siembra y cultivo de la
planta de coca), para una vez en nuestro territorio ser transportada
a las grandes urbes de la Provincia de Buenos Aires, Córdoba,
Rosario, Santa Fe, Mendoza, la Patagonia o hacia el exterior del
país.

La cocaína penetra en nuestro territorio desde Bolivia. Las


cargas, camufladas y escondidas en galpones o cobijos
improvisados ubicados en territorio boliviano, se acumulan para su
posterior traslado. A la hora de ingresar la droga son los
denominados “bagayeros” (quienes llegan a transportar cerca de
80 kilogramos de mercadería a sus espaldas con cocaína
escondida, en ocasiones desconociendo el contenido de la carga),
los que realizan un trabajo de hormiga: a la espera de un descuido
del gendarme que debe controlar la frontera la atraviesan en
muchos casos cruzando ríos, cultivos, campos, caminos
improvisados o secundarios de difícil acceso en su afán de impedir
ser detectados por las patrullas. A la brevedad se encuentran en
territorio argentino, donde nuevamente acopian la pasta base o
cocaína ya preparada para su posterior traslado una vez que el
cargamento se encuentre listo y a disposición de los transportistas.
5
Una vez en nuestro territorio, la cocaína comienza su recorrido por
las Provincias de Jujuy, Salta y Tucumán. Estas tienen un gran flujo
de camiones de carga y de mercaderías que desemboca en las
Rutas Nacionales 50, 34 y 9.

Los transportistas encuentran métodos y lugares diferentes y


variables para camuflar o esconder la droga, entre los que
podemos mencionar: el air bag o el sistema de movimiento del
asiento, los paragolpes, dentro de latas de aceite, diluida en
gasolina, embadurnada de dulce de leche, adentro de zapatillas,
etc. Si es posible lo recubren todo con resina plástica para evitar
que los perros las detecten en un eventual control de ruta.

Los narcotraficantes, en su afán de engañar a las autoridades


se han vuelto cada vez más sofisticados. Es el caso de la
transformación de la cocaína en líquido: uno de los métodos más
innovadoras que los narcos han desarrollado para esconder el
compuesto. Al ser una sustancia altamente soluble, es sencillo
transformarla de su estado sólido a líquido, y mezclarla con otros
compuestos.

De este modo es posible insertar dicha sustancia en un número de


objetos tan diversos como, por ejemplo: madera, latas de
mermelada, botellas de bebidas, envases de repelentes, lociones,
cremas, impregnada en la ropa o incluso entre placas de aluminio.

También se ha observado que las "mulas" suelen ingerir cada vez


con mayor frecuencia bolsas de látex rellenas de cocaína líquida,
las cuales en una radiografía pueden confundirse fácilmente con el
intestino. Aunque en forma líquida la persona puede ingerir una
cantidad mayor de droga dentro de las bolsas de látex, el riesgo de
morir si el envoltorio revienta también se incrementa.

6
Uno de los modus operandi más utilizados por los narcotraficantes
para sortear los controles de ruta es contar con un puntero: es
quien se encarga de abrir el camino y avisar a quienes llevan la
droga en que lugares se encuentran los operativos policiales.

Aunque la mayor cantidad de cocaína arriba a Buenos Aires por vía


terrestre también llega a través del "bombardeo" de bolsones de
esa droga desde aviones que ingresan de manera clandestina en
nuestro territorio y arrojan sus cargas sobre cascos de estancias y
campos, para luego ser recogida por los narcotraficantes locales
que se encargan de la distribución, fraccionamiento y
comercialización de este alcaloide.

La otra zona crítica es el Noreste de nuestro país: Paraguay es el


principal productor de cannabis de Sudamérica y el flujo de la
droga por la hidrovِía del río Paraná dificulta los controles.

En el país vecino, pueblos enteros se dedican al cultivo de


marihuana como forma de vida, por necesidad económica o bien
por imposición de los carteles narcos que los obligan a la
realización de dichas actividades por la fuerza. Paraguay produce
50.000 toneladas anuales de este estupefaciente y el 20% llega
a nuestro país para su consumo. Los productores afirman que un
kilo de marihuana equivale en ganancias a producir 100 kilos de
mandioca.

La marihuana ingresa a nuestro territorio por las costas de las


Provincias de Formosa, Misiones, Corrientes y Chaco,
convertidas en centros de acopio para que, luego, la cadena
logística la transporte a través de aproximadamente 1.240
kilómetros fluviales que, con un escaso ancho de canal favorecen
7
la fluidez de marihuana en nuestro territorio utilizando barcazas,
buques y lanchas.

En gran medida el transporte de cannabis se realiza a través de


camiones, sobre todo en la Ruta Nacional 14. Este medio es
utilizado para llevar grandes cantidades de panes prensados
ocultos entre la carga.

También, aunque en menor medida, se utiliza el trasporte público


de pasajeros para pequeñas cantidades; otra modalidad utilizada
es el trasporte en vehículos de menor porte (automóviles y
camionetas). Los narcos suelen esconder los panes de
marihuana entre mercadería legal.

La droga llega a la Provincia de Buenos Aires, por vía fluvial,


aérea o terrestre, y una vez allí son las bandas narco las que se
encargan de las operaciones comerciales.

Generalmente cuando cae una banda, hay otra esperando ocupar


su lugar, por lo que se torna una tarea dificultosa luchar contra este
flagelo. San Martín y Lomas de Zamora son las dos
jurisdicciones que más causas por drogas tienen en la
Provincia de Buenos Aires.

El negocio ilegal es manejado por delincuentes a los que se


sospecha vinculado con sectores del poder y de la Policía. Estas
bandas contratan a extranjeros para la elaboración de
clorhidrato de cocaína y drogas de diseño, las que son pro-
ducidas en laboratorios que se instalan en casas-quintas alquiladas
durante poco tiempo por los narcos.

También se utilizan las denominadas “cocinas móviles”,

8
montadas en viejos vehículos que no llaman la atención de los
controles policiales.

Según investigaciones de la Justicia Federal, quedó evidenciado


que existe un aumento de procedimientos con incautaciones de
grandes cargamentos de droga salientes de la provincia de
Buenos Aires, que tienen como destino final a las provincias de
Neuquén, Rio Negro, Mendoza, incluso Chile y Europa. Por lo
tanto, podemos afirmar que Argentina es un país en el que se
producen, consumen y exportan estupefacientes.

Según Claudio Izaguirre (Asociación Argentina Antidrogas),


“en Argentina hay seis carteles narcos instalados. Todo el este,
con los puertos de Rosario, San Lorenzo, Ramallo, etc. está
controlado por los colombianos; los mejicanos dominan el norte
de la Provincia de Buenos Aires y son netos exportadores de
cocaína a Europa; los bolivianos transportan desde el norte,
controlan Salta y operan desde el barrio de Liniers; los peruanos
hacen lo mismo desde Jujuy hasta el bajo Flores; los dominicanos
mezclan el menudeo con la prostitución y los garitos clandestinos
con epicentro en Constitución; los argentinos pueden ser
mediadores en todos estos negocios y hay una banda importante
que se maneja desde Villa Soldati”.

Marco normativo

9
La legislación penal argentina relacionada a estas sustancias se
ha venido desarrollando desde 1924. La persecución que ha
resultado de esta legislación ha recaído principalmente sobre
consumidores y pequeños actores ligados a las actividades de
tráfico.

El control de las drogas con la ley penal comenzó a endurecerse


de manera significativa en la Argentina durante los años setenta,
época en la que no se registraban mayores consumos
problemáticos, ni había una actividad importante del tráfico de
drogas en el país. La Ley 20.771 de 1974 fue la primera ley penal
especial contra las drogas enmarcada dentro de la doctrina de
"seguridad nacional", lo que permitió considerar el delito de
drogas como un delito federal.

El estatuto actual de drogas, la Ley 23.737 de 1989, no modificó


la redacción de los delitos de tráfico, aumentó las condenas entre
4 y 15 años de prisión, y mantuvo el castigo de la tenencia para
consumo personal con una pena de entre un mes y dos años de
prisión. Este último posee contradicciones en varias sentencias
judiciales, algunas basándose en la Ley 23.737, ya que el texto de
la misma señala: “Art. 14. — Será reprimido con prisión de uno a
seis años y multa de (…) el que tuviere en su poder
estupefacientes (…)”.

La pena será de un mes a dos años de prisión cuando, por su


escasa cantidad y demás circunstancias, surgiere
inequívocamente que la tenencia es para uso personal,
reemplazables por tratamientos o cursos de prevención.

Y en otros casos los jueces recurren a la Constitución Nacional:


“Art. 19 — Las acciones privadas de los hombres que de ningún
modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un

10
tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de
los magistrados. Ningún habitante de la Nación será obligado a
hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe”.

En noviembre del año 2016 se publicó en nuestro país la ley


27.302 que modifica algunos de los artículos y agrega otros nuevos
a ley 23.737, de Tenencia y Tráfico de Estupefacientes. El objeto
principal de estos cambios legislativos es establecer o intensificar
una serie de regulaciones y controles relativos a los precursores
químicos, con mucha mayor precisión y detalle que en la anterior
redacción de la ley.

¿Qué es un precursor químico?

Son las sustancias o productos químicos que por sus


características o componentes puedan servir de base o ser
utilizados en la elaboración de estupefacientes. Los precursores
más relevantes por su valor económico son el anhídrido acético,
el permanganato potásico y la pseudoefedrina, que sin perjuicio
de sus usos legales son utilizados en el mercado ilícito para fabricar
heroína, cocaína y metanfetamina.

Acciones contra el tráfico de drogas

Existen números telefónicos gratuitos, que funcionan las 24


horas, como la línea 0800-222-7060, a la que cualquier ciudadano

11
puede comunicarse de manera anónima para realizar
denuncias sobre tráfico y comercialización de estupefacientes,
asimismo está la línea 134 para denunciar narcotráfico, trata y
abuso.

Los ciudadanos también se pueden dirigir personalmente a una


comisaria (cabe aclarar que la denuncia de estos delitos es de
carácter anónima), y a través del posterior accionar de la Policía de
la Provincia de Buenos Aires, la cual hace tomar conocimiento al
juzgado que corresponde, comienza la investigación.

En esencia, la investigación de delitos es el proceso por el cual


se descubre al autor de un delito, cometido o planeado, mediante
la reunión de hechos (o pruebas), si bien también puede suponer
la determinación, ante todo, de si se ha cometido o no un delito. La
investigación puede ser reactiva, es decir, aplicada a delitos que
ya se han perpetrado, o proactiva, esto es, encaminada a evitar
cierta actividad delictiva planeada para el futuro.

Para investigar un delito de manera eficaz, el investigador necesita


de amplias facultades, entre las que podemos mencionar:

 Trabajos encubiertos;
 Utilización de métodos de vigilancia técnica;
 Toma de fotografías y empleo de elementos audiovisuales;
 Obtención de información personal y confidencial;
 Protección de informantes;
 Incautación de bienes como elementos de prueba;
 Entrevistas a testigos, incluidas las víctimas;
 Allanamientos y detención de delincuentes.

12
Prevención de adicciones

La línea 141 es el servicio gratuito de SEDRONAR, que brinda


atención las 24 horas, en todo el país, con un equipo de
profesionales especializados. Permite el contacto inmediato y
anónimo para cualquier persona (consumidor, familiar, amigo,
profesional de la salud) que necesite ayuda por problemas
relacionados con el consumo de alcohol y drogas.

Dentro de las sustancias ilícitas, la marihuana es la de mayor


consumo en la Argentina. Más del 17 % de las personas adultas
aseguran haber consumido en algún momento de sus vidas,
mientras que en los estudiantes de enseñanza media alcanza el
15,9 %. Es seguida por la cocaína con valores mucho menores
que la marihuana (3% en adultos y 4% en estudiantes de
enseñanza media).

Fallo judicial

Breve reseña:

13
Sentencia de la Cámara Federal de Casación Penal - SALA 4,
12 de octubre de 2017 (caso Principal en Tribunal Oral TO01 -
IMPUTADO: ARANZASTI, ADRIAN MARIO Y OTROS
s/INFRACCION LEY 23.737).

La Cámara Federal de Casación ratificó condenas de hasta 10


años de prisión por tráfico de drogas. Lo resolvió la Sala IV. Durante
la investigación, en un allanamiento llevado a cabo en un galpón en
la localidad de Pilar, provincia de Buenos Aires, se encontraron
más de 1.300 kilogramos de marihuana.

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada


por los jueces Gustavo M. Hornos (Presidente), Mariano
Hernán Borinsky y Juan Carlos Gemignani, declaró
inadmisible el recurso extraordinario presentado por la
defensa contra el fallo que había ratificado las condenas de
hasta 10 años de prisión impuestas, por el Tribunal Oral en lo
Criminal Federal Nro. 3 de San Martín, por tráfico de
estupefacientes en la modalidad de transporte y tenencia con
fines de comercialización agravado por haber sido cometido
con la intervención de tres o más personas en forma
organizada.

CONDENAR a ADRIÁN MARIO ARANZASTI, de las demás


circunstancias personales obrantes en autos, a la pena de DIEZ
AÑOS DE PRISIÓN, ACCESORIAS LEGALES Y MULTA DE
VEINTE MIL PESOS ($20.000), por considerarlo coautor material
penalmente responsable del delito de TRÁFICO DE
ESTUPEFACIENTES EN SU MODALIDAD DE TRANSPORTE Y

14
TENENCIA CON FINES DE COMERCIALIZACIÓN AGRAVADO
POR HABER SIDO COMETIDO CON LA INTERVENCIÓN DE
TRES O MÁS PERSONAS EN FORMA ORGANIZADA,
AGRAVADO A SU VEZ, POR SER ORGANIZADOR; el que
concurre a su vez materialmente con el delito de TRÁFICO DE
ESTUPEFACIENTES CON FINES DE COMERCIALIZACIÓN,
POR HABERSE COMETIDO VALIÉNDOSE DE UN MENOR DE
EDAD en calidad de autor. Fecha de firma: 12/10/2017. Firmado
por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA DE CASACION. Firmado por:
M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION Firmado por: G.M.H.,
JUEZ DE CAMARA DE CASACION 1.

Opinión

De acuerdo con lo analizado hasta el momento podemos decir que


la comercialización de estupefacientes es un gran negocio, todo
parte de ahí. Por eso es casi imposible terminar con el tráfico de
drogas. Estas organizaciones criminales poseen una

15
superestructura de funcionamiento donde hay beneficiarios a
mayor y menor escala, tales como los grandes narcotraficantes y
los denominados dealers, respectivamente.

Evidentemente no es lo mismo hablar de quienes organizan las


operaciones que el que transporta la droga.

Además, siendo un gran negocio para los que se ocupan de vender


la sustancia en cualquier parte de la cadena de comercialización, y
habiendo siempre consumidores adictos dispuestos a
comprar dicho producto, parece no tener fin.

De las personas que se introducen y se dedican a la actividad


ilegal, los sujetos más peligrosos son los capitalistas, los que
acumulan riquezas y por consiguiente poder, con la potestad de
comprar voluntades.

El tráfico ilícito de drogas es un delito que en la Argentina ha


adquirido presencia creciente, obedeciendo a un movimiento de
tipo global que ha hecho que esta actividad se diversifique
geográficamente y se haga más densa cuantitativamente en cada
una de las áreas en donde se desarrolla. El aumento de los
detenidos por este tipo de delito se puede cotejar en la proyección
del fenómeno diez años hacia atrás, con un número de detenidos
en el país mucho menor al actual.

Asimismo, el mismo dato se desprende cualitativamente de la


apreciación de los distintos agentes de las fuerzas de seguridad y
policiales y judiciales, cuando mencionan el aumento de
procedimientos, incautaciones y detenciones que realizan en
relación con años anteriores.

El tráfico ilícito de drogas es un delito en expansión, que ha llegado


a adquirir, en los últimos años, una alta preponderancia frente a
otros tipos de ilícitos. Este predominio se debe, principalmente, a:

16
1) la alta rentabilidad del negocio para quienes lo organizan, 2) el
alto grado de cooptación (compra de voluntades) para la práctica
del delito, y 3) bajo nivel de riesgo relativo (en comparación con
otros delitos).

Conclusión

El éxito sustancial en estas diversas medidas no pondrá fin


inmediato a la oleada de narcóticos ilegales, pero a futuro reducirá
significativamente la cantidad de drogas que fluyen en nuestras
calles, pueblos y ciudades.

El Estado no sólo está amenazado, sino penetrado e inmiscuido, y


no solamente a nivel de los organismos dedicados a la represión
de estos actos, sino que además el traficante de drogas, con un
criterio empresarial muy agudo, está tocando otros sectores de
poder y ha reclutado una base estable de funcionarios que los
encubren y protegen en estas actividades.

Bibliografía

Enlaces

17
 Enciclopedia Universal Multimedia ©Micronet S.A. 1999/2000
 http://www.undcp.org/;Página oficial del Programa de las
Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas -PNUFID-
(idioma inglés).
 http://www.magic-es.com/coordinadora/;Página oficial de la
Coordinadora de ONG's que Intervienen en Drogodependencias
(idioma
 español).
 http://especiales.clarin.com/narcotrafico-la-argentina-blanca/
 https://www.lavoz.com.ar/sucesos/mapa-narco-como-operan-
las-bandas-en-el-pais
 https://www.infobae.com/sociedad/2016/10/16/el-mapa-del-
narcotrafico-que-region-es-la-mas-afectada-y-cuantas-causas-
hubo-en-2015/
 http://www.cofybcf.org.ar/db/archivos/cursos36.pdf
 https://www.lanacion.com.ar/seguridad/mapa-narco-san-
martin-y-lomas-de-zamora-las-dos-zonas-mas-calientes-del-
conurbano-nid2029653
 http://www.diariosobrediarios.com.ar/dsd/notas/1/14008-
perfil-incluye-un-mapa-argentino-sobre-la-ruta-blanca-de-la-
cocaina.php#.XMu1nI4zbIU
 https://www.eltribuno.com/salta/nota/2016-8-25-0-30-0-la-
reforma-a-la-ley-de-drogas
 https://www.infobae.com/sociedad/policiales/2018/04/21/las-
rutas-de-narcotrafico-en-la-argentina/
 http://especiales.clarin.com/narcotrafico-bagayeros-del-norte-
argentino/
 https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/05/140517_narcot
rafico_cocaina_liquida_men

Enlace del fallo judicial

 https://www.cij.gov.ar/nota-28707-La-C-mara-Federal-de-
Casaci-n-ratific--condenas-de-hasta-10-a-os-de-prisi-n-por-tr-
fico-de-drogas.html

18

También podría gustarte